Está en la página 1de 18

.- -...

-g f ''(PI"'

TRIANGULO ENTRE AGENCIAS:


PROBLEMAS EN LAS RELACIONES AGENCIA FAMILIA

Douglas Carl
Gregory J. Jurkovic
(Del Instituto TF, Atlanta, USA)
Family Process 22:441-451, 1983

Este articulo f ocaliza las formas en que los agentes


de ayuda, incluidos los terapeutas de familia, llegan a
formar parte del problema que están tratando. Se pone un
acento especial sobre las pautas triangulares que se
desarrollan frecuentemente cuando una agencia implica a otra
en el desarrollo de sus funciones y en la difusión del
conflicto con su cliente y su familia. Llamamos a este
proceso un "triángulo entre agencias". Se presentan varios
casos como ejemplos de estos triángulos que implican a
di versos sistemas de servicios (por ejemplo, escuelas,
tribunales, centros de salud mental), y sigue la discusión
de la forma cómo pueden ser impedidos estos triángulos entre
agencias.

La noción de triángulos ha sido central en la exposición de


la teoría y de la terapia familiar sistémica. Las formulaciones
de Bowen, en especial, están enraizadas en el supuesto de que los
síntomas emocionales entra dos ·personas se hacen inestables
frente al conflicto, y se estabilizan al formar sistemas de tres
personas o triángulos. En general, los triángulos han sido
considerados como problemas interaccionales dentro del contexto
gel sistema familiar, o dentro del mismo encuadre terapéutico.
El efecto de los triángulos, sin embargo, puede ser extendido más
allá de los limites de la familia o de la relación terapeuta-
f amilia.
De hecho, aunque los terapeutas de familia tratan
rutinariamente con las pautas triangulares en la familia, a
menudo descuidan o entran formar parte de triángulos que son
creados sin darse cuenta por la mismas fuentes (personal de
escuela, oficiales de custodia, médicos, etc.) que les han
remitido las familias. En cuanto que los sistemas humanos están
sometidos a los ef actos de sistemas que se entrecruzan, está
claro que estas otras agencias de ayuda y el papel qua desempeñan
en la terapia, necesitan un ulterior estudio.
Hemos acuñado el término ''triángulo entre agencias'' para
referirnos a situaciones triangulares que implican a una familia
Y a dos sistemas de servicios, uno de los cuales puede ser el
pag. 2

terapeuta de familia. (Por "agencia" entendemos aqui aquellas


personas e instituciones cuyo rol en la sociedad es el de educar,
corregir, limitar, rehabilitar, tratar o ayudar y servir de
alguna forma a los demás).
Curiosamente, la literatura sobre este tema es escasa. Bowen
ha tocado una parte del problema:
"En los periodos de tensión muy alta, un sistema
triangulará con más y más. elementos ·externos. Rl
ejemplo mas corriente es el de una familia con gran
stress que utiliza el sistema triangulará para
implicar a los vecinos, la escuela, la policía, las
clínicas y todo un espectro de personas ajenas corno
participantes en el problema familiar. De esta forma
la familia reduce la tensión interna y puede crear en
ese momento la situación en la cual, la tensión
familiar está siendo contenida y afrontada por las
personas ajenas a ella".
(''Farnily Therapy in clinical practica''. N. York
1978, pg. 479).
Estas observaciones, sin embargo, focalizan en triángulos
iniciados por miembros de la familia. ¿Qué ocurre con las
acciones de los agentes de ayuda que inadvertidamente
"triangulan" a la familia?
Pattison sefiala la importancia de implicar al sistema
social entero para producir un plan de tratamiento coordinado,
porque el fracaso en considerar el espectro mas amplio podría
influenciar negativamente el resulta do del tratamiento. ("Social
System psychotherapy" Am. J. Psychother. 27: 296-409, 1973).
En un caso clínico sobre la descompensación de un hombr·e de
52 afias, HOFFMAN Y LONG explican ampliamente desde una
perspectiva ecológica de sistemas, cómo puede ocurrir esto. ("A
systems dilemma", Fam. Proc. 8: 211-234, · 1969). Reflexionando
sobre las diferentes agencias (salud mental, bienestar, vivienda,
etc.) implicadas, observan:
"Estos sistemas muy raramente actúan en
colaboración y muy a menudo están en conflicto. En
consecuencia, una persona puede ser acogida en una
situación paradójica dentro de su familia, la cual a
su vez está cogida en situaciones paradójicas dentro
de los sistemas que se suponen destinados a ayudar a
la familia o a la persona".
pag. 3.

El conflicto entre agencias aflora frecuentemente después


de que el conflicto se haya desarrollado previamente entre una
agencia y su cliente. Puede que entonces otra tercéra agencia sea
impulsada a tratar de desviar el conflicto. En nuestra
experiencia, esto ocurre con la suficiente regularidad como para
justificar el afiadir un corolario al axioma de Bowen, referente
a la inestabilidad de un sistema conflictivo entre dos personas.
"La relación entre una agencia y una familia es inestable en
situación de stress y tenderá a formar un sistema a tres bandas,
a menudo con otra agencia, para difuminar el stress".
En el resto del articulo discutiremos e ilustraremos las
formas en que se desarrollan estos triángulos entre agencias y
las medidas que pueden tomarse para impedirlo.

