Está en la página 1de 39

UNIVERSIDAD PRIVADA DE MOQUEGUA

JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI


FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS, EMPRESARIALES Y PEDAGÓGICAS
Escuela Académico Profesional de Derecho

MONOGRAFÍA:

“LA TERMINACIÓN ANTICIPADA EN EL SISTEMA PROCESAL PENAL


PERUANO”

Presentado por:
QUISPE MAMANI, Victor Raúl

Estudiante del Primer Ciclo de


Derecho

TACNA – PERÚ
2016

1
2
DEDICATORIA:

A mi Madre y mi Padre; por ser parte


de mi inspiración.

3
AGRADECIMIENTO

Un agradecimiento muy especial a la Universidad Privada de Moquegua


José Carlos Mariátegui por acogerme en sus aulas.

4
RESUMEN

La terminación anticipada es una institución procesal que tiene


un valor bastante considerable, por cuanto permite culminar y resolver
los conflictos, incluso antes de concluir con la etapa de investigación preparatoria,
eximiéndose de llevar a cabo las etapas posteriores que incluyen el juzgamiento.
En este sentido su valor especial descansa en el hecho de que elfiscal puede
concluir con el procedimiento de un delito, para dar especial atención a aquellos
que por ser mucho más gravosos, requieren mayor observancia y acuciosidad a
fin de reunir los elementos de convicción suficiente para formular
la teoría correspondiente.

PALABRAS CLAVE: TERMINACION ANTICIPADA, DELITO, AGRAVIADO,


IMPUTADO, NEGOCIACION.

5
ABSTRACT

The termination is a procedural institution that has a considerable value,


since it allows complete and resolve conflicts, even before concluding the
preliminary investigation stage, dispensing them from carrying out the
subsequent steps including the prosecution. In this respect its special value lies
in the fact that the prosecutor may conclude with the procedure of a crime, to give
special attention to those that be far more costly, require greater observance and
diligence in order to collect enough items of evidence to formulate the
corresponding theory.

KEY WORDS: Capacitation, workout, administration and the staff, human


resources, human development, labor planning.

6
INTRODUCCIÓN

La terminación anticipada es una institución procesal que tiene un valor


bastante considerable, por cuanto permite culminar y resolver los conflictos,
incluso antes de concluir con la etapa de investigación preparatoria, eximiéndose
de llevar a cabo las etapas posteriores que incluyen el juzgamiento. En este
sentido su valor especial descansa en el hecho de que el fiscal puede concluir
con el procedimiento de un delito, para dar especial atención a aquellos que por
ser mucho más gravosos, requieren mayor observancia y acuciosidad a fin de
reunir los elementos de convicción suficiente para formular la teoría
correspondiente.
Esta alternativa brindada por el sistema procesal, también resulta una
opción muy interesante para el imputado y su abogado, ya que al acogerse a
ella, podrán obtener la reducción de la posible pena hasta un aproximado de la
sexta parte, lo que en doctrina se denomina aplicación del "derecho premial";
dicha reducción puede ser incluso mayor, es decir hasta la tercera parte, si el
imputado se acoge también a la confesión sincera.
Por ultimo, esta opción también resulta provechosa para la victima quien
obtiene de forma rápida el resarcido del daño sufrido, ya que determinar el pago
de la reparación civil es uno de los presupuestos que debe cumplir el imputado
para pueda acogerse a este beneficio. De este modo la victima no se vera
obligada a esperar la culminación del proceso, circunstancia en el cual podría
recibir una insignificante reparación.

7
INDICE

Dedicatoria
Agradecimientos
Resumen
Abstract
Íntroducción
Indice

CAPÍTULO I ...................................................................................................... 10
EL PROCESO DE TERMINACIÓN ANTICIPADA ......................................... 10
1. FINALIDAD ............................................................................................. 12
2. Definición de Terminación Anticipada ...................................................... 13
3. Principios que regulan el Proceso de Terminación Anticipada del Proceso.
.................................................................................................................... 14
CAPITULO II ..................................................................................................... 18
LA TERMINACION ANTICIPADA EN EL NUEVO PROCESO PENAL ......... 18
1. NATURALEZA JURÍDICA.................................................................... 18
2. INTERVENCIÓN DE LOS SUJETOS PROCESALES ......................... 22
3. OPORTUNIDAD PARA SOLICITAR LA TERMINACIÓN
ANTICIPADA DEL PROCESO PENAL ........................................................ 26
4. PASOS DE LA AUDIENCIA DE TERMINACIÓN ANTICIPADA. .......... 26
5. EL ACUERDO ..................................................................................... 29
6. LA SENTENCIA ................................................................................... 30
7. SUPUESTOS DE APELACIÓN. .......................................................... 31
8. ÁMBITOS NEGOCIABLES EN LA TERMINACIÓN ANTICIPADA ....... 33
9. EL FISCAL EN LA NEGOCIACIÓN PENAL ......................................... 35
Conclusiones ................................................................................................... 36

Bibliografía ....................................................................................................... 39

8
9
CAPÍTULO I

EL PROCESO DE TERMINACIÓN
ANTICIPADA

1. ANTECEDENTES LEGISLATIVOS DE LA TERMINACIÓN

Tiene su origen en el pleabargaining o acuerdo negociado


norteamericano, la adopción de dicha figura en nuestro Código procesal penal
evidencia el procedimiento penal norteamericano. Es cierta la afirmación hecha
por reconocidos procesalistas peruanos que el Código Procesal Penal deriva de
los textos procesales colombiano e italiano o también se sostenga que deriva de
la conformidad española o la mediación alemana. Es inobjetable que la
institución de la terminación anticipada, más allá de sus concretos antecedentes
legislativos y las diferencias existentes, tiene su origen en el derecho
norteamericano, autentico exportador de la justicia negociada, que provoca
incluso que dicha figura se en algunos países como Alemania aplicada, a pesar
de no tener sustento legal (MORAL GARCIA).

10
En este contexto cabe recordar como FAIREN GUILLEN a pesar de
reconocer que las formulas negóciales existentes en el proyecto del Código
procesal penal modelo para Iberoamérica se asemejan al pattegiamento del
Código de procedimiento penal italiano, reconoce, citando abundante doctrina
italiana, que aquella formula procesal italiana deriva del pleabargaining
norteamericano.

Es que la doctrina procesal italiana reconoce que el modelo acusatorio


introducido mediante su reforma legislativa tiene su base en el modelo
angloamericano. Debido a dicha relación la figura italiana de la applicazione
della pena su richiesta delle parti” (“aplicación de la pena a pedido de las
partes”) es conocida recurriendo a un término italiano equivalente a la expresión
bargain (negociación), es decir el aludido pattegiamento.

