Está en la página 1de 4

Blackwood

Rodrigo Cortés nos trae una película para público


juvenil que no es lo que esperamos del cine para
adolescentes. Un relato de terror gótico fasci-
nante que es una de las sorpresas más gratas del
verano.

U
na de las mejores sorpresas cuando nos refe-
rimos a cine comercial, donde el verano suele
ser pasto de películas llenas de efectos visuales
y muy poco cine de terror. Por eso sorprende y
lo hace tan gratamente una película como Blackwood,
basada en la novela juvenil de Lois Duncan Down a
Dark Hall, publicada en los años setenta y que Cortés
se ha encargado de llevar a la pantalla de la mano de
Stephanie Meyer, la autora de la saga Crepúsculo ,
quien aquí apuesta por un director español que quiere
darle un enfoque distinto al relato, algo que no tiene
por qué encajar con el cine basado en literatura
juvenil que nos ha llegado recientemente. El propio
director habla de hacer una película para adoles-
centes, que los trate sin condescendencia, pero que
espera sea lo suficientemente elegante para atraer a
todo tipo de público, no solo a los jóvenes. Para ello
su mirada ha querido, en esta historia, estar más
cercana a lo que Polanski podría hacer con una idea
como esta, que a las convenciones de un género a
veces demasiado encorsetado.
La historia nos presenta a una joven de 17 años,
problemática, inteligente y decidida, llamada Kit
(AnnaSophia Robb), que tras un último problema en
su instituto acaba siendo enviada a la escuela Black-
wood, un peculiar colegio para jóvenes con talento, Lois Duncan, escritora y fuente de inspiración.
regentado por la misteriosa madame Duret (Uma
Si a muchos de vosotros os hablamos de Lois Duncan, la autora de la novela en
Thurman) y que solo cuenta con cinco estudiantes, que se basa Blackwood, es decir, Down a Dark Hall, quizá no sepáis a quién nos
entre ellas Kit. Pero lo que en principio parece, pese referimos, pero para toda una generación, como la propia escritora Stephanie
a todo, un lugar donde poco a poco sanarse de las Meyer, es un referente, una fuente de inspiración, y una de las más admiradas
heridas del pasado, esconde un terrible secreto en autoras del género de literatura juvenil, que quizá no sea, repito, demasiado
sus sombríos corredores que podría poner en peligro conocida como escritora en nuestro país, pero si os digo que además de Down
a Dark Hall es la autora de las novelas que se convirtieron en las películas
la vida de Kit y de sus compañeras. Un cuento de
Hotel para perros, Sé lo que hicisteis el último verano, Las dos caras de
terror que en lugar de apoyarse en el cine adoles- Julia, Secuestrados o Lección al Sr. Griffin, las cosas cambian. Se trata de
cente más convencional, busca sus raíces en los alguien mucho más influyente de lo que podíamos esperar, una autora de
relatos de terror gótico y en el cine de género de los referencia muchas veces ligada a la novela juvenil, pero también creadora
años setenta, manejando siempre a los personajes de ensayos y poetisa, nacida en 1934 y fallecida en 2016. Lois Duncan era hija
con elegancia y jugando con la iluminación, con las de dos fotógrafos profesionales que trabajaron mucho tiempo como fotógrafos de circo, lo que
hizo que la escritora pasase mucho tiempo en su infancia rodeada de artistas circenses, que no
luces y sombras de la Academia Blackwood y sus
evitaron que se sintiese una chica tímida e introvertida, que acabó matriculándose en la presti-
habitantes. Una propuesta más que interesante en un giosa Universidad de Duke, que abandonó en 1953 para casarse con un estudiante al que había
género demasiado explotado en fechas recientes. conocido allí. La escritora, pese a ello, no se retiró y empezó a trabajar redactando artículos para
Blackwood es la mejor forma de renovarlo… diversas y muy prestigiosas publicaciones como el Reader’s Digest. También comenzó a publicar
Jesús Usero novelas con seudónimo, y a incorporar temáticas y asuntos en el mundo de los adolescentes que
sus contemporáneos muchas veces no querían o sabían incluir. Como Debutante Hill, una novela
en la que aparecía una adolescente bebiendo una cerveza. Su interés en lo sobrenatural y el
suspense la hicieron ir poco a poco apostando por ese público y género, y escribiendo algunas de
TÍTULO ORIGINAL: DOWN A DARK HALL EE UU / ESPAÑA, 2018 DIRECTOR: RODRIGO CORTES GUION: MICHAEL sus obras más reconocidas debido a su traslado a cine, como Sé lo que hicisteis el último verano.
GOLDBACH Y CHRIS SPARLING BASADO EN UNA NOVELA DE LOIS DUNCAN FOTOGRAFIA: JARIN BLASCHKE Divorciada de su primer marido, con el que tuvo tres hijos, del segundo matrimonio, un ingeniero
MUSICA: VICTOR REYES INTERPRETES: ANNASOPHIA ROBB (KATHERINE 'KIT' GORDY), ISABELLE FUHRMAN con el que tuvo dos hijos, la tragedia golpeó su vida cuando en 1989 su hija menor, Kaitlyn, fue
asesinada en Albuquerque, lo que llevó a Duncan a escribir el libro Who Killed my Daughter?, un
(IZZY), UMA THURMAN (MADAME DURET), TAYLOR RUSSELL, ROSIE DAY (SIERRA) DURACION: 96 MIN.
relato que mezcla los hechos probados con conjeturas y que plantea diversas teorías sobre el
DISTRIBUYE: EONE asesinato de la joven.
ENTREVISTA

