Está en la página 1de 64

CONOCE LA BIBLIA: NUEVO TESTAMENTO

EPÍSTOLA
CONOCE LA BIBLIA:
CONOCE LA BIBLIA: NUEVO TESTAMENTO
Una colección insustituible en cursillos bíblicos, reuniones
NUEVO TESTAMENTO
de equipo, círculos de estudio...
Y para vivir

una auténtica ESPIRITUALIDAD BÍBLICA


N
12
K.~ „•:* o?, tm IOSE
CS;rj:: ir.l'"*. ~~.". »!<' r t n t ? v »

EVANGELIOS EPÍSTOLA A LOS HEBREOS


HECHOS

EPÍSTOLAS Introducción y Comentario


APOCALIPSIS Por
John F. McConnell, M. M.
Mavytnoll Seminary
Glen Ellyn, Illinois

• Firmas internacionales

• Rigor científico

O Sencillez asequible

• Comentarios pastorales

Un servicio editorial de SAL TERRAE


para que todos c o n o z c a n y vivan EDITORIAL «SAL TERRAE»
LA PALABRA DE DIOS. SANTANDER (España)
Traducido del original inglés, NEW TESTAMENT READING GUIDE:
T h e Epistle to (he H e b r e w s
The Liturgical Press-Collegeville, Minnesota

ÍNDICE
Págs.

Introducción 5
Texto y comentario 21
Imprimí Potest: FRANCISCO DE BORJA VIZMANOS, S. J.
Prep. Prov. Castilla I. El camino vivo y la palabra viva (1:1 a 4:13) . . 21
Nihil Obstat: DR. AGAPITO AMIEVA
II. El camino vivo y la vida de culto (4:14 a 10:31). 41
Censor III. El camino vivo y la vida de fe (10:32 a 13:17) ... 84
imprimatur: JAVIER AZAGRA
IV. Conclusión (13:18 a 13:25) 112
Vicario General
Santander, 16 Octubre 1965
Abreviaturas 115
Pasajes de la Epístola a los Hebreos que se leen en la Misa. 117
Ayudas para el repaso y temas de discusión 119

© E D I T O R I A L "SAL T E R R A E " - SANTANDER

FRINTED IN SPAIN iV. B. — La traducción del N. T. está tomada de la versión española


del P. Felipe de Fuenterrabía, O. F. M. Cap., publicada por la Editorial
Verbo Divino. — Estella (Navarra).

Depósito legal: BU - 221 - 1966

HIJOS DE SANTIAGO HOURIGUEZ -MOLINILLO, II-BURGC3


INTRODUCCIÓN

Observaciones preliminares
Aconsejamos no leer este comentario hasta después de
leer dos veces el texto de la epístola. La primera vez sin
interrumpir la lectura. La segunda con más detención
haciéndose cada uno interiormente las preguntas que
hagan al caso y anotando en un cuaderno todo aquello
que cree a primera vista que entiende y lo que le consta
que no entiende. De este modo el lector logrará hacerse
familiar al texto de forma que vea las partes en relación
con el conjunto. Si se sabe griego la lectura ha de hacerse
en este idioma.
El lector debe verificar todas las citas de la Sagrada
Escritura y poner por escrito aquellos pasajes que le pa-
rezcan más útiles. Para esto se pueden emplear las edi-
ciones corrientes de la Confraternidad del Nuevo Testa-
mento.
Hasta ahora no se ha encontrado solución satisfactoria
a los muchos problemas que plantea la Epístola a los
Hebreos sobre su género literario y origen. Probablemente
algunos de estos problemas no podrán solucionarse nunca.
Nos resulta imposible tratar de ellos exhaustivamente en
el espacio de que podemos disponer en esta introducción.

¿Es una carta la Epístola a los Hebreos?


Termina (13:18-25) como una carta pero su comienzo no
tiene nada que ver con el estilo epistolar. La primera
epístola de San Juan no comienza ni termina como una
carta, pero abunda en alusiones al escritor que facili-
6 INTRODUCCIÓN
INTRODUCCION 7
tan su identificación y se aproxima más al estilo epistolar
que Hebreos. De hecho Hebreos suena más bien a sermón. nos cristianos en movimiento. Está espoleándolos conti-
Se encuentran ecos de la predicación en otros libros del nuamente e insistiendo en que deben avanzar.
Nuevo Testamento, pero en el caso de Hebreos se impone Muchos exegetas sostienen una opinión diferente. Pien-
la pregunta de si el autor pretendió primariamente escri- san ser la intención principal del autor impedir que la
bir una carta. Queda la posibilidad de que su intención comunidad vuelva al judaismo. Para ellos los hebreos son
primaria hubiera sido predicar un sermón en alguna fies- cristianos judaizantes incapaces de soportar por más tiem-
ta, pero que se hubiera visto obligado a suspender la cele- po el verse privados de las refinadas ceremonias de culto
bración por circunstancias imprevistas y se decidiera a a las que se habían acostumbrado antes de su conversión.
enviar el texto del sermón a la comunidad a la que esta- Por el momento basta observar que la epístola nunca or-
ba dirigido. En esta hipótesis las palabras finales serían dena a la comunidad que deje de ir al Templo o a las sina-
como el saludo que acompañaba a la homilía. En 13:22 gogas, ni muestra la más ligera sospecha de que las cere-
el escritor llama a lo que hasta entonces había escrito "un monias cultuales del templo o de la sinagoga pudieran
discurso de exhortación", es decir, el término casi técnico llegar a constituir una atracción contraria al Cristianis-
para designar un sermón durante un acto de culto si te- mo. Los enemigos que el predicador teme, los enemigos
nemos presente lo que se dice en Hechos c. 13, v. 15. Nos reales, son el mundo, la carne y el demonio.
parece que hay razones sólidas para considerar a Hebreos
como el primer sermón cristiano completo que poseemos; ¿Quiénes son los hebreos?
es verdad que es una obra literaria escrita, pero lo que su
autor pretendió fue pronunciarlo más que leerlo o comu- El título no nos proporciona una clave segura para iden-
nicarlo. tificar a la comunidad o el significado del libro. Puede
haberse empleado originalmente sin una connotación ra-
cial, en un sentido puramente figurado. Los "hebreos"
¿Por qué se escribió la Epístola a los Hebreos? serían los cristianos considerados como peregrinos y exi-
lados en este mundo (cf. 1 Pe 1:1; S a n t l : l ) . Pero incluso
Si la epístola es un sermón puesto por escrito en sustitu- si se pretende designar a los cristianos judaizantes —co-
ción de la palabra hablada, la intención general del es- mo es más probable— bajo el título de hebreos, probable-
critor tenía que ser la de todo predicador, a saber, el bien mente esta designación se deba a una antigua deducción
espiritual de una comunidad particular de oyentes cris- extraída del contenido de la carta, deducción basada en
tianos que, como nosotros, se inclinaban a tomar dema- una información fuera de nuestro alcance.
siado superficialmente la vida cristiana que es el camino
de la salvación. Este parece ser el fin de la epístola. Está Muchos consideran ser esta deducción cierta e incluso
salpicada de amonestaciones incisivas y palabras fervoro- inevitable. Para ellos la epístola tiene sentido solamente
sas de aliento, y trata de los temas más elevados no por si se la considera como un conjunto de razones para que
sí mismos sino para enfervorizar a la comunidad. Se urge una comunidad de cristianos judaizantes permanezcan
a estos creyentes a mantener el combate cristiano en fieles a Cristo. Piensan que solamente podía haberse es-
medio de un mundo hostil, se les da fuerzas para la lucha. crito para una comunidad cristiana de judíos para la
El fin principal del escritor es mantener a estos peregri- que fuera familiar el Antiguo Testamento y las ceremo-
nias judías y que estuviera muy ligada a ellas. Esta opi-
8 INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN
9
nión no carece de dificultades serias. ¿Por qué, e. g., está guerra judía (66-70) no podía ser un problema urgente el
escrita la carta en griego si estaba destinada a una co- culto a Dios en el Templo.
munidad judeo-cristiana situada en Palestina? Desde La carta no dice nunca a los hebreos que se man-
luego, no hay que descartar la posibilidad —aunque muy tengan alejados del templo. Ni siquiera menciona al tem-
remota— de que el magnífico ropaje griego de la epístola plo. Ni siquiera en 13:13, que se cree el apoyo más fuerte
fuera aderezado por un traductor excepcionalmente dota- de esta opinión, dice el escritor, "No volváis". Estos
do; pero incluso en este caso, el traductor tenía que saber hebreos habían dejado ya ciertamente el campo del Ju-
que sus lectores griegos le comprenderían. daismo en cierto sentido. Pudieran estar en peligro de
La epístola no supone un mayor conocimiento del An- retornar, pero el escritor parece que 'está interesado prin-
tiguo Testamento que la de los Romanos, Gálatas, 1 Pedro, cipalmente en asegurar su marcha hacia adelante. Pode-
o el Apocalipsis. Si una primera lectura produce una im- mos concluir que no está probado ni es probable que la
presión diferente, es porque en Hebreos se encuentran carta fuera escrita para persuadir a los cristianos judai-
citas largas, se las repite, y es, en muchas partes, como zantes a que no volvieran al Judaismo.
un comentario cristiano de los pasajes e instituciones Determinadas señales (13:17-24) señalan a un grupo
del Antiguo Testamento. La sinagoga proporcionaba el nú- dentro de una iglesia local más que a una iglesia local
cleo de casi todas las comunidades cristianas primitivas, considerada como un todo. Algunos han opinado que en
e incluso los gentiles que no venían a la Iglesia a través Hechos 6:7 se alude exactamente al grupo supuesto. Se
de la sinagoga poseían un fundamento completo en la cree que estos sacerdotes convertidos encontraron pronto
Escritura fruto de la enseñanza de la Iglesia. que su permanencia en Jerusalén era imposible y se re-
Tampoco es fácil situar históricamente a los cristianos fugiaron en otra parte. A ellos y a su problema se dirigía
judaizantes. En la edad apostólica, la Iglesia nunca pro- el escritor. El descubrimiento de los manuscritos de la
hibía, por lo que sabemos, a los convertidos del Judaismo comunidad judía de Qumrán ha hecho necesario investi-
asistir a los servicios religiosos en el templo o en la sina- gar si estos "sacerdotes" no formaban parte de este grupo
goga, aunque el éxito de la evangelización cristiana tuvo religioso en el que abundaban los sacerdotes y el sacer-
como consecuencia que las sinagogas locales cerraran sus docio se idealizaba y espiritualizaba. La carta tiene tantos
puertas a los cristianos en un tiempo relativamente corto. puntos de contacto con las ideas encontradas en los ma-
Sea como sea, el mismo San Pablo, en su última visita a nuscritos que es muy posible considerar que ha sido diri-
Jerusalén, fue al templo junto con otros cristianos judíos gida a antiguos miembros de la comunidad. Pero el pro-
para tomar parte en los ritos judíos (Hechos 21:22-30). blema de la relación de este movimiento con las institu-
Si la fecha de composición de Hebreos es anterior a la ciones y los escritos del Cristianismo primitivo es t a n com-
destrucción del templo de Jerusalén (70), ¿con qué auto- plejo que por ahora sería poco prudente formular cual-
ridad podía alguien prohibir el acceso a un templo, en el quier teoría. Incluso si las razones para identificar a los
que Santiago veneraba a Dios regularmente y en ocasiones hebreos con tal grupo llegaran a ser más fuertes de lo que
San Pablo? Si la carta está fechada después del 70, ¿qué ahora parece que son, el problema principal quedaría aun
sentido tendría el suplicar a los fieles que no volvieran a sin resolver: ¿Por qué se dirige el escritor a estos judíos
actos de culto que ya no podían tener lugar? Durante Ja de Palestina en griego?
10 INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN 11
El escritor no sólo escribe en un griego excelente, sino hubiera sido porque algunos escritores primitivos hablaron
que también parece, en la opinión de muchos exegetas de la carta como si hubiera sido escrita por Pablo. El
competentes, pensar en forma alejandrina. ¿Por qué, pues, griego de este autor es el mejor del Nuevo Testamento.
no suponer que esta carta está dirigida a un grupo de No tiene ninguna de las notas características del estilo de
cristianos alejandrinos ligados a la hermandad monástica San Pablo, ninguno de los cambios repentinos, los comien-
judía descrita por Filón en su obra Sobre la vida contem- zos falsos, los pensamientos sin acabar, nada del fuego
plativa? Estos Therapeutae o adoradores devotos de Dios
tenían los mismos ideales, la misma teología, y los mismos de artificio, el trueno y el relámpago propios de Pablo.
métodos exegéticos que los conventuales de Qumrán, de Hebreos tiene su belleza propia especial, en parte por la
los que posiblemente eran una rama. Los cristianos de tal majestad y nobleza de los temas-que trata, pero mucho
círculo participarían naturalmente de la mentalidad ale- más por la habilidad literaria del escritor que se muestra
jandrina, que acerca tanto a Hebreos en su lenguaje a en el ajuste armonioso de las partes, el sentido de la
Filón. palabra exacta, el ritmo, la composición cuidada cons-
tantemente.
Parece que lo que se necesita es un grupo de cristianos
alejandrinos que conservara de su antiguo entronque con El escritor es profundamente serio, incluso apasionado,
los Therapeutae algunas de las prácticas de la herman- pero su pasión no es la de Pablo. Su pasión no le deja
dad sin exceptuar una forma modificada de vida común. fuera de sí. Sus centros de interés característicos no son
Dicho grupo sería posible no sólo en Alejandría. También los de Pablo, ni su forma de introducir las citas. La rique-
podría encontrarse en Chipre o en Asia Menor. Podemos za de su vocabulario se debe en parte a la materia, pero
opinar provisionalmente que estos hebreos son de Ale- la suavidad de las transiciones y el tono constantemente
jandría —quizás no todos judíos— y que forman un grupo elevado revelan a un escritor de un molde intelectual di-
especial cristiano dentro de la iglesia local. ferente, consecuencia de una diversa formación.
Es ésta una hipótesis difícil contra la que se pueden No decimos que no tenga nada común con Pablo. Lo
aducir muchas dificultades. Entre otras, por ejemplo, la tiene y mucho. Pero las semejanzas son de esperar y pue-
opinión contraria de los primitivos escritores de Alejan- den explicarse con facilidad. Son las diferencias las que
dría. Sin embargo, no es tan grave como parece esta difi- exigen explicación, si Pablo es el autor. También se da
cultad. De hecho Clemente y Orígenes no parecen haber una semejanza muy fuerte con Juan, aunque el estilo de
conocido mucho más del origen de la Iglesia en Egipto Juan es muy diferente. Incluso los escritores primitivos
que lo que conocemos actualmente. De estos principios no que atribuyen la epístola a Pablo creen que se han de
sabemos absolutamente nada. Y esto a pesar de que nadie dar explicaciones y hacen entrar en juego a otro redactor
duda de que la Iglesia comenzó a existir allí en fecha muy de la epístola como traductor, asistente o secretario para
antigua. soslayar la dificultad que supone la diferencia de estilo.
Estaban tan seguros de las dificultades que entrañaba el
¿Quién escribió Hebreos? atribuir la epístola a Pablo por lo que respecta al estilo
literario que seguramente debían poseer un argumento só-
El examen de la misma epístola no exige que fuera escrita lido de autoridad para considerarla como una epístola
por Pablo. Nadie hubiera pensado en atribuírsela si no paulina. Parece que debemos fijar alguna relación con
12 INTRODUCCIÓN
INTRODUCCIÓN 13
Pablo, por lo menos, una relación indirecta de asociación
o influencia. La mención de Timoteo (13:23) uno de los ¿Cómo recibió la Iglesia la Epístola a los Hebreos?
más estrechos colaboradores de Pablo apunta a la misma El manuscrito más primitivo que poseemos sitúa a Hebreos
dirección. inmediatamente después de Romanos. Actualmente se
Dentro del círculo de los colaboradores de Pablo nadie encuentra entre las epístolas paulinas y las católicas.
tiene mayor derecho a ser considerado como posible autor Es el resultado de las dificultades que encontró la epís-
que Apolo (Hechos 18:24-28; 1 Cor 1:12; 3:4-8; 16:12; tola en Occidente, en donde por mucho tiempo no se le
lTit3:13). Después de Apolo, Bernabé posee las mejores concedió el puesto que le correspondía en el canon, aun-
credenciales, especialmente porque es el único del que que se la conocía y empleaba desde una época muy primi-
cuenta la tradición que escribió algunas obras sin incluir tiva. La inseguridad del autor determinó parcialmente
la Epístola a los Hebreos. Bernabé envió probablemente esta actitud del Occidente, pero sobre todo ciertos pasajes
una carta a una comunidad de Chipre. Si concedemos la (6:4-8; 10:26-31; 12:16 s) empleados por los rigoristas que
paternidad de la carta a Apolo o Bernabé, mantenemos se oponían a la política adoptada por la Iglesia en mate-
la conexión suficiente con Pablo. No hay ninguna prueba ria de penitencia. El Oriente aceptó la epístola como ca-
que nos haga descartar la posibilidad de que el escritor, nónica y compuesta por San Pablo, aunque con restric-
Apolo o cualquier otro, escribiera la Epístola a los Hebreos ciones. La tradición del Oriente prevaleció sobre el Occi-
bajo la dirección de Pablo y con su aprobación. dente pasado el siglo iv, aunque en siglos posteriores no
faltaron voces discordantes que recordaran las primitivas
¿Cuándo y dónde se escribió la Epístola a los Hebreos? controversias.
Si Pablo desempeñó un papel directo en la composición
de esta carta, la última fecha posible es el 67; en caso El mensaje de Hebreos
contrario alrededor del 90, porque Clemente de Roma em- El autor es un teólogo notable, aunque tal vez él mismo
pleó la carta alrededor del 95. La carta (2:3 s; 5:11 s; no se hubiera reconocido como tal en su obra. De hecho
6:1-8; 10:32 s; 13:7s) supone que los hebreos no son unos el teólogo está completamente oculto tras el pastor de
cristianos recientemente convertidos, pero ningún pasaje almas. La necesidad espiritual de los hebreos fue la que
se refiere claramente a algún hecho al que podamos seña- hizo brotar la ciencia teológica que vemos en esta carta.
lar fecha. El escritor conoce los sinópticos, las tradicio- Había estado íntimamente unido a ellos y se sentía res-
nes paulina y joánica; pero no podemos probar que co- ponsable en algún sentido de ellos. Sus problemas —no
nociera sus escritos. Cualquier fecha desde el 65 al 90 se puede dudar que los veía mucho mejor que ellos mis-
satisfaría a los elementos de juicio que suministra la mos— le impusieron desempeñar el papel de teólogo, aun-
epístola, y nada se encuentra en ella que exija una fecha que desde luego es difícil que lo hubiera desempeñado
posterior a la muerte de Pablo. No hay nada que nos in- bien si no hubiera sido ya un contemplativo.
dique dónde se escribió la epístola. El problema básico de los hebreos era el escándalo de
la cruz en sus propias vidas más que en la de Cristo.
Y esto aunque ellos pudieran no haberlo llamado así.
Están en peligro grave de sucumbir ante un mundo que
14 INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN 15
está pasando. Están tentados de amar un mundo que es del hombre. Y cuando vino la Ley, se dio a entender que
precisamente el enemigo que deben conquistar según el era algo transitorio. Es decir, fue algo así como una acción
ejemplo de Cristo, un mundo del que deberían guardarse sostenedora de Dios para mantener a flote al hombre hasta
sin mancha. No parece fuera de sitio ver su situación a la la institución de la nueva alianza y como un tosco esque-
luz de U n (2:15 s; 4:4 ss; 5:4,19) y de Santiago (1:27), ya ma de lo que sería esta nueva alianza.
que estos tres autores tienen las mismas preocupaciones La situación previa del hombre se refleja en las dis-
pastorales. ¿Cómo se las han de arreglar los cristianos posiciones para el culto del A. T., que es el aspecto de la
para no acostumbrarse a la fe? ¿Cómo se les ha de ayudar Ley que interesa al autor. El santuario descrito en la
para vigorizar su entusiasmo que es lo único que les pro- Escritura es una tienda dividida en dos partes, o, como lo
tegerá de intentar un compromiso imposible con el mundo? describe Hebreos, en dos tiendas. La primera, la antecá-
El autor parece tener por supuesto con el autor de la mara de la presencia divina, es un símbolo o representa-
Sabiduría (1:13 s; 2:23 s) que el mundo era bueno origi- ción del mundo en cuanto supone una barrera en el cami-
nalmente y que el hombre había sido creado para la in- no hacia Dios. En esta primera tienda los sacerdotes se
mortalidad. El cosmos fue creado por Dios para revelar ocupaban constantemente en los diversos ritos de este
a Dios; pero ahora, debido a que el hombre ha pecado por mundo. Solamente al Sumo Sacerdote, una vez al año, se
instigación del diablo, se ha corrido una cortina de hierro le permitía entrar en la segunda tienda para efectuar de-
entre Dios y el hombre. Antes de la obra del diablo, antes terminados ritos expiatorios con la sangre de los ani-
del pecado, antes de la muerte, todo el mundo era una males.
senda que conducía a Dios; después se convirtió en una
jungla infranqueable. El único problema religioso es el Todo esto tenía un valor perdurable por causa de su
problema de la unión con Dios. Ni que decir tiene que en significado. La sangre expiatoria efectuaba una purifi-
Hebreos, Dios es el destino del hombre, y que dejar de cación que podía volver a colocar al pueblo de la alian-
conseguir la unión con Dios después de la muerte es un za antigua en una posición buena como adoradores de
desastre horrible y una frustración total. Dios en el santuario de la tierra, pero no podía purificar
las conciencias de los hombres. No destruía el pecado en
El método homilético clásico del argumento "a for- sus mismas raíces, ni deshacía la rebeldía del hombre;
tiori" es el principal punto de apoyo del llamamiento de aquí que no pudiera capacitar a estos adoradores a
pastoral a los hebreos. Si los santos del A. T. hicieron acercarse a Dios en el santuario celestial. Los ritos cum-
tanto con tan escasos medios de salvación, ¡cuánto más plían un fin divino al recordar al pueblo que su pecado
podemos hacer con los medios de salvación que tenemos no era borrado y al señalar el perdón total que Dios pre-
al alcance! Si el pueblo del A. T., que estaba a tan gran tendía conceder por medio de la sangre de Cristo.
distancia de Dios, fue tan severamente castigado por su Los sacerdotes de la alianza antigua solamente podían
infidelidad, ¡qué castigo no debemos esperar si somos in- comenzar en su camino hacia Dios, sin seguir nunca a su
fieles a un Dios que está tan cerca de nosotros! Nunca sumo sacerdote hasta la tienda interior. Ellos fueron figu-
fue imposible para el hombre ver lo invisible y condenar ra del nuevo pueblo sacerdotal de Dios, pero con esta di-
al mundo, aferrarse a Dios y a su promesa, ni siquiera ferencia, que podemos ahora seguir a Jesús, nuestro Sumo
antes de la Ley, en los días más negros después del pecado Sacerdote, y acercarnos a la presencia divina. El sumo
16 INTRODUCCIÓN INTRODUCCION ' 17
sacerdote, que pasaba a través del velo una vez al año, bio que ha tenido lugar en ellos debe manifestarse en un
figuraba al verdadero Sumo Sacerdote, cuya sangre hace cambio de vida, vivida ahora bajo el signo de Cristo por
lo que no podían hacer la sangre de los bueyes y de las completo. Vida que debe dar fruto en el culto común, en
ovejas. la oración, en la ayuda mutua, y en la fe que es un asirse
La vida del Hijo, nuestro Sumo Sacerdote, ofrecida a lo invisible sin posibilidad de retorno y que debe ven-
por él mismo en sacrificio, limpia la conciencia del hom- cer al mundo con el que no puede haber una coexistencia
bre que rinde culto a Dios. Tenemos ahora un camino pacífica, excepto en cuanto que por medio de la fe de los
que conduce a Dios a través del cosmos. La creación ma- cristianos el cosmos está sujeto a Cristo e integrado en el
terial ha dejado de ser una barrera total. Se ha hecho camino hacia Dios.
una vez más en Cristo lo que siempre fue en la intención Toda la existencia cristiana es un acto de culto sin in-
divina, un camino de aproximación, una avenida que con- terrupción dedicado a Dios en el que los creyentes toma-
duce a Dios. En Cristo —su cuerpo, carne y sangre— este mos parte bajo la dirección de nuestro Sumo Sacerdote
cosmos deja de ser una ilusión, una irrealidad, una som- y con su ayuda. La Iglesia es una procesión de hombres
bra, una tiranía. Es en lugar de eso un camino vivo y dedicados al culto divino que caminan a través de la jun-
nuevo, la única senda que conduce a Dios. gla de este mundo por una vía sacra, la senda de las pere-
Así, pues, la respuesta final de Hebreos al único pro- grinaciones. Es peligroso volver la mirada hacia atrás o
blema serio del hombre es que el único camino para unirse alrededor; la jungla irrumpe por cada lado y volverse
a Dios es Cristo, su revelación, su obra, su ejemplo, su atrás es perderse; porque la carretera queda invadida por
intercesión. En Cristo, el Hijo, Dios ha abierto una brecha la jungla en el momento que se ha cubierto una etapa.
decisiva en el mundo del hombre; y en Cristo también, Se entremezclan las promesas y las amenazas. Esta
el hombre ha atravesado y roto este mundo de sombras forma de proceder no es un simple ejercicio en un escrito
para introducirse en la ciudad de Dios. Se presupone la pastoral artístico. La salvación de los hebreos está en pe-
incorporación del creyente a Cristo, aunque no se acen- ligro. Son herederos pero todavía no gozan de una pose-
túe este aspecto explícitamente en Hebreos; lo que se sión completa y segura de la herencia. Y es probable que
acentúa es la intercesión de Cristo. El creyente debe po-
ner sus ojos en su Sumo Sacerdote, Jesús, que es también nunca la posean, a no ser que el predicador logre revivir
su guía, su predecesor, su cumplimiento. Debe poner sus el amor del mundo invisible y del invisible Sumo Sacer-
ojos en Jesús porque Jesús es el camino que debe seguir. dote que una vez fue todo para ellos y que debe volver a
Cuando la sangre de Cristo se aplica al hombre en el bau- serlo. El autor llama a la carta con acierto "un discurso
tismo, se cambia radicalmente su relación con Dios. Puede de exhortación", un "logos paraclesesos" (13:22). Nosotros
ahora acercarse a Dios, porque está divinamente autori- que no conocemos su nombre podemos muy bien conside-
zado para hacerlo así. Cristo es el Hijo, el Heredero, el rarlo como un verdadero paráclito.
Sumo Sacerdote; los bautizados son sus hermanos y por
tanto también hijos, herederos y sacerdotes. Plan y división
Pero deben acercarse, arrojarse, ejercitar su función El plan que damos ahora es el que seguiremos en el
sacerdotal como adoradores verdaderos de Dios. El cam- comentario. Se indican los títulos para señalar el princl-
12 2
18 INTRODUCCIÓN
INTRODUCCIÓN' 19
pal interés del autor en cada sección y la unidad de toda
texto bíblico le descaminarán si piensa que son un catá-
la obra. logo exhaustivo del contenido.
Las transiciones son tan mañosas que nos encontra-
I. EL CAMINO VIVO Y LA PALABRA VIVA 1:1-4:13 mos a menudo en medio de un tema nuevo sin que haya-
1. Prólogo 1:1-4 mos caído en la cuenta de ello. El autor es como un juglar
2. Cristo y los ángeles 1:5-14 de inteligencia deslumbrante. Es capaz de desarrollar va-
3. Exhortación 2:1-4 rios temas al mismo tiempo. Si miramos demasiado inten-
4. Hijo e hijos 2:5-18 samente a uno de ellos, podemos dejar de advertir los
5. Exhortación 3:1-4:13 otros. Un estudio fructuoso de esta epístola requiere por
nuestra parte la voluntad necesaria para volver atrás y
echar otro vistazo a lo ya visto. La escena será la misma,
II. EL CAMINO VIVO Y LA VIDA DE CULTO 4:14-10:31 pero los puntos de vista diferentes ayudarán a fijar la
1. Nuestro Sumo Sacerdote 5:1-10 visión en la mente.
2. Exhortación 5:11-6:20 Y lo que el autor pretende comunicar es precisamente
3. Melquisedec y Cristo 7:1-28 una visión; su visión de la humanidad redimida cami-
4. La obra sacerdotal de Cristo 8:1-10:18 nando hacia Dios a través de Cristo, oyendo todos juntos
5. El pueblo de Dios en el camino 10:19-31 la palabra divina de salvación en Cristo, celebrando jun-
tos el culto divino bajo la presidencia de Cristo, viviendo
la vida que Cristo vivió. Es una visión de una humanidad
III. EL CAMINO VIVO Y LA VIDA DE FE 10:32-13:17 iluminada, pues la luz de Cristo rasga las tinieblas de
este mundo desde lo alto, mostrándonos el Camino, mos-
1. Pruebas pasadas y presentes 10:32-39 trándonos a Cristo.
2. Héroes de la fe 11:1-38
3. Exhortación 12:1-17
4. Sinaí y Sión 12:18-29
5. Avisos finales 13:1-17

IV. CONCLUSIÓN 13:18-25

El autor es tan hábil en el manejo de varios temas si-


multáneamente que cualquier^ división detallada de la
epístola tiene que ser forzosamente defectuosa y prestar-
se a inducir a error. Por esta razón nos ha parecido más
prudente limitar las indicaciones marginales, y el lector
hará bien en recordar que estas indicaciones y los títulos
que se encuentran en la mayoría de las ediciones del
EPÍSTOLA A LOS HEBREOS
Texto y comentario

f etas. _ 2 Y en estos tiempos, que


I En machas etapas y de mu-
chas maneras habló Dios en son los últimos, nos ha hablado
otro tiempo a nuestros antepa- por medio de su Hijo, a quien
Hados por ministerio de los pro- ha constituido heredero de todas

I. —EL CAMINO VIVO Y LA PALABRA VIVA


Heb1:1-4:13

Esta primera parte está claramente deslinda-


da del resto de la carta por la relación entre el
prólogo, gue vuelve una y otra vez sobre el tema
de la comunicación de Dios con el hombre, y el
himno final a la palabra de Dios (4:12 s). Es un
extenso llamamiento a los cristianos para que
presten atención a la palabra viva que se comu-
nica a la asamblea cristiana en los actos cultua-
les públicos. Nuestra salvación depende del men-
saje que Dios nos envía en Cristo.