TRIANGULO ENTRE AGENCIAS


La gente acude al tratamiento de muchas formas: por propia
decisión, a través del clero, las escuelas, los programas de
asistencia al parado, los tribunales, rehabilitación vocacional,
agencias de servicios a nifios y familias, hospitales mentales,
oficinas de libertad bajo palabra, interconsultas dentro de
centros de salud mental, etc. Es evidente que la propia decisión
constituye uno de los numerosos caminos que un individuo o una
familia escoge para llegar a la puerta del terapeuta.
El tipo de "situación paradójica" dentro del sistema de
agencias de ayuda que analizan Hoffman y Long, se produce a
menudo cuando una agencia envía a un cliente a otra agencia, tal
corno un psicoterapeuta. El cliente puede haber desafiado a la
agencia para que sea más útil (o actuar de una manera distinta),
o la agencia puede haber sentido la necesidad de servicios de
apoyo para desempefiar sus funciones, quizás porque sus propios
esfuerzos de ayuda han fracasado. Frecuentemente, esta forma de
enviar pacientes pueden tener un efecto poderoso sobre el proceso
y el resultado del tratamiento. {cfr. "El problema de la persona
remitente", Selvini et al. J. Marr. Fam. Thee. 6: 3-10, 1980).
Esto puede suceder por una serie de razones.
Una agencia de servicios al nifio y a la familia, por
ejemplo, puede buscar profesionales de la salud mental para que
"pongan a punto" a unos padres de forma que "encajen" y puedan
recuperar la custodia de sus hijos.
un·consejero de rehabilitación vocacional puede enviar a
alguien para aumentar las posibilidades de que el cliente tenga
éxito en el trabajo.
pag. 4

Un programa de unidad de dia dentro de un centro de salud


mental puede enviar a un cliente con la esperanza de que éste se
adecuará mejor al programa.
Los hospitales psiquiátricos. envían pacientes para su
seguimiento, que impida hospitalizaciones ulteriores.
Un tribunal puede enviar a una ·persona como una alternativa
a la cárcel, afiadiendo el deseo de que el tratamiento ayude a que
la persona ''se porte bien''·
Las escuelas envían a los nifios porque se portan mal o
tienen bajo rendimiento en la clase; su mandato es: trabaje con
el chico para que mejore en la clase.
Todas estas situaciones tienen ·una cosa en común: una
"agenda" o programa por parte de la agencia que remite al
cliente. ¿cómo están presentes estas agendas en el desarrollo de
los triángulos entre agencias?.

Agencias de Servicio a Nifios y Familias


(Protección de Menores)
A veces la ley se adelanta y saca a los nifios de su casa por
medio de los esfuerzos de una agencia de servicios al nifio y a
las familias, o en casos menos graves, se avisa a la familia de
que si no se reforman y buscan un tratamiento, se les quitará a
los hijos. Surge inmediatamente una dificultad cuando la familia
acude al tratamiento; muchas veces no saben por qué están en la
sesión, a no ser porque los servicios de familia les han dicho
que tienen que venir. La dificultad para el tratamiento es que
no existen criterios claros para los objetivos del tratamiento,
a no ser el de transformar a unos padres "malos" en padres
"buenos". La dificultad para la familia es que no existe un
cambio claro que ellos deseen, ningún síntoma que quitar, ninguna
dificultad que superar, excepto la de quitarse se encima a las
otras agencias. La agencia quiere pruebas sobre la idoneidad de
los padres. El terapeuta sistémico quiere una jerarquía y una
estructura que estén claras. La familia quiere a sus hijos. La
familia, la agencia de tratamiento y la agencia remitente pueden
quedar bloqueados en un triángulo que puede impedir perfectamente
.el tratamiento. El acuerdo es dificil, imposible quizás, porque
ninguno habla el mismo lenguaje, y la familia está cogida
tratando de servir a dos sefiores.
1 ¡;¡¡

pag. 5

TRIBUNALES
En cualquier caso remitido por un tribunal se presenta un
problema logístico, ya que el tribunal tiene la última palabra
sobre el éxito o el fracaso de una persona. El tribunal retiene
el control. sin necesariamente tener en cuenta al terapeuta. De
esta forma, la familia que está trabajando con un terapeuta
sistémico familiar no tiene claro, a menudo, si el cooperar con
la dirección de la terapia satisfará las condiciones del
tribunal. De hecho, a veces el tribunal interviene para asumir
el control del caso exactamente en el peor momento del desarrollo
del tratamiento, anulando los esfuerzos de la familia para
recuperar el control del problema. El resultado es otro
triángulo. El tribunal tiene el control pero pocas oportunidades
para efectuar un cambio terapéutico en la familia; el sistema
terapéutico tiene mayores perspectivas pero ningún control; la
familia está cogida entre medias.

ESCUELAS
Los chicos que tienen problemas en la escuela, a menudo se
portan bien en casa. No es infrecuente que ante muchos casos
enviados por servicios de protección de .nifios, el terapeuta tenga
que hacer frente a unos padres que no están seguros de las
razones por las que están en terapia. Tanto padres como
terapeutas frecuentemente echan la culpa a la escuela por no
hacerlo bien; la escuela, por su parte, atribuye el problema a
los padres. Junto a estas pautas triangulares está el hecho de
que las escuelas pueden decir una cosa a los padres quienes, a
su vez, pueden comunicar al terapeuta una cosa bien distinta.
Las personas asociadas con escuelas también contribuyen a
menudo a la formación de triángulos, al adoptar decisiones sobre
los nifios que sus padres y madres deberían tomar en su rol de
padres. Por ejemplo, en el caso de un chico que hace novillos y
que sigue sin colaborar para asistir a la escuela, el sistema
escolar puede anular los esfuerzos del terapeuta y de los padres,
cuando el encargado de la asistencia, llevado por la compasión,
rehúsa proseguir con la tramitación., El resultado: un triángulo
con una "coalición transgeneracional" entre un insconciente
encargado de la asistencia y un chico que hace novillos.