La misma relación antecedente es formulada por la doctrina y la


jurisprudencia en relación a la regulación colombiana de la terminación
anticipada73que, como hemos indicado anteriormente, es señalada por un sector
de la doctrina nacional como uno de los antecedentes fundamentales de la figura
peruana dado que fue el primer país latinoamericano que incorporo la
terminación anticipada en su legislación procesal penal (RABANAL PALACIOS &
CASTRO TRIGOSO, 2008).

Esta preponderancia de formulas de abreviación del proceso mediante la


negociación de la responsabilidad penal responde a lo que se denomina boom
de la justicia criminal negociada, cuya carta se encuentra en los Estados Unidos,
siendo así irrelevante la concreta formula legislativa utilizada pues todas ellas
provienen de un tronco común.

El proceso especial de terminación anticipada tiene como antecedente


normativo nacional inmediato el artículo 2º de la ley Nº 26320 para determinados
delitos de tráfico ilícito de drogas previsto en los articulo 296º, 298º,300º y 302º
del Código penal y para la totalidad de delitos aduaneros previstos en la ley Nº
26461.

11
En caso de no llegarse a un acuerdo o desaprobarse, el Fiscal y el Juez que
participaron en la audiencia debían ser remplazados por otros que tengan la
misma competencia.

El numeral 4º de la primera disposición final del CPP, estableció que a partir del
01 de febrero del 2006, entraría en vigencia en todo el territorio nacional los
artículos 468º a 471º que regulan el proceso especial de terminación anticipada
para toda clase de delitos. Luego el numeral 3º de la tercera disposición
derogatoria estableció la derogación de todas las leyes y disposiciones que se
oponga a la presente ley, por tanto quedo tácitamente derogada el proceso de
terminación anticipada regulado en el artículo 2º de la ley Nº 26320 y el artículo
20º de la Ley Nº 28008, que modifica la Ley Nº 26461) (SANCHEZ VELARDE),
debiendo en adelante concebirse exclusivamente al tramite previsto en el CPP
para todos los delitos, de la que es innegable que el proceso especial de
terminación anticipada es una institución que carece de desarrollo jurisprudencial
en nuestro país.

2. FINALIDAD

La finalidad del Proceso Especial de Terminación Anticipada es reducir


los tiempos del proceso respecto a lo que ocurre en el procedimiento ordinario.

El criterio de economía procesal que inspira este proceso, tiene como


presupuesto el acuerdo entre el imputado y el Fiscal sobre el proceso y la pena,
obligando al Juez a fundar su convencimiento sobre la verdad de los hechos,
acota ANIELLO NAPPI, en base a las investigaciones prejurisdiccionales o actos
sumariales, sin dejar de formar las pruebas en el contradictorio de las partes
propias del juicio oral; y, como efecto evitar la celebración del juicio oral y una
exclusiva función premiar al conceder una rebaja de pena si la causa culmina por
esta vía.

12
3. Definición de Terminación Anticipada

César San Martín Castro señala que el procedimiento de terminación


anticipada se sitúa en la necesidad muy sentida de conseguir una justicia más
rápida y eficaz, aunque respetando el principio de legalidad procesal, la idea de
simplificación del procedimiento parte del modelo del principio de consenso, lo
que significa que este proceso habrá cumplido el objetivo solamente si el
imputado y el fiscal llegan a un acuerdo sobre las circunstancias del hecho
punible, la pena (calidad y cantidad), la reparación civil y las consecuencias
accesorias a imponer (SAN MARTIN CASTRO, 2006).

Pablo Sánchez Velarde establece que la terminación anticipada se trata


de un proceso especial que se ubica dentro de los mecanismos de simplificación
del proceso que modernamente se introducen en los Códigos Procesales. Su
finalidad: evitar la continuación de la investigación judicial y el juzgamiento si de
por medio existe un acuerdo entre el imputado y el fiscal, aceptando los cargos
el primero y obteniendo por ello el beneficio de la de la pena en una sexta parte.
Se trata en esencia de una transacción penal para evitar un proceso que se hace
ya innecesario (Talavera Elguera)

(REYNA ALFARO, 2006)


Reyna Alfaro señala que la terminación anticipada,
constituye una suerte de transacción judicial previa al juzgamiento, es en efecto,
una transacción, un acuerdo ínter partes, en la medida que los sujetos
procesales involucrados (Ministerio Público y acusado) se otorgan concesiones
recíprocas.

Giammpol Taboada Pilco (TABOADA PILCO, 2009), precisa que el


proceso especial de terminación anticipada es una institución consensual que
permite la solución del conflicto jurídico penal, en forma alternativa y hasta
preferente por su rapidez y eficacia a la conclusión tradicional en un juicio
público y contradictorio. Es una suerte de transacción previa a la etapa final de
juzgamiento que evidentemente contiene concesiones recíprocas, el imputado
negocia la admisión de culpabilidad y el fiscal negocia una reducción de pena.

Para Benavente Chorres, la terminación anticipada es el resultado de


una estrategia defensiva llevada a cabo en la fase de investigación preparatoria (

13
hasta antes que el fiscal formule acusación ) que, basada en un pronóstico
adecuado sobre el futuro proceso, implica llegar a una acuerdo con las fiscalía,
renunciando a la defensa, a las excepciones y a la tramitación de la causa, con
el fin de hacerse acreedor de beneficios en la pena, previa audiencia y
homologación por el juez de la investigación preparatoria (BENAVENTE
CHORRES, 2009)

A decir de Castro Trigoso – en la doctrina nacional-, en este contexto se


erige como una herramienta de celeridad procesal basada en el principio del
consenso para posibilitar la negociación entre el fiscal y el imputado, es decir,
entre quien está llamado a sostener la pretensión penal y quien deba resistirla,
con miras a la culminación del proceso sin necesidad de ir al juicio oral, previa
aprobación judicial (CASTRO TROGOSO, 2009).

Finalmente en la Doctrina nacional, se sostiene que el proceso especial


de terminación anticipada es una institución consensual que permite la solución
del conflicto jurídico penal, en forma alternativa y hasta preferente por su rapidez
y eficacia a la conclusión tradicional en un juicio público y contradictorio. Es una
suerte de transacción previa a la etapa final del juzgamiento que evidentemente
contiene concesiones recíprocas, el imputado negocia la admisión de
culpabilidad y el fiscal negocia una reducción de la pena (TABOADA PILCO G. ).

4. Principios que regulan el Proceso de Terminación Anticipada del


Proceso.

