Está en la página 1de 16

UNIVERSIDAD NACIONAL TORIBIO RODRÍGUEZ DE

MENDOZA AMAZONAS

“ASIGNACIONES TESTAMENTARIAS, ASIGNACIONES TESTAMENTARIAS

CONDICIONALES Y ASIGNACIONES TESTAMENTARIAS A DÍA”

“LECTURA 09 DCVII-S”

AUTORES:
GUERRERO CIEZA ERIKA PAOLA.LIMAY TELLO MARÍA INES.ORILLO CHÁVEZ KELVIN

TUTOR:
Mg. Walter Huaranga Soto

17 de octubre de 2018
SUMARIO: I. Introducción, II. Reseña de la obra, III. Referencias derivadas a otras lecturas,
IV. Impacto en el proyecto de investigación, V. Consideraciones finales, y VI. Fuentes de
consulta.

I. INTRODUCCIÓN:

Para la elaboración del reporte de lectura de Fabián Elorriaga De Bonis, hemos

desarrollado la lectura que nos habla específicamente de las asignaciones

testamentarias.

Desarrollado en el libro cada una de estas asignaciones, así como también

aquellas asignaciones que están condicionadas por un determinado acto.

Como último punto Elorriaga habla sobre las asignaciones testamentarias de

día, es decir aquellas que están sujetas a cumplirse en un determinado plazo, Se

denominan asignaciones testamentarias aquellas instrucciones que hace el testador

respecto a cómo quiere que se repartan sus bienes y a quien se le deben entregar

cuando él fallezca.

Posterior a ello haremos una breve comparación con nuestra legislación, así

como también tomaremos en cuenta las opiniones y doctrinas de especialistas en el

tema.

Y a continuacion de las reseñas derivadas de otros autores, se tratara el

impacto de investigación con el que cuenta este tema y relacionandolo a nuestra

realidad. Como punto final se tomaran en cuenta las consideraciones finales y a

las conclusiones a la que como grupo emos llegado.


II. RESEÑA DE LA OBRA:

Como ya explicamos en líneas anteriores, el primer punto a tratar es sobre las

Asignaciones Testamentarias, y en la descripción que nos da Elorriaga (2010), cita al

código chileno para el concepto de éstas, encontramos así al artículo 953 que

prescribe a las asignaciones como aquellas hace la ley o el testamento de una persona

difunta, para suceder sus bienes.

Pero para que éstas se puedan configurar; Elorriaga (2010) nos da ciertos

requisitos que deberán cumplirse, estos son:

- Certidumbre y Determinación del Asignatario: es en donde el asignatario

debe ser cierto, es decir, debe de existir. Y en cuanto a determinación

implica que este suficientemente individualizado de modo que no pueda

ser confundido con otras personas, de lo contrarios no surtirá efecto este

requisito o condición. En este punto también puede ocurrir que el Testador

asigne indeterminadamente, en este caso se sobre entenderá que los

asignados serán los parientes consanguíneos del grado más próximo.

- Determinación del Objeto de la Asignación: es decir, la asignación que a

alguien se le hace debe ser determinada o determinable. Puede ser de una

institución de heredero universal o de cuota; o de un legatario de especie

o de género.
Es así que Elorriaga (2010) nos da una clara explicación de las reglas con las

que las asignaciones podrán darse de una manera correcta, a todo esto la forma en que

esta voluntad debe expresarse debe ser de una manera clara e inequívoca.

Nos dice también que está totalmente prohibido las disposiciones captatorias,

es decir, aquellas en que el testador asigna alguna parte de sus bienes a condiciones

de que el asignatario le deje por testamento alguna parte de los suyos. Ya que lo que

se quiere asegurar es la plena libertad de su voluntad del testador a la hora de disponer

de sus bienes.

Elorriaga (2010) también dice que está prohibido la elección de un asignatario

por el arbitrio ajeno, es decir, que le deja su cada a quien decida Juan, ya que esta

disposición es netamente personalísima.

En cambio para Elorriaga (2010) sí es posible el cumplimiento de una

asignación, que es efectuada directamente por el testador, quede subordinada a la

decisión de un heredero o legatario. Por ejemplo decir que el testador le deja una suma

de dinero a pedro, si un heredero determinado estima conveniente y necesario que se

lo entreguen.

