Está en la página 1de 8

ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

ARGUMENTACIÓN
JURÍDICA
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

ARGUMENTAR.
Es dar razonamientos que se sirvan para demostrar una proposición. Deducir,
inferir consecuencias o razones en apoyo de una cosa.
Es un diálogo en el que un sujeto (el enunciador) presenta una serie de
argumentos con los que pretende modificar la conducta de otro sujeto (el
enunciatario), de forma que éste último acepte la tesis propuesta por el primero.
La palabra argumento puede usarse para indicar cualquier enunciado que afirma
algo. El argumento, por tanto, niega todo lo que le contradice.
La expresión 'argumento' es más o menos sinónima de 'argumentación', salvo
que mientras que 'argumentación' designa también la actividad de argumentar,
'argumento' se refiere a la específica estructura discursiva en la cual el
argumento se presenta.
En la práctica el argumento jurídico es uno de los más frecuentes y reviste una
gran importancia en el ámbito jurisdiccional, pues con él se recurre a
la jurisprudencia y a la doctrina que son sus vertientes principales.
Argumentar supone, pues, renunciar al uso de la fuera física o de la coacción
psicológica como medio de resolución de problemas. Además, en una
argumentación pueden distinguirse varios elementos: aquello a lo que se llega,
la conclusión, y los criterios que controlan el paso de las premisas a la
conclusión, esto es, la inferencia.

ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

La argumentación jurídica es un proceso cognitivo especializado (teórico o


practico) que se realiza mediante concatenación de inferencias jurídicas
consistentes, coherentes, exhaustivas, teleológicas, fundadas en la razón
suficiente, y con conocimiento idóneo sobre el caso objeto de la argumentación.
La argumentación jurídica se concretiza relacionando premisas, a
la luz vinculante de los principios y demás cánones lógicos pertinentes, para
obtener secuencial y correctamente, conclusiones que, según el caso, afirme o
nieguen la subsunción del hecho en la hipótesis jurídica o afirmen o nieguen la
validez o invalidez o la vigencia formal o real de la norma jurídica dada o afirmen
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA
o nieguen la pertinencia o impertinencia, o la aplicabilidad o
inaplicabilidad o la compatibilidad incompatibilidad de la norma jurídica al
caso concreto.
Hemos de entender por argumentación jurídica al conjunto de razonamientos
de índole jurídico que sirven para demostrar, justificar, persuadir o refutar alguna
proposición que va encaminada a la obtención de un resultado favorable a favor
del litigante y su cliente o para la resolución de un caso controvertido por parte
del juzgador o tribunal de determinada causa.

En la especie, la argumentación desde el punto de vista jurídico, aplicado a la


impartición de justicia, se trata de los Razonamientos y Justificaciones del
Juzgador para tomar sus decisiones en los juicios en particular.

Tiene su origen en la retórica que es la ciencia de poder argumentar, relacionada


a la vez con la oratoria que es en sí el arte de hablar con elocuencia y persuadir,
por lo tanto para que un juzgador base sus resoluciones, las cuales deben estar
debidamente fundamentadas y motivadas, la motivación son los argumentos
lógico-jurídicos aplicados para realizar una resolución clara, precisa y
congruente con los planteamientos de las partes en los hechos de la demanda y
contestación, así como la aplicación del derecho por parte del juzgador en la
sentencia que al juicio en particular le recaiga.

ANTECEDENTES
Como antecedente tenemos que la manera de juzgar o impartir justicia en el
transcurso del tiempo ha tenido diversas acepciones o modalidades, basada en
las diversas etapas del derecho, siendo el primer antecedente El Estado
Absolutista: el cual se origina con la creencia de que los reyes, los cuales por
tener origen “divino”, designaban a los juzgadores de ese entonces, éstos
también creían tener cierta divinidad por el origen de su nombramiento, por lo
que sus determinaciones resultaban inatacables pero sin fundamento legal
alguno, quedando el sujeto a expensas de la decisión “divina” sin demostrar su
culpabilidad o inocencia, por lo que ese sistema, lejos de ser justo o divino, era
en muchas ocasiones arbitrario e injusto, apartado de la realidad jurídica.
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA
Posteriormente, en la etapa de la revolución francesa, inglesa y
norteamericana, se crea el llamado Estado De Derecho: con el que nace la era
de la codificación, dando a luz al sistema conocido como el Sistema Gramatical,
que no es otra cosa que aplicar el derecho en base a lo que estipulan los códigos,
es decir Irse A La Letra Sin Mayor Interpretación, por lo que también este sistema
resultaba en diversas ocasiones injusto por no argumentar o interpretar el
precepto legal con el delito o asunto en particular, ya que el más parecido era el
que se aplicaba.

