Está en la página 1de 5

VARIA

bianos a los cuales los mwalistas mexi- en la escultura; Gabriel García Márquez peculiar por la perspectiva de su traba-
canos aportaron muchos y valiosos ele- y Álvaro Mutis, en la literatura: Méxi- jo, de su exploración visual, de su mi-
mentos como referencia y confrontación, co ha sido tierra de elección para los rada. Es lo femenino viendo lo femeni-
como guía. en ocasiones mimética. en creadores colombianos. no desnudo. El cuerpo y el alma en su
otras singularmente fecunda. para ese Ese capítulo está en mora de escri- desnudez presentados por Débora
despliegue, sobre muros públicos, de birse en nuestra historia cultural, pero Arango. Pues no es sólo que un desnu-
nuestra historia. de mensajes políticos y las exposiciones que hoy se inauguran do lo pinte una mujer. Que la condición
agudas soluciones plásticas. muestran como, mientras los críticos e humana de los miserables, humillados
No olvidemos tampoco la generosa historiadores llegamos tarde, los artis- y ofendidos, de los infames, como dice
relación, explícita en sus textos, de tas siguen adelante. Foucault, los pinte una mujer. Que el 9
Octavio Paz con autores nuestros como Aunque en este caso sea una vuelta de abril, las violencias, la protesta es-
Jorge Gaitán Durán y Álvaro Mutis. a las raíces, a las comunes raíces tudiantil, la dictadura militar, la crítica
Dentro del ir y venir del intercam- colombo-mexicanas, para desde allí y caricatura de Alberto Lleras y Gui-
bio creativo México-Colombia se sitúa, continuar, con más fuerza. Por ello, y llermo León ValeQcia los pinte una
entonces, la figura que hoy nos convo- lo mucho que antes se menciona, sólo mujer. Ni que una mujer satirice
ca, Ornar Rayo, quien de 1957 a 1961 resta decir: Gracias, México. ácidamente a otra mujer, como en el
vivirá en México, y no perderá nunca caso de doña Berta. Porque bien hubie-
ese contacto enriquecedor, iniciado en JuAN GusTAVO Coso BoRDA se podido no suscitar reacción alguna.
los Talleres de San Carlos, de la Univer- Lo que produce una censura y reac-
sidad Iberoamericana y de la Lagunilla, Nota: Al inaugurar. en la Casa de México
ción tan enconada de Laureano Gómez
y ~onde conocería a un indio, que sin en Bogotá, en abril de 1996, una exposi- como dueño de la moral, la tradición,
hablar español, también buscaba su pro- ción de Ornar Rayo, titulada Obra negra. el orden, los valores y el partido con-
pia vía expresiva: Francisco Toledo, servador es que Débora Arango es una
nativo de Juchitán (Oaxaca). artista, con todas las de la ley. Con los

