Está en la página 1de 57
HISTORIA MILITAR Y POLITICA DE LA ANTIGUEDAD Y EL MEDIEVO BASIS ey Nero meds A Wasyguerrasdetuego Arqueclogiatde Numancia Elicercoyde. Escipion Buitlesayemiembros amputados Ejereitos yeounoplia celtibericos laure Maho |b clieliplel-)i-\el-lre(-m@ll-)V7i[e) v eet (ere peut Editorial N Capua y Corinto, en ncia, asi como en riqueza fue inferior a Cartago, suvalor y dignidad fu oda. y por lo que res spania. Pues, ella sol aba junto a un eécito de cuarenta mil, y no sololo contuvo, sino que lo golpes con no: ble dureza y le impuso infamantes tratados. Por ttimo, una vex que ya hubo constancia de que era invencible sat que habia destruido Cartago. (Floro,134.1-2; trad 80 e 1. Moreno) Ciertamente, la resistencia de los numantinos a las armas de Roma fue cextraordinaria y la -a un tiempo épica y espantosa~ epopeya de su caida la convirtié en un mito, pero lo cierto es que no fe una excepcién sino un caso especialmente enconado de entre muchos otros de la violentisima conquista de la peninsula ibérica. Sin embargo, la lentitud de la guerra contra Numancia fue tanto una de- mostracidn de la valentia de sus habitantes como, asimismo, de los inconvenientes del earicter de predador del Estado romano: la guerra en Celtiberia implicaba gran peligro y escasa posibilidad de lucro, por lo que apenas habia ineentivo para su conguista. Esta combinacién de molicie ron y audacia cetibérica condujo a una sucesién de desastres para los primeros que convirtié a Nu ‘mancia en un insulto para la opinién pablica romana, La situacion legé a tal extremo que el Senado hubo de recurrir a su mejor general: el reciente conquistador de Cartago, Escipién Emiliano, En Jas proximas paginas estudiaremos las razones que hicieron del pueblo celtibérico un adversario tan temible, la fiscinante historia de su asombrosa resistencia y,finalmente, la muerte sica~ pero inmortalizacién ~en el imaginario colectivo~ de la urbe numantina, wwwadespertaferro-edici 00008 1es.com Indice AL tnportada 8B los = ae celteras y —— Bi. PomaylsCeliberia la ética aganistica 2 hasta la Paz de Gren por Gabriel Sopera ak gor Enrique Barta Raza AGG Numencia y su entarna por Aired sien {EB tiéreitoeinstituciones celtbérens par bert Prez Raia 2D sSeqnd fuera Celtibérica por Fernando Quesada GZ. ts ure Hurontna Resistencia, soso y deride una dd por Eduardo Sencher Morena BZ. Le panapla celtics entre ls silos Vy Ha. 6. por Alberts Loria Resefas de libros Y ademas, introduciand en 4: Un castellano en cart de Tamerin por Borja Petegera een cee «en solemnes bodas,y pretendicndo dos a una, hermosa, padre dela doncella a condicién de que se desposaria con Pe cn res (Conner mn eee) Este episodio sesitiaen 137 . C,, momento en queeeleénsul C. Hostilio Mancino se puso al frente de las operaciones contra Nu- Sec ee acc Se es ee ee ee oe eect! vemos a un orgulloso guerrero numantino, la faria y tensién del one Cee een Ronen ey ‘easco de tipo hispano-caleidico, cuya escasez.en el registro arqueo- permite suponer que solo estaria al alcance de algunos com batientes. Llevava su espalda un escudo, una eaetra circular como Pee et er atrofiadas, con una vaina de hierro decorada con niglado en hilo de Pees pero que aparece también en otras onas de la Peninsula, como esl este un tipo de arma caracterstico de la Celtiberia, ‘aso de los vetones. Sostene un gladiushispaniensis con el que ha amputado la diestraa su anterior duefio, un infortunado romano. Lamano derecha era entretosceltberos, como entre muchas otras ee ees tea ete et ‘Como encargida de sostener el arma, era simbolo dela capacidad mi eee ee een aS) indiea que, cuando"(los numantinos] recibieron laorden de deponer las armas como condicién para un tratado, los birbaros recibieron eee ee PO ee mae tea culo que existia entre un hombre y sus armas, como simbolos de su Virtud, expresada esta en términos fundamentalmente marciales. As, corer eee eee ee eet a ety ‘argen izquienta del Ebro, que se desarmasen, “estehecho les result tan intolerable que muchos se quitaron a vida ellos mismos, pues aquel pueblo indémito estaba convencido de quela vida sin armas no REMI haaiaro neni ett Eonar a ppatan las manos derechas de los cautivosy las consagran als dioses; yencl ambit ibrice encontramos representacionesiconogrificas de Set eee et eee de Litera, Huesca) yen la del Palao en Aleaiiz (Teruel), monumentos