Está en la página 1de 7

Es una perspectiva alternativa que surge de Encaja con: redes sociales

la crítica a los principales postulados,


Psicología shank y Abelson 1997.
principios teóricos y metrológicos. Destaca
cultural a los esquemas y estructuras mentales Cohecion y coherencia de
conformadas por un significante y un
la cultura
significado.

UNIDAD 2 Es la cultura que está emergiendo Busca romper las barreras y


CULTURA Cibercultura con el uso del ordenador como expandir el saber, globalización y
instrumento para la comunicación, ciberespacio, realidad intangible
entretenimiento y mercadeo.

Los seres humanos saben elaborar y El trabajo como factor decisivo en


La actividad transmitir conocimientos, transformar el surgimiento del hombre, en la
humana objetos incorporándoles tecnología y formación y desarrollo de la
planificar una ordenación logística. conciencia es el trabajo que ha
sido condición permanente y
natural de la vida humana, la base
esencial de la existencia y
desarrollo de la sociedad.
Problema elegido por el grupo

Drogadicción en jóvenes de 10 -16 años de la ciudad de Villavicencio.

Paso 3: Lo que se conoce del problema.

La drogadicción parece que va en aumento en la capital del Meta (Villavicencio). Ahora es


normal ver jovencitos consumiendo marihuana y otras sustancias en sitios públicos, a
cualquier hora del día, dentro y fuera de los centros educativos, influenciados por grandes
criminales que los inducen al oscuro mundo de la drogadicción.

Es urgente que las Familias, entidades públicas, privadas y las autoridades competentes,
puedan generar posibles soluciones a tan grave problemática y en el menor tiempo
posible, liderando programas de educación familiar y otros que ayuden a disminuir el
consumo en la población, principalmente entre los niños y jóvenes.

Los temores son muchos y variados, reales o imaginarios la violencia, el hambre,


enfermedades, las malas amistades, la soledad, las pandillas, gente de diferentes clases
sociales, sexo y edades, se sienten atrapados por sus miedos personales, individuales,
intransferibles, pero también existen otros globales que nos afectan a todos.

Las causas de más frecuentes del consumo de estos jóvenes son:

 Bajo nivel de educación familiar y escolar


 Problemas interpersonales y complejos personales
 Libertad de formación como persona
 Problemas como el bajo nivel económico, bajos ingresos de las familias.
 Familias disfuncionales, incompletas, pérdida de uno de los miembros principales
(cónyuges).
 Mala orientación social y comunicación
 Relaciones interpersonales con jóvenes que se dedican a la holgazanería
 Medio social, etc.
Paso 4: Aspectos para profundizar el problema psicosocial

Analizando nos damos cuenta que en nuestro país hay mucha corrupción en un amplio
número de instituciones, lo cual ha llevado a nuestra patria a la violencia, (la delincuencia
los grupos armados y el narcotráfico.)

Hoy en día vemos que la mayoría de ciudades son afectadas por el problema, de la
delincuencia y narcotráfico y lo peor que son bandas de muchachos de trece a diecinueve
años, son grupos, que no tienen finalidades concretas, de adolescentes desarraigados,
inquietos, sin empleo, cuyo más frecuente lugar de reunión es la esquina de una calle. Y
esto se debe a muchos factores sociales y culturales, en la cual podemos empezar
preguntándonos ¿por qué dentro de una misma cultura con probabilidades similares de
impunidad y oportunidades semejantes, algunas personas se vuelven delincuentes y otras
no? Esto se debe a la pérdida de valores éticos, sociales, humanos, religiosos y, en cambio,
al incremento y apropiación de costumbres foráneas, drogadicción, pornografía y a todo
el alboroto de la globalización.

