Está en la página 1de 118

“Año del Dialogo y la Reconciliación”

Facultad:
Derecho y Ciencias Políticas.

Carrera Profesional:
Derecho.
Ciclo:
VI.

Título:

EL SECUESTRO PROCESAL.
Estudiantes:
López Andrade, Patricia Abbigail.
Callegari Pereyra, Emma María De Los Ángeles.

Catedrático:
Rioja Bermúdez, Alexander.

San Juan Bautista - Perú


2018

36
I. DEDICATORIA

A nuestros padres y seres queridos,


comprensión y ejemplos que han
dedicado nuestras vidas al aprendizaje
universitario del estudio del Derecho, en
agradecimiento a su paciencia, consejos
y enseñanzas.

Al profesor de la cátedra quien ha


guiado nuestros pasos al entendimiento
en diversas dimensiones del estudio del
Derecho Procesal Civil, y el cual debe
seguir siendo objeto de estudio, en
agradecimiento a su coraje por ver
realizados a sus alumnos como buenos
abogados.

II. INTRODUCIÓN

A lo largo del tiempo, muchas terminologías situadas en nuestro Código Procesal

36
Civil se han venido perfeccionando, lo que ocurre hasta el momento, pero el
estancamiento de una en particular en el cual hemos situado nuestra compilación
monográfica tiene que ser revisada, analizada y actualizada puesto que el derecho
sigue en constante evolución, así como las personas, la realidad no se estanca, sigue
en transformaciones o cambios que hacen el requerir el estudio y aprendizaje para
una adecuada ejecución en la vida real por nuestro colegas abogados y porque no,
también por los estudiantes de derecho. Cada uno de ellos han palpado en su
realidad las diferentes problemáticas suscitadas referente al tema de conflicto de
intereses entre las personas, por el cual esta figura actual tiene como fin el
preservar, custodiar y administrar el bien el litigio mediante un custodio, mientras
tanto el tercero decide que es lo que pasara con la litis.

El trabajo de compilación monográfica está dividida en tres partes: 1. Secuestro y


sus generalidades. Se desarrolló los conceptos según lo que nosotras consideramos
más pertinente conocer, conceptos según autores nacionales y extranjeros, el
reconocer la naturaleza de la figura, como también el dilucidar el desarrollo de esta
figura a lo largo de los años donde todavía no se anejaban conceptos y las figuras se
encontraban dentro de la otra, no había tanta diferencia. Hemos buscado sucesos en
el cual se llevó a cabo el pedido de esta medida cautelar, como también hemos
trasladado de legislaciones extranjeras el cómo está estipulado en cada una de ellas
la figura de esta medida cautelar, identificamos las diferencias que presenta la
figura en materia civil, también en lo penal y en lo procesal civil, y por último,
hemos consignado una opinión sobre la definición de esta figura denominado el
“Binomio Embargo Secuestro”; 2. Las Modalidades del Secuestro. Se desarrolló los
tipos de secuestro según nuestra legislación peruana, en las cuales se centran en las
dos medidas bases que son: El secuestro Judicial y el Secuestro Conservativo. En
cada uno también hemos considerado pertinente el explicar la esencia y
características de cada una de estas medidas cautelares específicas, como también
hemos compilado su modelo de escrito teniendo al final el resumen de cada tipo de
secuestro representado en un mapa conceptual 3. Las Modalidades Especiales del
Secuestro. En cada uno de estas modalidades de secuestro específico, igualmente,
hemos considerado pertinente el explicar su naturaleza jurídica y característica,
como también hemos compilado su modelo de escrito teniendo al final el resumen
de cada tipo de secuestro específico representado en un mapa conceptual 4. Órgano

36
de Auxilio Judicial. Se desarrolló lo que se refiere a la contribución dineraria al
custodio, dependiendo de lo que este pida, se hará cargo del servicio encomendado.

Esperamos contribuir un poco más con respecto de este tema interesante, esta medida
cautelar específica que consideramos nosotras que es como “un auxiliar específico de
acción” del embargo sea por secuestro de un derecho o por secuestro de un hecho.
Reiteramos a mayor investigación y análisis de este tema para dilucidar más adelante
ante un mejor aprendizaje sin confusiones sobre este tema en particular.

Emma Callegari.
Abbigail López.

INDICE

36
I. DEDICATORIA………………………………………………………......2
II. INTRODUCCIÓN……………………..……………………………....….3
III. EL SECUESTRO……………………………………………………………7

a) Concepto según el Diccionario Jurídico……………………………...7


b) Concepto según autores nacionales…………………………………..7
c) Concepto según autores extranjeros…………………………………10
d) Terminología empleada……………………………………………...10
e) Naturaleza Jurídica…………………………………………………..13
f) Antecedentes………………………………………………………....14
g) Casos que procede…………………………………………………...17
h) Comentario de las estudiantes.……………………………………....18
i) Jurisprudencia……………………………………..…………………19
j) Legislación Comparada……………………………………………...19
k) Diferencia y similitudes entre Contrato de Secuestro y Secuestro
Procesal / Secuestro y Embargo…………………………..…..27-28-29
l) Doctrina Extranjera………………………………………………….30

IV. Modalidades de Secuestro…………………………………….…34


1. Secuestro Judicial………………………………………………….34
1.1. Concepto…………………………………………………………34
1.2. Naturaleza Jurídica………………………………………………36
1.3. Datos….………………………………………………………….37
1.4. Características……………………………………………………38
1.4.1. Requisitos…………………………………………………38
1.5. Comentarios………………………………………………………42
1.6. Modelo de escrito y resoluciones…………………………………43
1.7. Mapa de resumen…………………………………………………46
2. Secuestro conservatorio…………………………………………47
2.1. Concepto………………………………………………………...47
2.2. Naturaleza Jurídica…………………………………………..….50
2.3. Antecedentes…………………………………………………….50
2.4. Datos………………………………………………………...…..50
2.5. Características…………………………………………………....51
2.5.1. Requisitos………………………………………………....52
2.6. Comentarios………………………………………………………53
2.7. Modelo de escrito y resoluciones…………………………………54
2.8. Mapa de resumen……………………………………………..…..57
V. Modalidades Especiales de Secuestro……………………………58
3. Secuestro de vehículo………………………………………………….58
3.1. Concepto………………………………………………………....58
3.2. Naturaleza Jurídica……………………………………..……..…61
3.3. Características……………………………………………….…...62
3.3.1. Procedimiento…………………………………………..…62
3.4. Comentarios……………………………………………….…...…66
3.5. Modelo de escrito y resoluciones……………………………..…..67
3.6. Mapa de resumen............................................................................70
4. Secuestro conservativo sobre bienes informáticos……………71
4.1. Concepto…………………………………………………..……...71

36
4.2. Naturaleza Jurídica…………………………………………….…74
4.3. Antecedentes…………………………………………………….75
4.4. Características……………………………………………………78
4.5. Modelo de escrito y resoluciones……………………………...…80
4.6. Mapa de resumen…………………………………………………82
5. Secuestro de bienes dentro de una unidad de producción o de comercio...83
5.1. Concepto………………………………………………………..…83
5.2. Naturaleza Jurídica…………………………………………….…84
5.3. Características……………………………………………………85
5.4. Modelo de escrito y resoluciones………………………………….87
5.5. Mapa de resumen………………………………………………….90
6. Secuestro de títulos de crédito.………………………………….…91
6.1. Concepto……………………………………………………….…91
6.2. Naturaleza Jurídica…………………………………………….…92
6.3. Comentarios………………………………………………………94
6.4. Modelo de escrito y resoluciones…………………………………95
6.5. Mapa de resumen………………………………………………..99

VI. Órgano de Auxilio Judicial……………………………………….100


7. Retribución del custodio………………………………………….…100
7.1. Concepto…………………………………………………………100
7.2. Naturaleza Jurídica………………………………………………106
7.3. Comentarios……………………..………………………....…….107

VII. CONCLUSIONES.......................................................................................108
VIII. ANEXOS………………………………………………………….......110-118
IX. BIBLIOGRAFIA………………………………………………….....119-120

III. EL SECUESTRO.

I. Concepto según Diccionario Jurídico.

 (Derecho Civil). Institución por la cual dos o más personas que tienen una
controversia sobre un bien, confían voluntariamente la custodia, conservación y
administración a un tercero. Su finalidad es de permitir el libre desenvolvimiento

36
económico del bien mientras dure el proceso, con miras de no perjudicar su
verdadero titular. 1
 (Derecho Penal) Delito contra la libertad, por el cual se detiene indebidamente a
una persona, exigiéndose, por la libertad del secuestrado, bienes u otro tipo de
demandas.2

II. Concepto según autores nacionales.

 Según Carlos Antonio Pérez Ríos


El secuestro es una medida cautelar específica que tiene finalidad asegurativa y
cuya manifestación inmediata consiste en el desapoderamiento del bien respecto
del obligado.
La finalidad asegurativa se manifiesta, por un lado, en la preservación de un bien
determinado cuya propiedad o posesión discuten las partes en un proceso
cognitorio; y por el otro, tal finalidad se concreta en el aseguramiento o garantía
del cobro de determinada acreencia, reclamada en un proceso de ejecución, sólo
en este supuesto el secuestro es una medida para futura ejecución forzada.3

Por su parte, Lino Enrique Palacio( citado en Ríos Pérez, 2010) sostiene que
―En sentido estricto, denomínase secuestro a la medida cautelar en cuya virtud
se desapodera a una persona de un bien sobre el cual se litiga o se ha de litigar o
de un documento necesario para deducir una pretensión procesal cita como
ejemplo del primer supuesto el depósito de la cosa mueble que ha de pedirse
mediante una pretensión real(…) y cuya admisibilidad está condicionada a que
hubiere motivos para tener que se pierda o deteriore en manos del poseedor; cita
como ejemplo del segundo supuesto el secuestro de un documento cuando no
emplazado no cumpliera con la exhibición ordenada.4

Explica Silvia Marré, siguiendo a Podetti (citado en Ríos Pérez, 2010), que
dentro del ámbito del proceso y en un sentido amplio, secuestro es el
apoderamiento físico de cosas en virtud de una orden judicial para su depósito

1
Chanamé Oré, R. (2016). Diccionario Jurídico Moderno. (Décima Edición). (S.V) Lima, Perú: Grupo
Editorial Lex & Iuris.
2
Chanamé Oré, R. (2016). Op. Cit. Pág. 667.
3
Pérez Ríos, C. (2010) Estudio integral de las medidas cautelares en el proceso civil peruano. Tesis de
Doctorado. Universidad Nacional Mayor De San Marcos. Lima, Perú.
4
Pérez Ríos, C. (2010), op. Cit. P.199.

36
transitorio o custodia146. Más estrictamente debe considerarse que secuestro es
la medida judicial decretada con la finalidad de aprehensión jurisdiccional de
una cosa litigiosa o embargada sobre la cual pesa una carga, deber u obligación
procesal de presentación al pleito.5

 Según Marylin García Rosas.


Según Hinostroza Minguez (2010) (citado por García Rosas), el secuestro es la
“medida cautelar por la cual se afecta física y no solo jurídicamente, como en el
embargo, un determinado bien mueble (registrado o no) para asegurar de la
sentencia a dictarse posteriormente. Implica la desposesión del bien de su
tenedor (que puede ser afectado oa un tercero, si no estuviese en poder del
primero) y entrega a un órgano de auxilio judicial denominado “custodio” para
que lo guarde y conserve a orden del juzgado hasta que se decida en definitiva el
asunto principal (si acaso el levantamiento, sustitución o variación de la medida
precautoria no se produce antes). A través del secuestro se produce la extracción
o aprehensión de los bienes del obligado, sea quien fuere el que lo estuviese
poseyendo al tiempo de la medida (representándose, eso sí, los derechos
adquiridos), en lo que resulte suficiente para garantizar el efectivo cobro de la
del afectado”.6

5
Pérez Ríos, C. (2010), op. Cit. P.199.
6
García Rosas, Marylin.(2017) Medida Cautelar de Secuestro: ¿Resulta Satisfactoria la obtención de Tutela
Cautelatoria en forma de Secuestro para una Futura Ejecución Forzada? Editor…… Medidas Cautelares. (pp.
209 - 222). Lima, Perú: Ediciones…

36
 Según Máximo Castillo Quispe y Edward Sánchez Bravo.

Según Álvarez Juliá Neuss y Wagner, (como se citó en Máximo Castillo Quispe
y Edward Sánchez Bravo Edición setiembre 2014). Definen al secuestro como,
la medida cautelar mediante la cual se provoca el desapoderamiento material de
un bien, cuando el embargo no sea suficiente por si solo para resguardar los
derechos del peticionante;
Según Lino Palacios, (como se citó en Máximo Castillo Quispe y Edward
Sánchez Bravo Edición setiembre 2014). Enseña que en “sentido lato,
denominase secuestro a la mediad judicial en cuya virtud se desapodera a una
persona de una cosa litigiosa o embargada o de un documento que tiene el deber
de presentar o de restituir”;
Asimismo, Lino Palacios, precisa que “el secuestro se lleva a cabo, mediante el
desapoderamiento de la cosa o cosas sobre las cuales recae la medida, de manera
que su poseedor o tenedor queda privado de la posibilidad de usar o de disponer
de aquéllas;
Conforme a nuestro ordenamiento jurídico, cuando el proceso principal tiene por
finalidad concreta la dilucidación del derecho de propiedad o posesión sobre
determinado bien, la medida puede afectar a este, con el carácter de secuestro
judicial, desposesión de su tenedor y entrega a un custodio designado por el Juez
(art. 643°, primer párrafo, del C.P.C.).7

Cuando la medida cautelar tiende a asegurar la obligación de pago contenida en


un título ejecutivo de naturaleza judicial o extrajudicial, puede recaer un
cualquier bien del deudor, con el carácter de secuestro conservativo, también con
desposesión y entrega al custodio (Art. 643°, penúltimo párrafo, del C.P.C).
redacción donde se incluye la modificatoria introducida por el D.L. N° 1069, de
la cual puede entenderse que ahora también es viable pedir el secuestro
conservativo fuera del proceso, toda vez que ya no es exigible el mandato
ejecutivo. En el caso de las medidas cautelares fuera del proceso (Art. 636° del
CPC) éstas perfectamente podrían operar, a la luz de la obligación contenida en
el titulo ejecutivo, pues ya no es condición el mandato ejecutivo, sin embargo,

7
Castillo Quispe, M. & Sánchez Bravo, E. (2014) MANUAL DE DERECHO PROCESAL CIVIL. (S.E)
Lima: Juristas Editores E.I.R.L.

36
debemos señalar que los criterios judiciales que se han venido trabajando al
respecto, antes de la modificatoria del texto en comentario. El tema que no
precisa es si solo el secuestro conservativo es una medida para aplicar al
aseguramiento de obligaciones recogidas en el título de ejecución o podría
extenderse a otros supuestos ajenos al descrito.8

III. Concepto según autores extranjeros.


 Según Juan Andrés Orrego Acuña.
Es una especie de depósito en poder de un tercero de una cosa que dos o más
personas disputan, mientras se resuelve definitivamente acerca de sus
respectivos derechos. Se trata, por consiguiente, de una medida conservativa o
de precaución: art. 2249.9

 Según Ugo Rocco.


Considera que el secuestro ―es una orden o una inyunción con que el órgano
jurisdiccional competente, a solicitud de un sujeto interesado, le quita la
disponibilidad de un bien, mueble o inmueble, o de una universalidad de bienes,
o de una hacienda a otro sujeto que los detenta, o de una cosa que constituya una
prueba real preconstituida, proveyendo a la custodia de ellos, en forma que
quede inmodificada la situación de hecho y de derecho, evitando el peligro de
que por hechos naturales o voluntarios sean suprimidos, eliminados o
restringidos los intereses de derecho sustancial o procesal que se siguen de la tal
situación de hecho o jurídica.10

 Según Hernán Alonso Correa Méndez.


El secuestro, del latín “sequestrare”, consiste en depositar judicialmente los
bienes en poder de un mediador mientras se resuelve el caso.
Según López Peñaranda (2017), (citado por Correa Méndez) es la entrega de un
bien mueble o inmueble a una persona llamada secuestre, lo cual se hace en
calidad de depósito o administración, según la naturaleza o la utilización del
bien, a nombre de la autoridad o funcionario que lo decretó; de manera que el
8
Castillo Quispe, M., & Sánchez Bravo E. (2014).op. cit. Pag. 604- 605.
9
Orrego Acuña, J. (2012). Del Depósito Y Del Secuestro. (S.T), (S.V), 8-9. Recuperado en:
https://lexcem.files.wordpress.com/2008/04/civil3_contrato_de_deposito.pdf
10
Ugo Rocco (28 de octubre de 1886 — 30 de noviembre de 1986), jurista italiano.

36
secuestro constituye un acto procesal y judicial; por el secuestro, el depositario
del bien adquiere la tenencia de la cosa con cargo de custodia o administración y
con la obligación de restituirla por orden judicial; tiene como características las
siguientes: 1) Existencia de una orden judicial, 2) Supone la entrega material del
bien afecto con la medida que hace el funcionario al secuestre, y 3) queda fuera
del comercio.
La legislación colombiana a través del artículo 2273 del Código Civil define el
secuestro como “el depósito de una cosa que se disputan dos o más individuos,
en manos de otro que debe restituirla al que obtenga una decisión a su favor”.11

Según Devis Echandía (1900), (citado por Correa Méndez) (…) “la entrega que
de una cosa o conjunto de bienes se hace a una persona para que los tenga en
depósito y en ocasiones como administrador, a nombre y órdenes de la misma
autoridad, para ser entregada cuando y a quien este disponga.”
Es decir, cuando el juez decreta la medida cautelar de secuestro lo que busca es
asegurar el proceso a través de la puesta a disposición de un tercero los bienes
del deudor, y a limitando su comerciabilidad.12

IV. Terminología empleada.


El Diccionario de la lengua española registra secuestrar (Real Academia Española:
definición de secuestrar), cuyas acepciones son:
a. Depositar judicial o gubernativamente una alhaja en poder de un tercero hasta
que se decida a quién pertenece.
b. Embargar judicialmente.
c. Retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para
otros fines.
d. Tomar por las armas el mando de un vehículo (avión, barco, etc.), reteniendo a
la tripulación y pasaje, a fin de exigir como rescate una suma de dinero o la
concesión de ciertas reivindicaciones.

Por su parte, secuestro (Real Academia Española: definición de secuestro) significa:


a. Acción y efecto de secuestrar.
11
Correa Méndez, H. (2017). Medida Cautelar de Secuestro en el Proceso de Extinción de Dominio. Tesis de
licenciatura. Universidad Católica de Colombia.
12
Correa Méndez, H. (2017). Op. Cit. P 31-32.

36
b. Bienes secuestrados.
c. Juez, árbitro o mediador.
d. Porción de hueso mortificada que subsiste en el cuerpo separada de la parte
viva.
e. Depósito judicial por embargo de bienes, o como medida de aseguramiento en
cuanto a los litigiosos.

Como se aprecia, las acepciones son numerosas, e incluso de naturaleza disímil. En


efecto, el derecho civil usa la acepción contractual; el derecho penal, la de
contenido delictual —acepciones 3 y 4 del verbo secuestrar-; y el procesal civil
utiliza la acepción procesal, de medida cautelar o de embargo -acepciones 1 y 2 del
verbo y 2 y 5 del sustantivo-.
Así, hablamos de secuestro convencional cuando nos referimos al contrato de
secuestro, y de secuestro judicial cuando señalamos el proceso o medidas cautelares
de evidente naturaleza judicial.
Conviene observar la terminología debido a que resulta común encontrar en
doctrina denominaciones como secuestro convencional —usada por lo general para
diferenciarlo del secuestro judicial, desde una óptica procesal— y contrato de
secuestro —para identificar a esta figura contractual—.
Creemos que de la terminología adoptada depende la visión y regulación que se le
da al tema. Al ser, desde nuestra perspectiva, el secuestro de naturaleza contractual,
la denominación debe resaltar esa naturaleza jurídica por sobre cualquier otra.
No existe en derecho una institución o categoría jurídica genérica denominada
secuestro. Este término polisémico debe unirse a otras palabras para tener
significado jurídico y existencia fenomenológica como institución y categoría
jurídica. De ahí surgen las diversas instituciones jurídicas que contienen el vocablo
secuestro: contrato de secuestro o secuestro convencional, delito de secuestro y
secuestro conservativo o secuestro judicial. Esta variada terminología olvidó darle
un tratamiento exhaustivo al secuestro. Para efectos de nuestro trabajo,
consideramos que la nomenclatura correcta es la de contrato de secuestro, usada
por nuestro Código Civil. Esta no solo expone su fuerte naturaleza contractual, sino
que se aparta de las otras nomenclaturas, como la de secuestro convencional, pues
alude a una especie de secuestro de dos existentes, siendo la otra especie el

36
secuestro judicial.13
Esta última nomenclatura le da al secuestro una visión procesal que, a nuestro
juicio, no es correcta. En efecto, la visión procesal del secuestro es causada por la
confusión (terminológica y de identidad) que ronda esta forma contractual desde
sus orígenes. Secuestrar significa, en términos generales, “raptar”, “capturar una
cosa o persona de manera violenta”. De ahí los siguientes contactos del secuestro
con el mundo jurídico: con el derecho penal, cuando se produce el secuestro o rapto
de personas; con el derecho procesal, cuando se solicita al juez el secuestro
conservativo de los bienes del demandado; y con el derecho civil, cuando de
manera voluntaria se accede a secuestrar los bienes litigiosos a efectos de que un
tercero los custodie.14
Entonces, el secuestro es un fenómeno social que ha sido recibido por el derecho
desde tres ángulos: civil, procesal y penal; por tanto, no existe una figura jurídica
general de secuestro, sino simplemente las tres categorías anotadas, con sus
características propias que las diferencian entre sí. Una misma palabra las une, pero
eso no debe llevarnos necesariamente a la rápida conclusión de que son especies
jurídicas derivadas de una institución común.15

V. Naturaleza Jurídica.
La naturaleza jurídica que deriva del embargo y secuestro judicial atento a su
regulación legal y los efectos que surgen dentro del proceso en que se verifican,
tienen como características las siguientes:
 Se trata de instituciones procesales que tienen un carácter procesal transitorio y
temporal porque nacen y se agotan con el proceso mismo en que se dicta;
 Tienen como propósito asegurar cosas, muebles o inmuebles, que son objeto de
una pretensión, o bien, garantizar la eficacia de las sentencias de condena de dar
sumas de dinero, dictadas en un proceso. Su ratio legis atiende tanto a la tutela
de un interés individual como público, porque garantiza que la pretensión del
enjuiciante encuentre satisfacción en la vía de ejecución de la sentencia, de
manera que la efectividad de lo resuelto no sea ilusorio o vano, sino que exista la

13
Macías Arditto, F. (2011) Consideraciones para una teoría general del contrato de secuestro. Revista de la
Facultad de Derecho, Ius et Praxis. Pág. 22- 25.
14
Macías Arditto, F. (2011) Consideraciones para una teoría general del contrato de secuestro. Revista de la
Facultad de Derecho, Ius et Praxis. Pág. 22- 25.
15
Macías Arditto, F. (2011) Op. Cit. Pág. 25

36
posibilidad real de ejecutar aquélla, lo que contribuye a la paz social con la plena
satisfacción de los intereses en litigio;
 Son medidas cautelares similares que se rigen por las mismas reglas y están
reguladas indistintamente por el ordenamiento jurídico, pero, en ciertos casos, se
distinguen en atención a los bienes sobre los que recaen;
 El secuestro judicial tiende al desapoderamiento físico del bien en poder del
demandado o ejecutado que es materia de la controversia, fundamentalmente,
hasta que se decide a quién debe pertenecer y su entrega a otro, lo que implica
una individualización del bien y también es una medida asegurativa o
conservativa -de tipo patrimonial- de la ejecución forzosa;
 El embargo tiene como naturaleza propia el desapoderamiento del bien y se
convierte en una medida asegurativa para hacer efectiva la condena de cosas
ciertas y determinadas, así como la ejecución, derivada de la sentencia de remate
o la vía de apremio, además, su inscripción es oponible a terceros. En este último
caso, se constituye en un derecho de garantía del cual su titular está facultado
para exigir al Juez, en su caso, su ejecución. También tiene la finalidad de
impedir al deudor ponerse en estado de insolvencia o disminuir su posibilidad de
pago, con daño del ejecutante;
 El secuestro judicial adquiere diversas modalidades cuando recae sobre una
finca rústica o una negociación mercantil o industrial, porque en ese supuesto,
las facultades del depositario son de vigilancia, inspección, ministración de
fondos, depósito de productos propios de la actividad, adopción de medidas
provisionales para garantizar el ejercicio adecuado de la administración y
nombramiento de personal auxiliar por parte del depositario;
 Los bienes objeto de esas medidas quedan afectos al orden de la jurisdicción,
que origina un conjunto de deberes y facultades del Juez que inciden sobre el
ejercicio de los derechos que antes de la medida pertenecían exclusivamente al
titular del bien;
 Ambas figuras exigen la individualización de los bienes o cosas objeto de
secuestro o embargo y reconocen el derecho de señalar los del ejecutado y
ejecutante, cuando no se ejerce por el primero.16

16
Tercer Tribunal Colegiado En Materia Civil Del Primer Circuito (2010). EMBARGO Y SECUESTRO.
DE BIENES. Su Naturaleza Jurídica. Tomo XXXII, México. Pág. 2994. Recuperado de :
http://sjf.scjn.gob.mx/SJFSist/Documentos/Tesis/163/163641.pdf

36
VI. Antecedentes.
Secuestro deriva del latín sequestrum que significa acción y efecto de secuestrar; de
las cinco acepciones que contiene, la tercera, referida al Derecho, atribuye a
secuestro el siguiente significado: Depósito judicial por embargo de bienes o como
medida de aseguramiento en cuanto a los litigiosos. El secuestro convencional o
judicial fue conocido por el Derecho Romano como procedimiento para preparar la
reinvindicatio. En el secuestro el custodio no era considerado como un mero
detentador sino como un titular por el concepto de la possessio ad interdicta;

El secuestro en el Derecho Romano constituía propiamente una modalidad de


depósito, podía ser voluntario o judicial. El primero conocido posteriormente como
secuestro convencional es el que después las legislaciones regidas por la tradición
románica legislaron como una modalidad contractual; en nuestra legislación civil
aún se mantiene como una especie de contrato de prestación de servicios;
El secuestro judicial consistía en el depósito de una cosa en poder de un tercero,
llamado secuestratario, respecto de la cual se había promovido un proceso. El
bien se encargaba al tercero con el deber de conservarlo y devolverlo a quien
obtuviese decisión favorable;17

El secuestro conservativo no fue conocido con tal denominación; su antecedente


más remoto es la legis actio per pignoris capionem (acción por toma de prenda). El
Código de las Siete Partidas, redactado en el siglo XIII durante el reinado de
Alfonso X, el sabio, cuya labor legisladora estivo indisolublemente ligada a la
introducción del Derecho Romano en Castilla y León, reguló el secuestro en la
Tercera Partida, Título IX, Ley I. 143. Son seis las situaciones previstas en las que
los bienes deben ser puestos bajo control de un custodio, produciéndose el
desapoderamiento respecto de su tenedor (Seys razones señaladas son, e non más,
porque la cosa sobre que nasce contienda entre el demandador, el demandado,
deudor ser puesta en fieldad, a que dizen en latin sequestratio.): La primera se
refiere al secuestro convencional o contractual (entonces aquel en cuya mano
pusieren la cosa en fieldad, demuela guardar, e dar , en la manera en que le fue
comendada.) . La segunda y tercera situaciones se producen ya en un escenario
17
Pérez Ríos, C. (2010). Estudio Integral de las Medidas Cautelares en el Proceso Civil Peruano. Tesis para
optar el grado académico de Doctor en Derecho. Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima.