Prólogo — 1:1-4
El prólogo es al mismo tiempo prefacio de esta
parte y la introducción de todo el sermón. Los
cuatro versículos forman una sentencia perió-
dica que hace resaltar el contraste entre las co-
municaciones primitivas de Dios y su mensaje
por medio del Hijo; seguidamente describe al
Hijo. La insistencia sobre la finalidad de la pa-
22 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 1:3 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 1:4-5 23
5
las cosas y por quien creó los rosa palabra sostiene el univer- tra de la Majestad en los cielos. Porque, ¿a qué ángel ha di-
4
mundos. 3 El, su Hijo, es la irra- so. El, después de haber llevado Y ha llegado a ser tanto mayor cho Dios alguna vez:
diación de su gloria, la imagen a cabo la expiación de nuestros que los ángeles, cuanto es más
de su ser, y el que con su pode- pecados, se ha sentado a la dies- augusto que ellos el nombre que Tú eres mi Hijo. Yo te he
ha recibido en herencia. engendrado hoy.
labra de Dios en Cristo entronca este prólogo con -i" i :1 «s
los de Juan. ., .y»" Hijo. En relación con el Padre, es luz de luz, el Sal
1 resplandor o el fulgor de Dios que es luz, la ex- ^.JJj
La antigua revelación de Dios por medio de
los profetas distaba mucho de ser perfecta. Dada presión perfecta y la reproducción de todo lo que 6:16
sucesivamente, trozo a trozo; era parcial, frag- es el Padre. En relación con la creación, el Hijo J"i:i4
mentaria, repetida. Repetición y senectud son es la explicación verdadera de la existencia de
las características del A. T. en Hebreos; el N. T. todas las cosas, especialmente del mundo celes-
es precisamente nuevo porque en él Dios comu- tial, el hogar y país verdadero de los creyentes;
nicó toda la verdad y la salvación total en Cris- pero también la explicación de la creación mate-
2 to. Es el distintivo de su obra que se hizo una rial considerada como la sombra en el tiempo
vez por todas. Los días en que vivimos son "Los y en el espacio de aquel mundo invisible pero
últimos"; ahora Dios nos ha hablado en uno que real. El Hijo vino de Dios para borrar los pecados
es su Hijo y no queda nada nuevo que añadir. ^ __Mt de los hombres y acercarlos a Dios. Se toca bre-
21:37ss vemente en este versículo la gran obra sacerdo-
No hay que esperar una mayor revelación.
El autor piensa más en el mensaje total de tal del Hija con el fin de añadir un jalón más al
Dios al hombre a través de la persona y de la cuadro de su coronación. Más adelante se de-
obra del Hijo que en las palabras pronunciadas sarrollará el tema.
por Jesús. El Hijo queda señalado como "herede- • La excelencia sobresaliente del Hijo se mani-
ro de todas las cosas"; este "todas las cosas" se fiesta en la exaltación que se le concede. Se afir-
refiere primariamente con toda probabilidad al ma que está de acuerdo con el nombre único que
mundo celestial, el Reino preparado para los ha heredado. El "nombre" dado a Cristo queda
bienaventurados desde la fundación del mundo. también destacado en Flp 2:9, donde el nombre
El Hijo es, por supuesto, el heredero natural, ^JjJ es probablemente el de "Señor" (Kyrios), y en
pero tiene un título más que le da derecho a esta 25:34 Ap 19:12. Aquí parece que el nombre al que se
herencia: por medio de El Dios hizo "los eones" refiere el autor inspirado es el de "Hijo".
(Los mundos); este término de "eones" puede re-
ferirse al espacio o al tiempo, pero aquí se re- Oristo y los ángeles — 1:5-14
fiere probablemente a las mismas "todas las co-
sas" que constituyen la herencia del Hijo, es de- El tema principal es la gloria de Cristo sentado
cir, el mundo celestial de lo invisible más que el en su trono por encima de los ángeles. No es
universo visible. que sea necesario demostrar la superioridad del
3 Comienza en este versículo la descripción del Hijo sobre los ángeles; pero un modo ordinario
24 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 1:6-8 EPISTOLA A LOS HEBREOS 1:9-10 25
7
Y otra vez: • Y, refiriéndose a los ángeles, Tu trono, oh Dios, subsiste Por eso, oh Dios, te ungió
Yo seré para él un Padre, dice: para siempre jamás. con óleo tu Dios,
y él será para mí un Hijo? El hace de los ángeles espí- óleo de alegría
6
Y cuando introduce de nuevo ritus Cetro de rectitud sobre tus compañeros.
a su Primogénito en el mundo, y de sus servidores el cetro de tu reino. 10 y .
Amaste la justicia Tú, Señor, al principio
exclama: relámpagos de fuego. y odiaste la impiedad. cimentaste la tierra
Todos los ángeles de Dios le s p e r o refiriéndose al Hijo se ex-
adoren, presa así:
miento de Jesús o a su segunda venida; ningún
de proclamar su exaltación celestial es hablar de F'P texto habla de una adoración de ángeles efec-
la gloria de Cristo resucitado cotejándola con el ,%'" tuada en estas dos circunstancias. Es mucho más
resplandor de los ángeles y superándolo. Esta 3:16 satisfactorio tomar este pasaje como una des-
proclamación sería probablemente una modali- 1 . 1 P 0 ' cripción de la coronación de Cristo. El texto de
dad de la adoración cultual pública. Quizás esté " E? Juan 17:1-5 puede considerarse en algún sentido
latente también el deseo de poner la fundamen- 1:20SS como paralelo, y el término "Primogénito" (aun-
tación del argumento "a fortiori" que se desarro- que en otros pasajes dice mucho más) se aplica R°?2
lla en 2:2. a Cristo resucitado. Parece estar latente este mis- coi 1 lis
Esta parte nos permite observar cómo usa el mo sentido en la frase "la Iglesia de los primo- Api:5
autor el Antiguo Testamento. Siempre lo lee a génitos" que se encuentra en Juan 12:23, donde
la luz de Cristo. No acude a él para demostrar la palabra "primogénito" está en plural. El mun-
su fe, sino que encuentra útil y sólido emplear do (la tierra habitada o oikoumene) indicaría en
sus palabras, frases y pasajes, para exponer la este caso el mundo celestial por venir (2:5). El
verdad completa que la Iglesia presenta como texto citado aplica a Cristo palabras que se dicen
objeto de fe. Algunos de estos textos, especial- originalmente de la adoración debida a Dios. So-
mente el primero y el último, podían conside- lamente el texto griego del salmo 103 se refiere a
rarse como mesiánicos con más fundamento que los ángeles; esto se ajusta a la intención del
los demás; pero el autor escucha la palabra de autor de clasificar a los ángeles, que anunciaron
la Escritura con oídos cristianos, es decir, como la Ley (2:2) por medio de realidades materiales
palabras pronunciadas ahora por Dios a su nuevo como el viento y el fuego, en una esfera muy por
5 pueblo. Su significado, por tanto, no se restringe abajo del Hijo.
a la situación en que fueron escritas por prime- 8-9 Se emplea principalmente el salmo 44 porque
ra vez. se dirige al Hijo como Dios. Quizás fuera una
6 En la segunda cita las palabras que se dicen Sai2:7 forma hiperbólica de dirigirse al género humano,
de Salomón se aplican a Cristo. "Y cuando in- 2Sam pero aquí se toma en su sentido más profundo.
7:14
traduce de nuevo a su Primogénito..." El Nuevo El uso del título, como la aplicación de los tex-
Testamento no apoya la opinión de muchos que $ai 96 -j tos en los versículos 6 y 10-12, pone en claro la
ven en estas palabras una referencia al naci- fe del autor en la divinidad del Hijo. "Tus com-
26 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 1:11-13 II'ISTOLA A LOS HEBREOS 1:14 — 2:1-2 27

y los cielos son obra de tus Pero tú serás siempre el mis- 14


¿No son todos ellos espíritus verdades oídas, para no ir a la
manos, mo destinados a una misión, envia- deriva. 2 Porque, si la palabra
11
Ellos perecerán, pero tú que- y tus años no acabarán, dos en servicio de los que han promulgada por los ángeles tu-
13
das, ¿Y a qué ángel dijo alguna (lc heredar la salud? vo todas las garantías de validez,
y envejecerán todos cual vez: t ) Por eso debemos atender hasta el punto de que todo pe-
vestido. Siéntate a mi derecha, - J con la mayor diligencia a las cado y preterición incurría en
12
Los arrollarás como un man- hasta que por peana
to ponga a tus enemigos a tus
y se cambiarán cual vestido. pies? Exhortación — 2:1-4
Esta primera exhortación es un aviso breve para
10-12 pañeros" quizás se reñera a los ángeles. El sal- que prestemos atención al mensaje que Dios nos
mo 101, aplicado al Hijo, lo presenta con su vi- envía en Cristo. Mensaje que promete la salva-
gor inmutable en contraste con las cosas croadas ción al nuevo pueblo escogido. En la exhortación
por El, el cielo y la tierra que envejecen y que se mezclan las palabras de aliento con las ame-
algún día desaparecerán. nazas. Unas veces anima a escuchar la palabra
13 El salmo 109 se emplea en el Nuevo Testamen- y otras amenaza con las consecuencias que se
to más que cualquier otro pasaje del AIIUKUO Tes- seguirían de hacer oídos sordos al mensaje de
tamento, y ya hemos hecho alusión u él en el v. 4, Dios en Cristo. Es el método rítmico del predi-
donde se describe a Jesús como hublendo lomado cador que incita a los fieles a tener presente a la
asiento "a la diestra de la majestad rn los cie- persona de Cristo y que les avisa que estén aler-
los". El hecho de que el mismo Jesús, lo citara Mt 22:44 tas si no le hacen caso.
para transmitir algo del misterio del Mo.slus hace 1-2 Los textos sobre los ángeles y la conclusión de
que ñjemos nuestra atención en el versículo 4, que son nuestros sirvientes han preparado las ex-
en donde se proclama sacerdote ul Me.slu.H, y que presiones "con la mayor diligencia" y "cómo po- Hecl l
más adelante empleará Hebreos puní conseguir dremos escapar". Si la palabra que pronunciaron Ga) 3::19
H este resultado. ¿Qué tenemos que deducir de to- estos servidores, es decir, la Ley, causó castigos
dos estos versículos? No solamente que los Ange- tan eficaces, ¡qué castigos no sobrevendrán por
les están debajo del Hijo, sino lninhlén que se descuidar el camino de la salvación proclamado
alinean debajo de la fainllm del I lijo en la tie- 3-4 por el Señor, el Hijo! El proclamó su mensaje
rra. Dios los puso a nuestro servirlo, pura ayu- con su persona, su vida y sus hechos mucho
darnos a conseguir el Un prometido que no es
otra cosa que la realización de nuestro destino más que con sus palabras. Los lectores no oye-
como hijos y herederos. I.u milviielón luí comen- Rom ron al Señor, pero oyeron la salvación proclama-
zado ya en nosotros, pero .solunumle al dnal po- 8:17 da por los que le habían visto y oído; y una ver-
dremos decir con seguridad que. hemos sido sal- dadera inundación de señales y dones divinos
vados. acompañaron a esta proclamación. La descrip-
ción se ajusta a los años de la primitiva Iglesia
de Jerusalén, pero este dato no basta para fun-
28 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 2:3-4 rPISTOLA A LOS HEBREOS 2:5-7 29

justa sanción, 3 ¿cómo podremos quienes la escucharon. 4 Y al II(>H, que según su voluntad va ¿Quién es el hombre que te
nosotros escapar, si descuidamos t e s t i m o n i o d e ellos va Dios mis- haciendo del Espíritu Santo. acuerdas de él?
una tan sublime salud? Esta fue " Y así es en verdad. Dios no ¿Quién el hijo del hombre
inaugurada por la predicación mo añadiendo el suyo por seña- Hometió a los ángeles el mundo que le miras
les
del Sefior, y tiene su verifica- les y prodigios, por variadas wnidero, del cual estamos ha- con consideración?
ción en nosotros por medio de obras de poder y por reparticio- hlnndo. 6 Ya lo testificó uno en 7
Le pusiste un instante
cierto lugar cuando dijo: más bajo que los ángeles;
damentar la teoría de que Jerusalén era la pa-
tria de origen de los destinatarios de la carta, peñado el papel de intermediarios entre Dios y
porque este mismo fenómeno espiritual era co- los hombres para comunicar la Ley. El mundo
rriente en los comienzos de todas las iglesias lo- venidero (cf. 1:6), el único interés del predicador
cales en la edad apostólica. y de su auditorio (o tal vez, "del cual estamos
Por otra parte, el hecho de que el escritor pa- hablando"), está sometido al Hijo y a sus segui-
rezca incluirse en el grupo de los que no oyeron 8 dores. La vaguedad de la introducción alusiva se
al Señor, pone de manifiesto claramente que no debe en parte a la dificultad de señalar en este
quería hacer las veces de San Pablo al escribir pasaje a Dios como el locutor; con todo, esta
(cf. Gal 1:11-17), aunque pudiera ser que estu- forma de proceder sólo la puede adoptar un es-
viera escribiendo por mandato de San Pablo o critor culto que tiene ante los ojos a unos lecto-
con su aprobación. Reparemos en la mención de res cultos. El autor quiere decir: "En un salmo
las tres personas de la Santísima Trinidad en todos nosotros sabemos que tenemos un testimo-
un marco que hace alusión especialmente al bau- nio divino de las reglas del mundo celestial".
tismo. 7 Cristo y San Pablo usaron también el salmo 8. El
autor omitió el versículo 7c, aunque forma parte Mt
auténtica del salmo. La razón es que el autor no ^¿™
Hijo e hijos — 2:5-18
tenía ningún interés en mostrar que el hombre 15:27
La salvación completa de los herederos significa- (Hijo e hijos) está por encima de la creación vi- E { 1 : 2 2
rá el dominio del Hijo y los hijos sobre el mundo sible que a su vez está sometida a los ángeles
por venir. De acuerdo con la doctrina de San Rom (1:10-12). Creación que envejece y que está sen-
Pablo, creemos probables que el autor piense que Ga|14-47 tenciada a desaparecer. Lo que pretende mos-
nos hacemos hijos por medio del Espíritu (cf.v.4). trar es que el hombre está por encima del mundo
La exaltación y perfección del Hijo como Sumo futuro que es el único que posee una realidad
Sacerdote celestial, que dio fin a sus sufrimien- 8 permanente. En el texto no se lee "al hombre"
tos y a su muerte, fue un prerrequisito necesa- sino "a él". Es que se refiere al parecer a Cristo
rio para la salvación de los hijos. Esto explica el y al fiel, a la nueva humanidad, al nuevo pueblo
por qué se hizo carne y sangre. de Dios. Dios es el sujeto de la oración.
El mundo primitivo del Antiguo Testamento 9 No vemos todavía el triunfo completo de los
estaba sometido a los ángeles que habían desem- hijos, pero vemos su principio y su promesa en
30 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 2:8-10 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 2:11-12 31
c>
y de gloria y de honor le Pero sí vemos a Jesús, a quien pura Dios, para quien y por nen todos un mismo origen. Y
coronaste. Dios puso momentáneamente ba- quien son todas las cosas, que, por esta razón no se sonroja de
8 queriendo llevar una multitud de llamarlos hermanos, diciendo:
Todo bajo sus pies lo so- j 0 i o s ángeles, coronado de glo-
metiste. r i a y d e h o ^ , . p o r haber pade-
hijos a la gloria, consumase en
12
cido la I» gloria, haciendo pasar por los Anunciaré tu nombre a mis
En efecto, si le sometió todas las muerte. Así por amorosa Hufrimientos, al jefe de la salud hermanos.
cosas, no dejó nada sin someter- dignación de Dios gustó la muer- de todos ellos. J 1 El que santifi- Cantaré en la asamblea tus
lo a él. Al presente no vemos to- te en beneficio de todos, «•a y los que son santificados tie- loores.
10
davía que todo le esté sometido. Era, en efecto, conveniente
ejecución este plan, convirtió a Cristo en el
el honor que ya pertenece a Jesús resucitado "jefe" de nuestra salvación; la palabra que se
como resultado de su humillación temporal. Aquí emplea es archegos, que no sólo quiere decir "je- Hech
(como en 5:7-10 y frecuentemente en otros pa- fe"; también autor, guía, capitán, conductor, 3 ¿^j
sajes del Nuevo Testamento, Flp 2:5-11; 1 Tim pionero. Jesús es el capitán de la vida, el dux
3:16 y generalmente en San Juan), se nos invita vitae de la secuencia de Pascua. El plan divino
a contemplar los honores celestiales conferidos a comprendía que el mismo archegos fuera consu-
Cristo resucitado y exaltado en su humanidad mado en la gloria después de pasar por el sufri-
como premio de sus sufrimientos y de su muerte. miento. Con la fe podemos ver su consumación,
Su muerte es la muerte de todos nosotros; es la la gloria y honor que son ahora suyos, pero como
muerte de la muerte por la sencilla razón que consecuencia de sus sufrimientos. Fue enviado
ésta ha sido la voluntad libérrima de Dios res- para salvarnos. Tomó la medicina que necesitá-
pecto a nosotros. La versión "apartado de Dios" bamos y de esta manera nos facilitó el que no-
en lugar de "por amorosa dignación de Dios" no sotros también la tomáramos.
carece de fundamento; y se le puede dar un 11 El Hijo, que nos santifica, tomó la senda de la
sentido aceptable. Aquí creemos que está fuera gloria que se nos señala a nosotros que estamos
de lugar, porque el versículo siguiente recalca siendo santificados. Todos nosotros, Hijo e hijos,
la benevolencia de Dios con nosotros. venimos de Dios. Dios quiso tener un pueblo nue-
10
Debemos traducir probablemente "queriendo vo consagrado a su culto, y Cristo es el consa-
llevar una multitud de hijos a la gloria" en lugar grador señalado. El verbo "santificar" puede te-
de "teniendo una multitud..." De esta forma que- ner el sentido de consagrar un sacerdote, y qui-
da fuertemente acentuada la benevolencia de la zás no esté ausente este sentido cuando se em-
iniciativa divina, la voluntad salvíflca de un plea en Hebreos (e. g., en el versículo 10). Sea
Dios amante que ha de considerarse como el ori- como sea, los que estamos siendo salvados for-
gen de la obra salvadora de Cristo. El mundo mamos una familia con nuestro Salvador, él nos
celestial tiene por fin a Dios así como su origen reconoce explícitamente como sus hermanos.
es Dios, pero el plan de Dios es hacer partícipes 12-13 Para aclarar y expresar su convicción cristia- Mt28:io
de él a muchos hijos y herederos. Para poner en na de que se da un vínculo de familia entre los J n 2 0 : 1
32 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 2:13-15 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 2:16-18 33
13
Y también: parten carne y sangre, también vivían toda su vida sometidos a gar a ser misericordioso y fiel
Pondré en él mi confianza. él entró a participar de las mis- esclavitud. ] 6 Como ya sabéis, pontífice ante Dios, y para ex-
él no toma naturaleza de ánge- piar los pecados del pueblo. 1 8 E n
mas. Así por su muerte reducía
Y por último: les, sino que toma la descenden- efecto, por haber sido probado
a la impotencia al que retenía cía de Abrahán. 1 7 En conse- con padecimientos, puede venir
Aquí estoy con mis hijos, el i m ¡0 d e la muert eg d
hijos que Dios me ha dado.
hiiAD mía Ihnc ——. n V. n J n T1 A * ' ouencia, debía ser semejante en en socorro de los que son pro-
cir, al demonio; 1 5 y libraba a todo a sus hermanos, para lie- bados.
14
Así, pues, como los hijos com- los que por temor a la muerte
naturaleza, todas nuestras experiencias de sufri-
creyentes y Cristo, el escritor no se apoya en las mientos, tentaciones, pruebas y muerte. Sola-
palabras de Cristo sino en las del Antiguo Testa- mente de este modo podía ser el sumo sacerdote
mento. Después de citar el salmo 21, cuyas pri- Mc«:34 misericordioso y fiel que necesitábamos para que
meras palabras pronunció Cristo en el Calvario, nos representara ante Dios y para que expiara
toma dos frases de Isaías 8:17 s, la primera de nuestros pecados. El versículo 18 parece explicar
ellas evidentemente para mostrar que Cristo, co- por qué puede llamarse a Cristo "misericordio-
mo nosotros, puso su confianza en Dios; en la se- so"; se deja para el capítulo siguiente la expli-
gunda Cristo nos considera como hijos que Dios Jn 13:33 cación del término "fiel". Sin embargo, es posi-
le ha dado. Toda esta parte tiene muchos puntos Mc10:24 ble que se entienda la fidelidad de Cristo como
de contacto con las palabras de Cristo en la fidelidad a Dios y su misericordia como fidelidad
Cena, especialmente las narradas en el capítu- a los hombres. La tentación de Cristo (o su
lo 17 del Evangelio de San Juan. prueba) hace alusión especial a sus sufrimientos
y a su muerte. Ha tenido una experiencia per-
14-15 El escritor insiste ahora en la realidad de la sonal del aspecto más obscuro de nuestra exis-
encarnación como el medio por el que el Hijo, la tencia; y nosotros, sabiéndolo, confiamos en su
Palabra hecha carne, pudo derrocar al diablo, comprensión y acudimos a El con confianza
que mantenía su dominio sobre el hombre por (cf. 4:14-16; 5:1-10; 6:19-20; 12:2-3). Tal vez le
la muerte. La muerte de Cristo hizo posible que Sab interese menos al autor probar que Cristo apren-
sus hermanos escaparan del dominio del diablo inVe1.'} dió a tener compasión, o que es capaz de sentir
al sufrir la muerte a semejanza de la de Cristo. Rom compasión, que mostrar que Cristo dio una prue-
16 Está claro que Cristo no vino para asumir la na- 8 : 3 8 ba evidente de su justicia y obediencia y está por
turaleza angélica; haciéndose carne y sometién- tanto preparado para reconciliarnos con Dios.
dose a la muerte tenia ante sus ojos a los hom-
bres, no a los ángeles. Su misión era en favor de
la descendencia de Abraham la familia espiri- Exhortación — 3:1-4:13
tual de los amigos de Dios entre los hombres. Esta primera parte concluye con una amonesta-
17-18 Así, pues, era justo (literalmente, necesario) ción extensa y urgente. El hagiógrafo pide a los
que el Hijo asumiera juntamente con nuestra hebreos que contemplen a Jesús, que caigan en
12 3
34 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 3:1-4 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 3:5-8 35