Algunas causas pueden depender de:

La familia: ya que es el primer medio de control social. Es allí donde el niño aprende a
socializar positivamente. Un fracaso en esa etapa lleva a los problemas sociales que hoy
vemos a diario, como el uso de la violencia para resolver conflictos o la inexistencia de
valores como la responsabilidad, la solidaridad o el respeto de límites. En muchos hogares,
los niños y adolescentes sufren el acoso de elementos negativos como la drogadicción, la
publicidad negativa o la exposición a la pornografía y a la violencia que los avances
tecnológicos mal empleados nos han traído, inestabilidad laboral, separación y divorcio,
hijos ilegítimos, violencia doméstica, participación en riñas, porte y uso de armas, sin
olvidar causas biológicas. Por otro lado, hay padres y madres de familia desprovistos de
herramientas y habilidades para guiarlos correctamente y disciplinar a sus hijos se ha
hecho una tarea imposible. No podemos pasar por alto a los niños que nacen de madres
adolescentes, la mayoría provenientes de sectores marginados de la sociedad, excluidos
de educación y trabajo, así como del apoyo de sus familias. Esas jóvenes terminan
expulsadas de su hogar y pasan a ser jefas de familia, engrosando las estadísticas de
pobreza extrema de nuestro país. Esta negatividad en la relación familiar tiende a impulsar
a los jóvenes a buscar refugio en la calle, muchas veces con la pandilla como grupo de
apoyo. En esas circunstancias, las conductas delictivas se desatan con mayor facilidad.

El espacio social: Aquellos factores estáticos que se relacionan con una cultura y un medio
geográfico determinado. La cultura comprende hechos sociales de una sociedad
determinada con un uso reiterado. Llega a crear costumbres, sentar creencias y patrones
sociales, así como concebir técnicas, incluso se concibe como fundamento y contenido de
las normas jurídicas. En este parámetro se analizan las zonas criminógenas, concebidas
como aquellos territorios proclives a que la actividad delictiva se realice en ellos. Incluso
según las características de una zona serán los hechos delictivos que se realicen en ellos.
Incluso, según las características, serán los hechos delictivos que se realicen, tenemos de
referencia la diferencia entre una ciudad y una zona rural.

El barrio: Comprendido como el límite político establecido por las autoridades, o bien el
entorno en que se mueve cada persona a diario, a pesar de que el círculo social en que se
interactúe sea fuera de este territorio. El barrio influye en el número, tipo y calidad de los
delitos que se cometen, teniendo en cuenta cuanto facilita o dificulta el control de las
autoridades y la protección que pueda dar esta y los habitantes del territorio. En este
espacio territorial existen intereses comunes, normas aceptadas en las relaciones sociales
o económicas y algunas instituciones sociales, donde existe la interacción constante y
generalmente una solidaridad dinámica; lugares entre ellos primordiales que facilitan el
vínculo: la escuela, la casa de residencia y el vecindario.

El alojamiento: El hogar y la convivencia interna complementan en gran medida los


factores sociales que condicionan la delincuencia. Es un factor en estrecha relación con la
familia y la educación que de esta recibe.

La educación: La educación fundamental es dada por los padres, la escuela complementa


la formación del individuo. La educación recibida por el delincuente tiene una profunda
relación con su peligrosidad, es decir, con la posibilidad de reiteración criminal, pues los
que han crecido en un medio de vicio o criminalidad lo toman como cosa normal, aunque
lo repruebe la sociedad. Incluso los conocimientos técnicos y científicos adquiridos por la
educación son utilizados para perfeccionar sus actividades criminales. Por otra parte, la
desorganización en la escuela tiene la negativa principal de convertir al educando en una
persona indisciplinada, enemiga del orden.

Moralidad de los delincuentes: Los delincuentes no están desprovistos de moral, sino solo
excepcionalmente, prueba de ello es que los asesinos, los violadores o abusadores
sexuales y los ladrones se desprecian mutuamente por su baja moralidad, desde su visión
de la vida.

Religiosidad:

Algunos delincuentes intentan justificar sus actos con la creencia religiosa que los ha
motivado a realizarlos, existiendo, inclusive, sectas religiosas destinadas a tales efectos.

La economía: Las condiciones materiales son indudablemente condicionantes de


espirituales y es en este plano que la economía juega su rol como factor condicionante de
la delincuencia. Son las condiciones económicas de vida del individuo las que lo impulsan
en múltiples ocasiones a adentrarse en la delincuencia como alternativa a las
problemáticas de la vida cotidiana.

