Está en la página 1de 2

Entendemos como la apropiación al espacio como un proceso dialéctico que vincula a las

personas con los espacios, dentro de un contexto social, desde los niveles individual, grupal
y comunitario hasta el punto de vista de la sociedad (Vidal, Pol, Guardia et peró; 2004)
Para Korosec Serfaty (1976) la apropiación del espacio es un proceso dinámico de
interacción de la persona con el medio.
Este proceso inició desde mediados de la década de los ochenta, como producto de una
serie de problemas políticos (intentos de golpes de Estado) y económicos (alta inflación,
fuga de capitales y recesiones) (Torales et al., 2003), que se han agudizado en los últimos
años en un marco caracterizado por duros enfrentamientos entre opositores y partidarios
del proyecto político iniciado por Hugo Chávez en 1999 y por una serie de fallas
estructurales en la economía local que se han acrecentado con la caída de los precios
internacionales del petróleo, la principal fuente de ingreso del gobierno venezolano.
(Milton, 2015)

En los países de América Latina -y Venezuela no es la excepción- hay problemas
estructurales que persisten cuya solución no se advierte en el corto plazo, relacionados con
la vulnerabilidad de la economía, la generación de empleos formales, las deficiencias en los
servicios públicos, entre otros (Freitez, 2011). Ésta situación ha generado según la
Organización de Naciones Unidas que cerca de 1,9 millones de personas se fueran de
Venezuela, desde el 2015, huyendo de la crisis económica y política. Y añadió que son 5.000
los que se van cada día de su país, en el mayor movimiento de población en la historia
reciente de América Latina (Mojica, 2018).

El uso del concepto de apropiación en psicología se remonta a las visiones marxistas
aportadas por la psicología soviética encabezada por Lev Semionovich Vigotski y continuada
por Aleksei Nicolaevich Leontiev. Desde este punto de vista, la apropiación es entendida
como un mecanismo básico del desarrollo humano, por el que la persona se “apropia” de
la experiencia generalizada del ser humano, lo que se concreta en los significados de la
“realidad”. Este énfasis en la “construcción sociohistórica” de la realidad, en lo interpsíquico
para explicar lo intrapsíquico, se apoya en la idea de que la praxis humana es a la vez
instrumental y social, y que de su interiorización surge la conciencia. (moranta,urritia, 2005)

“El vínculo social del sentimiento de identidad es el más manifiestamente afectado por la
migración, ya que justamente los mayores cambios ocurren en relación con el entorno. Y
en el entorno todo es nuevo, todo es desconocido, y para ese entorno el sujeto es ‘un
desconocido”’ (Grinberg, 1984). El desconocimiento del entorno alude además a la

para reconocer las instituciones y la red de servicios urbanos y sus mecanismos de acceso. lo nuevo y lo desconocido. y en medio de un proceso de permanente confrontación.2004) . Entre lo perdido.dificultad que se tiene para moverse en la ciudad. (Bello. tiene lugar un difícil y doloroso proceso de replanteamiento de la identidad del individuo.