,;.
cánones de formación académica, es-
DelaBLAA tudios, disciplina y trabajo. Con obra
1
hecha y por hacer, en pleno proceso de
•\
... madurez, de fortalecimiento espiritual,
'----~ .......
- ¿Cómo nos mira de búsqueda e imaginación. Es la mis-
-- ----
..... Débora Arango? ma razón por la que curas y arzobispos
'
1
1
la censuran y la estulticia de exponen-
,~
1
tes de las clases altas se escandaliza ante
¿Cómo la miraban sus contemporáneos su obra. Ahí está el detalle. En esa com-
y cómo la miramos hoy; nosotros, gen- binación de ciertos temas, lenguajes,
te de final del siglo y del milenio??? simbolismos, escuelas y quien lo hace.
Tal parece una buena perspectiva para Una mujer-artista.
evaluar y dilucidar el sentido de su obra, La artista podrá expresar su estéti-
hoy colgada en la Luis Ángel Arango. ca: "Un desnudo no es sino la naturale-
Inquietante en sus distintas signifi- za sin disfraces, tal como es, tal como
Rayo, quien solicitara limpiar y cui- caciones de imágenes, formas, colores, debe verlas el artista: un desnudo es un
dar de noche uno de dichos talleres, ante materiales, interpelaciones. Polifónica paisaje eh carne humana". "Mis temas
la carencia de materiales propios, deci- por los caminos escogidos: el retrato, son duros, acres, casi bárbaros, por eso
dió apelar a cartones viejos, hilos y are- el desnudo, lo social, lo político. Figu- desconciertan a las personas que quie-
na, para lograr sus sorpresivos intaglios, rativa y expresionista por la semántica ran hacer de la vida y de la naturaleza
que el crítico mexicano Juan García de los lenguajes pictóricos. Realista crí- lo que en realidad son". "Mi especiali-
Ponce saludó .con interés y simpatía. tica y testimonial por las tendencias dad es la figura, naturalmente, y más
De ahí, de esa vida creativa en co- conceptuales y de escuela en que se que la figura la expresión", y este afo-
mún, surgirían entonces estos intaglios manifiesta su arte. rismo que Débora inscribe como divi-
que hoy admiramos, 30 años después, Débora Arango forma parte sustan- sa y lo es de todo artista y todo arte ge-
donde el volumen del papel acentúa el tiva de la historia del arte colombiano, nuinos: "Yo tengo la conV¡icción de que
juego formal, y el ·resultado nos atrae así no figure en algunas de sus histo- el arte como manifestación de la cultu-
por su sabia pericia técnica y esa dis- rias, ni se destaque su importancia. Pa- ra, nada tierie que ver con los códigos
posición constructiva, en lo esencial, radójicamente, este hecho, la censu- de la moral. El arte no es amoral, ni in~
que distingue su arte. Poesía y geome- ra, el veto, le dan nuevas y profun- moral. Sencillamente su obra no inter-
tría surgiendo de esas mágicas puertas das valoraciones. cepta ningún postulado ético,..
negras que elaboró en México. Hay que decir que es la pintura de Débora Arango gozó del aprecio y
Botero y R~yo en la pintura; Leo una artista-mujer o de una mujer-artis- reconocimiento de otros. De Jottge
Matiz en la fotograffa;Arenas Betancur ta. Esto le da una significación distinta, Eliécer Gaítán, quien como ministro de

