Está en la página 1de 13

Universidad Nacional Autónoma de Honduras

Del Valle de Sula

Ingeniería de Plantas – Sección 1900

Catedrático: Ing. Franco

Trabajo: Informe – Características Generales del Personal de Producción,


Mantenimiento y Administración

Alumno Número de cuenta


Irma Gutiérrez 20082002420
Cristhian Molina 20132003660
Josué Paz 20112007420
Williams Rodríguez

San Pedro Sula, Cortés, Fecha 23 de octubre del 2018


INTRODUCCIÓN

En el siguiente informe hablaremos de la Administración y sobre la Administración Por Objetivos (APO).


Para ello desarrollaré sus orígenes, definiciones, características, su ciclo de aplicación. Para finalizar
informaremos sobre las ventajas y desventajas que provocaría su implementación al interior de las
organizaciones. Pero ante todo debemos que tener en cuenta que los conocimientos que adquirimos a
través de nuestros años de estudio serán el cimiento para lo que posteriormente será nuestros
desempeños profesionales.
Cuando las formas tradicionales de hacer las cosas ya no responden a las nuevas situaciones, la
insatisfacción crece. Cuando la velocidad de los cambios y las necesidades exigen respuestas rápidas, la
inquietud y la presión aumenta. Cuando aparentemente todo se mueve, cambia y se transforma a
nuestro alrededor, la existencia del ser humano se vive con mayor incertidumbre.
OBJETIVOS

 Identificar las características generales del personal de administración, producción y


mantenimiento.

 Determinar que es proceso Administrativo.

 Conocer que es administración por objetivos.


QUÉ ES ADMINISTRADOR:

Un administrador es aquella persona que conduce de manera eficiente y racional las actividades de una
organización o empresa. Esta puede o no tener fines lucrativos. Es el eje principal y líder de la compañía.

El administrador de empresas dirige los recursos humanos y materiales de la institución, y puede estar
al frente de un departamento (departamento de ventas, de producción, etc.) o bien al frente de toda la
empresa (administrador general).

La forma de evaluación de un administrador se observa en el desempeño de sus empleados. A


continuación, exponemos las principales funciones de un administrador, y cómo es el día de un
administrador.

1.Niveles de administración

Existen diferentes niveles en los que se puede encontrar el perfil de un administrador. Estos se pueden
clasificar en 3 niveles o estratos:

• Gerente de primera línea. Se encuentra en la base de esta pirámide de responsabilidades. Su función


radica más en la operatividad ya que es responsable directo de la producción de bienes. Toma decisiones
respecto de las operaciones, las cuales son siempre a corto plazo.

• Administrador intermedio. Es el encargado de evaluar qué servicios o productos ofrecerá la empresa


(previo consentimiento y discusión con el empresario). Toma decisiones tácticas a mediano plazo.

• Administrador superior o de primer nivel. Se ocupa de las operaciones generales de toda la empresa.
Se encarga de desarrollar metas y políticas de acción para toda la compañía. Toma determinaciones
estratégicas y a largo plazo.

2.Analiza e investiga a sus trabajadores

Un buen administrador sabe que la empresa está compuesta por sus empleados y que son ellos quienes,
estimulados adecuadamente, lograrán el cumplimiento o no de las metas.

Por ello, es necesario que el administrador evalúe e investigue a sus empleados, viéndolos no sólo como
un medio para cumplir los objetivos de la empresa. De esta forma observa sus características personales
a fin de hallar el mejor modo de motivarlo. Se convierte así en una especie de amigo o aliado.

3.Trabajo en equipo

Un administrador se rodea de gente capaz con la que no sólo puede contar sino también sobre la que
puede delegar varias de sus responsabilidades. Recluta a los empleados más idóneos para que lo ayuden
en la elaboración de los objetivos de la empresa.
4.Liderazgo

El administrador debe tener poder de mando, pero también capacidad de comprensión frente a las
situaciones concretas. De este modo posee la habilidad para determinar qué cosas se pueden delegar y
a quienes puede hacerlo.

5.Carisma

Un administrador exitoso no es aquel que mantiene una relación lejana con sus empleados y delega por
completo el contacto con sus clientes sino todo lo contrario (aunque lógicamente un buen administrador
delegará parcialmente su cartera de clientes a sus empleados de confianza, pero jamás perderá de vista
que los clientes son quienes sustentan la empresa).

Es imprescindible que el administrador tenga carisma con sus empleados y buen trato con sus
compradores o clientes.