3 Enconsagrados
consecuencia, hermanos,
a Dios y solida-
sión, como lo fue Moisés en to-
3
da la casa de Dios. Y así es;
NII constructor, pero el hacedor
de todo es Dios. 5 Moisés fue
sa, casa que somos nosotros, si
firmemente mantenemos la intre-
rios de una asamblea celeste, pues ha sido juzgado digno de fiel en toda la casa de Dios, en pidez y el gozo de la esperanza.
7
considerad al apóstol y pontífi- tanta mayor gloria que Moisés, HU calidad de ministro que da Por lo cual, como dice el Es-
ce de la fe que profesamos, a cuanto aquel que construyó la tcNtimonio sobre la verdad de píritu Santo:
Jesús. 2 El es fiel para con aquel casa supera en dignidad a la las revelaciones futuras. 6 En Hoy, si escucháis su voz,
8
que lo constituyó para esa mi- misma. 4 Todas las casas tienen cambio, Cristo es fiel en su ca- no os obstinéis en vuestros
lidad de Hijo al frente de su ca- corazones
la cuenta de su fidelidad, y que bajo esta luz
piensen con seriedad en las consecuencias de la diferencia que media entre el Hijo y el siervo.
infidelidad a la vocación, es decir, en las conse- "Casa" se refiere al pueblo de Dios, a la nueva
cuencias de la desobediencia al mensaje de sal- familia de Dios que sucedió a Israel; Jesús mis-
vación. mo emplea la metáfora de la edificación con este
i Son hermanos santos porque el llamamiento sentido, cuando habla de edificar su Iglesia, es
de Dios les ha consagrado, sin tener en cuenta decir, su grupo de discípulos. Mti6:ií
para nada su progreso espiritual personal. Su 3-4 Jesús es el constructor de la nueva familia y
llamada celestial es una citación del cielo (cf. 12: pueblo de Dios, del mismo modo que Dios es el
25) para el cielo. Responderán a la citación fijan- constructor de "todas las cosas", las realidades
do su espíritu en Jesús. La "profesión de fe" celestiales que Cristo ha recibido ya en herencia
puede hacer alusión a la profesión de fe que y que sus hermanos van a heredar al final de la
hicieron en el bautismo, o a la expresión habitual peregrinación terrena. Moisés no fue el construc-
de su alianza con Cristo, el Sumo Sacerdote Após- tor de la casa primijtiva que prefiguraba al pue-
tol, en la adoración cultual pública de la asam- 5 blo cristiano. El era solamente un siervo; su pa-
blea cristiana. Solamente en este pasaje de la pel consistía simplemente en señalar al futuro.
Escritura se le llama a Jesús "apóstol", pero la 6 Moisés prefiguró la fidelidad de Cristo, pero
idea de Jesús con una misión divina que cumplir Cristo es el Hijo por encima de su propia casa,
se encuentra en muchos pasajes del Nuevo Tes- la que él mismo construyó. Nosotros somos esa
tamento y el mismo Jesús se refiere a esta misión Jn9:7; casa, con tal que como creyentes expresemos
17:3
con frecuencia en sus dichos. nuestra confianza y nuestra gloriosa esperanza
2 Jesús muestra principalmente su lealtad a con una profesión de fe gozosa y valerosa en
Dios con la ayuda misericordiosa que nos presta compañía del resto de la comunidad cristiana.
y con la compenetración con nuestros sufrimien- La confianza (parrhesia) es mucho más que una
tos. Fue Dios el que le hizo Sumo Sacerdote y actitud subjetiva. Es el don que nos autoriza a
Apóstol. Aunque su fidelidad es semejante a la de acercarnos a Dios como hombres libres, mientras
Moisés, en cuanto que ambos llevaron a cabo una Jn . 1 ¿ 175 que antiguamente (2:14 s) éramos esclavos arras-
misión en favor de toda la casa de Dios, la su- trándonos ante el diablo. Es un don que podemos
pera porque entre Moisés y Jesús se da la gran malograr por falta de uso. Si Dios nos ha intro-
EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 3:9-12 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 3:13-17 37
como en aquella rebelión, y dije: Andan siempre des- del Dios vivo. 1 3 Animaos día Hoy, si escucháis su voz,
como el día de la prueba en carriados en su corazón; tras día unos a otros, mientras no os obstinéis en vuestros
el desierto. y no han seguido mis ins- perdura el "hoy", para que nin- corazones
Allí me tentaron vuestros pa- trucciones. guno se mantenga obstinado en como en aquella rebelión,
11
dres Por eso juré en mi cólera:
y me pusieron a prueba, Jamás entrarán en mi des- la seducción del pecado. 14 Por- 16
¿Quiénes se rebelaron después
después de haber visto mis canso. que tenemos parte con Cristo, si de oída la palabra de Dios? ¿No
obras retenemos firmemente hasta el fueron acaso todos los que sa-
durante cuarenta años. 12
Mirad, hermanos, que no ten- fin nuestra confianza primera. lieron de Egipto a las órdenes
15
Por eso me irrité contra es- ga nadie un corazón malo e in- Así se dice: de Moisés? 17 ¿Contra quiénes
ta generación; crédulo, que lo lleve a apartarse
sea tan perverso que se niegue a escuchar la voz
ducido en su familia, ¿no debemos aprovechar 13 del Dios vivo. Pero no está perdido todo todavía.
todas las oportunidades que se nos presenten Estamos todavía en el "hoy", el período en el que
para mostrar ante todos nuestro orgullo por per- Dios os llama y os avisa, así que animaos unos
tenecer a ella? a otros a escuchar su palabra y a obedecer el
"Por lo cual" no debemos ser infieles o deslea- mensaje de la salvación cristiana. De otra forma,
les porque somos de Cristo y El es fiel. La ver- el pecado os seducirá, como sedujo a Eva, y resis-
dad y la actitud cristiana se describe empleando tiréis a la citación del cielo.
una vez más una cita del Antiguo Testamento. 14 Somos compañeros de Cristo, como los israe-
El salmo 44, que todavía se usa como invitación litas lo fueron de Moisés, pero solamente (v. 6)
para oír la palabra de Dios en el Oficio Divino, si continuamos avanzando por la senda que se
tal vez se empleara ya en estos años primitivos nos abrió en el bautismo. El comienzo, la pro-
con el mismo fin, al menos ocasionalmente. Se fesión bautismal, contiene el fin, la posesión com-
cree que las palabras van dirigidas directamente Ap3:20 pleta de la herencia, pero solamente llegaremos
a la comunidad cristiana. Se ha de sobreenten- al final si nos mantenemos con perseverancia
der "como la mayoría de vosotros la oirá cierta-
mente" después de "su voz" en el versículo 7. 15-18 como en los principios. ¿"Quiénes se rebelaron
Endurecer el corazón, causar enojo (o exaspe- después de oída la palabra de Dios? ¿No fueron
rar), tentar, intentar, probar, todas estas pala- acaso todos los que salieron de Egipto a las órde-
bras no son sino medio de expresar la misma ac- nes de Moisés? ¿Por qué la generación escogida, 1 Cor
10:1 ss
titud básica de deslealtad e infidelidad, flojedad el pueblo y la casa primitiva de Dios, dejaron de
en el servicio de Dios, falta de atención a su vo- entrar en el Descanso, la tierra prometida de
luntad, apego a cosas que no son Dios y su mun- Canaán? La única respuesta es que fueron evi-
do invisible. dentemente infieles y estaban indispuestos es-
piritualmente para entrar porque dejaron de oír
Se explica la lección palabra por palabra: te- la voz divina que les llamaba. Rechazaron la lla-
ned cuidado, es posible que algunos de vosotros mada y fueron desheredados.
38 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 3:19 — 4:1-3 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 4:4-7 39
5
se irritó Dios por espacio de cua- gado demasiado tarde, cuando Como juré en mi cólera: Y nuevamente en el pasaje en
renta años? ¿No fue acaso con- aún está en vigor la promesa de Jamás entrarán en mi des- cuestión:
tra los que pecaron y cuyos ca- entrar en su descanso. 2 Lo mis- canso
* No entrarán en mi descanso.
dáveres quedaron por el desier- mo que ellos, hemos recibido 6 P o r lo t a n t o c o m o faltan al u
to? 1 8 ¿Y a quiénes sino a los también nosotros esta buena nue- Y eso que las obras de Dios es- S "
nos
rebeldes juró que no entrarían va; y a ellos no aprovechó la tán ya acabadas desde la crea- P ° r entrar en este reposo, y
en su descanso? 19 Y efectiva- palabra oída, por no haberse ción del mundo. 4 Üice también como no entraron por su desobe-
mente, vemos que no pudieron unido por la fe a quienes la si- en un pasaje, refiriéndose al día diencia los que primero recibie-
entrar debido a su incredulidad. guieron. 3 Entramos, pues, en el septimo: ron la buena nueva, 7 Dios se-
Temamos, pues, que alguno reposo los que hemos creído, se- Y descansó Dios al día sép- ñala de nuevo un día: "Hoy",
4 de vosotros piense haber lie- gún está dicho: timo de todas sus obras. declarando por David después de

4:1 Lo mismo puede sucedemos. Podemos también marcado por la aceptación por nuestra parte de
ser descalificados por causa de la infidelidad. Se- lo que El prometió —bajo la forma de una ulte-
remos descalificados, si damos pruebas con nues- 3 rior promesa—. En nuestra presente condición
tra conducta de infidelidad. Es muy poco proba- se nos concede gustar del descanso de Dios, es-
ble que el sentido del versículo sea un intento pecialmente en nuestros actos de culto comunes,
2 de levantar a los hebreos de una desesperación donde la unión de fe se expresa por la reunión
prematura. Pero si este es el sentido, el versícu- de los compañeros de peregrinación, los miem-
lo 2 significaría: "Todavía estáis a tiempo. Dios bros de la familia de Dios. Dios nos está dicien-
todavía está llamando". Es más probable que el do todavía que los desobedientes, los duros de
sentido sea "Dios nos está hablando". Si dejamos corazón, los cismáticos, los infieles no entrarán
de oír su voz, será por la misma razón de los ju- nunca en su Descanso. Este ha estado en la exis-
díos en el desierto, porque no estamos unidos por tencia desde la fundación del mundo, pero sola-
la fe con aquellos que oyen su voz. Los judíos mente descansarán en él definitivamente los que
que se perdieron en el desierto, los que dejaron ahora ya descansan en él por la esperanza.
de entrar en el Descanso de Canaán, eran hom- < Una vez más la fórmula introductoria es vaga, Gen 2:2
bres que no estaban unidos por la fe con los que probablemente porque no se pueden atribuir las
oyeron la voz de Dios, como Moisés, Josué, Caleb. palabras a Dios. El autor está considerando
Los incrédulos no entran en el Descanso. Si ahora tres Descansos Escriturísticos diferentes:
tenemos fe para comprometemos con lo invisi- 5-9 1) el de Canaán después del Éxodo; 2) el des-
ble, estamos en el camino del Descanso, el "todas canso del séptimo día; 3) el descanso eterno
las cosas", "el mundo venidero", la verdadera de Dios; los dos primeros señalan al tercero. Dios
creación que ha sido ya nuestro destino según el desea que participemos de su Descanso y esta es
plan de Dios para con nosotros. Solamente si vi- la razón por qué, incluso después que la genera-
vimos de la promesa será posible conseguir lo ción del Éxodo hubiera sido excluida por su in-
prometido. Nuestro progreso hacia Dios queda credulidad, continúa hablando Hoy. Si se hubie-
40 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 4:8-11 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 4:12-14 41

tanto tiempo lo que arriba que- habría hablado de otro día. que alguno caiga imitando el y los tuétanos; y juzga de las in-
9
da dicho: Concluímos, pues, que queda mismo ejemplo de desobedien- tenciones y sentimientos del co-
Hoy, si escucháis su voz, u n re 0S0
P sabático para el pue- cía, razón. 1 3 N o hay cosa creada
12
no os obstinéis en vuestros bl
° de D,os- Y a ue1
1 ' <»ue.ha Que la palabra de Dios es que se sustraiga a su presencia;
viva, eficaz y tajante más que y todo está desnudo y al descu-
corazones. entrado en el reposo de Dios,
espada de dos filos; penetra has- bierto a los ojos de aquel a quien
descansa también de sus obras, ta la separación del alma y del hemos de rendir cuentas,
8
Si Josué hubiera introducido a como Dios descansó de las su- espíritu, hasta las articulaciones 14
Teniendo, pues, un gran
los israelitas en el descanso, yas. 1 ] Démonos, pues, prisa por
Dios, después de lo dicho nu entrar en aquel descanso, no sea
jando desnuda nuestra alma y juzgando todos
los secretos de nuestra vida. La palabra de Dios
ra dado el descanso verdadero a los israelitas nos está juzgando ahora y nos juzgará al final.
que entraron en Canaán bajo Josué (en griego Casi se identifica a la palabra con el mismo Dios.
"Jesús", el Jesús terrenal), no tendría sentido El lenguaje en este pasaje es muy parecido al
hablar, tantos años después, del Descanso en la de Filón, pero el pensamiento es completamente
forma que lo hace el salmo 94. Se abre una posi- bíblico, y el autor aquí como en otros pasajes se
bilidad para el verdadero pueblo de Dios de al- abstiene de llamar a Cristo la Palabra; tal vez lo
canzar ese Descanso y de celebrar el sábado eter- haga así para evitar cualquier clase de confusión
no del cielo. con el misterioso Logos de Filón, al que el autor
La entrada de Josué en la tierra prometida era judío da el título de sumo sacerdote. El juego de
algo así como la entrada del sumo sacerdote en palabras de la última parte se pierde en la tra-
el Santo de los Santos, una simple reproducción ducción: "a los ojos de aquel (el logos de Dios)
10 y copia terrena de la verdadera entrada en el a quien hemos de rendir cuentas (logos)"; nues-
verdadero Descanso, al que se intentaba señalar. tro logos tiene que darse al Logos.
El verdadero Josué ha entrado ahora en el des-
canso celestial, donde también él descansa de sus
11 trabajos. Debemos seguir a nuestro guía en ese II. —EL CAMINO VIVO Y LA VIDA
Descanso; si tomamos otra senda o seguimos a DE CULTO
otro guía, ese Descanso nunca será nuestro.
Heb 4:14-10:31
12-13 un breve himno a la palabra (logos) de Dios
finaliza esta primera parte. Parece planeado para Esta parte central de la epístola contiene tres
unir el fin con el principio (1:1 ss). El mensaje de exhortaciones (4:14-16; 5:11; 6:20; 10:19-31). La
Dios a nosotros en Cristo queda fuertemente segunda interrumpe el desarrollo del tema sobre
marcado como el tema predominante de toda Cristo Sumo Sacerdote. La primera y la tercera
esta parte. Se describe a la palabra como algo nos suministran una clave para interpretar la
vivo, que tiene el poder de penetrar en los re- ,s1l¿f¿ intención del autor. No se trata ya de prestar
ductos más íntimos de nuestro ser espiritual, de- jn6:64 atención a la palabra de salvación, sino de m a n -
42 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 4:15 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 4:16 43
15
pontífice, que penetró y está en tra profesión de fe. No tene- dades. Al contrario. El mismo de la gracia. Aquí alcanzaremos
los cielos, a Jesús, el Hijo de mos un pontífice incapaz de com- fue tentado en todo a semejan- misericordia y hallaremos gracia
Dios, mantengamos firme núes- padecerse de nuestras debili- za nuestra, fuera del pecado. para el socorro en el momento
16
Acerquémonos, pues, con se- oportuno,
tener por encima de todo nuestra profesión de guridad y confianza a este trono
fe (homología) y de acercarnos al trono de la
gracia. La profesión sugiere una expresión litúr- 14-16 "Teniendo" (cf. 8:1; 10:21; 6:19; 13:10) es la
gica solemne de homenaje a Cristo durante la palabra que emplea el autor para describir una
asamblea cultual pública de la comunidad. La posesión comunitaria en el orden cultual. Nues-
fidelidad a esta profesión no sólo garantiza una tro Sumo Sacerdote es un "gran" pontífice. Per-
futura entrada en el mundo celestial, sino que tenece al santuario celestial en el que entró por
también capacita a los fieles a entrar incluso aho- la senda que debemos seguir. Jesús, el Hijo de
ra en el santuario celestial y acercarse al trono Dios, es el pontífice celebrante de nuestro culto,
de la gracia de Dios. Del mismo modo que llama- de nuestros ritos. Solamente una atención fiel a
mos a una carretera con el nombre de la ciudad este culto nos asegurará la entrada en el Descan-
a la que conduce, el camino al cielo es ya el so. Jesús no es sólo la posesión más preciosa que
mismo cielo. Este acercamiento al trono de la tenemos, sino también la más preciosa que po-
gracia (4:16; 10:22; cf. 7:19-25) puede que haya damos imaginar. Su honor y su gloria no son para
sido sugerido por el simbolismo de una ceremo- sobrecogernos, sino para animarnos. Somos dé-
nia litúrgica. biles, pero él conoce por experiencia las dificulta-
El interés del predicador parece centrarse en des y tentaciones con las que tenemos que en-
esta parte en la liturgia de la comunidad que frentarnos. El mismo las sufrió aunque sin pe-
sigue a la liturgia de la palabra. Uno de sus fines cado. Nuestro Sumo Sacerdote sabe compadecer- int-.w
es mover a los oyentes a celebrar esta liturgia se de nosotros en nuestras debilidades.
de forma que la entiendan y les sea útil. Sus Por tanto debemos acercarnos con confianza
exhortaciones no reflejan ninguna ansiedad so- (cf. 3:6); el trono de Dios es para nosotros un
bre la atracción indebida que las ceremonias ju- trono de misericordia y no de castigo. Podemos
días pudieran ejercer en el ánimo de los hebreos. confiar en su misericordia, pues nos dará la gra-
Parece preocuparse más bien por la indiferencia cia que necesitamos. El estar sin pecado no es
y debilidad de espíritu, manifestadas especial- ningún impedimento para una comprensión to-
mente en la flojedad con la que los miembros de tal. Es, en cierto sentido, una condición para una
la comunidad asistían a las asambleas cultuales comprensión más profunda, sólo la persona que
públicas. La liturgia de la comunidad es una an- resiste a la tentación conoce toda su fuerza. Todo
ticipación y preludio sabroso del culto en el san- el pueblo cristiano puede acercarse a Dios. El
tuario celestial. Por tanto está marcada con el pueblo estaba prefigurado en el Antiguo Testa-
sello de la eternidad y asistir a ella con negligen- mento por los sacerdotes que podían acercarse al
cia es una mala señal. Santo de los Santos en el santuario terreno. La
44 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 5:1-3 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 5:4-5 45
2 ofrecer sacrificios de expiación llamado por Dios, lo mismo
5 Todo pontífice, tomado de
entre los hombres, es cons-
ficios por los pecados. El pue-
de sentir compasión hacia los ig-
de los pecados, tanto por los del
pueblo como por los suyos pro-
exactamente, que Aarón. 5 Así
tampoco Cristo se dio a sí mis-
tituído en favor de los hombres norantes y extraviados, porque pios. 4 Nadie se arroga este ho- mo la gloria de su pontificado;
en sus relaciones con Dios, a fin él mismo está rodeado de fragi- ñor. Sólo lo toma aquel que es la recibió de aquel que le dijo:
de que ofrezca ofrendas y sacri- lidad. 3 A causa de ella debe
esencia de la vida cristiana está en este aproxi- guoque peccatoribus de nuestra Misa es prima-
marse a Dios de un pueblo sacerdotal que va tras riamente una oración por el celebrante y sus
las huellas del gran Pontífice, Jesús. acólitos.
5
-6 La Escritura pone en claro que Cristo tuvo Jn
también su llamada sacerdotal. El salmo citado " i 2?»
Nuestro Sumo Sacerdote — 5:1-10
primero por el hagiógrafo no hace mención del
La descripción de nuestro Sumo Sacerdote, sacerdocio, pero el autor inspirado interpretó
que comienza en estos versículos, continúa en el probablemente la declaración de la filiación como
capítulo 7 después de las palabras exhortatorias una llamada al sacerdocio. Pablo usa el mismo
de 5:11 a 6:20 que, como decíamos, interrumpen texto (Hech 13:33) al hablar de la resurrección Sal 2:7
el tema de Cristo Sumo Sacerdote. Se describen de Cristo en conexión con su exaltación celestial;
primero las cualidades y oficio del sumo sacerdo- también parece que es la razón fundamental de
te terreno, y luego se muestra cómo Cristo tiene Rom 1:3 s. Según el capítulo 10, versículos 5 al 10,
estas cualidades y este oficio. Cristo fue sacerdote desde el primer momento de
1-4 El sumo sacerdote es un hombre llamado por Ex 28:1 su encarnación, pero este sacerdocio, como la
Dios para ser mediador entre Dios y los hombres. filiación en Pablo, es incomprensible si se con-
El presenta a los hombres ante Dios, ofreciendo sidera aparte de la exaltación celestial. La mi-
sus sacrificios y sus dones en expiación de sus pe- sión y obra sacerdotal del Hijo es llevar la huma-
cados. Le es necesario ser comprensivo e indulgen- nidad al Padre. Por tanto la proclamación divi-
te. Un sacerdote humano de esta clase conoce su na del sacerdocio de Cristo tuvo que hacerse en
propia debilidad y por tanto le resulta fácil sentir el cielo después de la exaltación gloriosa. Es en-
compasión por el ignorante y el descarriado, es tonces cuando puede considerarse a Dios dicien-
decir, prácticamente por los que cometen pecado do : "Yo te he engendrado hoy" y "Tú eres sacer- Sal
por debilidad o por ignorancia pero no por sober- Num dote para siempre". La segunda cita muestra que '
bia. De hecho el texto dice que el sumo sacerdote 1 5 : 2 2 QJ Cristo es un sacerdote eterno del mismo tipo que
está revestido de debilidad; tal vez sea esto una 17:2-13 Melquisedec.
7
alusión a las vestiduras sacerdotales que en el Se nos ha mostrado el derecho que tenía Cris-
Judaismo tardío habían llegado a simbolizar al Sab to al sacerdocio. Ahora se nos muestra su ofreci-
mundo. El sumo sacerdote está también seguro 18:24 miento sacerdotal hecho en los días de su vida
de que la Ley le exige ofrecer sacrificios de ex- mortal (lit. "en los días de su carne"). El sumo
piación por sí mismo y por el pueblo. El Nobis sacerdote ofrecía dones y sacrificios por los pe-
EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 5:8-9 47
46 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 5:6-7
ofreció él oraciones y súplicas su piedad. 8 Así, a pesar de ser
Hijo mío, eres tú. Yo te he Tú eres sacerdote para siem-
con poderoso clamor y lágrimas Hijo, aprendió en sus padeci-
engendrado hoy. pre a semejanza de Melqui- a aquel que tenía poder para mientos la obediencia; 9 y, con-
6 sedec.
Y como también se expresa en salvarlo de su condición mortal; sumado en gloria, vino a ser cau-
7 y fue escuchado en atención a sa de salud eterna para todos
otro pasaje: En los días de su vida mortal

cados (v. 1). Jesús también hizo su ofrecimien- piedad (sumisión reverente)". La petición fue es-
to — oraciones y súplicas acompañadas de pode- cuchada precisamente por la actitud religiosa in-
rosos clamores y lágrimas. Lo que se describe comparablemente profunda de este Sacerdote su-
no es precisamente un episodio fortuito de la plicante. Desde el mismo principió (10:5-10) había
vida terrena de Jesús, sino más bien toda la pa- aceptado el plan divino de que seria muerte de la
sión integrada en un abrumador acto de interce- muerte pasando por la muerte. Su inmersión en
sión. El predicador y los oyentes sabían todos los el agua el día de su bautismo en el Jordán, fue Mt
detalles de la pasión. Jesús se exhibe en un su- Le una anticipación simbólica de su muerte a todas 3:13'1y¿
frimiento extremo y en la muerte, pero este su- 19:^{ las cosas, y su salida del agua fue un símbolo de 10:38
frimiento y agonía son sacerdotales, como lo es 27:46-50 su resurrección; fue precisamente al salir del
su entrega, que es mucho más que la entrega pri- 12.2y" agua cuando se le dirigieron las palabras de
vada de un adorador individual de Dios. "Hijo". Porque, en el plan de Dios, su muerte y
No está afirmado que Cristo pidiera a Dios su resurrección tenían que ser la condición y
que le librara de la muerte, sino solamente que fuente de salvación para todos. Dios le oyó, resu- Mt
ofreció oraciones de petición a Dios, por cuyo citándole de la muerte y dándole todo poder en 2?;l5i
poder iba a verse libre de la muerte. El escritor *-c el cielo y en la tierra. jn 3-35
no puede querer decir que el sumo sacerdote hizo : 8-9 El sufrimiento de Jesús en Hebreos parece re-
una oración condicionada a la liberación de la ferirse en general a su muerte. Probablemente
muerte. El Hijo sabe todo lo que implica su mi- este es el caso aquí. La agonía y el aprendizaje
sión (2:9-10; 14-15; 12:2) y lo ha aceptado de son probablemente simultáneos. Hay un estrecho
antemano. Tiene que haber una relación entre parecido con Flp 2:5-11, especialmente en el én-
la petición y la misión sacerdotal, ya que la pe- fasis con que se habla de la obediencia. El Hijo
tición se dirige al cielo con un sentido de inter- aprende el valor que el Padre da a la obediencia
cesión. Tal vez lo que Jesús pidió fue el ser leal y lo que cuesta la misma obediencia. Así, una vez
a la misión que iba a terminar con su proclama- que ha sido consumado (2:10; Jn 19:30) e insta-
ción como Sumo Sacerdote del nuevo pueblo de lado como sumo sacerdote como resultado de su
Dios. Se hace constar que fue oido, que su peti- muerte, invita a todos sus hijos a morir, a obe-
ción fue concedida. decer, a seguir la senda que él siguió. El que fue
Aunque no faltan otras traducciones, la tra- una vez suplicante recibe ahora nuestras peticio-
ducción correcta es probablemente la que acaba- nes, porque por su muerte ha llegado a ser la
mos de dar: "y fue escuchado en atención a su causa de la eterna salvación de los hijos. Cuan-
48 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 5:10-12 EPISTOLA A LOS HEBREOS 5:13 — 6:1 49