36
procesal, y cuando la contienda versa sobre el bien objeto de secuestro;
corresponden por tanto al secuestro judicial (La segunda es, cuando la cosa sobre
que es la contienda, es mueble, e el demandado es persona sospechosa, témense del
que la trastorna, o la empeorará, o la mantendrá. La tercera es, cuando fuese
contienda sobre alguna cosa en juicio, e dicen sentencia definitiva contra aquel que
la tiene, ese al alcance de ella. Ca luego deudor ser desapoderado de aquella cosa, si
fuere como de quien hayan sospecha, que la mantendrá, o desgastara los frutos de
ella. El Juzgador demuela meter en mano de fiel, que la guarde, recabe los frutos, e
las rentas de ella, fasta que el Juzgador de la alzada haya librado el pleito, e mande
por juicio, a quien deudor, ser entregada aquella con sus frutos). Las tres
situaciones restantes si bien presentan desapoderamiento de determinado bien o
bienes respecto de su tenedor, se refieren a supuestos fácticos que no corresponden
al secuestro, sino a pretensiones propias del derecho real.18

En nuestra legislación nacional, el código de procedimientos civiles de 1912, el


secuestro judicial y el secuestro conservativo, se encuentran regulados bajo la
denominación de embargo preventivo. El secuestro judicial, encuentra equivalencia
en el tenor del artículo 234º: ―En los juicios sobre propiedad, puede embargarse
preventivamente la cosa que es materia del pleito, si de los documentos presentados
resulta acreditado verosímilmente el derecho alegado y hubiere motivo fundado
para temer la pérdida, destrucción o deterioro de la cosa‖. En la exposición de
motivos se señala que procede ―el embargo de la misma cosa demandada en los
juicios sobre propiedad, para hacer efectivo el secuestro cuando sea necesario
ponerla a cubierto de actos que harían ilusoria la sentencia que se expida. El
secuestro conservativo también con el nombre de embargo preventivo puede
identificarse con la regulación contenida en el artículo 226º del mencionado código;
en el que se establece que ―El embargo preventivo procede, ya se trate de asegurar
el pago de una deuda o el cumplimiento de cualquiera otra obligación apreciable en
dinero; debiendo el acreedor fijar la cantidad en que estima la obligación y los
bienes en que ha de recaer el embargo.19

La historia procesal civil peruana no es muy prolija. Desde la época republicana


18
Pérez Ríos, C. (2010). Estudio Integral de las Medidas Cautelares en el Proceso Civil Peruano. Tesis para
optar el grado académico de Doctor en Derecho. Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima.
19
Pérez Ríos, C. (2010). Op, Cit. Pág. 196

36
solamente se han promulgados tres cuerpos procesales civiles: el Código de
Enjuiciamientos Civiles de 1852, el Código de Procedimientos Civiles de 1912 y el
Código Procesal Civil de 1993, los dos últimos cuerpos normativos han sido y son
objeto de estudio, investigación y de copiosa jurisprudencia.20

Nuestro Código de Procedimientos Civiles de 1912, que tuvo una vigencia record
de 81 años, no regulo a las medidas cautelares como un proceso autónomo, sino
más bien lo regulo como parte de un proceso: el ejecutivo. Más aun, solo reguló
una institución cautelar, el embargo, el mismo que lo clasificó de acuerdo al bien
sobre el cual recaía sus efectos.21

Era muy sencillo y práctico que el actual Código Procesal Civil, lo que a veces nos
hace recordar que no toda evolución, hoy en día solicitar una medida Cautelar,
esperar su concesión y ejecutarla es complicada, burocrática, lenta y sobretodo que,
muchas ocasiones, hace perder lo que desea el acreedor: el factor de sorpresa y
garantizar la pretensión sea dineraria o no.22

El Código de Procedimientos Civiles no reguló el secuestro, sino más bien instituyo


el “embargo” clasificado en: embargo de bienes, embargo de derechos y acciones
(artículo 612), embargo de créditos (Art. 622°), en forma de retención (Art. 623°) y
embargo en forma de intervención (Art. 633°).23

VII. Casos en que procede.


- Cuando el obligado se niega a aceptar el cargo de depositario judicial, se
procederá al secuestro de los bienes, los que están depositados a órdenes del
Juzgado, de preferencia en un almacén constituido que asumirá la calidad de
depositario.
 Cuando el proceso principal tiene por finalidad concreta la dilucidación del
derecho de propiedad o posesión sobre determinado bien, en cuyo caso puede
afectarse dicho bien con el carácter de secuestro judicial, con desposesión de su
tenedor y entrega a un custodio designado por el Juez,
20
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas. Editor.
Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones.
21
Ortega López, I. (2017), editor. Op, cit. Pág. 187-188.
22
Ortega López, I. (2017), editor. Op, cit. Pág. 197- 188.
23
Ortega López, I. (2017), editor. Op, cit. Pág. 197- 188.

36
 Igualmente procede el secuestro para asegurar el pago dispuesto en mandato
ejecutivo, en este caso puede recaer en cualquier bien del deudor, con el
carácter de secuestro conservativo, desposesión del bien a su tenedor y entrega
al custodio (Art. 7. 643° del CPC),
 También procede el secuestro cuando el embargo recae sobre bienes muebles
del obligado, en el caso de que este se negara a aceptarla designación de
depositario. En este caso, los bienes se depositan a la orden del Juzgado y el
depositario debe ser de preferencia un almacén legalmente constituido, el cual
tiene las responsabilidades civiles y penales previstas por la ley y la obligación
de presentar los bienes dentro del día siguiente al de la intimación del Juez sin
poder invocar derecho de retención.
 Cuando se trata de dinero, joyas, piedras y metales preciosos u otros bienes
serán depositados en el Banco de la Nación (Art. 649° del CPC),
 Así mismo pueden ser objeto de secuestro los bienes muebles que se
encuentran dentro de una fábrica o comercio cuando estos, aisladamente, no
afecten el proceso de producción o de comercio (Art 651° del CPC),
 Al igual que en el embargo en forma del depósito es procedente el cateo
cuando la medida es de secuestro (Art. 653° del CPC).24

24
José Eduardo, A., Checa, S., Navarro Palacios, H., Núñez V., Otero Rentería, D., Rodríguez Sánchez, C. &
Silupú Castillo, R.(2013). Procedimiento cautelar y las medidas cautelares específicas. Medidas para una
futura ejecución forzada. (Monografía). Universidad Católica Los Ángeles Chimbote de Perú.

36
VIII. Comentario de las estudiantes.
En conclusión, consideramos que, dentro de estas medidas cautelares específicas,
en las cuales se encuentran el Secuestro como la ejecución, la parte de la acción al
ser embargado un bien mueble es un mecanismo de medida de ejecución que forma
parte de la medida cautelar que es el embargo, es decir, que el embargo viene a ser
el género y el secuestro, como mecanismo auxiliar, viene a ser lo específico.

Al surgir controversia sobre determinado bien, las partes no se ponen de acuerdo


sobre la necesidad de celebrar el contrato de secuestro, sin ninguna duda, la
parte que se considere con derecho sobre el bien trasladará el conflicto al órgano
jurisdiccional para que sea éste quien lo resuelva a través de un proceso
cognitorio, la pretensión en este caso que es de carácter real.

La medida cautelar de secuestro que se solicite y disponga, está destinada a


asegurar el resultado del referido proceso cognitorio, por lo que se ordena la
desposesión de su tenedor y entrega a un custodio designado por el juez. De otro
lado, en el proceso ejecutivo, en el cual no se discute el derecho de
propiedad o de posesión sobre determinado bien, puede solicitarse y
disponerse el secuestro con la finalidad de asegurar el pago dispuesto en mandato
ejecutivo con lo cual sirve para proteger ante una futura afectación del bien que está
en litigio o solo aquel bien que desea secuestrar.

IX. Jurisprudencia.
1. “El Secuestro, como medio de desapoderamiento del bien de la posesión del
accionario y su entrega a un custodio cuando es judicial, debe recaer sobre cosas
cuya propiedad, es la razón del proceso principal, instaurado o a instaurarse,
cuando es conservativo, o sea cuando esa figura sirve de garantía para el resultado
del litigio; en nuestra ley procesal no se condiciona que el bien escogido sea el
objeto de la pretendida reclamación. Es interpretación particular que nuestra ley
procesal hace de la figura del secuestro, denominándolo conservativo y desligando
el bien de su condición natural de identificación con el litigio, limita su ejercicio al
proceso ejecutivo y a la existencia del mandato de pago”.25

25
Juristas Editores E.I. R. L. (2018). Código Civil, EXP. N° 971 -1997 Lima, 06 – 10 – 1997, PELAEZ
BARDALES, Mariano, El Proceso Cautelar. Lima 2005. P. 609)

36
2. No obstante que la norma procesal limita el secuestro conservativo al mandato
ejecutivo, el juez, debe atender a la verosimilitud del derecho y al peligro en la
demora del proceso para admitirla, máxime que el artículo 608 del CPC no prohíbe
el dictado de la medida sin mandato ejecutivo.26

3. No cabe afectar el vehículo con la medida de secuestro si no es de propiedad de!


emplazado. La medida cautelar solo afecta bienes y derechos de las partes
vinculadas con la relación material, por tanto, si el derecho de propiedad del tercero
se encuentra inscrito con anterioridad a la medida cautelar, tiene preferencia sobre
dicha medida, por ser primero en el tiempo.27

X. Legislación Comparada.
1. El secuestro en Chile.28
El código de procedimientos de chile señala que las medidas cautelares tienen por
objeto asegurar el resultado de la acción, pudiendo el demandante, en cualquier
estado de juicio, aun cuando no esté contestada la demandada, pedir una o más de
las siguientes medidas:

a. El secuestro de la cosa que es objeto de la demandada (artículo 291).


Regulada como secuestro judicial se presenta cuando se entablan acciones
con relación a cosa mueble determinada y haya motivo de temer que se
pierda o deteriore en manos de la persona que, sin ser poseedora de dicha
cosa, la tenga en su poder.

b. Embargo sobre bienes muebles (artículo 443)


Al igual que nuestro derogado Código de Procedimientos Civiles, el
embargo sobre bienes muebles y embargo sobre unidad de producción se
encuentran regulados dentro del proceso ejecutivo. En efecto, en el
mandato de ejecución contiene, entre otros, la de embargar bienes del
deudor en cantidad suficiente para cubrir la deuda con sus intereses y las
costas, sino paga en el acto y la designación de un depositario provisional

26
(Exp. N" 99-14875-1515, Sala para Procesos Ejecutivos y Cautelares, Ledesma Narváez, Marianella,
Jurísprudencia Actual, Tomo 5, Gaceta Jurídica, p.553).
27
(Exp. N'18813-98, Sala de Procesos Ejecutivos y Cautelares, Ledesma Narváez, Marianella, Jurisprudencia
Actual, Tomo 5, Gaceta Jurídica, p. 554).
28
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 199). Lima, Perú: Ediciones…

36
que deberá recaer en la persona que, bajo su responsabilidad, designe el
acreedor o en persono de reconocida honorabilidad y solvencia, si el
acreedor no la ha indicado. El acreedor podrá designar como depositario al
mismo deudor o pedir que o se designe depositario.

Si la ejecución recae sobre una empresa o establecimiento mercantil o


industrial, o sobre o conjunto de cosas que sean complemento
indispensable para su explotación, podrá el juez, atendidas las
circunstancia y la cuantía del crédito, ordenar que el embargo se haga
efectivo, o en loa bienes designados por el acreedor, o en otros bienes del
deudor, o en la totalidad de la industria misma, o en las utilidades que esta
produzca, o en parte cualquiera de ellas.

2. El secuestro en Colombia29
El Código Procesal colombiano de 1970 se caracteriza por la rapidez y la sencillez
en el otorgamiento de medidas cautelares, estableciendo en su art. 685 que el juez
resolverá las solicitudes de medidas cautelares, a más tardar al día siguiente del
reparto o de la presentación de ellas.

Las medidas podrá formularlas también el demandante en cualquier estado del


proceso, antes de que se dicte sentencia de segunda instancia. No procederán las
medidas cautelares que hayan sido negadas anteriormente.

En la demanda ejecutiva podrá el demandante pedir embargo y secuestro de bienes


del demandado. Simultáneamente con el mandamiento ejecutivo, el juez decretará,
si fueron procedentes, los embargos y secuestros de los bienes que el ejecutante
denuncie como propiedad del ejecutado, bajo juramento que considerará prestado
por la presentación del escrito. Cuando de ejecute por obligaciones de una persona
fallecida, antes de liquidarse la sucesión, solo podrán embargarse y secuestrarse
bienes del difunto.

El juez, al decretar los embargos y secuestros podrá limitarlos a lo necesario; el


valor de los bienes no podrá exceder del doble del crédito cobrado, sus intereses y
las costas prudencialmente calculadas, salvo que se trate de un solo bien o de

29
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 200). Lima, Perú: Ediciones…

36
bienes afectados por hipoteca o prenda que garantizan aquel crédito, o cuando la
división disminuya su valor o su venalidad.

El secuestro es la medida más corriente, pudiendo oponerse al secuestro la persona


que alegue posesión material en nombre propio o tendencia de a nombre de un
tercero poseedor; el primero deberá aducir prueba siquiera sumaria de su posesión,
y el segundo la de su tendencia y la posesión del tercero. Si se admite a oposición y
la parte que pidió la diligencia interpone reposición que le sea negada o insiste en el
secuestro, se practicare este, dejando al poseedor o tenedor en cualidad de secuestre
y se adelantará el trámite previsto en el inciso séptimo de este parágrafo. Si la parte
no permite reposición ni insiste en el secuestro, el juez se abstendrá de practicar
esté y dará por terminada la diligencia.

En los casos de daños derivados de accidente, si la demanda que versa sobre


indemnización de perjuicios causados en cosas muebles o inmuebles por accidente
de tránsito, el actor puede solicitar y el juez conceder el embargo y secuestro del
vehículo con el cual se causó el daño. Se levantará si el demandado presta caución
suficiente, o cuando se ejecutorié la sentencia absolutoria.

3. El secuestro en Ecuador.30
El Código de Procedimientos Civiles ecuatoriano promulgado en el 2005, señala
que el secuestro tendrá lugar en los bienes muebles y en los frutos de lo los raíces, y
se verificará mediante depósito. La entrega se hará por inventario, con expresión de
calidad, cantidad, número, peso y medida. El embargo de un crédito será hará
notificando al tercero deudor del ejecutado, y el remate tendrá por base el valor del
mismo crédito, sin necesidad de avaluó. El embargo de bienes raíces o muebles se
practicará aprehendiéndolos y entregándolos al depositario respectivo, para que
quede en custodia de este, pero los bienes prendarios continuaran en el poder del
acreedor ejecutante. El embargo de la cuota de una cosa universal o singular, o de
derechos en común se hará notificando la orden de embargo a uno cualquiera de los
copartícipes, el que, por el mismo hecho, quedará como depositario de la cuota
embargada.

4. El secuestro en Argentina.31

30
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones…
31
Ortega López, I. (2017), editor…. Op, cit. Pág. 2001- 2002.

36
El Código de Procedimientos Civiles de la Nación promulgado en 1967 ha sufrido
diversas modificaciones.
Señala su artículo 221, que el secuestro procederá de los bienes muebles o
semovientes objeto del juicio, cuando el embargo no asegurare por el derecho
invocado por el solicitante, siempre que se presenten instrumentos que hagan
verosímil el derecho cuya efectividad se quiere garantizar. El juez debe designar
depositario a la institución oficial o persona que mejor convenga; fijará su
remuneración y ordenará el inventario, si fuese indispensable.

5. El secuestro en Uruguay.32
El Código General de Proceso de 1989 regula entre las medidas cautelares las
siguientes:
a) La prohibición de innovar,
b) La anotación preventiva de la Litis,
c) Los embargos o secuestros,
d) La designación de veedor o auditor,
e) La de interventor,
f) Cualquiera otra idónea para el cumplimiento de la finalidad cautelar,

La resolución que disponga una intervención necesariamente fijará su plazo, el que


podrá ser prorrogado mediante la justificación sumaria de su necesidad.
El embargo se decretará por el tribunal y se trabará por el alguacil. No obstante, en
el embargo de inmuebles, el de vehículos automotores, el de naves y aeronaves,
semovientes de pedigrí o el general de derechos, quedaran trabados con la
providencia que lo decrete. Estos embargos se harán efectivos por la inscripción en
el registro respectivo, el de muebles, mediante su aprehensión por el alguacil, quien
podrá designar depositario al propio deudor o un tercero; y el de créditos, por la
notificación al deudor del ejecutado.

El embargo y, en su caso, el secuestro, se realizarán en el siguiente orden: bienes


muebles, inmuebles, créditos y a falta o insuficiencia de estos, genéricamente, en
los derechos del ejecutado.

Todo acto de disposición o de gravamen sobre el bien embargado, posterior a la


efectividad del embargo, es ineficaz con respecto al embargante y no produce
alteración alguna en el orden del proceso ni en sus resultados.

6. El secuestro en Paraguay.33

32
Ortega López, I. (2017), editor…. Op, cit. Pág. 2002.
33
Ortega López, I. (2017), editor…. Op, cit. Pág. 2003.

36
El Código Procesal Civil del Paraguay y se encuentran vigente desde 1988, y tiene
en cuanto al secuestro lo siguiente:
a. El embargo preventivo: su solicitud está condicionada a:
- Que, la existencia del crédito este demostrada con instrumento público, o
privado atribuido al deudor y además cuente con la firma por información
sumaria de dos testigos.
- Que, fundándose la petición en un contrato bilateral, se justifique su
existencia en la misma forma del inciso anterior, debiendo, en este caso,
probarse, además, sumariamente, el cumplimiento del contrato por parte del
autor, salvo que este ofreciere cumplirlo, o que su obligación fuese a plazo.

- Que la deuda esté justificada por libros de comercio llevados en debida


forma por el actor, o resulte de boleto corrector de acuerdo con los libros, en
los casos que estos pueden servir de prueba; y

- Que, estando la deuda sujeta a condición suspensiva o pendiente de plazo, el


actor acredite sumariamente que su deudor trata de enajenar, ocultar o
transportar sus bienes, o siempre que justifique del mismo por cualquier
causa ha disminuido notablemente la responsabilidad de su deudor después
de contraída la obligación.

b. Secuestro.
Procederá el secuestro de los bienes muebles o semovientes, objeto del juicio,
siempre que sea necesario proveer a su guarda o conversación para asegurar el
resultado de la sentencia definitiva. Procederá, asimismo, cuando el embargo no
asegurare por si solo el derecho invocado por el solicitante.

7. El secuestro en Venezuela.34

El Código Procesal venezolano data de 1986 y el artículo 588 establece que se


puede despachar las siguientes medidas:
a) El embargo de bienes muebles: puede embargarse los bienes que se encuentren
en el domicilio del deudor o establecimientos donde se encuentren los bienes a
embargarse.
b) El embargo de créditos, se efectuará mediante notificación que hará el juez al
deudor del crédito embargado, en la morada, en la oficina o negocio de este.
c) El secuestro podrá solicitarse respecto de:

34
Ortega López, I. (2017), editor…. Op, cit. Pág. 2003 – 2004.

36
- De la cosa mueble sobre el cual verse la demandada, cuando no tenga
responsabilidad el demandado o se tema con fundamento que este la oculte,
enajene o deteriore.
- De la cosa litigiosa, cuando sea dudosa su posesión.

- De los bienes de la comunidad conyugal, o en su defecto del cónyuge


administrador, que sean suficiente para cubrir aquellos, cuando el cónyuge
administrador malgaste los bienes de la comunidad.

- De bienes suficientes de la herencia o, en su defecto, del demandado,


cuando aquel a quien se haya privado de su legítima, la reclame de quienes
hubieron tomado o tengan los bienes hereditarios.

- De la cosa que el demandado haya comprado y que este gozando sin haber
pagado su precio.

- De la cosa litigiosa, cuando, dictada la sentencia definitiva contra el


poseedor de ella, este apelare sin dar fianza para responder de la misma cosa
y sus frutos, aunque sea inmueble.

- De la cosa arrendada, cuando el demandado lo fuere por falta de pago de


pensiones de arrendamiento, por estar deteriorada la cosa, o por haber
dejado de hacer las mejoras a que este obligado según el contrato. También
se declarar el secuestro de la cosa arrendada, por vencimiento del término
del arrendamiento, siempre que el vencimiento dicho término conste del
documento público o privado que contenga el contrato.

EL SECUESTRO EN LOS CODIGOS PROCESALES


EXTRANJEROS

El código de Procedimientos de Chile señala que las


Chile medidas cautelares tienen por objeto asegurar el
resultado de la acción.

El código procesal colombiano de 1970 se caracteriza


por la rapidez y sencillez en el otorgamiento de
medidas cautelares. El secuestro es la medida más
Colombia
corriente, pudiendo oponerse al secuestro la persona
El Secuestro
que procederá
alegue posesión de los
material en bienes
nombremuebles
propio o
El Secuestroobjeto
semovientes podrádesolicitarse
juicio, respecto:
cuando el de la cosa
embargo no
tenencia
El a nombre
embargo y en decaso,
su un tercero poseedor.
el Secuestro, se realizarán
mueble
asegurare sobre la cual
porSecuestro verse
el derecho la demanda,
invocado de la cosa
por elo
Procederá
en el
el siguiente orden: de losmuebles,
bienes bienes muebles
inmuebles
litigiosa
solicitante,cuando
siempre seaquedudosa
se su posesión,
presenten de los
instrumento
semovientes,
Elcréditos
Secuestro aobjeto
y tendrá del
lugar
falta o enjuicio, siempre
losconyugal
bienes
insuficiencia deque
muebles y sea
en
estos,
bienes
que de
hagan la comunidad
verosímil el derecho cuya de bienes
efectividad se36
necesario
los proveer
frutos dedelos
genéricamente, a su
raíces,guarda o
yy otros. conservación
se verificará para
mediante
Argentina
Ecuador
Venezuela
Uruguay suficientes
quiere laen
garantizar.
los derechos
herencia del ejecutado.
Paraguay asegurar el resultado de la sentencia definitiva.
depósito.
XI. Diferencia y similitudes entre Contrato de Secuestro – Secuestro
Procesal/ Secuestro - Embargo.

Lo primero que debemos establecer es que una cosa es el contrato de secuestro y


otra la medida cautelar de secuestro por lo que es preciso establecer sus diferencias
y la relación.

D I F E R E N C I A S
 Es una modalidad contractual perteneciente a los contratos de prestación de servicios
SS
conjuntamente con la locación de servicios, el contrato de obra, el mandato y el depósito.
EE
Por medio de este contrato dos o más depositantes confían al depositario la custodia y
CC conservación de un bien respecto del cual ha surgido controversia. El bien sometido a
UU este régimen es un bien secuestrado con finalidad cautelatoria, el contrato celebrado es
EE por tanto uno de conservación.
C
SS
O TT
N RR  Este acto jurídico contractual celebrado por quienes tienen intereses encontrados
T OO respecto de un determinado bien, tiene como núcleo del acto jurídico el acuerdo de las
R personas para entregar el bien a un depositario y confiarle la custodia y conservación,
A en tanto ellos solucionan sus deferencias extrajudicialmente. El secuestro civil por su
T naturaleza contractual es además de lo dicho consensual.
O  Si al surgir controversia sobre determinado bien las partes no se ponen de acuerdo sobre
la necesidad de celebrar el contrato de secuestro, sin ninguna duda, la parte que se
DE considere con derecho sobre el bien trasladara el conflicto al órgano jurisdiccional para
que sea este quien lo resuelva a través de un proceso cognitorio, la pretensión en este
caso es de carácter real.

S  La medida cautelar de secuestro que se solicite y disponga en este caso está destinada a
E asegurar el resultado del referido proceso cognitorio, por lo que se ordena la desposesión
C de su tenedor y entrega de un custodio designado por el juez. De otro lado en el proceso
U ejecutivo, en el cual no se discute el derecho de propiedad o de posesión sobre
E determinado bien, puede solicitarse y disponerse el secuestro con la finalidad de asegurar
S
el pago dispuesto en mandato ejecutivo.
T
R
O

S I M I L I T U D E S
Es una medida cautelar cuya característica fundamental es la
desposesión del bien afectado y la entrega a un custodio o
depositario por el juez.

36
EMBARGO SECUESTRO
- Es la medida cautelar que recae
- Consiste en la afectación jurídica
sobre los bienes del afectado
del bien o derecho del presunto
mediante la desposesión de su
obligado, aunque se encuentre en
tenedor y entrega a un custodio
posesión de un tercero.
designado por el Juez.
- Busca garantizar el resultado del
juicio, es decir que exista la - Busca preservar el bien mientras
seguridad plena que cuando se dure la controversia. Es decir, es
dicte la sentencia firme se pueda una medida preventiva que
ejecutar voluntaria o consiste en la aprehensión de
forzosamente la obligación una cosa determinada.
mandada.
- No hay custodio - Si hay custodio
- Tipos: Judicial, conservativo,
- Tipos: Depósito, inscripción, vehículo, bienes informáticos,
retención, intervención, bienes dentro de una unidad de
administración de bienes. producción o comercio y de títulos
de crédito.

- Aclarar la posesión, la
- Finalidad: sólo pago de dinero propiedad y también garantizar
el pago de una suma de dinero.

36
- Se embarga un bien no - Se secuestra bien en Litis y
necesariamente de la Litis. bien que no está en Litis.

S I M I L I T U D E S
Son denominadas como medidas cautelares para futura ejecución forzada, siendo
ambas pasibles de interponerse como medidas ejecutivas, una vez instaurado el proceso
de ejecución (denominado por nuestro legislador como Proceso Único de Ejecución) y
contando con auto que ordena llevar adelante la ejecución consentido o ejecutoriado.

