Está en la página 1de 4

ECLESIOLOGÍA

III. IGLESIA COMO INSTITUCIÓN

SINODALIDAD

COLABORACIÓN
La Iglesia es comunión y la comunión nos abarca a todos. Y eso se traduce en que todos
colaboramos por el bien de ella. Eso se traduce en determinados ámbitos institucionales.
Para hablar de esto tenemos que meternos en lo que es la Iglesia local o particular. Los teólogos se
inclinan por iglesia local, y los canonistas por iglesia particular.
Se trata de la Iglesia, en un lugar, localizada, no solamente una parte de. Bíblicamente, en 1 Cor y
Tes encontramos:

Pablo, llamado por voluntad de Dios a ser apóstol de Cristo Jesús, y el hermano
Sóstenes, a la Iglesia de Dios en Corinto, a los consagrados a Cristo Jesús con una
vocación santa, y a todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de
Jesucristo, Señor de ellos y nuestro.

Pablo, Silvano y Timoteo a la Iglesia de Tesalónica, en Dios Padre y en el Señor


Jesucristo: Gracia y paz a ustedes.

Las dos fórmulas están bien usadas, las dos tienen una determinada cuestión. La Iglesia “en” parace
una iglesia que se instala en Corinto. La diferencia de la Iglesia en Corinto y la Iglesia en Éfeso, es el
lugar. La fórmula “de”, es una iglesia formada por una dinámica de esas personas, no es una mera
implantación. La fórmula “de” abre a matices importantes que pueden verse en la institucionalidad.
En el fondo, las dos son verdad, ambas fórmulas experimentan una tensión.
El “ser parte” de la Iglesia universal se tiene que decir en el sentido que todo lo que es el total está
presente en la iglesia local. Estamos hablando de una concentración del todo en un lugar, y, por lo
tanto, encarnada en un lugar, y, por lo tanto, con características distintas.
Tenemos iglesias locales, muchas, pero decimos que creemos en “una” iglesia, ¿dónde está la
iglesia universal? Lo que veo históricamente son las iglesias locales. Hay una cabeza de la Iglesia
universal, es muy visible. Al otro día de pentecostés, no había dos iglesias locales, había una iglesia
universal. Tenemos autores que, para explicar la iglesia universal, lo hacen a partir de las iglesias
locales, la mentalidad va hacia la sumatoria, “iglesia de iglesias”; hay otros autores, que hacen el
proceso inverso, para hablar de las iglesias locales explican la iglesia universal.

En el Decreto Christus Dominus, hablando de la diócesis dice:

CD 11 La diócesis es una porción del Pueblo de Dios que se confía a un Obispo


para que la apaciente con la cooperación del presbiterio, de forma que unida a su
pastor y reunida por él en el Espíritu Santo por el Evangelio y la Eucaristía,
constituye una Iglesia particular, en la que verdaderamente está y obra la Iglesia de
Cristo, que es Una, Santa, Católica y Apostólica.

Es una porción del pueblo de Dios, y vienen algunos elementos constitutivos: obispo con su
presbiterio, reunida en el Espíritu Santo, Evangelio y Eucaristía. Otra característica de la Iglesia local
es que tiene un límite.
En esta Iglesia local, se encuentra y opera la Iglesia de Cristo. Se encuentra y opera la Iglesia de
Cristo, cuando hablábamos de la Iglesia universal habíamos dicho que la Iglesia de Cristo subsiste
en la Iglesia universal. Tranquilamente podríamos decir que la Iglesia de Cristo subsiste en la Iglesia
local. No es que una Iglesia local por ser porción, es en parte apostólica. El ser particular no quiere
decir que no posea las cuatro notas en particular. Se trata de una concentración, toda la Iglesia se
encuentra en esta.
Hay una dimensión sobrenatural que opera, que actúa, que está toda ella presente en la Iglesia
local, está todo el Espíritu Santo, es lo que tiene Dios, se puede dar todo en muchos. No quiere
decir que cada Iglesia local se manifieste la plenitud del Espíritu Santo. El fundador de los
metodistas tiene un poema muy precioso que en dice: “El don que Dios a uno otorga, todos nos
deleitamos en saborear”. Los dones que el Espíritu Santo da a uno, está llamado a que circule en
beneficio de todos.
Habíamos visto seis dimensiones de la comunión. Una de las dimensiones es la jurídica. Todos los
elementos que son de la Iglesia universal están en la Iglesia local. Siempre es el todo que se
concentra en un lugar. Lo mismo podemos ir agregando de cada uno de los elementos de
comunión. Tenemos que agregar la fe. En cada Iglesia particular se conserva toda la fe. Todos los
elementos están en este lugar que es local.
La palabrita clave de “porción”, que, si bien no manifiesta plenamente que el todo está en un lugar,
pero no se optó por parte. En la porción se tiene todos los elementos concentrados. El mismo todo
está también en otro.
¿Qué vínculo hay entre la Iglesia universal y las locales? Resulta que yo no veo la Iglesia universal,
veo Iglesias locales. Pero también la Iglesia universal es visible en el sentido que su jerarquía es
muy visible. Incluso el Papa tiene su Iglesia local, Roma. ¿Cómo explicamos este tipo de relación?
Hay básicamente dos escuelas: está el que hace el relato inductivo y otro que hace el relato
deductivo. Este segundo se convirtió en el relato oficial. El que reflexiona la primera escuela es Jean
Marie Tillard en su libro “Iglesia de Iglesias”.
Normalmente el límite es geográfico, pero no siempre. Aunque a veces se ha puesto límites de tipo
étnico, o de perfil de feligreses, como los castrenses.

