Está en la página 1de 6

SISTEMA ACUÍFERO TRANSFRONTERIZO PANTANAL BOLIVIA – BRASIL

– PARAGUAY

Esta localizado en la cuenca hidrográfica del río Paraguay. El área del acuífero
aproximadamente 134.000km2 donde (102.000km2 en Brasil, 14.000km2 en
Bolivia, 18.000km2 en Paraguay); tiene una precipitación media de 1.000 a
1.500 mm y un clima mesotérmico. Posee una altitud de 100m a 200m.

Este sistema del acuífero pantanal reside en el mantenimiento del ecosistema


Pantanal, el más grande humedal del mundo.

El sistema es multi-capa, freático y está constituido por sedimentos tercio-


cuaternarios no consolidados y semi- consolidados. La dirección del flujo, es
hacia el río Paraguay, aproximadamente hacia SO desde el lado Brasilero y SE
desde el lado Boliviano y Paraguayo.

Por ser un acuífero freático, presenta gran vulnerabilidad a la contaminación, su


descarga es principalmente a través de la evaporación, este acuífero representa
un caso ideal para evaluar los impactos del cambio climático.

SISTEMA ACUÍFERO TRANSFRONTERIZO AGUA DULCE PARAGUAY –


BOLIVIA

Es parte de una cuenca hidrogeológica de Paraguay y Bolivia son de naturaleza


granular compuesto de areniscas rojas, masivas.

Paraguay lo califica como un acuífero de gran potencial hidrogeológico cuya


extensión rodea 30.000km2. Los datos obtenidos de los pozos del área indican
un caudal de 18m3/h y de 36m3/h.

Posee un clima tropical húmedo, una temperatura de ambiente que varía 18 a


26°C, precipitación media anual 1400- 1500mm, topográficamente se caracteriza
como llanura chaqueña.
SISTEMA ACUÍFERO TRANSFRONTERIZO OLLAGÜE - PASTOS
GRANDES BOLIVIA – CHILE

Se encuentra en la Cordillera Occidental al sudeste de Bolivia, departamento de


Potosí, limitado por el oeste con Chile. El área presenta características climáticas
áridas, con clima frio de alta montaña, las precipitaciones pluviales son menores
a 100mm/año. La cuenca se extiende por 4350km2 aproximadamente.

SISTEMA ACUÍFERO TRANSFRONTERIZO CONCORDIA/ESCRITOS –


CAPLINA PERÚ - CHILE

Comprende las cuencas del río Caplina y las quebradas de Palca, Vilavilani,
Caunani, Espíritus y Honda en el extremo de la costa sur del Perú y la quebrada
La Concordia en Chile. En Perú está ubicada a aproximadamente a 1.200km de
la ciudad de Lima. El área en las principales ciudades Tacna-Perú (900km2) y
Arica-Chile (700km2).

Geológicamente está constituido por depósitos aluviales, fluviales y coluviales,


es un acuífero de tipo libre. En Perú el acuífero varía de 121 a 493 m.

El sentido del flujo principal es de Noreste a Suroeste, su gradiente hidráulico


varía de 0.2 – 2.22%.

SISTEMA ACUÍFERO TRANSFRONTERIZO AQUIDAUANA-AQUIDABÁN

PARAGUAY-BRASIL

Ubicada en la cuenca hidrológica del Paraná, con una extensión aproximada de


27.000km2, de los cuales 14.600km2(Brasil) y 12.300km2(Paraguay) siguiendo
una dirección NE- SO, temperatura aproximada en verano de 32°C y en invierno
alrededor de 21°C, precipitación de 1000 a 1500mm, relieve aplanado a
suavemente ondulado entre 400 a 800m, con caudales medios extremadamente
variables entre 10 a 20°C m3/h/pozo.
ASPECTO HISTÓRICO Y EVOLUTIVO DE LAS IDEAS ACERCA DE LAS
AGUAS SUBTERRÁNEAS DESDE LOS TIEMPOS MÁS REMOTOS HASTA
EL NACIMIENTO DE LA CIENCIA HIDROGEOLÓGICA.

