Está en la página 1de 2

Antenor José Escudero

¿Por qué estudiar Ciencia Política?

Si hay algo que siempre me preguntan con respecto a mi carrera es que clase de trabajo
tendré., y siempre me tomo mi tiempo para responder, porque, cada año que pasa, hay
cierto grado de seguridad, con respecto a las ramas que hay, pero, por otra parte, esta esté
terror al choque con una realidad que desprecia a las carreras de humanidades. Realmente
es difícil encasillar a la ciencia política dentro del marco “técnico” que se le quiere dar a
todo tipo de disciplina en esta época, no se puede reducir a una finalidad tan inmediata a
una carrera, y menos a una como las Ciencias Políticas. Aún así, me es difícil dar una
respuesta amplia, me limitaré a responder según lo que he podido conocer según mi
experiencia.

Una de las razones por las cuales decidí estudiar Ciencias Políticas yace en la influencia de
mi familia, específicamente, mi madre; siempre estaba la oportunidad de que hablara sobre
política en los almuerzos de los domingos, cosa que estaba usualmente relacionada con
algún nuevo contacto político que haya hecho. Claro, es muy difícil obviar una influencia
tan temprana, pero sería bastante arriesgado asegurar que fuera determinante para mi
elección, mi madre se dedicaba es instarme a leer y averiguar sobre temas relacionados con
la política, a leer el periódico (que recién hojeo desde hace 9 años y comencé viendo las
tiras cómicas) y a conversar largas charlas. Por otra parte, mi colegio tuvo cierto grado de
influencia, con respecto a los cursos de cívica e historia, me fascinaban todos esos
procesos, los sucesos que cambiaban al mundo de eje, el funcionamiento del estado y como
eran las otras realidades. Con todo esto, y sumado a lo que vendría a ser un interés propio
en buscar detalles y averiguar datos, si fue creando una suerte de pasión por la temática
política.

Con respecto a la realidad nacional, diría que la carrera es más que importante para analizar
y proponer soluciones a los diversos problemas que aparecen en nuestra tormentosa historia
de inestabilidad y violencia, de dictadores y “juegos políticos”, de un estado ausente y
medidas populistas; conflictos que dividen familias, pueblos y al país entero. Ampliando
más al terreno internacional, nos ayuda a comprender las dinámicas de otros países, igual
de turbulentos, aún más en estos tiempos de desconfianza y búsqueda del cambio.

Si tuviera que intentar dar una respuesta más abstracta, explicaría la importancia del campo
en el que trabaja la disciplina, las dinámicas de poder, o siendo más claros, el cómo, cuándo
y dónde surge el poder. De este “como, cuando y donde” se dividen las ramas de teoría
política, sociología política, relaciones internacionales, políticas comparadas y políticas
públicas, que exploran en diferentes ámbitos esa dinámica.
Con todo esto, me atrevo a decir que me fue más fácil responder a los dos últimos párrafos
me fue más sencillo, porque las dudas nunca dejan de existir en uno. Pero, si tuviera que
responder a la pregunta, de una forma bastante ambigua pero convencida, diría para
entender y mejorar el mundo en el que vivo.