6.Motivación y empatía

El administrador es un líder nato y tiene la capacidad de motivar al equipo de trabajo. Así se encarga de
escuchar y estar atento a cada uno de sus empleados con el objetivo de que éstos se enfoquen en el
trabajo diario.

Un administrador no pierde de vista las características emocionales de cada persona y las encuadra o
encamina para que cada uno de ellos se sienta lo más a gusto posible dentro de la institución y que
logren así (en equipo) el objetivo propuesto.

7.Maestro y capacitador

El administrador busca constantemente nuevas estrategias y conocimientos. Elabora planes de acción y


señala caminos para que los empleados puedan cumplir con los objetivos buscados.

8.Creatividad

Un administrador no sólo debe ser capaz de detectar un negocio novedoso sino también debe tener un
ojo entrenado para la ejecución del mismo haciendo las cosas de manera diferente al resto, pero con
efectividad.

9.Adaptabilidad

Frente a los cambios repentinos y bruscos (tanto internos como externos en la compañía), el
administrador debe tener gran capacidad de adaptación y rápida determinación para resolver cada una
de las situaciones que se presenten.

10.Visión de futuro
Un buen administrador debe tener la capacidad de desarrollar y aplicar los objetivos de la planeación,
pero siempre observando el entorno y sus variaciones.

En este punto coincide con el empresario: ambos velan por el cumplimiento de los objetivos de la
empresa, pero mientras el primero es un empleado, el segundo es el propietario o dueño de la empresa.

Conocimientos: Haber realizado prácticas, implementado distintos métodos, utilizados todo tipo de
materiales y equipos para mantenimientos y reparaciones ya sea de plomería, electricidad, albañilería,
pintura, etc. Debe conocer los riegos que implican los distintos trabajos, así como las medidas de
precaución necesarios. También es importante que pueda llenar registros y hacer reportes de tiempos,
duración del trabajo y costos.

Habilidades: Conocer cómo inspeccionar edificios, jardines, equipos y determinar las reparaciones
necesarias en los mismos. Facilidad de dar órdenes e instrucciones en manera clara y precisa (oral y
escrita) así como supervisar el mismo personal y tratar en forma cortés y efectiva con autoridades y
público en general.

Establecer y llenar registros y controles sencillos, así como elaborar informes, evaluar la calidad y
cantidad de los trabajos y servicios prestados, ejecutar reparaciones y remodelaciones complejas,
estimar tiempo, materiales y costos de trabajo de mantenimiento y reparación.

Destrezas: En el uso de herramientas y equipos utilizados en la actividad.

Personal de producción

Generalmente nos referimos al obrero, personal equivalente, el cual forma parte de la maquinaria de
producción y, por lo tanto, debe poseer una gran habilidad manual y conocimiento pleno del
funcionamiento y operación de la maquinaria a su cargo; lleva a cabo su labor en un área respectiva.

PROCESO ADMINISTRATIVO

Proceso: Conjunto de las fases sucesivas de un fenómeno natural o de una operación artificial.

Administración: Ciencia social que persigue la satisfacción de objetivos institucionales por medio de una
estructura y a través de un esfuerzo humano coordinado.

¿Qué es proceso administrativo?


Proceso administrativo es el flujo continuo e interrelacionado de las actividades de planeación,
organización, dirección y control, desarrolladas para lograr un objetivo común: aprovechar los recursos
humanos, técnicos, materiales y de cualquier otro tipo, con los que cuenta la organización para hacerla
efectiva.

El proceso administrativo es la herramienta que se aplica en las organizaciones para el logro de sus
objetivos y satisfacer sus necesidades lucrativas y sociales. Si los administradores o gerentes de una
organización realizan debidamente su trabajo a través de una eficiente y eficaz gestión, es mucho más
probable que la organización alcance sus metas; por lo tanto, se puede decir que el desempeño de los
gerentes o administradores se puede medir de acuerdo con el grado en que éstos cumplan con el
proceso administrativo.

La siguiente figura resume de forma básica lo que es el proceso administrativo, nótese la interrelación y
la continuidad de las actividades:

El proceso administrativo: planeación, organización, dirección o ejecución y control

Origen
El paradigma del proceso administrativo y de las áreas funcionales fue desarrollado por Henri Fayol
(1916). Aunque todavía se discuta si la administración es una ciencia o, por el contrario, es arte, desde
una perspectiva funcionalista se afirma que la función básica de la administración, como práctica, es la
de seleccionar objetivos apropiados y dirigir a la organización hacia su logro. Lo anterior implica definir
la administración como un proceso que, como tal, requiere de la ejecución de una serie de funciones.
Fayol describió las actividades administrativas como compuestas por las funciones de planear, organizar,
dirigir, coordinar y controlar.

