Está en la página 1de 12

PERFIL COMPETITIVO - SECTOR ENERGÍA FOTOVOLTAICA

PRESENTADO POR:

CRISTIAN ANDRÉS GARCÍA MAURICIO TEHERAN SANTIAGO MORALES G

PRESENTADO A:

PROFESORA GLADYS RINCON BERGMAN

INTELIGENCIA COMPETITIVA FACULTAD DE INGENIERÍA UNIVERSIDAD DEL VALLE SANTIAGO DE CALI - DIC 2013

Datos generales de la empresa: tamaño de la empresa, nivel de ventas, socios, calidad de los productos o servicios ofrecidos, entre otros. Características y actividades de la empresa. Empresas controladas por la organización. Productos y procesos. Patentes tecnológicas. Noticias sobre la organización Resultados financieros.

1. INTRODUCCIÓN

2. OBJETIVOS

2.1.

OBJETIVO GENERAL

 

Orientar la toma de decisiones estratégicas y competitivas en el sector de la energía solar fotovoltaica.

2.2.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 

Recopilar información relacionada con el sector de energía solar fotovoltaica que permita su posterior análisis

Analizar

la

información

recopilada para elaborar conclusiones y

recomendaciones para proyectos en el sector en términos estratégicos y

competitivos

 
 

3.

RECOPILACIÓN DE INFORMACIÓN

3.1.

METODOLOGÍA

Se realizó la revisión de información del sector de la energía fotovoltaica a partir de búsquedas en diferentes fuentes, entre ellas, institutos internacionales, enciclopedias libres, sitios web de empresas líderes, metabuscadoes, directorio económico de Yahoo, bases de datos de patentes (USPTO, Espacenet y Superintendencia de Industria y Comercio Colombia), entre otras fuentes como publicaciones de negocios, industriales, informes, blogs y periódicos.

La acotación temporal se realizó en los últimos trece años, incluido lo corrido del 2013. Las palabras clave utilizadas fueron energía fotovoltaica y photovoltaics.

3.2.1.

¿Qué es la energía solar fotovoltaica?

La energía solar fotovoltaica (FV) es un tipo de electricidad renovable obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica, o una deposición de metales sobre un sustrato llamado célula solar de película fina.

Este tipo de energía se usa para alimentar innumerables aparatos autónomos, para abastecer refugios o casas aisladas de la red eléctrica y para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución. Debido a la creciente demanda de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado considerablemente en los últimos años [1].

  • 3.2.2. Evolución de la energía fotovoltaica

La primera fecha a la que se debe apuntar cuando se quiere indagar en la historia de la fotovoltaica, es el año 1839, cuando Alexandre Edmund Bequerel (París, 1820- 1891), físico francés que entonces contaba apenas 19 años, descubrió el efecto fotovoltaico mientras experimentaba con una pila electrolítica.

A lo largo del siglo XIX se prosigue en la investigación del efecto fotovoltaico hasta que en 1877 de produce la primera célula fotovoltaica de selenio. Casi treinta años después, en 1904 Albert Einstein publica un artículo sobre el efecto fotovoltaico, junto con otro artículo sobre la teoría de la relatividad. Unos años después, cuando

recibe el Premio Nobel se destaca su “servicio a la Física Teórica y especialmente a su descubrimiento de la ley del efecto fotovoltaico”.

Habría que esperar luego hasta 1954 para que se creara la primera célula de silicio, a manos de los investigadores D.M. Chaplin, C.S. Fuller y G.L. Pearson, haciendo su presentación oficial en Washington ese mismo año. Un año más tarde, la industria americana recibe el encargo de producir equipos solares fotovoltaicos para aplicaciones espaciales. La empresa Hoffman Electronic produce ese año células de un 3% de rendimiento; apenas tres años después las produciría con un 8% de rendimiento. Finalmente, en 1958 se lanza el Vanguard I, primer satélite que se nutre de energía solar y que estaría operativo durante 8 años. Mientras tanto, la Unión Soviética da a conocer en la exposición universal de Bruselas sus células de tecnología de silicio.

Otros hitos marcan el desarrollo de la fotovoltaica en los siguientes años. En 1962 es lanzado el primer satélite comercial de telecomunicaciones, el Telstar, con una potencia instalada de 14W. En 1963 Japón instala un sistema de 242 W en un faro, el más grande hasta ese momento. Pero sólo un año más tarde, la nave espacial Nimbus se lanza al espacio con una instalación fotovoltaica de 470 W. El desarrollo en este ámbito sigue aumentando hasta que en 1973 el Skylab, primera estación espacial americana, lleva instalados consigo 20 kW de potencia en paneles fotovoltaicos. Ese mismo año, la producción de células a nivel mundial alcanza los 100 kW. Por fin, en 1975 las aplicaciones terrestres superan a las espaciales.