los que le obedecen; 1 0 y fue perezosos para entender. 3 2 Y nos. Porque os habéis vuelto ta- es propio de perfectos, de aque-
proclamado por Dios pontífice a así es. Debiendo ser ya maes- les que necesitáis leche y no líos que por la costumbre tienen
semejanza de Melquisedec. tros con el tiempo que lleváis, manjar sólido. 1 3 Quien se ali- sus facultades ejercitadas para
11
Tenemos mucho que decir tenéis de nuevo necesidad de que menta de leche, no es capaz de discernir el bien y el mal.
entender la doctrina de la san- / Por eso, dejando a un lado
de este tema; y es difícil de ex- se os enseñen los primeros ru- tidad, porque es todavía un niño. L) lo elemental de la doctrina
plicar, porque os habéis vuelto dimentos de los oráculos divi- 14
En cambio, el alimento sólido de Cristo, vengamos a tratar de
d o n u e s t r a p e t i c i ó n es s e m e j a n t e a la suya, la
escucha y nos capacita a vivir y a morir como él. rece que no se encuentran dispuestos a digerir
La mención explícita de la proclamación en la 13 el manjar sólido de los creyentes maduros. Los
que se declara a Jesús Sumo Sacerdote, tal vez cristianos que sólo se alimentan del alimento de
indique que el "consumado" del v. 9 no lleva con- los niños nunca conocen el sentido real de la
sigo necesariamente la idea de consagración vida cristiana ("la doctrina de la santidad"). En
sacerdotal (cf. 2:11). lo que respecta a su vida religiosa son infantes.
1* La teología de Cristo Sumo Sacerdote es un
Exhortación — 5:11-6:20
alimento espiritual e intelectual fuerte que sólo
viene bien a los "perfectos" ("maduros"), los cris-
Es la más extensa de todas. Al acabar, el autor tianos religiosamente adultos que son conscien-
vuelve a seguir el hilo de su discurso dejado tes de su responsabilidad y dignidad como miem-
en 5:10. bros del nuevo pueblo sacerdotal de Dios. Sus
Es su forma de hacer alusión a un tema antes facultades religiosas tienen que ejercitarse y de-
de comenzar su análisis. Con todo, aquí nos en- sarrollarse con el uso y entonces podrán apreciar
contramos con algo más que un mero recurso de la doctrina que el predicador siente que es nece-
estilo. El predicador realmente siente que sus sario exponer. "El bien y el mal" probablemente
oyentes no están preparados para oír el tema que significa "lo verdadero y lo falso" o "lo superior
tiene pensado desarrollar. Está a punto de co- y lo inferior".
menzar dicho tema capital, y los hebreos presta- 6:1 "Por eso", es decir, porque se han desarrollado
rán más atención si se les recuerda su falta de blanda y flojamente al permanecer demasiado
preparación. tiempo en un estadio elemental, porque no son
11 Los hebreos han dado pruebas de ser oyentes los cristianos que deberían ser, deben acompañar
desilusionados de la verdad; en lugar de estar al predicador en su meditación sobre cosas más
cada día más ansiosos por su estudio han perdi- perfectas: en la consideración de Cristo como
12 do el gusto por él. Una mayor dedicación al estu- Sumo Sacerdote. No es ocasión de poner de nue-
dio y ya hubieran llegado a ser unos verdaderos vo los cimientos, de tratar de las materias pro-
maestros. En lugar de eso, parece que necesitan pias de una formación catequética elemental. Los
aprender una vez más el abecedario cristiano, el temas catequéticos están agrupados en tres partes.
que se les dé leche como a niños; al menos pa- 1) "Arrepentimiento de las obras muertas"
12 4
50 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 6:2-4 EPISTOLA A LOS HEBREOS 6:5-6 51
lo que es perfecto. No volvamos de las manos, la resurrección de celestial, que se hicieron partí- bra de Dios y la virtud del
a tratar de los artículos funda-
3
los muertos y el juicio eterno, cipes del Espíritu Santo, 5 y que " e ó n " futuro, 6 pero luego ca-
mentales, como son: El arrepen- Y lo vamos a hacer con la gra- gustaron la dulzura de la pala- yeron en la apostasía; es impo-
timiento de las obras muertas y cia de Dios. ' l'or lo que se re-
la fe en Dios, 2 la doctrina so- fiere a los que una vez han sido
bre los bautismos e imposición iluminados, que gustaron el don tido que busca ser admitido de nuevo a la comu-
nión con la Iglesia. El punto de vista es comple-
tamente distinto. Los cristianos a los que se di-
significa un alejarse de las antiguas prácticas rige la epístola no han caído gravemente. El pre-
religiosas débiles, fueran o no fueran judías; "la dicador intenta mantenerles alejados del borde
fe en Dios" parece significar la vuelta al único del precipicio, haciéndoles ver con claridad que
Dios y se ajusta mucho más a los gentiles que a nadie tiene derecho a ser admitido a una segun-
los judíos. da oportunidad de perdón. Los hebreos se convir-
2 2) "La doctrina sobre los bautismos" enseña tieron cuando eran adultos; en su caso "caer gra-
todo lo referente a la distinción entre el rito cris- vemente" significaría un cerrar los ojos delibe-
tiano y otras abluciones religiosas o al significa- radamente a la luz.
do de las (¿tres?) inmersiones del bautismo cris- Hech
tiano; "la imposición de las manos" se refiere al 8:1
^„sf¿ La perspectiva es la de una apostasía final,
rito por el que se confería el Espíritu Santo. 19:6 pero el interés inmediato del predicador se cen-
3) "La resurrección de los muertos" es una tra más bien en las infidelidades deliberadas, que
doctrina a la que la epístola presta poca aten- preparan el camino de la apostasía con un apar-
ción. Ni la resurrección de Cristo ni la nuestra tarse de Cristo secreto e interior. Apartamiento
se ofrecen con gran relieve. Por el contrario, "el sin el que la apostasía formal no se puede enten-
juicio eterno" nunca está ausente por mucho der. La vocación cristiana es algo que se ha con-
tiempo de la mente del autor (4:13; 6:8; 9:27; fiado a los hebreos durante todo el tiempo de su
3 10:26, 29, 31; 11:6; 12:29). Luego vuelve a afirmar vida; si rompen su promesa, deben esperar las
su intención; está decidido a llevarles, junto con más terribles consecuencias. La iluminación (y
él, a cosas más elevadas, es decir, a una reflexión en 10:32) puede muy bien considerarse como una Ef 5:14
sobre Cristo "nuestro" Sumo Sacerdote. forma técnica de llamar al bautismo, aunque se
* Sin embargo, lo primero que hace es darles pueda entender más generalmente de la gracia
un aviso más solemne seguido de unas palabras cristiana. El gustar del don celestial puede ser
de aliento aún más urgentes. El aviso (4-8) es una alusión a la Eucaristía y el hacerse partícipes
severo. Llamó la atención poderosamente a los del Espíritu Santo a la imposición de las ma-
rigoristas de los siglos siguientes que encontra- nos (v. 2).
ron en él una base para sostener su doctrina en El "gustar" aquí y en el versículo siguiente tal
la controversia sobre la penitencia. Es importan- vez se derive del salmo 33:9; el salmo, a juzgar
te advertir que la epístola en ninguna parte se por lo mucho que se cita en la primera epístola
enfrenta con el problema de un pecador arrepen- de Pedro, puede que haya sido empleado bastan-
52 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 6:7 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 6:8-10 53

sible volverlos a renovar en el Dios y lo exponen a pública sobre ella, y da frutos valiosos modo, carísimos, confiamos y es-
arrepentimiento; crucifican de afrenta. 7 La tierra que absorbe para quienes la cultivan, recibe peramos de vosotros una sitúa-
nuevo por su cuenta al Hijo de la lluvia que una y otra vez cae las bendiciones de Dios. 8 Pero ción mejor y que dé garantías
la que da espinas y abrojos es sobre la adquisición de vuestra
te primitivamente en el rito del bautismo cristia- inútil, y está próxima a ser mal- salud. 1 0 Que no es Dios injus-
5 no. El gustar la dulzura de la palabra de Dios decida; su fin será el fuego. to para olvidar vuestra obra y
9
Aunque hablamos de este la caridad que mostrasteis por
sugiere una apreciación inteligente y amorosa
de la salvación ofrecida en Cristo, y el gustar de
los poderes del mundo futuro, la experiencia escoger entre ser crucificados con Cristo o cruci-
consciente de ser elevado de este mundo y de ficarle. Los versículos 4-6 están cuidadosamente
esta edad al reino celestial. Todo el verso parece construidos para que produzcan la máxima im-
describir la emoción del culto en la asamblea presión; es como si fuéramos testigos de cómo
cristiana. El entusiasmo que el predicador pone Jesús devolvía la vida a Lázaro y luego, poco des-
en la descripción de la iniciación cristiana y en pués, Lázaro se suicidara. ¿Esperaremos que Je-
la vida cristiana del culto de la comunidad, re- sús vuelva a resucitarle por segunda vez de entre
fleja su propia experiencia, pero presupone que los muertos?
los hebreos comprenden también el gozo que hay 7-8 Las palabras de esta corta parábola nos re-
en creer. En ninguna otra parte se describe con cuerdan el Génesis (Gen 1:3), las ideas de Isaías
tanta viveza y emoción la belleza fresca y la no- (Is 5:1-7). La conclusión es que semejantes perso-
vedad divina de la existencia cristiana. nas sólo distan un paso de la maldición final. El
6 El hombre que ha gustado el cielo y le ha predicador parece que no tiene ninguna esperan-
vuelto la espalda no puede renovarse de nuevo za de que sus palabras lleguen a conmoverlos, pero
por medio de la penitencia. La imposibilidad no un solo paso es suficiente para que Dios les cam-
se deriva de la falta de eficacia de la gracia de bie por un milagro de su gracia.
Dios, directa o indirectamente a través de la Igle- 9 Precisamente cuando pensamos que el predi-
sia, sino del estado interior de semejante perso- cador está a punto de perder toda la confianza
na, que ha apagado la luz y ha roto por completo en su auditorio, cambia el tono de su amonesta-
con nuestro Sumo Sacerdote. Sus acciones mani- ción por completo. Son sus "carísimos" y no pue-
fiestan su intención deliberada de alinearse con den catalogarse entre los que crucificaron a Cris-
los que crucificaron a Cristo y se burlaron de él. to y se burlaron de El. Sus palabras severas no
El "de nuevo" en la frase "crucifican de nuevo" significaban que él no esperara grandes cosas de
debería omitirse con toda probabilidad. ellos. De hecho, está completamente cierto de que
gozan de una espiritualidad relativamente bue-
Se da por supuesto un conocimiento detalla- 10 na, de que están en el camino de la salvación. Su
do de la vida y muerte de Cristo. El autor ve el confianza queda justificada por las obras de mi-
drama de la pasión de Cristo como si se repre- sericordia pasadas y presentes en favor de los
sentara cada día; diariamente se nos invita a santos, es decir, por sus hermanos cristianos ne-
54 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 6:11-14 EPÍSTOLA A LOS* HEBREOS 6:15-18 55
su nombre, al prestar ayuda a quienes por su fe y constancia y te multiplicaré extraordi- concluye todos sus pleitos y les
los fieles y al continuar ahora heredan las promesas, nariamente. sirve de garantía. 1T Por eso
su asistencia. 11 Deseamos, con 13
Así sucedió con Abrahán. Dios quiso demostrar con más
15
todo, que cada uno de vosotros Dios, al hacerle las promesas, Y así, Abrahán, perseverando claridad a los herederos de la
muestre hasta el fin el mismo in- como no podía jurar por otro con toda constancia, obtuvo la promesa lo irrevocable de su de-
teres por la plena realización de mayor, juró por sí mismo, di- promesa. 1 6 L o s hombres juran cisión; y empeñó su palabra con
la esperanza. 1 2 N o os hagáis ciendo: por otro mayor; y el juramento juramento. 1 8 Así, por dos he-
14
perezosos sino imitadores de Te colmaré de bendiciones
15 cimiento de Isaac. Se dice más adelante (11:13,
cesitados. Se puede contar con que Dios en su 39) de los héroes de la fe que murieron sin reci-
justicia les premiará por sus obras de misericor- bir las promesas, pero aquí se dice de Abrahán
dia y les preservará de caer en la apostasía. El que recibió lo prometido. El autor no ve ninguna
Concilio de Trento cita este texto, juntamente contradicción en esto. Está convencido de que
con 10:35 y 2Tim4:8, para fundamentar la doc- cualquier cumplimiento terreno de la promesa
trina católica sobre el mérito. divina debe verificarse en forma de otra prome-
n-12 ¿Seguirán los hebreos en este camino del sa. Los patriarcas, cuando se posesionaron de la
amor? Ciertamente, con tal que cada uno mues- tierra prometida de Canaán, no quedaron satis-
tre hasta el fin el mismo interés e imiten la fe fechos. Solamente se sintieron estimulados a de-
heroica y la esperanza paciente de los que here- sear más ardientemente la verdadera tierra pro-
dan (mejor que "heredarán") las promesas. Pa- metida (11:13-16).
rece (pero cf. 13:7) que se alude a los héroes de 16-18 Cuando Dios hizo su promesa a los herederos
la fe descritos en el capítulo 11. Estos viejotesta- de la promesa, el fiel de los dos testamentos, la
mentarios peregrinos del absoluto se contenta- confirmó con un juramento. Este es el modo de
ban solamente con dejar que Dios actuara en el proceder de Dios para darnos a conocer, lo más
tiempo exacto que se escogiera, mientras ellos solemnemente posible, míe podíamos contar con
erraban de un lado para otro en este mundo ex- que cumpliría lo prometido. De esta forma nos
traño. Solamente tenían ojos para lo invisible, y animó del modo más eficaz a adherirnos a la
por tanto estaban ya en posesión de las cosas que promesa puesta delante de nuestros ojos. El pa-
Dios había prometido, aunque lo que poseían en- réntesis "los que buscamos refugio" probable-
tonces no era sino una preparación y una sombra mente es una descripción de la situación cristia-
de las cosas mejores que poseemos nosotros. na permanente; el ser cristiano implica una
13-1* Sólo se menciona aquí a Abrahán como here- JJen renuncia a todas las esperanzas mundanas. Los
dero de las promesas. La promesa citada aparece 22:16 hebreos comprendieron su "convocación celeste"
en el Génesis después del sacrificio de Isaac y es (3:1) cuando hicieron suya la esperanza de los
el premio de la fe obediente de Abrahán. Sola- goces eternos del cielo. Pero existe un peligro
mente después de un largo periodo de espera siempre presente de debilitarse en la esperanza
pudo Abrahán ver la promesa cumplida en el na- y de comprometerse poco a poco con el mundo,
56 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 6:19-20 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 7:1-3 57

chos irrevocables, en que no ca- ta es el áncora firme ,y segura pontífice para siempre a seme- de todo. Pues bien, primeramen-
be mentira por parte de Dios, de nuestra alma, que penetra janza de Melquisedec. te, según se interpreta su nom-
cobramos más ánimos nosotros hasta el interior del santuario, P
7 Y así fue en efecto Melqui- bre, es rey de justicia; y segun-
los que buscamos refugio en él, a la otra parte del velo. 2 0 Allí sedec, rey de Salem, sacer- do, es rey de Salem, esto es, rey
para asirnos fuertemente a la es- entró como precursor en benefi-
peranza que nos propone. 1 9 Es- ció nuestro Jesús, constituido dote del Dios Altísimo, que sa- de paz. 3 Aparece sin padre, sin
lió al encuentro de Abrahán, madre, sin árbol genealógico; no
cuando éste volvía de derrotar a se indica ni el comienzo ni el
poniendo parte —así creemos, pero realmente
toda— de nuestras esperanzas, una vez más, en Mt6:24 los reyes. Bendijo a Abrahán, final de su vida; pero, verdade-
2
los goces ilusorios de este mundo de sombras. y recibió de éste los diezmos ra figura del Hijo de Dios, per-
19-20 se describe a la esperanza con la imagen de todos los creyentes podemos y debemos seguir al
áncora del alma cristiana. No es fácil imaginar Sumo Sacerdote. Al hacer la carrera por nosotros,
cómo se lanza un áncora hacia arriba, pero los nos dejó al descubierto el rumbo a seguir.
griegos ya empleaban la imagen del áncora como
un símbolo de la esperanza humana, y los Padres Melquisedec y Cristo — 7:1-28
se regocijaban con la paradoja de esta áncora
lanzada hacia el cielo en vez de a lo profundo Todo el capítulo exalta el sacerdocio de Melqui-
del mar. El cristiano es ahora un navegante cuyo sedec, que es el de Cristo. Esto significa que per-
barco está amenazado por una tempestad. Barco tenecemos a un nuevo orden de promesa. Es un
que se salva del naufragio con esta áncora que lo orden mejor porque el pecado y la muerte, que
atraca al cielo en vez de a la tierra. Se dice del mantenían al hombre enraizado en este mundo,
áncora que llega hasta más allá del velo. Es como han sido arrancados por la obra sacerdotal de
nuestro predecesor, Jesús, que pasó al otro lado Cristo. Todas las palabras de aliento y de repro-
del velo por nosotros (cf. Jnl4:2). El asirse al che del predicador tienen la finalidad de pre-
áncora es prácticamente como asirse a Jesús, parar a los oyentes para que penetren en el espí-
nuestro Sumo Sacerdote. ritu de esta doctrina.
La mención del velo, cuyo doble terreno es el No hay duda de que la liturgia se dirigía a
velo que separa la primera tienda del Santo de veces a Cristo como Sumo Sacerdote; al menos
los Santos en el santuario —tabernáculo del Éxo- no tenemos ningún indicio de que este título
do— nos vuelve a llevar al tema de Jesús, el Sumo fuera poco conocido de los hebreos. Da expresión
Sacerdote, pues solamente el Sumo Sacerdote a la persuasión común cristiana de que la obra
(9:7 s) tenía permiso para pasar al otro lado del de Cristo nos había purificado de nuestros pe-
velo interior. En el Antiguo Testamento el pue- cados.
blo nunca seguía al Sumo Sacerdote dentro del Vamos a penetrar ahora más profundamente
tabernáculo, pero los sacerdotes, que prefigura- en el misterio examinando a la figura de Melqui-
ban al nuevo pueblo sacerdotal, podían penetrar sedec descrita en Gen 14 a la luz del salmo 109, 4:
en la antecámara del Santo de los Santos. Ahora "Tú eres sacerdote para siempre a semejanza de
58 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 7:4-7 EPISTOLA A LOS HEBREOS 7:8-11 59

manece sacerdote para siempre. 8 10


esto es, de sus hermanos; y eso do por el superior. Y además Y así es. Porque aún estaba
4
Considerad cuan grande era que también éstos pertenecen a aquí, quienes reciben diezmos entonces en las entrañas de su
este hombre, a quien Abrahan, la misma descendencia de Abra- son hombres que van muriendo; padre (Abrahán), cuando Mel-
con ser el patriarca, dio los diez- han. 6 En cambio aquél, que no allí, en cambio, es uno de quien quisedec le salió al encuentro.
mos de lo mejor del botín. 5 Los se cuenta entre ellos por su ori- .se atestigua que vive. 9 Y, por " P o r consiguiente, si la per-
descendientes de Leví, que reci- gen, recibió los diezmos de Abra- decirlo así, el mismo Leví, que fección hubiese venido por el
ben el sacerdocio, tienen manda- han y bendijo al depositario de va recibiendo los diezmos, los sacerdocio levítico (pues en él
do por la ley, recibir los diez- las promesas. 7 Está fuera de paga en la persona de Abrahán. se fundaba la legislación del
mos de los bienes del pueblo, duda que el inferior es bendeci-
mos de Abrahán, el patriarca, el primer padre,
"Melquisedec". Estos son los únicos pasajes de la hace aumentar considerablemente la majestad
Escritura que mencionan a Melquisedec. No es el 5-10 de Melquisedec. Esto significa que Abrahán reco-
papel real de Melquisedec en la historia lo que nocía la superioridad de Melquisedec sobre él y
le interesa al autor, sino solamente el retrato que sobre todos sus descendientes. Se han de contar
hace la Escritura de él, o mejor, ciertos matices especialmente entre los descendientes de Abra-
que presenta este retrato. hán los sacerdotes levíticos, que estaban figura-
1-2 Para el autor tiene su significado que Melqui- dos de alguna forma en su antepasado cuando
sedec sea rey de Salem, porque Salem significa rindió homenaje a Melquisedec. De modo contra-
paz, pero no se preocupa del emplazamiento de rio a Melquisedec, los levitas rezuman caracte-
dicha ciudad ni si se debía identificar con Jeru- rísticas mundanas. Deben saber los nombres de
salén. Debido a que para él, como en general su padre y de su madre y señalar su linaje leví-
para los judíos de su tiempo, Melquisedec signi- tico, porque su llamada sacerdotal está ligada a
fica Rey de Justicia, el nombre completo, Rey de la descendencia de Leví.
Justicia y de Paz, expresa evidentemente una ad- Estos sacerdotes, a los que la Ley mandaba
3 mirable descripción del Sumo Sacerdote desig- pagar diezmos, eran hombres sujetos a la muerte
nado para hacer justicia a Dios y dar la paz a y su sacerdocio pasajero, en contraste con Mel-
los hombres. Además, puesto que la Escritura de- quisedec y Cristo que han sido constituidos sacer-
clara que este sacerdote del Dios Supremo no dotes para siempre. A veces resulta difícil deter-
tenía padre, ni madre, antepasados o descenden- minar si los rasgos de la descripción de tan gran
cia, resulta que el Melquisedec bíblico se presen- sacerdocio se refieren a Melquisedec o a Cristo.
ta sin principio ni fin, dibujado según el modelo Poco importan estas diferencias al escritor; está
del Hijo de Dios. Su sacerdocio es por tanto eter- cierto que Cristo posee el sacerdocio real y eter-
no y el Génesis confirma el salmo que llama al no y su interés por Melquisedec se limita a la
Mesías Sumo Sacerdote para siempre según el luz que la descripción bíblica arroja sobre nues-
orden de Melquisedec. No se dice nada del ofreci- tro Sumo Sacerdote. No hay ningún indicio de
miento de Melquisedec. que el escritor piense que Melquisedec es una
4 El hecho de que Melquisedec recibiera diez- primigenia encarnación de Cristo, como a veces
60 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 7:12-15 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 7:16-20 61
i8
pueblo), ¿qué necesidad había a una tribu distinta de la de Le- vía, si se presenta otro sacerdote Con esto por una parte se
de suscitar otro sacerdote que T Í ; y de ella nadie se ha consa- a semejanza de Melquisedec, 10 y abroga la ley anterior por su
fuera a semejanza de Melquise- grado al altar. 1 4 Todo el mun- constituido sacerdote, no por una ineficacia y por su inutilidad,
19
dec, y no a semejanza de Aarón? do sabe que nuestro Señor salió ley que contiene normas de or- (la ley no llevó nada a su
12
Cambiado el sacerdocio, nece- de la tribu de Judá, de la que den temporal, sino por el poder perfección); y por otra parte se
sariamente se cambió también la nada habló Moisés referente al de una vida indestructible. " A s í introduce en su lugar una espe-
ley. 1 3 Pues bien, aquel, a quien sacerdocio. 1 5 Y esta sustitución Dios afirma de él: ranza mejor, mediante la cual
se refiere la Escritura, pertenece de la ley es más evidente toda- Tú eres sacerdote para siem- nos acercamos a Dios,
20
pre a semejanza de Melqui- Y este sacerdote no fue
se ha supuesto. Después del versículo 10, Melqui- sedee. constituido sin juramento por
sedec reaparece solamente en referencias litera-
rias al salmo 109, 4. salmo muestra que tenía que parecerse más a
11 La "perfección" no se podía conseguir en el Melquisedec que a Aarón. Jesús como Melquise-
sistema viejo; ni siquiera se vislumbraba, pues la dec era sacerdote no por el cumplimiento de unos
perfección pertenece al orden celestial y eterno. requisitos legales sino por su personalidad. No
Los ritos leviticos no limpiaban las conciencias le fue transmitido el sacerdocio por pertenecer
del pueblo adorador de Dios y por tanto no los a un linaje determinado ni le fue impuesto por
capacitaba para aproximarse a Dios. Desde el una ceremonia. Su sacerdocio era algo intrínse-
punto de vista de Dios el sacerdocio levítico dis- co a su vida, algo indisoluble, imperecedero, in-
taba mucho de ser perfecto; la alusión a un destructible. La obra verdaderamente sacerdotal
sacerdote no según el orden de Aarón sino según consiste en distribuir la vida venciendo el peca-
el orden de Melquisedec solamente tiene sentido do y la muerte, y esto sólo lo puede llevar a cabo
si a los ojos de Dios el sistema y el sacerdocio un sacerdote que posea la vida. La vida de Jesús
levítico son muy imperfectos. sobrevivió a su muerte, por tanto su muerte fue
12 Un sacerdocio nuevo como el que se prevee en la muerte de la muerte. Su sacerdocio no está
el salmo significa una nueva ley. En efecto, si la limitado por el espacio o por el tiempo.
1
ley fue abolida, es porque su sacerdocio se mos- ? Las palabras del salmo sobre el nuevo "orden"
13-14 tro ineficaz. La ruina del sacerdocio levítico se dejan sin fuerza la antigua alianza que regulaba
1
expresa inequívocamente en el salmo. El salmo « el sistema sacerdotal hereditario. La abolición de
habla de un Mesías que es sacerdote para siem- este sistema fue decretada en vista de su inefica-
1
pre, pero este Mesías es un rey descendiente de 8 cia; como la Ley el sacerdocio antiguo era inca-
Judá por David, y los descendientes de Judá no paz de llevar los hombres a Dios. Estas mismas
desempeñaban ninguna función sacerdotal en el palabras también indican que en lugar de esta
antiguo sistema. Ley y sacerdocio ineficaces, debíamos tener una
15-16 Es todavía más evidente que un nuevo siste- esperanza llamada "mejor", es decir, celestial.
ma ha reemplazado al viejo si consideramos la Recordemos el capítulo 6, versículos 18-20, donde
obra que el Mesías tenía que llevar a cabo. El casi se identifica al mismo Cristo con la esperan-
62 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 7:21-25 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 7:26-28 63