RodrigoCortés Nos habla de Blackwood


Desde su primera película, la magnífica Enterrado, Rodrigo Cortés ha decidido que nadie sea capaz de
encorsetarle en un tipo de proyectos, y lo vuelve a demostrar con Blackwood. Una película producida
por Stephanie Meyer dirigida al público adolescente, que esconde mucho más en su interior, desde sus
aires de cine de terror de los setenta, a una cuidadísima atmósfera y producción. Y de todo ello nos
habló en profundidad en esta entrevista en exclusiva con ACCIÓN.
¿Cómo te llega el proyecto? Porque como comentaste en la la música incidental a la que se interpreta dentro de la película, que
presentación en Madrid, aunque sea una película fantástica, quizá también es de Víctor Reyes, que tiene una función estética, pero
no sea el tipo de proyecto que pensaste que te atraería cuando te lo también semántica y narrativa. La dirección de arte… Ten en cuenta
presentaron. que se construyó Blackwood por entero. No se rodó en una casa vacía
Es una novela fantástica de los setenta, que entusiasmó y adaptándola a Blackwood. Se construyó y habilitó en platós cada habi-
aterrorizó a Stephanie Meyer (la autora de Crepúsculo y productora de tación, la sala de baile, el gran vestíbulo de dos pisos con la escalera…
Blackwood) cuando tenía doce años, y que no ha olvidado desde Eso significa crear y diseñar cada pomo de puerta, cada detalle… Pero
entonces, porque tuvo una importancia seminal en su carrera, como solo de esta forma se podían controlar los elementos de manera que
la tuvo en mí leer a Poe, luego a Stephen King o luego a Richard una historia que en lo superficial podía ser la historia de siempre,
Matheson. Y se me escapa la razón por la que Stephanie pudo pensar adquiriesen otro peso y densidad, y acabaran expresando cosas que
en este director europeo que había metido a un actor en una caja y apelaran al espectador de forma más relevante.
hecho esta película “truco de magia”. Pero ella creía que esa novela ¿Cómo llega AnnaSophia Robb al papel protagonista? Porque
debía tener un enfoque completamente inesperado, que no tuviera es una actriz que comenzó trabajando de niña pero me da la sensa-
nada que ver con el tono infantil de la novela, ni el que podía espe- ción de que Hollywood nunca le ha terminado de dar la oportunidad
rarse de las sagas en las que ella había sido autora. Así que me que se merece…
contactaron sus productoras, con el deseo de ver cuál sería mi visión Sí, y no se trata de una actriz de 65 años. Es extremadamente
al respecto, y yo desde el primer momento les dije que es una historia joven todavía.
que, a priori, no debería interesarme, pero que tenía una premisa muy Claro, claro…, pero comenzó con pocos años en películas
poderosa y enormemente cruel, que me había hecho pensar en qué como La cosecha… Y hay que aguantarle un cara a cara a Hilary
haría Polanski con esta historia de niñas perdidas. Y encontré que Swank, que no debe ser fácil…
resonaba con muchos de mis intereses personales, y, sobre todo, que Sí, sí. Y hay que seguir siendo muy buena con 19 años, porque
suponía de forma inesperada una reflexión muy perturbadora sobre el hay casos de niñas que levantaban películas con ocho o nueve años,
poder del arte. Sobre el poder y el precio de la creación. Después de que no lo consiguen con 20, porque hay cosas que se tienen y a
un par de meses asegurándome de que lo que yo veía y la intención veces no. Ella lo tiene. Es extraordinaria. Extraordinaria. Fue un
que tenía, era asumible para el estudio, y que efectivamente la pelí- proceso de casting muy, muy complejo, en Los Ángeles, Nueva York
cula se iba a hacer en las condiciones que consideraba necesarias, y Londres, con centenares de niñas, y evidentemente ella destacó
decidimos dar el salto adelante y me involucré con toda la pasión. desde muy pronto en el proceso porque tiene un talento despropor-
Una de las claves es la oscuridad, que lleva al dolor… Quizá cionado. Posteriormente empezamos a hacer pruebas con ellas, con
hubiera sido muy sencillo hacer lo que hacen filmes más comer- los diversos personajes, agrupadas, para empezar a ver qué química
ciales, o incluso la propia Stephanie Meyer en producciones ante- tenían… hasta conformar el quinteto protagonista final. Pero, para
riores, decir que la adolescencia es el amor. En cambio la película empezar, AnnaSophia tiene una madurez impropia de su edad, por
apuesta por decir que es el dolor, y según se avanza por ese las cosas que ha vivido, una seriedad y profesionalidad fuera de toda
corredor oscuro (título de la película original), el dolor crece… duda, y un talento para llegar a sitios orgánicos, que se percibe
La película no tiene una iluminación nada hollywoodiense, tiene durante toda la película.
una iluminación más europea, más sensorial incluso. Juega duro con Y además tenemos a Uma Thurman dando vida a la directora
la luz como lo hacía Enterrado. La oscuridad no es la oscuridad propia de esta peculiar escuela. Tú ya has dirigido a Robert De Niro o
Fotografía: ©Entertainment One – Nacho López

