Está en la página 1de 3

CHINA ANTIGUA

COSMOVISION

Una función de ópera china en Pekín, uno de los muchos aspectos de la cultura china tradicional.

La cultura de China es una de las culturas más antiguas y complejas del mundo. Algunos de los
exponentes de la cultura china son su mitología, su filosofía, su música y su arte. China fue cuna de
dos importantes corrientes filosóficas, el confucianismo y el taoísmo. Esta cultura también adoptó
el budismo, dando origen al budismo Chán.

La ciudad representaba simbólicamente al mundo, dominado por el rey. Llegaba a ser, incluso,
símbolo de todo el universo. Por eso en cada estación, el rey se trasladaba de una parte a otra de
ella, imitando un viaje por sus territorios. Basados en este principio, los letrados formularon más
tarde la teoría del mingdang o edificio del calendario, una sala donde el emperador tenía las
audiencias, cambiándose de lugar según las estaciones.
Pero la ciudad era también el lugar por excelencia donde el rey celebraba el culto, comunicándose
con el Cielo, del que recibía su poder.

Religión

Como en casi todos los pueblos primitivos, la primera religion de China fue la naturalista o sea, la
adoración hacia lo desconocido y la fuerza que sobre el hombre pueden tener los fenómenos
naturales, pero los chinos relacionaban la conducta del individuo con los fenómenos del universo.
En resumen, dependían de los actos humanos y de las fuerzas naturales; por ejemplo, el rayo que
incendiaba una casa, era consecuencia de la conducta de sus moradores. La segunda religión en
China fue la de Lao-Tse que es la de la razón fundada en las doctrinas racionalistas del Tao.

Confucio:

Confucio fue un sabio de fama nacional en la historia china. Sin embargo, su nombre, su doctrina y
su influencia quizá no sean del todo desconocidos para el mundo.

Taoísmo y Confucionismo:

Lao-Tse cuyo nombre quiere decir el viejo sabio, nació, según la tradición, en la parte sur de su
país l año de 694 a. C., en un ambiente campesino. Aplicado a los estudios, fue archivero de un
príncipe Chou. Producto de sus reflexiones resultó el sistema folisófico-religioso que se conoce con
el nombre de Taoísmo, contenido en su libro Tao-tse-king, en el que sostiene que la fuerza
creadora y eterna de todas las cosas es Tao la cual ordenaba al mismo tiempo todas las cosas de la
naturaleza. Los hombres deben sentirse parte de esa misma fuerza, en la que deben pensar para
obtener la santidad eterna.

Filosofía

El símbolo Yin Yang es muy conocido. A veces también se le llama el símbolo del Tai-Chi. Unas de
las raíces del Tai Chi se encuentra en el I-Ching. El I-Ching es uno de los elementos más
importantes de la filosofía china. Se basa en los fenómenos naturales del universo. Ya que el I-
Ching está basado en la naturaleza debería sernos fácil su comprensión...

El primer ideograma significa libro y el segundo facilidad de cambio. Algunas personas se refieren
al I-Ching como "El Libro de la Facilidad" o "El Libro de los Cambios".

Este símbolo combina el sol (yang) en la parte superior y la luna (yin) en la inferior. Tras observar
el universo, los antiguos chinos se dieron cuenta de que este se encuentra en constante cambio.
También señalan que aunque el cambio es continuo existen ciclos estacionales y anuales. La
dirección de la salida del Sol al este, la de la puesta del Sol al oeste, la dirección de la sombra más
corta al sur y la de la más larga al norte.

El símbolo del Yin Yang es una representación del cosmos. Contiene el ciclo del Sol, cuatro
estaciones, 24 segmentos... Es la base del I-Ching y del calendario chino

Tai Chi Chuan

El Tai Chi Chuan es una antigua arte marcial China de origen Taoísta también practicada para
mantener y mejorar la salud y para el crecimiento espiritual. Hay muchos estilos diferentes de Tai
Chi Chuan pero todos tienen características comunes. Los movimientos lentos y calmados de La
Forma enseñan al practicante a relajar el cuerpo y la mente, elemento muy importante tanto para
la salud como para el aspecto marcial.

El Tai Chi está relacionado de forma directa con el principio del Yin y el Yang según el cual dos
fuerzas opuestas coexisten logrando armonía en el universo.

La práctica continuada del Tai Chi mejora la elasticidad, tranquilidad de mente y corazón, la
coordinación y el equilibrio, circulación sanguínea, fortalece los órganos internos, tonifica los
músculos, aquieta el sistema nervioso...

