Está en la página 1de 9

Cosmovisión maya

La Cosmovisión Maya se refiere a la visión del mundo del pueblo maya, según la cual “toda la
naturaleza se encuentra integrada, ordenada e interrelacionada” (García, Curruchiche & Taquirá,
2009, p. 55). Para este pueblo, “todos aquellos elementos que existen en la naturaleza, es decir,
todo lo que hay en el universo es animado o tiene vida. Cada ser, se complementa y completa a los
demás”.

De acuerdo con Verdugo, el pueblo maya es el pueblo indígena más numeroso en Guatemala,
representa al 39,3% de la población total y está conformado por 22 comunidades lingüísticas: achi’,
akateko, awakateko, chalchiteko, ch’orti’, chuj, itza’, ixil, jakalteco o popti’, kaqchikel, k’iche’, mam,
mopan, poqomam, poqomchi’, q’anjob’al, q’eqchi’, sakapulteko, sipakapense, tektiteko, tz’utujil y
uspanteko.

Cosmovisión

El término cosmovisión está asociado a la manera de observar e interpretar el mundo (Real


Academia Española, 1984). De acuerdo con Ferrater (1965), la cosmovisión es una concepción del
mundo que penetra la vida espiritual del hombre y sirve como marco orientativo de la acción
práctica de los individuos (p. 244). En este sentido, ayuda a los individuos a percibir el universo
como ordenado e incluye teorías cosmogónicas que revelan el origen del mundo natural y de la
especie humana; contiene ideas sobre las fuerzas que sostienen el universo material, la vida
individual y colectiva. Hay diferentes tipos, algunas representan estas fuerzas como leyes naturales
y filosóficas, y hay otras que las consideran dioses, espíritus u otras entidades, los cuales se
manifiestan en símbolos y tienen nombres propios según la sociedad en particular.

Una cosmovisión es, pues, la relación entre la cultura y el individuo que se manifiesta mediante las
creencias y conocimientos particulares de una comunidad.

Sistema interrelacionado

El pueblo maya interpreta el mundo como un sistema interrelacionado y como un orden espiritual
vigilado y moral, que demanda respeto, gratitud y moderación (Chochoy, et al., 2006; Palma,
2006). El Gobierno de Guatemala reconoció, a través del Acuerdo sobre identidad y derechos de
los pueblos indígenas, que la cosmovisión maya se fundamenta en la relación armónica de todos
los elementos del universo, en el que el ser humano es un elemento más, la tierra es la madre que
da la vida y el maíz un signo sagrado.

Para este pueblo, todos los individuos tienen una misión determinada dentro de la totalidad de
elementos que constituyen el universo, todos traen un trabajo y una función ineludible (Lima,
1995). En la concepción maya del mundo, la misión de cada ser en esta vida “es otorgada por la
naturaleza, para guardar correspondencia y armonía con los demás seres y el cosmos”.

Aspectos de la cosmovisión maya

Según Aj Xol Ch’ok, los aspectos más significativos de la cosmovisión maya son los siguientes:

1. Todo es sagrado.
2. El maíz es la base de la vida.
3. Todo tiene Winaqil o es Winaq, término que refiere a la vida, imagen, corazón y espíritu
que comparten todos los seres vivos del universo.
4. Todo tiene vida. Todo lo que existe en el sagrado Kaj Ulew (universo) está vivo y cumple
una función por la cual se le ha dado esa existencia.
5. Todo tiene Rajawal, madre y padre.
6. Todo necesita alimentarse y sustentarse.
7. Todo es parte de cada ser que existe.
8. Todo tiene un lenguaje. A cada situación, a cada ser vivo, a cada actividad, a cada
instrumento se le debe hablar respetuosamente, todo tiene un discurso.

