Está en la página 1de 4

REINO VEGETAL

Las plantas tienen las siguientes características:

• Son pluricelulares.

• Son capaces de fabricar su alimento a partir de sustancias sencillas (agua, sales


minerales y aire) con ayuda de la luz del sol, por lo que no necesitan alimentarse
de otros seres vivos.

• Viven fijas al suelo.

• No tienen sistema nervioso ni órganos de los sentidos. A pesar de esto, son


capaces de reaccionar lentamente ante algunos estímulos (luz, etc.).

REINO ANIMAL

Los animales tienen las siguientes características:

• Son pluricelulares.

• No son capaces de fabricar su alimento a partir de sustancias sencillas, como lo


hacen las plantas, por lo que se alimentan de otros seres vivos.

• La mayoría son capaces de desplazarse de un lugar a otro.

• Tienen sistema nervioso, más o menos complejo, y órganos de los sentidos. Por
eso reaccionan rápidamente a los cambios que captan.

REINO HONGOS

Los hongos (setas, mohos y levaduras) tienen las siguientes características:

• Pueden ser unicelulares (levaduras) o pluricelulares (setas y mohos).

• Generalmente se alimenta de restos de seres vivos en descomposición (hojas,


madera, alimentos, estiércol, etc).

• Viven fijos en un lugar.


REINO PROTOCTISTAS

El reino protoctistas incluye a los protozoos y a las algas, seres vivos muy
diferentes entre sí.

Los protozoos tienen las siguientes características: son unicelulares, viven en el


agua, en el suelo o en el interior de otros seres vivos causándoles graves
enfermedades.

Las algas tienes las siguientes características: algunas son unicelulares y otras
pluricelulares, fabrican el alimento de la misma forma que las plantas, viven e los
mares, ríos y lagos las algas unicelulares viven libres formando parte del plancton
y las algas pluricelulares viven fijas a las rocas.

REINO MÓNERAS

Las móneras (bacterias) tienen las siguientes características:

• Son unicelulares.

• Viven en diferentes medios: el agua, el aire, el suelo, en el interior de otros seres


vivos, etc.

• Algunas bacterias son beneficiosas para las personas pero otras causan
enfermedades.

El genoma es el conjunto del material hereditario de un organismo, la secuencia


de nucleótidos que especifican las instrucciones genéticas para el desarrollo y
funcionamiento del mismo y que son transmitidas de generación en generación, de
padres a hijos.

El entrecruzamiento cromosómico es el proceso por el cual las cromátidas de


cromosomas homólogos se aparean e intercambian secciones de su ADN durante
la reproducción sexual. La sinapsis comienza antes de que se estimule un
desarrollo complejo sinaptonémico, y no está completo hasta cerca del final de la
profase 1. El entrecruzamiento usualmente se produce cuando se aparean las
regiones en las rupturas del cromosoma y luego se reconectan al otro cromosoma.
El resultado de este proceso es un intercambio de genes, llamado recombinación
genética. Los entrecruzamientos cromosómicos también suceden en organismos
asexuales y en células somáticas, ya que son importantes formas de reparación
del ADN.

Fenotipo

En biología y específicamente en genética, se denomina fenotipo a la expresión


del genotipo en función de un determinado ambiente. Los rasgos fenotípicos
cuentan con rasgos tanto físicos como conductuales. Es importante destacar que
el fenotipo no puede definirse exclusivamente como la "manifestación visible" del
genotipo, pues a veces las características que se estudian no son visibles en el
individuo, como es el caso de la presencia de una enzima.

El genotipo se refiere a la información genética que posee un organismo en


particular, en forma de ADN.1 Normalmente el genoma de una especie incluye
numerosas variaciones o polimorfismos en muchos de sus genes. El genotipado
se usa para determinar qué variaciones específicas existen en el individuo.

Un organismo es homocigótico respecto a un gen cuando los dos alelos


codifican la misma información para un carácter, por ejemplo color de la flor en la
arveja. Para nombrarlos se utilizan letras mayúsculas y minúsculas; así se dice
que AA es homocigótico dominante y aa es homocigótico recesivo.

Homocigótico dominante es para una característica particular que posee dos


copias idénticas y dominantes del alelo que codifica para esa característica
dominante. Los alelos denominados alelos dominantes, se representan con una
letra mayúscula (como P para el alelo dominante que produce flores púrpura en
las plantas de guisantes). Cuando un organismo es homocigótico dominante para
una característica particular, el genotipo está representado por una duplicación del
símbolo de ese rasgo.
Heterocigoto

De un organismo o individuo diploide (dotado en cada célula de dos lotes o


complementos cromosómicos) se dice en genética que es heterocigoto para un
gen (locus) determinado cuando los cromosomas homólogos portadores de ese
locus presentan allí dos versiones distintas del gen, es decir, dos alelos. La
condición de heterocigoto se denomina heterocigosis. Lo contrario, que las dos
copias del gen sean iguales, se llama homocigosis.

Los seres humanos somos diploides, lo mismo que la mayoría de los individuos
animales, o que las plantas. Cada persona tiene en sus células somáticas (todas
salvo los gametos y las células de cuya división proceden éstos) dos lotes de 23
cromosomas (46 en total). Un lote procede de la madre y otro del padre. Cada
cromosoma de un lote tiene uno homólogo en el otro lote, de manera que hay 23
parejas de cromosomas homólogos. En cualquier par de cromosomas, un
miembro del par es pues heredado del padre y el otro de la madre. Los genes
suelen presentar variantes en la población, es decir, versiones en las que la
secuencia del ADN es ligeramente diferente, y llamamos a esas variantes alelos
(la diversidad alélica es la principal forma de diversidad genética entre los
individuos de una especie). Si una persona hereda de sus padres para un gen
determinado dos versiones diferentes, de esta persona se dirá que es heterocigota
para ese gen.