Está en la página 1de 2

M E M O R I AS DEL G ENERAL M I L L E R

El general William Miller, nació en el condado de Kent (Inglaterra), en 1795. Atraído por las
armas, en 1811 desembarcó en Lisboa para combatir a los franceses en Europa; luchando con el
duque de Wellington. De allí pasaría a combatir contra EEUU, hasta 1815. Año en el que con el
clima de paz en EEUU y en Europa, irá a América con el fin de perpetuar su oficio y sus aventuras;
ofreciéndose a los ejércitos libertadores.

De Argentina, llegará al Perú. En el Perú, es donde se centrarán sus memorias; tal y como lo
refleja el título completo del libro: M emorias del General M iller al servicio de la R epública del
Perú. Allí, entre caudillos, batallas, miseria,... ;verá como América del Sur consigue su
independencia, dando lugar a nuevas Repúblicas.

A lo largo del libro encontramos muchos, testimonios, vivencias, descripciones,... que


ayudan a conocer tanto la visión de la América colonial pre-independentista; como la situación
europea, basada en la caída del Antiguo Régimen.

Con respecto a España, la imagen que muestra; es la que se va reflejando a lo largo de


numerosos encuentros en el contexto del conflicto del Perú. Así, en el primer encuentro con una
fragata española fue tratado con gran desprecio y grosería por tener espíritu de libertador. Sin
embargo, el nunca fue ajeno a que en la lucha entre España y las colonias se violaban con
frecuencia las leyes de la guerra sin escrúpulos ni remordimientos.

La colonia española del Perú, conquistada por Francisco Pizarro, era muy destacada para
España. Al gran grado de civilización de la capital, Lima; hay que añadir la maravilla del Templo
del Sol en el Cuzco. No obstante, pese a que los indígenas peruanos conservan sus tradiciones, éstas
se veían diezmadas por las leyes españolas que sujetaban sus acciones y sus bienes, dejándolos en
una subsistencia precaria y miserable. El general Miller defensor de los indígenas, siempre intentó
imitarles y ganarse su respeto. Claro ejemplo de ello, es que como los indígenas, mascaba
frecuentemente hojas de coca en sus campañas navales.

Los colonos españoles, como narra el general Miller, muchos partidarios de la


independencia a raíz de la decrépita monarquía de Fernando VII, también sufrirán el conflicto con
sus homólogos españoles anti-independentistas. Es el caso de José de Salcedo, propietario de una
mina de plata en Puno. Su ideología liberal y su generosidad, tanto con indígenas como con colonos
recién llegados; le granjearon numerosas envidias. Acusado de apoyar a los secesionistas a no
participar en el conflicto, fue juzgado y ejecutado.

En cuanto a las batallas, ninguna fue tan sangrienta como la del Callao. Sin embargo, pese a
la ausencia de víveres y auxilios que desde España no llegaban como apoyo a los anti-
independentistas; el general Miller no menosprecia la valentía de las tropas españolas que
aguantaron el asedio hasta el último momento. La invencible perseverancia de los soldados
patriotas, también era admirada por el general; que creía que esa esencia se reflejaría en nuevas
naciones justas y liberales. No obstante, y por desgracia, esta situación no se daría; llegando al
poder políticos cuyas ambiciones se desvincularían de buscar el bienestar de la nueva República
surgida, tal y como los anteriores colonos habían hecho.

L as M emorias del general M iller, escritas por su hermano John Miller; destacan por haber
sido traducidas al castellano por el general José María Torrijos, militar liberal de la Guerra de
Independencia Española, que combatió a las órdenes del duque de Wellington.