Está en la página 1de 7

www.iberoasia.

org

Wahaha contra Danone: lucha entre un gigante de las bebidas local y una
multinacional

Por Pablo Vinageras, asociado de Garrigues.


Enero de 2008

Con el enorme desarrollo económico de la República Popular China (China) en los


últimos 20 años, la actitud de las empresas chinas frente a sus socios extranjeros ha
ido cambiando gradualmente. Aunque la inversión extranjera desempeña un papel
importante en la economía global china, el tratamiento preferente que recibían del
Gobierno en el pasado ha desaparecido para determinado tipo de inversiones. La
lucha entre Wahaha y Danone, que dio comienzo en el mes de abril de 2007, refleja
con exactitud los sutiles cambios y, en consecuencia, ha atraído una gran atención
tanto pública como de los medios de comunicación chinos.

I. Antecedentes

Hanghzou Wahaha Group Co, Ltd (Wahaha) es uno de los principales productores de
bebidas de China. La sociedad tiene más de 40 filiales que cubren 16 provincias o
ciudades y cuenta con aproximadamente 10.000 empleados y un activo total de 4,4
billones de renminbi. 1 El Presidente y director general de Wahaha fue hasta junio de
2007 su fundador, Zong Qinghou.2

Groupe Danone, S.A. (Danone), uno de los principales productores de bebidas y


alimentación del mundo, entró en el mercado chino a finales de los años 80.

1
Fundada en 1987 Hangzhou Wahaha Group Co. Ltd., fue inicialmente una sociedad estatal administrada por el
Gobierno del Distrito de Shangcheng Hangzhou y dirigida desde sus comienzos por el Sr. Zong. Desde el
principio, la sociedad “Wahaha Nutritional Food Factory” tuvo un gran éxito al comercializar un líquido que
combinaba alimentos naturales junto con un efecto medicinal que aumentaba el apetito de los niños, el cual hizo
ganar a la compañía más de 100 millones de renminbi en menos de tres años. En 1991, Wahaha Nutritional Food
Factory se fusiona con “Hangzhou Canning Food Factory”, creándose “Hangzou Wahaha Group Corporation”.
En 1994 se fusiona con tres sociedades de Fulin, comenzando así su expansión en el oeste de China. En la
actualidad, se trata de la empresa más grande de la industria productora de bebidas de China produciendo el
15,6% del mercado chino productor de bebidas.(http://www.wahaha.com.cn/aboutus/today/)
(http://www.chinabusinessreview.com/public/0409/company_profile.html)
2
Zong, de 62 años, comenzó en 1987 vendiendo gaseosas y hielo raspado en una bicicleta. Fundó su primera
empresa junto con dos amigos con un préstamo de 100.000 renminbi, mediante la cual vendían helados baratos.
La Sociedad fue creciendo hasta convertirse en una gran empresa productora de bebidas y alimentos. Zong es
considerado un personaje muy popular después de crear la marca Wahaha (que significa “niño sonriente”), una
marca verdaderamente nacional.

1
www.iberoasia.org

El 28 de marzo de 1996, Wahaha, Danone y Peregrine (banco de inversión de Hong


Kong) suscribieron un acuerdo de joint venture (el Acuerdo de JV) formando
inicialmente 5 joint ventures, siendo la sociedad principal denominada “Hangzhou
Wahaha Food Co, Ltd.” (la JV). En 2007, el Acuerdo de JV de manera conjunta
comprende 39 joint ventures (las JV) y contempla una inversión de capital de 131
millones de dólares.

Wahaha, representada por Zong Qinghou, ostentaba el 49% de las acciones de las
JV, de las cuales un 10% eran propiedad de los empleados del grupo chino. El 51%
restante pertenecía a las empresas extranjeras, las cuales decidieron invertir 70
millones de dólares a través de una sociedad domiciliada en Singapur denominada
Jin Jia Investments (Jinjia).

Desde el punto de vista de Wahaha, ellos eran quienes debían controlar las JV por
ser quienes más porcentaje aglutinaban, puesto que aunque Jinjia abarcara el 51%
de las acciones, sólo un 25,5% pertenecía a Danone y un 25,5% a Peregrine.

Durante la crisis financiera asiática de finales de los años 90, Peregrine abandonó las
JV adquiriendo Danone su participación en las mismas y pasando a tener, por tanto,
el 51% de las acciones. Fruto de la referida adquisición ganaron el control del órgano
de administración, aunque el día a día de la Sociedad seguiría siendo controlado por
Zong.