Es sabido que ninguna institución jurídica puede estar desprovista de principios


elementales, que guíen su proceder y a su vez funjan de criterios de
legitimación, en el entendido que sirvan de parámetros y como mecanismos de
interdicción a toda manifestación de arbitrariedad pública.

a. Principio de Postulación de parte

Se ha sostenido que el proceso de Terminación Anticipada del Proceso,


comporta una actuación procesal distinta a la convencionalmente atribuida a los

14
operadores jurídicos; quiere decir, que acá se incide en una operatividad
práctica, que se encuentra sometida a instancias de las partes, es decir, sólo el
Fiscal y el imputado son los sujetos legitimados para dar inicio a este
procedimiento especial. Resultando, que la imposición del ius puniendi estatal
requiere de una pretensión punitiva, potestad que recae sobre las facultades del
persecutor público y que es el imputado el titular de las garantías procesales,
que ha renunciar, para poder someterse al acuerdo preliminar con la Fiscalía.

b. Principio de Consensualidad

Es sabido que la acción penal se rige por los principio de legalidad


procesal, de obligatoriedad en su ejercicio y de oficialidad, por lo que el
persecutor público tiene la obligación de promover actos concretos de
investigación, ni bien toma conocimiento de la presunta comisión de un hecho
punible, importa un deber jurídico-público, por lo tanto, no puede abstenerse en
su ejercicio, con la excepción del principio de oportunidad.

Dicho de lo anterior, la realización del Derecho penal sustantivo,


requiere necesariamente de la intervención del órgano acusador, lo que se
asienta básicamente en el principio acusatorio; esto a su vez implica, que la
plasmación del ius puniendi estatal, importa una actuación típicamente
jurisdiccional, conforme a los principios de la función judicial consagrados en la
Ley Fundamental.
Mas debe tomarse en cuenta, que los mecanismos de selectividad
procesal, en cuanto a la culminación temprana del proceso, está sometido a la
voluntad de las partes confrontadas, esto quiere decir, que será el Fiscal- en el
marco de una gestión de casos-, que decidirá en que causas, resulta factible
promover el proceso de Terminación Anticipada del Proceso y, por su parte, la
defensa, en el ámbito de su estrategia defensiva, ha de optar por el camino que
más favorezca a los interesados de su patrocinado; constituyendo el Proceso de
Terminación Anticipada del Proceso, la vía más adecuada, para obtener una
resolución de condena lo más benévolo posible, considerando el material
probatorio que el persecutor público tiene en contra de su defendido.

15
Es así, que el imputado al contar con el derecho constitucional al debido
proceso y estando irradiado del principio de presunción de inocencia, cuenta con
plena legitimidad para resistir de la imputación jurídico – penal en su contra, que
sostiene la Fiscalía, sea proponiendo una teoría del Caso positiva o negativa;
conocedores que la carga de la prueba recae sobre el persecutor público (PEÑA
CABRERA).

c. Sospecha vehemente de criminalidad

Siguiendo la línea argumental esbozada, se tiene que la aplicación del


procedimiento especial de terminación anticipada, ha sido proyectado para
posibilitar la imposición temprana de una sentencia de condena, para aquellos
imputados que han perpetrado un hecho punible, en cuanto a la infracción de un
precepto jurídico-penal; resultando, que desde una prima estrictamente procesal,
la culpabilidad del inculpado, ha de ser debidamente acreditada en el decurso
del procedimiento, esencialmente en el juzgamiento, con la actuación de un
suficiente acervo probatorio de cargo, cuya inclusión en autos, es un deber
privativo del persecutor público.

Por lo dicho, la averiguación de los hechos punibles, esto es, la


dilucidación del objeto del Proceso Penal, sólo puede conseguirse, como
producto de los debates contradictorios, ha tomar lugar en sede de Juicio Oral,
mediando las técnicas de litigación oral; esta es la forma por la cual se puede
alcanzar la verdad de los hechos, dando luces al juzgador, de lo que realmente
sucedió, siendo convencido de la versión de los hechos, que mas credibilidad y
sostén argumentativo revele, tanto en su composición interna como externa
(Teoría del Caso).

16
d. Principio de Legalidad

El principio de legalidad se encuentra íntimamente vinculado con el


nacimiento del Estado de Derecho, pues su entrada en vigor se basa
precisamente en la división de poderes y en el imperio de la ley. Hasta antes de
su entrada en vigencia la potestad sancionadora estatal era la manifestación de
un poder arbitrario, totalitario, ejercicio de forma libérrima por el Monarca
(príncipe); de forma que los súbditos habrían de ser sancionados por la voluntad
del Rey y, no por la voluntad de la Ley.

El principio de legalidad tiene una dimensión material y una dimensión


formal, constituyéndose en un principio político criminal de primer orden en un
Estado de Derecho, que determina una serie de incidencias en el plano político y
jurídico, como se verá más adelante. Su reconocimiento permite generar un
estado de seguridad jurídica y, a su vez, la previsibilidad y predictibilidad de toda
la actuación pública, evitando que los comunitarios puedan ser sorprendidos con
la imposición de sanciones ilegales, arbitrarias y a todas luces
desproporcionadas.

17
CAPITULO II

LA TERMINACION ANTICIPADA EN EL
NUEVO PROCESO PENAL

1. NATURALEZA JURÍDICA

Entender el por quede este instituto jurídico o conocer mejor “la razón
de ser” de las formas de simplificación procesal en el ámbito penal, es decir,
expresar su naturaleza jurídica101, implica situarnos en un marco genérico de
cómo se ha venido desenvolviendo el procedimiento penal tradicional que,
justamente, por entenderse así, hoy en día, sus instituciones cumplen su
finalidad, creándose así un malestar generalizado en la sociedad, que en la
coyuntura actual implica una desconfianza total en el órgano jurisdiccional.

Todo ello ha dado paso a que asomen instituciones modernas, como la


figura que tratamos, la cual viene siendo acogida ampliamente en el derecho
comparado. Así, es evidente que una de las características prevalecientes en

18
nuestro sistema de la administración de justicia penal, descansa indudablemente
en que el Estado ejerce el monopolio de la persecución penal. Políticamente el
Estado, de esta manera, se convierte en el gran detentor del poder penal, es
decir, el Estado acapara la herramienta más temible, entre otras, que alberga el
control social: la pena estatal como expresión de este poder político.

Sin embargo, como antecedente no siempre el derecho penal tuvo


como fundamento esta configuración política. Solo basta recordar a la inquisición
que jugó un enorme poder político durante varios siglos. La organización de los
estados nacionales y la conformación de entidades locales abatieron las diversas
columnas enraizadas por la religión católica institucionalizada. En puridad, el
liberalismo triunfante del siglo XVIII propició la transformación del derecho penal,
sentando como caso definitivo la regla del monopolio persecutorio del Estado.

En el nuevo Código Procesal Penal se ha dado un tratamiento mejor a


los procesos especiales, incluyendo aquellos que buscan simplificar el proceso
penal, estos tienen un trato diferenciado a ciertas materias o personas en razón
de su especificidad, una de las razones por las que se ha implantado esta
regulación de los procesos especiales en el nuevo código procesal penal
obedece a la simplificación procesal como método de descarga de casos,
habiendo, de un lado, formas de simplificación procesal y, del otro, procesos
donde prima la legalidad sobre cualquier otra consideración.