I. HISTORIA DE LAS IDEAS ACERCA DEL ORIGEN DE LAS AGUAS


SUBTERRÁNEAS HASTA LA APARICIÓN DE LA OBRA DE BERNARD
PALISSY

I. 1. Introducción

Se originó en las regiones secas de la China, dos mil años antes de la era
Cristiana, los alumbramientos de importantes caudales de aguas subterráneas
permitieron en extensas regiones el desarrollo y concentración de grandes
núcleos urbanos. Los chinos utilizaron un sistema de captación llamados posos
abiertos como los pozos perforados de pequeño diámetro de 50m de profundidad
que hoy conocemos como sondeo.

Según referencias existentes alcanzaron 1200m BOWMAN (6), e incluso los


1500m TOLMAN (21), estos pozos no siempre fueron realizados para alumbrar
aguas subterráneas, puesto que con ellos frecuentemente se buscaban
salmueras y gases.

Los “Kanats” eran sistemas de largas galerías de infiltración que drenaban las
rocas sedimentarias blandas, fáciles de escavar. Los “Kanats” más antiguas son
probablemente los de Irán.

TOLMAN cita en un libro un sistema de “Kanats”, contruida en Egipto hacia 500


(a.de C), regaban tierras fértil de unas 470.000Has, es decir un volumen anual
de unos 2.500 a 3.000 Hm3, equivalente a un caudal permanente de 90m3/s.

I. 2. Las ideas en la cultura griega

Los primeros escritos hacen referencia al origen de agua subterránea


corresponden a los griegos.

TALES DE MILETO (que vivió alrededor del año 650 a. de C.), opinaba en sus
escritos que los manantiales y los ríos eran alimentados por las aguas del
océano.
PLATON (427-347 a. de C.), en su diálogo titulado "Fedón", describe cómo todas
las aguas de la superficie de la tierra: mares, lagos, ríos y manantiales, proceden
de una enorme caverna, llamada "Tartarus".

ARISTOTELES (384- 322 a. de C.), discípulo de Platón, profundizó más que su


maestro el agua del mar podría llegar a perder su salinidad y aparecer en los
manantiales lo que le llevó a sospechar que el agua de los manantiales no debía
proceder probablemente del mar.

En su tratado titulado "Meteorologica" Aristóteles supone que probablemente las


aguas de lluvia en parte se infiltran en el suelo, En esta obra Aristóteles describe
ya su idea de que el agua, por efecto de los rayos del sol, se convierte en "aire",
el cual, cuando se enfría, se vuelve a convertir en agua y cae de nuevo a la tierra
en forma de lluvia.

I. 3. Las ideas en los tiempos de la cultura romana

Lucrecio y Plinio adoptaron en el mismo sentido que Tales o Platón la idea de


que el agua del mar era la fuente directa primordial que alimentaba a los grandes
manantiales.

LUCRECIO en el libro VI de su "De Rerum Natura" describe ya la idea de un


ciclo hidrológico en la naturaleza en el que el agua se evapora desde la superficie
de la tierra y del mar y a ellas torna en forma de precipitaciones. La cultura
romana dio una gran importancia al valor al agua.

VITRUVIO (s. I a. de C.) en sus libros describe sobre el agua. Cita además en
él, una lista de plantas "que sirven para indicar la presencia de agua en el suelo".

PLINIO el Viejo (23-79 d. de C.), cita también en sus escritos una serie de
plantas y procedimientos de la época para buscar aguas subterráneas.

CASIODORO ofrece también en sus escritos una larga lista de plantas


indicadoras de agua.
I. 4. Las ideas durante la Edad Media y hasta 1580

Durante toda la Edad Media todos los filósofos e intérpretes de las Sagradas
Escrituras al igual que casi todos los filósofos de la antigua Grecia pensaron que
el agua de los manantiales tenía su origen en el mar.