parte de Dios. Aquéllos lo han te que la primera. 2 3 Y , mien- acercando a Dios, porque vive víctimas, primero por sus pro-
sido sin juramento; 2 1 pero éste tras aquéllos fueron constituidos para siempre para interceder por pios pecados y luego por los del
con juramento, pronunciado por sacerdotes en gran número, por- ellos. pueblo. Eso lo hizo una sola vez
aquél que le dijo: que la muerte les impedía per- 26
Y tal es precisamente el por todas, ofreciéndose a sí mis-
Juró el Señor y no se arre- o n e c e r en su sacerdocio, 2 " és- mo. 2 8 En suma, la ley constitu-
pontífice que nos convenía: San-
pentirá: Tú eres sacerdote te
> c o . m o P e r manece para siem- yó pontífices a hombres someti-
to, inocente, inmaculado, apar- dos a fragilidad. En cambio, la
para siempre. P ' 6 ' ' ™ ' 1 1 " sacerdocio intrans- lado de los pecadores, y exalta-
fenble. " De aquí que tiene po- palabra de aquel juramento pos-
22 do más alto que los cielos. 2 7 No terior a la ley, constituyó pontí-
Así se hace Jesús mediador de der para llevar a la salud defi-
tiene como los sumos sacerdotes fice al ,Hijo, consumado en glo-
una alianza mucho más excelen- nitiva a cuantos por él se vayan ria para toda la eternidad.
necesidad de ofrecer cada día
za que debemos poseer. Por medio de Cristo,
nuestro Sumo Sacerdote, podemos aproximarnos su medio. La razón es que él está siempre vivo,
más a Dios; cuando El atravesó el velo lo hizo presto y dispuesto a interceder por nosotros. Se
"por nosotros". Esta aproximación a Dios es la ha de notar que la obra sacerdotal de Jesús en
"perfección" que la Ley y el sacerdocio antiguos el cielo se describe como una intercesión; el
no podían conceder. término también se ajusta a su obra sacerdotal
20-21 La proclamación escriturística de Jesús como en la tierra (cf. 5:7, donde, sin embargo, no se
sacerdote implica un juramento, pero los sacer- menciona explícitamente la intercesión).
dotes levíticos eran promovidos sin ningún jura-
mento. Esto es una indicación más de la perma- 26 Los versículos finales resumen el capítulo y
nencia del sacerdocio de Cristo, y de la natura- son una preparación de los siguientes. Tenemos
leza divina y celestial ("mejor") del pacto del el Sumo Sacerdote que necesitamos, un sacerdote
consagrado a Dios, puro, sin mancha, ahora y por
22 que el mismo Cristo sale fiador. Podemos tradu-
cir: "Así se hace Jesús mediador de una alianza siempre segregado del contacto de los pecadores,
mucho más excelente que la primera". 27 exaltado por encima de los cielos. En el santua-
rio celestial el verdadero sumo sacerdote no ne-
La palabra "alianza" que aparece en este lu-
gar por primera vez, ocupa un puesto más im- cesita ofrecer sacrificios diariamente; el ofreci-
23 portante en el resto de la epístola. Los sacerdotes miento del siempre perfecto Hijo Sumo Sacerdo-
levíticos tenían que ser muchos porque eran mor- te que se sacrifica a sí mismo, la eterna víctima
24 tales. Jesús permanece para siempre, porque su perfecta, se realizó una vez. Un sacrificio real-
sacerdocio es inviolable; la palabra que hemos mente perfecto tiene que ser único. Esta es la
traducido como "intransferible" aparece como primera vez que se nombra a Cristo como vícti-
algo absoluto e indica un sacerdocio en el que la 28 ma. Hay una inmensa diferencia entre la debili-
muerte carece de sentido. dad de los simples hombres que desempeñaban
25 Así pues Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, pue- su oficio sacerdotal bajo la Ley y la perfección
de salvarnos por completo si vamos a Dios por del sacerdote que es el Hijo.
64 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 6:1-5 EPISTOLA A LOS HEBREOS 86-9 65
6
El punto principal de cuan- él morara aquí en la tierra, ni En cambio, nuestro pontífice Mirad que vienen días, dice
8 to vamos diciendo, es que
tenemos un pontífice que está
siquiera sería sacerdote, habien-
do ya, como hay, otros que ofre-
ha obtenido un ministerio tanto
más excelente cuanto mejor es
el Señor,
e n q U e yo concertaré una
sentado a la diestra del trono cen sacrificios por disposición la alianza de que es mediador y alianza nueva
de la Majestad en los cielos. 2 Es de la ley. 5 Estos sacerdotes cuanto mejores son las prome- c o n , a c a g a d<¡ I s r a e l
ministro del Sancta Sanctórum y practican un culto que es ima- sas en que ella se basa. " Y asi , . t ,AA
del verdadero tabernáculo, que gen y sombra de las realidades r. . „ . y con la casa de Juaa.
es. Porque si aquella primera 9
fue fabricado por el Señor y no del cielo. Así reveló Dios a Moi- alianza fuese irreprochable, no No será como la alianza
por hombre alguno. 3 Todo pon- sés, cuando éste se disponía a habría lugar para una segunda. <Iue hice yo con sus padres,
8
tífice es instituido para ofrecer construir el tabernáculo: Mira, Dios, reprochándoles, dice a el día en que los tomé de la
oblaciones y sacrificios. De aquí le dijo, haz todo según el mode- los israelitas: mano
la necesidad de tener algo para lo que te he mostrado en el
poder ofrecer. 4 A la verdad, si monte. temente de la orden que recibió Moisés de se- '! 6: . 1 .|
guir a la letra el modelo ("tipo") según el cual iq A:p
La obra sacerdotal de Cristo — 8:1-10:18 tenía que hacerse el tabernáculo. Era por tanto 11:19;
una simple copia (cf. 9:24) ("anticipo") del ta- 2 1 : 1 s s
La obra de Cristo como Sumo Sacerdote en el bernáculo verdadero.
santuario celestial da efecto a una nueva alianza. 6 Sin describir la liturgia celestial el autor pone
La comunidad se limpia y purifica con su sangre ahora sus ojos en el aspecto de alianza (7:22) de
y se cumplen las promesas de Dios a su pueblo la obra de Jesús. Hay una estrecha conexión en-
en boca de Jeremías. tre alianza y sacerdocio, porque la alianza es la
1 El punto principal del escritor es este: "tene- expresión de la relación básica que se da entre
mos" un Sumo Sacerdote el por siempre perfecto Dios y su pueblo. La excelencia de la liturgia
2 Hijo que está entronizado en lo alto. Es ministro celebrada por Cristo depende de la naturaleza
("liturgista") del verdadero Santo de los Santos, de la relación de alianza así como de la natura-
el tabernáculo real, auténtico y genuino fabri- leza del santuario. La excelencia de una alianza
cado por el mismo Dios; a modo de contraste, el se mide por sus "promesas", por las cosas buenas
tabernáculo del desierto era una reproducción del que Dios promete a los hombres en dicha alian-
celestial, tabernáculo terreno hecho por manos de za. La relación que existe entre Dios y su pueblo
3 hombre. Podemos reclamar como nuestro, en es- por la mediación de Cristo es "mejor" que la que
peranza y promesa, este verdadero Sumo Sacer- existía por la alianza del monte Sinaí. No es so-
4 dote que incluso ahora está desempeñando su lamente superior, sino también celestial; las pro-
ministerio por nosotros. No necesita ofrecer sa- mesas que ofrece esta alianza por Cristo son me-
crificios aquí en la tierra; Dios tuvo otras dis- jores también, superiores a las de la antigua
5 posiciones para estos sacrificios. Los servicios re- alianza y de naturaleza diferente. Las promesas
ligiosos terrenos de los sacerdotes levíticos no antiguas eran terrenas; las nuestras son celes-
son más que una reproducción inconsistente de Sab9:l tiales.
las realidades celestiales. Esto se deduce eviden- 7
-i2 Si la alianza antigua no hubiera dejado lugar
12 5
EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 8:10-11 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 8:12 — 9:1-4 67
12
para sacarlos de la tierra y la escribiré en su corazón, Yo tendré misericordia de remonial litúrgico y su santua-
de Egipto: Yo seré su Dios, sus iniquidades, rio, que era terrestre. 2 Había
Ellos no permanecieron fie- y e n o s s e r ¿ n mi pueblo. y de sus pecados no me u n primer compartimiento, cons-
les a mi pacto n N a d i e tendrá que instruir a acordaré mas. truído en el tabernáculo; en él
y yo me desentendí de ellos, 1 3 Al decir "nueva alianza", de-
e s t a b a n el
dice el Señor. su prójimo, candelabro, la mesa
Esta será en verdad la alian- ni nadie enseñará a su her- clara Dios anticuada la primera. * l o s P a n e s d e l a Proposición; se
H a m a el
za que concertare yo con mano, Ahora bien, lo decadente y anti- Sancta. 3 Más al inte-
la casa de Israel: diciendo: Conoce al Se- cuado está a punto de desapa- «or» después del segundo ve-
Después de aquellos días, nor
> recer. lo, había otro compartimiento
Por su parte, la primera llamado el Sancta Sanctórum.
dice el Señor
imprimiré mi ley en su es-
porque todos me conocerán
desde el menor hasta el ma- 9 alianza tenía también su ce- 4
Aquí estaban el altar de oro
píritu yor.
pensando en el axioma legal: "El testamento
a una mejor, no oiríamos a la palabra de Dios Le 22:20 nuevo anula el anterior"; de hecho veremos más
en la Escritura reprochándola. Jer 31:33-34 es el adelante que emplea la palabra alianza en el
u.^l
único pasaje del Viejo Testamento que menciona 2 Cor sentido de testamento.
una "nueva alianza"; habla también de unas 2 ^ j ¡ 9:1 La antigua alianza tenía sus normas para el
promesas definitivamente mejores, de leyes divi- 3 ¡3 culto en el santuario "terrestre"; la palabra "cós-
ñas infundidas en las mentes de los hombres y R?"J! mico" ("terrestre") parece que significa "perte-
escritas en sus corazones, de una unión íntima j„6.-45 neciente a este mundo" en cuanto que se opone al
con Dios, de una iluminación y del perdón de losMtH:27 santuario "no fabricado por manos humanas" y
pecados. El autor ve cumplida esta profecía en "no de esta creación" (9:11). Pudiera también
la comunidad cristiana no sólo por el perdón de significar la palabra "cósmico" "que es represen-
los pecados, sino también por la iluminación, por tación de este mundo"; algunos escritores judíos
el gusto de los dones celestiales, la recepción del de la época decían que el velo exterior represen-
Espíritu (6:4s; 10:22.26). 2 taba el universo. El santuario se dividía en una
Pero también estas promesas ya cumplidas no "primera" y "segunda" sección, casi dos tiendas
dejan de ser promesas. El cristiano ha gustado al parecer. El mobiliario de la primera sección
ya otro mundo, pero este mundo es todavía fu- incluía diversos objetos que se mencionan sólo
turo para él. Cuando Dios, por medio de Jeremías, de pasada, porque son evidentemente objetos te-
habla de una "nueva alianza", pone en claro que rrenos ; el Judaismo contemporáneo daba un sig-
los días de la antigua están contados. Cuando nificado cosmológico al candelabro y a la mesa
tuvo lugar la profecía la alianza no era todavía con los panes de la proposición.
cosa del pasado, pero estaba mostrando las seña- 3-5 Lo que nos interesa es el Santo de los Santos,
les de una edad vieja. es decir, la tienda que se encuentra detrás del
Existe la posibilidad de que el escritor esté segundo velo. El mobiliario que se le asigna ha
68 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 9:5-6 EPISTOLA A LOS HEBREOS 9:7-8 69
3
de los perfumes y el arca de la alianza. Encima del arca esta- sacerdotes, cuando desempeñan de sangre que ofrece por sus pe-
alianza, cubierta toda ella de ban los querubines de la gloria,
oro. Y en ésta se encontraban que cubrían el propiciatorio. No sus ministerios, entran continua- cados y por los de todo el pue-
una urna de oro que contenía el hay por qué detenernos ahora tnente en el primer compartí- blo. 8 Quiere con esto significar
maná, la vara de Aarón, que ha- en más detalles. miento. 7 Pero en el segundo en- el Espíritu Santo que, mientras
bía florecido, y las tablas de la ° Dispuestas así las cosas, los tra sólo el sumo sacerdote una subsista el primer compartimien-
vez al año, y provisto siempre to, no está aún abierto el cami-
originado sus dificultades. La traducción: "El in- no. Sólo describe brevemente las ceremonias que
censario" (instrumento para llevar los carbones tenían lugar en la primera tienda; su significado
al altar), aunque es una traducción posible, cree- 7 se explicará en el v. 9. Las ceremonias diarias te-
mos que hay que reemplazarla por la más pro- nían lugar en la antecámara de la divina pre-
bable de "altar". ¿Por qué coloca el escritor este sencia, y eran ejecutadas por los sacerdotes, no
altar del incienso en el Santo de los Santos? Des- por el sumo sacerdote, que era el único que es-
de luego no hace esta afirmación con gran fuer- taba autorizado para entrar en el Santo de los
za, sino que simplemente afirma que este altar Santos. Solamente entraba una vez al año, en la
pertenece al Santo de los Santos, y es verdad fiesta de la Expiación, la única fiesta a la que la
que el incienso quemado en él tenía el sentido epístola da gran importancia. En ese día, para
de ofrenda que subía ante el Señor. Pero no se guardarse de los peligros que implicaba atrave-
da ninguna importancia a la situación del altar, sar el velo, el sumo sacerdote llevaba consigo
ni se saca ninguna enseñanza de una determi- sangre de animales. La esparcía sobre la silla de
nada situación del mismo en el santuario. la misericordia, para efectuar la purificación de
Según el Antiguo Testamento, la vara de 3 Re los pecados de ignorancia de sí mismo y del
Aarón y la urna con el maná estaban al lado del 2cron pueblo.
arca y no dentro de ella. Una vez más nos en- 5:io 8 Este oficio del sumo sacerdote contenía una
contramos que carece de interés fijar la exacta enseñanza del Espíritu Santo, autor de los ritos
colocación de estos objetos preciosos que se men- y de las Escrituras que los prescribían. La lección
Jn
cionan principalmente para realzar el efecto. Tal es esta: puesto que no le era permitido al pueblo
6 1
vez hubiera venido bien una explicación detalla- A p| :i7 de Dios, representado por los sacerdotes, entrar
da del simbolismo de estos objetos, pero el autor en el Santo de los Santos, se ha de concluir que
siente que no tiene tiempo para hacerla. El fin la morada celestial de Dios estaba cerrada para
principal de toda esta descripción es hacernos el pueblo del mismo modo que lo estaba su mo-
comprender el contraste entre la desnudez del rada terrena. Ni los ritos diarios, como se des-
santuario exterior que representa al mundo, y prende del hecho de que fueran diarios, ni la ce-
las riquezas de oro del Santo de los Santos que remonia solemne de la Expiación anual conse-
representa al cielo. guían una limpieza real en ellos de forma que
6
El predicador está ansioso por llegar a los pudieran ser admitidos a la unión con Dios. Dios
grandiosos ritos que se verificaban en el santua- continuaba habitando en una luz inaccesible pa-
70 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 9:9-10 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 9:11-14 71
11
no al Sancta Sanctorum. 9 Es ciencia. 1 0 Sólo hay disposicio- En cambio, al presentarse sangre de machos cabríos y be-
ésta una figura que vale para nes sobre alimentos, sobre bebi- Cristo, pontífice de los bienes fu- cerros, sino con su propia san-
nuestros tiempos. Allí se ofre- das, sobre las diversas ablucio- turos, entró de una vez para gre, obteniendo una redención
cen dones y sacrificios; pero ta- nes: Normas todas referentes a siempre en el Sancta Sanctorum. eterna. 1 3 Porque si la sangre de
les que no tienen valor alguno un orden puramente externo; Y entró a través de un taber- los machos cabríos y de los to-
para hacer perfecto al oferente impuestas hasta el nuevo orden náculo más sublime y perfecto, ros, y la ceniza de la ternera es-
en lo que se refiere a su con- de cosas. no fabricado por mano de hom- parcida sobre los impuros, los
bre, es decir, no perteneciente a santifica para la pureza legal ex-
este mundo. 12 Y entró, no con terna, 1 4 ¡cuánto más la sangre
ra ellos, en la luz celestial simbolizada por el
oro de la tienda interior; ellos permanecían en
las tinieblas exteriores, las tinieblas del cosmos. su entrada una vez por todas. ¿Qué se quiere de-
Todo esto era inevitable mientras permaneciera cir con "un tabernáculo más sublime y perfec-
la primera tienda, es decir, el mundo como una to, no fabricado por mano de hombre, es decir,
barrera que impide llegar a Dios. Pero por medio no perteneciente a este mundo"? ¿Es una pre-
de la obra de Cristo hay ahora "un tabernáculo sentación de una realidad concreta o un contras-
más sublime y perfecto" (v. 11) para el pueblo te claramente definido del "primer tabernáculo"?
nuevo de Dios. Se ha sugerido como posible sentido de este ta-
9-10 ¿Cuál es el sentido del "primer tabernáculo" bernáculo más perfecto el cielo o el cuerpo (o
y de los ritos llevados a cabo en él? Este taber- humanidad) de Cristo; de hecho tanto el cielo is40:22
náculo exterior y sus ritos no prestan ninguna como la humanidad de Cristo se comparan a ve- J n 1 : 1 4
ayuda a nuestra unión con Dios, sino más bien ees a una tienda o tabernáculo. Si significa el
son una barrera, o mejor, son un símbolo de que cuerpo de Cristo (cf. 10:5.10; Jn2:21), la idea se
el mundo antes de la obra de Cristo es como una asemeja a 10:22, donde la carne de Cristo es el
barrera. Es una "figura" para "nuestros tiem- velo a través del cual hizo el camino nuevo y
pos", de los hombres que habitan en el presente 12 vivo por el que vamos a Dios. La sangre que lle-
de este mundo inferior más que en un futuro vaba consigo era la suya propia, y por medio de
celestial. ella llevó a cabo nuestra redención eterna.
Los ritos de la primera tienda proclaman su 13 La sangre de los animales sacrificados no era
propia incapacidad para perfeccionar al que los del todo ineficaz; producía una purificación, pero
practica; son simples regulaciones corporales solamente de la carne, es decir, restauraba un
(lit. "ordenaciones de la carne") referentes al miembro del antiguo pueblo de Dios a su postu-
alimento, bebida, abluciones..., etc. Se impusie- ra recta como adorador de Dios en el orden anti-
ron a los hombres para mantenerlos a flote hasta 1* guo, que era un orden de carne y sangre. Pero si
que llegara el período de reforma, efectuada por la sangre animal podía limpiar la carne, no hay
el establecimiento del orden justo por medio de ninguna dificultad en creer que la sangre de
la obra expiatoria de Cristo. Cristo podía purificar incluso la conciencia. "Con-
11 Cristo efectuó la expiación real, cuando hizo ciencia" significa aquí aquella parte del hombre
72 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 9:15 EPISTOLA A LOS HEBREOS 9:16-17 73

de Cristo que por medio del Es- tas, para dar culto al Dios vivo! ofrecida por la redención de los eterna. 1 6 Cuando se trata de
15
píritu eterno se ofreció inmacu- Por eso precisamente, es el pecados, bajo la primera alianza un testamento, es preciso hacer
lado a Dios, purificará nuestra mediador de una nueva alianza, cometidos, reciban los convoca- constar la muerte del testador;
conciencia de las obras muer- para que mediante su muerte, dos la promesa de la herencia

que no pertenece a este mundo, aunque el autor cado ordinario es el de "testamento". No fue
se interesa menos en un análisis de la natura- esto un error de los traductores, sino una mayor
leza del hombre que en su destino a la luz de la precisión del concepto para evitar el que se su-
revelación. Por voluntad de Dios, y según su plan, giriera que se daba una exacta paridad entre la
nuestra personalidad espiritual no pertenece a alianza en la que estaban implicados solamente
este mundo de carne sino al cielo. los hombres y la alianza en la que Dios era una
La sangre de Cristo puede puriñcarnos de las de las partes contrayentes. Cuando Dios es una
"obras muertas", que aquí (cf. 6:1) parecen signi- de las partes de la alianza, él lleva la iniciativa,
ficar los pecados en cuanto manifiestan la presa y las promesas (de seguridad, protección, salva-
que la muerte tiene sobre nosotros. Puede santi- ción) que hace a los hombres no llevan consigo
ficarnos tan eficazmente que seamos capaces de que se cambien de dones gratuitos a dones debi-
aproximarnos al Dios vivo. Podemos hacer esto dos. El siempre da libremente lo que ha prome-
incluso ahora en una auténtica veneración cul- tido, como lo hace el testador en su testamento.
tual, pues efectuamos nuestra liturgia en el mis- Por tanto, una alianza entre Dios y los hom-
mo santuario celestial y no más en una simple bres tiene siempre algo de testamento, y el doble
copia. Los pecados de los hombres son perdona- sentido de "diatheke" deja abierta la posibilidad
dos por la entrada de Jesús a través del velo, por de que se use en el griego bíblico en uno o en
el ofrecimiento de su inmaculada vida a Dios otro o incluso en los dos sentidos. Aquí, en el
"por medio del espíritu eterno", es decir, en vir- v. 15, parece significar alianza, en los vv. 16-17,
tud de su ser y personalidad divinos. testamento, y luego alianza; el lector debe re-
15 Su muerte fue tan eficaz porque fue el media- cordar que la palabra es la misma en el griego
dor de una nueva alianza entre Dios y los hom- 16-17 de la epístola. En la "diatheke - alianza, la san-
bres. La alianza principal en la edad antigua fue gre, es decir, la vida de un animal era el medio
la del Sinaí, en la que los ángeles fueron los me- de establecer una unión o realizar una unión
diadores de Dios, y Moisés (o la sangre de los rota, y la misma sangre era, en un sentido, el
animales) el de los hombres. Dios escogió solem- mediador esencial.
nemente a los israelitas como su pueblo, y ellos La muerte es un factor importante en la
lo tomaron como a su Dios, y prometieron vivir alianza y en el testamento, pero para "hacer" la
y adorarle según sus leyes. La palabra de los alianza y para que "surta efecto" el testamento.
hebreos para la alianza, "berith" fue traducida La muerte de Cristo, es decir, su sangre o vida,
al griego por la palabra "diatheke", cuyo signifi- hace de mediadora en la nueva alianza al expiar
74 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 9:18-23 EPISTOLA A LOS HEBREOS 9:24-26 75
20
mentaria sólo adquiere valor en mo y a todo el pueblo. dicien- una parte, que las figuras y som- parecer ahora ante la faz de Dios
caso de muerte; y nunca es efi- do: Esta es la sangre de la alian- bras de las realidades celestia- en nuestro favor. 2 5 Y no nece-
caz en vida del testador. 1 8 Por za que Dios ha ordenado para les fuesen consagradas de este sita ofrecerse muchas veces, có-
lo cual ni la primera alianza fue vosotros. 2 1 Y de la misma ma- modo; y por otra parte, que el mo hace el sumo sacerdote que
inaugurada sin sangre. ^9 Y así ñera roció con sangre el taber- santuario mismo del cielo lo fue- cada año entra en el Sancta
fue. Moisés, después de haber náculo y todos los utensilios del ra con más excelentes sacrifi- Sanctorum con sangre que no es
leído a todo el pueblo todos los culto. 22 Y según la ley, casi to- cios. 2 4 Que no entró Cristo en suya: 2B (en tal supuesto debe-
preceptos según la ley, tomando dos los objetos se purifican con un santuario levantado por ma- ría haber padecido muchas ve-
la sangre de los becerros y ma- sangre; y sin efusión de sangre no de hombre y figura del ver- ees desde el principio del mun-
chos cabríos con agua, escaria- no hay remisión, dadero santuario, sino que en- d o ) ; sino que ahora en la pleni-
23
tina, e hisopo, roció el libro mis- Era, pues, necesario, por tró en el mismo cielo, para com- tud de los tiempos se ha mani-

las trasgresiones, no simplemente los pecados de ma de la cita (v. 20) parece estar influenciada
ignorancia (cf. v. 7), cometidos bajo la alianza por el uso que se hacía de este texto en la fórmu-
antigua. El efecto de esta eficacia redentora de la de la consagración del cáliz en la última Cena. Mt 26:28
la muerte de Cristo es permitir a los hombres, Los ritos de la sangre servían para dos fines:
cuando reciben la llamada de Dios, el reclamar para borrar la mancha del pecado en el santuario
la herencia prometida, el tomar posesión de los y en los fieles, y para consagrarlos al servicio de
beneficios eternos. Una última voluntad y un tes- Dios en el culto. La fórmula final del v. 22 es un
tamento solamente surte efecto cuando muere ejemplo sobresaliente de la maravillosa habilidad
el testador; la imagen muestra muy claramente del autor para condensar toda una teología en
la autoridad que Cristo, el testador, tiene sobre Mt28:i8 una fórmula llena de vida. Con toda probabili-
las realidades eternas prometidas, su poder que J n 2 0 : 2 2 dad cuando habla de la efusión de sangre se re-
abraza todo sobre la tierra y el cielo. fiere más al derramamiento de la sangre sobre el
18-22 El escritor nos lleva de nuevo al Sinai para altar o los objetos consagrados que al derrama-
ayudarnos a comprender el papel de la sangre de miento producido por la muerte del animal.
Cristo. Una aspersión con sangre hacía a los 23 Esta purificación por la sangre de un animal
hombres participar del "diatheke" antiguo y les era suficiente para las reproducciones terrenas de
convertía en miembros del pueblo de Dios. La los originales celestiales, suficientemente buena
descripción del rito de la alianza del Sinaí se para la esfera de la carne. Pero los originales ce-
complementa con otros aspectos extraídos de la 24 lestiales no pueden limpiarse, es decir, consagrar-
tradición judía. Una vez más, el interés se cen- se propiamente al servicio de Dios en el culto,
tra en el tabernáculo y en el antiguo sistema de por la sangre de un animal. El tabernáculo en el
adoración cultual. El agua, la escarlatina, el que Cristo entró no es ninguna copia. El entró
hisopo —elementos que faltan del relato del en el mismo cielo, para aparecer con su humani-
Ex 24— parece que se han sacado del Lv 14 y de da glorificada ante el rostro de Dios, y entró pre-
Num 19. La aspersión" del tabernáculo y del mo- cisamente por nosotros.
biliario parece venir de Num 19 y Lev 16. La for- 25-28 su entrada fue una vez por todas, ahora en
76 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 9:28 — 10:1 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:2-6 77

