Está en la página 1de 6

3.

REFINERÍA

3.1. Antecedentes históricos de la refinería.


La moderna historia del petróleo empezó en el siglo XIX con el refino de parafina a
partir de petróleo crudo. El químico escocés James Young (químico
escocés) en 1847 advirtió una filtración natural de petróleo en la mina de carbón
de Riddings en Alfreton, Derbyshire a partir de la cual destiló un aceite ligero y fino
adecuado para usar como aceite de lámparas, obteniendo otro más grueso
apropiado para lubricar maquinaria.

En 1848, Young fundó un pequeño negocio de refino de petróleo crudo. Los


nuevos aceites tuvieron éxito, pero el suministro de petróleo de la mina de carbón
pronto empezó a fallar (agotándose finalmente en 1851). Young, advirtiendo que el
petróleo goteaba desde el techo de arenisca de la mina de carbón, teorizó que de
algún modo se había originado por la acción del calor en el filón de carbón y, a
partir de esta idea, que se podía producir artificialmente.

Continuando con la idea, intentó varios experimentos y finalmente tuvo éxito.


Destilando hulla de llama larga (un tipo de carbón bituminoso) a baja temperatura
obtuvo un fluido parecido al petróleo que, cuando se trataba de la misma manera
que el petróleo procedente de la filtración, permitía obtener productos similares.
Young observó que mediante destilación lenta podía obtener gran cantidad de
líquidos útiles. Denominó a uno de ellos "aceite de parafina" porque a bajas
temperaturas se solidificaba en una sustancia similar a la parafina.17

La producción de dichos aceites y de parafina sólida constituiría el objeto de su


patente de fecha 17 de octubre de 1850. En 1850, Young, Edward Meldrum and
Edward William Binney formaron una sociedad bajo el nombre de E.W. Binney &
Co. en Bathgate en West Lothian y de E. Meldrum & Co. en Glasgow. Los obras
en Bathgate se terminaron en 1851 y se convirtieron en la primera manufactura y
refinería de petróleo privada del mundo, usando petróleo que se extraía de minas
locales de torbanita, shale y carbón bituminosopara fabricar nafta y aceites
lubricantes. No se comercializó parafina para combustible y parafina sólida
hasta 1856. (Anónimo, 2017).
3.2. Refinería. Figura 1: Vista aérea de la Refinería de Cepsa
La refinación de petróleo es un eslabón único y Gibraltar- San Roque.
fundamental de la cadena de suministro de
petróleo, del pozo a la bomba. Los demás
eslabones de este proceso agregan valor al
petróleo, principalmente mediante su traslado y
almacenamiento (por ejemplo, extracción del
petróleo crudo a la superficie, traslado desde el
yacimiento petrolífero a los depósitos y luego a
las refinerías, traslado de los productos
refinados desde las refinerías a las terminales
de despacho e instalaciones de productos de consumo final, etc.). La refinación
agrega valor mediante la conversión del petróleo crudo (que, en sí mismo, tiene
escaso valor como producto de consumo final) en una variedad de productos
refinados, incluidos los combustibles para transporte. El principal objetivo
económico de la refinación consiste en maximizar el valor agregado en la
conversión del petróleo crudo en productos terminados. (William L, 2000).

La refinería consiste en la separación de la mezcla de hidrocarburos líquidos en


componentes más específicos, mediante la aplicación de calor hasta lograr
vaporizar cada componente, aprovechando que cada uno de ellos posee diferente
punto de ebullición. (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

3.2.1. Funcionamiento.
El crudo se calienta a 350°C y se envía a una torre de fraccionamiento, metálica y
de 50 metros de altura, en cuyo interior hay numerosos "platos de burbujeo". Un
plato de burbujeo es una chapa perforada, montada horizontalmente, habiendo en
cada orificio un pequeño tubo con capuchón. De tal modo, los gases calientes que
ascienden por dentro de la torre atraviesan el líquido más frío retenido por los
platos. Tan pronto dicho líquido desborda un plato, cae al inmediato interior.
(Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

La temperatura dentro de la torre de fraccionamiento queda progresivamente


graduada desde 350°C en su base, hasta menos de 100°C en su cabeza. Como
funciona continuamente, se prosigue la entrada de crudo caliente mientras que, de
platos ubicados a convenientes alturas, se extraer diversas fracciones. Estas
fracciones reciben nombres genéricos y responden a características bien
definidas, pero su proporción relativa depende de la calidad del crudo destilado, de
las dimensiones de la torre de fraccionamiento y de otros detalles técnicos.
(Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).
El principio básico en la refinación del crudo radica en los procesos de destilación
y de conversión, donde se calienta el petróleo en hornos de proceso y se hace
pasar por torres de separación o fraccionamiento y plantas de conversión. En las
distintas unidades se separan los productos de acuerdo a las exigencias del
mercado. La primera etapa en el refinado del petróleo crudo consiste en separarlo
en partes, o fracciones, según la masa molecular. El crudo se calienta en una
caldera y se hace pasar a la columna de fraccionamiento, donde la temperatura
disminuye con la altura. Las fracciones con mayor masa molecular (empleadas
para producir por ejemplo aceites lubricantes y ceras) sólo pueden existir como
vapor en la parte inferior de la columna, donde se extraen. Las fracciones más
ligeras (que darán lugar por ejemplo a combustible para aviones y gasolina) suben
más arriba y son extraídas allí. (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

La refinería convierte el petróleo crudo y produce una variedad de derivados a


través de una serie compleja de reacciones químicas y de cambios físicos que se
pueden englobar básicamente en las seis siguientes operaciones principales:

3.2.1.1. Fraccionar:
Porque separa una mezcla de hidrocarburos líquidos en diversos grupos
específicos que incluyen a la gasolina, el diésel, los combustibles y otras
sustancias más ligeras. (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

3.2.1.2. Desintegrar:
Porque rompe los hidrocarburos grandes, convirtiéndolos en compuestos más
pequeños y de mayor utilidad. La desintegración puede llevarse a cabo térmica o
catalíticamente. (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

3.2.1.3. Rearreglar:
Porque con altas temperaturas y con catalizadores rearregla la estructura química
de los hidrocarburos del petróleo. Algunos hidrocarburos de cadena lineal son
transformados en hidrocarburos cíclicos o de cadena circular; del mismo modo los
hidrocarburos cíclicos son transformados. (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

3.2.1.4. Combinar:
Porque hace reaccionar dos o más hidrocarburos o no hidrocarburos, tales como
el azufre o el hidrógeno, para obtener otros productos que son considerados como
mejorados. (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

3.2.1.5. Tratar:
Porque convierte materiales contaminantes a una forma tal que pueden ser
desechados al medio ambiente sin causar problemas ecológicos. (Torres, B.R. &
Castro, A.J. (2002).
3.2.1.6. Mezclar:
Porque combina diferentes líquidos para producir los materiales finales con ciertas
propiedades deseadas. (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

3.3. Subdivisión y equipos de una refinería. FIGURA 2: Entradas y salidas en una refinería.
Una refinería típica podría ser subdividida en
doce procesos o unidades, aunque en
ocasiones podrá contar con más,
dependiendo de si se integran los procesos
que elaboran compuestos oxigenados. En
este libro solamente mencionaremos
brevemente la relación operacional que
tienen estos procesos, así como la función
principal que cumplen, los flujos que
manejan y los productos elaborados en cada
uno de ellos. Esta relación se puede
observar esquemáticamente en la figura 2.

3.3.1. Destilación primaria de crudo.


Este proceso inicia la refinación del petróleo
y su función es separar los diferentes componentes del crudo en una torre de
destilación. Los productos del proceso son gas combustible, gasolina de
destilación directa, naftas ligera y pesada, combustóleos y crudo reducido (véase
la figura 2). (Torres, B.R. & Castro, A.J. (2002).

FIGURA 3. Destilación primaria.


3.3.2. Equipos
A pesar de las diferencias en función, y en los flujos y productos que maneja cada
uno de los doce procesos esenciales de una refinería el equipo de proceso con
que cuenta cada unidad es muy similar. De ahí que se pueda hacer un listado del
equipo principal que se tiene en cada proceso y se pueden resumir operaciones
modulares que sirvan para cualquiera de ellos.

3.3.2.1. Desaladores. FIGURA 4. Desalador.


El nombre desalador implica un recipiente que
remueve la sal del crudo. La sal solo está
presente en la fase acuosa por lo cual hay dos
formas de removerla. Una es remover toda el
agua y otra es diluir el agua. Un desalador realiza
ambas y utiliza una carga electrostática para
remover la mayoría del agua, agua limpia es
inyectada al crudo para diluir la concentración de
sal. (Pérez, L. (2015).

Cuando el petróleo crudo llega a la superficie,


frecuentemente contiene gases asociados y otros contaminantes no deseados.
Estos contaminantes incluyen aguas producidas (Salmueras) y partículas sólidas
insolubles como arena, sílices y por supuesto sales disueltas en el agua. (Pérez,
L. (2015).

Antes de que cualquier planta de refinación acepte el crudo para ser procesado, el
gas, el agua producida (Conteniendo sal) y otros sólidos insolubles deberán de ser
retirados. El término “Basic Sediment and Water” BS&W, es utilizado para
determinar el tipo y nivel de contaminantes del crudo, usualmente expresado en
por ciento de volumen. (Pérez, L. (2015).

El proceso de desalación consiste en la remoción de las pequeñas cantidades de


sales inorgánicas, que generalmente quedan disueltas en el agua remanente,
mediante la adición de una corriente de agua fresca (con bajo contenido de sales)
a la corriente de crudo deshidratado. Posteriormente, se efectúa la separación de
las fases agua y crudo, hasta alcanzar las especificaciones requeridas de
contenido de agua y sales en el crudo. (Pérez, L. (2015).

Las sales minerales están presentes en el crudo en diversas formas: como


cristales solubilizados en el agua emulsionada, productos de corrosión o
incrustación insolubles en agua y compuestos órgano metálicos como las
porfirinas. Después de la deshidratación o del rompimiento de la emulsión, el
petróleo crudo todavía contiene un pequeño porcentaje de agua remanente. Los
tratamientos típicos anteriormente mencionados (adición de desemulsionante,
calentamiento, sedimentación y tratamiento electrostático) pueden reducir el
porcentaje de agua del crudo a rangos de 0,2-1 % volumen. (Pérez, L. (2015).

El desalado en campo reduce la corrosión corriente aguas abajo (bombeo, ductos,


tanques de almacenamiento). Adicionalmente la salmuera producida puede ser
adecuadamente tratada para que no cause los daños mencionados en los equipos
y sea inyectada al yacimiento, resolviendo un problema ambiental. En ausencia de
cristales de sal sólidos, el contenido de sal en el crudo deshidratado está
directamente relacionado con el porcentaje de agua y con la concentración de
salinidad de la fase acuosa (en ppm de NaCl). (Pérez, L. (2015).

El desalado se realiza después del proceso de rompimiento de la emulsión en


deshidratadores electrostáticos y consiste de los siguientes pasos:

a) Adición de agua de dilución al crudo.

b) Mezclado del agua de dilución con el crudo.

c) Deshidratación (tratamiento de la emulsión) para separar el crudo y la salmuera


diluida.