Un tema en cuestión es sobre si también se transmiten los gravámenes que

contiene un bien. Y para Elorriaga (2010) los bienes se transmiten con todos los

gravámenes con los que carga, sin embargo la asignación que por demasiado gravada

hubieren repudiado todas las personas sucesivamente llamadas a ella por el

testamento o ley, se deferirá en último lugar a las personas a cuyo favor se hubieran

constituido los gravámenes.

Elorriaga (2010) califica a las asignaciones testamentarias en:


a) Asignaciones Puras y Simples: No están sujetas a modalidades, producirán sus

efectos normales y de inmediato.

b) Asignaciones a Título Universal y a Título Singular: Las de título universal son

las que importan una institución de heredero, es decir, el asignatario adquiere

todos los bienes, derechos y obligaciones del causante. Y el de título singular,

implica la institución de un legatario, y también es en donde se adquiere una o

más especies.

c) Asignaciones Forzosas y Asignaciones Voluntarias: Las voluntarias son

aquellas en que el testador dispone libremente para hacerlas o no, pues es él

quien decide si las efectúa y como las hace. Las forzosas, en cambio, son las

que el testador es obligado a hacer.

Elorriaga (2010) agrega también las Asignaciones Testamentarias

Condicionales, y son nada menos las que dependen de una condición, esto es, de un

hecho futuro e incierto, de manera que según la intención del testador no valga la

asignación si el suceso positivo no ocurre o si acaece el negativo.

 Condición que consiste en un hecho presente o pasado: Lo pasado, presente o

futuro se entenderá en relación al momento de testar, a menos que exprese otra

cosa. si la condición que se impone para tiempo futuro, consiste en un hecho que

se ha realizado en vida del testador, y el testador al tiempo de testar lo supo, y el

hecho es de los que pueden repetirse, se presumirá que el testador exige su

repetición.

 Condición de no impugnar el testamento: La razón de esta solución es que la

condición de no impugnar el testamento por adolecer de defectos formales


resultaría contraria a las. Reglas que imponen las solemnidades necesarias para

la validez del testamento que deben cumplirse en su otorgamiento.

 Condición de no contraer matrimonio: esta condición se tendrá por escrita, salvo

que se limite a señalar que no se debe contraerlo antes de la edad de 18 años o

menos.

 Condición de permanecer en estado de viudez: Si el marido en el testamento

asigna algo a su cónyuge bajo la condición de que permanezca en este estado,

dicha condición se tiene por no escrita, pudiendo la mujer volver a casarse

conservando el derecho de asignación, sin embargo la mujer no podrá hacerlo

cuando tenga hijos de su anterior matrimonio.

Es así que poco a poco Elorriaga (2010) describe las diferentes condiciones

para las asignaciones testamentarias, sin embargo agrega algunas otras como el hecho

de la condición impuesta en el testamento de que el asignatario se hiciera sacerdote,

aun cuando este estado sea incompatible con el estado matrimonial, lo que supone,

por tanto, no contraer matrimonio por parte del asignatario.

Encontramos igualmente, a las condiciones resolutorias y suspensivas, las

primeras son aquellas que hace el propietario de las cosas que le han sido asignadas

por el testamento, pero sujeto a la condición de extinguirse este derecho si se verifica

el hecho futuro e incierto que el testador previó. Esta condición puede ser pendiente,

fallida y cumplida. La segunda es aquella en la que no confieren al asignatario derecho

alguna mientras pende la condición, la condición suspensiva, como su nombre lo

indica, suspende la adquisición del derecho de que se trata por parte del asignatario,

de lo que, se derivan, como lógica consecuencia "una serie de efectos de gran

importancia.
a) El asignatario, debe existir al momento de cumplirse 1a condición prevista por

el testador.

b) Si el asignatario muere antes de cumplirse la condición, no transmite derecho

alguno.

c) Los frutos que devengue la cosa durante el tiempo en que la condición se

encuentra pendiente no pertenecen al asignatario, ya que no es dueño de ella,

a menos que el testador se los conceda mediante disposición expresa, dichos

frutos pertenecerán a la sucesión o a la persona que el testador designe.

d) El asignatario bajo condición suspensiva, al no adquirir mientras no se

verifique el hecho futuro e incierto, no puede solicitar la partición de la

herencia.

e) El asignatario condicional puede repudiar la asignación antes del

cumplimiento de la condición.

