Está en la página 1de 6

Nociones de Derecho Positivo Mexicano. DERECHO MERCANTIL.

Femando Floresgomez Gonzáles y Gustavo Carvajal Moreno. Ed. Porrúa

Concepto de derecho mercantil. Puede definirse como el conjunto de normas jurídicas que regulan los actos de
comercio y a los comerciantes en el ejercicio de sus actividades. También es el sistema de normas jurídicas que
determinan su campo de aplicación mediante la calificación de mercantiles dados a ciertos actos, y regulan éstos y la
profesión de quienes se dedican a celebrarlos.

Los actos de comercio. El Código de Comercio no los define sino que los enumera en una serie de actos a los que les
confiere tal calidad. Se han definido como los actos jurídicos que producen efectos en el campo del Derecho Mercantil.

Actos de comercio que contempla el código de comercio. Según el artículo 75 del Código de Comercio, se reputan
como
actos de comercio los siguientes:
I. Todas las adquisiciones, enajenaciones y alquileres verificados con el propósito de especulación comercial, etc.;
II. Las compras y ventas de bienes inmuebles con propósito comercial
III. Las compras y ventas de porciones, acciones y obligaciones de las sociedades mercantiles;
IV. Los contratos relativos a obligaciones del Estado u otros títulos de crédito corrientes en el comercio;
V. Las empresas de abastecimientos y suministros;
VI. Las empresas de construcciones y trabajos públicos y privados;
Vil. Las empresas de fábricas y manufacturas;
VIII. Las empresas de transportes de personas o cosas, por tierra o por agua, y las empresas de turismo;
IX. Las librerías y las empresas editoriales y tipográficas;
X. Las empresas de comisiones, de agencias, de oficinas de negocios comerciales y establecimientos de ventas en
pellica almoneda;
XI. Las empresas de espectáculos públicos;
XII. Las operaciones de comisión mercantil;
XIIl. Las operaciones de mediación en negocios mercantiles;
XIV. Las operaciones de Bancos;
XV. Todos los contratos relativos al comercio marítimo y a la navegación interior y exterior;
XVI. Los contratos de seguros de toda la especie, siempre que sean hechos por empresas;
XVII. Los depósitos por causa de comercio;
XV1I1. Los depósitos en los almacenes generales y todas las operaciones hechas sobre los certificados de depósito y
bonos de prenda librados por los mismos;
XIX. Los cheques, letras de cambio o remesas de dinero de una plaza a otra, entre clase de personas;
XX. Los valores u otros títulos, a la orden o al portador, y a las obligaciones de los comerciantes, a no ser que se
pruebe que se derivan de una causa extraña al comercio;
XXI. Las obligaciones entre comerciantes y banqueros, si no son de naturaleza esencialmente civil;
XXI 1. Los contratos y obligaciones de los empleados de los comerciantes en lo que concierne al comercio del
negociante que los tiene a su servicio;
XXIII. La enajenación que el propietario o el cultivador hagan de los productos de su finca o de su cultivo;
XXIV. Cualesquiera otros actos de naturaleza análoga a los expresados en este Código.

El comerciante individual. Es la figura principal del Derecho Mercantil. Gramaticalmente es comerciante la persona
que se dedica a negociar, al trafico mercantil, a comprar, a vender, etc.
Jurídicamente se consideran comerciantes: I.- las personas que tienen capacidad legal hacen del comercio su ocupación
ordinaria;
II.- las sociedades constituidas con arreglo a las leyes mercantiles; III.- las sociedades extranjeras que ejerzan actos de
comercio dentro del territorio nacional. Los elementos en la definición de comerciante, encontramos: el de capacidad y
el de ejercicio del comercio como ocupación ordinaria.

La capacidad. Es la aptitud que tienen los individuos para ser sujetos de derechos y obligaciones. En el campo del
Derecho Mercantil toda persona que según las leyes comunes es hábil para contratar y obligarse, y a quien las mismas
leyes no prohíban expresamente la profesión del comercio, tienen capacidad legal para ejercerlo.
Los incapaces no pueden realizar nunca actos de comercio, pero podrán hacerlo por medio de sus representantes, los
actos de comercio que realicen por si mismos serán nulos.

El ejercicio del comercio como ocupación ordinaria. Además de la capacidad, para ser comerciante se necesita el
ejercicio habitual del comercio, convirtiendo la actividad mercantil en una ocupación profesional.
Desde luego no puede llamarse comerciantes a aquellas personas que ejecutan aisladamente actos de comercio, sino
que por el contrario la actividad mercantil debe ser sistematizada, permanente, durable.