del cine en forma de convención, esa en la que asumes que aunque tú Sigourney Weaver, pero supongo que debe ser magnífico dirigir a
estás viéndolo todo, los personajes no. No, si los personajes no ven, tú una de las mejores actrices de su generación como ella…
no ves. Si los personajes están en la oscuridad tú estás en la oscu- Un privilegio y un placer infinitos. Es un sueño, como trabajar
ridad. Y si se adentran en un corredor oscuro en cuyo extremo con los demás. El hecho de que haya trabajado con tan grandes
aguarda lo ignoto, esa es la sensación que percibimos. Cuando hay actores durante mi corta carrera, no hace que des nada por hecho,
velas o fuego al final, son la única fuente lumínica de la película. No al contrario. No dejas de ser consciente ni un segundo del enorme
hay ningún apoyo extra. Y se juega con una luz muy naturalista que va privilegio que tienes, que son instrumentos perfectos para llegar a
evolucionando a lo largo de la película. Todos los elementos de narra- zonas muy complicadas, y que han decidido trabajar contigo, y
ción cuentan la película. El sonido tiene un trabajo muy delicado y además lo están dando todo. Ella era una jabata. Su actitud fue de
matizado en el que la procedencia, no solamente la naturaleza, sino la auténtica guerrera. Nos divertimos, nos gritamos… Fue un auténtico
procedencia, la esquina exacta en que suena en la sala, significa algo. privilegio, trabajar con ella.
Cada crujido, cada susurro, la banda sonora de Víctor Reyes…, desde Jesús Usero

26 ACCIÓN

También podría gustarte