HOSPITALES DE SALUD MENTAL


las personas remitidas por hospitales pueden representar,
potencialmente, el mayor dolor de cabeza para los terapeutas que
trabajan desde encuadres de salud mental pública. En muchos
lucrares. se suoone crue el hosoital v el centro comunitario de
o-+4
.....
~
......
..,...
pag. 6
..,...
""""
..,...
""""
~
~
""\'\
~
~ salud mental están del mismo lado y que forman parte del mismo
~ sistema. sin embargo, existe una situación en que hay un
''nosotros'' y un ''ellos''· El personal del hospital piensa que la
"""'
""1it
gente que trabaja en la comunidad no hacen prácticamente nada
para mantener a la gente apartada del hospital y dentro de la
~ comunidad, especialmente en términos de hacer que los pacientes
~ tomen su medicación. La gente que trabaja en la comunidad piensa
~ que el personal de hospital no hace más que medicar y que no
~
comprende en absoluto lo que implica el mantener a alguien en la
comunidad. El personal de hospitales estatales a menudo no son
...e en absoluto receptivos a las intervenciones de sistemas que no
-e se apoyen fundamentalmente en la quimioterapia. Si el terapeuta
...... sistémico en un centro de salud mental está tratando a un
...... paciente crónico con una pauta de hospitalización, ese paciente
~ y su familia recibirán una serie de mensajes del hospital y otra
4 del centro de salud mental. ¿A quién debe creer?
~
Desgraciadamente, este triángulo intrasistémico tan corriente,
es uno de los más difíciles de cambiar.
~
~
~ PROGRJ..MAS DE DIA
~
-e Otro dilema intrasistémico ocurre cuando un programa de día
en un centro de salud mental remite a una familia como cliente
~ para tratamiento, con la esperanza de hacer del cliente una
~ "parte ;nejor ajustada" al programa de dia. Como sucede que muchas
intervenciones sistémicas se basan en la redefinición de los
"""
~
~
problemas y en la inducción del cambio de forma que haga a los
pacientes menos dependientes de las agencias de apoyo, los
~
objetivos conflictivos del programa ofrecen muchas oportunidades
para la triangulación. El programa de dia quiere un ·"miembro"
~ más cooperativo. El terapeuta sistémico no quiere ningún
~ "miembro" en absoluto. La familia puede quedarse como estaba de
~ forma que todos los interesados permanezcan implicados.
~
~ Estas diferentes "agendas" derivan, naturalmente, de la
~
filosofia en vigor, de las reglas, procedimientos y objetivos de
cada agencia. A medida que el stress aumenta entre la agencia y
~ sus clientes (bien sean los participantes en el programa de dia
~ de un centro de salud mental, los estudiantes en una clase, o las
~ personas bajo palabra), la agencia puede dirigir a su cliente y
~ sus familias hacia alguna otra agencia, a menudo un terapeuta.
~ La orientación del terapeuta está a menudo en conflicto con la
~
de la agencia y a menos que las dos colaboren de una forma
eficaz, puede producirse un triángulo de agencias. Puede surgir
""1 1Q) en el mismo momento de ser remitido o, como veremos en
~ algunos de los ejemplos posteriores. 2Q) En un estadio posterior
~ del proceso terapéutico.
~
pag. 7

A veces, ;!.as instituciones y una familia quedan triánguladas


a causa de la satisfacción de algún miembro del personal Y el
objetivo de una agencia, que se combinan para formar un triángulo
con la familia y la agencia de tratamiento. Aqui está un ejemplo:

Caso ''A": ¿Adivina quién yiene de visita?


La consejera de rehabilitación vocacional (VR) era una
persona bastante bien parecida, atractiva, de clase media,
soltera y de 30 afies. El cliente era poco habitual para un VR:
una mujer joven, adecuada y habladora, perteneciente a la clase
media alta. Tenia también una historia de enfermedad
psicosomática crónica que la habia impedido terminar la high
school, ni siquiera conservar un trabajo durante sus 24 afios.
La familia se adecuaba a los rasgos de familia psicosomática
de Minuchin. Los síntomas psicosomáticos de la mujer joven habian
desaparecido desde hacia tiempo, excepto una grave ansiedad e
inutilidad. su madre estaba hiper-implicada con la hija, y se
había convertido claramente en un problema de "salir de casa".
El consejero de VR había sido incluido en la mayoría de las
sesiones ya desde el principio. La madre había conseguido
apartarse un poco de la chica; de hecho, se había desimplicado
demasiado fácilmente. La chica no mostraba ningún cambio, a pesar
del cambio en su madre. Los terapeutas empezaron a darse cuenta
de que la consejera de VR estaba dando señales de estar
implicándose con la familia, para descubrir más tarde que la
consejera se pasaba por la casa de la familia y les visitaba
todos los días después de su trabajo, incluso algunos se quedaba
a cenar. Había asumido el rol en· la familia, que había dejado la
madre. El cambio de la madre corno resultado del tratamiento, la
avidez de la consejera de VR y la inutilidad de la chica creaban
un triángulo. El triángulo bloqueaba el cambio.
En este caso, los terapeutas tenian fácil acceso a la
consejera quien les permitió rápidamente romper el triángulo. En
resumen, cuando se hizo patente que la consejera no podía
comprender el problema de su hiper-implicación, los terapeutas
recomendaron pararadójicamente que asumiera aún más
responsabilidad sobre aquella "chica inútil".
Ella se resistió cortando bruscamente su contacto con la
cliente, liberando asi a la familia para progresar en el
tratamiento.
pag. 8