Se podría mencionar otros tantos como el abandono, la ignorancia, la ocupación, la


composición de la población, la alimentación, los centros de diversión. El análisis
demuestra que la delincuencia se caracteriza por la integridad, complejidad y diversidad
como fenómeno social.

El estado: tiene la responsabilidad y la obligación de solucionar dichos problemas a través


de las acciones de gobierno y Puede decirse que un problema social surge cuando muchas
personas no logran satisfacer sus necesidades básicas. Que un sector de la población no
logre acceder a los servicios de salud, la educación, la alimentación o a la vivienda, supone
un problema social. El gobierno será en el encargado de desarrollar las políticas sociales
necesarias que permitan revertir el problema social en cuestión y, de este modo, mejorar
la calidad de vida de la gente.

La pobreza: que afecta a más de mil millones de personas de todo el planeta; pero no se
trata de no poder llegar a fin de mes, sino de un grado de carencia extrema, sin lo mínimo
necesario para subsistir, como ser el acceso a la vivienda, la salud, el agua potable y la
educación, entre otros recursos indispensables para el desarrollo de todo ser humano.
Una de las causas de la pobreza es la falta de trabajo, y por eso este lamentable fenómeno
tiene lugar principalmente en el Tercer Mundo, con el continente africano siempre a la
cabeza.

El abuso infantil: Una de las atrocidades que sólo tiene lugar en nuestra especie. Muchas
veces, comienza a raíz de la necesidad de trabajar de los niños de clase baja y del
consiguiente aprovechamiento de aquellos que los explotan de las maneras más
espantosas imaginables, como ser la prostitución infantil.

Dentro de una cultura de supervivencia, una serie de elementos negativos confluyen


alrededor de los jóvenes criados en esas circunstancias y pueden impulsarlos a la
delincuencia, a veces propiciada por el mismo grupo familiar. Entre esos elementos están
la falta de educación, amigos delincuentes, drogadicción, venta de drogas como única
opción económica, desocupación y, lo más preocupante, un futuro sin esperanza.

Ignorar el problema Psicosocial, esto puede producir grandes y graves equivocaciones que
pueden no sólo debilitar en lugar de fortalecer, sino además impedir cualquier trabajo que
se trataba de hacer con la comunidad. Las circunstancias externas son muy importantes e
impactantes, pero la erosión en el trabajo comunitario cotidiano puede tener efectos más
profundos, haciendo más expedito el camino a las influencias negativas externas.

Por otro lado asociándonos a la cibercultura podemos decir que hay practicas colectivas y
sociales en red donde se puede involucrar a la comunidad afectada en el fortalecimiento
amplio de información para evadir el “ocio” , respondiendo como una alternativa de la no
violencia y no consumo de sustancias Psicoactivas , ya que es un campo de estudio a partir
del cual es posible comprender las transformaciones culturales ligadas a la introducción
de tecnologías digitales en las sociedades contemporáneas y, en particular , en las
denominadas Tercer mundo ,a través de relaciones complejas de entramados tecno
sociales ,en tres ámbitos :
1. El ejercicio del poder

2. la acción colectiva

3. la experiencia estética

Esto debería ser posible también gracias a la participación del estado o del gobierno en
invertir más en estas poblaciones más vulnerables y más violentas “ollas”. También se
debemos apoyarnos del acompañamiento de la Alcaldías, Gobernación, Policía Nacional,
Ejército, que forjarán y disminuirán las principales brechas, que son el analfabetismo, y la
falta de oportunidad, y todo tipo de violencias.

Según la psicología cultural y la línea de pensamiento de la tradición positivista y realista


refiere que la cultura determina los modos de pensar y de relacionarse se puede
comprender el problema que las personas hoy delincuentes al estar haciendo parte de una
sociedad donde la violencia tanto fuera de casa como intrafamiliar les ha hecho mirar esos
actos como naturales, por ser parte de la vida cotidiana.

También podría gustarte