El criterio gramatical se trata del Lenguaje Empleado Por El Juzgador en sus


resoluciones, aplicado en dos variantes rígidas que son desde el punto de vista
Semántico, mediante el cual el juzgador se limita únicamente a Desentrañar lo
que la norma expresa, y A Contrario, solo cuando en el particular así lo permite
la norma.

Tiempo después, con la creación del Tribunal Constitucional de Austria nace el


Estado Constitucional De Derecho, basado en el sistema de Jerárquico,
(constitución, leyes, jurisprudencia, etc), aplicando en esta etapa el criterio
Sistemático, desde el aspecto legal se refiere a el contexto normativo o cuerpo
de leyes en el que se encuentra inserto el enunciado (llámese enunciado al delito
y/o figura jurídica en particular).

CARACTERISTICAS

La argumentación posee ciertas características o elementos que la conforman y


que le son de suma importancia, entre las que mencionaremos objeto, emisor,
receptor, diálogo, finalidad.
1. Objeto: para que exista la argumentación es indispensable tener un objeto de
conversación o un tema de controversia, el que despierte el interés de las
personas y que posea diferentes visiones o enfoques. Asimismo, un problema al
que puedan dárseles diversas soluciones y llegar a conclusiones.
2. Emisor: es el que sostiene un punto de vista o una postura acerca de una
temática o problema específico (objeto) y la valida por medio de ideas eje e ideas
secundarias, que le sirven de argumento para defender su postura frente al tema.
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA
3. Receptor: puede ser una persona, varios destinatarios o grupos que
posean formas distintas de ver un tema determinado y que defiendan sus
posiciones frente a los demás o ante el grupo opositor (en cuanto a ideología).
4. Diálogo: entre emisor y receptor se da una situación de diálogo confrontacional,
que en ocasiones genera polémica dentro del desarrollo del discurso.
5. Finalidad: dentro de las características fundamentales de este discurso está el
lograr el convencimiento del “adversario” o del público presente, utilizando la
persuasión como elemento principal.

TIPOS DE ARGUMENTACIÓN JURÍDICA


Habrá que distinguir primeramente entre la argumentación que llevan a cabo los
jueces y aquella que es propia de los abogados litigantes, así tenemos:

 Argumentación Por Parte Del Juzgador:

Esta argumentación es llevada a cabo por el juez o tribunal (según sea el caso y
la instancia) que conoce de la causa en determinada materia, su
trascendencia se traduce en la resolución que tome dicho tribunal o juez.

 Argumentación Por Parte De Abogado Litigante:

Este tipo de argumentación es aquella que desarrollará el abogado de la causa


ante juez o tribunal que este conociendo de la misma, para esto el abogado
habrá de valerse de sus habilidades como buen orador, así como de sus
herramientas de tipo lingüístico para poder obtener una resolución o sentencia
favorable.
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

IMPORTANCIA Y UTILIDAD DE LA
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA DENTRO DE
LA PRÁCTICA FORENSE JURÍDICA.

La argumentación jurídica, es uno de los pilares más importantes dentro de


la práctica forense jurídica debido a que sin ella no sería lógico y mucho menos
posible llevar a cabo una defensa adecuada por parte de los juristas y emitir una
adecuada sentencia por parte de los juzgadores.