142 Boletfn Cultural y~ibliognUico, Vol. 33, n\lm, 41, 1996


VARIA

Educación promovió una exposición de la crítica social. La hay como testi- tiene acceso desde cualquier lugar y en
suya en el Teatro Colón de Bogotá, que monial alegórica en su abigarrado cualquier momento, sin tener que des-
tuvo que ser cerrada ante la ruidosa Gaitán. Satírico a la manera del plazarse físicamente ni transportar los
oposición de Laureano Gómez. De los Burundún Burunda como en 13 de ju- libros. Este novedoso concepto de bi-
periodistas liberales y de izquierda, los nio, La justicia, Melgar; La huelga de blioteca permite hacer búsquedas de
escritores, sus colegas, pintores y es- los estudiantes y Junta militar. Drama documentos y consultarlos en pantalla,
cultores. -El arte de DéboraArango po- y tragedia a la manera de Viento seco, pudiendo ser grabados en un disquete
larizaba, provocaba, interpelaba. Ras- como en Tren de la muerte y El cemen- o impresos en una impresora personal.
gaba los velos de la hipocresía, los dog- terio de la chusma o mi cabeza. La Biblioteca Virtual se compone de
mas y la mojigatería. libros electrónicos, que son libros
Una pintura de lo prohibido y de lo legibles en un computador y no en pa-
escandaloso. Lo que se muestra es lo
k pel. En unos casos el texto y las imáge-
más nocturno, como la prostitución, y n nes aparecen en la pantalla listos para
lo más cotidiano de la existencia. Allí su lectura, mientras que en otros, se
en esa pictórica hay una estética de lo deben bajar los archivos a un disco duro
social y de lo popular, toda una violen- o a un disquete para que puedan leerse
cia concentrada, también gestual, toda los documentos fuera de la conexión en
una ofensa, una humillación que nin- red. Por ejemplo, se puede ver el texto
guna pintura o muy pocas y también de El nocturno de José Asunción Silva
pocas literaturas han podido asumir. y, mi~ntras se ojea su manuscrito origi-
¡Era lo que sentía esta artista y de qué naJ~ escuchar a Kepa Amuchástegui
forma!!! Ella penetra en la vida oscura, declamando el poema.
el prostíbulo, la soledad del desnudo, Dentro de la red Internet se encuen-
el sexo expuesto y expósito. La prosti- tran varias bibliotecas, públicas, univer-
tuta es el personaje de Débora, como Patricia .Gómez, Alberto Sierra y sitarias o privadas que pretenden dar a
mujer desnuda o puesta en escena, como Beatriz González han elaborado las pre- conocer una parte significativa de su
en Amanecer y en Amargada. Y ese sentaciones de contexto, influencias y colección física. Es, sin embargo, rela-
cuadro de hombres viciosos y grot~s­ significados en el catálogo de esta ex- tivamente nuevo el desarrollo de la Bi-
cos, verdaderamente infames, que nos posición retrospectiva. Jorge Orlando blioteca Virtual que permita la consul-
lleva a la presencia de las ausentes en Melo ha escrito el mayor elogio: "[ ... ] ta del texto completo de un libro o do-
el prostíbulo: Los que entran y los que la obra de la más importante y signifi- cumento en pantalla, cruzando así el
salen. cativa artista colombiana del siglo XX, umbral de la consulta bibliográfica o de
Darío Ruiz Gómez, en El icono de y cuya vigencia depende tanto de sus referenda únicamente.
lo Marginal, ha escrito: "Sirvientas, innegables cualidades estéticas como de Al inicio los temas y documentos de
borrachos, prostitutas constituyen lo su peculiar relación con los procesos la Biblioteca Virtual son muy genera-
que es asocial o antisocial en la media culturales de su tiempo". les pues se ha pensado en ellos cómo
en que están fuera del código, -nor- La clave de la actualidad de la pin- un complemento de utilidad para los
mas, principios, modelos- de la socie- tura, de la permanencia, es para mi, la jóvenes dentro de su formación acadé-
dad establecida. El escándalo que expresión, la mirada de sus desnudos y . mica. Se ha querido formar una biblio-
acompaña a su obra no se debe tanto personajes. La clave me la dio volver a teca general bajo el mismo esquema de
a la fealdad de su temática, a sus ver ¿Qué hay de nuevo?, de Gauguin. una enciclopedia temática. Aunque la
deformaciones, sino a esta violencia Biblioteca Virtual está siendo alimen-
que está implícita en el color libera- RICARDO SÁNCHEZ tada constantemente, el material que se
do, en la manera como llega a confe- encuentra no es todavía muy extenso.
rir carácter de iconografía a ese mun- Biblioteca Virtual Se ha determinado, como conclusión
do que la institución quiere plvidar". en la Biblioteca al estudio previo a su implantación. que
El desnudo es maravilloso en todas Luis Ángel Arango la Biblioteca Virtual debe dirigirse al
las épocas y circunstancias del arte. Es público escolar colombiano de manera
volver a la verdad de lo humano. El más prioritaria. Además, teniendo en cuen-
democrático de los motivos según es- Desde finales de 1996, la Biblioteca ta que e~ muy difícil determinar quié-
cribe en El erotismo en el arte el crítico Luis Ángel Arango puso l
en funciona- nes son los usuarios específicos de los
Gilles Néret. miento en el servidor1de Internet del servicios ofrecidos, se tiene claro que
Hay que decir que ia pintura políti- Banco de la República el programa lla- no sólo se están cubriendo esas necesi-
ca en DéboraArango es.otra cosa. Trae mado Biblioteca Virtual. Se trata de una dades locales ya detectadas, sino que
relación y ·e stá en el contexto de su in- biblioteca tal y como todos la conoce- se está desarrollando el sistema de in-
ven~e, de su repaso de retratos, des- mos que, si la información que se bus- formación en español dentro de la red,
nud0s y mundo de la vida de las gentes ca no es muy especialitada, ofrece cier- aumentando los usuarios -hispanoha-
humilladas y desesperadas. Es distinta tas comodidades y ventajas. A ella se blantes del mundo.