Así, en 1977 la producción de paneles en el mundo supera los 500 kW y, ya en 1980, ARCO Solar se convierte en la primera empresa que alcanza la fabricación industrial de 1 MW de módulos al año. Con la proliferación de empresas con capacidades de este tipo, en 1983 la producción mundial de paneles supera los 20 MW al año. En la década de los noventa esta producción sigue en aumento, hasta que en 1998 se alcanzan los 1.000 MW instalados en el planeta. En 2004, esa misma capacidad sería instalada en un solo año [2].

Entre los años 2001 y 2012 se ha producido un crecimiento exponencial de la producción de energía fotovoltaica, doblándose aproximadamente cada dos años. La potencia total fotovoltaica instalada en el mundo (conectada a red) ascendía a 7,6 GW en 2007, 16 GW en 2008, 23 GW en 2009, 40 GW in 2010 y 70 GW en

2011.

A finales de 2012, se habían instalado en todo el mundo más de 100 GW de potencia fotovoltaica. Gracias a ello la energía solar fotovoltaica es actualmente, después de las energías hidroeléctrica y eólica, la tercera fuente de energía renovable más importante en términos de capacidad instalada a nivel global [1].

  • 3.3. EL SECTOR DE LA ENERGÍA FOTOVOLTAICA

    • 3.3.1. Desarrollo histórico del mercado

Históricamente, los Estados Unidos lideraron la instalación de energía fotovoltaica desde sus inicios hasta 1997, cuando fueron alcanzados por Japón, que mantuvo el liderato hasta que Alemania la sobrepasó en 2005, manteniendo esa posición desde entonces. Actualmente Alemania es, junto a Italia, Japón, China y Estados Unidos, uno de los países donde la fotovoltaica está experimentando un crecimiento más vertiginoso [1].

La tecnología fotovoltaica ha crecido a tasas destacables en la última década incluso durante épocas de dificultades económicas- y está en camino a convertirse en la mayor fuente de generación de energía del mundo. Después del crecimiento histórico de 2011, el mercado mundial de energía fotovoltaica se estabilizó, con adiciones de capacidad en 2012 significativamente por encima de las alcanzadas en 2011.

Al final de 2009, la capacidad instalada mundial acumulada era alrededor de los 24 GW. Un año más tarde era de 40.7 GW y al final de 2011 era de 71.1 GW. En 2012 más de 100 GW son instalados mundialmente una cantidad capaz de producir al menos 110 TWh de electricidad cada año. Este volumen de energía es suficiente para cubrir las necesidades de energía de cerca de 30 millones de residentes europeos.

Europa mantiene el liderazgo mundial en términos de capacidad instalada acumulada, con más de 70 GW en 2012. Esto representa cerca del 70% de la capacidad acumulada mundial (comparada con el 75% de la capacidad mundial en

2011). Los siguientes en el escalafón son China (8.3 GW) y EEUU (7.8 GW), seguido por Japón (6.9 GW). Muchos de los mercados fuera de la Unión Europea en particular China, EEUU y Japón, y también Australia (2.4 GW) e India (1.2 GW) han direccionado solo una pequeña parte de su enorme potencial; varios países de grandes regiones soleadas como África, Oriente Medio, el Sudeste Asiático y América Latina están empezando su desarrollo. Incluso, la capacidad instalada acumulada instalada fuera de la Unión Europea alcanzó los 30 GW en 2012, demostrando el continuo balance entre Europa y el resto del mundo, y refleja de manera más cierta los patrones en consumo de electricidad [3].

2011). Los siguientes en el escalafón son China (8.3 GW) y EEUU (7.8 GW), seguido por

Figura 1. Evolución de la capacidad instalada acumulada de energía FV 2000-2012 (MW)

  • 3.3.2. La cadena de valor [4]

Antes de que un módulo solar pueda convertir la luz del sol en electricidad, debe someterse a un proceso de producción en varias fases. En primer lugar, debe extraerse el silicio de la arena, para luego fundirlo y darle forma de bloques, denominados lingotes, que, a su vez, se cortan en rodajas de unos pocos milímetros de grosor, las obleas. En el siguiente paso, las obleas se recubren a fin de producir células solares que después se unen para formar módulos solares (vea más en Anexo B).

