Está en la página 1de 3

COHETES DE AGUA

COHETES DE AGUA

El cohete tiene origen en el siglo XIII en China con las Saetas


de fuego, elementos bélicos propulsados por pólvora, es decir, por una
reacción química. Desde entonces hasta el siglo XVIII la pólvora fue la base
de la evolución del cohete, pero este era utilizado como elemento bélico.

Pero el verdadero inicio de la cohetería se remonta al siglo XIX con Konstantin


Eduardovitch Tsiolkovski, profesor de matemáticas y física ruso, quien
contribuyó teóricamente al desarrollo de la astronáutica. El ruso exploró
incluso los problemas relativos a la aceleración sugiriendo por vez primera
el uso de cohetes plurifase para alcanzar la velocidad de fuga
y anticipando también el desarrollo de las estaciones y de las colonias
espaciales.

La construcción de cohetes se formalizó con Werher Von Braun que se inicio


como constructor de cohetes experimentales. Los conflictos en Europa
impulsaron el desarrollo de la cohetería y de la milística en el mundo.

La historia de los cohetes de agua surgió aproximadamente en 1960, cuando


en Japón se comenzó a importar cohetes de agua de juguete que
eran fabricados en Alemania y los Estados Unidos.

Las botellas de PET que son utilizadas para contener las bebidas gaseosas
era el material utilizado generalmente para fabricar los cohetes de agua, estas
botellas fueron empleadas por primera vez en 1974 en los Estados Unidos y
su uso aumentó rápidamente a medida que se difundían entre los
consumidores.

Hasta que llegaron a realizarse proyectos y competiciones basadas en la


construcción de cohetes de agua. Debido a la afición por los cohetes de agua,
muchas personas en todo el mundo intercambian información y diseños de
cohetes y lanzadores de cohetes.

Un cohete de agua es un tipo de cohete que usa agua mediante la


propulsión del agua por la presión de un gas. Lo que sería en un cohete real
la cámara de presión, el motor del cohete, es en este modelo casero
una botella de plástico.

Los cohetes funcionan bajo el principio de acción y reacción.

Un cohete propulsado por agua se basa en el mismo principio físico que un


auténtico cohete espacial.

Un cohete de agua funciona porque el agua es lanzada fuera de la botella por


un gas a presión, lo que hace que se impulse el cohete y todo esto es según
la 3ª ley de Newton.

YOSELINE FLORES MURILLO “6 E”


TEMAS DE FISICA, MAESTRO: DANIEL ALEJANDRO SIFUENTES
COHETES DE AGUA

Esta ley dice:

Siempre que un objeto ejerce una fuerza sobre un segundo objeto,


el segundo objeto ejerce una fuerza de igual magnitud y dirección opuesta
sobre el primero. Con frecuencia se enuncia como "A cada acción siempre se
opone una reacción igual".

En cualquier interacción hay un par de fuerzas de acción y reacción, cuya


magnitud es igual y sus direcciones son opuestas. Las fuerzas se dan en
pares, lo que significa que el par de fuerzas de acción y reacción forman una
interacción entre dos objetos.

A parte de esta ley se puede explicar mediante los cohetes de agua otras
aplicaciones y leyes de la física como por ejemplo el principio de pascal, el
principio de la inercia, las leyes de movimiento, tiro parabólico, caída libre y
aerodinámica entre otras.

La propulsión del cohete de agua puede esquematizarse como un sistema


en el cual se va a producir la expulsión hacia atrás de una parte del agua
lo que provoca un empuje que propulsará al resto de la botella hacia delante
lo que es el llamado también como una acción-reacción.

La energía mecánica que se necesita para la expulsión del agua se


almacena en la botella como energía potencial en forma de gas a presión.
Con la expulsión esta energía que esta energía se irá transformando en
energía cinética, la del movimiento del agua y el cohete en sí.