Las sociedades mercantiles. Es aquella en que el fin común es la especulación mercantil. Es también la asociación de
personas que crean un fondo patrimonial común para colaborar con la explotación de una empresa, con ánimo de
obtener un beneficio individual participando en el reparto de las ganancias que se obtengan.
En la economía juega un papel muy importante, en virtud de que al ser varias las personas que aportan capitales, mayor
movimiento de dinero existe.
La constitución de las sociedades deberá ser ante un Notario Público y en la misma se harán constar sus
modificaciones; además, deberán registrarse en el Registro Público de Comercio.
Por el hecho de tener las sociedades mercantiles personalidad jurídica, las hace merecedoras de sus atributos, es decir,
tienen un nombre, un domicilio, un patrimonio y una nacionalidad.

Requisitos que establece la Ley General de Sociedades Mercantiles para constituir una sociedad. La Ley
General de Sociedades Mercantiles establece como requisitos que debe contener la escritura constitutiva de una
sociedad:
I. Los nombres, nacionalidad y domicilio de las personas físicas o morales que constituyen la sociedad;
II. El objeto de la sociedad;
III. Su razón social o denominación;
IV. Su duración;
V. El importe del capital social;
VI. La expresión de lo que cada socio aporta en dinero o en otros bienes; el valor atribuido a estos y el criterio seguido
para su valorización;
VII. El domicilio de la sociedad;
VIII. La manera conforme la cual haya de administrarse la sociedad y las facultades de los administradores;
IX. El nombramiento de los administradores y la designación de los que han de llevar la firma social;
X. La manera de hacer la distribución de las utilidades y pérdidas entre los miembros de la sociedad;
XI. El importe del fondo de reserva;
XII. Los casos en que la sociedad haya de disolverse aniicipaaamenic;
XIII. Las bases para practicar la liquidación de la sociedad y el modo de proceder a la elección de los liquidadores,
cuando no hayan sido designados anticipadamente.

Clases de sociedades mercantiles. La Ley de Sociedades reconoce las siguientes clases de sociedades mercantiles:
en nombre colectivo, en comandita simple, de responsabilidad limitada, anónima, en comandita por acciones y
cooperativa. Cualquiera de estas sociedades puede constituirse como sociedades de capital variable.

Sociedades en nombre colectivo. Es aquella que existe bajo una razón social y en la que todos los socios responden,
de modo subsidiario, ilimitada y solidariamente de las obligaciones sociales. De lo anterior se desprende que las
características de este tipo de sociedad son; una razón social y la responsabilidad de los socios.
La razón social de la sociedad en nombre colectivo es el nombre bajo el cual funciona, mismos que se integra con el
nombre de uno o mas socios, y cuando en ella no figuren los datos se añadirán las palabras "y compañía" u otros
equivalentes. Ejemplo Joaquín Virgilio y Cía.
El ingreso o separación de un socio no impedirá que continué la misma razón social que se estaba empleando hasta
entonces; pero si el nombre del que se separa aparece en la razón social solo se le debe agregar la palabra sucesores.
La responsabilidad subsidiaria consiste en que los acreedores de la sociedad no pueden exigir el pago de las deudas
sociales a los socios.
La responsabilidad es ilimitada porque los socios responden de las deudas de la sociedad en su totalidad, con todo su
patrimonio por cualquier cuantía de las obligaciones sociales, independiente mente de la cantidad que hayan aportado
a la sociedad.
La responsabilidad es solidaria porque los acreedores de la sociedad pueden exigir a cada socio el importe total de las
obligaciones sociales.

Sociedades en comandita simple. Es aquella que existe bajo una razón social y se compone de uno ovarios socios
comandites que responden, de manera subsidiaria, ilimitada y solidariamente, de las obligaciones sociales, y de uno o
varios comandites que únicamente están obligados al pago de sus aportaciones.
Existen dos tipos de socios: comanditados y comanditarios y su abreviatura es S. en C.

Sociedad de responsabilidad limitada. Es la que se constituye entre socios que solamente están obligados al pago de
sus aportaciones, sin que las partes sociales puedan estar puedan estar representadas por títulos negociables, a la orden
o al portador, pues solo serán cedibles en los casos y con los requisitos que establece la ley. La responsabilidad esta
limitada al pago de sus aportaciones por lo que <no se les podrá exigir que cumplan con una mayor cantidad
económica, puede actuar bajo una razón social o una denominación, la primera es el nombre comercial y la segunda se
forma con las palabras que hagan referencia a la actividad principal de la empresa, seguidas de las palabras "Sociedad
de Responsabilidad Limitada" o "S. de R.L."
El capital nunca podrá ser inferior a tres mil pesos, el órgano supremo de la sociedades la asamblea de socios; consiste
en la reunión de los socios legalmente convocada para decidir cuestiones de su competencia. Todos los socios tendrán
derecho a participar en las decisiones de las asambleas, gozando de un voto por cada peso de su aportación, salvo que
el contrato establezca sobre partes sociales privilegiadas.
Por lo menos una vez al año debe reunirse la asamblea, en el domicilio social y en la época fijada en el contrato.

