Está en la página 1de 2

Capítulo 1: Las Facultades Humanas.

En este capítulo se nos menciona que para primero empezar a hablar acerca de la
evaluación y el análisis de puestos, hay que reconocer cuales son las facultades
con las que contamos las distintas personas para ser capaces de realizar de una
manera adecuada dichas acciones y muchas más que nos topamos en la vida
cotidiana y que debemos hacerles frente como individuos y como especie, estas
facultades son las que nos diferencian de otros seres vivos con los que
compartimos el planeta y por las cuales las abordamos con este primer capítulo
del curso.
La primera facultad humana que se menciona es la del raciocinio: se trata de la
manera en que las personas pueden hilar distintos pensamientos en su cabeza
para resolver alguna problemática o satisfacer alguna necesidad de la manera
más adecuada sin que se afecten las prioridades de las personas involucradas y
de terceros o tratar de provocar el menor daño posible.
El sentido del tiempo se refiere a la capacidad de las personas de aprender de
experiencias pasadas y de acuerdo a los resultados tratar de pronosticar o
formular planes y teorías para cosas por venir en el futuro.
Fijación de una misión y de metas: con el sentido del tiempo presente en la vida
de las personas, nos podemos formular metas a realizar en distintos periodos de
tiempo y con las cuales podemos llegar a alcanzar gran felicidad al alcanzarlas o
al contrario frustrarnos si no se pueden realizar de la manera ideada, la fijación de
una misión y de metas son un pilar esencial para el curso de una empresa.
Las personas tenemos la capacidad de elección sobre nuestra toma de decisiones
de acuerdo a los elementos que se nos presenten en las situaciones en las que se
nos presentan en la vida cotidiana, con la toma de decisiones, también viene
consigo el libre albedrío el cual viene ligado al hacer uso de esa libertad de
elección.
El tomar decisiones también conlleva, la facultad humana de asumir la
responsabilidad de las consecuencias de dichas decisiones que vallamos tomando
a lo largo de nuestra vida.
Hablando de la vida, el tener la propia conciencia de que estamos vivos, es otra
facultad que tenemos los seres humanos.
La autocrítica es la facultad que tiene el ser humano de reconocer sus propias
fortalezas y sus debilidades, así como de analizar y juzgar la situación personal de
la propia persona en distintos campos en los que esta inmiscuida dicha persona.
A partir de dicha autocrítica el ser humano puede llegar la conclusión de que está
conforme con su situación actual o puede llegar a realizar alguna transformación
de sí mismo y de su medio circundante, es a causa de esta facultad, que la
humanidad ha realizado grandes progresos a lo largo de su historia como especie
al tratar de mejorar sus condiciones de vida.
La creatividad se refiere a la facultad humana de tener ideas y a partir de ellas
crear grandes y pequeñas cosas con el fin de innovar y de dar con estas
creaciones un aporte a la cultura y el progreso de unas personas o de la misma
humanidad.
La cultura humana abarca tres vertientes fundamentales: la ideológica, la
sociológica y la tecnológica. Cada una de ellas son puntos importantes que
conforman parte de lo que es la cultura actual.
El humano es un ser facultado y capaz de soltar alguna carcajada o alguna
lagrima por distintas situaciones que se nos presenten a nosotros mismos y a
otras personas también.
El amor es una de las principales facultades que posee el ser humano para poder
relacionarnos entre nosotros mismos, el procurar el bienestar de otras personas
en distintos aspectos, es algo que nos debe de caracterizar bien como especie.
La especie humana desarrollo la capacidad de realizar movimientos finos ligados a
una función mental que otros seres vivos no pueden realizar con tal detalle y
precisión como lo hacen las personas, un ejemplo de estos sería el tocar algún
instrumento musical o realizar alguna pieza de cerámica.
Los seres humanos tenemos hasta cierto punto un mayor control de nuestros
impulsos instintivos que los animales con los que compartimos el planeta.
Y la perseverancia es otra facultad humana ya que, podemos tomar una decisión y
a partir de ella tomar un camino constante con el fin de obtener los resultados de
la toma de esa decisión.