No obstante, aunque la toma de participación de Danone hasta el 51% de las


acciones se produjo dentro del marco legal aplicable, la misma no necesariamente
contaba con el visto bueno de Zong quien entendemos consideraba la referida toma
de participación como un desengaño a los acuerdos originalmente pactados y, en
consecuencia, dando inicio a la problemática entre las partes que exponemos a
continuación.

II. Principales desacuerdos: “El problema de la Marca” y los “Negocios No


Realizados por la JV”

El Acuerdo de JV establecía un derecho de exclusividad sobre los derechos de


producción, distribución y venta de los productos bajo la marca Wahaha (la Marca).
En este sentido, Wahaha debía transmitir la titularidad de la Marca a las JV por una
contraprestación de 100 millones de renminbi, contraprestación que Danone declara
haber efectuado.3

No obstante, la transferencia de la marca fue rechazada por el organismo


competente, no autorizando el traspaso basándose en que Wahaha era una marca

3
Shanghai Daily, 15 de abril de 2007.

“Danone loses Wahaha trade mark arbitration”, Weekly News, 10 de diciembre de 2007.

2
www.iberoasia.org

de reconocido prestigio que pertenecía a una sociedad estatal y, por tanto, el Grupo
Wahaha no tenía derecho a transferirla a una compañía privada. En lugar de terminar
en aquel momento con la JV, proponer nuevas opciones y volver a empezar, se optó
por camuflar la negativa de la autoridad conviniendo un contrato privado de
exclusividad de la Marca en mayo de 1999, cuya validez es defendida por Danone en
la actualidad.4

Como la finalidad de este acuerdo era ser equivalente a la venta denegada de la


marca, y la autoridad que debía aprobar el acuerdo era la misma que había
rechazado su propuesta original, los socios temían volver a ser retrasados de tal
modo que optaron por presentar para su aprobación un acuerdo abreviado. Este fue
aceptado, pero los responsables nunca vieron los auténticos términos del pacto.

De conformidad con la ley de marcas china y sus reglamentos de desarrollo, la


transmisión de una marca debe ser aprobada y ratificada por la Oficina de Marcas en
un plazo de treinta días a partir de la recepción de la documentación de la solicitud y
el solicitante tiene derecho a recurrir caso de no obtener la aprobación. Sin embargo,
ni Wahaha ni la JV recibieron ninguna aprobación o notificación de desaprobación de
la Oficina de Marcas con respecto a la transmisión de la marca hasta 11 años
después, en junio de 2007, cuando la Oficina de Marcas declaró que no aprobaba la
transmisión objeto de la solicitud de conformidad con distintas disposiciones
referentes a marcas de empresas.

Danone cuestiona la validez de la desaprobación de la Oficina de Marcas y decide en


agosto de 2007 interponer una demanda por considerar que la Oficina de Marcas no
había respetado los procedimientos legales. Sin embargo, el 7 de noviembre de 2007
Danone informa a través del diario oficial “Shanghai Daily” que decide retirar la
demanda.5

En la práctica, toda la controversia acerca de la titularidad de la Marca viene porque


en los años posteriores al Acuerdo de JV, Zong puso en marcha una serie de
negocios bajo la marca Wahaha sin la participación de Danone y sin su permiso (los
“Negocios No Realizados por la JV”), a pesar de que, como acabamos de ver, la
Marca se suponía que era uno de los activos de las JV. Estas nuevas compañías
pertenecían en parte al grupo Wahaha y en parte a una sociedad establecida en las
Islas Vírgenes controlada por la mujer y la hija de Zong pero ni Danone ni las JV
recibían beneficio de estas nuevas empresas, de las que la multinacional francesa no
tuvo noticia hasta 2005.

En 2006, el activo total de los Negocios No Realizados por la JV ascendía a

4
“Danone denied in Wahaha ruling”, Lionel Laurent, Forbes, 11 de diciembre de 2007. (www.forbes.com)
5
“Danone retira su demanda contra la oficina china de marcas registradas”, El Economista, 7 de noviembre de
2007. (www.eleconomista.es)

3
www.iberoasia.org

aproximadamente 5.600 millones de renminbi, con un beneficio anual de


aproximadamente 1.040 millones de renminbi.6

La creación de nuevas empresas violaba tanto el acuerdo de exclusividad como el


mismo de la JV y comenzó entonces el cruce de acusaciones.