Sociedad anónima. Es la que existe bajo una denominación social y se compone exclusivamente de socios cuya
obligación se limita al pago de sus acciones.
La constitución de la sociedad anónima puede ser en un solo acto (simultánea o instantánea), o en forma sucesiva
mediante un procedimiento de suscripción pública.
La constitución sucesiva o por suscripción pública se caracteriza por el llamamiento, que los fundadores de la sociedad
hacen público, para obtener la incorporación de nuevos socios.
La S.A. debe estar formada cuando menos por dos socios y que como mínimo cada uno suscriba con una acción.
El capital social, o sea la suma de valor de las aportaciones de los socios deberá no ser menor de cincuenta mil pesos,
se pretende que este capital sea necesario y suficiente para el desarrollo de la sociedad, se divide en acciones, la acción
es un titulo valor, es decir, es un documento necesario para hacer efectivo el derecho que en el este consignado; la
acción es pues un titulo de crédito.
Las acciones pueden ser nominativas o sencillas y múltiples. Son nominativas aquellas que se extienden a favor de
personas determinadas. Son sencillas cuando el título representa una acción, y son múltiples, cuando el título
representa varias acciones.
El órgano supremo es la asamblea general de accionistas, las que puede acordar y ratificar todos los actos y operación
es, pueden ser constitutivas, ordinarias y extraordinarias, según los asuntos que se traten.
La asamblea constitutiva tiene por objeto la constitución de la sociedad.
La asamblea ordinaria debe estar representada por lo menos por la mitad del capital social y las resoluciones serán
validas cuando se tomen por mayoría de votos.
La asamblea extraordinaria se constituye con la representación, cuando menos de las tres cuartas partes del
capital. Las resoluciones se tomaran por el voto de las acciones que representen el capital social.
Existen las asambleas especiales cuando existen diversas categorías de accionistas.

Sociedad cooperativa. Es la organización concreta del sistema cooperativo, que lleva en sí el germen de una
transformación social encaminada a abolir el lucro y el régimen asalariado, para sustituirlo por la solidaridad y la ayuda
mutua de los socios, sin suprimir la libertad individual. Tiene denominación, capital variable funcional dividido en
participaciones iguales; su actividad social se presta sólo a favor de sus socios siendo la responsabilidad de estos es
limitada.
Por sus diversas finalidades, las cooperativas pueden ser de producción o de consumo. En las primeras, los socios se
obligan a prestar los servicios en la misma organización mercantil que es explotada por la cooperativa y las utilidades
se repartirán en proporción a los servicios que se hayan prestado a la cooperativa, sin tomar en cuenta el capital que el
socio haya aportado.
Son de consumidores las que sus integrantes se asocien con el fin de obtener en común bienes o servicios para ellos,
sus hogares, o sus actividades individuales de producción.
Existen además otras cooperativas reconocidas por la ley, tales como: de intervención estatal y de participación estatal.

Los títulos de crédito. La Ley de Títulos y Operaciones de Crédito establece que son cosas mercantiles. Dicha ley da
la siguiente definición "Son títulos de crédito los documentos necesarios para ejercitar el derecho literal que en ellos se
consigna." (Art. 5.) Y sus características son: la incorporación, la legitimación, la literalidad y la autonomía.
La incorporación. El título de crédito lleva incorporado un derecho de manera que sin la existencia del título no
existe el derecho, para poder ejercitarlo es necesario exhibir el título. Quien posee el titulo posee el derecho.
La legitimación. Para que el tenedor del título de crédito pueda ejercitar el derecho en el consignado, es necesario que
exhiba el documento y que lo detente legalmente.
La posesión y presentación del título legitima a su tenedor, teniendo el derecho de exigir su cumplimiento
La literalidad. La Ley de Títulos y Operaciones de Crédito en el artículo 5° se refiere al derecho literal. Lo que
significa que el derecho que se quiera ejercitar será solo en los términos del documento.
La autonomía. Consiste en que el derecho del titular es independiente y distinto del derecho que tenía el que
transmitió el documento.

Clasificación de los títulos de crédito.

Títulos de crédito nominados. Son aquellos que se encuentran regulados por la ley (letras de cambio, pagaré,
cheques, etc.)