Como punto final Elorriaga (2010) nos detalla sobre las asignaciones

testamentarias a día, es decir, son aquellas subordinadas a un plazo siendo este

mismo el hecho futuro pero cierto del cual depende el ejercicio o la extinción de

un derecho.

En este mismo tema Elorriaga (2010) realiza distinciones importantes, siendo

ellas:

a) Certidumbre y determinación del día: es cuando se está asumiendo que

no hay entera certeza de que el hecho a que se subordina la asignación

acontezca. Si el día es cierto, quiere decir que existe certeza de que en

algún momento llegará, aun cuando no se sepa cuándo acontecerá ello.

En cambio~1 'el día es incierto cuando existe incertidumbre acerca de si


llegará o no y, en tal caso, el día deja de ser un plazo y pasa a ser una

condición.

b) Plazos en las asignaciones por causa de muerte:

- Día Cierto y Determinado: es aquel que necesariamente hace llegar

y se sabe cuándo, como el día de tantos de tal mes y año, o tantos

días, meses o años después de la fecha del testamento o del

fallecimiento del testador.

- Día Cierto e Indeterminado: es cuando necesariamente ha de llegar,

pero no se sabe cuándo, como el día de la muerte de una persona.

- Día Incierto y Determinado: esto es si es que se puede llegar o no,

pero suponiendo que haya de llegar, se sabe cuándo, como el día en

que una persona cumplirá 25 años.

- Día Incierto e Indeterminado: es cuando no se sabe si ha de llegar,

ni cuando, como el día en que una persona se case.

III. REFERENCIA CON OTRAS LECTURAS

En nuestro ordenamiento jurídico podemos encontrar la definición de la asignación

testamentaria es el acto de disposición que el testador hace de sus bienes, instituyendo

herederos o legatarios (MEZA BARROS, Manual. pág. 173).

Por otro lado, también podemos hacer mención que la eficacia de la asignación

testamentaria exige que reúna ciertos requisitos subjetivos o relativos a la persona del

asignatario y objetivos relacionados con el contenido del acto de disposición. (MEZA

BARROS, Manual. pág. 174).


Todo asignatario testamentario deberá ser persona cierta y determinada, natural o

jurídica, ya sea que se determine por su nombre o por indicaciones claras del testamento.

De otra manera, la asignación se tendrá por no escrita. . (MEZA BARROS, Manual. pág.

174).

Las asignaciones cuyo cumplimiento se deja al arbitrio de un heredero o legatario,

deja sobre éstos la responsabilidad de cumplirla al menos que presente justo motivo para

rehusarse y siempre que no vaya en su beneficio; de igual manera, es inválido el provecho

de sus ascendientes, descendiente, cónyuge, hermano o cuñado. (MEZA BARROS,

Manual. pág. 175).

Por consiguiente en nuestra normatividad contamos con una clasificación

testamentaria, uno son los diversos tipos de asignaciones testamentarias y el otro referido a

las asignaciones testamentarias sujetas a modalidad; las primeras relacionadas a los: a)

puras y simples o sujetas a modalidad, b) a título universal o a título singular. C) voluntarias

y forzosas. Las segundas relacionadas a: a) condicionales, b) testamentarias a día. C)

modales.

Una asignación condicional según nuestra norma se refiere a aquella que depende de

una condición, esto es, de un suceso futuro e incierto; Ramón Meza Barros enfatiza en estas

dos características:

a) Suceso Futuro: El hecho debe realizarse en el porvenir. Un hecho que sucede en el


presente o pasado, no es una condición.

b) Suceso Incierto: Que puede suceder o no pero si el hecho es futuro pero cierto
constituye un plazo. Si es así la incertidumbre serán las circunstancias que acompañen
al hecho y no el tiempo en que sucede este. Ramón Meza Barros explica: “Por esto la
muerte de una persona es un plazo. Se sabe que ha de ocurrir, aunque se ignore
cuando. Será condición cuando al hecho de la muerte se agreguen ciertas
circunstancias de realización problemática, como de tal enfermedad, antes de tal
fecha. (MEZA BARROS, Manual. pág. 185).

Por consiguientes las asignaciones a plazo y a día son aquella que se encuentra

limitada por plazos o días, es decir hechos futuros y ciertos del cual depende el goce

actual o la extinción de un derecho. No debe creerse que la asignación a día sea

equivalente a la asignación a plazo. . (AGUILAR LLANOS, Benjamín 2010. Pág.