XII. Doctrina extranjera.


Sobre el Binomio Secuestro Embargo.35

35
Cortés Figueroa, C. SOBRE EL BINOMIO SECUESTRO EMBARGO. Biblioteca Jurídica Virtual del
Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Pag.653 - 657

36
1. En ese afán injustificado del legislador, de no repetir vocablos en las normas positivas
(afán quizá de elegancia de estilo curialesco en infinidad de preceptos que hemos
sujetado a crítica en otros ensayos), nos ha colado un confusionismo – que a pocos ha
preocupado, por cierto – entre dos instituciones de muy diversos matices y de más
distintas finalidades. Se trata del secuestro y del embargo que con una facilidad
increíble se usaron, inicialmente, en la ley procesal civil; poco o ningún trabajo costó
par de igual o peor manera se hiciese al redactarse la parte adjetiva del Código Fiscal y
otros diversos ordenamientos.
2. El secuestro es un contrato en su naturaleza jurídica, para cuya conclusión podemos
echar mano de varios elementos entre los cuales el último – y claro que nada
convincente- sería el de su ubicación como un segundo capítulo del Título Octavo del
Libro Cuarto del Código Civil. En primer término exige un acuerdo de voluntades para
depositar una cosa litigiosa en poder de un tercero “hasta que se decida a quien debe
entregarse” (artículo 2539 C.C), ahora que tales expresiones se entendieron siempre
ligándoles a la existencia de “juicio pendiente”, cuando que ahora, a la luz de las
investigaciones del moderno derecho procesal, no debemos entender la necesidad del
secuestro más que porque hay de por medio conflicto de interés entre partes. El
desarrollo de este ensayo pondrá de relieve que los verdaderos secuestros tiene lugar
antes de que se haya formalizado el proceso (juicio pendiente) y sólo en contados casos
una vez iniciado. En segundo término, y por razón misma de su deficiente regulación
sustantivo, el secuestro convencional – que nosotros llamaríamos pura y simplemente
secuestro- se rige por las disposiciones legales del depósito (otro contrato) además de
las que son peculiares (artículo 2543 C.C). En tercer término, porque la previsión de un
secuestro, para cada caso de controversia, por lo general viene siempre como algo
accesorio a otro contrato principal compraventas a plazo, arrendamientos, etc.).
3. Cierto es que en el código Civil aparece el distingo entre el llamado secuestro
“convensional” y el secuestro judicial, pero por definición misma de la figura,
malamente podría explicarse el segundo de ellos sobre la única idea factible, o sea que
en el secuestro judicial el órgano del Estado se sustituye a la voluntad de las partes
teniente al desapoderamiento de la cosa, y para dejarla en fiel depósito, hasta que se
llegue a un acuerdo (ya que en estos supuestos es lo más de esperarse) o hasta que se
dicte sentencia en el juicio que haya necesidad de ser deducido. Pero lo anterior solo a
guisa de calificación jurídica mucho más sustantiva que procesal, pues en este sector
basta con hablar de embargo, precautorio, cautelar o conservativo, sin necesidad de

36
confundir inútilmente el panorama hablando de secuestro, siquiera éste puede ser
solución tranquilizadora en ciertos casos.
4. El artículo 238 del C.P.C. es el que abre la pauta de confusión cuando, en relación con el
235 fracciones II y III dispone – también con un equívoco lamentable- que “no pueden
dictarse otras providencias precautorias que las establecidas en este Código y que
exclusivamente consistirán… en secuestro de bienes”, en el entendido de que las
hipótesis a que se refiere son, un, cuando se tema que se oculte o dilapiden los bienes y,
otra, cuando el deudor no tuviere otros bienes que aquellos en que ha de practicarse la
diligencia y se tema que los oculte o enajene. Salta a la vista la incongruencia de que,
quien tiene el designio – evidenciado para provocar un justo temor- de ocultar, enajenar
o dilapidar bienes para no tener con qué responder entablada que le sea una demanda,
malamente va a estar anuente en que queden en secuestro sus cosas; es decir, el precepto
debió hablar de embargo precautorio a lo menos.
5. El artículo 239 permite reforzar la idea ya que supone un estado de conflicto, no
susceptible de fácil solución, entre el que pretende el aseguramiento y el que trata de
evadir el cumplimiento.
El 243 – que incurre en peor defecto de expresión al hablar de “secuestro provisional”
como si también pudiera haber secuestros pervilae – exige que el juez que decreta la
medida cautelar o asegurativa tiene a fijar la cuantía por la cual se limite la diligencia, y
esto no es más que sistema procesal de embargo.
El artículo 244 del C.P.C, en seguimiento del correspondiente de la Ley de
Enjuiciamiento Civil española, exige que cuando se pida el “secuestro convencional”
sin fundarlo en título ejecutivo, el gestionante (llamado actor) dará fianza por los
posibles daños y perjuicios que se sigan, de ser revocada la providencia o porque se
dicte sentencia absolutoria. Lo anterior sería una necedad si en realidad se tratara de
“secuestro” y no de embargo, porque el que estuvo anuente en el desapoderamiento y
depósito de bienes, carecería obviamente de derecho para reclamar daños y/o perjuicios
resultantes de ello.
6. El artículo 249 del C.P.C. estatuye que el “aseguramiento de bienes por providencia
precautoria se rige por lo dispuesto en las reglas generales del secuestro, formándose la
sección de ejecución que se previene en los juicios ejecutivos”. Ahora bien, da la
casualidad que en el código procesal no encontramos “reglas del secuestro” más bien se
encuentra reglas de embargo, tanto en la sección segunda Capítulo V (Vía de apremio)
como en los preceptos reguladores del juicio ejecutivo (artículos 446 a 453,

36
principalmente) y, cuando en alguno de esos preceptos el legislador dejó colarse el
vocablo “secuestro”, tenemos que concluir que fue inmediatamente o en un desliz de
elegancia de redacción, según apuntábamos al principio.
Del citado artículo 219 del C.P.C, se impone hacer un comentario marginal y de carácter
meramente procedimental. Toda tramitación de medidas cautelares o precautorias se
hace merced a la formación de una expedientillo que, aunque previo en ciertos casos al
juicio principal, está destinado a formar parte del cuaderno de actuaciones también
principal, tal como lo dispone el artículo 254, si bien este se refiere l caso excepcional
de que la medida haya sido decretada por un juez distinto a aquel a quien corresponde el
conocimiento del negocio (en atención a competencia por territorio, por materia por
cuantía, etc, por lo que carece de razón el mandato de que se forme “sección de
ejecución” pues implica dividir innecesariamente, quizá en dos expedientillos, lo que
debe obrar junto, muy a pesar de los supuestos en que se entable oposición del
ejecutado.
7. Veamos ahora el panorama en el Código Fiscal de la Federación. El aspecto que nos
ocupa está regulado principalmente en el Título Tercero, capítulo IV que tiene como
rubro “Del procedimiento Administrativo de Ejecución”, mismo que tenemos que
entender en puridad como Proceso de ejecución fiscal, de conformidad con los cuatro
artículos de “Disposiciones Generales” cuyos textos se advierte que son dispositivos
aplicables para la materia de impuestos, derechos (tasas) y recargos ( una de las especies
de aprovechamiento), ya que en lo referente a productos la regla, aunque invertida en el
artículo 1 del propio código, es que se rijan por lo que se prevenga “en los contratos y
concesiones respectivas”.
En la sección II de ese capítulo IV, bajo el subtítulo “Del Secuestro Administrativo”, tan
solo tendría cabida la hipótesis de la fracción 1 anuncia la procedencia del embargo
ejecutivo, la fracción III la procedencia del embargo cautelar o precautorio y, la fracción
IV la procedencia del desapoderamiento de bienes con carácter semi cautelar y semi-
ejecutivo(primer paso quizá de la confiscación).
El artículo 113 – como lo confirman los siguientes 114, 115, 116, 118, 119 y 120 – abre
la regulación del procedimiento de embargo, muy a pesar de que se refiera
expresamente a la “diligencia de secuestro administrativo”, con la salvedad del artículo
117 aplicable tanto a la posibilidad de embargo de bienes de terceo (sujeto de la
oposición), como en secuestro cuando que no son de su propiedad, con el consiguiente
perjuicio – aunque fuere temporal – para los intereses del Fisco.

36
Los artículos 121, 122 y 123 contienen normas a seguir tanto en los casos de embargo
como en los estrictos secuestros.
El artículo 125, que incide en hablar de secuestro administrativo con doble equívoco
una vez más, prevé y autoriza medidas coercitivas durante la ejecución pero en materia
de embargo, porque es incongruente pensar que hubiera estado anuente para ciertos
bienes que darán en secuestro, se rehúse posteriormente a abrir puertas de edificios, de
casas o muebles.
Los artículos 126, 127, 128 y 129 retornan a hablar de embargo, con lo que
paladinamente se constata la ligereza de utilizarse en artículos precedentes la voz
“secuestro”; por último y aquí es el colmo, el 131 prevé la figura de ampliación de
embargo, porque se presente una disminución de garantía en la ejecución fiscal y, ello
no obstante, lo leemos referido a los “secuestros administrativos”.
Cabe repetir que es una lástima no aprovechar las excelentes oportunidades que
significan las reformas legislativas, para enmendar aspectos que innecesariamente
pueden ser pauta de comentarios adversos, sobre todo del elemento de estudiosos
extranjeros, y la lástima es mayor cuando en vez de reformas aisladas lo que se expide
es una ley nueva de ciertas pretensiones.
8. Casi hubiera servido de modelo, de haber mediado la preocupación al respecto, el estilo
sobrio y cuidado del código Federal de Procedimientos Civiles, sino fuera por la
presencia del vocablo “secuestro” en los artículos 435, 436, 439, 444 e inclusive 445
(muy a pesar de que se viera con benevolencia este último), en tanto pueden ser de
aplicación en los supuestos secuestros, como en los verdaderos embargos, aunque
contra una postura de buena voluntad, está de por medio la exposición de motivos al
Capítulo VI del Título Quinto, según noticia de la Comisión redactora de ese
ordenamiento de 1942.

XIII. Modalidades de Secuestro.


1. Secuestro Judicial.
Art. 643 (Primer Párrafo).- Secuestro.
Cuando el proceso principal tiene por finalidad concreta la dilucidación
del derecho de propiedad o posesión sobre determinado bien, la medida
puede afectar a este, con el carácter de secuestro judicial, con

36
desposesión de su tenedor y entrega a un custodio designado por el juez
(…)

1.1. Concepto.
El secuestro judicial es una medida cautelar de conservación de un bien
específico; Como tal garantiza el mantenimiento de la integridad del bien de
litis hasta el final del proceso, para hacer posible la ejecución específica de la
sentencia.
La medida se instrumentaliza desapoderando al poseedor del bien y entregando a
un tercero, quien se convierte en custodio. La idea central en este tipo de medida
es que la acción que se ejercite en el proceso principal esté dirigida a obtener la
entrega de una cosa específica o determinada, como consecuencia de haberse
dilucidado el derecho de propiedad o posesión sobre un bien determinado. No se
trata de pretensiones dinerarias sino de declarativas de derechos.36
Se le denomina Secuestro Judicial (secuestro impuesto por decisión judicial) o
secuestro autónomo (Relativo al juicio, a la administración de justicia o a la
judicatura)37, puesto que tiende a preservar la integridad o el evitar el uso del bien
que constituye el objeto mediato de la pretensión principal que será materia de un
proceso judicial (medida cautelar antes de iniciado el proceso), o que ya está
siendo sustanciada en el proceso judicial (medida cautelar dentro del proceso) 38,
siendo adecuados para las pretensiones de dar bien determinado a excepción del
dinero, y con la “característica especial que en tal pretensión se discuta el derecho
de propiedad o posesión del bien”.39

Otra singularidad, es la denominación de los tipos de secuestro. Llaman secuestro


directo al que afecta al bien en litigio, para asegurar el cumplimiento de la futura
sentencia. Y secuestro indirecto a aquel que afecta bienes del deudor o
demandado, para el cumplimiento de la futura sentencia.
El secuestro indirecto, a diferencia de la legislación chilena o peruana, es aquella

36
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica.
37
Chanamé Oré, R. (2016). Diccionario Jurídico Moderno. (Décima Edición). (S.V) Lima, Perú: Grupo
Editorial Lex & Iuris.
38
Sevilla Agurto, P. (2017). Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica.
39
García Rosas, M. (2017) Medida Cautelar de Secuestro: ¿Resulta Satisfactoria la obtención de Tutela
Cautelatoria en forma de Secuestro para una Futura Ejecución Forzada? Editor…… Medidas Cautelares. (pp.
212). Lima, Perú: Ediciones…

36
que complementara a un embargo ya trabado cuando, según el art. 221 de dicha
legislación, “Sea indispensable proveer a la guarda o conservación de cosas para
asegurar el resultado de la sentencia definitiva.”40
Esta medida cautelar no se solicita para una futura ejecución forzada, sino
únicamente para evitar su deterioro, menoscabo o enajenación, en suma, actos de
aseguramiento de la decisión final.
El secuestro puede recaer:
- Sobre bienes que son objeto de la pretensión discutida o están directamente
vinculados con ésta.
- Sobre cualquier otro bien si mediare una especial razón que hiciera necesaria la
medida para el aseguramiento de la cosa.
- Sobre los bienes que están en poder de terceros al producirse el embargo quien
los detenta no quiere asumir la condición de custodio.

Como bien se podría afirmar que esta medida cautelar solo procedería ante dos
clases de pretensiones, la pretensión de “mejor derecho de propiedad”
(determinada acción reivindicatoria) y la pretensión de “mejor derecho de
posesión” (denominada acción publiciana). Siendo esto así, ambas pretensiones
deben ser declarativa condenatorias, es decir deben tener como finalidad que se
les restituya la posesión del bien del cual tienen mejor derecho de propiedad –
reivindicatoria- o se les restituya la posesión del bien del cuan tienen mejor
derecho de posesión – publiciana-, (…) y no simplemente asegurarlas.41
Una restricción ante el entendimiento simple de la norma y a la vez un problema,
es la determinación del secuestro sobre los bienes inmuebles.
La norma hace referencia al secuestro de bienes muebles, al referirse a la
“desposesión del tenedor y entrega al custodio designado”; por ejemplo cuando se
discuta sobre la propiedad de un vehículo, será procedente ejecutar el secuestro
judicial, pero cuando se refieran a bienes inmuebles 42... Según Ledesma, M.
(2014) citado por Sevilla Agurto, P. (2017)… una solución que podría intentarse
será la administración de terceros, como medida genérica;
Se considera que el legislador no señaló expresamente que el secuestro judicial

40
Código Procesal Civil Argentino, Art. 221.
41
Sevilla Agurto, P. (2017). Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica.
42
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica.

36
solo es posible sobre bienes muebles, sino por el contrario, solo se refiere a
aquellos bienes donde se discuta su propiedad o posesión, si bien este secuestro
genera la desposesión a su tenedor y entrega al custodia, pero aquello no implica
que el bien objeto secuestrado necesariamente deba ser mueble, porque la
desposesión y entrega de bienes también es factibles para los bienes inmuebles,
sólo que la medida se efectivizará cando el custodio toma posesión del bien si es
necesario con la ayuda de la fuerza pública. 43
Siendo que, esta medida se podrá ejecutar con la desposesión y entrega del
custodio, esto implica que el bien objeto de discusión de la pretensión principal
será entregado en posesión de un custodio ya sea a un tercero o el solicitante de la
medida.44

1.2. Naturaleza Jurídica.


Al existir una controversia sobre la propiedad o posesión respecto de un bien,
provisionalmente y mientras dure el proceso, se puede solicitar que el bien sea
puesto en disposición de un custodio, quien entregará el bien a quien el juez decida
en la sentencia final. Así, cuando exista una concurrencia de merecedores, quienes
se disputan la propiedad con diferentes títulos, procederá el secuestro judicial. 45
Que la acción que se ejercite en el proceso principal este dirigida a obtener la
entrega de un a cosa especifica o determinada, como consecuencia de haberse
dilucidado el derecho de propiedad o posesión sobre un bien determinado. No se
trata de pretensiones dinerarias, sino de declarativas de derecho”. Es decir deben de
pretender la restitución la posesión del bien del que tiene mejor derecho de
propiedad, que sería la reivindicatoria propiamente; un presupuesto para encuadrar
dicha figura es que exista una pretensión reivindicatoria del bien, que a partir de
este se autorice el secuestro frente a riesgos que el bien sea vulnerado. O restituir la
posesión del bien del que tienen mejor derecho de posesión, que sería la publiciana.
Por lo tanto se entiende que cuando y si es el caso que en dichas pretensiones
recaiga una sentencia firme, tendrán que ser cumplidas en la etapa de ejecución
forzada. El secuestro judicial no es la medida cautelar óptima si la pretensión del

43
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica.
44
García Rosas, Marylin. (2017) Op. Cit. Pág. 212.
45
Ortega López, I (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas. Editor……
Medidas Cautelares. (pp. 188). Lima, Perú: Ediciones…

36
proceso trata sobre obligaciones de hacer o no hacer, ya que no está a discusión
dicha titularidad. Por eso si tomamos en consideración que el secuestro es sobre una
cosa litigiosa a fin de que un tercero la conserve, hasta que se decida a quien
pertenece, ello permite sostener que no procede la sustitución del bien, por ser
objeto del proceso principal. Aquí no procede la sustitución ni por otros bienes del
mismo valor, ni siquiera por dinero, pues lo que se reclama no es una suma
determinada sino ese bien y ninguno distinto de ese.46

1.3. Datos.
Siendo como dato aparte, pero no menos importante, es la conexión básica que se le
designa según la modalidad. La modalidad cautelar acotada debe concordarse con
los artículos 1857 y siguientes del Código Civil 47. Que regula el secuestro como una
forma de contrato por el cual se confía a un tercero la custodia y conservación de un
bien. Si no existe contrato de secuestro, entonces acudiremos a esta modalidad
cautelar.
El legislador plasmo la regulación del secuestro en general en los siguientes puntos,
del art. 1858 al art. 1867 del Código Civil:
- El contrato debe ser escrito, bajo amenaza de sanción de nulidad.
- El depositario puede administrar el bien si las circunstancias lo requieran.
- Todo contrato de administración por parte del depositario concluirá legalmente
si antes del plazo señalado, se haya puesto fin a la controversia.
- El depositario puede enajenar el bien, si es que este corre peligro, y bajo
mandato de juez.
- Si el depositario muere o es incapaz, los depositantes señalaran su
reemplazante o ante un desacuerdo el juez toma la decisión.
- Los depositantes pueden recibir remuneración, y retener el bien mientras no se
haya satisfecho su crédito.
- El depositario puede reclamar la posesión ante cualquier persona mientras está
respaldada por el mandato del juez.
- El depositario puede ser liberado, solo antes de la resolución de las
controversias, con asentamiento de depositantes o mandato del juez.

46
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica.
47
Artículo 1857.- Definición. Por el secuestro, dos o más depositantes confían al depositario la custodia y
conservación de un bien respecto del cual ha surgido controversia.

36
- El bien debe ser entregado, conforme al resultado de la controversia.
- Y por último señala que serán aplicables la norma del Depósito Voluntario si
son aplicables.

1.4. Características.
 No siendo una figura independiente, no solo porque complementa a otras, sino
que tal y como lo señala en la norma, debe de regirse a las normas del depósito
voluntario en cuanto sean aplicables (art. 1814 al art. 1853).
 En cuanto a los depositantes, en nuestra legislación señalan “dos o más” quienes
deberán mantener un proceso de litigio o una controversia la cual genere el
secuestro.

1.4.1. Requisitos.
Entonces en resumen estas comprenden los siguientes parámetros del art.
1814 al art. 1853 del Código Civil:
- “No existe la figura depósito hecho por un incapaz. Se procedería a
recobrar lo que existe y exigir el valor de lo consumido.
- La existencia y contenido del depósito se rigen por el primer párrafo
del art. 1605.
- Se necesita de la autorización escrita del depositante para ceder el
depósito.
- El depósito se presume gratuito, salvo que por acuerdo de las partes o
naturaleza de la situación este sea remunerado. Lo determina el pacto
o los usos del lugar de celebración del contrato.
- El depositario en la custodia y conservación del bien debe considerar
la diligencia ordinaria exigida por la naturaleza de la obligación y que
vaya acorde con las personas, tiempo y lugar.
- El depositario no puede usar el bien salvo disposición del juez o
depositante. En todo caso asumiría la responsabilidad de la afectación
del bien.
- No hay responsabilidad si el depositario prueba que dicha afectación
se hubiera producido en el supuesto que no lo hubiera usado.
- Se puede variar el modo de custodia, siempre y cuando el depositario
de aviso al depositante.

36
- No es responsabilidad del depositario el deterioro, la pérdida o la
destrucción del bien sin culpa. A menos que si sea en culpa o vicio
aparente.
- Sera responsabilidad del depositario cualquier daño al bien siendo
evidente o habiéndose probado la culpa o vicio aparente.
- En cuanto a los depósitos reservados. Se cuida que no haya alteración
alguna a los sellos y cerraduras del bulto o cubierta del continente,
salvo autorización del depositante. Se presume la culpa del depositario
al no cumplir con dicho requisito.
- Si se cometió el daño hacia los sellos, cerraduras o cubierta del
continente del bien, se recabara la declaración del depositante en cómo
y tanto a detalles específicos de los bienes depositados, salvo prueba
presentada por el depositario.
- En cuanto al depósito secreto, el depositario no debe violar la
discreción, ni podrá ser obligado a hacerlo salvo disposición del juez.
- Los depositarios de títulos valores, o documentos que devenguen
intereses, están obligados a realizar su cobro en las épocas de sus
vencimientos, así como a practicar los actos que sean necesarios para
que dichos documentos conserven el valor y los derechos que les
correspondan.
- En cuanto al depósito irregular, el depositante permite que el
depositario use el bien, el contrato se convierte en comodato o mutuo,
según las circunstancias.
- El depositario debe devolver el bien en cuanto lo solicite el
depositante, aunque hubiese plazo convenido, salvo que el contrato
haya sido celebrado en beneficio o interés del depositario o de un
tercero.
- En el depósito con interés a tercero, el bien es depositado también en
interés de un tercero y éste comunica su adhesión a las partes
contratantes, el depositario no puede liberarse restituyéndolo sin
asentimiento del tercero.
- Si en el contrato no se hubiere fijado plazo, el depositario puede
efectuar la restitución del bien en cualquier momento, siempre que le
avise al depositante con prudente anticipación para que lo reciba.
- El depositario que tenga justo motivo para no conservar el bien puede,
antes del plazo señalado, restituirlo al depositante, y si éste se niega a
recibirlo, debe consignarlo.

36
- El depositario no debe restituir el bien sino a quien se lo confió o a la
persona en cuyo nombre se hizo el depósito o a aquélla para quien se
destinó al tiempo de celebrarse el contrato.
- Si el depositario deviene incapaz, la persona que asume la
administración de sus bienes procederá de inmediato a la restitución
del bien o lo consignará si el depositante no quiere recibirlo.
- No debe efectuarse la restitución al depositante del bien si el
depositario tiene conocimiento de su procedencia delictuosa, en cuyo
caso deberá consignarlo de inmediato, con citación de aquél y bajo
responsabilidad.
- El depositario debe devolver el mismo bien recibido, en el estado en
que se halle al momento de su restitución, con sus accesorios, frutos y
rentas.
- El depositario devolverá a cada depositante parte del bien, siempre
que éste sea divisible y si, al celebrarse el contrato, se hubiera
indicado lo que a cada uno corresponde.
- Si son varios los depositantes y no se hubiera dispuesto a quién se
hará la restitución, a falta de acuerdo deberá efectuarse según las
modalidades que establezca el juez. La misma norma se aplica cuando
a un solo depositante suceden varios herederos.
- Si son varios los depositarios, el depositante pedirá la restitución al
que tenga en su poder el bien, dando aviso inmediato a los demás.
- El depositario que pierde la posesión del bien como consecuencia de
un hecho que no le es imputable, queda liberado de restituirlo, pero lo
comunicará de inmediato al depositante, bajo responsabilidad. El
depositante puede exigir lo que haya recuperado el depositario y se
sustituye en sus derechos.
- El depositario que pierde sin culpa el bien y recibe otro en su lugar,
está obligado a entregarlo al depositante.
- El heredero del depositario que enajena el bien ignorando que estaba
en depósito, sólo debe restituir lo que hubiese recibido o ceder sus
derechos contra el adquiriente, en caso que el valor no le hubiese sido
entregado. En caso que el heredero conozca que el bien está en
depósito, se sujeta a lo dispuesto en el párrafo anterior y responde,
además, por los daños y perjuicios.
- En caso de muerte del depositante, el bien debe ser restituido a su
heredero, legatario o albacea.

36
- El depósito hecho por el administrador será devuelto a la persona que
él representaba cuando se celebró el contrato, si hubiera terminado su
administración o gestión.
- En el depósito hecho por un incapaz, el bien no puede ser devuelto
sino a quien lo represente legalmente, aun cuando la incapacidad se
haya producido con posterioridad al contrato.
- Salvo los casos previstos en los artículos 1836 y 1852, el depositario
no puede negarse a la devolución del bien, y si lo hace, responde por
los daños y perjuicios. Le serán aplicables las mismas reglas si negare
el depósito y éste le fuera probado en juicio.
- La devolución del depósito se hace en el lugar en que estuvo en
custodia.
- Los gastos de entrega y de devolución son de cuenta del depositante.
- El depositario está liberado de toda obligación si resulta que el bien le
pertenece y que el depositante no tiene derecho alguno sobre éste.
- El depositante está obligado a reembolsar al depositario los gastos
hechos en la custodia y conservación del bien depositado y a pagarle
la indemnización correspondiente.
- El depositario sólo puede retener el bien hasta que se le pague lo que
se le debe por razón del contrato.

Los depósitos en los bancos, cooperativas, financieras, almacenes


generales de depósito, mutuales y otras instituciones análogas se rigen
por las leyes especiales que los regulan”48.

1.5. Comentarios.
Por su finalidad está ligado a resguardar la integridad o el evitar el uso del bien que
viene a ser la cosa mediata de la pretensión principal que viene a ser materia de
proceso judicial, o que está siendo sustanciada en el proceso judicial. (Antes y
durante el proceso), todo esto hasta el final del proceso.
Esto se va a dar en consecuencia al haberse aclarado el derecho de propiedad o
posesión, siendo después la obtención de la cosa específica o determinada o por
determinarse. No son pretensiones dinerarias, solo declarativas de derechos. Los
procesos de cognición y no a los de ejecución.

48
Código Civil, Perú (2012).

36
1.6. Modelo de escrito y resoluciones.

MODELO DE SOLICITUD DE MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO


JUDICIAL

SECRETARIO: ....................
EXPEDIENTE: ....................
CUADERNO: CAUTELAR.
ESCRITO: NRO. 01.

SOLICITA MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO JUDICIAL


AL JUZGADO CIVIL DE

EMMA MARÍA DE LOS ÁNGELES CALLEGARI PEREYRA identificado (a) con


D.N.I. Nro. 70655498, con dirección domiciliaria en URB. SARGENTO LORES J-8
señalando domicilio procesal en URB. SARGENTO LORES J-8; atentamente, digo:

Que, en VIA DE PROCESO CAUTELAR, solicito se dicte medida cautelar sobre los
bienes de propiedad de JAIR CARRANZA DEL ÁGUILA, con domicilio en LAS

36
AMELIAS CON PERIODISTAS #334, en mérito a las siguientes consideraciones:

I.- FUNDAMENTOS DE HECHO:


1.- Que, el (la) Sr. (a) JAIR CARRANZA DEL ÁGUILA, me vendió el automóvil marca
TOYOTA, modelo CAMIONETA, color GUINDA año 2016 de placa de rodaje UY-
1234-00, según consta en el contrato de compraventa de fecha, 20 DE ENERO DEL
2017 celebrado entre el (la) recurrente y la referida persona.
2.- Que, antes de inscribirse dicha compraventa en el Registro de la Propiedad Vehicular
falleció el (la) vendedor (a), situación de la que se ha aprovechado su heredero (a), Sr.
(a), quien pretende desconocer la indicada transferencia y apropiarse indebidamente
del automóvil descrito precedentemente, habiéndome despojado de su posesión.
3.- Que, actualmente, la posesión del vehículo señalado líneas arriba está siendo materia
de litigio en el proceso de interdicto de recobrar iniciado por el (la) recurrente contra
el (la) Sr. (a) ...... y que se tramita en este Juzgado, expediente Nro. , Secretario
(a) ...............
4.- Que, la presente medida cautelar tiene por finalidad asegurar el resultado del proceso
principal aludido en el punto anterior, cual es la reposición en mi derecho de posesión
sobre el referido automóvil, del que fuera injustamente privado. Así es, esta medida
precautoria obedece a que existe peligro en la demora del proceso principal iniciado,
porque durante el lapso de tiempo en que el Juzgado sustancie la causa y resuelva a mi
favor, el (la) demandado (a) ,................ seguramente usará el vehículo en cuestión,
con evidente riesgo de que tenga lugar su destrucción, pérdida o desvalorización,
pudiendo incluso disponer de él de manera ilegal, lo cual haría inútil la sentencia
definitiva a dictarse en el proceso principal.