En la cosmovisión maya, el maíz es sagrado y constituye la base de la vida:

El sagrado maíz es la base de la vida, es un elemento central de la cosmovisión maya, desde el


inicio de nuestra existencia hasta hoy día. Según el Popol Wuj, nuestros abuelos y nuestras abuelas
formaron al hombre y a la mujer usando el maíz, por eso el proceso de realizar la siembra del maíz
es trascendental e importante, el sagrado maíz ha marcado y dado sentido a la vida, por lo que hay
que guardar respeto, fundamentalmente, por los cerros.

La siembra del maíz es sagrada porque está unida con la vida del ser humano, el cual, al igual que
el maíz, nace, crece, florece, produce, madura y muere. El maíz es un ser vivo y está establecido un
orden lógico de cómo se debe hacer cada procedimiento practicado por nuestros abuelos.
EL MAIZ

En la cosmovisión maya, el maíz es sagrado y constituye la base de la vida. El maíz sagrado es un


elemento central de la cosmovisión maya desde el inicio de nuestra existencia hasta hoy día. Según
el Popol Wuj, nuestros abuelos y nuestras abuelas formaron al hombre y a la mujer usando el maíz,
por eso el proceso de realizar la siembra del maíz es trascendental e importante. El sagrado maíz
ha marcado y dado sentido a la vida, por lo que hay que guardar respeto, fundamentalmente, por
los cerros.

La siembra del maíz es sagrada porque está unida con la vida del ser humano, el cual, al igual que
el maíz, nace, crece, florece, produce, madura y muere. El maíz es un ser vivo y está establecido un
orden lógico de cómo se debe hacer cada procedimiento practicado por nuestros abuelos.

EL POPOL WUH

250px-Popol_vuhSe dice que este libro fue escrito durante los años de 1550 por un indígena que
aprendió los caracteres latinos y pudo escribirlo o traducirlo de la expresión de un anciano.

El popol Vuh, es una recopilación de varias narraciones míticas e históricas del pueblo k’iche’. El
libro, aparentemente es llamado La Biblia de los mayas ya que está compuesto de varios relatos
que tratan de explicar el origen del mundo, de la civilización y de muchos fenómenos que ocurren
en la naturaleza.

Se divide en cinco partes o capítulos como lo quieran llamar y en resumen está dividido de esta
forma:

La primera parte abarca desde el origen de la palabra hasta la destrucción de los seres de madera.
La segunda parte se refiere a los seres que quisieron arrogarse una divinidad que no les
correspondía y son derrotados por los gemelos, Junajpu y Ixb’alanke. La tercera parte contiene una
regresión a una época mítica anterior que comienza con el nacimiento de Jun Junajpu y Wuqub’
Junajpu, padres de los héroes gemelos. La cuarta parte corresponde a la creación de los primeros
humanos, de donde se origina el género humano actual. La quinta parte desarrolla la historia que
corresponde a la segunda generación de ancestros hasta el establecimiento del pueblo k’iche’.

La familia
En la cultura maya el día de nacimiento condicionaba la vida de una persona y también
determinaba los dioses que le eran favorables. Los hijos se educaban en familia, hasta que se
podían desempeñar en la agricultura. Mientras la familia trabajaba, los niños amarrados en sus
cunas eran colocados a la sombra de los árboles cercanos.

La jornada laboral de los Mayas concluía como a las siete de la tarde. Como a las ocho o nueve de
la noche la familia se acostaba a dormir, todos en una misma habitación. Las sencillas casas eran
ubicadas alrededor de la plaza ceremonial de los centros urbanos, algunos de los cuales
albergaban a más de 50 mil habitantes.
CALENDARIO MAYA
La antigua civilización maya —que ocupó el territorio de Mesoamérica, entre el que se encuentra
la actual Guatemala— se interesó mucho por la astronomía y la matemática, lo que dio como
resultado varios sistemas de calendario maya que utilizaban para regir sus vidas religiosas y
agrícolas, entre otras características.

