Está en la página 1de 2

1 de pedro

En el tiempo que Pedro escribe esta carta, los cristianos eran acusados de muchas
calumnias a las cuales tenían que contestar con su forma de vida.
Hoy ocurre lo mismo. Es por eso que se necesitan cristianos llenos del espíritu Santo
que muestren a Dios donde están viviendo. En primer lugar los cristianos eran
acusados de matar y comer un niño en la cena del Señor. Además eran acusados de
inmoralidad por las reuniones que llamaban ágape (fiesta del amor), acusándolos de
todo tipo de desenfreno inmoral.
También fueron acusados de perjudicar el comercio, porque en cierto modo dividían a
las familias, y de volver a los esclavos contra sus amos por la libertad predicada.
Eran acusados de odio a la humanidad, porque decían que no tenían que participar de
las obras de este mundo, pero la peor acusación era la deslealtad al Cesar dado que
ningún cristiano adoraba la deidad del emperador, ni quemaba incienso en su honor, ni
declaraba que Cesar era el Señor, porque no había otro Señor que Jesucristo.
Es por eso que Pedro escribe estas recomendaciones que sirven para todos los
tiempos y que nos llegan a nosotros en el año 2000.
1) Nuevas relaciones frente al mundo.
a) Vivir como extranjeros y peregrinos. Vivimos en un país que no es el nuestro. No
podemos aceptar las reglas de este mundo. Nosotros seguimos las reglas de Dios. Es
Nuestra ciudadanía está en otra parte.
b) Vivir sabiendo decir NO. No tenemos que hacer nada que nos impida alcanzar el
destino final. No tenemos que aceptar actitudes que afecten nuestra manera de ser de
tal manera que nos hagan ineptos en nuestro peregrinar.
c) Vivir en una guerra espiritual. Al estar en guerra tenemos que vivir preparados para
los ataques del enemigo que quiere dejarnos a mitad de camino. Abstenerse como
quien tiene que pelear la buena batalla.
d) Vivir siendo ejemplo de vida. Cada cristiano hace publicidad para el cristianismo.
Mediante su vida engrandece o denigra ante los demás el nombre de Cristo.
e) Vivir haciendo buenas obras. Nuestra vida tiene que estar caracterizada por las
buenas obras. Amar al prójimo, demostrar el amor de Dios a cada persona que
tenemos cerca, mostrar el reino a cada paso.

2) Nuevas relaciones frente a las autoridades.


a) Responsables en la democracia. Tenemos que vivir colaborando.
Participando de los canales que se nos presentan, votando responsablemente,
tomando decisiones, involucrándonos en todo lo que podamos. Somos responsables
de nuestra realidad. Participar para mejorar la vida de todos, denunciando la
corrupción, luchando contra la injusticia social.
b) Orar por ellos. Para que se arrepientan de sus pecados y cumplan con lo que prometieron a Dios y a el
pueblo. Si es posible mostrar lo que Dios pide de los gobernantes.

c) Respetar la ley. Tenemos que ser los primeros en respetar las leyes y no violarlas.

d) El resultado es mostrar a Dios. Todos nuestros actos tienen que revelar a Dios.

3) Nuevas relaciones con todas las personas.

a) Honrar a todos. Tomando a los demás como superiores a nosotros mismos.

Todas las personas son iguales ante los ojos de Dios. No hacer discriminación.

b) Amar a los hermanos. El respeto ante los demás se hace amor en la iglesia. La iglesia es la gran familia
de Dios y su vínculo tiene que ser el amor. Salmo 133:1

c) Temer a Dios. Proverbios 1:7 El fundamento de la sabiduría es el temor a Dios. Es la reverencia que
tenemos que tener ante Dios. Es poner a Dios en el lugar central de nuestra vida.

4) Nuevas relaciones en el trabajo.

a) Respetando a nuestras autoridades. De esta manera mostramos a Dios en medio de ellos. Podemos
denunciar las injusticias, pero siempre lo hacemos con respeto, podemos plegarnos a la lucha por los
derechos de los que más necesitan, pero sin dañar a los demás.

b) Aunque nos molesten. Es fácil respetar a aquellas personas que nos son atractivas, pero es muy difícil
amar a aquellos que son insoportables.

c) Haciéndolo para Dios. Colosenses 3:17, 1 Corintios 10:31. .

5) Nuestro Ejemplo es Cristo.

a) Tenemos que seguir sus pisadas. jypogrammos, jypogrammos. En aquel tiempo los alumnos aprendían
copiando los manuscritos de sus maestros. Jesús nos da el ejemplo que debemos copiar, nos marca las
pautas que debemos seguir Si debemos sufrir injusticias, insultos estamos pasando a través de aquello
por lo cual el pasó. Tenemos que seguir sus pisadas en todo.