Está en la página 1de 3

Los climas creativos

1 Clima laboral.
2.3.2 Clima familiar.
2.3.3 Clima universitario.

Los climas creativos

De acuerdo con la afirmación general de que la Creatividad pertenece al género humano y,


sin embargo, no emerge por igual, cabe preguntarse cuáles son las condiciones que facilitan o
inhiben su aparición. Dichas condiciones constituirían lo que se ha venido en llamar
metafóricamente "CLIMAS".Si la creatividad es un potencial similar y repartido al
modo de la inteligencia y sabemos que el medio es importante para el desarrollo de
la misma, no es disparatado el planteamiento en los términos que se hizo para la
inteligencia.estos climas se pueden dar en los lugares donde estos climas pueden
darse y en relación a los cuales con más frecuencia han sido estudiados
específicamente para él campo de la creatividad son el trabajo, la familia, la
escuela, sin excluir el medio socio-cultural general del país. Considerando la situación
creativa, el problema sería descubrir qué características de la circunstancia de la vida social,
cultural, del trabajo, facilitarían o inhibirían la aparición del pensamiento y acción creativa.Si
hablamos de estar en situación creativa implica que la creatividad no es un rasgo fijo y
estable de la personalidad, sino que por el contrarío, algunas veces es susceptible de cambiar
del máximo al mínimo si es facilitada por las circunstancias o por las situaciones,
encontrando el "clima" adecuado.

Tal clase de aserto sería aceptado por muchos. Mucho menos de acuerdo se mostrarían en
identificar qué tipo de estados en la vida, qué específico tipo de situación de las
circunstancias de la vida o condiciones de trabajo les inhiben o facilitan. Se han acumulado
evidencias en todos los campos de que toda suerte de capacidades, incluso si estuviesen
genéticamente fijadas, tales como la inteligencia, están influidas por el ambiente, es decir, por
el aprendizaje y la experiencia. Con lo cual la responsabilidad del estudio de los "climas"
recae como una obligación propia y ajena. La creatividad es digna de considerarse tan
seriamente, como se hace con el concepto de inteligencia, para esta y futuras investigaciones.
La creatividad es coextensiva con las relaciones sociales y las relaciones sociales
engendran en el clima grupal más o menos creatividad.
Clima laboral:
EL origen de estos estudios viene de Kart Lewin: existen muchos teóricos interesados en el
estudio de la organización, es a partir del año 1966 cuando se comienza a hacer esfuerzos
para conceptualizar este punto. El origen de la palabra clima organizacional se ubica en Kart
Lewin, quien la define en función de la siguiente fórmula C=F(PxE) “El comportamiento es
función de la persona implicada y de su entorno” (Brunet, 1987). Para Lewin el individuo se
comporta de acuerdo a como él experimenta su ambiente, siendo fundamental su
percepción para comprender y dar sentido a su actividad laboral. En estos estudios se
observó cómo la cooperación, la participación y la falta de sanciones arbitrarias daban como
resultado relaciones personales más amistosas y más productivas. El término clioma laboral
se utiliza para describir las condiciones circundantes en las que opera un empleado. El
entorno de trabajo puede estar compuesto por condiciones físicas, como la temperatura de
la oficina, o equipos, como computadoras personales. También puede estar relacionado con
factores tales como procesos o procedimientos de trabajo.

Definiciones de clima laboral:


Forehand y Von Gilmer (1964) definen al clima laboral “como el conjunto de características
que describen a una organización y que la distinguen de otras organizaciones, estas
características son relativamente perdurables a lo largo del tiempo e influyen en el
comportamiento de las personas en la organización”.

Tagiuri (1968) Como “una cualidad relativamente perdurable del ambiente interno de una
organización que experimentan sus miembros e influyen en su comportamiento, y se puede
describir en términos de los valores de un conjunto específico de características o atributos
de la organización”.
Schneider (1975) como “Percepciones o interpretaciones de significado que ayudan a la
gente a encontrarle sentido al mundo y saber cómo comportarse”.
Weinert (1985), como “la descripción del conjunto de estímulos que un individuo percibe en
la organización, los cuales configuran su contexto de trabajo”.
Por otro lado, la postura operacionalista o “fenomenológica” considera
“al clima laboral como una dimensión fundada a partir de las percepciones de las personas,
y que tiene existencia en cuanto que hay una visión compartida, extendida en el grupo o la
organización, el clima laboral está fundado en un cierto nivel de acuerdo en la forma de
percibir el ambiente, si bien no es un constructo individual, sino grupal u organizacional que
coincide con la visión sociocognitiva de las organizaciones”, (Peiro y Prieto, 1996:84).
Clima familiar:

El ambiente familiar está establecido por la relación entre los padres. Puede entenderse como el clima del hogar
tal como la persona recuerda haberlo percibido y experimentado cuando él o ella era un niño. El ambiente
familiar puede describirse en analogías meteorológicas como soleado, cálido, tormentoso, calmado, tenso,
amenazante, frío, etc. También tiene componentes de interacción tales como: alentador, hostil, cooperativo,
denigrante, afectuoso, etc. Estas evaluaciones subjetivas sobre la familia atmósfera son los juicios hechos sobre
la vida en la primera infancia en un momento en que las convicciones básicas del individuo sobre sí mismo, los
demás y el mundo se estaban formando; por lo tanto, estas valoraciones se convierten en elementos
significativos en sus percepciones y expectativas tendenciosas sobre lo que la vida proporciona y requiere.