Está en la página 1de 1

SARA MARÍA SERRANO CURSO DE CIENCIAS SOCIALES – ÉPOCA COLONIAL (Dr.

Carlos Landázuri)

Eugenio Espejo y su visión de una patria


El ilustre pensador, médico y periodista a través de su discurso consiguió difundir sus ideas
emancipadoras; al grito de “América es para los americanos”, Espejo logró calar hondo en la
sociedad quiteña de la época para que esta despertara del estancamiento en que vivía y así poco
a poco fue sembrando las bases para que en estas tierras se imaginara de manera coherente e
irrenunciable la idea de un proyecto nacional.
Espejo entendió a la Real Audiencia de Quito como una nación con la obligación ante sí mismo
de ponerse de pie e ir hacia un destino anhelado. Una patria forjada por un desarrollo colectivo,
una consolidación de actividades y relaciones comunes, y un fortalecimiento de intereses
políticos, sociales, económicos sobre un territorio y una historia compartida.
El ilustrador propone dentro de su ideario político una organización estatal jurídicamente
republicana y demócrata netamente nacional1, es decir que los criollos eran quienes debían
conducir los destinos políticos y socio económicos de la nación; a mi parecer obviamente esa era
la mejor opción pero se debe recordar que algunos criollos querían alcanzar el poder no para
implantar una justicia social que consiguiera un desarrollo colectivo sino más bien para
posicionar sus intereses.
En materia económica, Espejo realizó un esfuerzo por plantear la reorganización de las
condiciones generales de la Audiencia en términos de progreso económico e intelectual,
siempre bajo el ámbito científico-técnico moderno de la Ilustración2; sí la economía de la
Audiencia se hubiese manejado bajo dicho criterio, la posterior inserción al mercado mundial no
habría sido tan tardía y por el contrario la empobrecida economía quiteña habría revivido.
En relación a la justicia, reclama una justicia social que propenda al bien común y advierte que
todos deben cumplir con los deberes de su estado, basados en dos pilares fundamentales: la
libertad y la justicia. Espejo decía que se necesita una libertad filosófica y real para poder optar
entre el bien y el mal; o sea que si el hombre está privado de esta cualidad inherente a su especie,
debe considerarse un ser infrahumano; y a la conquista de esta libertad de pensamiento y
expresión Espejo dedicó su existencia lo que le valió el destierro, la prisión, la persecución
política y hasta la muerte.
El pensamiento de Espejo es una adaptación de ideas ilustradas en el entorno colonial de la
Audiencia y su importancia radica en que este marcó una época y construyó las bases para
proyectos posteriores.

1 Varona, E. J. (Marzo de 2013). Revistas de Historia Ecuatoriana. Obtenido de http://bvs.sld.cu/revistas/his/cua_89/his068901.htm

2Landázuri, A. (2011). downloads.arqueo-ecuatoriano.ec. Obtenido de http://downloads.arqueo-ecuatoriana.ec/ayhpwxgv/noticias/publicaciones/INPC-8-


EspejoIlustrado.pdf