Figura 2. Cadena de valor típica 3.3.3. Distribución de las compañías manufactureras [5] Manufactura de Células

Figura 2. Cadena de valor típica

  • 3.3.3. Distribución de las compañías manufactureras [5]

Manufactura de Células solares

Figura 2. Cadena de valor típica 3.3.3. Distribución de las compañías manufactureras [5] Manufactura de Células
(DEUTSCH) (CHINA) (JAPAN) (DEUTSCH) (CHINA) (CHINA) (JAPAN) (CHINA) (USA) (TAIWAN) (TAIWAN) (CHINA) (CHINA) (JAPAN) (CHINA)
(DEUTSCH)
(CHINA)
(JAPAN)
(DEUTSCH)
(CHINA)
(CHINA)
(JAPAN)
(CHINA)
(USA)
(TAIWAN)
(TAIWAN)
(CHINA)
(CHINA)
(JAPAN)
(CHINA)

Manufactura de Módulos solares

Manufactura de Módulos solares (DEUTSCH) (CHINA) (JAPAN) (CHINA) (JAPAN) (CHINA) (USA) (CHINA) (CHINA) (USA) (JAPAN) (CHINA)
(DEUTSCH) (CHINA) (JAPAN) (CHINA) (JAPAN) (CHINA) (USA) (CHINA) (CHINA) (USA) (JAPAN) (CHINA) (DEUTSCH) (CHINA) (DEUTSCH)
(DEUTSCH)
(CHINA)
(JAPAN)
(CHINA)
(JAPAN)
(CHINA)
(USA)
(CHINA)
(CHINA)
(USA)
(JAPAN)
(CHINA)
(DEUTSCH)
(CHINA)
(DEUTSCH)
  • 3.3.4. Distribución de las compañías investigadoras

Investigación en ‘photovoltaics’

   

No. of

 

Rank

Assignee

Patents

Activity Trend

1

EI Du Pont de Nemours and

1406

Accelerating activity between 1973 and

Co.

2013

2

Sanyo Electric Co. Ltd.

1336

Accelerating activity between 1980 and

2013

3

Canon Kabushiki Kaisha

1244

Accelerating activity between 1972 and

2013

4

Applied Materials, Inc.

970

Accelerating activity between 1998 and

2013

5

General Electric Co.

966

Accelerating activity between 1970 and

2013

6

Canon Inc.

672

Accelerating activity between 1972 and

2009

7

International Business

592

Accelerating activity between 1972 and

Machines Corp.

2013

8

The Regents of the University

473

Accelerating activity between 1980 and

of California

2013

9

Merck Patent GmbH

455

Accelerating activity between 1986 and

2013

10

Sharp Kabushiki Kaisha

424

Accelerating activity between 1985 and

2013

11

Semiconductor Energy

421

Accelerating activity between 1986 and

Laboratory Co. Ltd.

2013

12

UNIVERSAL DISPLAY Corp.

405

Accelerating activity between 2002 and

2013

13

First Solar, Inc.

381

Accelerating activity between 2007 and

2013

14

Mitsubishi Electric Corp.

368

Accelerating activity between 1981 and

2013

15

3M Innovative Properties Co.

362

Accelerating activity between 1999 and

2013

Tabla 1. Top 15 en investigación del tema 'Photovoltaics'. Fuente: Goldfire

De acuerdo a lo presentado anteriormente, se tomó como muestra de compañías líderes en el sector aquellas que tuvieron alta participación tanto en términos de manufactura de células como de investigación. Las compañías que seleccionadas fueron First Solar (ALE), Sanyo (JAP), Suntech Power (CHN), Du Pont de Nemours (EUA).

Para acceder a la información competitiva de cada una de estas compañías vea el

  • 4. ANÁLISIS, CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

5. ANEXOS

ANEXO A. INFORMACIÓN COMPETITIVA DE LAS COMPAÑÍAS LÍDERES ANEXO B. CADENA DE VALOR SISTEMAS DE ENERGÍA FOTOVOLTAICA [4]

Antes de que un módulo solar pueda convertir la luz del sol en electricidad, debe someterse a un proceso de producción en varias fases. En primer lugar, debe extraerse el silicio de la arena, para luego fundirlo y darle forma de bloques, denominados lingotes, que, a su vez, se cortan en rodajas de unos pocos milímetros de grosor, las obleas. En el siguiente paso, las obleas se recubren a fin de producir células solares que después se unen para formar módulos solares.

Figura 3. Cadena de valor típica 1ra etapa: Silicio Al ser el segundo elemento más frecuente

Figura 3. Cadena de valor típica

1ra etapa: Silicio

Al ser el segundo elemento más frecuente en la corteza terrestre, la disponibilidad de silicio es casi ilimitada. En la naturaleza existe exclusivamente como óxido, ya sea en forma de dióxido de silicio o como minerales que contienen silicio. Por ejemplo, la arena y el cuarzo están formados principalmente por dióxido de silicio. A escala industrial, el silicio elemental se produce mediante la reducción del dióxido de silicio con carbono en un horno a una temperatura aproximada de 2000 °C. Para la producción de células solares, el silicio sin procesar se debe purificar aún más a fin de convertirlo en silicio apto para aplicación solar.

