Está en la página 1de 5

Metodología de la Tutoría virtual

Mario Jesús Garzón Alvarez

Proyecto ACAI-LA:

Universidad Americana de Nicaragua

Maestría Educación Virtual Accesible y de Calidad

Módulo VII

Estrategias didácticas innovadoras en entornos virtuales de aprendizaje

Octubre de 2018
1. Descripción

La tutoría virtual puede definirse como el proceso de acompañamiento académico


que se realiza con el fin de guiar a los estudiantes en el desarrollo de sus
potencialidades y en el ejercicio responsable de su autonomía. Este proceso está
compuesto de acciones que permiten realizar un seguimiento individual y grupal al
avance formativo de los estudiantes, utilizando las ventajas que ofrecen las
tecnologías de la información y la comunicación.

2. Objetivos

Considerando que la tutoría tiene características preventivas y formativas que


buscan contribuir al desarrollo afectivo y cognitivo de los estudiantes, puede
afirmarse que los objetivos de la tutoría virtual son los siguientes:

▪ Fortalecimiento de la autonomía de los estudiantes, como principio que rige


su proceso formativo.
▪ Fortalecimiento de las habilidades y destrezas de los estudiantes, al servicio
de las metas individuales y grupales.
▪ Fortalecimiento de las relaciones sociales, como condición necesaria para
el desarrollo personal y profesional.

3. Dificultades

Como es de esperarse, la tutoría virtual se enfrenta a unas limitantes que podrían


asemejarse en parte a aquellas que se presentan en la educación presencial, las
cuales se resumen a continuación:

▪ Falta de organización por parte de los docentes.


▪ Poca retroalimentación del proceso formativo por parte del docente.
▪ Exceso de estudiantes en los grupos.
▪ Falta de responsabilidad de los estudiantes.
▪ Ausencia de competencias tics en los estudiantes.
4. Tiempo de preparación y realización

Considerando que el tiempo es una de las limitaciones que puede enfrentar el


tutor virtual, es necesario que lo invierta de manera eficiente para mantener la
dinámica de aprendizaje.

Antes: Debe estar en permanente actualización sobre las tendencias educativas y


herramientas que faciliten el diseño e implementación de las actividades
formativas, simplificando sus propias tareas y facilitando el aprendizaje de sus
estudiantes.

Durante: Debe velar por hacer presencia en el proceso formativo de sus


estudiantes, haciéndoles sentir acompañados y guiados de manera individual y
colectiva y siendo participe de su crecimiento.

Después: Debe asegurarse de evaluar la adquisición de las competencias


esperadas por parte de sus estudiantes y retroalimentar los resultados, con el fin
de brindar estrategias de mejora continua.

5. Requisitos para ser un tutor virtual

Si bien es cierto que un tutor virtual se encuentra en constante formación, su rol


exige la demostración de las siguientes habilidades:

▪ Disciplinar como base para su labor docente y su desempeño profesional.


▪ Pedagógica para compartir sus conocimientos y fomentar el
autoaprendizaje.
▪ Tecnológica para conocer el entorno de aprendizaje y promover el uso
adecuado de las herramientas disponibles (foros, blogs, wikis, apps, etc.).
▪ Organizativa para planear adecuadamente las acciones formativas
(tiempo, materiales, estrategias, instrumentos, etc.).
▪ Interpersonal para humanizar sus acciones pensando en los estudiantes
para quien representa un guía.
▪ Comunicativa para mostrar claridad, precisión y asertividad.

6. Características de un buen tutor virtual

Las características de un tutor virtual efectivo son las siguientes:

▪ Empático para conectar con los estudiantes.


▪ Proactivo para afrontar los desafíos que se presenten el proceso formativo.
▪ Buen anfitrión para recibir y mantener la motivación del grupo.
▪ Excelente comunicador para transmitir información precisa y ser mediador.
▪ Pedagogo y didacta para diseñar actividades dirigidas al logro de los
objetivos.

7. Describa lo que podría ser un paso a paso de la tutoría virtual

El ciclo de la tutoría virtual está compuesto por tres grandes etapas:

Planificación: Investigar y actualizar sus conocimientos de manera permanente.


Seleccionar los contenidos, las herramientas y ajustar las actividades a los
objetivos del curso. Definir un cronograma por objetivos o contenidos, módulos o
unidades de aprendizaje. Redactar las consignas de las actividades de forma
precisa y clara. Definir las rúbricas de evaluación. Configurar el EVA conforme a lo
planeado.

Implementación: Dar la bienvenida y brindar las orientaciones del curso.


Socializar las características del EVA y promover su exploración. Promover la
autonomía, participación, interacción y realización de las actividades según el
cronograma. Responder a las necesidades de información y orientación. Analizar
el progreso respecto a los objetivos y competencias propuestas. Retroalimentar y
evaluar constantemente para proponer acciones de mejora. Socializar de manera
grupal e individual los resultados de la evaluación para reforzar el aprendizaje.
Evaluación: Realizar una evaluación del curso para medir el grado de satisfacción
de los estudiantes. Analizar los resultados de la evaluación de manera crítica y
emprender las acciones de mejora en el curso.

8. Estrategias de comunicación, motivación y seguimiento hacia el


estudiante

El tutor virtual debe ser un comunicador por excelencia que saque provecho de los
medios sincrónicos y asincrónicos que le permitirán mantener la dinámica del
curso y brindar una constante retroalimentación a sus estudiantes.

Sus habilidades comunicativas deben mostrar, claridad, precisión, capacidad de


mediación pedagógica, estimulación de la participación y favorecimiento de la
interacción.

9. Aspectos Claves a considerar

El tutor no es el eje central de la formación virtual, pero sí desempeña un rol


fundamental, debido a que tiene la responsabilidad de dinamizar las acciones de
aprendizaje usando sus conocimientos disciplinares para transmitirlos de una
manera sencilla, promoviendo la integración de los estudiantes y al mismo tiempo
que fortaleciendo su autonomía.