Caso "B": Una recuperación sensata


El.sistema legal tiene reglas poderosas que son respaldadas
por fuertes consecuencias. En el ejemplo siguiente, empezó a
emerger un triángulo en la relación familia-tribunal-terapia. Los
terapeutas sin embargo, fueron lo suficientemente creativos como
para usar lo que estaba ocurriendo en beneficio del tratamiento.
Valeria, de 12 afies, procedia de una familia empobrecida y
con un solo padre. Ella y su hermano mayor, John, estaban bajo
supervisión del tribunal, fundamentalmente a causa del robo.
Aunque la conducta de John habia mejorado a parte de su juicio,
la de Valeria no. Fue remitida por el tribunal a un programa de
tratamiento, orientado hacia la familia.
En las ~esiones iniciales se vió claro que Valeria faltaba a
clase, en parte, P.ara quedarse en casa con su madre, la Sra.
Smi th, que estaba bastante aislada y deprimida. Cuando se le
preguntó acerca de su vida social, la Sra. Smith respondió que
tenia poco tiempo a causa de las exigencias que le presentaban
los problemas de sus hijos. A través· de una serie de
intervenciones que exigieron semanas para ser cumplidas a causa
de la enfermedad f isica en la familia, los terapeutas ayudaron
a la madre a colaborar con una pariente y con la maestra de
Valeria para conseguir que Valeria volviera a asistir a clases
regularmente. Las intervenciones fueron eficaces, aunque Valeria
perdió aún dos semanas de clase hasta.que fueron cumplidas.
El tribunal también intervino. Un juicio ya previsto dictó
sentencia sobre el tema de la asistencia a clase por parte de
Valeria. A causa de sus dos semanas de novillos, el juez la envió
por otras dos semanas a un centro de detención. Los terap.eutas
pidieron al juez que retirara la detención ante la conducta de
Valeria desde que la madre y los demás adultos de su red social
se habian hecho cargo. El juez sin embargo, se negó a rescindir
su orden.
La Sra. Smith se desanimó por la detención de su hija y
empezó a sentirse de nuevo desesperanzada acerca de su
posibilidad -de manejar las dificultades de la familia. Los
terapeutas, sin embargo, asignaron a la madre la tarea d.e empezar
a desarrollar una vida social mientras estaba de vacaciones
Valer ia en la detención. Esto además convénceria a Valeria,
argumentaron los terapeutas, de que no necesitaba ya perder mas
clases. Es lo que hizo la Sra. Smith: llevar a cabo la tarea lo
cual sirvió para adecuar los limites entre la madr~ y la hija.
pag. 9

caso "C"; ! Que te parta un rayo 1


El caso siguiente lo llevó en un contexto de consultorio
privado el primer autor del artículo, quien tenía afias de
experiencia en el sector público.
El sr. y la Sra. Riley tienen cuatro hijos de 12, 8, 6 y 1
afies. Los tres hijos mayores habían sido trasladados de su hogar
un afio antes por el Departamento de Servicios Infantiles y
Familiares, a una zona rural que estaba a una hora de coche de
su nueva vivienda en la que estaban buscando ayuda. Llegaron por
sugerencia de su abogado que estaba tratando de luchar contra la
agencia para conseguir la devolución de los niños. Los chicos
habían sido sacados de su casa por acusación de negligencia.
Los Riley eran muy pobres. El sr. Riley había sido
diagnosticado de retrasado límite pero, como cualquiera podría
suponer, la acusación procedía mas a causa de la pobreza que por
una negligencia real. El Sr. Riley era algo pendenciero. Durante
un periodo de separación temporal de sus hijos, justo antes de
la separación mas larga, se había enfrentado con el asistente del
servicio de niños, perdiendo los nervios en el despacho de la
agencia. Esto hizo que el asistente social le etiquetara
inmediatamente de "loco'' y le remitiera para tratamiento a un
Centro de salud mental del condado cercano, como condición para
que le devolvieran a sus hijos.
El trabajador de salud mental pertenecía a una agencia de
un condado diferente, ya que el condado remitente no tenía Centro
de salud mental, y no tenía fácil acceso a la agencia remitente.
Además, tenía muchos casos entre manos y el Sr. y la Sra. Riley
no tenían ni idea "de lo que tenían que elaborar". Así que
después de varios intentos frustrados de "te;rapia", el caso quedó
arrumbado. Mientras tanto, se colocó/a los nifios. en tres
diferentes casas adoptivas, y se negó a los padres el derecho a
visitarles a causa de su mal comportamiento con el asistente de
la agencia infantil. Quedaba por ver si sus esfuerzos legales
serian recompensados.
Este tipo de situación no es inusual cuando las agencias de
tratamiento infantil refieren familias para el tratamiento. Las
expectativas son de que, de alguna forma, el tratamiento les hará
mejores personas, mejores padres y una familia mejor. La agencia
remitente actúa a partir de la presunción de que hay algo malo
dentro de la ·cabeza de una persona y qua puede ser arreglado por
los que trabajan en la salud mental.
Indudablemente, ellos han sacado esta idea de los mismos
profesionales de la salud mental. Al margen de la orientación del
pag. 10

terapeuta, sin embargo, una situación familiar podrá difícilmente


cambiar sin unos objetivos o metas especificas en el posible
tratamiento. Muy a menudo la agencia de tratamiento y la
remitente no se entienden y no colaboran. El resultado es la
frustración en ambas partes, un triángulo que impide el cambio.
Los dos casos siguientes ilustran cómo los mismos terapeutas
pueden contribuir a la formación de triángulos patogénicos entre
agencias.