II.- MEDIOS PROBATORIOS:


Ofrezco el mérito de la copia simple del siguiente documento:
1.- Copia legalizada del contrato de compraventa de fecha , suscrito entre el (la)
recurrente y el (la) Sr. (a) , referido al automóvil de placa de rodaje ; con la
que se acredita su propiedad y, por ende, el derecho a ejercer su posesión.
Se deja constancia que el mencionado contrato de compraventa obra en los
actuados principales que corren en este Juzgado, como anexo de la demanda.

III. FUNDAMENTACION JURIDICA:

36
Sustento mi pretensión cautelar en lo previsto en las siguientes normas legales:
Artículo 923 del Código Civil, que señala que la propiedad es el poder jurídico que
permite usar, disfrutar, disponer y reivindicar un bien.
Artículo 608 del Código Procesal Civil, según el cual el Juez puede, a pedido de parte,
dictar medida cautelar antes de iniciado un proceso o dentro de éste, destinada a
asegurar el cumplimiento de la decisión definitiva.
Artículo 643 del Código Procesal Civil, que prescribe en su primer párrafo que cuando
el proceso tiene por finalidad concreta la dilucidación del derecho de propiedad o
posesión sobre determinado bien, la medida puede afectar a éste, con el carácter de
secuestro judicial, con desposesión de su tenedor y entrega a un custodio designado
por el Juez.

IV. FORMA Y BIEN SOBRE EL QUE RECAERA LA MEDIDA CAUTELAR:

- Medida cautelar: SECUESTRO JUDICIAL sobre el automóvil marca TOYOTA,


modelo CAMIONETA, color GUINDA, año 2016, de placa de rodaje UY-1234-00.
Con la finalidad de que se formalice la medida cautelar solicitada el Juzgado se servirá
oficiar a la Dirección General de Control de Tránsito y al Registro de la Propiedad
Vehicular para que procedan a efectuar la captura de dicho automóvil y la anotación de
la presente medida cautelar, respectivamente.
V.- CONTRACAUTELA:
Ofrezco como contracautela caución juratoria hasta por el monto que el Juzgado estime
necesario para asegurar el resarcimiento de los daños y perjuicios que se pudieran
irrogar al (la) obligado (a). Para ello cumplo con legalizar mi firma ante el Secretario
cursor, de acuerdo a lo normado en el artículo 613 -tercer párrafo- del Código Procesal
Civil.
VI. ORGANO DE AUXILIO JUDICIAL:
Señalo como órgano de auxilio judicial en calidad de custodio (a) a , identificado (a)
con D.N.I. Nro. , domiciliado (a) en , para lo cual cumplo con acompañar a la
presente solicitud copia legalizada de su documento de identidad. Además, la dirección
donde estará en custodia el bien objeto de secuestro judicial es la
siguiente: ........................................

POR TANTO:

36
Al Juzgado, pido se sirva admitir la presente solicitud de medida cautelar, de acuerdo a ley.
PRIMER OTROSI DIGO: Que, dejo constancia que no señalo monto de afectación alguno
en razón de la propia naturaleza de la medida cautelar que se solicita, pues ésta se dirige
única y exclusivamente a asegurar la ejecución de la sentencia que se pronuncie sobre el
derecho de posesión que me asiste respecto del automóvil descrito en líneas anteriores.
SEGUNDO OTROSI DIGO: Que, adjunto los siguientes anexos:
1.A Tasa judicial por concepto de medida cautelar.
1.B Fotocopia del D.N.I. del (de la) recurrente.
1.C Copia legalizada del D.N.I. del órgano de auxilio judicial (custodio/a).
1.D Copias simples de la demanda, de fecha , así como de sus correspondientes
anexos, que se está tramitando en el proceso principal de interdicto de recobrar, en este
Juzgado, expediente Nro. , Secretario (a) ................
1.E Copia simple del auto admisorio de la demanda, de fecha ...........

Ciudad, Iquitos 05 de octubre 2018.


.………………………….
Sello y firma del letrado
……………………………….
Firma del (de la) recurrente

1.7. Mapa de resumen.49

49
Zumaeta Dávila, P. & Atarama Cardama, A. (2017) MEDIDA CAUTELAR: EL SECUESTRO.
(Monografía). Universidad Científica del Perú de Iquitos.

36
2. Secuestro conservativo.
Art. 643 (Segundo Párrafo).- Secuestro.
Cuando la medida tiende a asegurar la obligación de pago contenida en
un título ejecutivo de naturaleza judicial o extrajudicial, puede recaer en
cualquier bien del deudor, con el carácter de secuestro conservativo,
también con desposesión y entrega al custodio.

Se aplican al secuestro, en cuando sean compatibles con su naturaleza,


las disposiciones referidas al embargo. (*)

2.1. Concepto.

Medida Cautelar para futura Ejecución Forzada, mediante la cual se priva de


la posesión de cualquiera de los bienes del presunto deudor, a efectos de
garantizar el cumplimiento del pago dispuesto en un mandato ejecutivo.
Constituye prácticamente una conminación al pago (C.B.G – H.C.R). /
Esta forma especial de secuestro tiene como propósito asegurar el pago
dispuesto en mandato ejecutivo, es este el secuestro para futura ejecución
forzada patrimonial y por tal razón puede recaer en cualquier bien del deudor.
Aquí no existe controversia sobre la titularidad del bien, aquí se trata de
asegurar el pago ordenado en mandato judicial.50
Con la modificatoria que se introduce a este artículo, a partir del Decreto
Legislativo N°1069, la redacción se aparta de esta regulación para señalar que
el secuestro conservativo opera cuando se busca “asegurar la obligación de
pago contenida en un título ejecutivo de naturaleza judicial o extrajudicial”.
Por lo tanto, ya no se requiere para la afectación que exista un mandato
ejecutivo, sino basta un título ejecutivo que contenga una obligación de
pago.51
50
Chanamé Oré, R. (2016). Diccionario Jurídico Moderno. (Décima Edición). (S.V) Lima, Perú: Grupo
Editorial Lex & Iuris.
51
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo II. (3° Ed.). Lima: Gaceta

36
En sí, el Secuestro Conservativo es procedente cuando la pretensión sea de
dar una suma de dinero, es allí donde el demandante (acreedor) podrá solicitar
el secuestro de los bienes del deudor para proceder después al remate de los
mismos y poder cobrar el crédito que se le adeuda. 52 Es decir, el secuestro
conservativo no recae necesariamente sobre el bien que se discute en el
proceso principal como en el judicial sino en cualquier bien del deudor.53

El Secuestro es parecido al embargo en cuanto afecta el bien o bienes del


deudor, solo que es en mayor medida más gravoso, ya que genera la
desposesión de los bienes al deudor y su entrega al custodio.54

(…) Existen casos en donde esta medida tendrá que complementarse con la
medida cautelar de embargo en forma de inscripción, como el caso de bienes
registrales. Esto para garantizar la eficacia y la ejecutabilidad de la decisión
final, hay que de concederse únicamente el embargo en forma de inscripción,
los poseedores de este podrían dañarlo, y si se solicita solo secuestro
conservativo, los poseedores podrían transferir maliciosamente la posesión
del bien a un tercero.55

Por ejemplo: Si un acreedor solicita el secuestro conservativo del automóvil


(bien registrable) de su deudor, la orden de captura será a nivel nacional pero
nada impide que el deudor transfiera a un tercero el automóvil y esta
transferencia se inscriba en el Registro de Propiedad Vehicular, siendo que el
tercero podrá solicitar la desafectación del bien, ya que él adquirió de buena
fe dicho bien sin tener conocimiento de la afectación con el secuestro
conservativo.56

Por esa razón son complementarias (el embargo en forma de inscripción y el

Jurídica.
52
Sevilla Agurto, P.(2017). Op. Cit. Pag. 211.
53
Donaries Sanchez, P. El secuestro conservativo.
54
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica
55
Zumaeta Dávila, P. & Atarama Cardama, A.(2017). MEDIDA CAUTELAR: EL SECUESTRO. Trabajo de
investigación del Derecho procesal civil. (Monografía). Universidad Científica Del Perú de Iquitos.
56
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica

36
secuestro conservativo), (…) ya que de concederse únicamente el embargo en
forma de inscripción los deudores podrían ocultar o dañar el bien (vehículo),
o como el ejemplo antes dado, en tanto que de solo concederse el secuestro
conservativo nada impediría a los deudores transferir registralmente el bien a
un tercero.57

Giuseppe Chiovenda explica que el secuestro de conservación tiene por


finalidad conservar aquellas garantías de créditos que pueden más fácilmente
desaparecer, como los muebles (...) y las cantidades debidas al deudor por un
deudor suyo. Es institución de origen italiano; informa seguidamente que las
leyes italianas medievales admitían también el arresto personal del deudor
sospechoso de huida (especialmente con relación a extranjeros), institución
conservada en algunas leyes modernas (por ejemplo, la alemana y la
austriaca);

Otro distinguido procesalista italiano, Enrico Redentti concibe a esta forma


especial de secuestro del siguiente monto: " El secuestro conservativo es una
providencia con que se tiende a impedir a un deudor o de quien se afirma que
lo es, que derroche o sustraiga en daño del acreedor (o que se afirma serlo)
los bienes que pudieran en hipótesis ser objeto de ejecución por expropiación
y que constituyen en este sentido las garantizas genéricas del crédito".58

Ahora bien, el secuestro conservativo no procedería sobre bienes inmuebles


porque su objeto principal es garantizar pretensiones dinerarias y para ello
está el embargo en forma de inscripción como medida cautelar adecuada,
tanto para inmuebles inscritos como no inscritos.
También resulta de la interpretación literal de la norma objeto de comentario
es que señala que la procedencia de la medida cautelar de secuestro
conservativo será factible cuando la obligación dineraria se encuentre en un
título ejecutivo judicial o extrajudicial(…) en este orden de idea, con la
interpretación literal de la norma solo se estaría permitiendo la medida
cautelar de secuestro antes o dentro del proceso único de ejecución, pero
57
Sevilla Agurto, P.(2017) Op. Cit. Pag. 21.
58
Gallardo Miraval, J.(2000). Tutela y contracautela en el proceso civil. Tesis de pos grado. Universidad
Mayor de San Marcos de Lima.

36
también mediante el proceso de cognición (conocimiento, abreviado, o
sumarísimo) por no contar con título ejecutivo; ambas clases de procesos
pueden ventilarse pretensiones dinerarias en las cuales se hace necesario
garantizar el cumplimiento de la decisión final a través de esta medida.59

2.2. Naturaleza Jurídica.


Esta forma especial del secuestro tiene como propósito asegurar el pago
dispuesto en mandato ejecutivo, es este el secuestro para futura ejecución
forzada patrimonial y por tal razón puede rehacer en cualquier bien del
deudor, Aquí no se discute la propiedad ni la posesión del bien, aquí no
existe controversia sobre la titularidad del bien, aquí se trata de asegurar el
pago ordenado en mandato ejecutivo.60

2.3. Antecedentes.

El antecedente histórico del secuestro conservativo lo encontramos en el


derecho romano en la denominada legis actio per pignoris capionem por la
cual ciertos acreedores podían tomar en prenda bienes de sus deudores, sin
intervención de la autoridad y hasta en ausencia del contrario; el acreedor
tenía derecho a vender la prenda no rescatada y hacerse cobro de su crédito.
Emilio Betti considera que el origen histórico del secuestro conservativo debe
buscarse en la figura de la pignoración privada del antiguo Derecho
germánico (el acreedor insatisfecho tomaba en prenda, por propia autoridad,
los bienes del deudor) elaborada después por el Derecho Común.
Posteriormente se llega a exigir que la toma de prenda ejecutada por el
acreedor sea aprobada por la autoridad judicial, ya en su fase más
evolucionada se instituye la autorización previa de la autoridad judicial, que
por otra parte no suponía declaración de derechos a favor del acreedor.61

59
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica.
60
Gallardo Miraval, J.(2000).op.cit. pag. 67
61
Pérez Ríos, C. TESIS para optar el grado académico de Doctor en Derecho Lima – Perú 2010. Universidad
Nacional Mayor de San Marcos,

36
2.4. Datos.

La procedencia del secuestro en el proceso de ejecución de resolución judicial


no sólo está amparada por los dispositivos antes enunciados sino que su
aplicación está plenamente justificada por diversas situaciones que surgen en
la realidad;
Por ejemplo: ¿qué sucede si luego de expedirse el mandato de ejecución
referido al pago de una suma líquida el obligado se resiste a su cumplimiento?
Creemos que en este supuesto es absolutamente procedente disponer la
medida de secuestro, precisamente "para asegurar el pago" dispuesto en
mandato de ejecución; en otro caso, el ejecutado depositario se resiste a
entregar al martillero el bien embargado con el fin de frustrar el remate, sin
lugar a dudas también en esta eventualidad consideramos procedente la
medida cautelar de secuestro por estar orientada a asegura el pago dispuesto
en mandato de ejecución, equiparable en este caso, al mandato ejecutivo.62

2.5. Características.
2.5.1. Se puede decir que:
- Se ejecuta sobre bienes muebles ubicado dentro de una casa,
departamento o finca o animales dentro de una hacienda y
perteneciente a una persona natural que es el deudor
/demandado o ejecutado.
- Su finalidad es desposeer los bienes que habitan dentro de la
vivienda del deudor para entregársela a un custodio, nombrado
por el juez, quien conservará los bienes hasta su ejecución
forzada o devolución (ordenada también por el juez) o su
sustitución en un almacén designado para tal efecto.
La jurisprudencia ha señalado que “no puede constituir casual
de rechazo de la medida cautelar de secuestro el hecho de que
el ejecutado no haya precisado el almacén legalmente
constituido en donde se depositarán los muebles a
embargarse”.
- Los bienes que pueden ser objeto de secuestro son todos
aquellos que se encuentra en la vivienda, salvo los bienes
62
Gallardo Miraval, J.(2000).op.cit. pag. 70

36
inembargables detallados en el artículo 648 del Código Procesal
Civil en lo que respecta a este tipo de secuestro.
Con respecto al bien, hay jurisprudencia que señala que no
procede al secuestro sobre un inmueble en litigio,
argumentándose a que el código procesal no ha regulado dicha
figura, sino solamente si el bien se encuentra inscrito o no.63
- La cantidad de bienes secuestrados durante la ejecución de la
medida cautelar debe ser proporcional, a discrecionalidad del
especialista legal, al monto ordenado en la resolución concesoria
del cautelar.
- No se comunica al deudor el concesorio cautelar como tampoco
la fecha del secuestro, una vez ejecutada se le notifica y podrá
ejercer el derecho de oposición al mandato cautelar regulado en
el segundo y tercer párrafo del artículo 637 del código
adjetivo.64
- No es necesaria la presencia del deudor, su comparecencia, la
firma del acta de secuestro o la de su abogado, por cuanto el
juez autoriza el descerraje de la puerta del inmueble con
presencia del acreedor o su apoderado, el custodio de los bienes,
los agentes policiales y el especialista legal, quien deberá
identificarse en todo momento.
- Durante la ejecución y secuestro de los bienes, el especialista
legal levanta un acta detallando e identificando los bienes
secuestrados y entregando al custodio.
- La medida cautelar puede suspenderse en plena ejecución a
pedido del acreedor / demandante por sustitución de la medida
cautelar por una suma del dinero o por falta de garantías para su
ejecución, ésta última cuando así lo decida el especialista legal o

63
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo II. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica.
64
Art. 637.- Trámite de la medida.
Una vez dictada la medida cautelar, la parte afectada puede formular oposición dentro de una plazo de cinco
(5) días, contando desde que toma conocimiento de la resolución cautelar, a fin de que pueda formular la
defensa pertinente. La formulación de la oposición no suspende la medida.
De ampararse la oposición, el juez deja sin efecto la medida cautelar. La resolución que resuelve la oposición
es apelable sin efecto suspensivo.

36
la autoridad policial.

2.5.2. Requisitos.
- El pedido debe recaer sobre bienes muebles susceptibles de ser
materialmente desapoderados.
- El litigio sea ajeno a la titularidad o posesión del bien cuyo
secuestro se pretende, ya que en ese supuesto se estaría ante el
secuestro judicial a que refiere la primera parte del artículo en
comentario.
- Que exista indiferencia en la condición de tenedor del bien, tal
como no ocurre en el secuestro de bienes en litigio, señalado
líneas arriba.
- Hay dos ideas ejes que acompañan a este secuestro
conservativo: (1) que la titularidad de los bienes que se afecten
sean de propiedad del deudor, aunque estos se encuentren en
poder de terceros; (2) que la naturaleza de dichos bienes
permitan el desplazamiento, para que opere la desposesión y
entrega al custodio, caso contrario, no estaríamos ante un
secuestro conservativo propiamente dicho sino ante un
depósito.65

2.6. Comentarios.

 El secuestro conservativo es una medida por la cual se provoca la


desposesión física al afectado del bien sobre el que recae dicha medida
cautelar; luego, el bien es entregado a un custodio.
 A diferencia del secuestro judicial en el que se afecta únicamente el bien
que es objeto de la pretensión, en el secuestro conservativo se puede
afectar cualquier otro bien del obligado.
 La regla general es que el secuestro conservativo se ordena para asegurar
la obligación de pago contenida en un título ejecutivo de naturaleza
judicial o extrajudicial; es concedida dentro de proceso o fuera de proceso
(antes de la interposición de la demanda principal).
 Se diferencia con el secuestro convencional, en el sentido de que éste es
una modalidad contractual perteneciente a los contratos de prestación de
65
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica.

36
servicios, mientras que el secuestro conservativo es un instituto procesal
destinado a asegurar la futura ejecución forzada dentro del proceso
jurisdiccional.

2.7. Modelo de escrito y resoluciones.


MODELO DE SOLICITUD DE MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO CONSERVATIVO
SECRETARIO: ....................
EXPEDIENTE: ...................
CUADERNO: CAUTELAR.
ESCRITO: NRO. 01.
SOLICITA MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO CONSERVATIVO

AL JUZGADO CIVIL DE ...............…….. , identificado (a) con D.N.I. Nro. ,


con dirección domiciliaria en , señalando domicilio procesal en ; atentamente, digo:
Que, en VIA DE PROCESO CAUTELAR, solicito se dicte medida cautelar sobre los
bienes de propiedad de , con domicilio en , hasta por la suma de dólares
americanos, en mérito a las siguientes consideraciones:

I.- FUNDAMENTOS DE HECHO:


1.- Que, en virtud del contrato de , de fecha , suscrito entre el (la) recurrente y ,
este (a) último (a) y suscribieron en calidad de emitente (obligado/a principal) y
fiador (a), respectivamente, los siguientes títulos valores: Pagaré Nro. , de fecha
, vencido el , por el monto de dólares americanos. Pagaré Nro. , de fecha
, vencido el " por el monto de dólares americanos.
Dichos títulos valores suman la cantidad de……dólares americanos y han sido
protestados por falta de pago.
2.- Que, la presente medida cautelar tiene por finalidad asegurar el resultado del proceso
de obligación de dar suma de dinero que en vía ejecutiva se tramita en este Juzgado,
expediente Nro , Secretario (a) .................
3.- Que, naturalmente, esta medida cautelar obedece a que existe peligro en la demora del
proceso principal iniciado, porque durante el lapso de tiempo en que el Juzgado
sustancie la causa y resuelva a mi favor, el (la) obligado (a) podría disponer
libremente de sus bienes, tornándose así en inútil el proceso judicial principal dirigido
a la recuperación del adeudo.

36
II.- MEDIOS PROBATORIOS:
Ofrezco el mérito de las copias simples de los siguientes documentos:
1.- Contrato de , de fecha , suscrito entre el (la) recurrente y , del cual derivan
los títulos valores cuyo cobro ha sido demandado en el proceso principal y que se indican
seguidamente.
2.- Pagaré Nro. , de fecha , vencido el , ascendente a la suma de .............
dólares americanos, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se demuestra
la verosimilitud del derecho invocado.
3.- Pagaré Nro. , de fecha , vencido el , ascendente a la suma de .............
dólares americanos, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se acredita la
verosimilitud del derecho invocado.
Se deja constancia que el contrato de y los títulos valores originales obran en
los actuados principales que corren en este Juzgado, como anexos de la demanda.
III. FUNDAMENTACION JURIDICA:
Fundamento mi pretensión cautelar en lo previsto en las siguientes normas legales:
Artículo 1219 del Código Civil, cuyo inciso 1) establece que es efecto de las obligaciones
autorizar al acreedor para emplear las medidas legales a fin de que el deudor le procure
aquello a que está obligado.
Artículo 608 del Código Procesal Civil, según el cual el Juez puede, a pedido de parte,
dictar medida cautelar antes de iniciado un proceso o dentro de éste, destinada a asegurar el
cumplimiento de la decisión definitiva.
Artículo 643 del Código Procesal Civil, que prescribe en su segundo párrafo que cuando la
medida tiende a asegurar la obligación de pago contenida en un título ejecutivo de
naturaleza judicial o extrajudicial, puede recaer en cualquier bien del deudor, con el
carácter de secuestro conservativo, también con desposesión y entrega al custodio.

IV. FORMA Y BIEN SOBRE EL QUE RECAERA LA MEDIDA CAUTELAR:


- Medida cautelar: SECUESTRO CONSERVATIVO sobre los bienes muebles que se
encuentren en la siguiente dirección , en la cual domicilia el (la) obligado (a) ; hasta por
la suma de dólares americanos.
Con la finalidad de que se proceda a la formalización de la medida cautelar solicitada, el
Juzgado se servirá oficiar a las autoridades policiales para que cumplan con prestar las
garantías del caso. Además, se servirá el Juzgado autorizar al Secretario cursor al
descerraje en caso de ser necesario.

36
V.- CONTRACAUTELA:
Ofrezco como contracautela caución juratoria hasta por el monto que el Juzgado estime
necesario para asegurar el resarcimiento de los daños y perjuicios que se pudieran irrogar
al (a la) obligado (a). Para ello cumplo con legalizar mi firma ante el Secretario cursor, de
acuerdo a lo normado en el artículo 613 -tercer párrafo- del Código Procesal Civil.
VI. ORGANO DE AUXILIO JUDICIAL:
Señalo como órgano de auxilio judicial en calidad de custodio (a) a , identificado (a)
con D.N.I. Nro. , domiciliado (a) en , para lo cual cumplo con adjuntar a la presente
solicitud copia legalizada de su documento de identidad.
Además, la dirección donde estarán en custodia los bienes objeto de secuestro conservativo
es la siguiente: ....................................

POR TANTO:
Al Juzgado, pido se sirva admitir la presente solicitud de medida cautelar, de acuerdo a ley

PRIMER OTROSI DIGO: Que, a efecto de determinar la cuantía de la pretensión


cautelar, señalo que el monto por el cual se solicita alcance la medida cautelar, vale decir,
dólares americanos, equivale a la suma de S/. Nuevos Soles, por ser el tipo de
cambio vigente a la fecha de S/. Nuevos Soles por cada dólar americano.

SEGUNDO OTROSI DIGO: Que, adjunto los siguientes anexos:


1.A Tasa judicial por concepto de medida cautelar.
1.B Fotocopia del D.N.I. del (de la) recurrente.
1.C Copia legalizada del D.N.I. del órgano de auxilio judicial (custodio/a).
1.D Copias simples de la demanda, de fecha , así como de sus correspondientes
anexos, que se está tramitando en el proceso principal de obligación de dar suma de
dinero, en este Juzgado, expediente Nro. , Secretario (a) ................
1.E Copia simple del auto admisorio de la demanda, de fecha ..............

Ciudad, .............

Sello y firma del letrado

Firma del (de la) recurrente.

36
2.8. Mapa de resumen.66

66
Zumaeta Dávila, P. & Atarama Cardama, A. (2017) MEDIDA CAUTELAR: EL SECUESTRO.

36
IV. Modalidades Especiales de Secuestro.
3. Secuestro de vehículo.
Art. 647.- Secuestro de Vehículo.
El vehículo sometido a secuestro, será internado en almacén de
propiedad o conducido por el propio custodio, accesible al afectado o
veedor, si lo hay. El vehículo no podrá ser retirado sin orden escrita del
Juez de la medida. Mientras esté vigente el secuestro, no se levantará la
orden de captura o de inmovilización.

3.1. Concepto.
Es la modalidad especial del secuestro, al cual nosotras lo llamaríamos
como “auxiliar específico”. Como muy bien dice en el título, con la
singularidad, característica de secuestro de vehículos, ya que los bienes que
se secuestra son nada más ni nada menos que de vehículos.
Pero antes, se tiene conocer a qué tipo de vehículos hace referencia la
norma.

 Cuando la norma hace referencia al secuestro de vehículo, debemos


comprender a los terrestres de cualquier clase, esto es, aquellos que
se desplacen de un lugar a otro sobre la superficie del suelo. Están
comprendidos bajo estas ideas, los automóviles, camionetas,
ómnibus, motocicletas, bicicletas y análogos;
Las naves y aeronaves eran consideradas como bienes inmuebles, a pesar de
que por su naturaleza son bienes muebles, pues tienen la posibilidad física
de traslación; se alegaba para ello consideraciones de orden económico y de
interés social para catalogarlos como tal. También se incluye a los vagones
de ferrocarriles, pues forman parte del inciso 9) del artículo 885 del CC,
según el cual es inmueble el material rodante afectado al servicio
ferroviario. Posteriormente, la Ley N° 28677 ha modificado parte de la
redacción del citado artículo 885 del CC, asumiendo como bienes muebles
los vehículos terrestres de cualquier clase, las naves y aeronaves, las
locomotoras, vagones y demás material rodante afecto al servicio de
ferrocarriles.67

67
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. Lima: Gaceta Jurídica.

