Está en la página 1de 3

En cuanto a los procesadores dinámicos que tenemos a disposición,

estos son los expansores, las compuertas, los compresores y los limitadores.
Y todos estos cuentan con las mismas piezas fundamentales y funcionales,
en el sentido de que todos se dividen en dos segmentos.
Ya observamos, con el ejemplo del ajuste manual arrastrando al atenuador, que debes
oír la pista de voz,
analizarla y responder en función de esta. Y todos estos dispositivos se ocupan de
eso. Cuentan con una sección que está diseñada para
analizar la señal de entrada, que es lo que llamamos el sector de la cadena
lateral, o el sector
de teclas. Y la otra sección es en realidad
un atenuador de volumen, que hace subir y bajar.
Lo primero que quiero que observes es el sector de la cadena lateral.
Su función es analizar la señal y calcular el envolvente del audio, y
el envolvente es una señal que representa el nivel promedio de cualquier
punto en el tiempo. Y a pesar de parecer algo simple
de hacer, en realidad es algo complicado, y la manera en que sucede
es el RMS, que es un término que seguramente ya conoces y que significa
valor cuadrático medio. Intenta calcular el nivel promedio
durante una porción de tiempo de esa señal.
Sin embargo, hemos visto que existe una alternación del sonido hacia arriba y hacia
abajo.
Si quisiéramos emparejar el sonido, siempre acabaría con cero.
Esto se debe a que permanece tanto tiempo sobre el cero como por debajo de este.
Entonces, necesitamos un proceso matemático para obtener el nivel promedio a través
del tiempo.
Lo primero que hacemos es elevar al cuadrado la señal. Tomamos cada muestra y la
multiplicamos por sí
misma. Cada vez que multiplicas algo por
sí mismo, obtienes un número positivo, ¿cierto? Un negativo multiplicado por un
negativo resulta en
un positivo. Y un positivo multiplicado por un positivo resulta en
un positivo. Cada muestra se multiplica por
´sí misma y nos proporciona una versión de la señal completamente positiva.
Y luego podremos calcular un promedio. Podemos decir entonces que luego de más de
30,
50 o 100 muestras, podremos calcular un promedio.
Esto nos proporciona un envolvente que se mueve lentamente, y luego calculamos la
raíz cuadrada
de eso, para volverlo a un rango razonable.
Vemos el RMS todo el tiempo y, en realidad, todo RMS es una especie de nivel
promedio de lo que está sucediendo en la señal. Una vez que contamos con esa
información, una vez que
contamos con ese envolvente, podemos utilizarlo para controlar el atenuador de
volumen, ¿cierto?
En el ejemplo de escritura vocal vimos que, cuando la señal se volvía fuerte,
disminuíamos el
nivel y eso funciona de la misma manera que un compresor.
El compresor tiene ese atenuador de volumen y cuando el envolvente aumenta, el
atenuador de
volumen desciende, que es lo mismo que hacíamos con el ajuste manual arrastrando el
atenuador.
A la hora de programar este robot que nos ayudará a mover
un atenuador de volumen, necesitaremos configurar algunos
parámetros. El primero de ellos es en qué punto comienza a
disminuir el nivel. Y ese será nuestro umbral y
todos estos dispositivos dinámicos contarán con un umbral específico.
En un compresor, cuando nos encontramos por debajo de ese umbral, el compresor no
hace nada.
Es completamente lineal al estar por debajo del umbral.
Una vez que el envolvente supere ese umbral, que podemos establecer en el punto que
deseemos,
el nivel comenzará a descender. Cuánto desciende es lo que denominamos
relación. La relación siempre se expresa como
un número determinado a uno. Y eso será entrada a salida
por encima del umbral. Si tenemos una relación uno a uno por encima
del umbral, nada sucede. La entrada es igual a la salida.
Si contamos con una relación dos a uno, es igual a decir que si la entrada asciende
dos decibeles,
la salida solo asciende un decibel. Por encima del umbral, la salida
será la mitad del nivel de la entrada. Y podemos seguir con esa
relación. De hecho, un limitador es un compresor con una
relación muy alta, generalmente se considera que para limitar en vez de comprimir,
debe ser mayor
que 10 a 1. Entonces, el compresor y el limitador son
en realidad el mismo dispositivo, con esa única diferencia.