Es sin duda fundamental que tanto el estudio como la aplicación de la


argumentación dentro de la práctica jurídica este encaminada a una constante
mejora por parte de todos aquellos que estamos inmersos en el ámbito jurídico
como operadores del derecho y que además se encuentre siempre basada tanto
en la lógica, como en una buena retorica que ya habrán de demostrar y definir
quién es quién en la contienda judicial.

OPINION DE LA ARGUMENTACION JURÍDICA.


Tanto en nuestra vida en general como en la vida profesional de los abogados, la
argumentación es una actividad omnipresente. Cuando argumentamos, lo que hacemos en
realidad es comunicarnos con los demás a través del ofrecimiento de razones.

La argumentación es un proceso comunicativo cuyo objetivo es persuadir. Una buena


argumentación se basa en razones, razones válidas y legítimas, para demostrar que lo que
decimos es correcto, para lograr convencer a las demás personas sobre cierto punto, o para
que actúen como queremos que lo hagan.

Para los abogados, la capacidad argumentativa es indispensable y quizá la cualidad más


relevante para distinguir entre los buenos abogados y los abogados mediocres, sin embargo,
saber argumentar bien requiere ciertas características y reglas que han venido cambiando y
evolucionando en años recientes.

La manera en los operadores jurídicos tiene que construir sus argumentos, premisas y
conclusiones está condicionada a una serie de factores derivados del tipo de norma jurídica
que se trate, ya sea que estén redactadas en forma de reglas o en forma de principios,
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA
además de la importancia de los Derechos Humanos y los estándares
internacionales al respecto.

Una de las características más relevantes de los ordenamientos jurídicos actuales consiste
en que la mayoría de normas jurídicas se encuentran redactadas en forma de principios, lo
que exige nuevas pautas argumentativas y mayores retos para la construcción de buenos
argumentos. Estas exigencias superan la forma tradicional de la subsunción, concentrándose
en el juicio de ponderación y el principio de proporcionalidad.

CONCLUSIONES
En la especie, todas las resoluciones deben traer inmersas los principios de
legalidad y seguridad jurídica, con el fin de que estas no sean violatorias de las
garantías individuales de los gobernados, por tanto, la argumentación desde el
punto de vista jurídico, juega un papel primordial en la impartición de justicia, ya
que en base a esta, que no son otra cosa más que los Razonamientos y
Justificaciones del Juzgador para tomar sus decisiones en los juicios en
particular, deben ser acordes y congruentes con los hechos y el derecho aplicado
en esta.
Como conclusión podemos afirmar que un texto argumentativo es un texto en el
que se examina, critica o discute un problema. De esta manera, su contenido
debe o no debe ser teórico. Puede tener varias formas, como por ejemplo un
discurso, una carta, un libro de crítica literaria o un sermón, entre otros.
Como hemos visto en la estructura del texto argumentativo, éste es bastante
variable ya que depende del tipo de textos que estamos tratando, así como de
los muchos factores que están relacionados con el contexto de la
argumentación.
Hemos visto también las características estilísticas, estructurales y léxicas de
este tipo de textos que depende sobre todo de la subjetividad u objetividad del
acercamiento del codificador, así como del modo de presentación.
Por lo tanto, ambas características y la estructura de este texto dan como
resultado los diferentes tipos de texto argumentativo.
ARGUMENTACIÓN JURÍDICA

LINKOGRAFIA
http://www.monografias.com/trabajos78/argumentacion-juridica/argumentacion-
juridica2.shtml#ixzz4tzMiA05X

BIBLIOGRAFIA

 Cárdenas, Gracia, Jaime, “La argumentación como Derecho” serie doctrina


Jurídica, núm. 210, México, UNAM, IIJ, Segunda reimpresión, 2007.
 Iturralde Sesma, Victoria, “Aplicación del Derecho y justificación de la
decisión Judicial” Valencia, 2004.
 Nieto, Alejandro, “El arbitrio Judicial”, Madrid, Ariel, Derecho, 2000.
 Perelman, Ch, “La lógica Jurídica y la nueva retórica”, traducción de Luis
Diez Picazo, Madrid, Editorial Civitas, 1988.