2da etapa: Obleas solares

En el segundo paso del proceso, se crean las obleas solares a partir del silicio de calidad solar. En este punto, el silicio se funde a una temperatura superior a 1400 °C y se le da forma de bloques o lingotes. En la fundición se puede emplear el proceso monocristalino o el proceso policristalino. Cuando se fabrican obleas monocristalinas, sólo se extrae un cristal del silicio fundido. En el proceso policristalino, el silicio líquido fundido se solidifica y se forman miles de pequeños cristales en un bloque. Los bloques se dividen entonces en columnas con una sección transversal cuadrada a partir de la cual se cortan las finísimas obleas mediante cortadoras de hilo o láser.

3ra etapa: Células solares

Al mecanizar y recubrir su superficie, las obleas se convierten en células solares. En ese momento, las células ya poseen todas las propiedades técnicas necesarias para convertir la luz del sol en energía eléctrica. Constituyen el elemento básico de un módulo solar. Una célula solar consta de dos capas de silicio. En los puntos de contacto de ambas capas, se forma un campo eléctrico. Los procesos físicos desencadenados por la luz incidente provocan que la energía eléctrica fluya entre los contactos de metal que se han fijado a estas capas de silicio. Hoy en día, el grado medio de eficiencia de las células solares (es decir, su capacidad para convertir la energía solar en electricidad) es de aproximadamente el 18 %.

4ta etapa: Módulos solares

En el último paso del proceso, las células solares se combinan para formar módulos solares. Los módulos de energía solar son el producto final y están listos para la generación de energía solar. Se enmarcan y encapsulan para que sean resistentes a la intemperie. En los módulos, la luz del sol se convierte en energía eléctrica. Existe una distinción entre los módulos monocristalinos y los policristalinos. Los módulos fotovoltaicos fabricados con células solares monocristalinas son más eficientes, por lo que son especialmente adecuados cuando el espacio es limitado.

5ta etapa: Sistemas fotovoltaicos Los sistemas fotovoltaicos convierten el espectro electromagnético de la luz del sol

en corriente eléctrica. Los elementos básicos son las células solares que, a su vez, se combinan para formar módulos. El bombardeo de fotones procedente de la luz provoca la separación de las cargas positivas y negativas. Si se establece una conexión eléctricamente conductiva entre las zonas de carga, la electricidad fluirá. En función del tamaño y del tipo de sistema, los módulos solares individuales se

conectan en línea entre sí para formar las llamadas “cadenas”. Como resultado, los

voltajes de los módulos individuales se suman. Los módulos solares, por lo general, se montan en una subestructura que, idealmente, alinea los módulos con el sol de forma que se logre el rendimiento energético más elevado posible, o bien un rendimiento energético constante en el transcurso de un año. La subestructura también se puede diseñar para realizar un seguimiento del sol a fin de optimizar el rendimiento energético. Por medio de un inversor, la corriente continua generada se convierte en corriente alterna y, después, se vierte a la red eléctrica o se consume

directamente donde se ha producido.

6. BIBLIOGRAFÍA

[1]

Wikipedia, “Energía solar fotovoltaica - Wikipedia, La enciclopedia libre,” 2013. [Online].

Available: http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Energía_solar_fotovoltaica&oldid=71325387.

[Accessed: 13-Dec-2013].

[2] Asociación de la Industria Fotovoltaica de España, “Evolución Energía FV,” 2004. [Online]. Available: http://www.ecooo.es/37/8/Energ%C3%ADa-Solar/Evoluci%C3%B3n-Energ%C3%ADa- FV/. [Accessed: 14-Dec-2013].

[3]

European Photovoltaics Industry Association, “Global Market Outlook For Photovoltaics

2013-2017,”

2013.

[Online].

Available:

http://www.epia.org/index.php?eID=tx_nawsecuredl&u=0&file=/uploads/tx_epiapublications/GMO_2

013_-_Final_PDF_01.pdf&t=1387140625&hash=5f61ac3c6647b50e6578d8e95855823fb071349d.

[Accessed: 14-Dec-2013].

[4]

EU

ProSun,

“Cadena

de

valor

de

la

energía

solar.”

[Online].

Available:

http://www.prosun.org/es/ue-solar-sostenible/industria-solar-de-la-ue/cadena-de-valor-de-la-

energia-solar.html. [Accessed: 14-Dec-2013].

[5] Clean Energy Manufacturing System, “Overview of the Solar Energy Industry and Supply Chain,” 2011. [Online]. Available: http://www.thecemc.org/body/Solar-Overview-for-BGA-Final-Jan- 2011.pdf. [Accessed: 14-Dec-2013].