Está en la página 1de 5

COGNICIÓN SOCIAL Y TEA

MÓDULO 4:
HABILIDADES SOCIALES

Noelia Saldón Moré


MÓDULO 4

1. Sensibilidad social

La sensibilidad social es entender que nuestras acciones o comentarios pueden afectar de manera
positiva o negativa a las otras personas. Tener sensibilidad social significa que tenemos la
capacidad de controlar nuestras acciones y comentarios para evitar que los demás tengan
emociones negativas a causa de lo que hayamos hecho o dicho.

Para poder adquirir sensibilidad social, trabajaremos qué acciones debemos realizar según los
entornos, es decir, las acciones adecuadas o socialmente correctas. Además, tendremos que
trabajar también los comentarios que realizamos delante de una situación, es decir, aprender a
evitar los comentarios inoportunos.

1.1. Acciones propias

Con las acciones propias nos referimos a los comportamientos esperados a nivel social según
cada entorno. Empezaremos con ayudas visuales para enseñar a la persona con TEA las
conductas que deseamos que mantenga en una situación concreta.

Este punto dependerá de cada alumno, ya que cada persona necesitará soporte en entornos
diferentes. Podemos encontrarnos con un niño que necesite entender cómo debemos actuar en
una biblioteca u otro alumno que entienda aspectos más sencillos como aprender a esperar en la
consulta del médico. Dependiendo de las necesidades de cada alumno tendremos que trabajar
situaciones diferentes siempre teniendo en cuenta las habilidades previas. Es decir, si queremos
trabajar que un alumno entienda que tiene que esperar en la sala de espera del médico, antes
tendremos que trabajar la acción de esperar con ayudas visuales en horarios o incluso un reloj
para entender cuánto rato tiene que esperar.

Dentro de este punto nos podemos encontrar con alteraciones sensoriales que causen la conducta
que vemos como inadecuada a nivel social. Por ejemplo, una persona con TEA que grite cada vez
que oiga un bebé llorando. En este caso, no podemos pretender que entienda las acciones que
debe realizar sin antes trabajar la alteración sensorial auditiva. Una vez se haya trabajado la
alteración sensorial, si aún se mantiene la conducta, daremos ayudas visuales para entender qué
actuaciones tendría que realizar en este caso y ponerlo en práctica.

También podemos encontrarnos con situaciones que tengan relación con el control de las propias
emociones. Por ejemplo, un alumno que se muerde la mano cuando se enfada. En este caso,
daremos estrategias para saber qué actuaciones puede hacer cuando se enfade alternativas a la
actuación de morderse la mano.

Página 2 de 5
MÓDULO 4

Por lo tanto, tendremos que haber realizado un trabajo previo de las emociones propias y de las
otras personas para poder trabajar que el alumno entienda que las acciones propias conllevan
emociones a las otras personas.

Para poder dar estrategias visuales, podemos utilizar


ayudas visuales que podamos llevar con nosotros y
utilizarlas en el momento que sea. Para esto, podemos
hacer las ayudas visuales necesarias en formato más
pequeño, poner una anilla y llevarlas en el llavero. Así,
las podemos utilizar en cualquier entorno que las
necesitemos. Habrá alumnos que necesiten muchas
ayudas visuales o historias sociales y este formato nos
ayudará a que se puedan utilizar en los momentos clave.

Fundación Orange i Fundación para la investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón:

http://www.doctortea.org/

1.2. Comentarios inoportunos

Comentarios propios

Los comentarios inoportunos son aquellos que se realizan en un momento o entorno inoportuno
o delante de alguien que no tendría que recibir el comentario concreto. Podríamos decir que los
comentarios inoportunos son todos aquellos que hacen que la persona “meta la pata”.

Tendremos que enseñar a la persona con TEA que hay comentarios que no podemos decir. Este
aspecto se tendrá que adaptar con ayudas visuales con los casos concretos donde la persona con
TEA diga comentarios que no tocan. Podemos pedir información a la familia, a la escuela y otros
entornos del alumno para poder trabajar los comentarios concretos que haya realizado nuestro
alumno.

Para poder realizar un trabajo adecuado, tendremos que haber trabajado antes la mentira y la
mentira piadosa. Necesitamos que se entienda la mentira buena y mala porque cuando decimos
comentarios inoportunos seguramente decimos la verdad, pero hay veces que no podemos decir
la verdad porque “metemos la pata”, por lo tanto, escondemos la verdad o incluso decimos
mentiras piadosas.

Página 3 de 5
MÓDULO 4

Comentarios de los demás

A parte de los comentarios propios, también tenemos que trabajar que entiendan los comentarios
que hacen las otras personas con mala intención, es decir, personas que piden que la persona
con TEA realice algo que no es correcto. Puede ser que la persona con TEA que recibe este
comentario, tenga dificultad para analizar si es algo correcto o no y lo haga simplemente porque
se lo han pedido.

Tenemos que tener en cuenta que hay personas que se aprovecharán de la dificultad para
entender las intenciones de las otras personas pidiendo a la persona con TEA que haya algo
concreto que no está bien. Por ejemplo, puede haber compañeros que pidan a nuestro alumno
que haga algo o no será su amigo.

Este aspecto se puede dar en cualquier situación y con cualquier niño, pero con los niños con
TEA será un punto que tendremos muy presente porque pueden llegar a burlarse de los demás
sin saberlo o incluso hacer acciones que causen daño a la propia persona y que aguanten porque
le han dicho que lo tiene que hacer.

Necesitamos un trabajo previo en predicción de conductas para entender que las otras personas
tienen intenciones y que éstas pueden ser malas.

2. Habilidades de conversación

En relación a las conversaciones encontraremos unas


dificultades concretas: el alumno no mira a los ojos cuando
habla o cuando le hablan, no está atento a lo que le dicen
dentro de una conversación, tiene dificultad para observar el
grado de interés del interlocutor, seguir el hilo de una
conversación haciendo preguntas…

Las conversaciones plasmadas en imágenes nos pueden ser útiles para mantener después
conversaciones reales con una persona. Si sabemos que el alumno tiene dificultades en conversar
con los compañeros cuando están en el patio, trabajaremos un diálogo con imágenes de niños
que estén en el patio para poder darle estrategias cuando él esté en la situación.

También tendremos que tener en cuenta que la persona con TEA aprenda la diferencia entre
conocer o no a la persona con quien queremos tener una conversación. Es decir, hay cosas que
podemos decir o no o preguntas que es mejor hacerlas cuando ya conocemos a la persona. Por
ejemplo, no podemos hacer preguntas íntimas cuando acabamos de conocer a alguien. Por lo
tanto, trabajaremos también cómo podemos empezar una conversación según si conocemos o
no a la persona con la que queremos hablar.

Página 4 de 5
MÓDULO 4

Utilizaremos los bocadillos ya trabajados en el apartado de los estados mentales para poder
trabajar los diálogos entre los personajes dentro de una imagen.

Samsung, app Look at me:

http://www.samsung.com/latin/news/local/look-at-me-app

3. Relaciones sociales

En este punto trabajaremos cómo debe ser la relación con las personas del entorno de la persona
con TEA. Es decir, cómo debemos actuar con nuestros padres, con nuestros amigos, con
desconocidos, con nuestra pareja… Daremos estrategias para saber cómo se tiene que actuar
según la persona con la que nos queremos relacionar.

Este punto también dependerá de la persona con TEA. Podemos encontrarnos con un alumno
que necesite saber cómo actuar con su hermano pequeño porque juega con él como si fuera
mayor o un alumno que no sepa cómo ligar o relacionarse con su novia.

Página 5 de 5

También podría gustarte