446).

PLAZO: La asignación a plazo no puede contener incertidumbre de ninguna

especie, pues el plazo es el hecho futuro, pero cierto del cual depende la exigibilidad

o cumplimiento de un derecho u obligación.

DÍA: Esta asignación puede llevar envuelta cierta incertidumbre respecto al

día

Así mismo dentro de las asignaciones a plazo y a día nuestra doctrina las

clasifica en: Asignaciones a día, conforme a su certidumbre y determinación

(AGUILAR LLANOS, Benjamín 2010. Pág. 456).

Las asignaciones a día:

a) Asignaciones a día cierto y determinado.- El día es cierto y

determinado, si necesariamente ha de llegar y se sabe cuándo, como el

día tantos mes y año, después de la muerte del testador Ej.: El primero

de enero del 2012.

b) Asignaciones a día cierto e indeterminado.- Es cierto pero

indeterminado, si necesariamente ha de llegar, pero no se sabe cuándo.


Ej.: El día de la muerte de una persona, es evidente que tal

acontecimiento se ha de producir, y por ello es cierto, pero es

indeterminado porque se ignora cuándo ocurrirá el fallecimiento.

c) Asignaciones a día incierto y determinado.- El día es incierto, pero

determinado, si se puede llegar o no, pero suponiendo que ha de llegar,

se sabe cuándo Ej.: El día en que una persona cumpla veinte y cinco

años, es incierto porque no se sabe si esta persona va a cumplir o no

dicha edad, pues puede fallecer con anterioridad.

d) Asignaciones a día incierto e indeterminado.- Si no se sabe si ha de

llegar ni cuándo. Ej.: El día en que una persona contraiga matrimonio,

es incierto porque no se sabe si esta persona va a contraer matrimonio

o no, e indeterminado pues no se conoce, si lo lleva a cabo, el día en

que va a hacerlo. (AGUILAR LLANOS, Benjamín 2010. Pág. 458).

Asignaciones desde día.-

1. Cierto y determinado (plazo).- El causante dice: dejo a Pedro $100000, quien

los llevará un año después de mi fallecimiento. El día es cierto y

determinado, porque se sabe que ha de llegar y cuándo ha de hacerlo y

constituye típicamente un plazo.

2. Cierto e Indeterminado (condición).- Dice el testador que deja a Pedro una

asignación periódica de $10000 si fallece Juan. El día es cierto, porque la

muerte de Juan ha de ocurrir, y es indeterminado pues no se sabe cuándo

llegará tal día.


3. Incierto y determinado (condición).- El causante deja a Pedro una pensión de

$1000 dólares mensuales, desde que Juan cumpla 25 años de edad. Esta

asignación es condicional. En este caso hay incertidumbre, pues no se sabe si

Juan va a alcanzar a cumplir dicha edad; bien puede acontecer que fallezca

antes.

4. Incierto e indeterminado (condición). El testador lega a Pedro un inmueble si

se recibe de abogado. El día es incierto pero no es del todo seguro que Pedro

se reciba de abogado, y es indeterminado porque sin eso llega a ocurrir no se

sabe cuándo será. (AGUILAR LLANOS, Benjamín 2010. Pág. 459).

Asignaciones hasta día

a. Cierto y determinado (plazo).- Constituye un usufructo a favor del

asignatario. Por ejemplo, el testador deja una propiedad por dos años

a Pedro, a contar desde el fallecimiento del causante.

b. Cierto e Indeterminado (plazo).- Dice el testador por ejemplo: dejo mi

propiedad a Pedro por toda su vida. Nos hallamos ante un plazo cierto

pero indeterminado; lo primero, porque Pedro debe morir, y lo

segundo, por no saberse cuando ha de ocurrir el fallecimiento.