Calendario maya

Cuenta Larga

El principal calendario que los mayas utilizaron fue el Calendario de la Cuenta Larga. Se ha
calculado que este comenzó el 13 de agosto del 3,114 antes de Cristo. Aunque no se sabe con
exactitud la razón por la cual se comenzó a contar el tiempo desde dicha fecha, muchos creen que
hubo un evento de gran importancia. Incluso algunas personas lo relacionan con el día en el cual se
cree que fue el nacimiento de Hun Nal Ye, dios del maíz.
Esta cuenta cierra un ciclo cada 144,000 días, con un total de 13 ciclos por Era. Este utilizaba
diferentes valores para contar las fechas, que se dividían de la siguiente forma:

 Baktún: 144,000 días —equivalente a 20 katunes—.

 Katún: 7,200 días —equivalente a 20 tunes—.

 Tun: 360 días —equivalente a 18 uinales—.

 Uinal: 20 días o un mes.

 Kin: 1 día.

De esta forma, el primer día se contaba así: 0.0.0.0.1 —0 baktún, 0 katún, 0 tun, 0 uinal y 1 kin—.
Al llegar al día número 20 se cumplía un mes, por lo que se contaba de la siguiente manera
0.0.0.1.0 —0 baktún, 0 katún, 0 tun, 1 uinal y 0 kin—. Por esta razón dicho calendario concluyó el
23 de diciembre del 2012 d. C. en el cual se cumplió el 13 baktun o los 13 ciclos —13.0.0.0.0—. En
esta fecha probablemente volvería a comenzar una nueva era para los mayas.

Tzolkin o Chol Q’ij

Es un calendario lunar que se cuenta en ciclos de 260 días equivalentes a 9 ciclos de la luna, algo
que ha causado que con frecuencia se relacione con los 9 meses de la gestación humana en el
calendario Gregoriano actual.

Este posee 13 meses del año, de 20 días cada uno. Además, cada día tenía su propio número
y nahual asignado según la creencia religiosa. Muchas personas de ascendencia maya aún lo
utilizan por tratarse de un calendario sagrado. De hecho, les sirve para hacer predicciones,
horóscopos y fiestas religiosas.

Haab

El calendario solar que constaba de 365 días y 18 meses. Cada mes tenía 20 días cada uno, más 5
días de ajuste. Los nombres de los meses son Pop, Uo, Zip, Zotz, Tzec, Xul, Yaxkin, Mol, Ch’chen,
Yax, Zac, Chen, Mac, Kankin, Muan, Pax, Kayab, Cumku y Uayeb.
Era utilizado principalmente por las clases sociales más altas para la astronomía, así como para
saber los ciclos agrícolas.

Datos curiosos

 Según la creencia, los dioses se repartían en los cielos en 13 niveles. Por esta razón es uno
de los números más especiales para los mayas y aparece con frecuencia en los
diferentes sistemas de calendarización maya.

 Existía un ciclo de 52 años en el que coincidían nuevamente la posición del Tzolkin con el
Haab, así que cada vez que esto sucedía los pueblos realizaban importantes ceremonias.

 Se creía que los últimos 5 días del calendario Haab eran los más peligrosos del año, ya que
los dioses se tomaban un descanso y dejaban a las personas desprotegidas.
TECNOLOGÍA MAYA

Acostumbrados a explicar el desarrollo de las culturas en funcion de los cambios tecnologicos


experimentados en el transcurso de los siglos, las culturas mesoamericanas, y más concretamente
la maya,escapan por completo a los patrones utilizados tradicionalmente en el Viejo Mundo,
donde la variación en las técnicas y los materiales utilizados para la obtención de diferentes utiles (
piedra, bronce, hierro) supuso importantes cambios en su economía y su forma de vida. Los mayas,
por el contrario,no modificaron sustancialmente su utillaje en el transcurso de los anos y, sin
embargo,podemos, apreciar diferencias muy notables en sus realizaciones artísticas. La perfección
técnica alcanzada durante el Período Clásico(300-1000 d.C)se consiguió gracias a los cambios
políticos y ecónimicos introducidos durante el Período Preclásico ( 2000 a.C-300 d.C), que hicieron
posible una organización social capaz de sostener una actividad artesanal muy especializada que
respondiera a la creciente demanda de objetos suntuarios por parte de las elites gobernantes. Al
amparo de los monarcas,los artesanos se agruparon en talleres y ensayaron la forma de trabajar
ventajosamente los variados materiales que utilizaban, superando ingeniosamente la sencillez de
los utensilios y la economia de medios.