Fases
Se plantean dos fases en el proceso administrativo, una estática o mecánica y otra dinámica.

En la primera, fase estática o mecánica, se busca establecer qué hacer y se prepara la estructura
necesaria para hacerlo, comprende las actividades de planeación y organización.

La segunda, fase dinámica, se refiere a cómo se maneja ese organismo social que se ha estructurado y
comprende las actividades de dirección y control.

1. Planeación: Consiste en saber qué se va a hacer por anticipado, cuál va a ser la dirección que se va a
tomar para alcanzar los objetivos de la manera más eficiente. ¿Qué se desea conseguir (objetivos)?
¿Qué se va a hacer para alcanzarlo? ¿Quién y cuándo lo va a hacer? ¿Cómo lo va a hacer
(recursos)? La planeación trata de crear un futuro deseado.

Planificar abarca la definición de las metas de la organización, el establecimiento de una estrategia


general para alcanzar esas metas y el desarrollo de una jerarquía minuciosa de los planes para integrar
y coordinar las actividades. Establecer metas sirve para no perder de vista el trabajo que se hará y para
que los miembros de la organización fijen su atención en las cosas más importantes.

2. Organización: La organización es un sistema que permite una utilización equilibrada de los recursos
cuyo fin es establecer una relación entre el trabajo y el personal que lo debe ejecutar. Es un proceso
en donde se determina qué es lo que debe hacerse para lograr una finalidad establecida o planeada,
dividiendo y coordinando las actividades y suministrando los recursos.

Organizar es disponer el trabajo para conseguir las metas de la organización. Organizar incluye
determinar qué tareas hay que hacer, quién las hace, cómo se agrupan, quién rinde cuentas a quién y
dónde se toman las decisiones.

3. Dirección o ejecución: Es una acción del administrador sea gerente o supervisor para que sus
subordinados se propongan alcanzar los objetivos establecidos en la etapa de planeación y
estructurados por la organización
La dirección es la función que trata, a través de la influencia interpersonal, de lograr que todos los
involucrados en la organización contribuyan al logro de sus objetivos. Se ejerce a través de tres sub
funciones: el liderazgo, la motivación y la comunicación.

La dirección es el proceso para dirigir e influir en las actividades de los miembros de un grupo o una
organización entera, con respecto a una tarea. La dirección llega al fondo de las relaciones de los
gerentes con cada una de las personas que trabajan con ellos.

4. Control: El control es la función que efectúa la medición de los resultados obtenidos comparándolos
con los esperados (planeados) con el fin de buscar la mejora continua.
El control es la actividad de seguimiento encaminada a corregir las desviaciones que puedan darse
respecto a los objetivos. El control se ejerce con referencia a los planes, mediante la comparación regular
y sistemática de las previsiones y las consiguientes realizaciones y la valoración de las desviaciones
habidas respecto de los objetivos. El control, pues, contrasta lo planeado y lo conseguido para
desencadenar las acciones correctivas, que mantengan el sistema regulado, es decir, orientado a sus
objetivos.

Existen algunas otras actividades o funciones que han sido adicionadas por diversos autores, entre
ellas se tienen:

Integración: Integrar, con qué y quiénes se va a hacer, consiste en seleccionar y obtener los recursos
financieros, materiales, técnicos y humanos considerados como necesarios para el adecuado
funcionamiento de un organismo social., la integración agrupa la comunicación y la reunión armónica de
los elementos humanos y materiales, selección entrenamiento y compensación del personal.

Previsión: Prever, qué se puede hacer, consiste en el diagnóstico de la información y los datos
disponibles, de tal manera que se haga posible la anticipación o construcción del contexto en el que la
organización se encontrará.

FASES EN EL PROCESO ADMINISTRATIVO

Fase estática

Objetivos
Políticas
Planeación Procedimientos
Programas
Presupuesto
Fase estática

Puestos
Hombres
Organización
Autoridad
Responsabilidad
Fase dinámica

comunicación
motivación
Ejecución
dirección
coordinación
Fase dinámica

Medir
Analizar
control
Comparar
Corregir

ADMINISTRACIÓN POR OBJETIVOS (APO)


