Está en la página 1de 16

FACULTAD DE INGENIERIA

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERIA CIVIL


TEMA: ACCESORIOS DE PUENTES
 Reticulares
 Cables
 Veredas- Baranda
 Apoyos
CURSO: INGENIERIA DE PUENTES
DOCENTE: ING. MIGUEL CHAN HEREDIA
INTEGRANTES:
 CASTILLO SEMINARIO, MILKA.
 PEÑA CÁCERES, JAIRO.

SEDE PIURA
2018
INTRODUCCION

Estamos acostumbrados a utilizar los puentes y en muy pocas ocasiones nos detenemos
ha admirarlos, por muy simple que sean cada uno de ellos es una mezcla de arte y
ciencia, todos son fruto de la creación de sus diseñadores y constructores.
Los puentes están compuestos por:
Accesorios, elementos sin función estructural pero vitales para garantizar el buen
funcionamiento del puente tales como superficie de rodamiento, barandas y juntas de
expansión.

OBJETIVO

 El objetivo principal del informe es inculcarnos todo sobre los


accesorios de puente.
JUSTIFICACION

 Pensamos que mediante el análisis detallado los accesorios


que posee un puente así como la indagación acerca de las
aplicaciones de estos, nos permitirá aclarar los conocimientos
previos a ellos.
IMPORTANCIA

 Es importante conocer todo lo referente a un puente ya que


es una estructura vital y se requiere de mucha experiencia y
conocimiento para poder realizarlo.
DEFINICIONES

RETICULARES (también conocida como estructura de barras): Está formada por un


conjunto de barras interconectadas y entrecruzadas unidas por medio
de nudos articulados o rígidos formando triángulos.
Se componen de elementos conectados (generalmente rectos) que soportan esfuerzos
de tracción, compresión o ambos para la acción de cargas dinámicas. Para propósitos de
análisis, pueden considerarse uniones articuladas para trabajar con fuerzas axiales.
Los reticulados pueden ser clasificados en tres categorías, según su posición respecto al
tablero de rodadura: de tablero superior, intermedio o de tablero inferior. La inspección
debe iniciarse observando la línea del sardinel o de la baranda para ver si hay
desalineamiento en los elementos tanto en el plano vertical como en el plano horizontal.
Cada miembro del reticulado debe ser inspeccionado, incluyendo lo siguiente:
• Observar el alineamiento del reticulado y su gradiente.
• Verificar en los aparatos de los apoyos extremos y en las placas de expansión, que
se asegure el libre movimiento.
• Comprobar que los elementos en compresión no estén torcidos.
• Observar si los arriostramientos han sido dañados por el tráfico, o tienen mal
comportamiento.
• Examinar la pintura y la extensión de la corrosión, principalmente alrededor de
pernos y cabezas de remaches.
• Comprobar si los pines de las conexiones están en su sitio.
• Verificar la existencia de pernos o remaches sueltos faltantes u oxidados.
• Examinar los cordones en tensión, para detectar fisuras, especialmente en las
conexiones.
• Observar si hay pérdida de sección por corrosión en el acero.
CABLES
Los cables son los elementos más importantes para resistir las cargas externas en la
estructura de un puente colgante. El cable puede presentar diversas configuraciones,
pero todas ellas se basan en el empleo de alambres delgados de alta resistencia.
En puentes colgantes de pequeña luz se emplea generalmente cordones o strands
individuales o en grupos de cordones paralelos. En puentes colgantes de mayor luz se
emplean cordones o strands trenzados formando cables o cables formados por
alambres paralelos.
Un cordón o strand está formado por una o más capas de alambre colocadas
helicoidalmente alrededor de un alambre central recto. Los alambres que forman el
cordón deben ser de acero al carbono galvanizado en caliente o por un proceso
electrolítico.

En la figura 2.1 se muestra un cordón galvanizado de 1” de diámetro, formado por 16


alambres.
De acuerdo a la norma ASTM A 603, el área de los alambres que forman el cordón incluye
el recubrimiento de zinc, por lo que las tensiones mínimas exigidas son aparentemente
menores que para los alambres sin galvanizar. El alambre del que se fabrica el cordón
debe tener una resistencia mínima en tracción de 1 520 MPa (220 ksi) y el cordón tiene
una resistencia mínima de rotura que aparece en la Tabla 1 de la norma ASTM A 586,
con un valor aproximado de 1 380 MPa (200 ksi).
El módulo mínimo de elasticidad del cordón preestirado aparece en la Tabla 6 de la
norma ASTM A 586, con un valor mínimo de 165 500 MPa (24 000 ksi) para cordones
hasta de 2‐9/16” de diámetro nominal y de 158 600 MPa (23 000 ksi) para cordones de
diámetro mayor.

En la figura 2.2 se observa uno de los cables del puente colgante sobre el rio Orinoco, donde se
puede observar también los flejes metálicos para mantener compactados los alambres del cable.
En la figura 2.3 se observa un cable de alambres paralelos del puente Minami Binan‐
Seto, entre Honshu y Shikoku en el Japón, con 1 100m de luz entre centros de torres;
cada uno de los dos cables tiene 34 417 alambres galvanizados lisos paralelos de 5mm
de diámetro, lo que hace un cable de un metro de diámetro. En la figura se ve una de
las abrazaderas para fijar las péndolas.