Bp1et(n GUitural y Bibliográfico, Vol'. 33, m1m: 41, 1996 143


VARIA

Actualmente se puede encontrar en blica "Biblioteca Familiar Colombia- Casa de Moneda


la página de presentación del Banco de na": La María de Jorge Isaacs y De so- y colección numismática
la República, cuya dirección es http:// bremesa de José Asunción Silva. Así
www.bamep.gov.co, información gene- mismo, una completa antología de poe-
ral sobre el Banco, el Centro de Estu- mas de José Asunción Silva; el libro El primero de abril de 1620, Felipe Ill
dios Económicos, el Depósito Central ilustrado para niños, Así éramos Los ordenó fundar la Casa de Moneda de
de Valores, el Museo del Oro y la Bi- zenúes editado por el Banco de la Re- Santafé, la cual debía labrar escudos de
blioteca Luis Ángel Arango. En esta pública, varios catálogos de exposicio- oro sencillos y de dos; reales de plata
última se puede consultar el catálogo nes realizadas por la Subgerencia Cul- de a "ocho y de a cuatro y de a dos,
general y ver ciertos textos, imágenes tural del Banco, un completo directo- sencillos y medios, cuartillos de vellón
y sonidos en diferentes temas en la Bi- rio de museos de Colombia editado por rico, ligados a cuatro marcos de cobre
blioteca Vrnual. el Museo Nacional, dos cartillas sobre [y] uno de plata". ·
De manera general la Biblioteca los derechos humanos en Colombia de El rey otorgó título de Tesorero Pro-
Virtual presenta información sobre lo la Presidencia de la República y la in- pietario al ingeniero capitán Alonso
que es el programa y sus políticas. troducción a la Guía General del Ar- Turrillo de Yebra para que construyera
Adicionalmente, ofrece una completa chivo General de la Nación reciente- una casa para las labores de moneda y
lista en constante actualización, de otras mente publicada. se hiciera cargo de producir moneda,
bibliotecas, en especial hispanohablan- por su cuenta y riesgo, durante quince
tes, que pueden consultarse en Internet, años. Este sistema de concesiones par-
un listado de otros sitios de interés tan- ticulares no terminó en la fecha previs-
to en Colombia como en el mundo y ta: el cargo se fue heredando entre pa-
varios motores de búsqueda en la red. rientes, lo que prolongó la acuñación
El contenido de la Biblioteca Virtual particular de moneda hasta 1753.
es temático. Presenta una tabla general El capitán Turrillo llegó primero a
de nueve áreas del conocimiento qu~ Cartagena. Casi de inmediato solicitó a
se dividen en subáreas 9 subtemas in- la Corona la fundación de una oficina
ternos. Esta división temática permite de moneda, filial de la de Santafé. El
orientar al usuario ayudándolo a limi- 10 de junio de 1620 se libró la Real
tar su búsqueda dentro de la biblioteca. Cédula que le daba existencia a la Ofi-
Para los usuarios regulares de la Biblio- cina de Moneda de Cartagena, "para
teca Virtual, constantemente se actua- que se consuma la plata corriente que
liza una sección llamada "¡¡Lo Nue- hay en esa provincia y se provean las
vo!! " en la que se puede llegar de ma- islas de Barlovento y otras circunveci-
nera directa a cada uno de los últimos nas de moneda labrada para su trato y
documentos incorporados al programa. comercio". Allí se acuñaron las prime-
Además, en cada página principal de la ras monedas de plata rebajada o vellón
Biblioteca Virtual se puso un buzón de del Nuevo Reino de Granada.
sugerencias al cual los usuarios envían La elaboración de moneda en
sus inquietudes vfa correo electrónico. Dentro de estas publicaciones pue- Cartagena duró poco, ya que Turrillo
Las nueve áreas temáticas que com- den consult.a rse además varias biogra- enfrentó innumerables dificultades con
ponen este programa son: literatura, fías de personajes de la historia y de la los comerciantes y las autoridades, que
arte, historia, geografía, ciencias, ar- vida nacional, los últimos números del no aceptaban la moneda de vellón, y
queología y antropología, derecho, eco- Boletín Cultural y Bibliográfico y de la protestaban por su bajo contenido de
nomía y recreación y deportes. Revista del Banco de la República. Fi- metal precioso. Los vecinos de la ciu-
Todos los documentos que se des- nalmente, se hacen de manera cons- dad, encabezados por su gobernador y
pliegan en red pretenden dar informa- tante enlaces a otras páginas relaciona- capitán general, el señor Garcfa Girón,
ción de interés general y en su mayoría das con los temas tratados y que pre- instauraron un pleito en su. contra, por
exaltar la cultura colombiana. En total, sentan gran calidad de contenido , lo cual Turrillo tuvo que salir de la ciu-
se encuentran publicadas alrededor de buscando unir los esfuerzos de los otros dad y cerró la oficina en 1634, apenas
950 páginas de texto, 250 imágenes y proyectos que ofrecen información para nueve años después d~ iniciada la
dos archivos de sonido. su consulta de manera masiva. acuñación.
Merecen ser destacados por el inte- Es un deleite intelectual-y una aven- Una vez llegado a Santafé, Turrillo
rés que han despertado en los usuarios, tura ciberespacial poder encontrar en un alquiló una casa pequeña ubicada en lo
una selección de artículos de la Revista punto del gran mundo de·lntemet, esta que es hoy la Calle 11 con Carrera 5a.,
Credencial Historia, una bibliografía exaltación de nuestra cultura, de nues- donde, además de su ~ivienda particu-
comentada de historia de Colombia, los tro patrimonio intelectual, de nuestra lar, acomodó algunas oficinas para ini-
dos primeros libros completos de la historia, de nuestra gente, de nuestro ciar la acuñación. Sin embargo, según
colección de la Presidencia de la Repú- arte, de nuestra Colombia. documeptos del Archivo Histórico de