36
El citado artículo resulta ser una regulación muy lacónica pues, si bien es
cierto que es aplicable cuando la medida cautelar de secuestro concede
sobre un bien consistente en un vehículo, no especifica si es secuestro
judicial o secuestro conservativo, limitándose a desarrollar que conforme a
lo expuesto en el punto anterior se puede afectar tal clase de bienes muebles,
pero el mismo será ejecutado mediante una orden de captura que el juez
dispone sobre él, esto quiere decir, que la medida es ejecutada con la
intervención policial al vehículo en circulación, el mismo elaborará un acta
de captura, a fin de comunicar tal hecho al juzgado poniendo a su
disposición las llaves y la tarjeta de identificación, si fuese posible.68
Una vez comunicada la captura, el órgano judicial deberá poner en
conocimiento tal suceso al custodio designado en autos, a fin que el mismo
proceda a realizar el recojo del bien, ya sea entregado en las condiciones
que fue capturado, pues el custodio será el responsable del cuidado del
mismo, pudiendo incurrir en responsabilidad civil, administrativa y/o penal
de pérdida o deterioro del mismo. Principalmente como lo denota el
artículo citado una vez que sea ingresado al lugar de depósito judicial,
indicado al órgano judicial, teniendo como característica que sea fácil
acceso y que no pueda ser retirado sin mandato judicial, quedando
inmovilizado tal bien. Es todo en cuanto el cuerpo normativo regula.69

También, la norma señala que el bien afectado con la medida cautelar, debe
ser internado en almacén de propiedad o conducido por el propio custodio.
Dicho almacén debe ser accesible al afectado o veedor, si lo hay. A
diferencia del rol que se le asigna a los órganos de auxilio que detalla el
artículo 55 del CPC, el veedor judicial se constituye en un "fiscalizado” del
auxilio judicial.70

Debe entenderse que como primera opción que el designado como custodio
debe ser propietario de un almacén. El demandante de la medida de

68
García Rosas, M. (2017) Medida Cautelar de Secuestro: ¿Resulta Satisfactoria la obtención de Tutela
Cautelatoria en forma de Secuestro para una Futura Ejecución Forzada? Editor…… Medidas Cautelares. (pp.
212). Lima, Perú: Ediciones…
69
García Rosas, M. (2017). Op. Cit. Pág. 217.
70
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. Lima: Gaceta Jurídica.
Pág. 186.

36
secuestro debe ofrecer como custodio a una persona que sea propietaria de
almacén o que, como segunda opción, sea conductor de un local que preste
servicios de almacenaje o pueda actuar como almacén;
Otra condición que establece la norma es que dicho local presente
accesibilidad tanto para el propio afectado como para el veedor en el caso
que fuera designado;
Otro aspecto importante de la norma en comentario se refiere a un hecho
que aunque parecería obvio no lo es, puesto que la orden de captura e
inmovilización dispuesta para lograr la viabilidad del secuestro no puede ser
levantada mientras no se cumpla con la finalidad última de la medida
cautelar, salvo que esta sea sustituida por otra diferente.71

Como refiere la norma, "el vehículo no podrá ser retirado sin orden escrita
del juez de la medida. Mientras esté vigente el secuestro, no se levantará la
orden de captura o de inmovilización". Esta limitación se explica en
atención al peligro que puede acarrear la circulación del bien, la naturaleza
deteriorable del bien, además porque es una medida para resguardar la
conducta del custodio del bien, de dedicarlo a la libre circulación, cuando
pesa sobre él la orden de internamiento en un almacén.72

La orden de captura o de inmovilización constituye una medida necesaria y


complementaria al secuestro ordenado. Ella se dicta para lograr la eficacia
del secuestro ordenado, evitando que pudiera darse un abuso en la cautela
por parte del órgano de auxilio judicial, encargado de la custodia del bien. Si
bien la propia norma contempla la posibilidad de que el afectado o un
veedor, pueda tener acceso a verificar el estado de conservación del
vehículo, la restricción a su circulación por mandato judicial, complementa
además la cautela ejecutada, como una medida de super vigilancia atribuida
a la Policía Nacional.73

71
Gallardo Miraval, J.(2000). Tutela y contracautela en el proceso civil. Tesis de pos grado. Universidad
Mayor de San Marcos de Lima.
72
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica.
73
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica.

36
Está terminantemente prohibido que el custodio o el ejecutante retiren el
vehículo del lugar de almacenaje para realizar actos de uso personal e
incluso prestar servicio de taxi, como suele suceder con mucha frecuencia;
esta práctica es ilegal, su comisión genera responsabilidad civil y penal para
el autor. El retiro del vehículo del lugar de almacenaje sólo puede ser
ordenado por el Juez.74

3.2. Naturaleza Jurídica.


Esta medida cautelar usualmente es complementada con el embargo en
forma de inscripción. Es, decir, al realizar la búsqueda de patrimonio del
deudor podemos encontrar que tiene vehículos a su nombre registrados en el
Registro de Propiedad Vehicular e identificado con una partida registral
donde se detalla la marca y modelo del vehículo, la placa de rodaje, año de
fabricación, número del motor, color y otras características. Vehículos:
Camionetas, mototaxis, motocicletas o cualquier otro bien clasificado como
vehículo con matriculación conforme a la definición del Texto Único
Ordenado del reglamento Nacional de Transito aprobado por Decreto
Supremo N° 0016- 2009-MTC.
Lo curioso es que, si solamente secuestramos el vehículo en el futuro no
podremos ejecutarlo forzosamente (remate y adjudicación) toda vez que no
se embargó la propiedad del mismo, y viceversa, si solamente embargamos
el vehículo en forma de inscripción sobre su partida registral y no
secuestramos el vehículo, tampoco podremos ejecutarlo por cuanto no se
tiene el bien para su tasación y eventual remate público, que es el fin del que
requiere.

Es la forma de conservación del vehículo objeto del secuestro. Al no ser


explícito en el código procesal civil, hay dos supuestos de cómo
conservarse: Judicial o conservativo.
 El judicial: Si se encuentra en una sentencia firme (proceso de
cognición) o auto final fijo (proceso de ejecución), se debe
proceder a la entrega del bien al favorecido con la medida cautelar
74
Gallardo Miraval, J.(2000). Op. Cit. Pág.

36
en caso su pretensión haya prosperado, siendo con ello el proceso y
ordenándose el levantamiento de la orden de captura. (Entendiendo
que toda medida cautelar fenece en la etapa de ejecución forzada
del proceso, en este caso del secuestro cautelar en medida de
ejecución en la forma de secuestro, siendo que deberá seguir
vigente la orden de captura hasta el remate, debido a que luego del
remate y adjudicado el bien la medida de ejecución en forma de
secuestro deberá ser levantada).
 El conservativo: El bien debe ser rematado, aunque, no queda claro
si es en la etapa de ejecución forzada que se levantará la orden de
captura o si la misma será levantada luego que se hayan adjudicado
el bien vía remate judicial.75

Ante todo esto, es como estrategia procesal solicitar en el escrito cautelar el


secuestro del vehículo, así como el embargo en forma de inscripción a
efectos de poder juntar la posesión del vehículo, su tasación, remate y
adjudicación en caso el deudor no abone la suma de dinero ordenado en la
sentencia ejecutoriada o consentida, dejándose constancia que una vez
secuestrado e internado el vehículo no se levanta la medida de captura.76

En caso de que el vehículo se encuentre dentro de un lugar, se deberá


ordenar la correspondiente orden de descerraje, extracción del bien y auxilio
de la fuerza pública. Y en caso el vehículo a secuestrarse se encuentre en
circulación, deberá solicitarse como forma de efectivizarían del secuestro la
correspondiente orden de captura a nivel nacional del bien.77

3.3. Características.

3.3.1. Procedimiento.
Cuando se solicite el secuestro judicial o conservativo de un
vehículo conociéndose el lugar donde se encuentran internado,

75
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica.
76
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones…
77
Zumaeta Dávila, P. & Atarama Cardama, A.(2017). MEDIDA CAUTELAR: EL SECUESTRO. Trabajo de
investigación del Derecho procesal civil. (Monografía). Universidad Científica Del Perú de Iquitos.

36
deberá además solicitarse el auxilio de la fuerza pública (policía), así
como la correspondiente orden de descerraje, además que se deberá
contar con el equipo logístico adecuado para el traslado del bien
almacenado a ser internado.78

En la mayoría de los casos, tratándose de vehículos (automóviles) los


mismos se encuentran en circulación, así que al interponer la
solicitud de la medida cautelar deberá pedirse se emita la
correspondiente orden de captura a nivel nacional del vehículo
objeto de secuestro, ello con la finalidad que dicho bien pueda ser
capturado por el órgano competente para tal efecto (policía
nacional);

Una vez capturado, el vehículo es internado en la comisaría del lugar


donde fue intervenido, y el policía a cargo deberá elaborar el acta de
situación del vehículo a fin de garantizar el estado en el que es
internado, luego, la policía oficia al juzgado que emitió la orden de
captura y este corre traslado al beneficiado con la medida de
secuestro.
Siendo estos, deberá proceder a la formalización de la entrega del
bien al custodio, el cual deberá verificar que el vehículo le sea
entregado en las mismas condiciones en las cuales fuera internado al
depósito de la comisaria.
En la norma se señala que el vehículo deberá ser internado en un
almacén de propiedad del custodio o conducido por este, es decir,
puede que el almacén sea propiedad del beneficiado con la medida
cautelar pero importará que el custodio tenga la conducción del
almacén.
La norma también señala que el almacén deberá estar ubicado en una
zona que sea de fácil acceso al afectado con la medida cautelar y al
veedor si lo hubiere, ello con la finalidad de que estos puedan
verificar el estado del vehículo y ante cualquier eventualidad puedan
poner en conocimiento del juez cualquier observación y/o deterioro
78
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica.

36
que hayan podido verificar que fuera posterior al internamiento del
vehículo.
Mientras esté en vigencia el secuestro no se levantará la orden de
captura o de movilización sobre el vehículo.

- Si es un secuestro conservativo.- El bien (vehículo) será


rematado.
Se debe entender que como toda medida cautelar, el secuestro
fenece una vez que se encuentra el proceso en etapa de
ejecución forzada, convirtiéndose el secuestro cautelar en
medida de ejecución en la forma de secuestro, siendo que
deberá seguir vigente la orden de captura hasta el remate, ya
que luego del remate y adjudicado el bien, la medida de
ejecución en forma de secuestro deberá ser levantada.
- Si es un secuestro judicial.- Se cree que una vez que se cuenta
con sentencia firme (proceso de cognición) o auto final firme
(proceso de ejecución), automáticamente se debe proceder a la
entrega del bien al favorecido con la medida cautelar en caso su
pretensión haya prosperado, concluyendo con ello el proceso y
ordenándose el levantamiento de la orden de captura.
En opinión del autor, el levantamiento de la orden de captura en
ambos casos debe ser ordenado de oficio por el juez, y no
esperar a que el ejecutante o adjudicatario lo soliciten ya que
podría afectar indebidamente a terceros cuando la medida de
secuestro ya cumplió la finalidad para la que fue concedida.79

La práctica profesional en la ejecución de este tipo de medida


cautelar nos lleva a aconsejar al demandante como al deudor de
algunas situaciones que suceden:
a. Para el demandante.- Al descubrirse la existencia de vehículos
a nombre del deudor, apreciamos que se encuentren con garantía
mobiliaria (antes nominado prende vehicular) en vista que el
bien fue adquirido a través de un crédito bancario o leasing,
79
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica.

36
teniendo preferencia de pago en la eventualidad de su remate.
Esta situación fáctica en muchas ocasiones desilusiona y
desalienta al actor para pedir este tipo cautelar. El autor no
comparte esa opinión, porque conforme al contrato de crédito
bancario o leasing, cuando el vehículo es objeto de embargo en
forma de inscripción no encontramos ante una causal de venta
extrajudicial o resolución del contrato suscrito entre el deudor y
el banco. Ante ello, el actor puede comunicar al banco la
ejecución del embargo sobre el vehículo y este requerirá al
deudor que regularice la deuda o procederá a resolver el contrato
o ejecutar la garantía mobiliaria en un procedimiento mucho
más expeditivo que el Poder Judicial.
Durante la ejecución del secuestro podemos encontrar la
resistencia del poseedor o del deudor propietario del vehículo,
inclusive en muchas ocasiones se lleva las llaves del vehículo no
pudiendo el custodio acceder al mismo. Es por ello, que en la
ejecución, el juez ordena la captura del vehículo a nivel nacional
y al encontrar el vehículo estacionado, cerrado o sin las llaves, el
acreedor podrá llevárselo con una grúa con presencia del
efectivo policial y el custodio, portando el oficio de la captura
donde se identifica el vehículo materia del secuestro.
b. Para el demandado.- Sin perjuicio de la oposición al mandato
cautelar, una vez ejecutada el secuestro o el embargo, el
demandado debe procurar inventariar el vehículo porque ha
sucedido en incontables situaciones que, luego de la
desafectación, se sustituyen los neumáticos, batería o cualquier
otro accesorio , por lo que es recomendable que el demandado
proceda a nombrar un veedor para que supervise la existencia y
conservación del vehículo y sus accesorios, inclusive el veedor
fiscaliza la labor del custodio conforme lo preceptúa el artículo
633 del código procesal civil.
Si el deudor transfirió el vehículo a un tercero y este es el
afectado con el secuestro y/o embargo en forma de inscripción,
entonces éste deberá interponer su proceso de tercería

36
excluyente de dominio siempre y cuando presente un documento
de transferencia de fecha cierta a la inscripción del embargo.
c. Para el custodio.-Recordamos como en el caso de secuestro
conservativo de bienes, que el custodio es un órgano de auxilio
judicial, con responsabilidades civiles por su actuación indebida
o de incumplimiento a los mandatos del juez o la pérdida o
deterioro del bien como la estipula el artículo 626 del código
procesal civil.80

3.4. Comentarios.

Hemos tenido que leer más acerca de este tipo de secuestro, su característica
en si es que se puede configurar esta figura ante el secuestro judicial como
del secuestro conservativo, puesto que en ambos casos se puede requerir el
desapoderamiento del bien mueble para el demandado por el demandante
por prevención del bien muele motorizado hasta que se expida la sentencia
judicial.
Si es el caso que el vehículo se encuentra internado en algún lugar, se deberá
solicitarse la orden de descerraje, extracción del bien y auxilio de la fuerza
pública. Pero si se encuentra en circulación por la vía pública sin conocer su
ubicación, se deberá solicitar, el cual efectivizarían, la “orden de captura a
nivel nacional del bien”.

80
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones…

36
3.5. Modelo de escrito y resoluciones.
MODELO DE SOLICITUD DE MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO
VEHICULAR
SECRETARIO: ...................
EXPEDIENTE: ....................
CUADERNO: CAUTELAR.
ESCRITO: NRO. 01
.
SOLICITA MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO CONSERVATIVO VEHICULAR
AL JUZGADO CIVIL DE ..............……. , identificado (a) con D.N.I. Nro. ,
con dirección domiciliaria en , señalando domicilio procesal en ,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,; atentamente,
digo:
Que, en VIA DE PROCESO CAUTELAR, solicito se dicte medida cautelar sobre los
bienes de propiedad de , con domicilio en , hasta por la suma de Nuevos Soles, en
mérito a las siguientes consideraciones:
I.- FUNDAMENTOS DE HECHO:
1.- Que, en virtud del contrato de , de fecha , suscrito entre el (la) recurrente y ,
este (a) último (a) y suscribieron en calidad de emitente (obligado/a principal) y
fiador (a), respectivamente, los siguientes títulos valores: Pagaré Nro. , de fecha
, vencido el , por el monto de Nuevos Soles. Pagaré Nro. , de fecha ,
vencido el , por el monto de Nuevos Soles.
Dichos títulos valores suman la cantidad de Nuevos Soles y han sido protestados
por falta de pago.
2.- Que, la presente medida cautelar tiene por finalidad asegurar el resultado del proceso
de obligación de dar suma de dinero que en vía ejecutiva se tramita en este Juzgado,
expediente Nro , Secretario (a) ................
3.- Que, naturalmente, esta medida cautelar obedece a que existe peligro en la demora del
proceso principal iniciado, porque durante el lapso de tiempo en que el Juzgado
sustancie la causa y resuelva a mi favor, el (la) obligado (a) podría disponer
libremente de sus bienes, tornándose así en inútil el proceso judicial principal dirigido
a la recuperación del adeudo.

II.- MEDIOS PROBATORIOS:


Ofrezco el mérito de las copias simples de los siguientes documentos:

36
1.- Contrato de , de fecha , suscrito entre el (la) recurrente y , del cual derivan
los títulos valores cuyo cobro ha sido demandado en el proceso principal y que se indican
seguidamente.
2.- Pagaré Nro. , de fecha , vencido el , ascendente a la suma de ................
Nuevos Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se demuestra la
verosimilitud del derecho invocado.
3.- Pagaré Nro. , de fecha , vencido el , ascendente a la suma de ................
Nuevos Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se acredita la
verosimilitud del derecho invocado.
Se deja constancia que el contrato de y los títulos valores originales obran en
los actuados principales que corren en este Juzgado, como anexos de la demanda.

III.- FUNDAMENTACION JURIDICA:


Fundamento mi pretensión cautelar en lo previsto en las siguientes normas legales:
Artículo 1219 del Código Civil, cuyo inciso 1) establece que es efecto de las obligaciones
autorizar al acreedor para emplear las medidas legales a fin de que el deudor le procure
aquello a que está obligado.
Artículo 608 del Código Procesal Civil, según el cual el Juez puede, a pedido de parte,
dictar medida cautelar antes de iniciado un proceso o dentro de éste, destinada a asegurar el
cumplimiento de la decisión definitiva.
Artículo 643 del Código Procesal Civil, que prescribe en su segundo párrafo que cuando la
medida tiende a asegurar la obligación de pago contenida en un título ejecutivo de
naturaleza judicial o extrajudicial, puede recaer en cualquier bien del deudor, con el
carácter de secuestro conservativo, también con desposesión y entrega al custodio.

IV. FORMA Y BIEN SOBRE EL QUE RECAERA LA MEDIDA CAUTELAR:


- Medida cautelar: SECUESTRO CONSERVATIVO sobre el vehículo de propiedad del (de
la) obligado (a), marca , modelo , color , año , de placa de rodaje Nro..; hasta
por la suma deNuevos Soles.
A efecto de que se formalice la medida cautelar solicitada el Juzgado se servirá oficiar a la
Dirección General de Control de Tránsito y al Registro de la Propiedad Vehicular para que
procedan a realizar la captura de dicho automóvil y la anotación de la presente medida
cautelar, respectivamente.

36
V.- CONTRACAUTELA:
Ofrezco como contracautela caución juratoria hasta por el monto que el Juzgado estime
necesario para asegurar el resarcimiento de los daños y perjuicios que se pudieran
irrogar al (a la) obligado (a). Para ello cumplo con legalizar mi firma ante el Secretario
cursor, de acuerdo a lo normado en el artículo 613 -tercer párrafo- del Código Procesal
Civil.

VI. ORGANO DE AUXILIO JUDICIAL:


Señalo como órgano de auxilio judicial en calidad de custodio (a) a , identificado (a)
con D.N.I. Nro., domiciliado (a) en .......... , para lo cual cumplo con adjuntar a la
presente solicitud copia legalizada de su documento de identidad.
Además, la dirección donde estará en custodia el vehículo objeto de secuestro
conservativo (conforme a lo dispuesto en el arto 647 del C.P.C.) es la
siguiente: ......................................

POR TANTO:
Al Juzgado, pido se sirva admitir la presente solicitud de medida cautelar, de acuerdo a ley.
OTROSI DIGO: Que, adjunto los siguientes anexos:
1.A Tasa judicial por concepto de medida cautelar.
1.B Fotocopia del D.N.I. del (de la) recurrente.
1.C Copia legalizada del D.N.I. del órgano de auxilio judicial (custodio/a).
1.D Copias simples de la emanda, de fecha , así como de sus correspondientes anexos, que
se está tramitando en el proceso principal de obligación de dar suma de dinero, en este
Juzgado, expediente Nro. , Secretario (a) ................
1.E Copia simple del auto admisorio de la demanda, de fecha ...........

Ciudad, ...................

Sello y firma del letrado

Firma del (de la) recurrente

36
3.6. Mapa de resumen.

36
4. Secuestro conservativo sobre bienes informáticos.
Art. 647 A.- Secuestro conservativo sobre bienes informáticos.
En caso de que se dicte secuestro conservativo o embargo, sobre soportes
magnéticos, ópticos o similares, el afectado con la medida tendrá derecho
a retirar la información contenida en ellos.
Quedan a salvo las demás disposiciones y las medidas que puedan
dictarse sobre bienes informáticos o sobre la información contenida en
ellos."(*)

4.1. Concepto.
Tal y como lo señala en su denominación, este secuestro es de modalidad
conservativa y afectara a bienes informáticos.
Sin embargo, esta medida tiene limitaciones en el alcance a lo que vendría a
conformar un bien informático. Según nuestra legislación y tal como lo
explica la abogada Marianela Ledesma81 “El secuestro consiste en
desapoderar a una persona de un bien. Sea cual sea su propietario o un
tercero, para ponerlo bajo custodia judicial. En el caso concreto que la medida
se dicte sobre soportes magnéticos, ópticos o similares, dicha afectación no
puede ser extensiva a la información registrada en ellos; por citar, si se
embarga el disco duro de una computadora, la medida no impide que el
afectado retire la información contenida en ella.”
Es decir que la información contenida en dichos bienes informáticos no será
materia de secuestro, y que el poseedor de ellos tiene la libertad de solicitar el
retiro o la copia de dicha información a otro dispositivo de almacenamiento.
Recordando que el secuestro conservativo busca la futura ejecución forzada,
mediante los bienes sobre los cuales se les ha trabado embargo; la abogada
Marianella Ledesma Narváez explica “esto es, se afecta aquellos bienes que,
encontrándose en el patrimonio del deudor, son destinados a garantizar la
satisfacción de sus obligaciones. Nótese que la norma participa de la figura
del secuestro conservativo más no del judicial. Ello implica que ni sobre los
bienes informáticos ni sobre la información registrada en ellos se discute
algún derecho real o personal”.82

81
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica. Pág. 163
82
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica. Pág. 164

36
Debiendo señalar también que esta modalidad de secuestro protege el derecho
a la intimidad y confidencialidad, entendiéndose a estos según el abogado
Percy Howell Sevilla Augusto como “Mientras que el derecho a la intimidad
permite decidir por uno mismo en qué medida compartiremos nuestros
pensamientos, sentimientos y hechos de nuestra vida privada; el derecho a la
confidencialidad implica que se permita establecer que ciertos datos o
información tienen la cualidad de reservados o secretos.”83

Es entonces que mediante nuestra legislación sobre dicho secuestro protege


ambos derechos (intimidad y confidencialidad) debido a que los bienes
informáticos sirven en su mayoría para el almacenamiento de información, la
cual puede tener el carácter de íntimo o confidencial y es derecho del afectado
o no que esta información sea retirada o expandida.

Nuestra constitución política establece que toda persona tiene derecho al


secreto y a la inviolabilidad de las comunicaciones y documentos privados, y
que solo por mandato judicial se puede disponer su incautación, intervención
u otras acciones destinadas a conocer su contenido.
También es necesario señalar que en el Código Procesal Civil no se especifica
la situación jurídica de las computadoras, que, al tener un valor económico,
son bienes generadores de renta. Y, sobre todo, no legisla específicamente
sobre el destino que debe correr la información que esta almacenada dentro
de esta.
A partir de esta situación la abogada Marianella Ledezma Narváez tiene una
posición que cree que “Es necesario, por ello consignar en las leyes
respectivas la obligación de otorgar al embargado las facilidades para que
pueda copiar o retirar la información de los equipos que van a embargarse,
para que no opere por la buena voluntad de las autoridades o funcionarios
encargados de ejecutar la medida, en los casos en que no cuente con la
autorización judicial para la incautación. De tal manera que se otorgaría al
afectado el derecho a eliminar información que considere del soporte
magnético, sin oponerse al embargo de los equipos. Esta precisión debe
83
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica. Pág. 39 - 40

36
efectuarse, también, en las normas tributarias, las cuales no hacen distingo
entre los bienes que pueden ser objeto de embargo; para que cuando ejecute
medidas cautelares, no transgreda las normas constitucionales que protegen
los documentos privados, ni bienes que son para la subsistencia, según lo
prevé el Código Procesal Civil”.84

Por lo tanto, expresa su malestar ya que el proyecto de ley que propuso esto
no tuvo intención de recortar prerrogativas, y es por eso que explica “El
objetivo es evitar que la información contenida en estos equipos sea
embargada, en razón que no constituye un respaldo económico, y solo es de
interés para el propietario del equipo. Por lo tanto, la propuesta tiende a evitar
a la administración tributaria y a las autoridades jurisdiccionales, se les
involucre en acciones de amparo interpuestas por los deudores afectados,
reclamando la infracción de los derechos protegidos por la Constitución
Política. Al respecto, Carnelutti, refiriéndose al embargo de bienes muebles
dice que “cuando la ley sujeta a la acción ejecutiva contra el deudor todos sus
bienes, comprende ciertamente, además de los bienes que le pertenecen en
propiedad, también aquellos, sobre las cuales tenga un derecho diverso y, por
eso, un derecho real menor o bien un derecho de crédito, siempre que no sea
un derecho intransferible (estrictamente personal)”.85

Y ese derecho estrictamente personal se refiere al de reserva de información


contenida en el dispositivo.
Marianela Ledesma, citando a Ferreyros, dice “Tratándose de computadores,
ordenadores o terminales inteligentes, en pequeños y grandes sistemas. El
embargo dependerá de la posibilidad de separar los elementos de
procesamiento y de almacenamiento to de los datos e informaciones. Si es
posible separarlos, será materia de embargo el sector del procesamiento, pero
no la memoria o los sectores de almacenamiento. Si se encuentran
indisolublemente unidos, podrá optarse por el embargo, pero a la vez deberá
determinarse el procedimiento y la forma de este”.86
84
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica. Pág. 164 – 165.
85
Ledesma Narváez, M. (2011).Op. Cit. Pág. 165.
86
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta

36
Llegando a la conclusión que el legislador en nuestro país, según la doctrina
peruana de Percy Howell “Se desprende que el legislador del CPC tuvo como
parámetro la posibilidad de acceder a la tutela cautelar armonizándolo con los
otros derechos fundamentales como es el caso del derecho a la intimidad y
confidencialidad”.87

4.2. Naturaleza Jurídica.


La práctica de esta medida cautelar no consiste en garantizar una pretensión
dineraria, sino básicamente en:
- Conservar la información que se obtiene para luego ofrecerla como
medio probatorio en el mismo proceso judicial y que tiene relevancia
con las pretensiones procesales.
- Cuando en una pretensión dineraria se ha ejecutado infructuosamente
otras medidas cautelares sobre una personas jurídicas y mediante el
secuestro de bienes informáticos se pretende obtener la información
patrimonial del deudor, como cuentas por cobrar, depósitos en bancos
o cajas rurales, información sobre compra de acciones o bonos y que
darían al acreedor nueva información y redirigir una nueva medida
cautelar para garantizar su pretensión.
- Cuando ante la inminencia que el acreedor pueda tener información
esencial de la contabilidad y situación financiera /económica de la
persona jurídica, el deudor sustituya la medida cautelar por un
depósito y evitar el conocimiento por parte del acreedor de sus
cuentas, balances o clientes, es decir, el demandante lograr
indirectamente su objetivo de garantizar su acreencia a través de esta
medida cautelar.88

Se enfoca el secuestro en la afectación de soportes magnéticos89, ópticos90 o

Jurídica.
87
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica. Pág. 40.
88
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones…
89
“El soporte magnético es uno de los tantos soportes de almacenamiento de datos que existe los cuales se
utilizan las propiedades magnéticas de los materiales para el almacenamiento de la información digital.
Ejemplo de soportes magnéticos son los discos duros, diskette, tarjetas de memoria, etc.”.
90
“Los soportes ópticos tiene como fin el almacenamiento de datos teniendo como principal característica

36
similares los cuales constituyen una creación intelectual, obteniendo el
derecho de retirar la información contenida en ellos, a fin de dar protección
al derecho a la intimidad y confidencialidad del afectado y/o terceros que
estén comprometidos en la información almacenada de los bienes
susceptible de secuestro.91

4.3. Antecedentes.
El antecedente de este artículo lo ubicamos en el contenido del Proyecto de
Ley N° 2855, presentado por el Congresista Antero Flores Aráoz, que
buscaba inicialmente modificar el artículo 648 del CPC, para luego aparecer
reproducido en un artículo único, la incorporación del artículo 647-A al
Código Procesal Civil.
Se argumentó como idea central el derecho a la intimidad y a la
confidencialidad de las informaciones que puedan afectarse con el secuestro.
La Constitución Política establece que toda persona tiene derecho al secreto y
a la inviolabilidad de las comunicaciones y documentos privados, y que solo
por mandato judicial se puede disponer su incautación, intervención u otras
acciones destinadas a conocer su contenido. La exposición de motivos del
referido Proyecto refiere lo siguiente: "la informática y en general las nuevas
tecnologías, plantean nuevos problemas en el campo de la administración de
justicia. Uno de ellos es el tratamiento, que en la actualidad se viene
aplicando cuando se procede al embargo de computadoras, ordenadores, etc.
Los bienes informáticos tienen una doble particularidad, porque están
compuestos de aspectos materiales e inmateriales, que pueden ser valorados
desde diferentes Perspectivas. La embargabilidad de los bienes materiales
tiene por objeto cautelar las obligaciones no cubiertas por el demandado. Para
asegurar el pago de una obligación o de una pretensión. Y por el contrario la
embargabilidad persigue proteger algunos bienes, que por lo general son de
subsistencia. EI Código Procesal Civil no especifica la situación jurídica de
las computadoras, que al igual que otros bienes tienen un valor económico,
porque son bienes materiales, generadores de renta. Y sobre todo del destino

que dicho almacenamiento se lleva a cabo a través de tecnología digital”.