Existen dos tipos de procesos especiales: aquellos que recurren a las


formas simplificadas de tramitación del proceso penal – terminación anticipada,
proceso inmediato y colaboración eficaz – estos desarrollan un trámite reducido
en comparación con el proceso común y, aquellos que existen, por la mayor
idoneidad de su trámite para conocer ciertos casos – como el proceso de
seguridad, el proceso por ejercicio de la acción privada, el proceso por razón de
la función pública.

Por lo indicado, la naturaleza jurídica de la terminación anticipada radica


no sólo en la reducción del procedimiento, sino, además en la descarga procesal
y su

19
relación con el derecho penal premiar, además, decanta ciertos principios que
son las siguientes:

a.- Principio de legalidad procesal.- A todo procesado se le considera


inocente. Sólo mediante proceso legalmente realizado y en cumplimiento de
sentencia firme, pronunciada por juez competente, se aplicará la pena o medida
de seguridad. Para aplicar una pena a un ciudadano se requiere de un proceso
previamente establecido en la ley y que ese proceso para que también sea
válido, debe observar y cumplir plenamente las normas y formalidades
procesales vigentes. Mixan Máss enseña que: La legalidad procesal entraña que
el proceso se inicie, se desarrolle y culmine con la debida sujeción a las
prescripciones legales pertinentes.

b.- Principio de Igualdad.- El cual es esencial en todo proceso judicial,


sea este penal, civil, constitucional u otro, pues como lo reconoce la sentencia
del Tribunal Constitucional recaída en el expediente número 1277-2003-HC/TC,
este principio nos dice que se debe tratar de forma igual a los iguales y de forma
desigual a los desiguales, para que la justicia no sólo sea formal, sino que sea
efectiva en términos materiales. Eso quiere decir que la justificación de los
procesos especiales se deba a diferencias de aplicación, que hacen que aplicar
el proceso ordinario a supuestos distintos o especiales a los comunes
contravenga el principio de igualdad, por ejemplo, casos que, por la voluntad de
las partes, o simplicidad de la prueba, se pueden terminar brevemente al
transcurrir del proceso penal, no deben sufrir las partes todo el vía crucis del
proceso ordinario.

c.- Principio de celeridad.- Este principio de celeridad procesal aparece


como un principio dirigido a la actividad procesal, sea del órgano jurisdiccional
como del órgano fiscal, a fin de que las diligencias judiciales se realicen con la
prontitud debida, dejando de lado cualquier posibilidad que implique demora en
el desarrollo y continuidad del procedimiento. Desde la perspectiva del justiciable
o de las partes en general, puede invocarse el mismo principio aun cuando es
posible su exigencia a título de derecho, del derecho a un proceso sin dilaciones
indebidas (SÁNCHEZ VELARDE, 2004).

20
d.- Principio de consenso.- Este es un proceso penal autónomo, no es
una mera incidencia o un proceso auxiliar dependiente del proceso común, el
principio de consenso en el proceso penal implica que las partes puedan llegar a
un acuerdo sobre la forma procedimental a que se someterá el asunto penal o,
incluso, respecto del contenido fáctico y jurídico-penal del mismo asunto. En este
sentido, las voluntades de las partes pueden ser manifestadas de maneras
separadas y unilateralmente, en la cual la acusación deduce una pretensión y
pide la aplicación de un procedimiento determinado y el acusador acepta por su
parte de manera separada y unilateralmente esa petición, pero cabe también (y
quizás con mucha más frecuencia) que el consenso se dé como consecuencia o
resultado de unas tratativas previas tendientes a producirlo, en cuyo caso nos
hallamos frente a un consenso de carácter transaccional. Sin embargo este
principio de consenso se ve reflejado en el criterio de simplificación procesal que
asume el nuevo código procesal penal por razones de política criminal. Por tanto
se aplica de forma supletoria el proceso común u ordinario siempre que exista un
vacío normativo, en tanto que la norma objeto de integración jurídica no vulnere
los principios que sustentan el proceso de terminación anticipada o las
disposiciones y su estructura procesal.

e.- Simplificación procesal.- En todos los procesos se da una actividad


estratégica, como herramienta procesal siendo un mecanismo equilibrado
porque se funda en hechos, normas y evidencias, con apreciación de los ilícitos
penales, análisis de la gravedad delictuosa y discrecionalidad en el ejercicio de
la acción penal que se funda en la lógica jurídica del nuevo código procesal
penal y los principios constitucionales.

Se concentra por un lado en circunstancias puntuales derivadas de la


evidencia probatoria que genera el proceso inmediato y de otro lado en el
consentimiento de las partes que puede dar lugar los procedimientos de
terminación anticipada y por colaboración eficaz. Como vemos se condice con el
nuevo código procesal penal ya que los procesos por razón de la función pública
y el de seguridad sedan por la razón de la persona a quien se procesa, el
proceso por delito de ejercicio privado de la acción penal es por razón del delito
y la acción privada, el proceso de terminación anticipada y proceso de

21
colaboración eficaz se dan por motivos de celeridad procesal y la facultad
negociar entre las partes y el proceso inmediato se da por la suficiencia
probatoria, en cada uno de ellos está su especificidad.

2. INTERVENCIÓN DE LOS SUJETOS PROCESALES

A) En el Nuevo Código Procesal Penal

Conforme lo regulado en el Libro V, Sección V, artículos 468º al 471º del


Nuevo Código Procesal Penal, en el proceso de terminación anticipada,
participan los siguientes sujetos procesales: el Imputado, su Defensor, el Fiscal y
el Juez de la Investigación Preparatoria.

B) El Imputado y su defensa

Es el sujeto procesal legitimado para solicitar al Juez de la Investigación


Preparatoria la celebración de una audiencia de terminación anticipada, de
carácter privado, lo cual presupone necesariamente la aceptación parcial o total
de los hechos punibles imputados en su contra por parte del Ministerio Público;
petición que se puede realizar para todos los delitos sujetos al ejercicio público
de la acción penal, pero por una sola vez, luego de haberse emitido la
disposición fiscal de formalización de la Investigación Preparatoria y antes de la
acusación, de manera tal que denegado o desaprobado el acuerdo, no es
admisible un nuevo pedido; conforme así lo establece el Código Procesal Penal
en su artículo 468º inc.1.

Es menester señalar que esta exclusividad de la facultad de dar inicio al


procedimiento de terminación anticipada que se otorga al imputado y como
veremos también al Ministerio Público, conforme lo señala Reyna Alfaro no sólo
es consecuencia de la expresa declaración hecha por el citado artículo 468º del

22
Código Procesal Penal, sino que es consecuencia del carácter negociar del
procedimiento de terminación anticipada, la terminación anticipada se asemeja a
un contrato que sólo pueden propiciar aquéllos que tengan alguna
contraprestación que ofrecer (REYNA ALFARO L. M., 2009).