Protección contra la corrosión


Dado que los cables están a la intemperie, es necesario protegerlos contra la corrosión.
El procedimiento usualmente empleado es usar cordones fabricados con alambres
galvanizados ó alambres lisos galvanizados para cables de alambres paralelos.
El alambre galvanizado puede ser de tres clases, A ó B ó C, según el peso del
recubrimiento de zinc que se le ha colocado. Este peso del recubrimiento de zinc se
expresa en onzas por pie cuadrado de superficie del alambre sin recubrir. El
recubrimiento de clase B tiene el doble de peso que el de clase A y el recubrimiento de
clase C tiene el triple de peso que el de clase A.
Para alambres lisos de 5mm de diámetro, con un galvanizado de clase A, el peso del
recubrimiento de zinc es de 1 onza por pie cuadrado de superficie del alambre sin
recubrir. Para el galvanizado de clase B ó C el recubrimiento de zinc es de 2 ó 3 onzas
por pie cuadrado de superficie del alambre sin recubrir.
En los cordones de clase B ó C sólo los alambre exteriores del cordón tienen
recubrimiento de zinc de la clase B ó C, todos los alambres interiores tienen
recubrimiento de zinc de la clase A. En los casos de puentes de luces grandes con cables
formados por alambres paralelos, se emplean alambres galvanizados, y terminado el
proceso de construcción de los cables, como protección adicional se coloca usualmente
una capa de pintura anticorrosiva especial y se envuelve con alambre galvanizado
formando una hélice con alambres totalmente pegados, como se aprecia en la figura
2.4.

En esta figura se observa a la izquierda el cable de 47cm de diámetro que ya ha sido pintado y a la derecha la capa
de alambre galvanizado de 3,86mm de diámetro y la máquina que lo está colocando.
BARANDA: Sistema de contención longitudinal fijada al sistema de piso para evitar la
caída al vacío de los usuarios, vehículos, ciclistas y peatones, pueden ser de concreto o
de acero.
 BARANDA NO RIGIDA O FLEXIBLE: Una baranda no rígida es aquella constituida
por un sistema de poste y hoja que contiene a los vehículos absorbiendo energía
durante la deformación de la baranda y el vehículo en el impacto.
 BARANDA RIGIDA: Es aquella proyectada de manera que no tenga otro
movimiento más que la deformación elástica durante el impacto que involucra
al vehículo más que la deformación elástica durante el impacto que involucra al
vehículo de diseño. Esto incluye a las barandas de hormigón y a los sistemas de
postes y hojas que se comporten en forma rígida.
 BARANDA PEATONAL: Es definida como un sistema de postes y correderas que
contiene a los peatones. Pueden consistir en:
• Una serie de postes que sostienen un pasamanos superior debajo de la
cual algún sistema de elementos cierra el espacio hasta la vereda de
manera de contener al peatón.
• Una serie de postes que sostienen un pasamanos superior debajo de las
barras verticales convenientemente espaciadas y ancladas en su parte
superior e inferior cierran el espacio entre el pasamanos y la vereda.

 BARANDA VEHICULAR Y PEATONAL: Debe satisfacer los requerimientos para las


barandas peatonales con una porción inferior que cumpla con las exigencias para
la contención vehicular. Debe ser utilizada en el borde exterior de una vereda
cuando el cordón es la única separación entre la vereda y la calzada.
APOYOS
 APOYO DE EXPANSIÓN: Permite
que la estructura rote y se
traslade en el sentido longitudinal,
puede ser de placa, de neopreno,
de nódulo o balancín.

 APOYO FIJO: Restringe la traslación y permite únicamente la rotación de la


estructura.
 APOYO RIGIDO O EMPOTRADO: Los apoyos rigidos restriguen todos los
movimientos de traslación y rotación.

Los apoyos metálicos pueden volverse inoperativos debido a corrosión, acumulación de


escombros, u otras interferencias. Apoyos congelados pueden generar flexiones,
ondulamientos y alineamiento inapropiado de miembros.
Otro tipos de daños son pérdidas de seguros, rotura de soldadura, corrosión en la
superficie deslizante. Los daños en placas de apoyos elastoméricos son: excesivo
abultamiento, rompimiento o desgarramiento, corte y falla por corrimiento.
Los aparatos de apoyo, sean fijos o móviles, deben ser examinados para asegurar que
funcionen debidamente. El mal comportamiento de los apoyos puede ser causa de
movimiento de pilares o estribos.
Si existe este tipo de problema debe efectuarse la siguiente inspección:

• Observar si los pernos de anclaje están dañados o si las tuercas necesitan ajuste.
• Verificar si los elementos de expansión permiten el movimiento de acuerdo a su
diseño.
• Verificar si hay suciedad o escombros alrededor de los aparatos de apoyo.
• Observar si hay exceso de deformación o rotura en las placas de neopreno.
• Observar los rodillos y su condición de apoyo móvil.
• Los aparatos de apoyo pueden sufrir daños por causa del tráfico pesado, por
suciedad acumulada. Si se advierte un mal funcionamiento, debe notificarse de
inmediato.
ESQUEMAS – FORMULAS