Títulos de crédito innominados. Aquellos que son creados por los usos mercantiles, pero que no tienen un reglamento
legal (certificados de participación cinematográfica).

Títulos personales. Su objeto principal consiste en la facultad de atribuir a su tenedor la calidad de miembro de una
determinada corporación.

Títulos obligacionales. Son los que tienen como objeto principal un derecho de crédito, atribuyendo a su titular la
facultad de exigir la obligación contenida en el mismo (letra de cambio).

Título reales. Son los que representan mercancías que son amparadas por títulos de crédito, mediante estos títulos se
facilita la circulación de las mercancías por la sola circulación del documento.

Títulos singulares. Son aquellos que se emiten en cada caso, relacionados con una determinada operación (letra de
cambio, cheque, etc.).

Títulos seriales los títulos seriales o de masa son los que incluyen una serie que abarca una pluralidad de personas (acciones,
obligaciones de las sociedades anónimas, los bonos de deuda pública)

Títulos principales. Son aquéllos títulos que no dependen de ningún otro (las acciones)

Títulos accesorios son accesorios en cambio, los títulos que derivan de un título principal un (los cuerpos adheridos a las acciones)

Títulos nominativos Son títulos nominativos los expedidos a favor de una persona cuyo nombre se consigna en el texto mismo
del documento. Deberá ser inscrito en un registro del emisor, el que reconocerá sólo como titular a quien aparezca a la vez lomo tal
en el documento mismo y en el registro.

Títulos a la orden Los títulos a la orden son aquéllos que están expedidos también a favor de alguna persona determinada, pero no
requieren que se inscriban en ningún registro. La diferencia entre los títulos nominativos y a la orden, se encuentra en la
transmisión, ya que ambos son expedidos a favor de determinada persona, sólo que los normativos requieren ademas del endoso,
que se asiente en el libro de registro quién es el mismo titular, mientras que para la transmisión de los títulos a la orden, es
suficiente el endoso y la entrega del título mismo.

Títulos al portador Los títulos al portador son aquéllos que no están expedidos a favor de persona determinada contengan o no la
cláusula al portador. Se expiden sin hacer mención del titular beneficiario. Se transmiten por su entrega material y la simple
tenencia produce el efecto del legítimo poseedor.

Títulos abstractos son abstractos los títulos de una vez creado, su causa o relación subyacente se desvincula de él, no teniendo
influencia alguna sobre la validez del título gris sobre su eficacia (letra de cambio)

Títulos causales es causal, cuando su causa sigue vinculada al título, pudiendo influir sobre su validez y eficacia (acciones de las
sociedades anónimas)

Títulos completos son aquéllos en los que el contenido del derecho a ellos incorporado resulta del texto del documento (letra de
cambio, cheque, pagaré)

Títulos incompletos son aquéllos que para conocer todo el contenido del derecho hay que recurrir a otros documentos (acciones,
obligaciones)
Títulos de especulación son títulos de crédito de especulación aquéllos cuyo producto no es seguro (acciones de las sociedades
anónimas)

Títulos de inversión son aquéllos con los que se pretende tener una renta asegurada (bonos, cédulas hipotecarias)

Títulos públicos son títulos de crédito públicos, aquéllos que han sido emitidos por el estado (bonos de la deuda pública, bonos del
ahorro nacional)

Títulos privados se denominan títulos privados los creados por los particulares

Títulos únicos son aquéllos que no pueden ser emitidos con reproducciones

Títulos con copias son aquéllos que puede ser emitidos con pluralidad de copias idénticas (letra de cambio), cuando no contenga la
cláusula “única”

Títulos de crédito en especial los principales títulos de crédito son:


• letra de cambio
• pagaré
• cheque
• certificados de participación
• certificados de depósito
• las acciones de las sociedades anónimas

La letra de cambio es un título de crédito que contiene la orden incondicional que una persona llamada girador da a otra llamada
girado de pagar una suma de dinero a un tercero que se llama beneficiario, en época y lugar determinado.
El acto por medio del cual el girador a admite la orden incondicional de pagar determinada suma de dinero al vencimiento recibe el
nombre de aceptación, hecho por el que el girado estampa su firma en el documento manifestando así su deseo de cumplir con la
obligación

Fundamento legal y requisitos de la letra de cambio


El artículo 76 de la ley de títulos y obligaciones de crédito establece como requisito de la letra de cambio los siguientes:
I. la mención de ser letra de cambio
II. la expresión de lugar y del día, mes y año en que se suscribe
III. la orden incondicional al girado de pagar una suma determinada de dinero
IV. el nombre del girado
V. el lugar y la época de pago
VI. el nombre de la persona a quien al hacerse el pago
VII. la firma del girador o de la persona que suscriba a su ruego o en su nombre