Su solicitud puede ser formulada en forma conjunta con el Fiscal, lo cual


posibilita la realización de un acuerdo provisional anterior a la realización de la
audiencia judicial, sobre la pena y la reparación civil y las demás consecuencias
accesorias. Y aunque el texto del artículo 468º del Código Procesal Penal no lo
indica expresamente, conforme lo señala Reyna Alfaro, es indispensable que en
aquellas reuniones preparatorias informales cuenten con la presencia del
abogado defensor del imputado. Esta exigencia deriva de las características
técnicas de la negociación propia de la terminación anticipada, del carácter
fundamental de aquélla en el procedimiento así como de la necesidad de
preservar los derechos procesales fundamentales del imputado (REYNA
ALFARO L. M., 2009), cabe mencionar, así mismo, que será necesaria la
participación efectiva de su patrocinado en las reuniones destinadas a arribar a
un acuerdo provisional.

Por tanto la función del abogado en el proceso de terminación


anticipada no se limita a ser un simple acompañante del imputado, su función es
primordial, dadas las características técnicas de esta clase de negociación; tal es
así que el abogado debe saber enfrentar los riesgos propios de la
estandarización de la terminación anticipada, tendentes a limitar la capacidad de
negociación de la parte débil de la negociación (el imputado), la cual puede
derivar en la internalización por parte del abogado, de la asunción de una
posición totalmente pasiva e incluso sumisa en el proceso de negociación.

23
C) El Fiscal

El representante del Ministerio Público como titular de la acción penal,


conforme lo señalado por el artículo 468º.2 también está facultado para
presentar un requerimiento ante el Juez de la Investigación Preparatoria para la
aplicación de este procedimiento especial; petición que será puesta en
conocimiento de todas las partes por el plazo de cinco días, quienes pueden
manifestarse respecto a su procedencia o respecto a sus pretensiones punitivas
o resarcitorias. La posición de estos sujetos procesales puede hacerse por
escrito, pero igualmente si se encuentran acreditados serán notificados de la
realización de la audiencia especial, la misma que ser realizará con la presencia
obligatoria del fiscal, del imputado y de su defensor. La concurrencia de los
demás sujetos procesales es facultativa.

El fiscal en la audiencia especial y privada presentará los cargos de


incriminación que existen en contra el imputado, quien podrá aceptarlos en todo
o en parte o podrá rechazarlos.

Conforme lo señala el doctor Sánchez Velarde, debe destacarse que


como consecuencia de la aplicación de este nuevo proceso se redefinen las
funciones propias de los fiscales y jueces, pues si bien es cierto, el fiscal dirige la
investigación del delito y en su momento formula su requerimiento acusatorio,
por este proceso adelanta su decisión acusatoria y a la vez debe de hacer uso
de mecanismos propios de la transacción penal para llegar a un acuerdo de
pena y reparación civil con el imputado y su defensor (SANCHEZ VELARDE P. ,
2009).

D) El Juez de la investigación Preparatoria

En la terminación anticipada, si bien se tiene como actores centrales al


Ministerio Público y al imputado, el Juez cumple también una función
trascendental de control de legalidad de los acuerdos subyacentes a la
terminación anticipada.

24
Por esta función, conforme al artículo 468º.7 del Código Procesal Penal,
el juez para la aprobación del acuerdo entre el imputado y el Ministerio Público,
deberá analizar la razonabilidad de la calificación jurídica del hecho punible
imputado y la pena acordada, así como la existencia de elementos de convicción
suficientes.

Para ello, previamente deberá convocar una audiencia de


terminación anticipada, la misma que reviste carácter privado, conforme lo
señalado por el inciso primero del artículo 468º del Código Procesal Penal; la
cual una vez instalada, corresponde como primer paso, que el Fiscal presente
los cargos formulados en contra del imputado, los cuales deben estar vinculados
con los hechos delictivos atribuidos en la disposición fiscal de formalización de
investigación preparatoria. Luego el Juez deberá explicar al procesado los
alcances y consecuencias del acuerdo, así como las limitaciones que representa
la posibilidad de controvertir su responsabilidad, conforme lo señalado por el
inciso cuarto del citado artículo; y como paso siguiente se señala la apertura del
debate entre el Fiscal y el imputado, y de llegarse a un acuerdo deberá ser
declarada expresamente ante el Juez de la Investigación Preparatoria y
consignarse en el acta respectiva con indicación de todos y cada uno de los
aspectos propios del acuerdo, dado que aquellos serán objeto de control judicial,
estando facultado el Juez para aprobar o desaprobar el acuerdo, pero no variarlo
ni a favor del imputado, reduciendo las consecuencias jurídicas del delito, ni a
favor del Ministerio Público, incrementando las mismas.

El Juez de la Investigación Preparatoria, conforme lo señalado por el


doctor Sánchez Velarde, analiza la propuesta que se encuentra en el acuerdo
para examinar su sustento, hacer control de legalidad y luego dictar sentencia
dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes sobre la base de lo actuado y
acordado por el fiscal y las partes (SANCHEZ VELARDE P. , 2009).

25
3. OPORTUNIDAD PARA SOLICITAR LA TERMINACIÓN
ANTICIPADA DEL PROCESO PENAL

La Terminación Anticipada se encuentra regulada en el Nuevo Código


Procesal Penal en el Libro Quinto sobre los Procesos Especiales, entre los
artículos 468° al 470° , estableciendo respecto a la oportunidad en el artículo
468° literalmente lo siguiente: “Los procesos podrán terminar anticipadamente,
observando las siguientes reglas: 1. A iniciativa del Fiscal o del imputado, el Juez
de la Investigación Preparatoria dispondrá, una vez expedida la Disposición
Fiscal del artículo 336° y hasta antes de formularse acusación fiscal, pero
por una sola vez , la celebración de la audiencia de terminación anticipada, de
carácter privada. Su celebración no impide la continuación del proceso, se
formará al respecto, cuaderno aparte.”
En el caso de los procesos que aún se llevan a cabo bajo la vigencia del
Código Penal de 1940 la institución de la Terminación Anticipada es aplicable en
los términos del nuevo modelo procesal penal, siendo la oportunidad de
presentarla hasta antes de la Acusación Fiscal.

Esto significa que existen distintos espacios procesales que son


oportunos para ser solicitada: a) durante la investigación preliminar y b) durante
la investigación preparatoria.

4. PASOS DE LA AUDIENCIA DE TERMINACIÓN ANTICIPADA.

Están obligados a asistir a la audiencia de anticipación anticipada:

El imputado, el abogado defensor y el fiscal. Sin su presencia no podrá


llevarse a cabo la audiencia: Ante el supuesto, el Juez podría dar por no
instalada la audiencia.