Dentro de la tecnología debemos diferenciar dos ámbitos muy distintos: el trabajo cotidiano y la
actividad artesanal. En el primero el aprendizaje estaba integrado en el propio proceso de
socialización. Desde muy pequeños, los mayas aprendían a seleccionar los materiales idóneos para
proporcionarse un utillaje apropiado a sus actividades cotidianas. Se trabajaba el sílex, la
obsidiana, el granito, la cuarcita, la madera, el hueso, etc., y de ellos se obtenía todo tipo de armas
ofensivas y defensivas, así cono perforadores, buriles, piedras de moler, martillos y una larga lista,
capaz de asegurar sus necesidades básicas. La actividad artesanal, acogida bajo el mecenazgo
cortesano, requería, por el contrario, una perfección técnica que sólo fue posible tras siglos de
experimentación y muchas generaciones de expertos artesanos.

En metal nunca desempeño un papel importante en al tecnología maya, y aunque fue utilizado
como elemento de diferenciación social, tanto en las ofrendas como en el vestuario de los nobles,
su utilidad práctica para la fabricación de instrumentos y armas no mereció su atención. Los
objetos que figuran a continuación fueron realizados en soportes como la nefrita, el jade, la
obsidiana, la concha, el hueso, la madera, el metal y la cerámica, constituyendo una muestra
reducida, pero significativa, de cómo los mayas abordaron la solución de sus problemas técnicos
más apremiantes.

VESTIMENTA MAYA

Este tipo físico acostumbraba a vestirse si era hombre, con un taparrabo consistente en una faja
que se arrollada a una faldilla corta de cuero (mastil) llamada maxtat. Las mujeres se ponían una
falda de cintura a los pies solían también llevar un paño cuadrado que cubría el busto y se anudaba
a la espalda. Tanto hombres como mujeres calzaban sandalias y llevaban una manta, además de lo
dicho.

Los habitantes de la ciudades se vestían de acuerdo con su rango, que se manifestaba en la


vestimenta. Por ejemplo el hombre de la clase popular vestía un calzón sujeto a la cintura por una
faja, y una camisa sin mangas. Las mujeres en cambio, se ponían una camisa con tres aberturas,
llamadas huipil, que le cubría el torso; desde la cintura a los pies se arrollaban un refajo de colores.
Las clases superiores portaban las mismas prendas pero de mejor calidad. RELIGIÓN El panteón
maya no es bien conocido, sin embargo se puede decir que la mayoría de sus dioses eran
personificación de las fuerzas de la naturaleza. La religión maya tiene gran parte de dualística y
refleja la eterna lucha entre el bien y el mal, sobre el destino del hombre. Hay dioses benévolos y
amigos de los humanos, que producen el trueno, la lluvia y el rayo y hacen fructificar el maíz y
garantizan la abundancia

ALIMENTACIÓN MAYA

El maíz fue la base de la alimentación de los mayas. Les sirvió para hacer bebidas (como el atole ),
usando su pasta cocinaban alimentos como los tamales y tortillas . En cuanto a los tamales, están
compuestos por una pasta de maíz que encierra a una mezcla de carne , vegetales o ambos. Todo
lo anterior se envuelve dentro de hojas de maíz u otra planta. Entre las técnicas gastronómicas
para cocinar los alimentos predominó el pibil, que es el horneado bajo tierra.