La expansión del aire se produce rápidamente y en estos segundos no


se permite un intercambio térmico, por lo que esta expansión puede ser
considerada como un proceso adiabático.

Además en su movimiento el cohete estará sometido a la fuerza de la


gravedad y a la resistencia producida por la fricción con el aire que depende
de las leyes de la fluidodinámica.

Los cohetes de agua son muy fáciles de construir puesto que los materiales
que se utilizan se encuentran fácilmente en la vida cotidiana. Con los cohetes
se puede experimentar creativamente algunos de los conceptos de la física y
también de la ingeniería.

Los cohetes de agua, al igual que los cohetes reales se basan en conceptos
científicos que al tenerlos en cuenta se puede lograr un mejor
aprovechamiento de las condiciones y mejorar la elevación y otras cosas.

Para lograr una mejor o mayor elevación y también una gran aceleración es
necesario calcular el empuje, el empuje del cohete es igual a la masa
expulsada por la unidad de tiempo multiplicada por la velocidad relativa de la
salida del chorro respecto al cohete.

YOSELINE FLORES MURILLO “6 E”


TEMAS DE FISICA, MAESTRO: DANIEL ALEJANDRO SIFUENTES
COHETES DE AGUA

Existen diversas fórmulas para el cálculo de los cohetes de agua, como el


cálculo del tiempo de vaciado, la velocidad final del vaciado, el empuje, la
altura final del cohete etc.

Hacer un cohete de agua puede ser divertido y también educativo pero ya


que los cohetes de agua emplean cantidades de energía y pueden ser lo
suficiente grande para causar algún daño si no se manejan de manera
adecuada o por alguna razón los materiales no funcionan se deben tomar
ciertas precauciones como las siguientes:

 Cuando se construye el cohete se debe saber cuál es la presión que puede


soportar para ver su resistencia.
 Una botella de plástico común de refresco de dos litros normalmente puede
ser capaz de soportar una presión de 700 kPa, pero no todas las botellas
son iguales y el plástico puede no ser perfecto, por lo que es recomendable
hacer pruebas previamente.
 No se deben de usar partes metálicas en la realización del cohete porque
si el cohete llegara a explotar estas podrían salir disparadas y dañar a
alguien.
 Cuando se realice el lanzamiento se debe de tomar cierta distancia para
evitar que el cohete pueda golpearte o lastimarte si toma otra dirección.
 Y para que esto no lastime a alguien más los cohetes sólo deben y pueden
lanzarse en zonas abiertas y para una mayor seguridad es recomendable
que se usen unas gafas de seguridad durante el lanzamiento del cohete.
 Se debe de tener en cuenta algo muy importante y esto es que el impacto
de un cohete de agua es capaz de romper huesos, nunca deben ser
disparados contra la gente, animales o edificios ya que podría resultar muy
desastroso.

Y como conclusión podríamos decir que los cohetes son muy interesantes
y hacer uno puede resultar sumamente divertido, y aprovechando de esto
también resulta educativo, ya que ayuda a aprender y reconocer ciertas
propiedades y conceptos físicos como las leyes de Newton, la aceleración,
el movimiento, caída libre y otros más. De tal manera que aprender no resulta
tedioso si no dinámico y divertido.

Pero teniendo en cuenta ciertas precauciones para evitar algún accidente y


que lo divertido no se convierta en un desastre.

Los cohetes reales se han ido mejorando con el tiempo y también así lo han
hecho los cohetes de agua, gracias a ciertos cálculos los estudiosos y a
los que les gusta competir con los cohetes han logrado muchas hazañas
y gracias al gran impacto que han tenido en ciertos lugares más que en otros
se realizan competencias de lanzamientos de cohetes de agua haciendo
de este pequeño prototipo que pareciera un juguete algo muy extraordinario,
fantástico, divertido y educativo proyecto.

YOSELINE FLORES MURILLO “6 E”


TEMAS DE FISICA, MAESTRO: DANIEL ALEJANDRO SIFUENTES

También podría gustarte