Está en la página 1de 3

Nicolás

Chiliano

• Muchas personas no tienen computadora propia, sin embargo desean o


necesitan utilizar Internet.

• Otras están de vacaciones y no cuentan con una computadora portátil, pero


quieren mantenerse en contacto con socios, amigos y familiares.

• Algunos empresarios prefieren viajar sin computadora, pero necesitan revisar


su correo electrónico e intercambiar documentos de negocios.

Todos estos son ejemplos de las diversas razones que motivan a las personas a
utilizar alguna de las múltiples herramientas de Internet desde lugares públicos,
como cafés Internet, kioscos, aeropuertos, hoteles y bibliotecas.

Es por ello, que todos debemos estar concientes de la naturaleza abierta de estos
sistemas y tomar en cuenta medidas preventivas para proteger nuestra información
personal

El Spam son los mensajes con propaganda publicitaria que recibes continuamente en
tu cuenta de correo electrónico.

Estos mensajes representan un verdadero problema, no solo por la molestia de


recibir publicidad no solicitada, si no por que individuos y empresas pagamos un
costo tanto en tiempo como en dinero a través de alguna de las siguientes maneras:

• En la mayoría de los casos tienes que bajar todos los mensajes de tu cuenta
de correo, inclusive los que no te interese leer.

• Muchos usuarios están sujetos a tarifas de conexión por hora, y obviamente


les cuesta el tiempo invertido en bajar spam.

• Se desperdicia tiempo productivo al examinar una larga lista de mensajes


electrónicos.

• El spam incrementa el tráfico de la información que viaja a través de los


servidores de todo el mundo, ocasionando altas inversiones en infraestructura
de cómputo y conexiones más lentas para todos.
Por el momento, no es posible erradicar el Spam; pero podemos reducirlo
considerablemente atendiendo las recomendaciones de esta sección.

¿Cómo obtienen la información?

• Algunos sitios hacen preguntas a los usuarios y posteriormente


almacenan las respuestas en una cookie, para su uso posterior. Por
ejemplo: los sitios www.google.com y www.altavista.com generan
una cookie cuando los configuras para que muestren su información
en algún idioma en particular.

• Otros, registran la forma en que interactúas con el sitio, las páginas


que visitas o servicios que buscas. Por ejemplo: www.amazone.com
y www.t1msn.com.mx

Las cookies destacan tus experiencias en Internet, al permitir a los servidores Web la
creación de páginas personalizadas para ti; lo cual hecho desde sitios con prestigio,
no significa peligro alguno. Sin embargo, existen algunos negocios que las utilizan sin
ninguna ética, generando así las llamadas “third-party cookies”.

Las “third-party cookies“ son enviadas por anunciantes sin escrúpulos que desea
ofrecerte sus productos. Es impuesta en tu navegador de internet sin tu
consentimiento y a menudo resulta en el despliegue de anuncios en ventanas
sobrepuestas (pop-up) que no pediste y por las cuales no tienes interés.

Las “third-party cookies“ no dañan a tu computadora, pero se pueden


convertir en una verdadera molestia al navegar en Internet.