Está en la página 1de 2

Disco 7/28/09 12:02 AM Page 2

MÚSICA
Lima, 2009.

El Bardo de Junín y Ayacucho Enrique Iturriaga,


creador de la épica
Sinfonía Junín y
Ayacucho.

Genio y origen de Enrique


Iturriaga, autor de una de
las piezas fundamentales de
la música clásica en el Perú.
Entrevista:
JUAN CARLOS ESTENSSORO*

–¿Cuándo comenzó su contacto con la


música?
–A los cuatro años. Me interesaba el
piano porque todo el mundo tocaba. Mi
padre, que inventaba valses vieneses, me
decía: a ver, haz una marcha de soldadi-
tos. Yo no alcanzaba siquiera las teclas. El
piano era mi juguete, poco a poco fui do-
minándolo. Cuando llegué para estudiar,
Lily Rosay le preguntó a mi mamá: ¿Qué
cosas puede tocar el jovencito? El jovenci-
to puede tocar la Rapsodia húngara no 2
de Liszt. De oído pero completa. Todita.
Hasta ahora recuerdo la cara de Rosay,
entre asombro y muerta de risa.
–¿Cómo llegó a la composición?
–Yo siempre improvisaba. Era una
cosa manual, pianística. Luego ni me
acordaba hasta que empecé a leer y es-
cribir música, Andrés Sas me enseñaba.
–Pero la academia Sas-Rosay no brin-
daba una formación profesional.
–Justamente. Recién a los 27 me di-
je realmente quiero componer. Pasé con
Rodolfo Holzmann. El primer día, le
mostré las cositas que había hecho, pe-
ro cuando salí volví a nacer. Ese día y a
esa hora. Acababa de descubrir lo que
era la composición. Lo anterior era un
juego. Luego, él me dijo: Economista o
músico pero las dos cosas no. No puedo
enseñarle a alguien para que se divierta
FOTO: VÍCTOR CH. VARGAS

con la música. ¿Quiere ser compositor?


Han abierto el conservatorio. Entre.
–¿Tuvo dudas?
–Jamás.
–¿Su familia lo apoyó?
–Mi papá sí, fue el único. Mi mamá
Lima, 1948. El maestro Iturriaga al piano, cuando ya no. Cuando yo tenía ya cincuenta años,
impregnaba de sabor peruano sus composiciones. le preguntó una amiga. ¿Dónde traba-
ja Enrique? Le contestó: No sé. ¡Yo era
“Arguedas me escribió en
FOTO: VÍCTOR CH. VARGAS

entonces el director del Conservatorio!


–En 1946 por primera vez se abría una for-
una carta: eres el tipo de mación profesional de composición en el Perú.
músico peruano que yo * Historiador y musicólogo. Doctor en Historia por la
Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París.
quería que existiera”. Actualmente catedrático de la Universidad de Lille.
Disco 7/28/09 12:03 AM Page 6

Un Regalo Épico
desarrollo más notable en EE.UU., de
la mano de Harth-Bedoya, hasta con-
vertirla en una de las más prestigiosas
de ese país, tal como la crítica expresa
de manera cada vez más unánime.
Desde hace un par de años él com-
bina su trabajo como director de or-
Para el lector melómano, CARETAS entrega obra cumbre de Enrique Iturriaga.
questa viajando por todo el mundo,
con el proyecto de edición y
publicación de la obra
académica de nuestros
La sinfonía
compositores, pues el
estado físico en que se
de Iturriaga llega
conservan estas par- en inmejorable
tituras pone en peli-
gro no solo la posibili- versión de
dad de ser incluidas en
el repertorio de cualquier
Harth-Bedoya.
orquesta mundial, sino ade-
más su existencia misma, pues en
muchos casos se trata de obras de las
que no existe más que un ejemplar
manuscrito.
Recientemente la obra completa
del maestro Iturriaga ha sido publica-
da por Filarmonika, la casa editora
que preside Harth-Bedoya. Como par-
te de este feliz propósito fue posible in- de su Sinfonía por la Orquesta Nacio- ante la grandeza del tema final que te-
vitar al maestro Iturriaga a Fort nal de España, un suceso histórico jido con el Himno Nacional, anuncia el
Worth, Texas, al estreno de su Sinfo- inestimable, pues esta obra conmemo- nacimiento de un nuevo tiempo para
nía en un país que no fuera el Perú, ra justamente el retiro de las tropas los peruanos. La Sinfonía adquiere en-
suceso que ocurrió en octubre del año ibéricas y la posibilidad de iniciar una tonces la cúspide que corona todos sus
pasado y del que se hizo una graba- vida republicana independiente. movimientos precedentes, y entrega a
ción en vivo, que es la que presenta El cuarto movimiento de esta sinfo- los oyentes un entusiasmo que conta-
CARETAS en esta edición. Y esta invi- nía representa el espíritu celebratorio gia el sueño de construir un país fra-
tación pudo repetirse en abril de este de la Independencia, donde la épica terno sobre las bases de su mestizaje y
año, cuando don Enrique viajó invita- narrativa de las batallas que aparece su antigua historia. Tal vez el arte ha-
do esta vez a Madrid, para la ejecución en los movimientos anteriores, cede ga lo que la política imagina. ■

Interpretada por la Orquesta de Fort Worth, de Texas, bajo la batuta del peruano Miguel Harth Bedoya,
CARETAS ofrece un inmejorable regalo patrio: la Sinfonía Junín y Ayacucho: 1824, del compositor
Enrique Iturriaga. La obra, de corte épico y con tintes del Himno Nacional, sería la indicada para ganar
en 1971 el concurso musical organizado a nivel nacional para conmemorar el Sesquicentenario de las
Batallas de Junín y Ayacucho. Alejada de los oyentes durante muchos años por falta de difusión, ahora
Batalla de Junín que inspirara el trabajo de Enrique Iturriaga, uno de los más destacados representantes de la música académica en el Perú. CARETAS pone esta sinfonía al alcance de sus lectores.

68 CARETAS / JULIO 30, 2009 CARETAS / JULIO 30, 2009 69

También podría gustarte