Estos pasos constan de los siguientes:

26
No podrá a llevarse a cabo la audiencia; ante tal supuesto, el juez
podría dar por no instalada la audiencia.

Pasos de la Audiencia de Terminación Anticipada

1. Presentación de los cargos por el fiscal. El fiscal debe ser quien


presente los cargos de la imputación, independientemente de quién sea el que
haya incoado el proceso de terminación anticipada. Se deberá basar y limitar
para ello en la disposición fiscal de investigación. El juez deberá basarse solo en
la disposición fiscal.

2. El imputado tendrá la posibilidad de rechazar en todo o en parte


los cargos de imputación formulados por el fiscal.

3. El juez deberá informar al imputado respecto de las implicancias


del sometimiento a este proceso especial. Debe garantizar que el sometimiento
a este proceso sea siempre informado.

4. El imputado deberá pronunciarse al respecto, así como los demás


sujetos procesales que se encuentren presentes en la audiencia.

5. El juez instará a las partes a que lleguen a un acuerdo. El debate


se centrará en la propia dimensión de los cargos, a lo que se acepta y se
renuncia. Por tanto, las partes deberán plantear sus posiciones respecto del
acuerdo al que se pretende llegar.

6. Fijadas las posiciones, se inicia el debate consensual. La finalidad


es llegar a un acuerdo, no obstante, cabe la posibilidad de que finalmente no se
llegue a ninguno. En cualquier caso, deberá constar en el acta de la audiencia.
Si se llegó a un acuerdo, en el acta debe constar con precisión: la pena
propuesta, la reparación civil, las consecuencias accesorias. De ser el caso, la
no imposición de pena privativa de libertad efectiva conforme a la Ley Penal.

27
7. Deliberación y decisión. Se haya llegado o no a un acuerdo, el
juez deberá decidir y poner fin a la audiencia, aprobando o desaprobando, el
acuerdo, producto del debate de las partes en la audiencia.

8. El juez dictará sentencia anticipada dentro de las cuarenta y ocho


horas de realizada la audiencia.

28
5. EL ACUERDO

Como hemos visto en los apartados anteriores, habiéndose procedido con las
reuniones previas entre las partes y no existiendo oposición, queda el camino allanado
para que tome lugar la audiencia de Terminación Anticipada del Proceso.

Las negociaciones podrán realizarse durante la audiencia judicial de


Terminación Anticipada, a partir de los cargos que unilateralmente formula el Fiscal.
En estos supuestos, el Juez se limita a instar a las partes para la consecución de un
acuerdo, sin que pueda participar directamente en la configuración de las expectativas
o de los términos del acuerdo. Sin embargo, la ventaja de este supuesto, consiste en
que el Juez aprecia de forma directa cómo y bajo que condiciones se llevan a cabo las
tratativas entre las partes.

En pleno desarrollo de una conducta pro activa, el Juez instará a las partes a
que, como consecuencia del debate, lleguen a un acuerdo, y es que el proceso de
terminación anticipada “importa la posibilidad de negociación acerca de las
circunstancias del hecho punible, la pena, la reparación civil y las consecuencias
accesorias. Con tal fin, incluso, puede suspender la audiencia por breve término (Art.
468º.4 NCPP).

El Juez, antes de preguntar al imputado sobre la aceptación o rechazo a la


propuesta final, debe explicarle de manera comprensible (lenguaje claro y simple),
sobre los alcances y consecuencias del acuerdo, así como de las limitaciones que
representa la posibilidad de controvertir su responsabilidad. Además, el Juez ha de
revisar si el imputado tiene debido conocimiento de los alcances y consecuencias del
acuerdo al que puede llegar –es, precisamente, el segundo paso de la audiencia,
inmediatamente después de la presentación de los cargos por la Fiscalía.
A continuación, el imputado se pronunciará al respecto, Así también, los demás
sujetos procesales asistentes. El consentimiento del imputado, visto el carácter
dispositivo de la pretensión o los efectos que entraña, ha de ser libre, voluntaria –sin
presiones o amenazas-, informado, prestado con el auxilio de un abogado defensor, y
con pleno conocimiento de los que hace o deja de hacer y a lo que se somete una vez
que acepta el acuerdo.

29
Si el Fiscal y el imputado llegan a un acuerdo, acerca de las circunstancias del
hecho punible, de la pena, reparación civil y consecuencias accesorias a imponer, así
lo declararán ante el Juez debiéndose consignar expresamente en el acta respectiva.

El acuerdo (provisional) del Fiscal y el imputado con la intervención de su


defensor, versará sobre las circunstancias del hecho punible, de la pena, la reparación
civil y las consecuencias accesorias a imponer, incluso la no imposición de pena
privativa de libertad efectiva conforme a la ley penal (468.5 NCPP).

No es extensivo el consenso a la fijación de las reglas de conducta, en caso de


suspensión de la ejecución de la pena, la cual en rigor corresponde ser fijadas por el
Juez.

El Juez está facultado para solicitar aclaraciones e incluso sugerir la


modificación del acuerdo, cuando advierta omisiones o defectos puntuales, que
pudieran ser subsanados dentro de los límites del respeto a la autonomía de voluntad,
precisamente por encontrarnos ante un medio alternativo de solución del conflicto
penal de carácter consensual.

Cuando no se llegue a un acuerdo o éste no sea aprobado, la declaración


formulada por el imputado en este proceso se tendrá como inexistente y no podrá ser
utilizada en su contra.
Debe tenerse presente que el acuerdo, por sí sólo no pone fin a la persecución
penal y no puede reemplazar la intervención judicial, pues la única forma legítima de
declarar la responsabilidad penal de un ciudadano y determinar la pena que le
corresponde es a través de una sentencia.

6. LA SENTENCIA

El Juez de la investigación preparatoria dictará sentencia anticipada dentro de


las cuarentiocho horas de realizada la audiencia. Dada la ausencia de complejidad del

30
caso, el Juez puede dictar sentencia inmediatamente después de culminada la
audiencia de Terminación Anticipada.

Los tipos de pronunciamiento que el Juez puede formular, en virtud de la


audiencia de terminación anticipada son tres:

a) Sentencia homologando el acuerdo entre el fiscal y el imputado. De


acuerdo con el numeral 6 del artículo 468 del Código Procesal Penal, si el Juez
considera que la calificación jurídica del hecho punible y la pena a imponer, de
conformidad con lo acordado, son razonables y obran elementos de convicción
suficientes, dispondrá en la sentencia la aplicación de la pena indicada, la reparación
civil y las consecuencias accesorias que correspondan enunciando en su parte
resolutiva que ha habido acuerdo150.

b) Sentencia declarando la absolución del imputado. Cuando se configura


alguno de los supuestos previstos en el artículo 398 del Código Procesal Penal, el
Juez de Investigación preparatoria puede dictar sentencia de absolución, debido a la
no existencia del hecho imputado, el hecho no constituye delito, el acusado no ha
intervenido en su perpetración, los medios probatorios no son suficientes para
establecer su culpabilidad, subsiste una duda sobre la misma, o que está probada una
causal que lo exime de responsabilidad penal.

c) Auto que desaprueba el acuerdo entre el fiscal y el imputado, lo que


conlleva que el proceso penal continúe su curso, así como la inexistencia de la
declaración de responsabilidad del imputado formulada en la solicitud y/o en la
audiencia de terminación anticipada, no pudiéndose solicitar la celebración de otra
audiencia.