En diversas ocasiones Danone intentó comprar a Zong el 51% de los Negocios No


Realizados por la JV y en diciembre de 2006, parece ser que se firmó un acuerdo
entre las dos partes que autorizaba a Danone a adquirir el mencionado 51%, acuerdo
del que pronto se arrepintió Zong.7

En abril de 2007, Danone volvió a ofrecer 4.000 millones de renminbi por la


adquisición del 51% de las acciones de los Negocios No Realizados por la JV, siendo
rechazada nuevamente la oferta por Zong.

Tras los infructuosos intentos de dar una solución amistosa al problema, comenzó la
batalla legal más dura entre una empresa china y una extranjera durante 2007, cuyos
principales puntos detallamos a continuación.

III. La batalla legal

El 9 de mayo de 2007, Danone planteó el conflicto ante el Instituto de Arbitraje de la


Cámara de Comercio de Estocolmo (SCC por sus siglas en inglés), ya que así lo
requerían los varios acuerdos originales de constitución de JV8. Los acusados eran el
grupo Wahaha, algunas empresas de nueva creación y el mismo Zong. De
conformidad con determinadas fuentes (tales como, “The Wall Street Journal”), el
laudo da la razón a Danone y obliga a la incorporación de las nuevas empresas a la
JV ordenando a Zong a que respete los acuerdos tanto de exclusividad como de
constitución.9

El 4 de junio de 2007, Danone presenta demanda en la Corte Arbitral Estatal de


California. Los primeros acusados son Ever Maple Trading, una compañía asentada
en las Islas Vírgenes británicas con oficina en California, la mujer y la hija de Zong,
aparentemente propietaria de la empresa, y la sociedad Hangzhou Hongsheng
6
(http://en.wikipedia.org/wiki/Wahaha).
7
Hacemos notar que nos ha sido difícil corroborar si el mencionado acuerdo llegó finalmente a firmarse, puesto
que de las fuentes consultadas no hemos encontrado un argumento común. En ocasiones se afirma que el
acuerdo se llegó a firmar y en otras, que fue una mera tentativa.
8
“Groupe Danone Media Statement concerning the Dispute over confirmation of Effectiveness of the Arbirtration
Clauses in Hangzhou” Press Release, 12 de diciembre de 2007. (www.danone.com)
9
Durante la realización de este artículo nos pusimos en contacto con la SCC, la cual nos comunicó que el
contenido de los laudos dictados por la SCC son estrictamente confidenciales y no es posible acceder al
contenido del mismo, a no ser que las partes expresamente te concedan la información. En este sentido, hacemos
notar que no hemos tenido acceso directo al contenido de los laudos arbitrales aquí citados, por lo que la
información obtenida al respecto difiere en ocasiones dependiendo de la fuente a la que hemos accedido.

4
www.iberoasia.org

Beverage Co Ltd.

Danone alega que las empresas Hangzhou Wahaha Food y Beverage Sales Co Ltd.
venden de manera ilegal los mismos productos que aquellos que comercializan a
través de las empresas conjuntas y utilizan de manera ilegal los distribuidores y
proveedores de las referidas joint ventures.10

En este sentido, Danone solicita que se ordene a estas compañías poner fin al uso de
la Marca en China así como que dejen de vender productos que compitan con la JV.
Dos días después de que se presentara la demanda ante la Corte Arbitral Estatal de
California, Zong dimite a su cargo de Presidente de las JV.11

En junio de 2007, Wahaha lanza su contraataque acudiendo al Comité de Arbitraje de


Hangzhou, estableciendo que el Acuerdo de JV con Danone, en particular la
transferencia de la Marca, nunca fue aprobado por las autoridades de marcas chinas
y que, por lo tanto, la transmisión de la marca resulta inválida ya que nunca había
estado bajo el control de las JV. En consecuencia, el correspondiente acuerdo de
transferencia debía ser resuelto.

En esta ocasión, el Comité de Arbitraje de Hangzhou da la razón a Wahaha


declarando que el acuerdo de transferencia es nulo y reconociendo a Wahaha como
propietaria de la Marca. Danone ha apelado el veredicto el cual calificó de “ilegal e
incorrecto” y se ampara en la vigencia del acuerdo de licencia suscrito en 1999.12

En julio de 2007 el Grupo Wahaha amenaza con tomar acción contra algunos
directivos de Danone por entender que no han cumplido la legalidad de China al estar
presentes en el órgano de administración de empresas que compiten en el mismo
sector. Wahaha también hace público que se plantea la posibilidad de demandar a
Danone por incumplir el acuerdo de constitución de la JV al adquirir considerables
participaciones de muchos competidores.