91
García Rosas, M. (2017) Medida Cautelar de Secuestro: ¿Resulta Satisfactoria la obtención de Tutela
Cautelatoria en forma de Secuestro para una Futura Ejecución Forzada? Editor…… Medidas Cautelares. (pp.
212). Lima, Perú: Ediciones…

36
que debe correr la información que ha sido alimentada en bienes
informáticos, cuando se haya dispuesto el embargo del computador o de otros
soportes magnéticos.

Es necesario, por ello, consignar en las leyes respectivas la obligación de


otorgar al embargado las facilidades para que pueda copiar o retirar la
información de los equipos que van a embargarse, para que no opere por la
buena voluntad de las autoridades o funcionarios encargados de ejecutar la
medida, en los casos en que no cuente con la autorización judicial para la
incautación. De tal manera que se otorgaría al afectado el derecho a eliminar
la información que considere del soporte magnético, sin oponerse al embargo
de los equipos. Esta precisión debe efectuarse, también, en las normas
tributarias, las cuales no hacen distingo entre los bienes que pueden ser objeto
de embargo; para que cuando ejecute medidas cautelares, no transgreda las
normas constitucionales que protegen los documentos privados, ni bienes que
son para la subsistencia, según lo prevé el Código Procesal Civil. El objetivo
del Proyecto no es recortar las prerrogativas de la administración tributaria, ni
impedir que los computadores, soportes magnéticos y otros de propiedad de
los deudores, sea exceptuada de una medida de embargo. El objetivo es evitar
que la información contenida en estos equipos sea embargada, en razón que
no constituye un respaldo económico, y solo es de interés para el propietario
del mismo. Por lo tanto, la propuesta tiende a evitar a la administración
tributaria y a las autoridades jurisdiccionales, se les involucre en acciones de
amparo interpuestas por los deudores afectados, reclamando la infracción de
los derechos protegidos por la Constitución Política.
Señala el dictamen de la Comisión de Reforma que el objetivo del Proyecto
es evitar que la información contenida en estos equipos sea embargada, en
razón que no constituyen un respaldo económico y solo es de interés para el
propietario del mismo. Al respecto, Carnelutti, refiriéndose al embargo de
bienes muebles dice que "cuando la ley sujeta a la acción ejecutiva contra el
deudor todos sus bienes, comprende ciertamente, además de los bienes que le
pertenecen en propiedad, también aquellos, sobre los cuales tenga un derecho
diverso y, por eso, un derecho real menor o bien un derecho de crédito,
siempre que no sea un derecho intransferible (estrictamente personal)". Se

36
entiende que este derecho estrictamente personal, en el caso del proyecto, es
el derecho a la reserva de la información contenida en el soporte magnético.
Con esta aclaración podemos prever la posibilidad de que al embargarse los
equipos de soporte en general, podría también verse afectada por tal medida
la información en ellos contenida y consecuentemente podría afectarse
también, aunque de manera indirecta el derecho a la intimidad consagrado en
la Constitución. Además, Eugenia Ariano Deho hace referencia a cómo se
materializa el embargo de bienes muebles (entendidos estos como aquellos
que pueden llevarse de un lugar a otro, es decir, que no están adheridos al
suelo en forma permanente y a los que no están considerados inmuebles por
la ley sustancial) y explica que esto sucede con un acto sustancial llamado
aprehensión que debe ser efectuado por el auxiliar jurisdiccional; con este
acto se individualiza el objeto del embargo, lo que debe quedar sentado en el
acta respectiva, en la cual la concreta individualización se perfecciona.
Se entiende entonces que, para poder continuar con la orientación del Código
Procesal civil, en el sentido que le damos cuando más adelante analizamos el
artículo 648, solo se pueden incluir como bienes inembargables los bienes
corporales, lo que es susceptible de aprehensión es el equipo, no la
información, si bien esta está contenida en aquel.
Lo que debe buscarse es proteger dicha información en el momento del
embargo de los ya referidos equipos porque de ese modo se protege también
el derecho a la intimidad. La información solo tiene importancia económica
para el deudor. Por eso es que la acción del demandante va dirigida contra los
bienes materiales, pero no contra la información contenida en ellos por no
satisfacer los segundos su pretensión económica.
El artículo 645 del código Procesal civil establece que: "El embargo recae
sobre el bien afectado y puede alcanzar sus accesorios, frutos y productos,
siempre que hayan sido solicitados y concedidos". De la lectura de este
artículo se desprende que la información podría considerarse como accesorio
de los equipos. Lo que debe aclararse en el texto de la ley es que dicha
información solo podrá embargarse con mandato expreso del juez, reforzando
así lo ya establecido por el artículo.
El dictamen presenta las siguientes conclusiones: Si bien es cierto que la
finalidad de la propuesta es evitar que la información contenida en estos

36
equipos sea embargada, en razón de que no constituye un respaldo económico
y solo es de interés para el propietario del mismo, no parece lo más apropiado
modificar el artículo 648 agregándole el inciso 10) dado que, tal como se
encuentra redactado actualmente, este artículo exonera del embargo a los
bienes corporales; mientras la propuesta no sigue esta tendencia y propone
como inembargable un bien incorporal como es la información. Por estas
razones se considera más apropiado agregar un artículo que contenga una
Situación excepcional a la regla, como es el embargo de los referidos equipos,
estableciendo las prerrogativas del deudor embargado y las medidas que
deberá tomar el juez en el supuesto excepcional del embargo.

4.4. Características.92

- Secuestro de Medios Magnéticos:

Un medio magnético es un dispositivo que almacena la información por


medio de ondas magnéticas. Son medio magnéticos los discos duros,
discos de 3 ½, cinas de audio o casetes.
Estos discos fijos o disco duro (hard disk) son dispositivos de lectura y
escritura de información que operan sobre discos magnéticos situados en
su interior, teniendo un acceso directo a la información.

- Secuestro de Medios Ópticos:

Los discos ópticos presentan una capa interna protegida, donde e guardan
los bits mediante distintas tecnologías, siendo que en todas ellas dichos
bits se leen merced a un rayo láser incidente. Las unidades de CD – ROM
o DVD son dispositivos que leer la información almacenada sobre discos
ópticos.

- Secuestro de Soportes Similares:

Cuando la sumilla de la norma 647 – A nos señala de secuestro de


“bienes informáticos” nos conlleva a una nueva clase de bienes distintos
a los tradicionales de bienes muebles e inmuebles. Los “bienes
92
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones…

36
informáticos” pueden sintetizar en medios magnéticos y medio ópticos,
pero se deja abierta la pera para otros soportes que puedan crearse en el
futuro y que también puedan ser objeto de la medida cautelar sí que sea
necesario una nueva modificación de la norma.

4.5. Modelo de escrito y resoluciones.

MODELO DE SOLICITUD DE MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO CONSERVATIVO SOBRE

36
BIENES INFORMATICOS
SECRETARIO: ....................

EXPEDIENTE: ....................

CUADERNO: CAUTELAR.

ESCRITO: NRO. 01.

SOLICITA MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO


CONSERVATIVO SOBRE BIENES INFORMÁTICOS.

AL JUZGADO CIVIL DE .............…………, identificado (a) con D.N.I. Nro…, con


dirección domiciliaria en …, señalando domicilio procesal en ………; atentamente, digo:
Que, en VIA DE PROCESO CAUTELAR, solicito se dicte medida cautelar sobre los
bienes de propiedad de, con domicilio en…………, hasta por la suma de .............. Nuevos
Soles, en mérito a las siguientes consideraciones
I.- FUNDAMENTOS DE HECHO:
1.- Que, en virtud del contrato de, de fecha………, suscrito entre el (la) recurrente y, este
(a) último (a) y suscribieron en calidad de emitente (obligado/a principal) y fiador
(a), respectivamente, los siguientes títulos valores: Pagaré Nro., de fecha, vencido el, por el
monto de Nuevos Soles. Pagaré Nro.…… , de fecha, vencido el, por el monto de
Nuevos Soles. Dichos títulos valores suman la cantidad de ......... Nuevos Soles y
han sido protestados por falta de pago.
2.- Que, la presente medida cautelar tiene por finalidad asegurar el resultado del proceso de
…… que en vía ....... se tramita en este Juzgado, expediente Nro.…, Secretario (a)…… 3.-
Que, naturalmente, esta medida cautelar obedece a que existe peligro en la demora del
proceso principal iniciado, porque durante el lapso de tiempo en que el Juzgado sustancie
la causa y resuelva a mi favor, el (la) obligado (a) podría disponer libremente de sus bienes,
tornándose así en inútil el proceso judicial principal dirigido a la recuperación del adeudo.
II.- MEDIOS PROBATORIOS:
Ofrezco el mérito de las copias simples de los siguientes documentos:
1.- Contrato de, de fecha, suscrito entre el (la) recurrente y , del cual derivan los títulos
valores cuyo cobro ha sido demandado en el proceso principal y que se indican
seguidamente.
2.- Pagaré Nro.…..., de fecha………, vencido el, ascendente a la suma de ............. Nuevos
Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se demuestra la
verosimilitud del derecho invocado.
3.- Pagaré Nro.…..., de fecha……..., vencido el……, ascendente a la suma de ............
Nuevos Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se acredita la
verosimilitud del derecho invocado.
Se deja constancia que el contrato de y los títulos valores originales obran en los
actuados principales que corren en este Juzgado, como anexos de la demanda.
III. FUNDAMENTACION JURIDICA:
Fundamento mi pretensión cautelar en lo previsto en las siguientes normas legales:
Artículo 1219 del Código Civil, cuyo inciso 1) establece que es efecto de las obligaciones
autorizar al acreedor para emplear las medidas legales a fin de que el deudor le procure
aquello a que está obligado.
Artículo 608 del Código Procesal Civil, según el cual el Juez puede, a pedido de parte,

36
dictar medida cautelar antes de iniciado un proceso o dentro de éste, destinada a asegurar el
cumplimiento de la decisión definitiva.
Artículo 643 del Código Procesal Civil, que prescribe en su segundo párrafo que cuando la
medida tiende a asegurar la obligación de pago contenida en un título ejecutivo de
naturaleza judicial o extrajudicial, puede recaer en cualquier bien del deudor, con el
carácter de secuestro conservativo, también con desposesión y entrega al custodio.
IV. FORMA Y BIEN SOBRE EL QUE RECAERA LA MEDIDA CAUTELAR:
- Medida cautelar: SECUESTRO CONSERVATIVO sobre las computadoras que se
encuentren en la siguiente dirección, en la cual domicilia el (la) obligado (a); hasta por la
suma de Nuevos Soles.
Con la finalidad de que se proceda a la formalización de la medida cautelar solicitada, el
Juzgado se servirá oficiar a las autoridades policial es para que cumplan con prestar las
garantías del caso. Además, se servirá el Juzgado autorizar al Secretario cursor al
descerraje en caso de ser necesario, así como a tomar las medidas pertinentes a efecto de
que el (la) afectado (a), en aplicación de lo normado en el artículo 647-A del Código
Procesal Civil, proceda a retirar la información que pueda estar contenida en las
computadoras objeto de secuestro conservativo.
V.- CONTRACAUTELA:
Ofrezco como contracautela caución juratoria hasta por el monto que el Juzgado estime
necesario para asegurar el resarcimiento de los daños y perjuicios que se pudieran irrogar
al (a la) obligado (a). Para ello cumplo con legalizar mi firma ante el Secretario cursor, de
acuerdo a lo normado en el artículo 613 -tercer párrafo- del Código Procesal Civil.
VI. ORGANO DE AUXILIO JUDICIAL:
Señalo como órgano de auxilio judicial en calidad de custodio (a) a ………… identificado (a) con
D.N.I. Nro.……, domiciliado (a) en , para lo cual cumplo con adjuntar a la presente solicitud
copia legalizada de su documento de identidad.
Además, la dirección donde estarán en custodia los bienes objeto de secuestro conservativo es la
siguiente: ..................................................................................................

POR TANTO:
Al Juzgado, pido se sirva admitir la presente solicitud de medida cautelar, de acuerdo a ley.
OTRO SI DIGO: Que, adjunto los siguientes anexos:
1.A Tasa judicial por concepto de medida cautelar.
1.B Fotocopia del D.N.I. del (de la) recurrente.
1.C Copia legalizada del D.N.I. del órgano de auxilio judicial (custodio/a).
1.D Copias simples de la demanda, de fecha, así como de sus correspondientes anexos, que
se está tramitando en el proceso principal de obligación de dar suma de dinero, en este
Juzgado, expediente Nro……………, Secretario (a) ......................................................
1.E Copia simple del auto admisorio de la demanda, de fecha
………………………….........

Ciudad, ...................

Sello y firma del letrado

Firma del (de la) recurrente

36
4.6. Mapa de resumen.

36
5. Secuestro de bienes dentro de una unidad de producción o de co-
mercio.
Art. 651.- Secuestro de bienes dentro de una unidad de producción o de
comercio.
Pueden secuestrarse bienes muebles que se encuentran dentro de una
fábrica o comercio, cuando éstos, aisladamente, no afecten el proceso de
producción o de comercio.

5.1. Concepto.
El secuestro, como muy bien se sabe, es el desapoderamiento que se hace a
una persona de un bien mueble o inmueble para ponerlo en custodia judicial;
siendo este más bien, haciendo referencia a la modalidad de embargo solo de
bienes muebles a fin de afectarlos para una futura ejecución forzosa. Se
realizará esta afectación en el ámbito de la actividad comercial y de
producción.93
En nuestra doctrina el abogado Percy Howell señala que “Nos hace referencia
a la posibilidad de secuestrar bienes muebles que estén dentro de una fábrica
o comercio, con la condición de que aisladamente no afecten el proceso de
producción o comercio”94.

El que evaluara la afectación o no del proceso de producción era el auxiliar


jurisdiccional.
A propósito, la abogada Marianela Ledezma explica “Como señala la norma,
el presupuesto para que opere este desapoderamiento es que los bienes
intervenidos no afecten el proceso de producción o comercio de la parte
ejecutada. La pregunta que surge es ¿qué indicadores debe apreciarse al
momento de la ejecución para considerar que afecta o no la producción o
comercio? Véase el caso de una obligada que se dedica a la comercialización
de productos farmacéuticos en un local de expendio al público. Si en este
local existen dos televisores instalados para la distracción de sus clientes,
estos perfectamente podrían ser afectados porque no inciden sobre la
actividad comercial; o en el supuesto que existan varias lámparas que adornan
la recepción del local comercial, tomar algunas de ellas no afectaría el
93
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentario Al Código Procesal Civil. Gaceta Jurídica. Pág. 220.
94
Sevilla Agurto, P. Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.) Lima: Gaceta Jurídica .Pág. 58.

36
proceso de comercialización, situación diferente sería el caso que se afecte la
caja registradora informatizada de la empresa. La computadora que registra
los productos, precio y fecha de vencimiento, o los andamios en los que se
exponen los productos farmacéuticos. Las motocicletas que se utilizan para
reparto a domicilio, tampoco podrían ser afectadas mediante el secuestro
porque son utilizadas para la actividad comercial de la deudora.”95
Por lo cual también se permite la participación de un perito especialista en
materia comercial y de producción.

Entendiéndose a unidad de producción como, “aquel sistema de acciones que


se encuentran interrelacionadas de forma dinámica y que se orientan a la
transformación de ciertos elementos. De esta manera, los elementos de
entrada (conocidos como factores) pasan a ser elementos de salida
(productos), tras un proceso en el que se incrementa su valor” (tomado de
http://definicion.de)96
Y a al proceso de comercialización, son todas aquellas acciones que se
realizan a fin de que el producto sea adquirido por los clientes.97

5.2. Naturaleza Jurídica.


Frente a una pretensión dineraria, el acreedor puede solicitar una medida
cautelar sobre los inmuebles, vehículos, cuentas bancarias y bienes cuando
se trate de una persona natural. Lo mismo puede sucederle a una persona
jurídica pero además puede secuestrarse los bienes de su negocio, es decir,
las computadoras, las impresoras, el mobiliario pero sin que afecta la
marcha del negocio, bastando para ello la discrecionalidad del especialista
legal al momento de la ejecución de la medida.
Por ejemplo: si la empresa tiene 5 computadoras, no me puedo llevar todas,
a lo mucho se podría secuestrar 3 o 4 computadoras, tampoco dejar sin
ningún mueble para la atención del público o utilización por parte del
personal.

95
Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3° Ed.). Lima: Gaceta
Jurídica. Pág. 197.
96
Definición de proceso de producción. (S.F). Recuperado el 18 de Junio del 2015.En:
www.definición.de/proceso-de-producción/#ixzz3dXonoyLP
97
Sevilla Agurto, P. Código Procesal Civil Comentado (Coordinador Renzo Cavani). Tomo V. Pág.60.

36
Este tipo de medida, tiene eficacia cuando se trata de negocios grandes o
con varias sucursales pero no tendría sentido acudir a una empresa pequeña
de un solo ambiente por cuanto no habría un costo/beneficio positivo.
En la ejecución de la medid cautelar debe el especialista y exigirlo al
acreedor, que se detalle con precisión el estado de los bienes secuestrados,
su identificación y su año de fabricación
Por otro lado, no hay que confundir la denominación social de la empresa
con el nombre comercial con que explota su negocio la empresa. En efecto,
si acudimos a un restaurante, complejo, hotel o cine, éstos tienen un nombre
comercial cuyo dueño es una persona jurídica sobre quien recae la deuda y
el futuro secuestro.
En este sentido, debemos ser cuidadosos en la ejecución del secuestro, toda
vez que al acudir al negocio, el administrador nos puede indicar que no
procede por cuanto se tratan de dos personas jurídicas distintas o que allí no
explota su negocio la deudora, ante esta situación, es necesario contar con la
licencia de funcionamiento (obtenida a través del acceso a la información
pública) y donde apreciaremos que quien solicita la licencia es la persona
jurídica/deudora para la explotación de su negocio a través de un nombre
comercial. Con este documento podremos salir adelante con éxito en el
secuestro.
Igualmente, esta modalidad de secuestro puede utilizarse para secuestrar
bienes de un consorcio (aunque no formen una persona jurídica son
unidades de negocio), asimismo a una persona natural con negocio (que
aunque tampoco tenga personería tiene RUC y domicilio fiscal), también
puede aplicarse a las empresas individuales de responsabilidad (EIRL) que
no se encuentran dentro de la clasificación de sociedades señaladas en la ley
de la materia.

5.3. Características.
- Hace referencia del tipo de secuestro conservativo, puesto que solo en
este puede existir la limitación de secuestrar bienes muebles que afecten
el proceso de producción de una fábrica o el proceso de comercialización
de una empresa.

36
- No existe criterio objetivo para determinar en qué casos el secuestro de
un bien mueble ubicado en una fábrica afecta su proceso de producción o
en una empresa se afecte su proceso de comercialización.
- Será el auxiliar jurisdiccional quien ejecute el secuestro quien
determinará in situ si al secuestrarse el bien muebles se afecta el proceso
de producción o de comercialización, siendo que el afectado con la
medida cautelar podrá formular oposición alegando y probando en su
casa la afectación a alguno de estos proceso (producción o de
comercialización).98

5.4. Modelo de escrito y resoluciones.

98
Sevilla Agurto, P. (2017). Código Procesal Civil Comentado (Coordinador Renzo Cavani). Tomo V.
Pág.60.

36
MODELO DE SOLICITUD DE MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO DE BIENES
MUEBLES DENTRO DE UNA UNIDAD DE PRODUCCION O COMERCIO

SECRETARIO: ....................
EXPEDIENTE: ....................
CUADERNO: CAUTELAR.
ESCRITO: NRO. 01.

SOLICITA MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO


CONSERVATIVO DE BIENES MUEBLES DENTRO
DE UNIDAD DE PRODUCCIÓN (COMERCIO)

AL JUZGADO CIVIL DE ......................................................................................................,


identificado (a) con D.N.I. Nro. ……, con dirección domiciliaria en ……..., señalando domicilio
procesal en ………; atentamente, digo:
Que, en VIA DE PROCESO CAUTELAR, solicito se dicte medida cautelar (secuestro
conservativo de bienes muebles dentro de unidad de producción/comercio) sobre los bienes
de propiedad de (indicar la denominación o razón social de la parte demandada), con
domicilio en, hasta por la suma de Nuevos Soles, en mérito a las siguientes consideraciones:
I.- FUNDAMENTOS DE HECHO:
1.- Que, en virtud del contrato de, de fecha, suscrito entre el (la) recurrente y (indicar la
denominación o razón social de la parte demandada), esta última suscribió en calidad de
emitente los siguientes títulos valores:
Pagaré Nro.………, de fecha…......., vencido el……, por el monto de ….……, Nuevos Soles.
Pagaré Nro.………, de fecha ….…, vencido el………, por el monto de………, Nuevos Soles.
Dichos títulos valores suman la cantidad de Nuevos Soles y han sido protestados por falta de
pago.
2.- Que, la presente medida cautelar (secuestro conservativo de bienes muebles dentro de
unidad de producción/comercio) tiene por finalidad asegurar el resultado del proceso de
obligación de dar suma de dinero que en vía ejecutiva se tramita en este Juzgado, expediente
Nro.…………., Secretario (a) ...............................................................................
3.- Que, naturalmente, esta medida cautelar obedece a que existe peligro en la demora del
proceso principal iniciado, porque durante el lapso de tiempo en que el Juzgado sustancie la
causa y resuelva a mi favor, la obligada (indicar la denominación o razón social de la parte
demandada) podría disponer libremente de sus bienes, tornándose así en inútil el proceso
judicial principal dirigido a la recuperación del adeudo.
II.- MEDIOS PROBATORIOS:
Ofrezco el mérito de las copias simples de los siguientes documentos:
1.- Contrato de……………, de fecha……………………, suscrito entre el (la) recurrente y
(indicar la denominación o razón social de la parte demandada), del cual derivan los títulos

36
valores cuyo cobro ha sido demandado en el proceso principal y que se indican
seguidamente.
2.- Pagaré Nro.……..., de fecha…..., vencido el……, ascendente a la suma de ..............
Nuevos Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se demuestra la
verosimilitud del derecho invocado.
3.- Pagaré Nro.………, de fecha……, vencido el……, ascendente a la suma de ...............
Nuevos Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se acredita la
verosimilitud del derecho invocado.
Se deja constancia que el contrato de………y los títulos valores originales obran en los
actuados principales que corren en este Juzgado, como anexos de la demanda.
III.- FUNDAMENTACION JURIDICA:
Fundamento mi pretensión cautelar en lo previsto en las siguientes normas legales:
Artículo 1219 del Código Civil, cuyo inciso 1) establece que es efecto de las obligaciones
autorizar al acreedor para emplear las medidas legales a fin de que el deudor le procure
aquello a que está obligado.
Artículo 608 del Código Procesal Civil, según el cual el Juez puede, a pedido de parte, dictar
medida cautelar antes de iniciado un proceso o dentro de éste, destinada a asegurar el
cumplimiento de la decisión definitiva.
Artículo 643 del Código Procesal Civil, que prescribe en su segundo párrafo que cuando la
medida tiende a asegurar la obligación de pago contenida en un título ejecutivo de naturaleza
judicial o extrajudicial, puede recaer en cualquier bien del deudor, con el carácter de
secuestro conservativo, también con desposesión y entrega al custodio.
Artículo 651 del Código Procesal Civil, conforme al cual pueden secuestrarse bienes muebles
que se encuentran dentro de una fábrica o comercio, cuando éstos, aisladamente, no afecten
el proceso de producción o de comercio (como ocurre en el caso particular).
IV. FORMA Y BIEN SOBRE EL QUE RECAERA LA MEDIDA CAUTELAR:
- Medida cautelar: SECUESTRO CONSERVATIVO sobre los bienes muebles que no afecten
el proceso de producción (comercio) de la empresa obligada (indicar la denominación o razón
social de la persona jurídica demandada), los mismos que se encuentran en esta
dirección………; hasta por la suma de Nuevos Soles.
Con la finalidad de que se proceda a la formalización de la medida cautelar solicitada, el
Juzgado se servirá oficiar a las autoridades policial es para que cumplan con prestar las
garantías del caso. Además, se servirá el Juzgado autorizar al Secretario cursor al descerraje
en caso de ser necesario.
V.- CONTRACAUTELA:
Ofrezco como contracautela caución juratoria hasta por el monto que el Juzgado estime
necesario para asegurar el resarcimiento de los daños y perjuicios que se pudieran irrogar al
(a la) obligado (a). Para ello cumplo con legalizar mi firma ante el Secretario cursor, de
acuerdo a lo normado en el artículo 613 -tercer párrafo- del Código Procesal Civil.
VI. ORGANO DE AUXILIO JUDICIAL:

36
Señalo como órgano de auxilio judicial en calidad de custodio (a) a ………, identificado (a)
con D.N.I. Nro.……, domiciliado (a) en …........., para lo cual cumplo con adjuntar a la
presente solicitud copia legalizada de su documento de identidad. Además, la dirección
donde estarán en custodia los bienes objeto de secuestro conservativo es la siguiente:
POR TANTO:
Al Juzgado, pido se sirva admitir la presente solicitud de medida cautelar, de acuerdo a ley.
OTROSI DIGO: Que, adjunto los siguientes anexos:
1.A Tasa judicial por concepto de medida cautelar.
1.B Fotocopia del D.N.I. del (de la) recurrente.
1.C Copia legalizada del D.N.I. del órgano de auxilio judicial (custodio/a).
1.D Copias simples de la demanda, de fecha …… , así como de sus correspondientes
anexos, que se está tramitando en el proceso principal de obligación de dar suma de dinero,
en este Juzgado, expediente Nro.…………, Secretario (a) ...................., .................
1.E Copia simple del auto admisorio de la demanda, de fecha ………………………….........

Ciudad, .........................
Sello y firma del letrado
Firma del (de la) recurrente

36
5.5. Mapa de resumen.