7. SUPUESTOS DE APELACIÓN.

En cuanto al recurso impugnatorio el artículo 468.7° código procesal penal


indica que la decisión que consiente la terminación anticipada podrá ser apelada por
los demás sujetos procesales, sin contar con el fiscal y el imputado, quienes según su

31
ámbito de intervención pueden cuestionar la legalidad del acuerdo y en su caso el
monto de la reparación civil.

La presente norma no se ha pronunciado respecto a la posibilidad de


apelación u otro recurso contra el auto que desaprueba el acuerdo; sin embargo, es de
tener en cuenta la regla general establecida por el articulo 416º (a) del NCPP que
determina que el objeto impugnable en apelación son siempre los autos que ponen fin
al procedimiento o a la instancia (b), o en su caso, los que causen gravamen
irreparable (e).
El profesor Neyra establece que, se debe tener en cuenta por tanto, que
"dentro de los principios que rigen los recursos, se encuentra el principio de la
taxatividad, el cual señala que todo recurso debe ser expresamente revisto por ley,
pues este es un requisito de admisibilidad del mismo. En ese sentido, cada recurso
tiene su propia configuración, pues está diseñado para cada situación específica, no
admitiéndose un recurso cuando corresponde a otro, lo que es propio del principio de
singularidad" (NEYRA FLORES, 2010).

Respecto al actor civil, señala la norma que este también puede cuestionar la
legalidad del acuerdo; y en su caso el monto de la reparación civil para luego concluir,
la sala penal superior puede incrementar la reparación civil dentro de los límites de la
pretensión del actor civil; se deja establecido que el sujeto procesal legitimado es el
actor civil, por consiguiente no podrá efectuarlo el agraviado al cual si bien el
ordenamiento procesal le otorga derechos a impugnar también lo es que de
conformidad con el artículo 95º.1.d sólo está reseñado al sobreseimiento y la
sentencia absolutoria, pues bien que sucederá si el agraviado ha solicitado su
constitución en actor civil sin embargo ya se ha señalado audiencia de terminación
anticipada, hay que entender que para su constitución hay que proseguir con el trámite
de la oportunidad de la constitución en actor civil artículo 101° de la norma procesal la
misma que señala “La constitución en actor civil deberá efectuarse antes de la
culminación de la investigación preparatoria” y siendo el caso que en el proceso
especial materia de análisis lo que se busca es acortar la investigación preparatoria,
siendo así de emitirse sentencia anticipada y encontrándose en trámite su constitución
no podrá proceder el recurso impugnatorio ni menos suspender su concesión hasta
que termine el trámite de su constitución, pues se ha dado por finalizada la instancia
con una sentencia condenatoria de la cual ha existido acuerdo; y por ende satisfecho

32
las pretensiones del fiscal e imputado no existiendo agravio para con las partes, a
tenor del artículo 11°.1 del código procesal penal en lo referente a la legitimación del
Ministerio Público para intervenir en el objeto civil del proceso, cesa la misma de
producirse la constitución de actor civil, otro es el asunto en cuanto al auto
desaprobatorio que ha sido materia de pronunciamiento por el V pleno de la Corte
Suprema ya aludida en líneas arriba en donde señala en forma afirmativa en su
fundamento 16.

Por último queremos indicar que estando a un derecho premiar, la aplicación


del descuento de la sexta parte de la pena Art. 471° CPP ésta deberá de efectuarse al
final es decir una vez obtenida la pena concreta a imponer, es decir posterior a la que
le podría corresponder por confesión sincera, la cual deberá de entenderse de esa
forma y no a la aplicación de confesión o aceptación de cargos.

Con lo expuesto hemos querido dar algunos alcances que a nuestro criterio
resultan relevantes de tener presente al momento de aplicar el proceso especial de
terminación anticipada, es de advertir que aún quedan muchas interrogantes en el
tintero pero esperamos en un futuro darles nuestra opinión.

8. ÁMBITOS NEGOCIABLES EN LA TERMINACIÓN ANTICIPADA

Negociación Penal es el acuerdo entre el titular de la acción penal – Ministerio


Público- y el imputado, que luego de tratativas enmarcadas dentro de un contexto
legal, acuerdan poner fin a un procesamiento penal suscribiendo un acuerdo que será
homologado judicialmente.

El Código Procesal establece que lo que se puede negociar en la terminación


anticipada es la pena, la reparación civil y las demás consecuencias jurídicas del
delito. No es materia de negociación la calificación jurídica del delito. Los hechos
siempre deben ser encuadrados en su tipo legal correspondiente, por más que sea
muy riguroso y haya otros más benignos.

33
Aspectos que se pueden negociar:

1.- Individualización de la Pena: La obtención de una pena “justa” para el caso


concreto, es uno de los objetivos del derecho penal actual, propósito que Fiscal y el
imputado deben observar al tiempo de proceder a su determinación en forma conjunta,
con motivo de una terminación anticipada negociada. Se trata de determinar el
quantum de la pena aplicable al hecho punible cometido.
2.- Reparación Civil: El acuerdo de Terminación Anticipada debe incluir un monto de
reparación civil a favor de la víctima afectada por el hecho punible, quien podrá apelar
a la sentencia que aprueba el acuerdo si no está conforme con el monto fijado.

3.- Consecuencias Accesorias: El acuerdo de terminación anticipada debe contener


una propuesta sobre el destino final de los efectos e instrumentos del delito, así como
sobre la afectación de la actividad de las personas jurídicas que pudieran verse
involucradas en el proceso. La omisión de estos aspectos no puede ser suplida por la
actividad del juez, correspondiendo al fiscal velar por que el acuerdo integre además
estos aspectos.

Aspectos que no se pueden negociar:

Son dimensiones de la presentación de cargos cuya configuración se confía en


exclusiva al Fiscal, por su correspondencia con los principios de legalidad y
consistencia lógica, no obstante forman parte del acuerdo.

1.- Individualización del procesado y otros sujetos procesales: El poder punitivo


del Estado se orienta, prima facie, a reprimir conductas humanas que atentan contra
bienes jurídicos protegidos a través del Derecho Penal, de allí la importancia y
necesidad de conocer al presunto responsable.

2.- Hechos: Los hechos tienen una importancia capital en la dinámica de la


investigación que conduce el Ministerio Público (así como el juzgamiento a cargo del
Poder Judicial) y son pieza fundamental del acuerdo de Terminación Anticipada.