Caso ''D'': Afloiemos la marcha


Jamie Jacksson, un chaval.de 8 afios, decidido pero inmaduro,
tenia muchas dificultades en tratar con sus iguales y en hacer
frente a la escuela en general. Las "autoridades escolares"
recomendaron que fúera visto por un terapeuta interesado en los
procesos sistémicos familiares. Desde el divorcio de sus padres
dos afies antes, Jamie había estado viviendo con su padre. El Sr.
Jackson no había superado emocionalmente del todo su divorcio,
manifestando sefiales de depresión y de hiperprotección frente a
su hijo. Por ejemplo, consciente de los problemas que tenia Jamie
con sus iguales y del aislamiento que ello implicaba, pasado todo
su tiempo libre con él. Aunque no estaba muy seguro sobre la
recomendación de la escuela, el Sr. Jackson pidió una cita con
el terapeuta.
El terapeuta conquistó rápidamente la confianza de Jamie y
de su padre y asignó diversas tareas en los primeros estadios del
tratamiento para crear unos limites más precisos entre ellos. Se
le animó al padre, por ejemplo, a que dedicase más tiempo a sus
propios intereses y que facilitase el contacto de Jamie con sus
iguales. A medida que el padre llevaba a cabo estas tareas, su
confianza como padre no solo aumentó sino que su depresión empezó
a ceder inesperadamente. con el apoyo del terapeuta fue capaz
también de bloquear los esfuerzos de Jamie para deshacer los
cambios hasta que el terapeuta se desvió del plan de tratamiento.
Las intervenciones sistémicas en la familia producen cambios
notables tanto personales como interpersonales, cuya rapidez a
menudo sorprende y preocupa a miembros de la familia. Los
terapeutas inseguros e inexpertos pueden estar también no
preparados para .las-consecuencias positivas de un cambio rápido,
impulsándoles a r-esponder de una forma que impide el proceso
terapéutico.
pag. 11

Jamie reaccionó de diversas maneras ante el cambio en la


interacción familiar. Aunque comenzó a establecer más contacto
con sus iguales en la escuela, se mostró por vez primera bastante
furioso, disperso e hiperactivo con sus profesores. Estos
cuestionaron seriamente las intervenciones del terapeuta. A su
vez el terapeuta empezó a preocuparse y, para aliviar su propia
ansiedad, remitió a Jamie para que le hiciesen un reconocimiento
en vista a una medicación, redefiniendo asi inmediatamente el
problema como algo médico-interno y formando un triángulo entre
agencias. A Jamie se le puso una medicación; el padre se quedó
confuso y menos seguro de su nueva posición de cara a su hijo y
el terapeuta dudó muy pronto de la sabiduria de su decisión.
Afortunadamente, los éxitos que el padre había tenido hasta
aquel momento le hicieron continuar sensatamente pidiendo
independencia a su hijo, a pesar de la rabia y la aparente
hiperactividad de Jamie y desarrollando una relación con él que
era reforzante para sus conductas apropiadas a su edad. La
medicación fue suspendida. Las dif.icul tades de Jamie en la
escuela se desvanecieron.

· Caso "E": Pecado de omisión


El ejemplo anterior mostraba cómo puede crearse un triángulo
entre agencias por "un pecado de comisión" por parte del
terapeuta. A menudo también están implicados los "pecados de
omisión" en la formación de estas pautas triangulares. El
terapeuta implicado era experto y era ciertamente sensible a los
problemas entre agencias en el tratamiento de familias. Sin
embargo, la familia White presentaba tantísimos problemas
urgentes y enganches con agencias que dejó que se formase un
triángulo entre agencias "debajo de su nariz''·
Jane White, una nifia de 7 años, levemente retrasada y su
familia fueron entrevistados a causa de malos tratos con la niña,
que habían sido previamente denunciados por los oficiales de la
especial a la que asistía Jane. Una evaluación completa de la
situación por los servicios de protección en aquel momento
condujeron a sacar a Jane de su casa. Los padres buscaron terapia
y al cabo de un afio convencieron al juez de que ya estaban
"preparados". Recuperaron la custodia de su hija. La sentencia
del tribunal, sin,embargo, ordenó a los padres que siguiesen con
la terapia, lo cual hicieron de mala gana con otro terapeuta, a
través de la escuela de Jane.
Hay que reconocer que el terapeuta trabajó bien para
conseguir un joining con la familia y para formar una alianza con
pag. 12