144 BoJetCn CUiuual y Bibliográfic.o, Vol. 33, nlim. 4<1, 1996


VARIA

la Casa de Moneda, no cumplió con las no fueron excepción. Dentro de esas Esta colección está formada por mo-
condiciones de la concesión, ya que se reformas de principios del siglo XVIII, nedas de oro, plata, cobre, niquel, bílle-
contentó con reformar y adaptar la casa se dictaron ordenanzas para centralizar tes de bancos privados y del Banco de la
en forma incompleta. Entre las deficien- y controlar muy de cerca Jos procesos República, títulos valores de deuda ex-
cias más graves, está que la casa care- de acuñaciórr. La más importante fue tema e interna, y documentos que datan
cía de local para la fundiCión de meta- la que suprimió las concesiones a Te- de la Colonia y de la República.
les preciosos, proceso indispensable soreros Particulares y trasladó la admi - En cada una de las salas, se inserta-
para la fabricación de moneda, que se nistración de las cecas de ultramar a un ron las monedas dentro del proceso his-
contrataba con particulares. superintendente, que a su vez debía pre- tórico que les corresponde. De esta
sentar informes de los negocios de la manera, la Exposición tiene no sola-
... . . . . . . .. casa a la máxima autoridad colonial: el mente un interés numismático, sino que
..... .. :. . .
o • • • •
o o o o o
o o o
•'
:
' . . . .. . . . . vtrrey. pretende ir más allá, situando al visi-
.' . . ..
' ' : • •
. •
'
: •
... .
• • • • t • o • o

; : ... ·. .. . ...'·: : . _ El 22 de agosto de 1753, el primer tante en el contexto histórico adecua-