II. Las ideas de Bernard Palissy

Publico su obra majestuosa obra titulada "Discours admirable de la Nature des


Eaux et Fontaines" donde nos habla de teorías acerca del origen del agua
subterránea, que aparecen escritas en forma de un fascinante diálogo entre dos
personajes: "Teoría" y "Práctica".

Obra de Palissy, "Teoría" defiende, primero la hipótesis tradicional del agua


subterránea procedente del mar y después de la condensación.

Obra de Palissy, "Práctica" que el agua de lluvia empapa primero la superficie


del suelo, luego se infiltra y percola en profundidad hasta tropezar con una roca
impermeable, sobre la cual discurre hasta encontrar un desagüe y, finalmente,
descarga, dando origen a los manantiales, desde los que, a través de los ríos,
va a parar al mar.

III. Las ideas desde Palissy hasta los precursores de la hidrogeología


científica

Existieron una serie de ideas y pensamientos acerca del agua subterránea pero
a todo ello hoy en día tiene gran aportación a la investigación ya que con el
transcurrir de los tiempos se vieron actualizadas.

A ello tenemos a grandes científicos influyentes de los siglo XVII; es así como
el famoso astrónomo Alemán Johannes Kepler en sus primeros estudios no supo
decir más acerca del origen de las aguas subterráneas y lo comparo a la tierra
con un enorme animal que tragaba el agua del mar y la digería, siendo el agua
dulce de los manantiales el producto final de su metabolismo.

Consecuentemente a esa maravillosa imaginación tenemos a Kircher en su libro


"Mundus Subterraneum", publicado en 1664, donde señala que, los manantiales
serían los desagües naturales de unos grandes sistemas de cavernas que
existirían por debajo de todas las montañas de la tierra, las cuales conectarían
con el mar por medio de enormes conductos subterráneos.

Propio de la época tenemos contradicciones que se realizaban entre los físicos,


más formalizadas y proyectadas como es la del Padre Jesuita JEAN FRANCOIS
a su pupilo Descartes. En 1653, JEAN FRANCOIS público un famoso tratado de
hidrología titulado "La science des eaux que explique en quatre parties leur
formation, communication, mouvement et mélanges" , de considerable interés
por su claridad de ideas.

IV. Los precursores de la ciencia hidrogeológica

Varios son los reconocidos precursores de la Ciencia Hidrogeológica del siglo


XVII entre ellos tenemos a continuación, los más representativos a la
contribución del desarrollo de esta Ciencia.

Perrault, como puede hoy día comprobarse en uno de sus escritos, habló ya del
carácter influente y efluente de los ríos y del papel de embalse regulador que
juegan los terrenos impermeables próximos. En este sentido opinaba que el agua
de las lluvias pasaría primeramente y en su mayor parte a engrosar directamente
el caudal de los ríos, desde los que se infiltraría bajo sus cauces para formar las
aguas subterráneas, las cuales volvían a salir en forma de manantiales o por
medio de un lento rezume, alimentando los ríos en los períodos secos. Parece
ser que él no creyó en la posibilidad de que el agua de lluvia alcanzase por sí
sola directamente las partes profundas del suelo, sino a través de los cauces de
los ríos con ocasión de las crecidas, dando por ello una explicación un tanto
rebuscada al origen de los manantiales situados en cotas elevadas con respecto
a los cauces.

MARIOTTE, en su obra "Traité du mouvement des Eaux et des autres Corps


fluides" en dicha obra expone Mariotte que son de una claridad meridiana, no
ya sólo en lo que respecta a la infiltración profunda del agua sino también acerca
del ciclo hidrológico en general. La descripción que hace del proceso que
desencadena las lluvias y del hoy llamado fenómeno de coalescencia es
perfectamente correcta.