el encargado del servicio de protección de menores del caso. Esto


último era esencial ya que este encargado estaba de parte de los
padres y contra la escuela y las otras autoridades. Mientras
tanto, sin embargo, la profesora de Jane (que era su defensora
mas ruidosa), estaba muy preocupada por la decisión del juez y
muy dudosa respecto al valor de otra terapia. Se tornó muy a pecho
proteger y preocuparse por Jane en lo que ella suponía que sus
padres. no podían., Incluso llegó a plantearse el pedir al
tribunal que le dejara adoptar a la nifia. En confirmación de las
sospechas de la profesora, la nifia afirmaba todos los días en la
escuela que sus padres eran unos "miserables" y pedía a su padre
y a su madre que se pareciesen mas a su profesora, lo que les
ponía furiosos. Sentían que su autoridad parental estaba siendo
boicoteada en la escuela -y era verdad- por lo que empezaron a
perder sesiones de terapia.
Después de conocer las ideas y las acciones de la profesora,
el terapeuta se dio cuenta inmediatamente de su error de no
tratar directamente con ella desde el principio del tratamiento.
Mirando hacia atrás, comprendió también que sus repetidas
peticiones de información acerca de la terapia -a las que había
respondido diciendo simplemente que todo iba bien- eran las
pistas para deducir que se estaba formándose un triángulo entre
agencias. Desgraciadamente, a pesar de los esfuerzos que hizo el
terapeuta para implicar a la profesora en el tratamiento de una
forma muy productiva y jerárquicamente mas adecuada, la familia
siguió perdiendo sesiones. Al final los padres decidieron
abandonar la custodia de jane, antes que someterse a mas
terapias, tal como había ordenado el juez.
Sería demasiado simplista asumir que el fallo del terapeuta
de intervenir antes con la profesora "causó" el resultado
aparentemente negativo. Pero lo que si hizo fue contribuir a la
pérdida del control de este caso dificil y frustrante.

TRATAMIENTO DE AGENCIAS COMBINADAS: UNA OPORTUNIDAD


Del mismo modo que las agencias externas presentan la gama
de problemas y de complicaciones, también presentan la
oportunidad de ejercer influencia adicional para producir el
cambio. Esto es especialmente cierto en el sector público, en el
que los casos frecuentemente implican al personal de otras
agencias que pueden incluso trabajar bajo el mismo "paraguas"
estatal. Los que trabajan en agencias públicas saben que la
cooperación in ter agencias ;pueden variar enormemente de un condado
a otro o de un distrito a :otro distrito. Sin embargo, la
pag. 13

oportunidad para la cooperación se presenta mas a menudo que las


agencias públicas que en las privadas porque la jerarquía o el
rango puede que sean a menudo un factor negativo. Los
trabajadores en salud mental pública pueden sentirse intimidados
por el "Dr. Fulanito" en la práctica privada, o el "Dr. Fulanito"
pueden abandonar la impresión distinguida de que no puede
permitirse gastar el tiempo en un problema entre agencias que no
puede ser reembolsado. Una realidad de la práctica pública es que
los trabajadores generalmente no tienen que preocuparse por 'el
pago del tiempo dedicado a reuniones con agencias cooperadoras,
a viajes, llamadas telefónicas, etc. Por eso puede dedicarse el
tiempo a prepararse el terreno para da un empujón conjunto hacia
el cambio. Los casos siguientes son un ejemplo.

Caso ''F'': Marcharse de casa


Kay había trabajado con el primer autor del arti·culo en
varios casos de familias como representante de la oficina estatal
de rehabilitación vocacional. Rabia sido incluido
sistemáticamente en sesiones con estas familias. Por eso cuando
remitió el caso de Frank, era natural que ella colaborase en su
tratamiento.
Kay estaba por entonces en rehabilitación en un Centro de
formación tutelar de VR. Era un alumno modelo. Sin embargo, Kay
había descubierto que las cosas no estaban tan bien en su casa,
en la que Frank había apuntado una pistola contra su hermana y
su padre. Una vez había llegado a disparar contra su hermana, sin
alcanzarla pero asustándola. Durante estos incidentes profería
sonidos extraños y generalmente se portaba locamente. Nunca
actuaba locamente durante la formación para el trabajo .. A pesar
de la situación en casa, la familia se negó a denunciarlo,
achacándolo a su locura.
Kay se enfrentó con un dilema. Como empleada pública, tenia
acceso a una información según la cual el cliente era
potencialmente peligroso. Pero no quería sabotear su proceso de
formación. Preparamos dos sesiones de familia, a las que la
familia no acudió. Frank había vivido en casa durante todos sus
31 años. La familia aparentemente no tenia muchas ganas de
cambiar nada.
Kay Y el terapeuta, ·en colaboración, decidieron encontrarse
con el mismo Frank. Explicamos el dilema legal a Frank. El
comprendió. Comprendió también todo lo que estaba sucediendo. Una
vez que recuperó la salud, pudimos adentrarnos en el área de su
~ .

'''
J

' &
pag. 14
1

1'
1
~
salida de casa y su falta de preparación para ello. Vimos su
~ conducta violenta como una prueba de que había sobrepasado su
1 capacidad de vivir . en casa. Establecimos los parámetros en
~ términos de lo que podía ser tolerado y lo que no podía
t aguantarse si queria continuar con el programa de rehabilitación.
t El atribuía su violencia a la forma con que le trataban en casa.
~
Quería que ellos cambiasen. El cambio tenia que provenir de él
y podía empezar por concentrarse en la adquisición de algunas
~ habilidades para una vida independiente, adquiridas a través del
~ programa, y asi lo hizo. Ya no importaba lo que ocurriese a
~ partir de ese momento porque Kay y el terapeuta estaban
~ dispuestos cada uno a usar el poder y la influencia del otro.
&
: En este caso, los agentes consultaron y se apoyaron
mutuamente para la formación y la implementación de un plan de