36
6. Secuestro de títulos de crédito.
Art. 652.- Secuestro de títulos de crédito.
Cuando se afecten títulos-valores o documentos de crédito en general,
éstos serán entregados al custodio haciéndose la anotación respectiva en
el documento, conjuntamente con copia certificada de su designación y
del acta de secuestro, a fin de representar a su titular. El custodio queda
obligado a todo tipo de gestiones y actuaciones que tiendan a evitar que
el título se perjudique y a depositar de inmediato a la orden del Juzgado,
el dinero que obtenga.

6.1. Concepto.
Es aquella afectación mediante medida cautelar o medida ejecutiva de
secuestro sobre documentos de crédito. Los documentos de crédito en
general representan derechos patrimoniales y al ser considerados también
como bienes muebles es perfectamente válida su afectación jurídica como lo
establece la norma materia de análisis.99

En primer lugar, la norma procesal no regula el secuestro de títulos valores,


sino de títulos de crédito, por lo que debemos investigar si se trata de
documentos similares o iguales.
En la Doctrina Cautelar hay discusión si los TITULOS DE CRÉDITO son
iguales a los TÍTULOS VALORES. Un sector señala que es una relación de
género (títulos valores) a especie (títulos de crédito) y otro sector de la
doctrina que no todo título valor es un título de crédito. Estimamos que
entrar a esta discusión bizantina no ayuda a la investigación de esta
modalidad de secuestro por lo que en nuestra opinión cuando el legislador
se refiere a título de crédito estamos hablando de títulos valores.100

Título valor: Se define como el documento que representa o contiene


derechos patrimoniales destinados a la circulación y además reúna los
requisitos formales esenciales de cada tipo cautelar, siendo sus principales
características la literalidad, la autonomía del título, la buena fe del tenedor
como condición de legitimación y la incorporación de un derecho de tal
99
Sevilla Agurto, P. (2017). Código Procesal Civil Comentado (Coordinador Renzo Cavani). Tomo V.
Pág.61.
100
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones…

36
modo que documento y derecho (promesa) están en conexión permanente.
Los títulos/valores más conocidos son:
- La letra de cambio,
- Los cheques,
- El pagaré,
- El vale a la orden,
- La factura conformada,
- Certificaciones bancarios,
- El warrent
- Los bonos.
Todos estos regulados por Ley N° 27287 “Ley de Títulos Valores”. Es
necesario acotar que el secuestro del título en ningún caso importa la
transferencia de propiedad del título, cesión o novación de la obligación
dineraria.
¿Qué sucede cuando se secuestra el título valor?
La norma en comentario establece que “(…) el custodio queda obligado a
todo tipo de gestiones y actuaciones que tiendan a evitar que el título se
perjudique y a depositar de inmediato a la orden del juzgado, el dinero que
obtenga”. En nuestra opinión se corre una suerte en “endoso en
procuración”, es decir, el custodio tendrá todas las facultades para el
ejercicios de todo aquello que sea necesario para mantener la vigencia de los
derechos que contiene el título valor secuestrado, pudiendo (como el
endosatario en procuración) presentar el título para su aceptación, requiere
el pago, protestarlo, pedir su reconocimiento, inclusive cobrar el derecho
incorporado y depositarlo a la orden del juzgado.101

6.2. Naturaleza Jurídica.


Este supuesto hace referencia en cuanto a los títulos valores o documentos
de crédito en general, los cuales serán susceptibles de secuestro, siendo
entregados al custodio y al auxiliar jurisdiccional, el cual procederá elaborar
un acta.102
101
Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad, características y ventajas.
Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú: Ediciones…
102
García Rosas, M. (2017) Medida Cautelar de Secuestro: ¿Resulta Satisfactoria la obtención de Tutela
Cautelatoria en forma de Secuestro para una Futura Ejecución Forzada? Editor…… Medidas Cautelares. (pp.
220). Lima, Perú: Ediciones…

36
Sobre esta forma específica del secuestro debemos manifestar las siguientes:
a) El custodio asume la representación del titular de los títulos valores
secuestrados, con tal fin debe entregársele además de los títulos, el
documento en el que conste la anotación con respecto de su
designación.103
b) En concordancia con su condición de representante de titular afectado,
queda obligado a evitar que el titulo se perjudique.104
c) Puede en consecuencia efectuar la cobranza extrajudicial o judicial de
los mismos, si esto se produce se produce debe depositar el dinero que
tenga, inmediatamente, a la orden del juzgado.105

Esta norma es la expresión procesal de las obligaciones que el artículo


1828º del Código Civil impone a quien cumple labor de custodia en una
relación contractual, dice la norma ―Los depositarios de títulos valores, o
documentos que devenguen intereses, están obligados a realizar su cobro en
las épocas de sus vencimientos, así como a practicar los actos que sean
necesarios para que dichos documentos conserven el valor y los derechos
que les correspondan.

Los valores pueden tener soporte físico (materializados) como son los
títulos valores y existen otros valores que no tienen soporte físico
(desmaterializados), ambos contienen derechos patrimoniales y en nuestra
opinión ambos pueden ser afectados, el primero a través del secuestro
conservativo.
Según Montoya (2012) citado por Percy Sevilla Agurto (2017), entre los
valores materializados tenemos a los títulos valores, siendo que su concepto
“se desarrolla siempre en la base conceptual de la existencia de un
documento con contenido patrimonial, existente físicamente. Si bien el
desarrollo de la actividad mediadora y la agilidad de las relaciones de
cambio han introducido nuevos supuestos de transacción sobre los derechos
inmanentes reposados en título, el concepto de título valor reposa en su
103
Pérez Ríos, C. (2010). Estudio integral de las medidas cautelares en el proceso civil peruano .
Tesis para optar el grado académico de Doctor en Derecho. Universidad Nacional Mayor De San Marcos de
Lima.
104
Pérez Ríos, C. (2010). Op, Cit. Pág. 212.
105
Pérez Ríos, C. (2010). Op, Cit. Pág. 212.

36
existencia cautelar, a diferencia del derecho- valor que puede
desmaterializarse, y en donde es más apropiado referirnos a los valores
negociables o valores mobiliarios.

6.3. Comentarios.
Es determinando saber que el legislador refiere en la norma que el acreedor
va afectar los documentos de crédito de su deudor a través del secuestro
conservativo, y cuando se refiere documentos de crédito debe interpretarse
que son los derechos patrimoniales materializados como los títulos valores e
inmaterializados como las acciones. La afectación del dinero, al
denominarlo bien mueble, os documentos de crédito también son perecibles
de afectación jurídica.

36
6.4. Modelo de escrito y resoluciones.
MODELO DE SOLICITUD DE MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO DE TITULOS DE
CREDITO
SECRETARIO: ....................
EXPEDIENTE: ....................
CUADERNO: CAUTELAR.
ESCRITO: NRO. 01.

SOLICITA MEDIDA CAUTELAR DE SECUESTRO CONSERVATIVO DE TÍTULOS DE CRÉDITO.

AL JUZGADO CIVIL DE .........................................................................................,


identificado (a) con D.N.I. Nro. ……….., con dirección domiciliaria en ……………,
señalando domicilio procesal en ……………; atentamente, digo:
Que, en VIA DE PROCESO CAUTELAR, solicito se dicte medida cautelar (secuestro
conservativo de títulos de crédito) sobre los bienes de propiedad de, con domicilio en,
hasta por la suma de ……., Nuevos Soles, en mérito a las siguientes consideraciones:
I.- FUNDAMENTOS DE HECHO:
1.- Que, en virtud del contrato de ……..., de fecha …………, suscrito entre el (la)
recurrente y ……..., este (a) último (a) y suscribieron en calidad de emitente
(obligándola principal) y fiador (a), respectivamente, los siguientes títulos valores:
Pagaré Nro. ………, de fecha ….., vencido el ……, por el monto de …...….. Nuevos
Soles.
Pagaré Nro. ……..., de fecha ……, vencido el …..., por el monto de ………. Nuevos
Soles.
Dichos títulos valores suman la cantidad de Nuevos Soles y han sido protestados por
falta de pago.
2.- Que, la presente medida cautelar (secuestro conservativo de títulos de crédito)
tiene por finalidad asegurar el resultado del proceso de obligación de dar suma de
dinero que en vía ejecutiva se tramita en este Juzgado, expediente Nro……, Secretario
(a) .................
3.- Que, naturalmente, esta medida cautelar obedece a que existe peligro en la demora
del proceso principal iniciado, porque durante el lapso de tiempo en que el Juzgado
sustancie la causa y resuelva a mi favor, el (la) obligado (a) podría disponer
libremente de sus bienes, tornándose así en inútil el proceso judicial principal dirigido
a la recuperación del adeudo.

36
II.- MEDIOS PROBATORIOS:
Ofrezco el mérito de las copias simples de los siguientes documentos:
1.- Contrato de, de fecha, suscrito entre el (la) recurrente y, del cual derivan los títulos
valores cuyo cobro ha sido demandado en el proceso principal y que se indican
seguidamente.
2.- Pagaré Nro……, de fecha ………, vencido el …….., ascendente a la suma
de ............ Nuevos Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se
demuestra la verosimilitud del derecho invocado.
3.- Pagaré Nro……, de fecha ………, vencido el …, ascendente a la suma
de ............... Nuevos Soles, protestado por falta de pago conforme a ley; con el que se
acredita la verosimilitud del derecho invocado.
4.- (indicar el título de crédito de que se trate, objeto de secuestro), de fecha
………., por la suma de …………., suscrito por en calidad de , y por , en
calidad de ; con el (la) que se acredita que el (la) obligado figura como acreedor
(a) en la referida relación crediticia (cartular).
5.- (indicar el título de crédito de que se trate, objeto de secuestro), de fecha
……, por la suma de ……….., suscrito por ……… en calidad de …………., y por
…….. , en calidad de; con el (la) que se acredita que el (la) obligado figura como
acreedor (a) en la referida relación crediticia (cartular).
Se deja constancia que el contrato de …… y los títulos valores originales descritos en
los puntos 3 y 4 obran en los actuados principales que corren en este Juzgado,
como anexos de la demanda.
III. FUNDAMENTACION JURIDICA:
Fundamento mi pretensión cautelar en lo previsto en las siguientes normas legales:
Artículo 1219 del Código Civil, cuyo inciso 1) establece que es efecto de las
obligaciones autorizar al acreedor para emplear las medidas legales a fin de que el
deudor le procure aquello a que está obligado.
Artículo 608 del Código Procesal Civil, según el cual el Juez puede, a pedido de parte,
dictar medida cautelar antes de iniciado un proceso o dentro de éste, destinada a
asegurar el cumplimiento de la decisión definitiva.
Artículo 643 del Código Procesal Civil, que prescribe en su segundo párrafo que
cuando la medida tiende a asegurar la obligación de pago contenida en un título
ejecutivo de naturaleza judicial o extrajudicial, puede recaer en cualquier bien del
deudor, con el carácter de secuestro conservativo, también con desposesión y entrega

36
al custodio.
Artículo 652 del Código Procesal Civil, numeral que autoriza el secuestro de títulos de
crédito y que establece: a) que cuando se afecten títulos-valores o documentos de
crédito en general, éstos serán entregados al custodio, haciéndose la anotación
respectiva en el documento, conjuntamente con copia certificada de su designación y
del acta de secuestro, a fin de representar a su titular; y b) que el custodio queda
obligado a todo tipo de gestiones y actuaciones que tiendan a evitar que el título se
perjudique y a depositar de inmediato a la orden del Juzgado, el dinero que obtenga.
IV. FORMA Y BIEN SOBRE EL QUE RECAERA LA MEDIDA CAUTELAR:
- Medida cautelar: SECUESTRO CONSERVATIVO, hasta por la suma de …….
Nuevos Soles, sobre los siguientes títulos valores (o documentos de crédito):
......... (indicar el título de crédito de que se trate), de fecha , por la suma de
…………., suscrito por ……… en calidad de , y por , en calidad de .............. (indicar
el título de crédito de que se trate), de fecha , por la suma de ………….., suscrito
por ……….. en calidad de , y por , en calidad
de ..........................................................................................
Tales títulos valores (o documentos de crédito) se encuentran en la siguiente dirección:
en la cual domicilia el (la) obligado
(a) ...................................................................................
Con la finalidad de que se proceda a la formalización de la medida cautelar solicitada,
el Juzgado se servirá oficiar a las autoridades policiales para que cumplan con prestar
las garantías del caso. Además, se servirá el Juzgado autorizar al Secretario cursor al
descerraje en caso de ser necesario.
V.- CONTRACAUTELA:
Ofrezco como contracautela caución juratoria hasta por el monto que el Juzgado
estime necesario para asegurar el resarcimiento de los daños y perjuicios que se
pudieran irrogar al (a la) obligado (a). Para ello cumplo con legalizar mi firma ante el
Secretario cursor, de acuerdo a lo normado en el artículo 613 -tercer párrafo- del
Código Procesal Civil.
VI. ORGANO DE AUXILIO JUDICIAL:
Señalo como órgano de auxilio judicial en calidad de custodio (a) a ……….,
identificado (a) con D.N.I. Nro………, domiciliado (a) en ………, para lo cual
cumplo con adjuntar a la presente solicitud copia legalizada de su documento de
identidad. Además, la dirección donde estarán en custodia los títulos valores (o

36
documentos de crédito) objeto de secuestro conservativo es la
siguiente: ..................................................................................
POR TANTO:
Al Juzgado, pido se sirva admitir la presente solicitud de medida cautelar, de acuerdo
a ley.
OTROSI DIGO: Que, adjunto los siguientes anexos:
1.A Tasa judicial por concepto de medida cautelar.
1.B Fotocopia del D.N.I. del (de la) recurrente.
1.C Copia legalizada del D.N.I. del órgano de auxilio judicial (custodio/a).
1.0 Copias simples de la demanda, de fecha ……………., así como de sus
correspondientes anexos, que se está tramitando en el proceso principal de obligación
de dar suma de dinero, en este Juzgado, expediente Nro…………….., Secretario
(a) ..............
1.E Copia simple del auto admisorio de la demanda, de
fecha .............................................
1.F Copia simple del (de la) ………… (indicar el título de crédito de que se trate,
objeto de secuestro), de fecha …………, por la suma de ………., suscrito por ……….
en calidad de y por ………………, en calidad de,
………………………………………………………………...
1.G Copia simple del (de la) (indicar el título de crédito de que se trate, objeto de
secuestro), de fecha ………, por la suma de ………......., suscrito por ……… en
calidad de y por …………….., en calidad
de ...........................................................................................

Ciudad, .......................................
Sello y firma del letrado
Firma del (de la) recurrente

36
6.5. Mapa de resumen.

36
V. Órgano de Auxilio Judicial.
7. Retribución del custodio.
Art. 654.-Retribución del custodio.
El custodio, antes de la aceptación del encargo, debe proponer el
monto de la retribución por su servicio, estimada por día, semana o
mes, según las circunstancias, la que será tomada en cuenta por el
Juez al señalar la retribución.
Está exceptuado el Banco de la Nación cuando se trata del dinero
por el que debe abonar interés legal de acuerdo a las disposiciones
legales sobre la materia.
7.1. Concepto.
Los órganos de auxilio judicial son colaboradores o auxiliares externos de la
función jurisdiccional pues desempeñan el cargo en nombre del Juez;
constituyen en cierto modo una forma especial de representación. Ejercen
función pública transitoriamente, sin pertenecer a la estructura orgánica del
Poder Judicial, por lo demás esta condición les es reconocida por el artículo
392º y 425º del Código Penal;

El artículo 55º del CPC, menciona como órganos de auxilio al perito, al


depositario, al interventor, al martillero público, al curador procesal, la
policía. Esta no es una mención restrictiva, puesto que otros órganos de
auxilio pueden estar nominados en otras leyes especiales e incluso en el
propio CPC. La ejecución de las medidas cautelares requiere el concurso de
determinados órganos de auxilio que el Código Procesal Civil los menciona
en cada caso particular. Son designados por el juez de acuerdo con la
naturaleza, alcances, y requerimientos especiales de la medida cautelar a
dictarse. Entre estos podemos mencionar: al depositario, al custodio, al
interventor al administrador; los cuales son especies del mismo género de
órganos de auxilio que tienen en común ser guardadores, custodios materiales
de los bienes afectados cautelarmente con determinadas particularidades,
como se verá a que tienen en común ser guardadores, custodios materiales de
los bienes afectados cautelarmente con determinadas particularidades, como

36
se verá a continuación.106

El custodio 107
El custodio es el órgano de auxilio judicial encargado del aseguramiento,
guarda, vigilancia o custodia de bienes sobre los cuales recae la medida de
secuestro judicial o conservativo; sea que se ejecute en forma originaria o
subsidiaria. Debe decirse que el término custodio tipifica y define la función
de aseguramiento, conservación y guarda de bienes muebles e inmuebles que
cumple un conjunto de personas bajo denominaciones específicas tales como
depositario, interventor, administrador, entre otras. Como órgano de auxilio
judicial, el custodio no es un auxiliar de los litigantes con quienes se relaciona
de modo indirecto a través de las resoluciones que expide el juez. La custodia
no nace de una relación contractual sino de un acto jurisdiccional.
Cuando el secuestro recae en bienes muebles del obligado, éstos serán
depositados a la orden del Juzgado. En este caso el custodio será de
preferencia un almacén legalmente constituido, el que asume la calidad de
depositario, con las responsabilidades civiles y penales previstas en la ley.
Asimismo, está obligado a presentar los bienes dentro del día siguiente al de
la intimación del Juez, sin poder invocar derecho de retención. Tratándose de
dinero, joyas, piedras y metales preciosos u otros bienes similares, serán
depositados en el Banco de la Nación. (Art. 649º del CPC).

El depositario 108
Es el órgano de auxilio judicial representado por la persona del obligado
sobre cuyos bienes muebles o inmuebles recae el embargo en forma de
depósito. Es el único caso en el que la propia parte afectada actúa como
órgano de auxilio. El depositario es el guardador o conservador de sus propios
bienes; pero debe conservarlos en el estado y en el lugar en que se
encontraban al ejecutarse el embargo y a la orden del juez. Como se señaló
líneas arriba, el depositario es una expresión particular del grupo de
funcionarios que cumplen labor de custodia, guarda o conservación de bienes,
106
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. P.149
107
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. P.149
108
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. P.149

36
por ello es válido afirmar que el depositario es una especie de custodio.

El interventor 109
Es el órgano de auxilio designado precisamente al dictarse una medida
cautelar de embargo en forma de intervención en recaudación o en
información para recabar directamente los ingresos de una empresa de
persona natural o jurídica o la situación económica de la intervenida. Como
en los casos anteriores la función que cumplen es esencialmente conservativa
y aseguradora: conservan transitoriamente lo intervenido sin interferir ni
interrumpir las labores propias ni el funcionamiento de la intervenida, con
este propósito cumplen otras funciones conexas tales como llevar control de
ingresos y de egresos; proporcionar de los fondos que recauda, lo necesario
para la actividad regular y ordinaria de la intervenida; informar, en los plazos
señalados por el Juzgado, el desarrollo regular de la intervención. La
conservación de los ingresos recaudados es transitoria pues el interventor
tiene el deber de poner a disposición del Juez dentro de tercer día las
cantidades recaudadas, consignándolas a su orden en el Banco de la Nación.
A pedido propio o de parte, puede el Juez modificar el plazo para consignar.
Del mismo modo es deber del interventor recaudador informar
inmediatamente, sobre aspectos que considere perjudiciales o inconvenientes
a los intereses de quien ha obtenido la medida cautelar, entre ellos la falta de
ingresos y la resistencia e intencional obstrucción que dificulte o impida su
actuación (Artículo 663º del CPC) El interventor recaudador, en casos que la
tutela cautelar de la pretensión principal lo exija, puede ser designado para
recabar información sobre el movimiento económico de la empresa de
persona natural o jurídica afectada. Entre otras motivaciones, esta
intervención puede preceder a la recaudación de los ingresos o a la
administración judicial, pues a este propósito está orientada la verificación de
la situación económica del negocio afectado (Artículo 665 del CPC).

109
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. P. 151

36
El administrador 110
Es el órgano de auxilio cuya designación es dispuesta cuando la medida recae
sobre bienes fructíferos con la finalidad de recaudar los frutos que produzcan,
corresponde al administrador o administradores custodiar y administrar los
bienes productores de frutos (Art. 669º CPC) A diferencia del interventor la
facultades del administrador tienen mayor alcance y trascendencia jurídica
puesto que para el logro de sus objetivos asume la representación y gestión de
la empresa, de acuerdo a la ley de la materia. Más adelante se desarrolla los
alcances de la administración judicial.

El retenedor 111
Es el órgano de auxilio judicial que se instituye cuando el embargo dictado es
uno en forma de retención. Cuando la medida recae sobre derechos de crédito
u otros bienes en posesión de terceros, cuyo titular es el afectado con ella la
función del órgano de auxilio se limita a retener el pago a la orden del
juzgado, y depositar el dinero en el Banco de la Nación. (Art. Carlos Antonio
Pérez Ríos 153 Si lo retenido no fuera dinero, el retenedor asume las
obligaciones y responsabilidades del depositario, lo cual no quiere decir, que
deje de ser retenedor. Podrá eximirse de esta responsabilidad si pone los
bienes a disposición del Juez. (657º CPC) El retenedor puede ser el deudor o
futuro deudor del obligado, o simplemente el administrador de los dineros o
acreencias de éste.

Responsabilidades 112
Los órganos de auxilio con ocasión del desempeño del cargo encomendado
pueden incurrir en responsabilidad civil y penal en forma excluyente o
copulativa.

Responsabilidad civil. 113


El legislador, como es comprensible, no reguló en el CPC todas las conductas
constitutivas de responsabilidad civil, sólo menciono algunas de ellas, como

110
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. P. 151
111
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. Pág. 152
112
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. Pág. 153
113
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. Pág. 154

36
las contenidas en el artículo 655º, remitiendo en lo demás a lo que regulen
otras disposiciones. Las normas del Código Civil que en las que se establecen
las responsabilidades del depositario en los contratos de depósito y secuestro
son de aplicación a la función que cumplen los órganos de auxilio judicial, en
lo pertinente. Entre algunas de las conductas generadoras de responsabilidad
civil cabe mencionar las siguientes:

 Infringir el deber de conservar los bienes en depósito o custodia en el


mismo estado en que los reciben, en el local destinado para ello, a la
orden del Juzgado y con acceso permanente para la observación por las
partes y veedor, si lo hay.
 No dan cuenta inmediata al Juez de todo hecho que pueda significar
alteración deterioro o pérdida de los objetos en depósito o secuestro.
 Usar en provecho propio o de tercero, el bien sometido a secuestro,
depósito, intervención y administración, salvo que determinadas
circunstancias lo exijan y siempre que el juez lo autorice.
 Negarse a la devolución del bien.
La responsabilidad civil de los órganos de auxilio judicial se traduce en
pretensiones indemnizatorias que tanto el afectado como el titular de la
medida puedan postular contra aquellos. El interventor es responsable
civil y penalmente por el dinero que recaude y por la veracidad de la
información que ofrezca; en tanto que el retenedor incurre en
responsabilidad civil cuando intimado para la retención niega falsamente
la existencia de créditos o bienes, será obligado a pagar el valor de éstos
al vencimiento de la obligación, por falsa declaración; del mismo modo
si incumpliendo la orden de retener, paga directamente al afectado, será
obligado a efectuar nuevo pago a la orden del Juzgado; sin perjuicio de la
responsabilidad penal a que hubiere lugar, en ambos casos (Arts. 659º-
660º CPC) Finalmente, el intervenido responde civil y penalmente por la
actitud de resistencia, obstrucción o violencia. (Art. 668º CP).

Responsabilidad penal 114


Dispone el artículo 392° del Código Penal que están sujetos a lo prescrito en
114
Pérez Ríos, C. (2010). ), op. Cit. Pág. 155

36
los artículos 387 a 389, los que administran o custodian dinero perteneciente a
las entidades de beneficencia o similares, los ejecutores coactivos,
administradores o depositarios de dinero o bienes embargados o depositados
por orden de autoridad competente, aunque pertenezcan a particulares, así
como todas las personas o representantes legales de personas jurídicas que
administren o custodien dinero o bienes destinados a fines asistenciales o a
programas de apoyo social.

Según el artículo referido, los delitos en los que pueden incurrir con mayor
frecuencia los órganos de auxilio judicial son:

 Peculado (387º CP): Cuando el órgano de auxilio judicial se apropia o


utiliza, en cualquier forma, para sí o para otro, caudales o efectos cuya
percepción, administración o custodia le estén confiados por razón de su
cargo. Entendiéndose como efectos: bienes, muebles y enseres.
 Malversación (389º CP): Cuando el funcionario o servidor público que
da al dinero o bienes que administra una aplicación definitiva diferente
de aquella a los que están destinados, afectando el servicio o la función
encomendada.
 Retardo injustificado de pago (390º CP) Cuando el funcionario o
servidor público que, teniendo fondos expeditos, demora
injustificadamente un pago ordinario o decretado por la autoridad
competente.
 Rehusamiento a entrega de bienes depositados o puestos en custodia
(391º CP): Cuando el funcionario o servidor público, en este caso el
órgano de auxilio al ser requerido con las formalidades de ley por la
autoridad competente, rehúsa entregar dinero, cosas o efectos
depositados o puestos bajo su custodia o administración.
 Desobediencia o resistencia a la autoridad (368º CP): Cuando el
órgano de auxilio desobedece o resiste la orden impartida por el juez en
el ejercicio de sus atribuciones, salvo que se trate de la propia detención.
 Expedición de prueba o informe falso en proceso judicial (412º CP):
Cuando el órgano de auxilio requerido por el juez expide una prueba o un
informe falsos, niega o calla la verdad, en todo o en parte.

36
 Fraude procesal (416º CP) cuando el órgano de auxilio, por cualquier
medio fraudulento, induce a error al juez para obtener resolución
contraria a la ley, evidenciando con su proceder un interés personal,
contrario a sus funciones.
7.2. Naturaleza Jurídica.
Los custodios cumplen una labor similar a la de los depositarios que
colaboran con el proceso judicial, y si todos estos órganos de auxilio
judicial tienen derecho a ser retribuidos por la labor que prestan en el
proceso, es obvio que el custodio también debe tener tal derecho.
El custodio y cualquier otro órgano de auxilio judicial tienen derecho a ser
retribuido. La labor que prestan los custodios y cualquier otro órgano de
auxilio judicial, no puede ser considerada como de naturaleza laboral o que
genera un vínculo laboral, pues los órganos de auxilio judicial no se
encuentran subordinados, ni a las partes y tampoco al juez, solo que su labor
debe ser prestada en armonía con el principio de buena fe procesal
colaborando con el trámite del proceso.
Obviamente, la prestación de servicios que brindan estas sujetas a un
determinado tiempo, a unas determinadas pautas dictadas por el jue y
ameritan una retribución.
Los órganos judiciales están sometidos al cumplimiento de lo encomendado
por el juez sin estar subordinados a él, ya que el juez no dirigirá su labor. Lo
que si será necesario es que el cumplimiento de la prestación de servicios
sea realizada respetando los principios de probidad, lealtad y buena fe, de lo
contrario podrán ser pasibles de sanción-multa-.
La norma señala que el custodio, antes de aceptar el cargo, debe interponer
el momento de la retribución por el servicio que prestará siendo finalmente
el juez fijar dicho monto.
Estamos entones ante una remuneración dinerario la cual deberá ser
asumida por el solicitante de la medida cautelar y luego podrecer
reembolsada al liquidar las costas procesales en caso de su pretensión haya
sido amparada.
Es un derecho potestativo, perfectamente válido que el custodio no solicite
remuneración alguna y en tanto no fue solicitada el juez no deberá fijar
monto alguno por concepción de retribución.