festado de una vez para siempre, con el pecado, a cuantos le espe- perfección a quienes buscan cabríos borre los pecados. 5 Por
para destruir el pecado por su ran para recibir la salud, ncercarse a Dios. 2 Porque, ¿no eso Cristo, entrando en este mun-
propio sacrificio. 2 7 Así como 1 A La ley contiene la sombra habrían cesado tales sacrificios, do, dice:
Dios ha establecido para los Í\J de los bienes futuros, no si no tuvieran conciencia de pe-
cado los que, una vez purifica- ^ o quisiste sacrificio ni obla-
hombres morir una sola vez y la realidad misma de las co-
dos, vuelven a sacrificar? 3 Cía- cion,
después de esto el juicio, 2 8 así sas. Por esto, con los sacrificios
ro que sí. Pero en esos sacrifi- P e r o m e h a s preparado un
también Cristo, que se ofreció —siempre los mismos— que ca-
una vez para quitar los pecados da año se van ofreciendo ince- oios se hace cada año memoria cuerpo.
6
de todos, aparecerá la segunda santemente, no puede la ley de de los pecados. No te complaciste en holo-
4
vez libre de todo compromiso ningún modo consumar en la En efecto, es imposible que caustos ni sacrificios por el
la sangre de los toros y machos pecado.
esta edad ñnal, y ninguna nueva alianza reempla-
zará esta "mejor" alianza que tiene a Jesús como 10:1-4 La ley era por su misma naturaleza incapaz
a mediador. Su sacrificio de sí mismo ha sido la de perfeccionar al fiel, porque era como una som-
destrucción del pecado y ha arrancado las ga- bra de las cosas buenas por venir, y no la imagen
rras de la muerte. Los hombres mueren una vez, que da expresión completa y total a su esencia
y después de eso sólo queda el juicio (universal). y forma real. El fiel del Antiguo Testamento tenía
La muerte de Cristo fue una muerte para quitar 's acceso a la sombra del cielo, el fiel del Nuevo Tes-
los pecados de muchos, es decir, de todos, y estos 53:11 s tamento tiene acceso a la imagen. La misma re-
son muchos; para Cristo sólo queda una cosa petición de los antiguos ritos era una señal de
más, el juicio universal. Entonces vendrá, no su ineficacia para limpiar la conciencia. En efec-
para morir de nuevo por los pecados, sino para to, eran más un recuerdo de una pecaminosidad
traer la salvación a los que han aguardado su sin remover que un medio de adaptar a los hom-
llegada, que será como la salida del sumo sacer- bres para que se aproximaran a Dios en el culto.
dote de la divina presencia para bendecir a la 5-10 La culpa de los pecados no puede borrarse con
multitud expectante de los fieles. la sangre de toros y cabras. Por esto Jesús, cuan-
Se presenta la misión de Cristo como misión J"3:17 do vino a este mundo inferior, el cosmos, lo pri- Jn4:34¡
6 • 38 •
de salvación más que de condenación. Incluso en mero que hizo fue dar expresión a su intención 10:1'7s¿
el juicio, del que opina el autor será una situa- de hacer la voluntad de Dios. El salmo 39 rechaza
ción desgraciada para muchos, se presenta a Cris- expresamente los sacrificios de animales por su
to como actuando solamente en relación con los ineficacia. Jesús vino a reemplazar la antigua
salvados. Es evidente que para él la carne y la alianza y sus ritos. Si hemos sido santificados, es
sangre de Cristo, el cuerpo de Cristo, no son de decir, consagrados a Dios como un pueblo al que
ninguna manera un estorbo para entrar en la se le ha dado el poder de aproximarse a Dios en jn 17:19
presencia de Dios; de hecho son estos precisa- el culto, es porque Jesús hizo la voluntad de Dios
mente los que hacen posible y real para nosotros por medio del cuerpo que Dios le preparó. El
la unión con Dios. ofrecimiento del cuerpo de Jesucristo es la fuen-
78 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:7-12 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:13-17 79
7
Entonces yo exclamé: Ya es "Ya estoy aquí para cumplir cambio Jesús, que ofreció un so- lc
Esta es la alianza que con-
toy aquí, tu voluntad". l<> sacrificio en expiación de los certaré con ellos,
—así está escrito de mí en pecados, está sentado para siem- Después de aquellos días,
Con esto al
el rollo de la ley >roga lo primero y pre a la diestra de Dios; 1 3 y dice el Señor,
para cumplir, oh Dios, tu vo- establece lo segundo. 10 En vir- espera el tiempo que falta: "Has- depositaré mi ley en sus co-
luntad. *u(^ ^e e s * a voluntad quedamos la que sus enemigos sean pues- razones,
nosotros santificados por la obla- tos por escabel de sus pies". y la escribiré en su espí-
8
Dice lo primero: "Ni sacrifi- ción del cuerpo de Jesucristo, 1
' Así con una sola oblación ha ritu";
cios, ni oblaciones, ni holocaus- ofrecido una vez para siempre, consumado para siempre en la
11
tos, ni sacrificios por el pecado, Todo sacerdote asiste de pie ffloria a los que ha santificado. termina asi:
quisiste; ni en ellos te compla- cada día, oficiando y ofreciendo 1s
N o s lo atestigua también el "De sus pecados y de sus
ciste" a pesar de que todos son muchas veces los mismos sacri- Kspíritu Santo. Después de ha- iniquidades
ofrecidos según la ley. 3 Pero fícios, que de ningún modo pue-
bcr dicho: ya no me acordaré más".
en seguida dice: den borrar los pecados. 1 2 En
que ellos caigan en la cuenta de que la Eucaris-
te y la raíz de nuestra existencia como pueblo tía, el centro de su vida de culto y de su apro-
verdaderamente sacerdotal. Su cuerpo no era or- ximación a Dios, no es exactamente otro rito re-
dinario, simplemente un cuerpo terreno de carne, Le 1 ¡34 s ligioso o sacrificio que pueda clasificarse junta-
sino un cuerpo dado por Dios, un cuerpo "no J n 1 : 1 4 mente con los otros que tienen lugar en la tierra,
perteneciente a este mundo". sino una realidad que tiene su propio lugar en
11 El sacerdote terreno permanece de pie ante el cielo.
el altar ocupado continuamente en la misma ta-
12 rea sacriñcal. Jesús, después de ofrecer un sacri- El pueblo de Dios en el camino — 10:19-31
ficio por los pecados, está ahora sentado a la dies- Este pasaje, aunque de ordinario se toma como
13-18 tra de Dios. No es necesario otro sacrificio; el el comienzo de la parte final de la carta, se puede
único sacrificio es eficaz para siempre. Jesús aho- considerar muy bien como la conclusión de la
ra se mantiene simplemente aguardando su vic- parte central. Es la práctica verdadera del culto
toria final sobre sus enemigos. No hay ningún lla- cristiano la que asegurará la entrada final de la
mamiento para otro sacrificio ni tampoco queda comunidad en el cielo. Incluso los avisos (26-31)
lugar para ello. La Misa no es otro sacrificio, ni parece estar formulados en parte en términos
tampoco un nuevo sacrificio. Todos los sacra- de culto.
mentos son aplicaciones, no repeticiones del acto 19-21 En virtud de la sangre de Cristo "tenemos se-
redentor de Cristo. Son, en un sentido, la imagen guridad y confianza" (lit. "tenemos la parrhe-
de las realidades celestiales. El autor había cele- sia" o autorización) para entrar en el Sancta
brado, sin duda, muchas veces la Eucaristía con Sanctorum. No seguimos la senda antigua por la
los hebreos. En efecto, su intención principal en que el sumo sacerdote entraba en el santuario
esta parte de la carta parece ser conseguir en interior en la reproducción terrena de la verda-
los fieles una mayor apreciación del culto. Quiere dera casa de Dios. Seguimos la senda nueva, el
80 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:18-20 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:21-24 81
18
Así que, allí donde se da re- ra entrar en el Sancta Sancto- •'' Y tenemos también un gran pureza de conciencia y lavado el
misión de los pecados, ya no hay rum. 2 0 Este es el camino nue- sacerdote al frente de la casa de cuerpo con agua pura. 2 3 M a n -
más sacrificio por el pecado. vo y lleno de vida, que ha inau- Dios. 2 2 Acerquémonos, por lo tengamos firmemente la profe-
19
Por lo tanto, hermanos, en gurado para nosotros, pasando tanto, con sinceridad de cora- sión de nuestra esperanza (por-
virtud de la sangre de Cristo te- por el velo, es decir, por su con- zón, con plenitud de fe, purifi- que fiel es Dios que nos hizo
nemos seguridad y confianza pa- dición de sumisión a la muerte. cados los corazones de toda im- las promesas); 24 y mirémoslos

camino vivo que Cristo nos abrió; debido a que expresión aparece formulada en 4:16 al comien-
es una senda santa, una vía sacra, su inaugura- zo de esta parte. El autor quiere cerrar esta parte
ción es una dedicación. El pensamiento e incluso central con la misma fórmula. -Para acercarnos
el lenguaje, es muy parecido al de Jn 14:2-7. El debemos tener un corazón sincero, una fe total
camino pasa a través del velo, y el velo se identi- que remache nuestras mentes en lo invisible.'
fica aquí con la carne de Cristo. Probablemente Nuestros corazones deben estar rociados con la
se hace aquí una alusión al desgarramiento delMt27:5i sangre y por tanto purificados de toda mala con-
velo del templo en la muerte de Cristo, que tam- ciencia; nuestros cuerpos deben haber sido la-
bién era símbolo de la apertura del cielo a los vados con agua pura. Quizás sea esto una alu-
hombres por medio del ofrecimiento de la vida sión a algún rito litúrgico simbólico en el que se
de Cristo. La carne de Cristo nos separa de Dios hacía una aspersión y un lavatorio como prelu-
y también nos une a El. En otras palabras, no dio y preparación para la gran aproximación, a
hay nada entre Dios y nosotros sino Cristo, que no ser que las palabras sean un simple recuerdo
es el Camino señalado por Dios. No hay ninguna de la purificación inicial bautismal.
unión con Dios sino por medio de Cristo. 23 El m a n t e n e r firmemente la profesión ( 3 : 1 ;
La entrada quizás aluda a una práctica litúr- 4:14) puede referirse a la profesión original de
gica en la que se daba una aproximación o avan- fe en el bautismo o a su reaflrmación litúrgica
ce, tal vez una procesión o un gesto simbólico. habitual. Aquí se trata de una profesión "de
El autor no está simplemente apelando a la bue- nuestra esperanza" y está estrechamente vincu-
na voluntad o intentando estimular deseos pia- lado a la promesa dada por Dios. Nuestra unión
dosos. En el culto caminamos por el camino, con Dios por medio de la sangre de Cristo, no
atravesamos el velo, entramos en la esfera del interesa lo estrecha que sea esta unión, perma-
cielo, nos acercamos al trono de Dios, aunque to- nece dentro del campo de la promesa; lo que
davía en imagen. El camino es nuevo y está abier- Dios ha dado y da no es sino un pregustar lo que
to (cf. 9:8). El pueblo nuevo de Dios tiene la li- será el don final. Nuestra vida y nuestro culto en
bertad de seguir la vía del cielo, tiene un sumo esta edad final son un destello de lo que no pode-
sacerdote en la casa de Dios, que en los actos mos ver todavía, un gustar el fruto que todavía
de culto se convierte, en un sentido especial, tam- está fuera de nuestro alcance.
bién en su propia casa. 24 No es sólo fe lo que necesitamos, sino también
22 Los fieles son llamados a acercarse; la misma caridad activa; debemos estimularnos unos a
12 6
82 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:25-28 EPÍSTOLA A LOS "HEBREOS 10:29-31 83

unos por los otros, para estimu- continuamos pecando volunta- compasión. 2'} Pues bien, ¿no Es mía la venganza.
larnos a la caridad y a las bue- ñámente, ya no nos queda sa- creéis que merecerá un castigo Yo infligiré el castigo.
nas obras. 2 5 No desertemos de crificio por los pecados. 2 7 Só- mucho más terrible aquel que
nuestras asambleas religiosas, co- lo queda la perspectiva, terrible pisotea al Hijo de Dios, y tiene Y también:
mo acostumbran algunos; sino cual ninguna otra, del juicio, y por inmunda la sangre de la El Señor juzgará a su pue-
enfervoricémonos unos a otros; y la cólera inflamada de Dios, que alianza en que fue santificado, y blo.
tanto más cuanto que veis acer- devorará a los enemigos. 2 8 Quien ultraja al espíritu de la gracia?
carse el día del Señor. desprecia la ley de Moisés, ante '" Ya conocemos a aquél que 31
Terrible cosa es caer en las
26
Si después de haber recibí- la deposición de dos o tres tes- dijo: manos del Dios vivo.
do el conocimiento de la verdad, tigos, es condenado a muerte sin
de todo pecado deliberado. En vez de la "ilumi-
25 otros a hacer buenas obras. Lo que los hebreos nación" de 6:4 y 10:32 nos encontramos aquí con
necesitan es ser más fieles a la asamblea cul- "el conocimiento de la verdad". No hay otro sa-
tual de la comunidad local. La flojedad en su crificio por los pecados deliberados contra la luz.
atención, por la razón que sea —respeto humano, 27 La única perspectiva es la de un juicio horrible.
cobardía, o simple indolencia— parece ser su Ya en esta vida comenzamos a experimentar el
fallo fundamental. También en esto deben darse infierno si nos rebelamos contra Dios.
ánimos mutuamente; la proximidad de la segun- 28-30 se deduce una conclusión aterradora de la Dt
da venida de Cristo debería ayudarles a desper- práctica bajo la ley; el argumento "a fortiori" 32:35s
tarse de su torpeza soñolienta. El hecho decisivo entra otra vez en juego. Si el hombre que que-
del sacrificio de Cristo ya ha tenido lugar en la brantaba la alianza sellada con la sangre de las
historia, y ahora estamos viviendo en los últimos cabras y de los bueyes tenía que pagar su infide-
días (1:2). El creyente interpreta cualquier des- lidad con la pena de muerte, ¡qué terrible debe
gracia como una señal del Día en el que tendrá ser el castigo que aguarda al cristiano que ul-
que dar cuenta (4:13; 13:17). (Sobre la actitud traja al Hijo de Dios y profana la sangre-alianza
de la primitiva Iglesia acerca de la segunda ve- de Cristo! Aquí, como en Jn 1:17, Moisés y la Ley
nida de Cristo, cf. el comentario a 1 Tesalonicen- están por una parte, Cristo y la gracia por la
ses4:17s, Romanos 13:11, y 1 Corintios 15). otra. Si un hombre aparta de sí el mismo funda-
26 Los versículos 26-31 contienen una amonesta- mento de su estado consagrado, ¿qué esperanza
ción muy fuerte, en el tono de 6:4-8, referente a puede haber para él? Ningún cristiano dejaría
los pecados deliberados libremente cometidos. La de ver una alusión a la Eucaristía en "la sangre
amonestación no se dirige explícitamente con- de la alianza", pero no está claro que el pecado al
tra la apostasía, pero a la vista del versículo pre- que se refiere el autor tenga una conexión directa
cedente parece razonable el suponer que, fuera y específica con la Eucaristía.
lo que fuera aquello que les apartaba de las 31 La amonestación final, como los versículos
asambleas litúrgicas comunes, era algo que ten- precedentes, no toca el problema posterior con el
día a la apostasía. Esta es también la tendencia que tuvo que enfrentarse la Iglesia sobre la ac-
84 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:32-35 EPISTOLA A LOS HEBREOS 10:36-38 85
12
Traed a la memoria los días en tal situación se encontraban- pues, vuestra confianza. Ella He- un poco nada más
34
primeros, en que después de ha- Y así es la verdad. Teníais va en sí una gran recompensa. „ „i „„ • , .
ber sido iluminados, soportas- parte en los sufrimientos de los ..«T,
16 .. ., , , " ' y el que viene vendrá y no
Tenéis necesidad de constan-
teis tan duros combates y pade- encarcelados; y aceptasteis con cia, para que, cumpliendo la vo- tardara,
cimientos. 3 3 P o r un lado esta- alegría el despojo de \uestroS luntad de Dios podáis obtener la 38 Y
vivirá mi justo de la fe.
bais expuestos a la pública afren- bienes, sabiendo que estáis en promesa. Pero si vuelve atrás,
ta y persecución; y por otro, posesión de una hacienda mejor 37
hacíais causa común con los que e indefectible. 35 No perdáis, Porque un poco de tiempo no pondré más mi compla-
todavía, cencia en él.
titud a tomar cuando los pecadores arrepentidos
—apóstatas y otros— suplicaban ser readmitidos ma ahora que también habían' sido llamados a
en la comunidad de los fleles. La clase de pecado soportar muchos sufrimientos y que habían pa-
que el autor tiene en la mente es de tal naturale- sado por ellos con todo entusiasmo. Se describen
za que cree que no es humanamente posible que los sufrimientos en términos tan vagos que pu-
el pecador se arrepienta. Su intención exclusiva dieron tener lugar en cualquier parte, pues los
es apartar a los hebreos de él. sufrimientos eran algo corriente en las primiti-
vas comunidades cristianas en todos los sitios
donde se había establecido la Iglesia. La referen-
I I I . —EL CAMINO VIVO Y LA VIDA DE FE cia a "los encarcelados" no señala con certeza a
Heb 10:32-13:17
Roma y a la persecución de Nerón. La vida de
San Pablo contenía experiencias de encarcela- 12 :Cor
EL: mientos que ni siquiera se insinúan en los He- Ro m ^g
Esta parte como las dos precedentes, conclu- chos, y otros operarios apostólicos no participa-
ye en una perspectiva de juicio. Se relaciona tam- ron menos de estas experiencias.
bién con los mismos temas generales, aunque los Los hebreos llevaron una vez sus sufrimien-
desarrollos doctrinales son menos extensos y el tos por la fe con facilidad y manifestaron atre-
tono exhortatorio de hecho nunca falta. vidamente su solidaridad con sus hermanos en-
Pruebas pasadas y presentes — 10:32-39 35 carcelados; la fuente de su fortaleza era la fir-
me convicción de que el cielo era muy barato a
Al recordar la fuerte resistencia de los ñeles y ese precio. Pero nunca entrarán en la posesión Mt
el vigor de su fe durante las pruebas ya pasadas, completa y final de la herencia si no tienen con- 6 : 1 9 s
el predicador desea animarles a un mayor heroís- 36 fianza (3:6; 10:19). Tienen igual necesidad de Mt6:io
mo en el presente. paciencia (hypomone): la capacidad de estar en
32-34 Durante su primera experiencia de la fe, suspenso mientras dure el período de espera; sin
los hebreos rebosaban de gozo por el sabor previo la paciencia nunca harán la voluntad de Dios
de un cielo que era de ellos (6:4 s). Sabemos por (10:10), y la posesión última de la promesa será
el capítulo 6:10 que entonces desplegaban una una realidad solamente para los que hacen su
gran caridad para con los "santos". Se nos infor- voluntad.
86 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 10:39 — 11:1-4 fcPISTOLA A LOS HEBREOS 11:5-7 87
39
Nosotros no somos de los que tros antepasados la aprobación I» bondad de sus dones, y por 6
to. Sin la fe es imposible agra-
se vuelven atrás para su perdí- de Dios. lu fe continúa hablando, aún darle. Quien se acerca a Dios de-
3
ción. Somos hombres de fe, que Por la fe conocemos que los después de su muerte. 5 Por la be creer que existe y que es
vamos adelante por ¡a salud de mundos fueron organizados por lo fue trasladado Henoc, de modo remunerador de aquellos que le
nuestra alma. la palabra de Dios, de modo que que no viere la muerte; no se buscan. 7 Por la fe fabricó Noé
Ahora bien, la fe es la fir- lo visible ha tenido su origen en
11 me garantía de los bienes lo invisible. 4 Por la fe ofreció
que esperamos, la plena convic- Abel a Dios sacrificio más exce-
!<• encontró más, porque Dios se
lo llevó. Antes de ser trasladado,
el arca para salvar a su familia,
Fue avisado de la catástrofe que
recibió de parte de Dios el testi- aún no se veía venir y se sintió
ción de las realidades que no ve- lente que Caín; por ella fue pro- •nonio de que le había sido acep- movido de religioso temor; y
ntos. 2 Por ella alcanzaron núes- clamado justo, atestiguando Dios

37-39 La cita de Habacuc apoya la amonestación lia el tema pasando lista a las personalidades es-
precedente y prepara el camino para la fe del criturísticas. Lo que le interesa al escritor aquí
capítulo siguiente. La venida de Cristo está pro- J"16:16 es demostrar que si un cristiano quiere salvarse,
xima. El pasaje de Habacuc (Hab 2:4) lo usa San ""IJ" debe tener fe.
Pablo en una forma ligeramente distinta y conGai3-n El cristiano recibirá la promesa solamente si
un significado más bien distinto. Aquí la fe no se une al mundo invisible por la fe y la esperan-
es primariamente la fe que justifica sino la fe za, mientras que el mundo visible le asalta con
práctica o la fidelidad que asegura la salvación tribulaciones y tentaciones continuas.
final. Dudar, dar la espalda a la palabra de la Cada ejemplo de un héroe de la fe es implíci-
promesa, retirarse, es muy desagradable a Dios. tamente un argumento a fortiori: si Abel (Henoc,
El capítulo termina con la definición práctica del Abrahán, etc.) ejercitaron la fe en tal grado,
creyente: es uno que cuando el seguir adelante aunque pertenecían a una dispensación provisio-
es duro, no retrocede ante las consecuencias de nal y temporal (la sombra) cuánto más noso-
su primera profesión. Mantener el compromiso tros que pertenecemos a la imagen, ¡oh hombres
del bautismo es el único camino que tiene el cris- de poca fe! San Pablo considera la fe principal-
tiano para llegar a la ciudad celestial. mente desde el punto de vista de la justificación,
es decir, del ser del hombre hecho justo ante
Héroes de la fe — 11:1-38 Dios al comienzo de su existencia cristiana; está
El camino ya está preparado para este capítulo, interesado en este aspecto porque es un nuevo
que es el pasaje de la epístola más conocido. Es Eci comienzo creado por Dios y que solamente es
simplemente un catálogo edificante de héroes de 4 5
£o posible por su poder.
la fe. Este recorrido por las grandes figuras de la 14.*9 En Hebreos el comienzo está muy lejos en el
historia de la salvación se encuentra en otros si- Act
7:13 pasado, y se considera a la fe más bien como un
tíos de la Biblia, y la forma de proceder es seme- agarrarse perseverante y sufrido del creyente
jante a la de la literatura no judía. Para los ju- que sabe está ya en posesión de las realidades
díos era una variedad de Haggadah que desarro- prometidas, pero no en una posesión segura y
88 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:8-10 EPISTOLA A LOS HEBREOS 11:11-13 89
9
por la fe condenó al mundo, ha- de se dirigía. Por la fe emi- arquitecto y constructor es el este motivo, de un solo hombre
ciéndose heredero de la justifi- gró a la tierra de promisión co- mismo Dios. 11 Por la fe hasta —incapaz además de transmitir
cación por la fe. mo a tierra extraña, habitando la misma Sara recibió la virtud la vida— salieron descendientes,
8
Por la fe obedeció Abrahán en tiendas con Isaac y Jacob, de engendrar descendencia; y numerosos como las estrellas del
al ser llamado, saliendo hacia la coherederos de la misma prome- usto a pesar de su avanzada edad, cielo y como la arena de la ori-
tierra que debía recibir en he- sa. 10 Esperaba entrar en la ciu- nólo por haber creído fiel a aquel Ha del mar, que no se puede con-
rencia; y salió sin saber adón- dad de firmes cimientos, y cuyo que lo había prometido. 1 2 Y p o r tar. 1 3 En conformidad con la

completa. Por tanto, esta fe es la fe práctica que jo Testamento"? ¿Habrá que poner su derecho a
capacita al hombre a seguir esperando y sufrien- la gloria en el hecho de que por la fe ellos los
do en paciencia porque está seguro de la exis- primeros vieron a través de la creación visible
tencia del mundo invisible, que es el objeto de la invisible?
su esperanza. Los deseos del mundo invisible que El mundo (los eones; cf. 1:2) significa proba-
tenían muchos de estos primitivos héroes no blemente las realidades celestiales. La fe nos ca-
eran explícitos. Pero esperaban en las promesas pacita para comprender que estas realidades fue-
de Dios, y el premio que Dios les da por su fe, ron creadas por la palabra de Dios, y a concluir
esperanza y obediencia supera con mucho todas que las cosas visibles fueron hechas de (mejor
sus esperanzas. que: fuera de) las cosas invisibles, como se toma
una copia del original o la realidad proyecta su
11:1 El versículo está en forma de definición. La sombra. La frase ha sido interpretada también
definición contiene dos términos cuyo sentido se como una explicación de que las cosas visibles
discute: la fe es una hypostasis de cosas que se no han sido hechas de las visibles, y que por
esperan, un elenchos de cosas que no se ven. El tanto no se explican a sí mismas sino que de-
sentido probablemente es el siguiente: la fe ca- penden del mundo invisible en su mismo ser.
pacita al hombre para que caiga en la cuenta Quizás todo venga de una fórmula del Credo
de las cosas que espera porque le convence de (cf. nuestro "Creo en Dios Padre Todopoderoso,
la existencia real de un mundo invisible. Para creador del cielo y de la tierra") inspirada en
el escritor una determinada visibilidad de lo in- Geni.
visible pertenece a la naturaleza de la fe. Todos 4 No se mencionan a Adán y a Eva: ellos vieron \i J"
los héroes del Antiguo Testamento exhiben esta a Dios. Parece que se da por supuesto que la Mt 23:.25
capacidad para ver lo invisible en la faz de las aceptación del sacrificio de Abel muestra su fe
2 cosas duras e incluso de la muerte. Si encontra- (cf. v. 6). Abel es llamado "justo" por el Señor
mos que Dios aprueba su conducta en la Escri- y esta designación probablemente proverbial pue-
tura, es porque la fe les dio una fuerza y poder de que haya sido suficiente para justificar el "por
3 estables. Este es el único versículo que no men- la fe". Aunque muerto, Abel continúa h a b l a n d o Gen
ciona las figuras del Antiguo Testamento. ¿Ten- por la fe, porque el justo de Dios vive p o r la fe 4 : 4 M
dremos que conectarlo con "los hombres del Vie- 5 (10:38). La fe de Abel triunfó sobre la muerte;
90 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:14-15 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:16-17 91
fe, murieron todos éstos, sin ha- peregrinos sobre la tierra. 14 En que habían dejado, ocasiones marse Dios de ellos. Les tenía
ber alcanzado el cumplimiento verdad que quienes así se expre- habían tenido para volverse a ya preparada una ciudad. 1 7 Por
de las promesas; pero las vieron san, dan a entender que van bus- ella. 1 6 De hecho anhelaban otra la fe, puesto a prueba, ofreció
de lejos, y las saludaron, pro- cando una patria; 1 5 porque si mejor, es decir, la del cielo. Por Abrahán a Isaac; y ofrecía a su
clamando que eran huéspedes y se acordaran ciertamente de la
eso Dios no se desdeña de Ha- unigénito, a aquel que era el de-
ble. Los herederos de la promesa necesitaban de
la de Henoc le produjo el que se librara de la Gen la fe para habitar como nómadas trashumantes
muerte. Su traslado misterioso de este mundo, 5 : 2 2 s s (en tiendas) y extranjeros en la tierra que se les
que tanto intrigó al Judaismo tardío, vino des- había prometido. Abrahán no sé sentía turbado
pués de una vida tan agradable a Dios que ganó por esto; las ciudades terrenas no atraían su
con ella su excepción de la muerte. atención; estaba completamente absorbido por
6 La fe es condición para ser agradable a Dios, la búsqueda de la ciudad cuyos cimientos perdu-
por la razón evidente que venir ("acercarse") a rarían para siempre, la ciudad planeada y cons-
Dios es solamente posible al hombre que cree truida por Dios, la única ciudad digna de este
en su existencia (que ve lo invisible) y que Dios
nombre.
tiene cosas buenas preparadas para el (que vive
11-12 Adoptando una puntuación diferente podemos
en y por el futuro). Agradar a Dios resume en
traducir el v. 11: "Por la fe Abrahán j u n t a m e n t e
la práctica ver lo invisible y esperar por tanto
las cosas buenas por venir (v. 1). El hombre que con Sara, recibió la virtud de engendrar descen-
vive según esta visión puede pasar por todo. dencia; y esto a pesar de su avanzada edad sólo
7 Noé es explicable también como un hombre Gen 6-9 por haber creído fiel a aquel que lo había pro-
firmemente convencido de la existencia de reali- metido". Esto tiene dos ventajas: mantiene a
dades todavía no vistas. Por esto preparó el arca Abrahán como el sujeto de la promesa y evita
para su casa. Al hacerlo así, transfirió al cosmos las dificultades que se deducen al aplicar las
la misma maldición con la que Dios lo había con- palabras griegas a u n a mujer. Sea como sea, la
denado y de este modo llegó a ser heredero de la intención es mostrarnos otro ejemplo de fe triun-
justicia que está de acuerdo con la fe. En el Gé- fante sobre la muerte.
nesis, Noé es el primer hombre al que se le llama 13-16 El pasaje tiene gran sentimiento y belleza.
justo. Otro hombre que vivía d e la fe casi solo La muerte alcanzó a todos los herederos de la
contra el mundo; su fe le salvó a él y a su fa- promesa, pero no hizo temblar su fe. Aunque n o
milia. vieron cómo se cumplían las promesas en el tiem-
8-10 Abrahán es el héroe supremo de la fe. El ver- Gen po de su vida, las conocieron a distancia y r e -
sículo 8 debe traducirse "Por la fe, Abrahán, al 12:25 conocieron que su situación era la p r o p i a de ex-
ser llamado, obedeció...". Su fe tiene el sentido tranjeros y peregrinos, pues asi se consideraban
de una obediencia, pero una obediencia que so- a sí mismos en su vida en este m u n d o . Pues n o
lamente fue posible porque él, como Moisés eran simplemente exilados de su t i e r r a n a t a l de
(11:27) estaba viendo constantemente lo invisi- Mesopotamia, ni estaban m e r a m e n t e solitarios
92 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:18-21
EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:22-23 93