Es un sistema para que los subordinados y sus superiores establezcan mancomunadamente objetivos de
desempeño, revisen periódicamente el avance hacia los objetivos y asignen las recompensas con base
en dicho avance.
La APO hace que los objetivos sean operativos mediante un proceso que los lleva a bajar en forma de
cascada por toda la organización. Como expone la figura debajo, los objetivos generales de la
organización se traducen en objetivos específicos para cada nivel subsiguiente (división, departamento,
individual). Como los gerentes de las unidades bajas participan en el establecimiento de sus propias
metas, la APO funciona de la base hacia arriba y también de la cima hacia abajo. El resultado es una
pirámide que liga los objetivos de un nivel con los del siguiente.
La APO es un proceso por el cual los gerentes, principal y subordinado, de una organización identifican
objetivos comunes, definen las áreas de responsabilidad de cada uno en términos de resultados
esperados y emplean esos objetivos como guías para la operación de la empresa.
El ingeniero industrial tiene que saber y entender lo que, en términos de desempeño, se espera de él en
función de las metas de la empresa, y su superior debe saber qué contribución puede exigir y esperar de
él, juzgándolo de conformidad con las mismas.
La APO presenta las siguientes características principales:
• Establecimiento conjunto de objetivos entre el ejecutivo y su superior
• La mayor parte de los sistemas de la APO utiliza el establecimiento conjunto de objetivos; tanto el
ejecutivo como su superior participan del proceso de establecimiento y fijación de objetivos.
• Establecimiento de objetivos para cada departamento o posición
• Básicamente la APO está fundamentada en el establecimiento de objetivos por niveles de gerencia.
Los objetivos, a alto nivel, pueden denominarse objetivos, metas, propósitos o finalidades; sin embargo,
la idea básica es la misma: definir los resultados que un gerente, en determinado cargo, deberá alcanzar.
• En todos los planes la APO hace énfasis en la cuantificación, la medición y el control. Se hace necesario
medir los resultados alcanzados y compararlos con los resultados planeados.
• Evaluación permanente, revisión y reciclaje de los planes
• Prácticamente todos los sistemas de la APO tienen alguna forma de evaluación y revisión regular del
progreso realizado, a través de los objetivos ya alcanzados y de aquellos por alcanzar, permitiendo así el
tener en cuenta algunas previsiones, y el fijar nuevos objetivos para el período siguiente.
• Participación activa de la dirección
• La mayor parte de los sistemas de la APO involucran más al superior que al subordinado. El superior
establece los objetivos, los vende, los mide y evalúa el progreso. Ese proceso, frecuentemente utilizado,
es mucho más un control por objetivos que una administración por objetivos.

Jerarquía de objetivos
Los objetivos deben ser graduados según un orden de importancia, relevancia o prioridad, en una
jerarquía de objetivos, en función de su contribución relativa a lo organización como una totalidad.
La jerarquía de objetivos de una organización puede sufrir innumerables cambios, ya sea en la ubicación
relativa de los objetivos o en la situación de ciertos objetivos por otros diferentes.
Los objetivos no necesitan traducir inicialmente las grandes aspiraciones fundamentales de la empresa.
Deben lograr que todos los órganos y componentes de la empresa contribuyen con una parte del
esfuerzo general.
Deben tener en cuenta la necesidad de varias alternativas para su ejecución, deben ser periódicamente
reexaminados y reformulados, no sólo para ser actualizados de acuerdo con el cambio de las condiciones
del mercado.

Ventajas de la APO
1. Los programas APO enfatizan siempre lo que debe hacerse en la organización para alcanzar los
objetivos organizacionales.
2. El proceso APO asegura un compromiso del empleado para alcanzar los objetivos organizacionales.
Dado que los gerentes y los subordinados han desarrollado los objetivos juntos, ambas partes están
genuinamente interesadas en alcanzar esos objetivos.
Desventajas de la APO
1. La elaboración de los objetivos puede consumir mucho tiempo, dejando a los gerentes y a los
empleados menos tiempo para hacer el trabajo en sí.
2. La elaboración de objetivos por escrito, la comunicación cuidadosa de los objetivos y las evaluaciones
de desempeño detallada que requiere un programa APO, aumenta el volumen de papeleo en una
empresa.
CONCLUSIONES

 Un administrador es aquella persona que conduce de manera eficiente y racional las actividades
de una organización o empresa. Esta puede o no tener fines lucrativos.

 La administración por objetivos es un sistema para que los subordinados y sus superiores
establezcan mancomunadamente objetivos de desempeño, revisen periódicamente el avance
hacia los objetivos y asignen las recompensas con base en dicho avance.

 La dirección es el proceso para dirigir e influir en las actividades de los miembros de un grupo o
una organización entera, con respecto a una tarea. La dirección llega al fondo de las relaciones
de los gerentes con cada una de las personas que trabajan con ellos.

Intereses relacionados