Entonces, el umbral siempre necesitará ajustes.
No importa de qué señal se trate.
No puedes conformarte con una configuración predeterminada para establecer tu
umbral,
ya que el umbral deberá estar relacionado con el material musical subyacente.
Si alguien toca un instrumento suavemente, nunca alcanzará ese
umbral. En consecuencia, el compresor no hará nada.
Si alguien toca un instrumento fuerte, probablemente siempre esté por encima
del umbral. Tal vez no sea lo que deseas.
Por ello, siempre deberás realizar ajustes. En cuanto a la relación,
deberás realizar ajustes según cuánta reducción desees que el compresor
te proporcione. Los otros parámetros que deberemos
tener en cuenta están relacionados con cuán rápido se mueve ese atenuador de
volumen.
Esos serán tus parámetros de relajación y ataque.
Controlarán cuán rápido mueve ese robot el atenuador de volumen por ti.
Y se expresan es una cantidad de tiempo, generalmente en milisegundos.
Mientras más bajos sean, más rápido se moverá ese atenuador de volumen.
Cuando pienso en ataque y relajación, me gusta pensarlos como si
funcionaran al comienzo del sonido o en el transitorio.
Ya que para un compresor, el ataque será cuán rápido descienda el atenuador
de volumen una vez que el sonido supere el umbral.
La relajación será cuán rápido el atenuador vuelve luego de que el sonido pasó por
debajo
del umbral. Y pueden configurarse de diferente manera.
Puedes hacer que el robot mueva el atenuador rápidamente hacia abajo y que vuelva
lentamente, o
que lo mueva lentamente hacia abajo y que vuelva rápidamente.
Y todos estos detalles tienen un gran impacto en el resultado final del sonido.
Y el verdadero desafío de trabajar con todos estos procesadores dinámicos es que
todos estos controles
están relacionados. Y realmente se requiere un gran
entendimiento de sus funciones para emplearlos de una manera musical.
Esos son entonces los conceptos básicos con los que tendrás que trabajar con todos
los efectos dinámicos. Una vez más, estos son el umbral,
que es el punto donde comienza a funcionar el efecto dinámico.
La relación, que es cuánto funciona una vez que cruza
el umbral. El ataque,
que es cuán rápido se mueve el atenuador o cuán rápido cambiará el volumen al
comienzo del
sonido, cuando el sonido cruza el umbral.
Y la relajación; cuán rápido se mueve el atenuador o cuán rápido cambia el volumen
cuando la señal
vuelve a cruzar el umbral. También existen otros parámetros
que verás en la mayoría de los efectos dinámicos. El primero es la rótula.
Para comprender lo que es, imagina un umbral que es como un
punto y se describe como una especie de procedimiento de alternancia
en el que ni bien una señal cruza ese umbral, el volumen comienza a cambiar.
Pero eso no es algo muy musical.
´¿Cierto? Todo lo que forma parte de la naturaleza está
relacionado con las curvas, y eso es lo que nos proporciona la rótula, es decir, al
acercanos al umbral
nos movemos un poco hasta llegar allí. Suaviza eso y si
tienes una señal que supere demasiado un umbral, el hecho de aumentar la rótula
puede
suavizar el efecto y hacerlo un poco más agradable para el
oyente. También veremos un parámetro de predicción en
varios efectos dinámicos. Y un parámetro de predicción es una latencia
impuesta sobre la señal pero no sobre el envolvente.
Lo hace de tal manera que el envolvente puede predecir,
que el parámetro del envolvente predice tal vez 10 milisegundos antes de que
el atenuador de volumen llegue allí. Entonces, si configuramos eso para
que sea elevado, podremos reducir el nivel antes de que tenga lugar el transitorio.
Puede ser un limitador o compresor realmente efectivo en el sentido de que puede
detener el transitorio
incluso antes de que tenga lugar. Hemos visto entonces los parámetros
más importantes de todos los efectos dinámicos y, sinceramente, es algo difícil.
Ahora comenzaremos a ver efectos individuales y cómo podemos manipular
los parámetros en ellos. Veremos
los expansores y las compuertas. Y luego veremos los compresores
y los limitadores, y cómo manipulamos en realidad esos parámetros para lograr un
efecto musical.