Por otro lado, dentro de la fauna , el pueblo maya conoció el venado , el pecarí o puerco salvaje, el
tepezcuintle, el armadillo , el manatí , el conejo , el malixpec, el tapir , el jabalí , el mono , la tuza, la
tuza real, el cereque, el faisán , las palomas , el pavo de monte, el guajolote o pavo doméstico, la
perdiz , la codorniz, la chachalaca, la gallinola, la gallina de monte, la iguana , el pez normal o
salado, el ostión y otras aves y mamíferos que les proporcionaron su carne tanto para alimento,
como para sacrificio u ofrenda ritual.

VIVIENDAS

Existían casas unifamiliares donde vivían los padres y los hijos quienes adoptaban a miembros
viejos o jóvenes de la familia o fuera de ella. También había edificios multifamiliares habitados por
personas de lazos sanguíneos comunes de elevada posición social

Los materiales de las casas varían de muros y techos de madera y materiales resistentes como
piedra yestuco .También la vivienda podía estar formada por tres estructuras principales separadas
(dormitorios, la cocina, la bodega) y podían construir otras estructuras separadas (talleres, baños
saunas).

EL ARTE MAYA

El arte maya clásico (200 a 900 d.C.) es apreciado por su excelente manufactura. Los tallados y
relieves en estuco de Palenque y el estatuario de Copán son especialmente finos, muestran una
gracia y observación precisa de la forma humana que recordó a los primeros arqueólogos las
formas de la civilización clásica del Viejo Mundo —de allí el nombre dado a esta época de la
historia mesoamericana. Las Estelas más grandes y finas se encuentran en Quiriguá .

La mayor parte de las piezas que han sobrevivido son órdenes de alfarería funeraria y de cerámica
de uso cotidiano y ritual. Los Murales más antiguos y mejor conservados son los de San Bartolo ,
en Petén . En Bonampak fueron descubiertos murales antiguos que sobrevivieron por un
afortunado accidente que los conservó hasta el día de hoy. En la actualidad sobrevive una obra de
teatro, el Rabinal Achí .

MEDICINA

La Medicina maya se practica en cada región de una forma particular, sin embargo, a pesar de las
diferencias que puedan presentarse, comparten aspectos que, de cierto modo, hacen similar esta
práctica: el origen, las causas y el tratamiento.

Para los mayas, el origen de los males y las enfermedades estaba íntimamente relacionado con los
aspectos morales y religiosos. La principal creencia era que éstas provenían del enojo de los dioses,
sin embargo también se contemplaba la presencia de “malos vientos”, de faltas cometidas ante la
sociedad y del descuido de la higiene personal en algunas ocasiones.

TECNOLOGÍA MAYA

Hace cinco siglos los Mayas , una de las civilizaciones más adelantadas de su época, producían
entre 50 y 100 kilos de maíz por hectárea. Hoy, un productor promedio argentino obtiene entre
10.000 y 15.000 kilos en la misma superficie.

No es poco lo que hemos avanzado, teniendo en cuenta el elevado grado de desarrollo científico y
tecnológico que había alcanzado este pueblo. Los Mayas usaban ya en el llamado Período Clásico
(años 200 a 900) un sofisticado sistema numérico vigesimal. Se han hallado registros que detallan
cálculos de centenares de millones y registros de fechas tan largas que se necesitaban varias líneas
para escribirlas.

No es soprendente, ya que aparentemente fueron ellos los primeros inventores del número cero,
cuyo uso fue documentado en el año 36 AC. Agudos observadores del cielo, su dominio de las
matemáticas y la astronomía les permitió describir el movimiento de la luna y los planetas con
igual o superior precisión que cualquier otra civilización antes del descubrimiento del telescopio.

Pero además de astronomía, matemáticas y arquitectura, los Mayas contaban también con
avanzados conocimientos para la producción de alimentos. Existen evidencias de la existencia de
campos de siembra permanentes, conectados a través de redes de canales para riego, y de la
producción en terrazas. Algunas evidencias arqueológicas sugieren que el maíz, la mandioca, el
algodón y el girasol eran regularmente cultivados.

Intereses relacionados