LG 23 La unión colegial se manifiesta también en las mutuas relaciones de cada


Obispo con las Iglesias particulares y con la Iglesia universal. El Romano Pontífice,
como sucesor de Pedro, es el principio y fundamento perpetuo visible de unidad, así
de los Obispos como de la multitud de los fieles. Del mismo modo, cada Obispo es
el principio y fundamento visible de unidad en su propia Iglesia, formada a imagen
de la Iglesia universal; y de todas las Iglesias particulares queda integrada la una y
única Iglesia católica. Por esto cada Obispo representa a su Iglesia, tal como todos a
una con el Papa, representan toda la Iglesia en el vínculo de la paz, del amor y de la
unidad.

“En ellas y a partir de ellas”, a imagen de la Iglesia universal se genera las Iglesias locales. Pero
también dice que la Iglesia universal está formada en base a las locales. La universal se contiene en
las locales y las locales se contienen en la universal.
La Congregación para la doctrina de la fe sacó en el año 1992 un documento que es la
Communionis Notio, en el párrafo 9 se comenta esto:

Para entender el verdadero sentido de la aplicación analógica del término comunión


al conjunto de las Iglesias particulares, es necesario ante todo tener presente que
éstas, en cuanto "partes que son de la Iglesia única de Cristo", tienen con el todo, es
decir con la Iglesia universal, una peculiar relación de "mutua interioridad", porque
en cada Iglesia particular "se encuentra y opera verdaderamente la Iglesia de Cristo,
que es Una, Santa, Católica y Apostólica". Por consiguiente, "la Iglesia universal no
puede ser concebida como la suma de las Iglesias particulares ni como una federación
de Iglesias particulares". No es el resultado de la comunión de las Iglesias, sino que,
en su esencial misterio, es una realidad ontológica y temporalmente previa a cada
concreta Iglesia particular.

No podemos entender la Iglesia universal como una federación de Iglesias locales como si las
Iglesias locales preexistieran a la Iglesia universal.
Muchos sostienen que hay que entender la relación Iglesia universal-Iglesia local, como una
relación perijóresis a semejanza de la Trinidad. La Iglesia universal es la mutua inhabitación de las
Iglesias locales.

Esto tiene una expresión institucional muy visible. ¿Quién tiene jurisdicción en una Iglesia local?
El obispo, el Papa y el colegio de los obispos. El nuncio es el representante del Papa. Tenemos que
entender el ministerio del Papa en las Iglesias locales como alguien que es parte propiamente de la
vida de ellas. El delegado pontificio es mucho más antiguo que la de los embajadores. El Papa es
parte de la vida interior de la Iglesia local, cuando interviene no interviene de afuera, sino que es
parte de la Iglesia local.

Concilio ecuménico

Concilio particular

Colegialidad

Conferencia episcopal

Sobornost/ Sínodo de obispos


Sinodalidad

Sínodo diocesano

Consejo de presbiterio-
Colaboración
Colegio de consultores

Consejo diocesano

¿Qué instituciones manifiestan la sinodalidad en la Iglesia local?


El Sínodo diocesano, el consejo de presbiterio o colegio de consultores, el consejo diocesano. El
consejo diocesano puede estar integrado también por no-obispos.
Antes de hablar de estas instituciones concretas, en la Pastores Gregis 44 dice:
La comunión eclesial vivida llevará al Obispo a un estilo pastoral cada vez más
abierto a la colaboración de todos. Hay una cierta interrelación entre lo que el
Obispo debe decidir bajo su responsabilidad personal para el bien de la Iglesia
confiada a sus cuidados y la aportación que los fieles pueden ofrecerle a través de
los órganos consultivos, como el sínodo diocesano, el consejo presbiteral, el consejo
episcopal y el consejo pastoral.

Esto es muy dinámico. Si bien están reglamentados, en los hechos, no en todas las diócesis
funcionan igual ni con el mismo peso. Siempre hay que buscar algún tipo de forma
institucionalizada donde el obispo escuche a los fieles, y escuche a Dios hablando en los fieles. Hay
que buscar también espacios para escuchar no formales.

Sínodo diocesano
Los primeros concilios ecuménicos ya trataban temas que se trataban en los sínodos diocesanos. Es
una institución muy antigua.
Es una asamblea. Quiénes participan ha cambiado. En tiempos más modernos podían participar
solamente clérigos.
Es una asamblea en principio cuyos integrantes se define según la convocatoria, tiene la función de
asesorar, colaborar con el obispo con voto consultivo sobre las cuestiones grandes de la diócesis.
Acá es donde empieza a fallar la analogía con el Concilio ecuménico. Este sínodo diocesano se
parece más al sínodo de los obispos.
¿Por qué un sínodo diocesano tiene solamente voto consultivo?
La potestad del magisterio es exclusivamente episcopal. En el concilio ecuménico hay una dinámica
distinta porque son todos obispos. En el sínodo diocesano hay un obispo, que tiene una
responsabilidad en cuanto sucesor de los apóstoles, que está escuchando.
Las deliberaciones dentro de un sínodo, es como si este debate de la iglesia diocesana sea un
debate interior en la conciencia misma del obispo. Es la función del voto consultivo, es escuchar.
Dos posibles tergiversaciones son que el que consulta ya tenga la decisión tomada, y que los que
son consultados piensen a la consulta como un órgano político como senado.

Consejo de presbiterio
Es una reunión. Es importante que haya un espacio de consejo para el obispo conformado
únicamente por presbíteros.
El presbiterio tenía antes una función de senado del obispo. Esa era la función del presbítero. El
presbítero realiza su tarea ayudando al obispo. Se crearon estas instituciones que expresan esta
comunión del presbítero con el obispo.

Consejo diocesano
Es un espacio de consejo del obispo, pero puede estar integrado por cualquier fiel. Siempre es la
misma dinámica: escuchar lo que Dios está diciendo en la dinámica de la Iglesia.