positario de las promesas. 1 8 Y Dios podía resucitarlo de entre Jacob al morir a los dos hijos nes sobre lo que había de ha-
eso que Dios le había dado pa- los muertos; y por eso lo recu- de José; y se prosternó, apoyan- cerse con sus huesos,
23
labra de que: pero como un símbolo (de otra dose en la extremidad de su Por la fe, a Moisés, recién
báculo. 2 2 Por la fe evocó José nacido, ocultaron durante tres
Por Isaac tendrás tu deseen- resurrección). al final de su vida el éxodo de meses sus padres, porque vieron
20 P o r l a fe
dencia. > puesta la mirada los hijos de Israel; y dio órde- que era un niño encantador y
en el futuro, bendijo Isaac a Ja-
19
Concluyó de todo ello que cob y Esaú. 2 1 Por la fe bendijo
nuevo a su hijo como símbolo de todo el misterio
por esta causa, porque podían haber vuelto cual- de la redención. Abrahán no recibió las prome-
quier día. Su exilio no es de ninguna tierra de sas, pero recibió otra vez a Isaac" como una ima-
esta creación; el país por el que suspiraban y gen de Cristo, el verdadero cumplimiento de 2 Cor
1:2
que conocían confusamente era una tierra "me- todas las promesas. El sacrificio de Isaac proba- °
jor" y "celestial". blemente quiere significar el sacrificio de Cristo;
Por tanto Dios que les ha preparado una ciu- la resurrección (la de Cristo y la nuestra) queda
dad, un país, un descanso, una casa, un universo, ciertamente sugerida. La recuperación de Isaac
un santuario, no se avergüenza, es decir, se sien- es directamente un símbolo de los cumplimien-
te orgulloso de llamarse a sí mismo el Dios de tos parciales futuros de la promesa divina.
Abrahán, de Isaac y de Jacob. Este nombre sig- Mt 20-22 La bendición se refiere principalmente a la
niñea que continuaba siendo su Dios incluso des- 22:31 ss ciudad celestial y no a la tierra prometida de
pues de su muerte y que El los resucitaría algún este mundo. La bendición va de generación en
día. Si hombres como éstos murieron sin recibir generación, y las bendiciones terrenas son imá-
las promesas, era porque incluso la más sublime genes de las bendiciones verdaderas todavía por
fe solamente podía hacer que fueran recibidos venir. José muere, pero al morir habla del éxodo Gen
en la herencia después que el Sumo Sacerdote en- del pueblo a la tierra prometida, y las órdenes 5<>:23ss
trara en la divina presencia atravesando el velo que da sobre la traslación de sus huesos mues-
(11:39). La fe solamente puede llegar a su per- tran su fe en la resurrección. Su fe va más allá Gen
fección a través de Cristo, autor y perfeccionador de la muerte y la vence. Cuando Isaac y Jacob 2I¿2oSS
de la fe (12:2). bendicen, vemos a Dios operando invisiblemente,
17-19 Es imposible dejar estos héroes primitivos sin y bendiciendo con su mano invisible en un sen-
mencionar la gran prueba de la fe de Abrahán, tido distinto al de los puntos de vista humanos
el sacrificio de Isaac. Una vez más la fe, aunque Gen de los patriarcas que, sin embargo, le obedecían
de cara a la muerte, no titubea. Abrahán sabía 2 2 : 1 s s y le adoraban.
que Dios era fiel. Dios le había prometido y man- 23 Del mismo modo que Abrahán, Moisés es un
tendría su promesa, incluso aunque fuera nece- gran modelo de fe. Incluso debía su existencia Ex2-14
sario que Isaac resucitara de los muertos para terrena a la fe de sus padres que por ella fueron
llegar a ser el padre de una gran familia. Cuando capaces de no obedecer el edicto del faraón y
Dios detuvo el brazo de Abrahán, éste recibió de dejar con vida al niño. ¿Piensa el autor en Moi-
94 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:24-28 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:29-32 95

no se dejaron amedrentar por el za el oprobio de Cristo que los lu aspersión de la sangre. Así el rallas de Jericó, después que los
decreto del rey. 2 4 Por la fe re- tesoros de Egipto. Tenía la mi- ángel exterminador no tocó a los israelitas dieron vueltas en de-
husó Moisés, ya adulto, ser lia- rada puesta en la retribución, primogénitos. 29 Por la fe atra- rredor durante siete días. 3 1 Por
27 vesaron el mar Rojo, como si la fe no pereció Rahab, la me-
mado hijo de una hija del fa- Por la fe abandonó Egipto sin
raón. 2 5 Prefirió sufrir males con miedo a las iras del rey; y per- fuese tierra firme, mientras eran retriz, con los incrédulos por ha-
el pueblo de Dios, a disfrutar de severo firme en su propósito, co- devorados por las aguas los egip- ber acogido con paz a los es-
las ventajas pasajeras del peca- mo si contemplase al Invisible, oios, que intentaron pasar por pías,
do; 2 6 y tuvo por mayor rique- 2ÍS
Por la fe celebró la Pascua y él. 3Ü Por la fe cayeron las mu- :í2
Y ¿qué más voy a decir? Me

sés como una imagen de Jesús en relación a Pascua e hizo la aspersión de la sangre, ambas
Herodes como en Mt2? Ciertamente ve en la be- cosas figuras de la verdadera Pascua y derrama-
lleza de Moisés como un favor divino, pero te- miento de sangre. Los primogénitos judíos se
niendo ante los ojos algo más elevado. La fe de salvaron de la muerte como nosotros, los primo-
Moisés es un ejemplo clásico para el cristiano, génitos (12:23), hemos sido salvados del Egipto
porque su fe le dio fuerzas para renunciar a de este mundo por la Pascua y derramamiento
todas las oportunidades seductoras que se le ofre- de sangre prefigurados en el Éxodo.
cieron. Tenía derecho a ser llamado hijo de la 29 Otros incidentes del Éxodo y el establecimien-
hija del faraón, pero prefirió ser miembro del to en Canaán no merecen mucha atención por
pueblo de Dios a cualquiera otra ventaja mun- parte del autor, pero no pasa por alto la travesía
dana. del mar Rojo. Ya muy primitivamente se pensa- 1 Cor
Para él "acercarse a Cristo" suponía mayores ba en esta travesía como en una imagen del bau- 10:1 ss
riquezas que todos los tesoros de Egipto. ¿Acer- Heb tismo. Solamente la fe puede explicar el hecho
camiento a Cristo porque era acercamiento a Is- Mt ¿¡] 5
de que los israelitas se libraran de la muerte que
rael el Cristo de Dios? ¿Acercamiento porque ya alcanzó a los egipcios, y el hecho de la caída de
estaba unido con anticipación a los sufrimientos 30 Jericó que aquí es probablemente un símbolo del jos 6:20
de Cristo cuando escogió la dura carga del pue- pecado y del reino del diablo. Se ha de advertir
blo aunque significara su deshonra? En cualquier que la caída de la ciudad tuvo lugar solamente
caso, la deshonra era para él el camino del pre- 31 después de siete días de espera paciente. Rahab Josi:25
mio, el único premio digno de tenerse en cuenta. es para Santiago un ejemplo de "obras"; su len- |^5
27 Así dejó Egipto la primera vez para irse a guaje es diferente, no el pensamiento. En el caso
de Rahab la fe también vence a la muerte.
Midia o tal vez la segunda juntamente con el 32-38 El tiempo no permite al autor continuar su
pueblo. La primera renuncia es más probable por- narración con tanto detalle pero se las arregla
que fue entonces cuando Moisés se mostró sin para mencionar más héroes individualmente y
temor ante el faraón. No se acobardó porque era por categorías y para describir sus hazañas de fe
como el que ve lo que otros no pueden ver. Poseía por medio de frases que las resumen. Algunas
la fe, es decir, veía lo invisible y aguardaba con son referencias individuales a determinadas per-
confianza los bienes futuros cuando celebró la
96 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:33-37 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 11:40— 12:1-2 97

va a faltar tiempo, si empiezo batalla; y pusieron en fuga a fugitivos de una parte a otra, nosotros algo mejor, para que
a hablar de Gedeón, de Barac, ejércitos extranjeros. 3 5 Mujeres vestidos de piel de oveja y de sin nosotros no llegasen ellos a
de Sansón, de Jefté, de David, de hubo que recuperaron con vida cabra, desprovistos de todo, opri- la consumación en la gloria,
Samuel y de los profetas. 3 3 To- a sus hijos muertos. Unos pere- midos, maltratados; 3 8 no era el 1 . i Por consiguiente, tenien-
dos ellos por la fe conquistaron cieron entre tormentos, rehusan- mundo digno de ellos; y andu- L¿- do tal nube de testigos que
reinos, ejercieron la justicia, y do la libertad por alcanzar una vieron errantes por desiertos y nos envuelve, después de haber-
obtuvieron promesas; cerraron gloriosa resurrección. 36 Otros montes, por cavernas y Simas de nos despojado de todo el peso y
la boca de los leones, 34 extin- sufrieron escarnios y azotes, sin la tierra. 39 Y ninguno de ellos del equipaje que nos distraía,
guieron la violencia del fuego, que faltasen cadenas y cárceles; alcanzó el cumplimiento de las corramos también nosotros con
3T
y escaparon al filo de la espa- fueron apedreados, aserrados promesas, aunque habían recibi- firmeza, y constancia la carrera
da; se hicieron fuertes en su de- por medio, torturados; murieron do la aprobación de Dios por su para nosotros preparada. 2 Líe-
bilidad, valientes en el campo de al filo de la espada; anduvieron le. 4 0 Dios había provisto para vemos los ojos fijos en Jesús,

sonas, otras son descripciones globales de la ex- retrasó el cumplimiento de la promesa en ellos
periencia total del pueblo de Dios. "Ejercieron la por lo que intentaba hacer por nosotros (y ellos)
justicia" (v. 33) puede traducirse por "reglamen- en Cristo. Su plan consistía en que todos fuéra-
taron la justicia" y entenderse de la de los jueces mos "consumados" juntos y que todos llegára-
que sucedieron a Josué y a la generación de la mos juntos a la meta extramundana de las pro-
conquista. David y Daniel "cerraron las bocas de Dan mesas. Los hebreos debían intentar apreciar su
los leones", pero probablemente se alude a Da- 3:22ss privilegio, pues estos hombres primitivos de la
niel, porque la frase siguiente parece referirse a fe estaban mirando a un presente del que goza-
los jóvenes en el horno. Desde el versículo 35 en mos ahora. Nuestra vida es todavía de fe, pero
adelante se tiene ante los ojos principalmente la para nosotros las promesas ya se han cumplido de
persecución de Antíoco Epífanes como se descri- 2 Mci forma que la vida de fe deberla ser para nosotros
be en los libros de los Macabeos, aunque algunas ^¿j mucho más fácil que lo que fue para ellos.
frases pueden referirse a personajes de una épo- 2:28 ss
ca más antigua. El mundo persiguió y torturó a Exhortación — 12:1-17
estos hombres de fe y en consecuencia mostró su
maldad total y su hostilidad intrínseca al mundo El resto de la carta trata principalmente de es-
"mejor". El mundo odia a los que no son delj n i7:is timular a los hebreos a vivir según los compro-
misos contraídos aceptando una disciplina nor-
mundo. 7:i mal y viviendo en paz unos con otros. El capítulo
39-40 A pesar de la justicia que mostraron y la per- precedente, que está estrechamente relacionado
fección y constancia de su fe, no podían alcanzar con este, ya había sido concebido teniendo pre-
la unión con Dios y gozar de la intimidad divina sente esta exhortación y en él se encontraba im-
por la que siempre suspiraban y que buscaban en plícita la aplicación a la comunidad cristiana.
todas las cosas. La razón es que Cristo no había 1 Los héroes de la fe son una hueste, u n tropel,
abierto todavía el camino hacia Dios (12:2). Dios una nube de testigos, es decir, un pueblo que vive
12 7
98 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 12 EPÍSTOLA A LOS, HEBREOS 12:3-4 99

caudillo y consumador de la fe, constancia la cruz, pasando por de Dios. 3 Considerad la cons- res. Así no decaeréis de ánimo,
quien, para ganar el gozo que encima de su ignominia; y está tancia de quien soportó tal hos- agotados por el esfuerzo,
4
se le ofrecía, sufrió con toda sentado a la diestra del trono tilidad de parte de los pecado- Aún no habéis resistido has-
1i
el testimonio de las realidades invisibles que la cualquier caso es verdad que Jesús soportó las
fe nos permite comprender. Se urge a los hebreos mismas pruebas que para nosotros son pruebas
que su ejemplo les sirva de estímulo y a que los de fe, y que fue capaz de enfrentarse con la cru-
imiten librándose de todo estorbo y dejando los cifixión por el gozo que vio se seguiría de ella y
pecados que los están esclavizando. que está ahora experimentando. También se pue- Rom
1
Adoptando una lectura griega alternativa y de comprender que "en lugar del gozo" que pu- pjp
haciendo una ligera corrección podemos tradu- diera haber sido suyo, escogió el sufrimiento de 2:5-8
cir el versículo de la siguiente manera: "después la cruz sin pensar en su deshonra y vergüenza.
de habernos despojado de todo el peso y del 3 Jesús, aunque sin pecado, tuvo que soportar
equipaje que nos distraía, corramos también no- de los pecadores "tal" oposición: una oposición
sotros con firmeza y constancia la carrera para como aquella con la cual los hebreos (ellos mis-
nosotros preparada". mos pecadores) tenían que enfrentarse, o de una
El autor urge a los hebreos a estar firmes en naturaleza que envolvía la infamia de la cruci-
la carrera, a mantenerse corriendo, a no renun- fixión — que es mucho peor que cualquier otra
ciar, cualquiera que sean los obstáculos y las di- cosa que los hebreos pudieran soportar. Si con-
ficultades. Es una carrera de larga duración, no templan este ejemplo ni se sentirán fatigados ni
una carrera de velocidad, la que tienen que co- dejarán desanimados la carrera. La falta de co-
rrer ; lo que es importante es el poder sostenedor raje para luchar la pelea cristiana ordinaria es
de la fe, no la velocidad. Es posible, pero no cier- su pecado más acuciante.
to del todo, que el autor se imagine a los testigos 4 ¿Por qué se les recuerda que tienen todavía
como espectadores de lo que ocurre en la arena que resistir hasta derramar su sangre? Tal vez
donde está teniendo lugar la competición. porque la resistencia que habían tenido que opo-
Sea como sea, no tenemos que mirar a estos ner hasta entonces no había llegado hasta el ex-
testigos sino a Jesús, el guía en esta carrera de la tremo de la pérdida de la vida (de esto no se
fe, el pionero, el capitán (cf. 2:10). Jesús es tam- puede deducir que no hubiera sido martirizado
bién el que termina, el perfeccionador; el pri- ningún miembro de la comunidad). En este caso
mero para comenzar, el primero para terminar. el autor está buscando excitar su valor recordan-
¿Se considera al mismo Jesús (nuestro corredor do la resistencia de Cristo hasta derramar su
que nos precede; cf. 6:20) como un ejemplo de sangre. Sin embargo, estas palabras parecen
fe? Es posible describir el ejemplo que Jesús nos tener presente con mayor probabilidad el ver-
dio al enfrentarse con la hostilidad, sufrimien- sículo 5 y son como un reproche: en la guerra
tos y muerte como un ejemplo de fe, pero no es con el pecado los hebreos han opuesto hasta en-
este el lenguaje ordinario de la Escritura. En tonces una resistencia muy débil y deberían sen-
100 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 12:5-8 EPISTOLA A LOS' HEBREOS 12:9-12 101
ta el derramamiento de sangre cuando seas por él amones- za la disciplina y corrección por aquéllos nos educaban y corre-
en vuestra continua lucha con- tado. las que todos han pasado, señal gían para poco tiempo, y según
tra el pecado. 5 Os habéis olvi- 6
Porque el Señor corrige al de que Dios os tiene por hijos les parecía bien; Dios, en cam-
dado de las palabras de aliento, que bien quiere, bastardos, no legítimos. 9 Por bio, para nuestro mayor bien y
con. que se dirige Dios a voso- y azota a todo el que por otra parte, hemos tenido para para hacernos participantes de
tros, como a hijos suyos: hijo acoge. nuestra corrección a los que fue- su santidad. 11 Ninguna discipli-
7 ion padres de nuestros cuerpos; na parece de momento cosa agra-
Hijo mío, no mires con des- Si sois constantes en la correc-
dén ción, es señal de que Dios os y les guardábamos veneración. dable, sino aflictiva; pero al fin
la corrección con que el Se- trata como a hijos. Porque, ¿qué ¿Con cuánta mayor razón nos trae en retorno frutos de paz y
ñor te educa. hijo no es educado y corregido hemos de someter al Padre de de santidad a quienes en ella se
Y no te desalientes, por su padre? 8 Si no os alcan- nuestros espíritus, para conse- ejercitan. 1 2 Por eso, enderezad
guir la vida? 1 0 Y en verdad, vuestras manos caídas y vuestras
tirse avergonzados por molestarse porque tienen
que enfrentarse con una hostilidad que deberían
10 bre sin referirse a los ángeles. Los padres huma-
esperar.
nos son responsables de nosotros durante un pe-
s-6 La Escritura nos dice que cierta severidad es Pro
3:11s ríodo de tiempo relativamente corto y el cuidado
señal del amor paternal de Dios, una prueba de
que tienen de nosotros, aunque bien intenciona-
que está poniendo una mano firme, aunque bon- do, queda marcado por la ignorancia humana y
dadosa, en la educación de los que considera de por el egoísmo. Pero Dios sabe que la senda de
hecho como a sus hijos. El ejemplo puede que la disciplina es para nosotros el camino hacia
i haya sido inspirado por el uso del Padre Nuestro
en el culto. Las dificultades con las que los hijos 11 El. A veces este camino parece una vía poco
tienen que enfrentarse forman parte inevitable apropiada para llegar a la felicidad, pero lleva
de su educación, sus pruebas son la disciplina f or- a los hombres a ese estado de fuerza espiritual
8 mativa de la enseñanza divina. La ausencia de interior que sólo produce paz.
esta disciplina sería una señal verdaderamente 1M3 Al aplicar la parábola a los hebreos, el predi-
alarmante de que Dios no les consideraba como a cador muestra su intención habitual de levantar-
9
sus hijos. Aceptamos la corrección que nos viene los de su indolencia. Está preocupado por la falta
de "padres de nuestros cuerpos" y los respetamos de espíritu, la falta de deseo, sus débiles fuerzas, la
precisamente porque nos dan esa corrección; cobardía ante la cruz indispensable y la discipli-
por tanto debemos obedecer al "padre de nues- na divina. Como atletas, no presentan señales
tros espíritus" porque este es el camino a la vida de lucha, y están muy lejos del fuego del fervor.
verdadera. Se les mueve a apresurarse impacientemente en
"Espíritus" en el título "Padre de los espíri- Num su carrera (tal vez esté todavía en la mente del
16:22
tus", en contraste con cuerpo, pone de relieve autor la imagen del estadio) en lugar de andar
la superioridad de la paternidad divina con rela- renqueando tan perezosamente, pues sólo de esta
ción a cualquier paternidad humana, y parece forma pueden seguir juntos y salvarse. La exhor-
hacer alusión a la naturaleza espiritual del hom- tación es para todos, pero tal vez tenga presente
102 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 12:13-15 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 12:16-17 103

rodillas debilitadas, 1 3 y trazad 14


Fomentad la paz con todos riiíz amarga vaya creciendo y por un plato vendió su primoge-
rectos senderos para vuestros y la santificación, sin la cual na- rauHando turbación. No sea que nitura. 1 7 Ya sabéis cómo luego,
pies, para que los cojos no su- die verá al Señor. a 5 Vigilad pa- M(< inficionen todos. 1 6 Y mirad queriendo heredar la bendición,
iran una dislocación, sino que se ra que nadie se vea privado de (|uo no haya ningún fornicario fue desechado, porque no logró
curen. la gracia de Dios. Que ninguna ni profanador, como Esaú, que cambiar el parecer (de su pa-

el autor más especialmente a los miembros más concatena con 6:4-8 y 10:26-31. Repetimos una
débiles de la comunidad. vez más que el predicador no tiene presente el
14 ¿Qué significan en concreto este dar vigor e caso de un penitente que busca la reconciliación
ir a la cabeza? Por una parte significa vivir en paz después de una caída grave, tal vez incluso apos-
con los demás, especialmente con los más difíciles tasía. Su intención como predicador es más bien
de tratar. Por otra un esfuerzo serio por llegar el prevenir la caída. Pero afirma muy severa-
a la santidad. Tal vez nos encontremos aquí con Mt5:8s mente que el creyente puede verse en el caso
algo así como un eco de las bienaventuranzas que de tener que hacer una decisión de la que de-
se refieren a los pacíficos y a los limpios de co- penda toda la eternidad. Ninguna oportunidad
is razón. Este género de vida exige que cada miem- (lit. ningún sitio) de arrepentimiento significa
bro de la comunidad se considere responsable de probablemente que Esaú vio que era imposible
toda la comunidad y que trabaje por el bienestar mover a Isaac a que cambiara su pensamiento
espiritual general. Esto puede pedir que se expul- y revocara la bendición dada a Jacob.
se a un miembro cuya conducta amenace con
16-17 infeccionar a los demás ("raíz amarga"). No hay Dt29:i8 Slnaí y Sión — 12:18-29
lugar en la comunidad para los que son como gp,°g
Esaú, por lo menos como el Esaú de la última tra- Este pasaje está estrechamente relacionado con
dición judía al que se le atribuía una conducta el precedente por la partícula "pues" del v. 20.
totalmente perversa. En este pasaje la gran fal- Isaac es símbolo de Dios "remunerador de todos"
ta de Esaú parece ser la única que describe la (v. 23) que nos rechazará para siempre, si le so-
Escritura, la falta de sensibilidad espiritual y la mos infieles. Nuestra condenación puede ser tan
ligereza que fueron causa de que vendiera sus de- definitiva como la de Esaú. El juicio es el tema
rechos como primogénito. que guía el pasaje, uno de los más hermosos de
Cristo es el "primogénito" y los cristianos son Hebl:6 toda la carta. Se nos presentan dos escenas: la te-
"la Iglesia de los primogénitos" (12:23). El cris- rrenal del monte Sinaí y la celestial de Sión. Al
tiano puede ser tentado cualquier día a cambiar describir la alianza del Sinaí el interés del autor
por una ventaja mundana sin importancia sus se centra principalmente en sacar a relucir la
derechos como primogénito que le hacen here- naturaleza terrena aterradora de una situación
dero de la promesa. Y si sucumbe a la tentación, donde todo parece mantener al hombre a distan-
tal vez no se le presente una segunda oportuni- cia de Dios, en contraste con la belleza no terre-
dad. La urgencia y la severidad de este pasaje se na de otra, en la que todo aproxima al hombre
104 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 12:18-21 IIMSTOLA A LOS«HEBREOS 12:22-25 105
d r e ) , aunque con lágrimas lo in- tal que quienes lo oyeron pidie- Moisés dijo: "Estoy aterrado y remunerador de todos y a espí-
tentó. ron que no les fuesen dirigidas lomblando". 2 2 Os habéis alie- ritus de justos consumados en
18
No os habéis allegado a fue- más palabras; 2 0 pues no sopor- nudo a Sión, monte y ciudad del gloria; 2 4 y a Jesús, mediador
go que se toca y que arde, ni a taban lo preceptuado: "Quien I>IOH vivo, Jerusalén celestial, y de una alianza nueva, y a san-
oscuridad, ni a tinieblas, ni a toque el monte, aunque sea ani- n millares de ángeles en fiesta, gre de aspersión que habla me-
huracán, 19 ni a sonido de trom- mal, sea lapidado". 2 1 Y tan te- ' iglesia de primogénitos inserí- jor que la de Abel. 2 3 Mirad, no
peta, ni a clamor de palabras, rrible era el espectáculo que ION en los cielos; y a un Dios rechacéis al que habla. Porque