Las observaciones de los movimientos planetarios también se realizaron en China en forma muy
cuidadosa desde fechas muy tempranas. Sin embargo, a pesar de que las realizaron durante
periodos considerablemente largos, no formularon ninguna teoría planetaria. Como sucedió en
otras civilizaciones, los chinos asociaron a los planetas con los componentes básicos que, según su
filosofía, constituían a la naturaleza, así como con los puntos cardinales: Júpiter se asoció con la
madera y el Este, Marte con el fuego y el Sur, Saturno con la tierra y el centro, Venus con el metal
y el Oeste, mientras que Mercurio quedó ligado al agua y al Norte. Según sus ideas la madera, el
fuego, la tierra, el metal y el agua eran los cinco elementos primarios con los que se formó el
Universo.

La idea cosmogónica más antigua originada en China aseguraba que el Universo estaba formado
por el Cielo de forma esférica, y por la Tierra, que era un cuenco con su abertura hacia abajo. Sus
bordes o límites eran aristas lineales que en realidad le daban forma de un cuadrado convexo.
Alrededor de ella había un gran océano en el que se hundía el firmamento. El Cielo y la Tierra se
sostenían en su sitio por virtud del aire atrapado debajo de ellos. Consideraban que la bóveda
celeste era de forma irregular, más elevada al sur que al norte, por lo que el Sol, que rotaba junto
con ese hemisferio irregular, era visible cuando se encontraba al sur, e invisible cuando ocupaba el
norte de ese cielo deformado. Aunque el Sol, la Luna y los planetas se movían junto con el
firmamento, también tenían movimientos propios. Aseguraban que el Cielo se encontraba 80 000
li por encima de la Tierra, lo que con nuestras medidas equivaldría a unos 43 kilómetros.

Posteriormente, alrededor de la segunda centuria antes de nuestra era modificaron algo este
modelo, asegurando que el cosmos era un esferoide de unos 2 000 000 li de diámetro, aunque en
realidad era 1 000 li más corto en dirección norte-sur que en la este-oeste. Según se sabe, el
astrónomo Chang Heng del siglo I afirmaba que el Universo era como un huevo cuya yema sería la
Tierra, que descansaba sobre agua, mientras que el Cielo, sostenido por vapores emanados del
océano, equivalía al cascarón.

En un tercer modelo se aseguraba que el Universo era infinito y que carecía de forma y sustancia,
encontrándose en él únicamente la Tierra, el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas, todos
flotando libremente. En ese universo los cuerpos celestes no estaban sujetos a nada, y se movían
en él por acción de fuertes vientos. Aunque sin ningún fundamento observacional, este último
modelo cósmico de los chinos fue el resultado de una verdadera abstracción, lo que lo ubica en un
plano diferente del de todos los otros que hasta aquí se han comentado.

Fiesta de Primavera

Entre las fiestas más antiguas de China están la Fiesta de Primavera y la de los Faroles, a la primera
se la llamaba antes Fiestas del Año Nuevo porque corresponde al primer día del año del calendario
lunar que seguían los chinos. Según el calendario solar, esta fiesta cae entre los Últimos días de
enero y comienzos de febrero.

La noche anterior a la Fiesta de Primavera, es decir la Noche Vieja, es el momento más importante
de la reunión familiar en medio del paladeo de la exquisita cena. Luego, los familiares se sientan a
conversar o se divierten hasta romper el alba, a esto se lo llama "Velar durante la víspera del Año
Nuevo". A las cero horas se comienza a encender petardos para decir adiós al Año Viejo y dar la
bienvenida al entrante. A la mañana siguiente se intercambian visitas entre amigos o parientes
para desearse feliz año nuevo.

Fiesta del Medio Otoño

La Fiesta del Medio Otoño se celebra el decimoquinto día del octavo mes del calendario lunar y
debe su nombre a que cae precisamente a mediados de otoño. Ese día los chinos tenemos la
costumbre de contemplar la luna llena de la noche y comer la torta lunar.

Esta costumbre data, entre otras, de una historia de más dos milenios. En la antigüedad, para
rogar a la divinidad celestial buenas cosechas, los soberanos solían efectuar interpretaciones
musicales dedicadas a la luna en una noche del mes octavo. Como en lo referente a la luna no hay
mejor noche que la de luna llena, esa noche siempre fue la del día quince. De ahí se formó poco a
poco entre el pueblo el hábito de contemplar la luna llena en el mes octavo.

Intereses relacionados