~
rehabilitación, evitando así la triangulación del cliente. Otros
casos a menudo requieren que el terapeuta trate activamente de
j no ser triángulado por el conflicto entre la familia y la
p agencia.
p
9
Caso ''G'': Asociación Padres-Maestros
~
~ A la consulta del segundo autor acudió Mrs. James, madre
~ soltera separada cuya hija de 6 afies no estaba participando en
& la escuela. Se quejaba de que la profesora no entendía a su hija,
t Angela, y que incluso se sospechaba que la estaba maltratando.
~
Con permiso de la madre, el terapeuta visitó la escuela y
descubrió que Angela se estaba comportando de una forma
~ desinteresada e inmadura. Se dudaba incluso se iba a poder pasar
t de curso .. Le preocupaba también a la profesora el que la madre
~ de Angela no confiaba en su labor educativa, aunque tenía ya mas
~ de 15 años de experiencia.
~
Estaban presentes todos los ingredientes para un triángulo
~
entre agencias. tanto la madre como la profesora se le quejaban
~ al terapeuta de la otra y buscaban claramente una coalición con
~ él. Para evitar entrar a formar parte del problema, el terapeuta
~ se destriangulizó en una sesión posterior en la que se reunió con
~ la familia y la profesora en la clase de la nifia.
~
su estrategia fue simplemente la de incitar a la madre y la
~
profesora para que hablasen entre si y a ponerse de acuerdo en
~ un plan para ayudar a Angela. :Después de una serie de falsos
~ intentos en los que la madre y la profesor.a intentaron hablar a
~ través de la niña y del terapeuta, fueron capaces de establecer
~ contacto visual y de airear sus diferencias directamente entre
~
ellas. En este proceso la madre llegó a saber que su hija era uno
~
pag, 15

de los intereses mas queridos para la profesora, Y la profesora


supo de los miedos de la madre y de su situación azarosa de vida.
Con la ayuda adicional del terapeuta, se aclararon sobre como
podian ayudar a Angela desde sus diferentes roles Y la forma de
colaboración entre ellas Muchas asociaciones de padres y
maestros deberian aprender de ellas.
El terapeuta tuvo otras sesiones más con Angela y su madre,
aunque la sesión en la clase constituyó el punto clave de la
terapia. La conducta de Angela en la clase mejoró tan rápidamente
que la madre se resistia a creerlo al principio. Según su
profesora, Angela habia avanzado académicamente de 6 a 8 meses
en menos de 30 dias y, lo que resultaba mas sorprendente,
presentaba sefiales de sentirse feliz e interesada en la escuela
por primera vez. Angela había estado atrapada entre las demandas
conflictivas de su madre y la profesora. El mensaje de su casa
era "no participes en la escuela parque la profesora no te
comprende", mientras que el mensaje de la escuela era "obedece
las ordenes a pesar de lo que se te ha dicho en casa". Angela
estaba emocional, cognitiva y conductualmente paralizada. Cuando
vio a la madre y a la profesora apoyándose mutuamente, se sintió
libre para ser una alumna ·madura. Si se hubiese permitido
desarrollar un triángulo entre agencias, el tratamiento es muy
probable que se hubiese convertido en un asunto frustrante y
prolongado.

Prevención de los triángulos entre agencias


Los ejemplos de esta sección sugieren una serie de
orientaciones que el terapeuta puede seguir para que no se
produzcan triángulos entre agencias. Está claro que si las
agencias de ayuda estuviesen mejor coordinadas, estos triángulos
se formarian con mucha menos frecuencia. Deben garantizarse los
esfuerzos para reorganizar las relaciones entre las agencias; las
exigencias de la practica terapéutica, sin embargo, requieren que
el clínico actúe inmediatamente en vez de esperar hasta que se
produzcan estos cambios. Según Haley:
"El punto de vista más útil al terapeuta es la idea de
que hay suficiente variedad en cualquier situación como para
que se pueda hacer una mejor distribución" ("Terapia para
resolver problemas" pg.4).
Para conseguir una mejor distribución, consideramos útil
recordar los siguientes puntos:
1Q El más importante quizás es que los profesionales
pag. 16

deben incluirse ellos mismos y probablemente otros miembros que


no son de la familia, tales como agencias e instituciones, como
partes integrantes del problema a tratar,
2Q La identificación de estas partes implica una
valoración ecológica que vaya mas allá de los limites de la
familia e incluya a otros sistemas interactuantes. Muchos
triángulos entre agencias en potencia pueden ser detectados en
ese momento.
3Q Una vez hecha esa valoración, el terapeuta se
encuentra en una situación excelente para planear estrategias que
pueden incluir colaboración con otras agencias, tal como se ha
visto en el caso "F".
Véase también el articulo de Aponte sobre la entrevista
escuela-familia, como un ejemplo de cómo manejar la relación
entre agencias y familias (Fam. Proc\15: 303-311, 1976). El
trabajo en colaboración con éxito que no limita seriamente la
capacidad de maniobra del clinico, requiere a menudo mas
habilidad de éste para unirse con otros agentes de ayuda sin
tomar una posición one-up y sin implicar que estos agentes forman
parte de la unidad de tratamiento. Como se ha visto en los casos
presentados antes, a no ser que estos esfuerzos de colaboración
hayan empezado al comienzo del proceso del tratamiento,
preferiblemente en el momento mismo de remitir al cliente, pueden
desarrollarse recalcitrantes triángulos entre agencias.
4Q Del mismo modo que se recomienda que el terapeuta
no asuma una posición de superioridad frente a los otros agentes
de ayuda, se le aconseja que evite esta misma posición de cara
a las familias para ayudarlas a hacer frente a los sistemas de
servicio. Como dicen Hoffman y Long, el terapeuta que actúa como
un "cambista social" o un "abogado" al hacerse de mediador
experto en relaciones familia-agencia, puede convertirse en una
"figura demasiado omnipotente en asuntos· familiares".
Una actitud mas respetuosa y productiva por parte del
terapeuta es la de animar a las mismas familias a que traten con
las agencias. Los terapeutas pueden simplemente dejar esta tarea
a las familias o, si es necesario, instruir a los miembros de la
familia para que sepan luchar con las agencias y protegerse de
intrusiones innecesarias de las mismas. Creyendo un contexto en
el que el padre del caso "G" pudo tratar di:t>ectamente con la
profesora de su hija, el terapeuta no solamen~e ayudó al padre
a resolver sus problemas normales sino que la·preparó para hacer
frente a futúras dificultades con las agencias de ayuda. De
hecho, el terapeuta supo que al año siguiente pudo manejar otro
···-··-·--·~----- -·······