36
Esta situación se da porque los custodio propuestos y nombrados tienen
algún tipo de relación con los solicitante de las medidas cautelares, lo que es
así a fin de que la ejecución la medida cautelar resulte onerosa.115

7.3. Comentarios.

En si no hay mucho que comentar, pero lo curioso es que según el autor Percy
Howell Sevilla Agurto, expresa su punto de vista al explicar que en sí el
trabajo del custodio que está estipulado en la norma art. 654 del Código
Procesal Civil, no tiene connotación imperativo de subordinación, es más
como un deber y responsabilidad del custodio, con previa propuesta del
monto de dinero por su servicio (por día, semana o mes) que él mismo
estipula para con consecuencia la aceptación del encargo, lo cual deberá ser
considerada como una “locación de servicios”.

VI. CONCLUSIONES.

115
Sevilla Agurto, P. (2017). Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.)
Lima: Gaceta Jurídica.

36
A modo de conclusión, podemos decir que el secuestro es un fenómeno social
que ha sido recibido por el derecho desde tres ángulos: civil, procesal y
penal; por tanto, no existe una figura jurídica general de secuestro, sino
simplemente las tres categorías anotadas, con sus características propias que
las diferencian entre sí. Una misma palabra las une, puesto que es un término
polisémico que debe unirse a otras palabras para tener significado jurídico y
existencia fenomenológica como institución y categoría jurídica.

Entonces para nosotras sería correcto llamarlo Secuestro Procesal, puesto que
dentro de las categorías señaladas, nosotras nos centramos dentro de la materia
Procesal Civil. Aquella figura es un instrumento de auxilio específico que
consiste en resguardar un bien que está en litis o puede que el bien no esté en
litis, mediante un tercero llamado custodio. Esta acción se realizará hasta
vencida, terminada, cumplida o revocada la medida cautelar. Sin embargo esta
figura también se complementa con el embargo, por eso lo definimos como
instrumento de auxilio específico, ayudándose mutuamente a percibir un futuro
favorable en cuanto la decisión tomada y de no verse afectado ante una futura
afectación del bien.

Según el Código Procesal Civil, el “Secuestro Procesal” se encuentra en el art.


643, divido en: Judicial: El bien esta en litis y lo que se resuelve es quien tiene
mejor derecho de propiedad y posesión ante este; Y Conservativo: El bien no
está en litis, se secuestra el bien para asegurarse del pago de una deuda.
Sin embargo, pudimos observar otro tipo de modalidades del Secuestro
Procesal, aún más específicos, el surgimiento de estas figuras es el ser súper-
específicos en el tratamiento de estas circunstancias para una mejor resolución
en cuanto respecte el desarrollo del proceso.
Las cuales son:
- Secuestro de un vehículo: Cuando el bien es un bien mueble, netamente
un vehículo, tiene la capacidad de circular. En nuestra realidad se ve
que secuestran este bien para asegurar el pago de una deuda, figura del
secuestro conservativo, de la manera en la que ambos compraron un
bien mueble se puede llegar a dar un secuestro judicial para definir
quien tiene mejor derecho de posesión y de propiedad ante este.

36
- Secuestro de bienes informáticos: Antes el avance tecnológico es
necesario un secuestro a lo que muchas veces es de un alto valor
material e subjetivo por toda la información guardada en estos tipos de
bienes.
- Secuestro de bienes dentro de una unidad de producción o comercio:
Esta figura antes, permite el secuestro a un bien mueble dentro de una
fábrica o comercio con el fin de asegurar el pago de una deuda
(secuestro conservativo), o garantizando que en un futuro se decidirá
quien tiene le mejor derecho de este mueble (secuestro judicial) y es
aquí la premisa que hace extraordinaria este artículo, cuida, protege y se
asegura que tanto el proceso de producción como el de
comercialización no se vean afectados.

- Secuestro de títulos de crédito: Aquel secuestro que permite depositar


documentos que acrediten una obligación al custodio, se dice que estos
son bienes muebles es por ello que se puede pedir el secuestros de estos
documentos como tales.

VII. ANEXOS.

36
CLASES DE SECUESTRO

Es una forma de contrato por el cual se


confía a un tercero la custodia y
Secuestro conservación del bien
judicial.

Su finalidad es desposeer los bienes que


Secuestro con habitan dentro de la vivienda del deudor
desposesión de para entregársela a un custodio,
bienes nombrado por el Juez, quien conservara
los bienes hasta su ejecución forzada o
devolución.

Usualmente es complementada con el


Secuestro de embargo en forma de inscripción. Cuando
vehículos nos referimos a vehículos, incluimos a
camiones, mototaxis, motocicletas o
cualquier otro bien clasificado en
vehículo.

 Secuestro de medios magnéticos.


Secuestro
 Secuestro de medios ópticos.
conservativo sobre
bienes informáticos  Secuestro de soportes similares.

Puede secuestrarse los bienes de su


negocio. Pero sin que afecte la marcha
Secuestro de bienes del negocio. En la ejecución de la medida
dentro de una unidad de cautelar debe el especialista y exigirlo al
producción o de acreedor se detalle con precisión el
comercio estado de los bienes secuestrados, su
identificación y su año de fabricación.

Es necesario acotar que el Secuestro de


título en ningún caso importa la
Secuestro de títulos de transferencia de propiedad del título,
crédito cesión o novación de la obligación
dineraria por el título.

36
MEDIDAS CAUTELARES – SECUESTRO

El secuestro es una medida cautelar que se caracteriza por la incautación


obligatoria del bien afectado; procede cuando se discute la propiedad o posesión del
bien o, cuando se trata de asegurar el mandato ejecutivo.
No procede disponer una medida cautelar que afecte los bienes de una persona
jurídica cuando el obligado es uno de sus accionistas.

Distrito Judicial de San Martín


Incidente Civil N.° 98-0121-220901JC01/1-SC-01
San Martín
Moyobamba, veintidós de juliode mil novecientos noventiocho.

AUTOS Y VISTOS; EN DISCORDIA; y ATENDIENDO:


PRIMERO.- a que el secuestro es una medida cautelar que se caracteriza por la
incautación obligatoria del bien afectado; y procede cuando se discute la propiedad
o posesión del bien, o cuando se trata en ese caso de asegurar el mandato ejecutivo;
que conforme Cabanellas, el secuestro es el depósito de la cosa litigiosa, y se
produce en los casos de embargo o aseguramiento de bienes litigiosos a lo que se
contrae el artículo seiscientos cuarentitrés, primer párrafo del Código Procesal
Civil; a que bajo dicho marco se encuentra el artículo seiscientos cincuentiuno del
Código Procesal Civil aplicado por el Juez A-quo en forma equívoca en el caso sub-
judice; que en casos que la medida cautelar vaya a afectar a una empresa de persona
natural o jurídica, rigen el artículo seiscientos sesentiuno y siguientes del Código
acotado que versan sobre el embargo en forma de intervención en recaudación; que
con arreglo a los artículos dos y siete del Título Preliminar del mismo Código la
dirección del proceso está a cargo del Juez, quién debe aplicar el derecho que
corresponda al proceso, aunque no haya sido invocado por las partes o lo haya sido
erróneamente; sin embargo, no puede ir más allá del petitorio;
SEGUNDO.- A que en el caso sub-judice se ha efectuado el secuestro de bienes no
litigiosos que se encontraban en la Tienda Comercial
«Angel» Sociedad de Responsabilidad Limitada, de la que el deudor es accionista
conforme fluye del Testimonio de Constitución de Sociedad copiado a fojas
veintidós y siguientes; a que sin perjuicio de ello, lo sustancial es que del Acta
copiada a fojas dieciocho consta nítidamente que la medida se ha efectuado en el
local comercial del jirón Gregorio
Delgado sin número segunda cuadra de la ciudad de Tarapoto, en la modalidad de
secuestro conservativo de varios bienes muebles con desposesión del tenedor, de lo
que se desprende que se ha dado pase a la medida que no correspondía admitir dada
la naturaleza del inmueble donde se extrajeron que el actor señaló como local
comercial en el otrosí de su escrito de petición de medida cautelar, que bajo dicho
aspecto no es aplicable el segundo párrafo del artículo seiscientos cuarentitrés del

36
Código Procesal Civil, sino su tercer párrafo: REVOCARON, el AUTO apelado
copiado a fojas dieciséis-fojas veintidós del principal, su fecha catorce de mayo de
mil novecientos noventiocho, que accediendo a la petición de su propósito, concede
hasta por seis mil quinientos dólares americanos la medida cautelar de secuestro con
desposesión y entrega al custodio; DECLARARON IMPROCEDENTE la medida
cautelar solicitada a fojas quince del principal, copiado a fojas nueve; debiéndose
restituirse al local comercial aludido los bienes materia de la medida a que se
contrae el acta copiada a fojas dieciocho; DEJARON a salvo el derecho del actor
para que lo haga valer con arreglo a ley; y los devolvieron; en el cuaderno derivado
de los seguidos por André Michel
Pozzi Escot Subiria contra Luis Ciriaco Obeso García, sobre Medida
Cautelar. Vocal Ponente: señor Zubiate Reina.

SS.

ZUBIATE R.,

LONGARAY B.,

CRUZADO A.

EXPEDIENTE Nº 219-2010-54-2701-JR-FT-01
DEMANDANTE FISCALIA PROVINCIAL CIVIL y FAMILIA DE TAMBOPATA

36
DEMANDADO JUSTINO JESUS BARRANTES VARGAS
AGRAVIADA LUZ MARINA CHAHUAYO HUAMANI
MATERIA VIOLENCIA FAMILIAR
ORIGEN JUZGADO DE FAMILIA DE TAMBOPATA

RESOLUCIÓN NUMERO TRES


Puerto Maldonado, ocho de noviembre del año dos mil diez. /

AUTOS y VISTOS: Puesto en despacho para resolver,


interviniendo como Ponente el Señor Magistrado JIMENEZ JARA; en aplicación de lo
prescrito en el inciso segundo del artículo 45° del Texto Único Ordenado de la Ley
Orgánica del Poder Judicial y artículo 377° del Código Procesal Civil; y,
CONSIDERANDO:

ASUNTO
01.- Es materia grado el recurso de apelación interpuesto por Luz Marina Chahuayo
Huamani en contra de la resolución número catorce de fecha quince de setiembre del dos
mil siete (dos mil diez), mediante la cual se declara Improcedente la solicitud de embargo
en forma de secuestro

SUSTENTO DEL RECURSO IMPUGNATORIO


02.- Señala como sustento de su medio impugnatorio que es un error indicar que en
nuestro ordenamiento jurídico no existe la forma de secuestro de vehículos, su solicitud
está amparada en el artículo 647° del Código Procesal Civil, referida a secuestro de
vehículos además que el Juez debió observar lo previsto en el artículo VII del Título
Preliminar del Código Procesal Civil, agregando que si señaló el almacén del Poder
Judicial es porque en Puerto Maldonado no tiene almacenes legalmente constituidos.

ANALISIS
03.- Que1, existen dos referentes de los derechos de los justiciables: la tutela judicial
efectiva como marco objetivo y el debido proceso como expresión subjetiva y específica,
ambos previstos en el artículo 139, inciso 3, de la Constitución Política del Perú. Mientras
que la tutela judicial efectiva supone tanto el derecho de acceso a los órganos de justicia
como la eficacia de lo decidido en la sentencia, es decir, una concepción garantista y tutelar
que encierra todo lo concerniente al derecho de acción frente al poder-deber de la
jurisdicción, el derecho al debido proceso, en cambio, significa la observancia de los
principios y reglas esenciales exigibles dentro del proceso como instrumento de tutela de
los derechos subjetivos.
04.- Que, es menester señalar aspectos preliminares en la causa presente para tener una
idea del contexto del pronunciamiento, el que se presenta en la siguiente forma:
 El artículo 642° del Código Procesal Civil: Embargo: Cuando la pretensión
principal es apreciable en dinero, se puede solicitar embargo. Este consiste en la
afectación jurídica de un bien o derecho del presunto obligado, aunque se encuentre
en posesión de tercero, con las reservas que para este supuesto señala la ley.

36
 El artículo 643° del Código Procesal Civil: Secuestro: Cuando el proceso principal
tiene por finalidad concreta la dilucidación del derecho de propiedad o posesión
sobre determinado bien, la medida puede afectar a éste, con el carácter de secuestro
judicial, con desposesión de su tenedor y entrega a un custodio designado por el
Juez. Cuando la medida tiende a asegurar la obligación de pago contenida en un
título ejecutivo de naturaleza judicial o extrajudicial, puede recaer en cualquier
bien del deudor, con el carácter de secuestro conservativo, también con
desposesión y entrega al custodio. Se aplican al secuestro, en cuando sean
compatibles con su naturaleza, las disposiciones referidas al embargo.
 El artículo 647° del Código procesal Civil: Secuestro de vehículo: El vehículo
sometido a secuestro, será internado en almacén de propiedad o conducido por el
propio custodio, accesible al afectado o veedor, si lo hay. El vehículo no podrá ser
retirado sin orden escrita del Juez de la medida. Mientras esté vigente el secuestro,
no se levantará la orden de captura o de inmovilización.

05.- En mérito de la articulación antes referidas se concluye que las medidas de Embargo
y de Secuestro son de distinta naturaleza pero como la misma finalidad, esto es, una
medida cautelar para futura ejecución forzada; por lo que en este extremo el Juez de la
causa debió realizar la interpretación en ese contexto o advertirla al momento en que
expidió la resolución número trece de fecha siete de setiembre del dos mil diez, mas no
esperar indicarlo al momento en que expidió la resolución cuestionada; por lo que debe
entenderse que la media cautelar solicitada es la de Secuestro.
06.- Cabe también señalar que si bien es cierto que el Juez debe aplicar al derecho que
corresponde así no haya sido invocado por las partes o haya sido invocada erróneamente
dentro del contexto de la pretensión pero no es menos cierto que es deber del abogado
patrocinante actuar con observancia de veracidad y de las disposiciones legales que al caso
corresponde invocar como letrado en derecho.
07.- Teniendo en cuenta que en el caso de autos ya existe sentencia con la calidad de cosa
juzgada, cuando se solicita una medida cautelar dado el estado del proceso, debió
observarse lo contenido en el artículo 615° del Código Procesal Civil, referido a que es
procedente el pedido de medida cautelar de quien ha obtenido sentencia favorable pero con
la salvedad que el pedido cautelar se solicita y ejecuta en cuerda separada ante el Juez de la
demanda, con copia certificada de los actuados pertinentes, sin que sea preciso cumplir los
requisitos exigidos en los incisos 1) y 4) del artículo 610° del Código Procesal en comento;
por este aspecto no ha sido observado por la parte demandante y menos por el Juez de la
causa, lo que acarrea la inadmisibilidad del pedido.
08.- Por otro lado, existe un error e incumplimiento atribuible a la parte demandante ya
que no obstante habérsele requerido que previamente cumpla con indicar el Órgano de
Auxilio (lo cual no puede constituir el almacén del Poder Judicial toda vez que éste no se
encuentra determinado para medidas cautelares solicitadas por particulares sino para otros
aspectos); en ese sentido, la accionante no ha observado lo previsto en el numeral 05) del
artículo 610° del Código Procesal en comento concordante con el artículo 647° del mismo
cuerpo de leyes, aspecto que no puede ser subsanado en esta instancia, deviniendo en
inadmisible de plano el pedido formulado pudiendo volver a presentarle pero con las
formalidades que la ley establece, si así lo considera pertinente a su derecho.

DECISIÓN

36
Por lo que estando a los fundamentos antes expuestos, la Sala Superior Mixta y de
Apelaciones del Nuevo Código Procesal Penal de la Corte Superior de Justicia de Madre
de
Dios, RESUELVE:

09- REVOCAR la resolución número catorce de fecha quince de setiembre del dos mil
siete (dos mil diez), mediante la cual se declara Improcedente la solicitud de embargo en
forma de secuestro. REFORMANDOLA DECLARARON INADMISIBLE DE PLANO
la Solicitud de Medida Cautelar entendida como de Secuestro formulada por Luz Marina
Chahuayo Huamani, dejando a salvo su derecho para que lo haga valer con arreglo a ley.
10- DISPUSIERON: OFICIAR por Secretaría de Sala, al Juzgado de Origen con copia
certificada de la presente resolución, de conformidad con lo previsto en el artículo 383°
segundo párrafo del Código Procesal Civil. Notificándose.

LOAYZA TORREBLANCA
JIMENEZ JARA
PICHIHUA TORRES

36
EXP. N.° 00007-2013-PA/TC
LIMA
WILFREDO ISRAEL
BRAVO YAPIAS

RESOLUCIÓN DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Lima, 23 de mayo de 2013

VISTO

El recurso de agravio constitucional interpuesto por don Wilfredo Israel


Bravo Yapias contra la resolución de fojas 130, su fecha 3 de setiembre de 2012, expedida
por la Quinta Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, que declaró
improcedente la demanda de autos; y,

ATENDIENDO A

1. Que con fecha 29 de febrero de 2012 el recurrente interpone demanda de amparo


contra la titular del Segundo Juzgado Penal de Lima, señora Pacora Portella, y los
integrantes de la Sexta Sala Penal para Reos Libres de la Corte Superior de Justicia de
Lima, señores Piedra Rojas, Escobar Antezano y Chamorro García, con la finalidad de
que se declare la nulidad de la Resolución de fecha 23 de octubre de 2009 y de todos
los actos judiciales realizados en el proceso penal seguido en su contra, puesto que
considera que se están afectando sus derechos al debido proceso, a la tutela
jurisdiccional efectiva y a la motivación de las resoluciones judiciales, así como el
principio de legalidad.

Refiere que en un proceso sobre obligación de dar suma de dinero seguido contra la
Compañía Embotelladora Pedro M. Aranda Sociedad Anónima (Cepmasa ), se trabó
medida cautelar en la forma de secuestro conservativo con desposesión y entrega al
custodio, cumpliéndose con todos los requisitos exigidos por el artículo 610º
del Código Procesal Civil, nombrándose depositaria judicial a doña Clemencia Ayala
Barrientos. Expresa que la empresa Cepmasa en liquidación se sometió a un
procedimiento concursal razón por la que se emitió la Resolución Nº 18, de fecha 23 de
octubre de 2003, requiriendo a la depositaria judicial que cumpla con devolver los
bienes secuestrados. Manifiesta que posteriormente al no darse cumplimiento a lo
requerido se expidió la Resolución Nº 38, en la que se dispuso la remisión de las copias
certificadas al Ministerio Publico para sancionar a la depositaria por su accionar. Señala
que iniciado el proceso penal se le ha implicado como cómplice por la presunta
comisión del delito contra el patrimonio en la modalidad de apropiación ilícita y contra
la función jurisdiccional en la modalidad de fraude procesal en agravio de Cepmasa en
liquidación, cuando a la depositaria no se le ha notificado resolución alguna para que
devuelva los bienes en custodia. Afirma que fue absuelto por no existir elementos
probatorios en su contra, quedando consentida dicha decisión, la cual tenía la calidad de
cosa juzgada; que sin embargo posteriormente la empresa Cepmasa solicitó la nulidad
de los actos procesales, estimándose dicho pedido y declarándose en consecuencia la
nulidad de la sentencia absolutoria que tenía la calidad de cosa juzgada. Señala que se
le ha impuesto sentencia condenatoria por el delito de apropiación ilícita en calidad de

36
cómplice con base en hechos falsos. Finalmente expresa que no solo no se le notificó a
la depositaria con el requerimiento para la entrega de los bienes sino que el delito de
apropiación ilícita por el que ha sido condenado no contempla la figura de la
complicidad. Añade que no ha cometido ningún delito y que se le ha condenado sin que
se hayan cumplido los requisitos exigidos en el tipo penal, puesto que no tiene la
condición de depositario judicial ni custodio.

2. Que el Noveno Juzgado Constitucional de Lima rechazó liminarmente la demanda


considerando que el proceso de amparo no puede ser utilizado como un instrumento
capaz de evaluar la interpretación y aplicación correcta de una norma legal, razón por la
que desestima la demanda en aplicación del artículo 5.1 del Código Procesal
Constitucional. La Sala Superior revisora confirma la apelada por similares
fundamentos.

3. Que en el presente caso se aprecia que la reclamación está referida no sólo a


cuestionar la validez del proceso penal seguido en contra del recurrente, sino a dejar sin
efecto la sentencia condenatoria confirmada en doble grado judicial que pone fin a la
causa seguida en contra suya.

4. Que el Tribunal Constitucional tiene dicho que el proceso de amparo contra


resoluciones judiciales está circunscrito a cuestionar decisiones judiciales que vulneren
de forma directa derechos fundamentales, toda vez que a juicio de este Tribunal la
irregularidad de una resolución judicial con relevancia constitucional se produce cada
vez que ésta se expida con violación de cualquier derecho fundamental y no sólo en
relación con los supuestos contemplados en el artículo 4 del C.P.Const . (Cfr. STC Nº
3179-2004-AA, fundamento 14).

5. Que también se ha pronunciado reiteradamente en el sentido de que la revisión de


una decisión jurisdiccional que implique un juicio de reproche penal sustentado en
actividades investigatorias y de valoración de pruebas, constituye una competencia de
la jurisdicción ordinaria y no de la justicia constitucional. (Cfr. STC N º 251-2009-
PHC/TC).

6. Que asimismo, ha entendido que el debido proceso es un derecho continente, siendo


que la afectación de cualquiera de los derechos que lo integran termina por vulnerarlo;
en particular, el principio non bis in ídem, que fluye del derecho al debido proceso y
garantiza que “nadie pueda ser juzgado dos veces por los mismos hechos”. En tal
sentido, cada vez que se alega que un órgano jurisdiccional haya infringido dicho
contenido, el juez constitucional puede evaluar si la persecución penal y la sanción
posterior en el tiempo ha sido impuesta al mismo sujeto (identidad de sujeto), por
motivo de un mismo comportamiento (identidad de hechos) y por la infracción de un
único bien jurídico (identidad de fundamento).

7. Que por otro lado el contenido constitucionalmente protegido del derecho a la


motivación de las resoluciones salvaguarda al justiciable frente a la arbitrariedad
judicial, toda vez que “garantiza que las resoluciones judiciales no se encuentren
justificadas en el mero capricho de los magistrados, sino en datos objetivos que
proporciona el ordenamiento jurídico o los que se deriven del caso" (Cfr. STC Nº
3943-2006-PA/TC, fundamento 4).

36
8. Que en el contexto descrito, este Colegiado debe desestimar la presente
demanda, pues si bien a través del amparo el juzgador constitucional puede examinar la
presunta inconstitucionalidad de una decisión judicial, en el presente caso los
argumentos esgrimidos por el demandante están dirigidos a denunciar que: i) no ha
cometido el delito por el cual ha sido condenado; ii) no se le notificó a la depositaria
con el requerimiento respectivo a efectos de que realice la entrega de los bienes;
y, iii) no se ha cumplido con los presupuestos legales exigidos para que se configure el
delito, puesto que no tiene la calidad de depositario judicial; cuestionamientos que de
manera alguna inciden en el contenido constitucional de los derechos invocados, siendo
más bien argumentos de irresponsabilidad penal y de mera legalidad. Asimismo cabe
expresar que la graduación de la pena, la imposición de sanciones accesorias que
complementen la pena principal o el fijar los montos de la reparación civil son
atribuciones exclusivas y excluyentes del juez penal.

9. Que por consiguiente y siendo evidente que los hechos alegados carecen de
incidencia directa sobre el contenido constitucionalmente protegido de los derechos
invocados, resulta de aplicación el artículo 5º, inciso 1), del Código Procesal
Constitucional.

Por estas consideraciones, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere


la Constitución Política del Perú
RESUELVE

Declarar IMPROCEDENTE la demanda.

Publíquese y notifíquese.

SS.

VERGARA GOTELLI
ETO CRUZ
ÁLVAREZ MIRANDA

36
VIII. BIBLIOGRAFÍA.
1) Chanamé Oré, R. (2016). Diccionario Jurídico Moderno. (Décima Edición). (S.V)
Lima, Perú: Grupo Editorial Lex & Iuris.

2) Pérez Ríos, C. (2010) Estudio integral de las medidas cautelares en el proceso civil
peruano. Tesis de Doctorado. Universidad Nacional Mayor De San Marcos. Lima,
Perú.

3) García Rosas, Marylin. (2017) Medida Cautelar de Secuestro: ¿Resulta


Satisfactoria la obtención de Tutela Cautelatoria en forma de Secuestro para una
Futura Ejecución Forzada? Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 209 - 222). Lima,
Perú: Ediciones…

4) Castillo Quispe, M. & Sánchez Bravo, E. (2014) MANUAL DE DERECHO


PROCESAL CIVIL. (S.E) Lima: Juristas Editores E.I.R.L.

5) Orrego Acuña, J. (2012). Del Depósito Y Del Secuestro. (S.T), (S.V), 8-9.
Recuperado en:
https://lexcem.files.wordpress.com/2008/04/civil3_contrato_de_deposito.pdf

6) Correa Méndez, H. (2017). Medida Cautelar de Secuestro en el Proceso de


Extinción de Dominio. Tesis de licenciatura. Universidad Católica de Colombia.

7) Tercer Tribunal Colegiado En Materia Civil Del Primer Circuito (2010).


EMBARGO Y SECUESTRO. DE BIENES. Su Naturaleza Jurídica. Tomo XXXII,
México. Pág. 2994. Recuperado de :
http://sjf.scjn.gob.mx/SJFSist/Documentos/Tesis/163/163641.pdf

8) Ortega López, I. (2017). El Secuestro: Antecedentes, clases, finalidad,


características y ventajas. Editor…… Medidas Cautelares. (pp. 187). Lima, Perú:
Ediciones…

9) José Eduardo, A., Checa, S., Navarro Palacios, H., Núñez V., Otero Rentería, D.,
Rodríguez Sánchez, C. & Silupú Castillo, R.(2013). Procedimiento cautelar y las
medidas cautelares específicas. Medidas para una futura ejecución forzada.
(Monografía). Universidad Católica Los Ángeles Chimbote de Perú.

36
10) Juristas Editores E.I. R. L. (2018). Código Civil, EXP. N° 971 -1997 Lima, 06 – 10
– 1997, PELAEZ BARDALES, Mariano, El Proceso Cautelar. Lima 2005. P. 609).

11) Cortés Figueroa, C. SOBRE EL BINOMIO SECUESTRO EMBARGO. Biblioteca


Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Pag.653 –
657.

12) Ledesma Narváez, M. (2011). Comentarios Al Código Procesal Civil, Tomo III. (3°
Ed.). Lima: Gaceta Jurídica.

13) Sevilla Agurto, P. (2017). Manual del Código Procesal Civil, Tomo V. (1° Ed.)
Lima: Gaceta Jurídica.

14) Zumaeta Dávila, P. & Atarama Cardama, A. (2017) MEDIDA CAUTELAR: EL


SECUESTRO (Monografía). Universidad Científica del Perú de Iquitos.

15) Gallardo Miraval, J.(2000). Tutela y contracautela en el proceso civil. Tesis de pos
grado. Universidad Mayor de San Marcos de Lima.

36