.. .'.... ·. . .... superintendente de la Real Casa de do. Las maquetas, los elementos
.·..•: o o o
Moneda ordenó que "se haga formal interactivos y la acuñación, en presen-
inventario de esta Casa, sus ofici nas y cia del público, de medallas diseñadas
bienes materiales, herramientas y de- especialmente para este fin, forman par-
más instrumentos de que se compone y te importante de este montaje.
existen actualmente, como también de El recorrido de la Exposición se ini-
los libros y papeles" de la oficina del cia en el primer piso. La sala de presen-
Escribano. El rey nombró director a don tación ilustra de manera gráfica el pri-
Tomás Sánchez Reciente, para implan- mer momento de contacto entre la cultu-
tar las obras de adecuación de la "Casa ra del mundo europeo y el indígena.
de Moned.a, en el mismo sitio que ocu- La segunda sala está dedicada a pre-
Después de elaboradas, las monedas paba la de· los Tesoreros Particulares, sentar los procesos de intercambio in-
se llevaban a la Sala de Libranza; allí que es la actual, construida en piedra, dígena, los elementos y los alcances de
se contaban, se ensayaban y se pesaban calicanto, adobes y tierra pisada, en ese intercambio, la manera de extrac-
ante la presencia del tesorero, el conta- anchas paredes". Se construyen varios ción de los metales preciosos y las dis-
dor, el fiel de moneda, el ensayador, el tramos: nuevas oficinas para la fundi- tintas formas que utilizaron los espa-
balazario, el tallador, el capataz y el ción, el ensaye, el tesoro, las habitacio- ñoles para hacerse al oro indígena
escribano, quien levantaba un acta don- nes del superintendente, de los guardas (rescates, rancheos, guaquería y des-
de describía cada "rendición" o "emi- y la sala de libranza, donde tomaban trucción de santuarios).
sión de moneda". Aquellas que tenían posesión los ministros y oficiales de la
·mayor peso del reglamentario, se cor- Casa de Moneda.
taban con tijeras o cizallas, hasta ajus- En 1756 se reinauguró la Casa. Sin
tar su peso de acuerdo con las ordenan- embargo, para estas fechas, la produc-
zas. Las monedas que resultaban con ción de la Casa de Moneda de Santafé
menor peso se guardaban en un arca no respondía a la demanda de moneda
triclave; algunas de ellas se fundían de de otras regiones: el suroccidente del
nuevo y otras se destinaban para diver- Nuevo Reino solicitaba la fundación de
sos pagos que debía hacer la Casa, en- una casa de acuñación, petición que se
tre los que estaban las limosnas para el cumplió en 1749 cuando se funda en
Monte Pío. Estas monedas se conocen Popayán una nueva Casa de Moneda,
más comúnmente como macuquinas, con el encargo de acuñar oro, plata y
pero también' como monedas de marti- cobre. Con todo, hasta finales del pe-
llo o cortadas: este último nombre se lo ríodo colonial la Casa de Moneda de
daba su forma irregular. Santafé, hizo la acuñación de la mayor
Las labores de acuñación en Santafé parte del oro neogranadino. En la tercera se exponen las prime-
se iniciaron en 1627 y de esta casa ~a­ Sus funciones como sede para la ras monedas de oro y plata emitidas en
li~ron las primeras piezas de oro que se acuñación de moneda continuaron has- nuestro territorio. Se trata de macu-
acuñaron en Colombia y América. ta 1985, las cuales $e trasladaron a quinas, piezas de rara apariencia por su
Al acceder los Barbones al trono !bagué. forma, o más bien por su falta de ella.
español en la persona de Felipe V, en La Casa de Moneda reabrió sus puer- fabricadas a martillo en Santafé entre
1700, la administración española im- tas a todos los públicos, el jueves 12 de 1621 y 1753. De las piezas de oro que
plantó una serie de reformas, funda- diciembre del año pasa,do, para ofrecer- se exhiben, la mayoría pertenecen al
mentalmente con el propósito de refor- les la Exposición P~rmanente de la famoso Tesoro del Mesuno, descubier-
zar el control de las provincias de ultra- Colección Numismática del Banco de to en el río Magdalena, cerca a Honda,
mar. Las casas de moneda americanas la República. en 1936, y son muestra de las primeras