pag. 17

conflicto con la escuela adecuadamente. Informó que al principio


había tratado de entrar en contacto con el terapeuta· para que
m~diase en el conflicto, pero después decidió que podía manejar
la situación sin ayuda.
5Q Aunque es mejor que las familias puedan manejar por
si mismas los contactos problemáticos con las agencias, puede
haber casos en los que los terapeutas puede que deseen bloquear
o redefinir las acciones de las agencias subversivas,
especialmente cuando la familia de encuentra bajo un stress que
las debilita. Hoffman y Long presentan varios ejemplos de esta
táctica. Si el terapeuta en el caso "E" hubiese bloqueado las
conductas hiper-solícitas de la maestra hacia la nifia, la familia
hubiese hecho un mejor uso de la terapia.
6Q Sin embargo, como descubrieron los terapeutas del
caso "B" en sus interacciones con el tribunal, los clínicos no
tienen siempre el poder para controlar las intervenciones y la
política de las agencias. Pero es muy probablemente, las acciones
·adversas de las agencias pueden a menudo ser recuadradas en
interés de la familia (ver caso B}. o el terapeuta imaginativo
puede inventar y descubrir otras facetas de las operaciones de
la agencia que permitan otras oportunidades terapéuticas. Por
ejemplo, en el caso de encuadres de educación especial, que los
padres se reúnan periódicamente con el personal del programa
para discutir el Plan de Educación Individualizada de su hijo.
Si no es invitado, el terapeuta puede pedir el asistir a estas
reuniones para ofrecer su input como parte de su tratamiento de
la familia.
7Q Finalmente, los terapeutas no son participantes
pasivos en el proceso de triangulación de agencias. Es cierto que
pueden incluso precipitar esos triángulos (ver caso D). El
terapeuta que remite a la familia a otros servicios, sea para
medicación, tests psicológicos, tutoría u otros, debe ser muy
claro sobre el propósito de su remisión! ¿es para ayudar a la
familia o para descargar su propia incomodidad?. En el primer
caso, entonces es necesario coordinar sus actividades con las que
ofrecen otros servicios, poniéndose de acuerdo en áreas de
responsabilidad y control. Por otra parte, la incomodidad del
terapeuta se maneja mejor por medio de una consulta con un
colega.

CONCLUSIONES
En un artículo sobre la prevención de la delincuencia, @"
el sociólogo Walter Millar concluye que el conflicto l'fl"
. '

pag. 18

interistitucional ha impedido la aplicación de halaguefias


técnicas de mejoría. Pedía un "cambio de énfasis en los esfuerzos
actuales de investigación y de acción, desde un focalizar
primariamente en la mejoría de la relación entre las
instituciones y la población, hacia la relación entre las mismas
instituciones".
Las recomendaciones de Millar en el área de la delincuencia
juvenil tienen aplicación al trabajo con las familias también.
A través de su comprensión de los sistemas familiares y su
proceso de cambio, los terapeutas de familia han desarrollado
estrategias poderosas para alterar la conducta sintomática. El
mayor problema, sin embargo, radica en el cumplimiento e
implementación de estas estrategias. Las dificultades en la
aplicación tienden a ser atribuidas en los procesos y rasgos que
hay en la familia, por ejemplo, los mecanismos homeostáticos o
la resistencia. Ciertamente, incluso los ·Conflictos entre
agencias a causa de las familias se conceptualizan generalmente
en términos de "cisma familiar" por parte de los agentes de
ayuda, como otra indicación de la "patología" familiar.
Como ha sido ilustrado en este articulo, el problema a
menudo se extiende mas allá de la relación entre la familia y los
agentes de ayuda, para incluir las relaciones entre los mismos
agentes de ayuda también. A medida que aumenta la tensión en la
familia, otro agente de ayuda puede ser implicado en un triángulo
entre agencias que es improductivo.
A causa de las diferencias filosóficas básicas y de las
tendencias a echarle la culpa a la familia, puede resultar
difícil resolver el conflicto entre agencias (si es que llega
a ser detectado) . Resulta tentador cuando nos encontramos cogidos
en uno de estos conflictos como terapeutas, el retirarnos del
caso a causa de la pérdida del control. Pero tenemos que estar
de acuerdo, sin embargo, con Haley en que resulta más útil al
cliente que al terapeuta -incluso en la práctica privada- tenga
la responsabilidad para tratar de colaborar con las diferentes
agencias implicadas y para asistir a la familia en su manejo de
los sistemas de ayuda a fin de que se produzca el cambio.

Marzo, .1984