Por otra parte, Danone interpone demandas contra 10 empresas supuestamente


vinculadas a Wahaha en las Islas Vírgenes británicas y en Samoa. Como
consecuencia de lo anterior, el 9 de noviembre 2007 el Alto Tribunal de las Islas
Vírgenes manda la administración judicial de ocho sociedades y congela sus activos.
En el mismo mes, el Alto Tribunal de Samoa establece la administración judicial de
las otras dos empresas, Mega Source Investments Ltd y Honour Bright Investments

10
«Danone a engagé une action judiciaire pour concurrente déloyale» Press Release, 4 de junio de 2007.
(www.danone.com) y (http://en.wikipedia.org/wiki/Wahaha)
11
“El aguacero chino de Danone”, José Reinoso, El País, 24 de junio de 2007 (www.elpais.com)
12
“Golpe a Danone en disputa legal china”, El Universal, Geoff Dyer, 11 de diciembre de 2007.
(www.eluniversal.com)

5
www.iberoasia.org

Ltd, y ordena, a su vez, la congelación de sus activos.13

Asimismo, la unión de trabajadores de Wahaha interpuso una demanda contra dos


de las 39 joint ventures en Weifang, ciudad al este de China perteneciente al distrito
de Shandong, reclamando 1,4 millones de dólares por los perjuicios que pudiera
causar un supuesto despidos de 300 trabajadores después de un nunca confirmado
informe al respecto emitido por Danone durante un fin de semana. Además acusa a
Danone de mantener vínculos con competidores locales. 14

Finalmente, y tras la visita del Presidente francés Nicolás Sarkozy a China en


noviembre15, a mediados diciembre de 2007 Danone y Wahaha acuerdan finalizar la
batalla legal y volver a las conversaciones pacíficas para resolver el conflicto de
mayor magnitud existente entre una empresa China y su socio.16 No obstante, no
son pocos los artículos de prensa que no auguran una salida pacífica a la
controversia.

IV. Conclusión

Después de más de ocho meses de dura batalla legal y verbal entre Wahaha y
Danone, se ha reabierto el debate sobre la inversión extranjera en China y los riesgos
de establecer en el país asiático una joint venture.

Desde que las autoridades chinas abrieran la puerta a la inversión extranjera hace
más de dos décadas, muchas son las empresas que han decidido entrar en el
mercado chino a través de una empresa conjunta. Los socios extranjeros aportan
capital y “know-how” y los socios chinos mano de obra barata, conocimiento de las
leyes locales y el apoyo para acceder a un mercado tradicionalmente proteccionista.

La fórmula es cuanto menos tentadora y una manera rápida de introducirse en el


mercado. No obstante, desafortunadamente el caso Danone-Wahaha es uno más de
la lista de implantaciones de estos proyectos comunes que han suscitado
inconvenientes, ya que empresas como HSBC, Peugeot, Rémy Martin, Foster’s o
Fletcher Challenge también tuvieron dificultades con sus respectivos socios chinos.

13
“Courts freeze 10 Wahaha units assets”, China View, 21 de noviembre de 2007. (www.chinaview.cn).
14
No obstante, Wahaha ha revelado que la obligación de no competencia le había sido impuesta sólo a ella,
mientras que Danone gozaba de libertad para constituir joint ventures con otros socios en China. Por otra parte,
según establece la revista Forbes, el representante legal de la unión de trabajadores de Wahaha declaró estar
dispuesto a negociar si Danone retirar a su vez las demandas interpuestas. “Danone sampling recipes to resolve
Wahaha dispute”, Shu-Ching Jean Chen, Forbes, 17 de diciembre de 2007. (www.forbes.com).
15
“Danone and Chinese partner Wahaha drop legal battle return to talks”, AFP, 21 de Diciembre de 2007.

“Sarkozy China visit coaxes move in Danone-Wahaha dispute”, Vivian Wai-yin Kwok, Forbes, 30 de noviembre
de 2007. (www.forbes.com)
16
http://media.corporate-ir.net/media_files/irol/13/131801/press/Wahaha_211207_FR.pdf

6
www.iberoasia.org

En este sentido, es aconsejable valorar antes de invertir, si la joint venture es el


vehículo más adecuado o es más aconsejable invertir o, en su caso, implantarse en
China de otra manera, por ejemplo, estableciendo contactos con un socio local o
entrando por sí mismas controlando su propia estrategia de negocio (como es el caso
de las implantaciones de Coca Cola y Starbucks, entre otros), lo cual es una opción
más costosa y dilatada, pero no menos eficaz.

Ahora bien, no cabe duda de que con un planteamiento y gestión adecuados previo,
la suscripción de una joint venture en China puede resultar sumamente provechosa y
aportar grandes beneficios a ambas partes.