34
3.- Calificación Jurídica: Al disponer la formalización de investigación preparatoria,
como al presentar requerimiento acusatorio, el Ministerio Público puede postular los
siguientes tipos de calificación: principal, alternativa y subsidiaria. Si la Terminación
Anticipada opera en concordancia con el nuevo sistema procesal penal, se puede
sostener que la presentación de cargos para lograr un acuerdo, puede apartarse de la
calificación hecha en la disposición de formalización de investigación preparatoria,
siempre y cuando existan elementos de convicción, caso contrario no es posible la
introducción de una calificación jurídica distinta.

4.- Elementos de Convicción: Los elementos de convicción permiten a las partes


instrumentar diversos actos procesales y al órgano jurisdiccional fundamentar las
decisiones correspondientes. En el proceso de Terminación Anticipada se conserva
incólume la exigencia de que los cargos sean acreditados a través de una actividad
mínima de cargo, en este caso, a través de la suficiencia de los elementos de
convicción.

9. EL FISCAL EN LA NEGOCIACIÓN PENAL

El Nuevo Código Procesal Penal entrega la dirección de toda la etapa de


investigación al fiscal sin admitir interferencias judiciales en el orden de indagación del
delito, de ahí que se considere al Ministerio Público como titular del ejercicio público de
la acción penal, responsable de la carga de la prueba y de la investigación criminal
desde su inicio.

Resulta eficaz que sea el fiscal quien este avocado estrictamente a la


investigación, pues puede poner en juego todos los mecanismos simplificadores que
el Código Procesal Penal prevee para superar la sobrecarga procesal. Es el caso de la
facultad que se le reconoce para abstenerse de ejercitar la acción penal cuando se
presentan criterios de oportunidad o la petición de una audiencia de terminación
anticipada (Rodríguez Hurtado, 2010).

La negociación en el ámbito penal no sólo se da cuando el Fiscal se pone de


acuerdo con el imputado o su defensa sino también existe una etapa previa en la cual
el Fiscal debe ponerse de acuerdo con la víctima y la defensa del imputado, ello con la

35
finalidad de tener conocimiento de los intereses de las partes enfrentadas (imputado y
agraviado) y sobre la base de la cual deben plantear la negociación, ya que la
disposición propiamente no depende sólo de ellos.

36
CONCLUSIONES

1. La finalidad del Proceso Especial de Terminación Anticipada es reducir los tiempos


del proceso respecto a lo que ocurre en el procedimiento ordinario. El criterio de
economía procesal que inspira este proceso especial, tiene como presupuesto el
acuerdo entre el imputado y el Fiscal sobre la pena, la reparación civil y las
consecuencias accesorias.

2. El proceso de terminación anticipada no guarda correspondencia con el proceso


común. Es un proceso especial sujeto a sus propias reglas de iniciación y con una
estructura singular, es decir, posee etapas propias y actuaciones singulares no
equiparables con el proceso común, basado en el principio de consenso.

3. El proceso de terminación anticipada se insta después de expedida la Disposición


de Formalización y Continuación de la Investigación Preparatoria y hasta antes de
formularse la acusación fiscal y la audiencia especial y privada está sometida a
determinadas pautas y ritos, muy distintos a los que rigen la audiencia de control
de la acusación, acto de postulación que, a mayor abundamiento, no existe en la
terminación anticipada.

4. Previo al acuerdo en si y la celebración de la Audiencia de Terminación Anticipada,


las partes (Fiscal, procesado y su abogado defensor) están facultados para
efectuar “reuniones preparatorias informales” que se cristalicen en un acuerdo
provisional sobre las circunstancias del hecho punible, pena, reparación civil y
consecuencias accesorias a imponer, incluso sobre la no imposición de pena
privativa de libertad efectiva a fin de que se lleve adelante la homologación por
parte del órgano jurisdiccional. Las reuniones se realizaran fuera de la sala de
audiencias, sin la presencia de funcionarios judiciales y sin someterse a la rigidez
de un procedimiento preestablecido.

37
5. El Proceso de Terminación Anticipada en su aplicación en nuestro país, por
tratarse de una figura aún novedosa, viene resultando de ayuda para la descarga y
descongestión en el sistema judicial.

6. El Derecho Comparado nos permite establecer que la institución de la Terminación


Anticipada se aplica en otros países con singulares características y de manera
positiva se busca la aplicación del Derecho Penal transaccional.

38
BIBLIOGRAFÌA

BENAVENTE CHORRES, H. (2009). La Terminación Anticipada del Proceso en el


Código Procesal Penal del 2004 Aspectos Conceptuales y Procedimentales. Gaceta
Penal y Procesal Penal .
CASTRO TROGOSO, H. (2009). La Terminación Anticipada en la Etapa Intermedia del
nuevo Proceso Penal. A propósito del Acuerdo Plenario N° 5-2009/CJ-116. Gaceta
Penal & Procesal Penal .
MORAL GARCIA, A. La conformidad en el proceso penal (reflexiones al hilo de su
regulación en el ordenamiento español).
NEYRA FLORES, J. A. (2010). Manual del Nuevo Proceso Penal y Litigación Oral.
Lima: IDEMSA.
PEÑA CABRERA, F. (s.f.). Los Procesos Penales Especiales y el Derecho Penal
Frente al Terrorismo. 288.
RABANAL PALACIOS, W., & CASTRO TRIGOSO, H. (2008). El Código procesal
penal. Jurista.
REYNA ALFARO, L. (2006). El Proceso penal aplicado. Gaceta Jurídica , 135.
REYNA ALFARO, L. M. (2009). La Terminación Anticipada en el Código Procesal
Penal. Lima: Jurista Editores EIRL.
Rodríguez Hurtado, M. P. (2010). Actores del Sistema Acusatorio. Revista Institucional
AMAG , 2010.
SAN MARTIN CASTRO, C. (2006). Derecho Procesal Penal. Lima: Grijley.
SÁNCHEZ VELARDE, P. (2004). Manual de Derecho Procesal Penal. Lima: IDEMSA.
SANCHEZ VELARDE, P. (2009). El Nuevo Proceso Penal. Lima: Editorial Moreno S.A.
SANCHEZ VELARDE, P. Manual de derecho procesal penal.
TABOADA PILCO, G. (s.f.). Proceso Especial de Terminación anticipada.
TABOADA PILCO, G. (2009). El Proceso de Terminación Anticipada en el Nuevo
Código Procesal Penal. Especial referencia a su aplicación en el Distrito Judicial de la
Libertad. Gaceta Penal y Procesal Penal .
Talavera Elguera, P. Los Procesos Especiales en el Nuevo Código Procesal Penal;
Procesos Especiales. Instituto de Ciencia Procesal Penal.

39