más estrechamente a Dios. Todo el contraste ángeles y las almas desprovistas de cuerpos de
queda eficazmente dibujado al comienzo de la los que han sido declarados justos por Dios el
primera frase (v. 18) y su paralela (v. 22, donde juez. Estamos separados de ellos por el hecho de
en griego se puede leer también "aproximado") que ellos están experimentando el cielo en su ple-
con el mismo verbo. nitud que no cambia nunca, mientras que para
18-21 En la descripción del Sinai el autor escoge so- nosotros el juicio es algo por venir. De aquí que
lamente esas características bíblicas que se ajus- se nos recuerde que la perfección final es alcan-
tan a su propósito y ellas hablan por sí mismas. zable solamente por medio de Jesús, el mediador
22-24 En las de Sión, sin embargo, todo habla del cielo ls2: J"? de la nueva alianza, y por medio del poder sal-
y, por tanto, no son fáciles de comprender. La 4:25*8 vador de su sangre. La estrecha conexión entre
montaña a la que los cristianos se han aproxi- Ap3:i2 la nueva alianza y el derramamiento de la san-
mado no es terrena, sino el mismo cielo, descrito 142V-2 gre parece ser con toda probabilidad una alusión
con muchos títulos simbólicos: Monte Sión, la a la Eucaristía.
ciudad del Dios vivo, la Jerusalén celestial, la Se piensa de ordinario que la causa de que se
asamblea festiva de millares de ángeles. La hable de la sangre de Cristo como "mejor" que la
"Iglesia de los primogénitos que están inscritos de Abel está en que la de Cristo pide el perdón
en los cielos" se interpreta de diversos modos, y no la venganza, y esto está de acuerdo con el
pero parece que no se refiere ni a los ángeles ni sentido que se le da de ordinario a "mejor" en la
a los espíritus de los muertos ahora en el cielo, epístola. No concuerda tan bien con el siguiente
sino a la asamblea de los fieles en la tierra. Los versículo, que parece ser un aviso para no hacerse
cristianos sobre la tierra, el mismo grupo de mor- reos de esta sangre; por esta razón, algunos pre-
tales creyentes a los que se dirige, son traslada- fieren entender el "mejor" en el sentido de la
dos fuera del mundo. eficacia: la sangre de Cristo es como la de Abel
No hay una mera diferencia de grado entre pero más eficaz (10:29). También puede decirse
el pueblo de la alianza primitiva y el de la nue- mejor porque la de Cristo, como Dios, habla desde
va ; las alianzas son de naturaleza diferente y si- el cielo, mientras que la de Abel clama desde la
tuadas en mundos diferentes. Los cristianos en la tierra.
tierra están ya celebrando, en su vida y en su M La amonestación explícita está estrechamen-
culto, una liturgia celestial en el cielo con los te relacionada con el versículo 24 y tiene presen-
106 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 12:26-27 I l'ISTOLA A LOS HEBREOS 12:28—13:1-2 107
si no escaparon aquellos que re- ra, en cambio, hace esta prome- AHÍ permanecerán ñrmes las in- rad que nuestro Dios es un fue-
chazaron al que promulgaba la sa: "Todavía una vez más, haré ronmovibles. 2 8 Por eso, ya que go devorador.
ley en la tierra, mucho menos yo estremecer no sólo la tierra recibimos un reino inconmovi- -\ ' ) Permanezca bien arraiga-
escaparemos nosotros, si nos vol- sino también el cielo". 27 Esta ble, tengamos la gracia. Por ella i ' ' da la caridad fraterna.
2
vemos del que la promulga des- frase "todavía una vez m á s " in- Hirvamos a Dios con reverencia No os olvidéis de la hospitali-
de los cielos. 2 6 Su voz hacía dica el cambio de las cosas que, y piedad para agradarle. 2 9 Mi- dad. Por ella, algunos hospe-
entonces temblar la tierra; aho- como creadas, se conmueven.
perfecciónala en el amor y congrégala desde los
te el versículo 19, donde el verbo traducido "pi- cuatro puntos cardinales, la santa, en tu Reino
dieron" es el mismo que se traduce "rechacéis" que has preparado para ella... Que venga la gra-
en este versículo. La mala gana de los israelitas cia (¿Cristo?) y que pase este mundo". El pasaje
en el Sinaí por oír a Dios que habla, recuerda al es muy interesante porque hace referencia al cul-
autor las pocas ganas de los hebreos por oír la to y contiene ecos claros del Padre nuestro (cf. en
voz divina. Los israelitas fueron castigados aun- el versículo 5 s). Los hebreos no gozan todavía de
que se hicieron sordos a una palabra de Dios que la posesión final del Reino y por tanto es necesa-
permanecía dentro de la esfera de la realidad 29 rio temer y temblar. El Dios que ahora habla
"terrena", pero ahora la cosa es mucho más seria, desde Sión es el mismo que habló desde el Sinaí,
porque Dios nos está hablando a nosotros los cris- Jn 3:12 y castigará inexorablemente a los que rechacen
tianos desde su casa celestial a la que ya perte- su oferta de salvación (2:3).
necemos. Probablemente se considera a Dios ha-
blándonos por medio de Jesús (1:2) cuando se
dice que habla desde el cielo. Amonestaciones finales — 13:1-17
26-27 En el Sinaí hubo un terremoto, pero la pro- Eci2:7 Aunque los temas que se t r a t a n en esta p a r t e
xima vez, que será la última, no temblará sólo la Anal son diversos, produciendo la impresión de
tierra sino también el cielo, es decir, también el que se trata de un apéndice, no hay duda de que
firmamento entero. Todo lo que ha sido hecho va nos encontramos ante la obra del mismo escri-
a desaparecer; se considera a la creación visible tor y que no podemos tener en cuenta la opinión
como algo temporal y una reproducción tempo- de algunos exegetas que h a n considerado el c a -
ral de las realidades eternas que serán las úni- pítulo como la obra de un escritor distinto,
cas que soportarán la catástrofe por venir. i-2 El llamamiento del escritor al amor fraternal
28 El "reino" es ya nuestro, como un don divino (philadelphia) y a la hospitalidad (philoxenia)
de la realidad celestial que nos viene por medio es un tributo y u n a acusación; un l l a m a m i e n t o
de Jesús. Por esto debemos ser agradecidos (me- de esta índole nos deja la impresión que el a m o r
jor que dar gracias) y alabar a Dios. Esta actitud y la hospitalidad son algo todavía vivo entre los
agradecida es un culto agradable a Dios. hebreos pero que no sobresale todo lo que debie-
Un pasaje de la Didajé se parece a este: "Re- ra. En la Iglesia primitiva estas dos cosas e r a n
cuerda, oh Dios, a tu Iglesia; líbrala de todo mal, señales y fuentes de unidad. El versículo 2 p u e d e
EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 13:3-5 I PISTOLA A LOS HEBREOS 13:6-9 109
108
daron a ángeles, sin saberlo. que sea sin mancilla. Dios juz- " Así que con toda confianza po- res. Ellos os predicaron la pa-
3
Acordaos de los presos, como gara a los fornicarios y adúlte- tli-mos decir: labra de Dios. Y, considerando
si estuvieseis en la cárcel con ros. 5 No haya avaricia en vues- "Mi auxilio es el Señor. No el final de su conducta, imitad
ellos; y de los maltratados, co- tras costumbres; contentaos con tendré miedo. su fe. 8 Jesucristo es el mismo
mo si estuvieseis en un cuerpo. lo que tenéis. El ha dicho: ¿Qué puede hacerme el hom- a y e r y hoy y por siempre jamás.
4
Tened todos en gran honor el "Jamás te dejaré, "re • 9
No os dejéis seducir por doc-
matrimonio; y el lecho conyugal, ni te abandonaré". 7
Acordaos de vuestros pasto- trinas nuevas y extrañas. Es me-
que se refiera a varias figuras del Antiguo Testa- Juei3
mentó pero probablemente señala a Abrahán. Se Tob5 " 12 su muerte fue de un modo especial un punto cul-
urge a los hebreos para que asistan a los que minante admirable de su vida de fe. Es claro que
están encadenados y son maltratados; deben ellos perseveraron viendo las cosas invisibles has-
hacer todo lo posible, con oraciones y obras, para ta el final. Incluso si no fueron mártires en el
aliviar la carga de los que sufren soportándola sentido que damos a esta palabra, fueron cierta-
3 juntamente con ellos. Esto es fácil porque tam- mente testigos firmes del mundo celestial. El v. 8
bién ellos están en cadenas y en sufrimientos contiene la más alentadora de todas las bellas
mientras que estén "en el cuerpo". Estas frases fórmulas de la epístola. Puede que el autor lo
más bien vagas no prueban que los hebreos estu- haya tomado de algún credo o determinación li-
vieran sometidos a una persecución sistemática túrgica, pero ha encontrado un lugar excelente
4-6 iniciada por la autoridad pública. Se unen los 1 Cor para colocarlo. Puesto que Cristo es eternamente
avisos contra la lujuria y la avaricia, como se \\\\ el mismo, la palabra de Dios a los hebreos no
hace a menudo en el Nuevo Testamento. Un hom- 1 fes se puede cambiar nunca. El mensaje que les pro-
bre debe desprenderse de las cadenas de estos , 4:.3;| clamaron sus superiores del pasado era en esen-
vicios si intenta romper seriamente con este s ski cia esta profesión de fe en Cristo. El era el objeto
mundo. La codicia de posesiones tiene un poder 117,6 de su fe, y por él murieron. Los hombres vienen
especial para apartar a los cristianos de la per- y van, pero Cristo permanece.
suasión de que Dios es su protector y de arrojar- " El hecho de que Cristo no cambia es también
se en las manos divinas. un aviso contra las doctrinas extrañas a la pala-
Los versículos 7-17 parpcen formar una uni- bra de Dios transmitida por los maestros primi-
dad literaria consciente comenzando con una alu- tivos. Los peligros que amenazan parecen encon-
sión a los superiores pasados (hegoumenoi) y trarse más en doctrinas que en prácticas, pero
terminando con una mención de los presentes. no está clara la naturaleza exacta de estas des-
Los superiores pasados predicaron la palabra de viaciones doctrinales. Parece poco probable que
Dios, los presentes parecen tener predominante- sea esto un aviso contra el volver a aceptar los
mente una responsabilidad pastoral. No hay nin- ritos sacrifícales del templo judío, o las otras for-
guna mención explícita de u n acto litúrgico, pero mas judías de culto. Un cristiano encontrará que
no faltan posibles alusiones a ello. su corazón se robustece con la gracia, es decir,
con los dones que Dios nos ha concedido en Cris-
7-8 Los superiores pasados están ahora muertos, y
110 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 13:10-11 EPÍSTOLA A LOS'HEBREOS 13:12-14 111
jor ir fortaleciendo el corazón un altar del que no tienen dere- rum por el sumo sacerdote co- al pueblo, padeció la muerte rue-
con la gracia que con los ali- cho a comer los que sirven en el rno sacrificio por el pecado, son ra de la ciudad. 1 3 Salgamos,
mentos, de los que ningún pro- tabernáculo. 11 Los cuerpos de quemados fuera del campamen- pues, a su encuentro fuera del
vecho sacaron quienes a ellos se los animales, cuya sangre es in- to. 1 2 Así también Jesús, para campamento. 14 Porque no tene-
atuvieron. 1 0 Nosotros tenemos troducida en el Sancta Sancto- santificar por su propia sangre mos aquí ciudad permanente, si-

to. No encontrará la fuerza en los "alimentos" que el "tabernáculo" se refiera al mundo y que los
son los medios básicamente inútiles y terrenos que le sirven son creyentes todavía demasiado
(9:10) que caracterizaban el sistema religioso del absorbidos y serviciales al cosmos del sentido y
Antiguo Testamento. Estas cosas eran sombras y de la materia. Para gozar de la "gracia" cristia-
figuras de la realidad que nos pertenece ahora na y participar verdaderamente de Cristo, el cre-
"en gracia". Parece que "alimentos" es un símbo- yente debe salir del mundo. Esta explicación tie-
lo de la inutilidad esencial de todos los medios ne la ventaja de dar al "tabernáculo" el mismo
ideados por los hombres para alcanzar la unión significado general que parece tener en toda la
con Dios. Los "alimentos" pertenecen al mundo epístola; se conforma además mejor con el signi-
visible del Sinaí, la "gracia" pertenece al univer- ficado señalado al "campamento" del versículo 13.
so invisible de Sión. n-14 Seguidamente el autor alude a una caracterís- Lv 16:27
10 Se discute aún más el sentido de este versícu- tica en conexión con el ritual expiatorio del An-
lo. El "altar" parece que no alude directamente tiguo Testamento. Su interés se centra en una
al altar visible eucarístico. Muchos creen que de- frase, "fuera del campamento", porque esto le re-
signa al mismo Cristo. En cualquier caso, ya se cuerda el hecho de que Jesús, cuando sufrió, lo
refiera o no directamente al mismo Cristo, nues- hizo "fuera de las puertas" de Jerusalén. No hay
tro altar, como nuestro sumo sacerdote y nues- ningún paralelo real porque, de modo distinto a
tro santuario, pertenece a la esfera en la que Cris- los sacrificios expiatorios a los que se hace refe-
to sufrió y desempeñó su oficio sacerdotal, es de- rencia, el sacrificio de Jesús que tenía por objeto
cir, al reino celestial. La mesa de la Ultima Cena, santificar al nuevo pueblo de Dios tuvo lugar to-
la cruz y el altar celestial son probablemente la talmente fuera del campamento. Se invita a los
misma cosa para el autor. cristianos a salir "fuera del campamento", a don-
¿Quiénes son los que "sirven en el tabernácu- de está Jesús, es decir, acercarse al altar celes-
lo"? Muchos toman las palabras como una pro- tial en el santuario celestial.
hibición contra el atender a las ceremonias en el El camino nos lleva, como llevó a Jesús, fuera
templo de los judíos. Presentamos las dificulta- de este mundo y a lo que el mundo llama des-
des que se ofrecían contra esta opinión sobre el honra. Esta explicación parece satisfactoria, es-
sentido de la epístola en la introducción. Aquí pecialmente a la vista de la estrecha conexión
basta señalar lo extraño que resulta que el autor con el versículo 14, que parece indicar que el
se refiera en este contexto al tabernáculo más campamento es igual que la ciudad que no es
que al templo. Parece mucho más probable que permanente y que la deshonra es la experiencia
112 EPÍSTOLA A LOS HEBREOS 13:15-19 I PISTOLA A LOS HEBREOS 13:20-25 113
22
no que tamos buscando la ciu- vuestras almas, como quienes c uanto antes me vea entre voso- Os ruego, hermanos, que
dad futura. 13 Por él ofrezcamos han de dar cuenta de las mis- iros. acojáis benévolamente este dis-
20
de continuo a Dios un sacrificio mas. Haced de modo que cum- El Dios de la paz (que sacó curso de exhortación. Cierto que
de alabanza, es decir, el tributo plan con alegría y sin lamenta- de entre los muertos al Pastor os lo mando con breves pala-
de los labios que van bendicien- ciones. De otro modo no se- de las ovejas), al grande, en san- bras. 2 3 Sabed que ha sido pues-
do su nombre. 1G No os olvidéis ría provechoso para vosotros, ure de alianza eterna, a nuestro to en libertad nuestro hermano
de la beneficencia y de la mutua ls
Orad por nosotros. Creemos Señor Jesús, 2 1 os disponga en Timoteo. Con él, si viene pronto,
asistencia. Dios se complace en tener conciencia recta, cuando lodo bien para cumplir su vo- iré a veros. 24 Saludad a todos
tales sacrificios. 17 Obedeced a queremos conducirnos bien en I untad. El lleve a cabo en noso- vuestros pastores y a todos los
vuestros pastores, y vivid some- todas las cosas. 19 Sobre todo, Iros lo que es de su agrado por fieles. Os saludan los de Italia.
tidos a ellos. Ellos velan por os ruego que lo hagáis para que Jesucristo a quien sea la gloria 2 3 La gracia sea con todos voso-
por los siglos de los siglos. Amén. tros. Amén.
ordinaria de aquellos cuyos corazones están pues-
tos en la ciudad invisible (11:10). La sangre san- Aunque el autor pide oraciones, pone comple-
tiñcadora que recibimos en la Eucaristía, nos da tamente en claro que no tiene ninguna duda so-
fuerzas para seguir a Jesús con valor ante la faz bre su doctrina, aunque quizás algunos no la en-
del mundo. cuentren de su agrado. Espera reunirse con los
15 La doctrina extraña representa una amenaza hebreos pronto (cf. v. 23).
para el culto verdadero o para la comprensión 20-21 Solamente aquí, en esta hermosa bendición, Jn
verdadera del culto cristiano como un sacrificio hay una alusión explícita a la resurrección de Je- Mt™'^
de alabanza; también origina que el creyente ol- sus, cuya exaltación celestial ha sido nombrada is63:ii
vide la amabilidad y caridad que fluyen del culto tan frecuentemente. En el v. 21 "a quien" se re-
y llevan a él. Hay cierta ligazón con Jn 4:23 s y 15, fiere probablemente al "Dios de la paz" más que
ya que los dos parecen hacer referencia a la a "Jesucristo".
Eucaristía. Al fin se conmina a los hebreos a que 22-25 El escritor pide que se le escuche favorable-
obedezcan a sus superiores presentes; la obedien- mente y casi parece excusarse por tratar temas
cia también está estrechamente relacionada con de tanta importancia con tan pocas palabras.
el culto. Aparece aquí de nuevo la perspectiva
del juicio, como lo hace el autor al final de las Timoteo no puede ser otro que el bien conocido
otras dos partes. compañero de Pablo. Es posible que "hubiera sido
puesto en libertad" de un encarcelamiento del
que no sabemos nada por otra fuente; pero el
CONCLUSIÓN griego puede también significar que ya ha par-
Heb 13:18-25 tido de su viaje. Este saludo a los superiores y
a todos los santos parece indicar que los hebreos
Las palabras finales del autor contienen una son un pequeño grupo dentro de una comunidad
petición de oraciones, una bendición, y los salu- cristiana local. Es imposible decir si los italianos
dos con los que de ordinario se termina una envían saludos desde algún lugar de Italia o del
carta. extranjero.
12 8
ABREVIATURAS

f
Abd — Abdías Job — Job
Ag — Ageo Jon — Jonás
Am — Amos Jos — Josué
Ap — Apocalipsis Jüe — Jueces
Bar — Baruc Lam — Lamentaciones
Cant — Cantar de los Cantares Le — Lucas
Col — Colosenses Lv — Levítico
Cor — Corintios MI — Malaquías
Cron — Crónicas Me — Marcos
Dan — Daniel Mcb — Macabeos
Dt — Deuteronomio Miq — Miqueas
Ecl — Eclesíastés Mt — Mateo
Eclo — Eclesiástico Nah — Nahúm
Ef — Ef esios Neh — Nehemías
Esd — Esdras Num — Números
Est — Ester Os — Oseas
Ex — Éxodo Pe — Pedro
Ez — Ezequiel Prov — Proverbios
Flm — Filemón Re — Reyes
Flp — Pilipenses Rm — Romanos
Gal — Gálatas Rt — Rut
Gen — Génesis Sab — Sabiduría
Hab — Habacuc Sal — Salmos
Heb — Hebreos Sam — Samuel
Act — Hechos de los Apóstoles Sant — Santiago
Is — Isaías Sof — Sofonías
Jds — Judas Tes — Tesalonicenses
Jdt — Judit Tim — Timoteo
Jer — Jeremías Tit — Tito
Jo — Joel Tob — Tobías
Jn — Juan Zac — Zacarías

12 8*
Pasajes de la Epístola a los Hebreos que se usan
en las Epístolas de la Misa

1:1-12 Tercera misa de Navi- 10 -.32-38 Santos Mario, Marta, Au-


dad difax, Abaco (19 de
4:16-5, 7 Misa votiva por la elec- enero)
ción del Sumo Pontí- Santos Proceso y Marti-
fice niano (2 de julio)
5:1-4 San Calixto (14 de octu- Santos Vidal y Agrícola
bre) (4 de noviembre)
5:1-6 Santo Tomás (29 de di- Común de los Mártires
ciembre) (Salus autem)
San Josafat (14 de no- 11:33-39 Santos Fabián y Sebas-
viembre) tián (20 de enero)
Misa votiva en la consa- Los cuarenta Santos Már-
gración de un obispo tires (10 de marzo)
7:23-27 San Dámaso (11 de di- Santa Sinforosa e hijos
ciembre) (18 de julio)
San León (3 de julio) Los Santos Macabeos
Santos Cirilo y Metodio (1 de agosto)
(7 de julio) Santos Tiburcio y Susa-
Común de un confesor na (11 de agosto)
(Sacerdotes) Los cuatro Mártires Co-
ronados (8 de noviem-
0:2-12 Sábado de las Cuatro bre)
Témporas de setiem- Santos Isaac Yogues y
bre compañeros (26 de se-
9:11-15 Domingo de Pasión tiembre)
Preciosísima Sangre 13:7-17 San Nicolás (6 de diciem-
(1 de julio) bre)
AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN

Introducción a Hebreos páginas 5-20.


1. Muestre que Hebreos termina como una carta aunque no comien-
za así. Compare los pasajes al principio y al final de esta carta
con los correspondientes de la epístola primera de San Juan.
¿Por qué es posible que la intención del autor fuera componer
un sermón para alguna fiesta y que en definitiva no pudo pro-
nunciar ante la comunidad a la que iba dirigida la carta?
2. ¿Por qué se escribió la carta a los Hebreos? ¿Por qué no es el
título una clave cierta para identificar la comunidad a la que
iba dirigida o el sentido de la epístola? ¿Se dan puntos de con-
tacto entre las ideas de Hebreos y los manuscritos de la comuni-
dad de Qumran? ¿Podía haber sido planeada para los Tera-
peutas?
3. "Hebreos debe su belleza especial en parte a la majestad y no-
bleza del tema que trata pero todavía más a la habilidad litera-
ria del escritor". Fundamente esta afirmación con ejemplos. ¿Por
qué razón se ha negado la paternidad literaria de la carta a Pa-
blo, Juan, Apolo y Bernabé?
4. ¿Cuándo y dónde se escribió la Epístola a los Hebreos? ¿Cómo la
recibió la Iglesia? ¿Cuál es su mensaje? ¿Cómo maneja su autor
el "escándalo de la cruz"? ¿Por qué la llama, y con razón, el
autor "Una palabra de exhortación?
5. ¿Cuál es la visión que el autor deseaba comunicar? Explique el
esquema que hemos hecho de la carta.
AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN 121

120 AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN 4. ¿Por qué son requeridos los hebreos a mirar a Jesús y contemplar
su fidelidad? Explique la metáfora del edificio usada en Hebreos
3:1-4. ¿Qué lecciones pueden sacarse del salmo invitatorio de mai-
II tines, el salmo 94?
5. Distinga entre los tres descansos bíblicos: a) Canaán después del
Prólogo, Cristo y los ángeles páginas 21-28. éxodo; b) el descanso del séptimo día; c) el descanso eterno de
1. El énfasis sobre la finalidad de la palabra de Dios hace que se Dios. ¿Cómo se relaciona el himno breve a la palabra de Dios con
relacionen el prólogo a los Hebreos y el del Evangelio de San el que termina esta primera parte (4:12-13) con los versículos con
Juan. Busque citas que prueben la verdad de esta afirmación y los que comienza la epístola?
analícelas.
2. Aunque la primitiva revelación de Dios sobre su Hijo era imper- IV
fecta, con todo era muy hermosa. Haga una lista de los pasajes
claves en los profetas mayores a los que se refiere el autor.
Cristo nuestro Sumo Sacerdote páginas 44-57.
3. Diga con sus propias palabras lo que puede saberse sobre Cristo 1. ¿Cómo intenta el autor de Hebreos mover a sus oyentes a cele-
deducido de otros pasajes de la Biblia como "heredero de todas brar la asamblea litúrgica con inteligencia y provecho? "La esen-
las cosas" (Sal 2:8; Jn 1:3) que "está sentado a la diestra de la cia de la vida cristiana está en el acercamiento a Dios del pueblo
Majestad en lo alto" (Sal 109,1; Sab7:26; Me 16:19; Coll:15). sacerdotal siguiendo al gran Sumo Sacerdote Jesús". Explíquelo.
4. Señale los versículos que hablan de Cristo entronizado sobre los
ángeles (1:5-14) y explique cómo emplea el autor el Antiguo Tes- 2. Muestre que se da una semejanza de pensamiento entre el "Nobis
tamento. quoque peccatoribus" y Hebreos 5:1-4.

5. ¿Por qué oscila la exhortación (2:1-4) entre las palabras de alien- 3. ¿Cuál es el derecho de Cristo al sacerdocio? ¿Qué ofrecimiento
to y las amenazas? Ponga algunos ejemplos de los Hechos de los sacerdotal hizo durante los días dé* su vida mortal? ¿Rogó para
Apóstoles que muestren cómo estos versículos son una ajustada librarse de la muerte? ¿Cómo oyó Dios su oración?
descripción de los años primitivos de la Iglesia de Jerusalén.
4. ¿Por qué se han mostrado los hebreos oyentes desanimados de la
palabra? ¿Cuáles son los tres pares de temas catequéticos? ¿Por
qué manda a sus lectores que mediten en cristo "nuestro Sumo
III Sacerdote"?

Hijo e hijos páginas 28-44. 5. ¿Por qué está el autor tan interesado en las infidelidades delibe-
radas y en el apartamiento secreto e interior de Cristo? ¿Por qué
1. Cite los versículos del salmo 8 que usó Cristo y San Pablo. ¿Por qué se cree que el salmo 33 fue empleado muy primitivamente en el
omitió el autor de Hebreos el versículo 7 c? Haga algunas citas rito bautismal? ¿Cómo pasaron a través del mundo los peregri-
de los tres libros del Nuevo Testamento en los que se dice que nos viejotestamentarios del absoluto? ¿En qué nota se cierra esta
los honores celestiales conferidos a Cristo resucitado y exaltado exhortación?
en su humanidad fueron el premio de sus sufrimientos y de su
muerte.

2. ¿Qué luz puede dar esta epístola al significado del término "dux V
vitae" que se aplica a Jesús en la secuencia de Pascua?
Melquisedec y Cristo sacerdote páginas 57-67.
3. ¿Por qué motivo se puede llamar a Cristo Sumo Sacerdote mise-
ricordioso y fiel? 1. ¿Qué detalles del retrato escriturístico de Melquisedec interewtn
al autor de Hebreos? ¿Cómo consigue que se produzca la lmprc
122 AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN

sión de majestad del rey de Salem? ¿Era imperfecto el sacerdocio AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN 123
levítico?
5. ¿Por qué la verdadera práctica del culto cristiano asegura la en-
2. ¿Por qué era Jesús sacerdote según el orden de Melquisedec máse trada final de la comunidad en el cielo? ¿Qué aviso se da al cris-
que según el de Aarón? ¿Sugieren las palabras del salmo 109 q" tiano que ultraja al Hijo de Dios y profana la sangre-alianza de
el nuevo "orden" aboliría el antiguo estatuto que regulaba el sis- Cristo?
tema hereditario sacerdotal?
3. ¿Por qué es Jesús el Sumo Sacerdote perfecto? ¿Qué puede hacer
Jesús por los hombres? ¿Por qué tiene que ser único un sacrificio
realmente perfecto?
Pruebas y héroes de la fe páginas 84-97.
4. Muestre que la obra de Cristo como Sumo Sacerdote en el san- 1. ¿Por qué recuerda el escritor a los hebreos la firme resistencia y
tuario celestial da efecto a la nueva alianza. ¿Cuál es la relación el vigor de la fe que tuvieron durante las pruebas primitivas? ¿Por
entre alianza y sacerdocio? qué necesitan los hebreos confianza y paciencia? ¿En qué sentido
5. Cite a Jeremías 31:31-34 y muestre cómo el autor de Hebreos ve se emplea la fe en estos versículos? Repita la definición comple-
que esta profecía se ha cumplido en la comunidad cristiana. Es- tamente práctica que se da del creyente en Hebreos 10:38-39.
tudie algunos pasajes sobresalientes del Nuevo Testamento: 2. ¿Cuál es la forma literaria de Hebreos 11? ¿Cuál es el argumento
Mt 11:27; Le22:20; Jn6:45; Rom5:5; 1 Cor 11:25; 2Cor3:3-6. a fortiori implícito en esta larga lista de héroes de la fe? "La fe
es una hypostasis de cosas que se esperan, un elenchos de cosas
invisibles". Explíquelo.
VI
3 ¿ Por qué no se mencionan a Adán y a Eva? Explique cómo son mo-
delos de fe Abel, Henoch, Noé, Abrahán y Moisés.
Cristo y el Camino páginas 67-84.
1. Explique los términos y muestre el significado que les da el autor 4. Estudie las lecciones de fe que pueden sacarse del Éxodo, el cruce
de Hebreos: santuario terreno, mesa de los panes, Santo de los del mar Rojo, la caída de Jericó. ¿Qué otros ejemplos de fe heroi-
Santos, altar del incienso, vara de Aarón, la vasija del maná, la ca se citan?
fiesta de la Expiación, Sede de la Misericordia. 5. "Nuestra vida es una vida de fe todavía, pero para nosotros las
2. ¿Cuál es el sentido del "primer tabernáculo" y de las ceremonias promesas se han cumplido de tal forma que nuestra vida de fe
que se ejecutaban en él? ¿Cuál es el sentido del "mayor y más debería ser mucho más fácil para nosotros que para los oyentes
perfecto tabernáculo, no hecho por manos humanas, no de esta del Antiguo Testamento". Explíquelo.
creación?
3. Señale las diferencias entre las alianzas antigua y nueva. ¿Por VIII
qué se tradujo la palabra hebrea para alianza (berith) por la grie-
ga (diatheke) que significa testamento? ¿Cómo es que la muerte La vida de fe páginas 97-113.
es un factor importante para la alianza y para el testamento?
1. ¿Cómo se mueve a los hebreos a que se animen con el ejemplo
4. Lea Éxodo 24, Levítico 14 y Números 19. ¿Qué alusiones a estos de los personajes cuya vida es un testimonio de las realidades
capítulos se pueden encontrar en Hebreos 10? ¿Por qué era la ley invisibles que la fe nos permite captar? ¿Por qué se les dice que
incapaz de perfeccionar al hombre que daba culto a Dios con ella? miren a Jesús? ¿Por qué se les dice que tienen que resistir toda-
¿Podemos considerar a la Eucaristía como un sacrificio que se vía hasta el derramamiento de su sangre?
puede clasificar dentro de los otros que tienen lugar en la tierra,
o es una realidad que tiene lugar en el cielo? 2. ¿Qué recomendaciones concretas da el autor a los hebreos? ¿Por
qué se les previene contra hombres como Esaú? ¿Es este pasaje
injustamente severo? ¿Cuál es el fin de estas palabras tan fuertes?
124 AYUDAS PARA EL REPASO Y TEMAS DE DISCUSIÓN

3. Señale la diferencia entre el Sinai terreno y Sión celestial. Mues-


tre que el juicio es el tema sobresaliente de este hermoso pasaje.
4. ¿Puede afirmarse que los cristianos en la tierra celebran, con su
vida y su culto, una liturgia celestial en el cielo con los ángeles
y los santos?
5. Resuma las amonestaciones finales de esta epístola. ¿ Qué alusiones
se hacen al altar, al ritual expiatorio en la antigua alianza, al sa-
crificio de alabanza, al juicio?

Más ayudas para la discusión y estudio del texto del Nuevo Testa-
mento, fácilmente se hallarán al preguntar las razones por las cuales
los pasajes de la Epístola a los Hebreos de la página 117 se usan
como lectura de las Misas en todos los días indicados.

También podría gustarte