El pagaré es un título de crédito que contiene la promesa incondicional del suscriptor de pagar en lugar y época determinada una
suma de dinero a la orden del tomador es un título semejante a la letra de cambio

Requisitos de la ley de títulos y operaciones de crédito para el pagaré: atendiendo lo dispuesto por la ley de títulos y
operaciones de crédito, en su parte relativa, un los requisitos que el pagaré debe contender son los siguientes:
I. la mención de ser pagaré
II. la promesa incondicional de pagar una suma determinada de dinero
III. el nombre de la persona a quien ha de hacerse el pago
IV. la época y el lugar del pago
V. la fecha y lugar en que se suscriba el documento
VI. la firma del suscriptor o de la persona que firma a su ruego o en su nombre

El cheque título-valor dirigido a una institución de crédito, con el que se da la orden incondicional de pagar a la vista una cantidad
de dinero a cuenta de una previsión previa y en la forma convenida
El cheque es un instrumento de pago que sustituye el pago de dinero; consiste en una orden dada al banco para que se pague a la
vista una cantidad de dinero con cargo a los fondos disponibles del librador. La finalidad del cheque es servir como instrumento de
pago, porque representa dinero del que puede disponer en el acto el librador. Es un título de crédito porque se puede ejercitar el
derecho literal que en el documento se consigna. Para que una persona pueda librar un cheque, es necesario que previamente haya
hecho un depósito de dinero del banco; en consecuencia el banco se obliga, a pagar los cheques que el cliente libre a cargo del
saldo de su cuenta. A la cuenta de cheques se le denomina cuenta corriente
El cheque puede ser nominativo o al portador; el que no indique a favor de quien se expide y que contenga la cláusula al portador,
se reputará “al portador”. El cheque será nominativo cuando se expida a favor de persona determinada.

Fundamento legal y requisitos del cheque, según el artículo 176 de la ley de títulos y operaciones de crédito, debe reunir los
siguientes requisitos:
I. la mención de ser cheque
II. el lugar el aspecto en que se expide
III. la orden incondicional de pagar una suma determinada de dinero
IV. el nombre del librado
V. el lugar del pago
VI. la firma del librador

El endoso la palabra endoso proviene de la voz latina dorsum, espalda aunque algunos juristas afirman que deriva del francés
endossement, que también significa espalda. El endoso se pone en el dorso del documento, aunque la ley de títulos y operaciones
de crédito no establece el lugar en que debe anotarse.
El endoso es la manera de trasmitir el título a otra persona. Sólo es necesario para la transmisión del documento los títulos
nominativos y a la orden.
Aparecen como elementos personales del endoso, el endosante y del endosatario. El endosante es quien trasmite el documento y el
endosatario aquel a quien se le transmite.
El endoso debe ser puro y simple, toda condición a la cual se subordine, sea tendrá por no escrita. El endoso parcial es nulo
En los títulos nominativos o a la orden se considera propietaria a la persona a cuyo favor se expidió, salvo el caso de que ésta lo
haya endosado
El endoso puede hacerse en blanco, con la sola firma del endosante. En este caso cualquier tenedor puede llenar con su nombre o el
de un tercero, el endoso en blanco o trasmitir el título sin llenar el endoso. El endoso al portador produce efectos del endoso en
blanco

Requisitos que marca la ley de títulos y operaciones de crédito para el endoso: el endoso debe llenar los siguientes requisitos:
I. el nombre del endosatario
II. la firma del endoso o de la persona que suscriba el endoso a su ruego o nombre
III. la clase de endoso
IV. el lugar y la fecha

Clases de endoso la ley de títulos y operaciones de crédito establece que se puede trasmitir el título en propiedad, en procuración y
en garantía

 Endoso en propiedad: este endoso transfiere la propiedad del título y todos los derechos a él inherentes
 Endoso en procuración o al cobro: no trasmite la propiedad, es un endoso con efectos limitados puesto que no sólo
atribuye al endosatario los derechos y obligaciones de un mandato, queda solamente facultado para presentar el
documento o la aceptación, para cobrarlo judicialmente o extrajudicialmente, para endosarlo en procuración y para
protestarlo en su caso
 Endoso en garantía o en prenda: atribuye al endosatario todos los derechos y obligaciones de un acreedor prendario
respecto del título endosado y los derechos a él inherentes, comprendiendo las facultades que confiere el endoso en
procuración. De manera que con esta clase de endoso se establece un derecho real de prenda sobre el título de crédito.