Boletín CUlturll y Bibliogrtiico, ~1..33,m1m. 41, 1996 145


VARIA

monedas de oro acuñadas en América. 1886, hasta antes de la fundación del


A la escasez de plata en el virreinato, Banco de la República. Entre ellos es-
debe atribuirse la exigua cantidad de tán los primeros billetes de curso for-
piezas que en ese metal se acuñaron, zoso emitidos por el Banco Nacional,
todas ellas de gran rareza e interés. la famosa moneda de plata de 50 centa-
En las salas 4 y 5, dedicadas a las vos (con el perfi l de doña Soledad
monedas circulares o de cordoncillo Román de Núñez) que se conoce con el
emitidas en la Colonia entre 1758 y nombre de Cocobola, especímenes de
1809, puede observarse una selección las últimas emisiones de monedas de
de piezas de uno, dos, cuatro y ocho plata del siglo XIX. Se expone también
escudos en oro, acuñadas en las Casas una muestra importante, que incl uye
de Moneda de Santafé y Popayán. En- escasos ejemplares, de las enormes
tre las monedas de plata que se exhiben emisiones de billetes hechas por el go-
tiene especial importancia un ejemplar bierno central y los gobiernos regio-
casi único: la magnífica pieza de ocho nales durante la Guerra de los Mil Días
reales de 1762. y las que se hic ieron durante la pos-
guerra, en los difíciles años que prece-
dieron a la fundaci ón del Banco de la
República.
Las últimas dos salas representan Tengo el gusto y el orgullo de con-
nuestra historia monetaria y econó- tarte que ese "grupo de mujeres" está
mica a partir de la fu ndación del Ban- formado por doña Susana Uribe Ochoa
co, ((O 1923. Se resaltan las primeras y sus hijas. Doña Susana era hija de
emisiones provisionales del B anco, Antonio Uribe Restrepo y María Ochoa
sobre esqueletos de billetes de la Casa Pie drahíta (véase Genealogías de
de Moneda de M edellín, los certifi - Antioquia y Caldas, t. 2, pág. 441 ), ca-
cados de plata emitidos por el Banco sada con don Mariano Uribe Femández,
en momentos de dificultad económi - comerciante, constituyente de Rione-
ca para el país, la hermosa exhibición gro, llamado "el padre de los pobres"
d el primer billete impreso por la Im- por su generosidad. Ellos son mi s bis-
prenta d e . Billetes del Banco de la abuelos matemos. Las hijas son Susana
Sumándose a la importante volante o R epública en 1959, las planchas ori- Uribe Uribe, casada con don Óscar de
prensa de acuñación colonial que se ex- ginales de .billetes impresos por Greiff Obregón (mis abuelos); Catalina
hibe en la sala 5, en la 6 se encuentra el Thomas de la Rue, los billetes que se Uribe Uribe, casada en primeras nupcias
visitante con una muestra de la maqui- encuentran actualmente en circula- con don Juan Modesto Vengoechea, de
naria utilizada en la fabricación de mo- ción, y las monedas acuñadas en la quien enviudó a la edad de 16 años, lo
nedas en distintas épocas: desde la Colo- Fábrica de Moneda en lbagué. lloró otros 16 y se casó a los 32 con don
nia hasta comienzos del presente siglo, Horarios: martes a sábado: 10:00 Pedro Herrán Urreta (op. cit. t. 1, pág.
toda ella de gran interés tecnológico. a.m. -7:00p.m. 443) (suegros de Marco A. Peláez), y
Ya en el segundo piso, la sala 7 cu- domingos y festivos: 10:00 a. m. - Josefita Uribe Uribe ("La Chiche") ca-
bre un vasto período de nuestra prime- 4:00p.m. sada con don Clírnaco Toro Villa, comer-
ra historia monetaria republicana, des- ciante, hijo de Canuto Toro y Pastora
de la Independencia hasta la creación Villa. Estos últimos vivieron en Mara-
del Banco Nacional. Piezas tan intere- caibo con La Unión, donde recuerdo ha-
santes como las primeras burdas emi- ber ido a visitarla ya viuda. Entre sus nie-
siones e n cobre de los patriotas de Medellin, diciembre 18, 1996 tos está Luis Carlos Echavarría, casado
Cartagena, las raras emisiones en plata Doctora con Luz Vásquez Mejía.
de la Patria Boba con la leyenda Li- Patricia Londoño Vega Espero que estos datos sean de utili-
bertad Americana, y las primeras emi- Ciudad dad para tus investigaciones sobre la
siones en oro de la República. Esta épo- Apreciada Patricia: fotografía. l
ca también presenció las primeras emi- En estos días llegaron a mis manos al- Aunque no he leído todavía la revis-
siones de billetes de Tesorería y los gunos números del Boletín Cultural y ta, me pareció excelente lo mismo que
emitidos por la banca regional a partir Bibliográfico del Banco de la Repúbli- la 36. Felicitaciones muy sinceras tan-
de 1870, así como las primeras y raras ca, y al abrir el no. 37 de 1994 tuve la to por el artículo co~o por todas las
emisiones del B anco Nacional. muy grande sorpresa de encontrarme de investigaciones que estás realizando.
La sala 8 encierra las primeras emi- frente a una fotografía titulada "Grupo Abrazos navideños y los mejores de-
siones de billetes y monedas que se hi- de mujeres retratadas en Medellín por seos por un 1997 en paz y tranquilidad.
cieron después de la Constitución de Gonzalo Gaviria 1876", pág. 48. Luz Posada de Greiff

146 Boletfn Cultural y Bibliográfico. Vol. 33. núm. 41. 1996