También hay un usufructo

c. Incierto y determinado (plazo).- El testador deja su propiedad en goce

a Pedro hasta que cumpla 25 años de edad. El día es incierto, porque

no se sabe si va a llegar ese día, pero determinado porque si Pedro

cumple dicha edad, se conoce la fecha que ello va a ocurrir.


d. Incierto e indeterminado (condición).- Seria el caso en que el testador

dijese: delo una pensión periódica a Pedro hasta que se vaya al

extranjero. El día en incierto e indeterminado, porque no se sabe si va

a llegar y cuando ello va a ocurrir. (AGUILAR LLANOS, Benjamín

2010. Pág. 460).

Finalmente podemos hacer mención que nuestra legislación considera

también a las asignaciones modales son: " las que se hacen con el objeto de que lo

asignado sea aplicado a un fin especial, como el de hacer ciertas obras o sujetarse a

ciertas cargas, que el testador indica. Ese fin especial puede beneficiar al mismo

asignatario, a un tercero determinado o a personas indeterminadas: así, se le puede

negar la suma de dinero a una persona para que pague la operación quirúrgica que

necesita o para que pague la operación a un tercero, o para que construya una escuela

en un determinado lugar. En el primer caso el beneficiado es el propio asignatario, en

el segundo lo es el tercero determinado y en el último son terceros indeterminados las

generaciones de estudiantes que asistan a la escuela"(AGUILAR LLANOS,

Benjamín 2010. Pág. 476).


IV. IMPACTO CON EL PROYECTO DE INVESTIGACIÒN.

Se puede colegir que, para el desarrollo de la lectura, así como también la revisión

de fuentes bibliográficas a resultado de suma importancia para entender y analizar lo que

en el derecho civil se llaman asignaciones ya que estas se dan tanto por causa de muerte o

las que hace la ley, o el testamento de una persona difunta, para suceder en sus bienes.

Entendamos entonces asignación como la acción y efecto de asignar; y como asignar

significa señalar, destinar, asignación por causa de muerte es el señalamiento o destinación

del todo o parte de los bienes de una persona difunta, hecha en el testamento o en la ley,

para que otra u otras le sucedan en sus bienes.

asignación hace suponer la idea de expresión de la voluntad de quien puede

disponer delos bienes asignados; y más propiamente es aplicable a la sucesión

testamentaria en que el testador se señala o destina los bienes que deja a determinada

persona; pero con las palabras asignaciones se significan las asignaciones por causa de

muerte, ya las haga el hombre o la ley, Las que hace el hombre en su testamento son

asignaciones testamentarias, Las que hace la ley son asignaciones legales.

Se denominan asignaciones testamentarias aquellas instrucciones que hace el

testador respecto a cómo quiere que se repartan sus bienes y a quien se le deben entregar

cuando él fallezca. A la persona que favorece la disposición hecha por el testador se le

denomina por el derecho civil asignatario testamentario, El asignatario testamentario debe

reunir los siguientes requisitos:

 Debe ser una persona cierta, es decir, la persona debe existir.

 El asignatario testamentario debe ser una persona determinada, la

determinación puede ser por el nombre o por indicaciones claras

expresadas en el testamento.
V. CONSIDERACIONES FINALES.

Cuando se habla de asignaciones testamentarias se debe entender que se habla de

las disposiciones que ha hecho una persona en el testamento, dichas asignaciones son

hechas por el testador en el ejercicio de su derecho personal e individual de testar,Sin

embargo hay asignaciones testamentarias que el código civil establece que aunque estén

contenidas en el testamento no son válidas, por ejemplo las disposiciones que se hagan a

favor de las siguientes personas, según lo establecido en el artículo 668 del código civil:

 Disposición testamentaria al notario que autorice el testamento o el

funcionario que haga las veces de tal.

 Asignaciones a favor del cónyuge del notario o funcionario que haga sus

veces.

 Asignaciones a favor de cualquiera de los ascendientes, descendientes,

hermanos cuñados, o asalariados de este.

Esta invalidez contemplada en el código civil tiene como finalidad que no se intimide

al testador a establecer asignaciones testamentarias a favor de estas personas, con el fin de

evitar que debido a la condición de funcionario que interviene en la autorización del

testamento refiriéndonos al notario o funcionario que haga sus veces, influya sobre el

testador para asignar parte de su herencia a favor de cualquiera de estas personas, sin

embargo, aunque estas se establezcan carecerán de validez.


VI. FUENTES DE CONSULTA.

Bibliografía
Aguilar Llanos , B. (6 de abril de 2016).
Arcas Sariot, M. J. (3 de junio de 2014). https://www.mundojuridico.info. Obtenido de
https://www.mundojuridico.info/el-derecho-de-representacion/

Elorriaga De Bonis , F. (2010). Derecho Sucesorio (segunda edicion ed.). Sntiago de Chile
: Abeledo Perrot.
Perez, L. J. (14 de agosto de 2015).