Está en la página 1de 24

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CALLAO

FACULTAD DE INGENIERÍA QUÍMICA


ESCUELA ACADÉMICA PROFESIONAL DE INGENIERA QUÍMICA

MONOGRAFÍA
“CONTAMINACIÓN DEL AGUA POR AGROQUÍMICOS”

ASIGNATURA: RECURSOS NATURALES DEL PERÚ


DOCENTE: AVELINO CARHUARICRA, CARMEN GILDA
ESTUDIANTE: PANEZ ZEVALLOS, JOHAN STEVE

PRIMER SEMESTRE

Callao - Lima
2018
ÍNDICE
1. INTRODUCCIÓN
2. OBJETIVOS
3. MARCO TEÓRICO
3.1. ANTECEDENTES DEL ESTUDIO
3.2. MARCO CONCEPTUAL
3.2.1. IMPORTANCIA DEL AGUA
3.2.1.1. EL AGUA ES UN RECURSO IMPRESCINDIBLE
3.2.1.2. AGUA SOPORTE PARA LA VIDA
3.2.1.3. AGUA PARA ACTIVIDADES ECONOMICAS
3.2.1.4. CONSUMO HUMANO Y SALUD
3.2.1.5. AGUA Y ENERGIA
3.2.1.6. PRINCIPALES PROPIEDADES DEL AGUA
3.2.1.7. DÍA MUNDIAL DEL AGUA
3.2.2. LOS AGROQUÍMICOS
3.2.2.1. ORIGEN DE LOS AGROQUÍMICOS
3.2.2.2. CONCEPTO
3.2.2.3. AGROQUÍMICOS COMO CONTAMINANTES DEL AGUA
3.2.2.3.1. ¿CÓMO CONTAMINAN LOS AGROQUÍMICOS?
3.2.2.3.2. EUTROFIZACIÓN
3.2.2.3.2.1. NITROGENO
3.2.2.3.2.2. FÓSFORO
3.2.2.3.3. EFECTOS ECOLÓGICOS
3.2.2.4. PRINCIPALES GRUPOS DE AGROQUÍMICOS
3.2.2.4.1. ORGANOCLORADOS
3.2.2.4.2. ORGANOFOSFORADOS
3.2.2.4.3. CARBAMATOS
3.2.2.4.4. PIRETROIDES
3.2.2.5. GESTIÓN DE RESIDUOS
3.2.2.5.1. MANEJO DE RESIDUOS
3.2.2.5.2. LIMPIEZA DE LOS ENVASES
3.2.2.5.2.1. LAS VENTAJAS DE LIMPIAR LOS ENVASES
3.2.2.5.2.2. ¿CUÁNDO SE DEBERÍAN LIMPIAR LOS ENVASES?
3.2.2.5.3. PRINCIPALES METODOLOGÍAS DE LIMPIEZA
4. CONCLUSIONES
5. BIBLIOGRAFÍA
1. INTRODUCCIÓN
El agua es un elemento vital del planeta. Los sistemas fluviales mantienen la vida
terrestre y proveen de agua al 90% de la población mundial. En los últimos años se ha
observado una creciente preocupación mundial por los temas referidos a la calidad del
agua. Si por agua entendemos el compuesto químico H2O, cualquier cosa distinta a este
elemento está cambiando su característica y podría considerarse como un
contaminante. Por supuesto que este concepto es muy poco práctico, puesto que el
agua pura rara vez se encuentra en la naturaleza. Tendemos a aceptar la noción de que
un contaminante del agua es cualquier sustancia o compuesto cuya concentración limita
o impide sus usos benéficos. Se define entonces la contaminación del agua como la
«introducción por el hombre en el ambiente acuático (mares, ríos y lagos) de elementos
abióticos o bióticos que causen efectos dañinos o tóxicos, perjudiquen los recursos
vivos, constituyan un peligro para la salud humana, obstaculicen las actividades
marítimas (incluida la pesca), menoscaben la calidad del agua o disminuyan los valores
estéticos y de recreación» (FAO, 1992).

Entre los numerosos contaminantes que afectan la calidad de las aguas, los
agroquímicos merecen especial atención, ya que son sustancias ampliamente usadas en
la agricultura, como los insecticidas, herbicidas y fertilizantes. El efecto de estos sobre
el terreno sembrado se expande hacia el aire y con mayor perjuicio se instala en el agua,
contaminando las napas subterráneas, los ríos y lagos, así como los alimentos cultivados
en terrenos donde se utilizó. Por ello, su uso debe reducirse al mínimo indispensable.
Sin embargo, si no fuese por su presencia, la historia de la humanidad estaría plagada
de altas estadísticas de muertes por falta de alimento o por plagas cuya consigna es
producir un daño irreparable a la humanidad. El tema en cuestión es polémico, pues el
objeto en debate es un mal necesario, donde el radicalismo solo consigue nublar este
complejo dilema; como si el Hamlet de Shakespeare se cuestionara “usar o no usar”
(AVALOS, 2009).
2. OBJETIVOS

 Conocer la importancia y propiedades del agua.


 Comprender la relación entre el agua y las enfermedades.
 Conocer el impacto negativo de los agroquímicos.
 Conocer la composición de los agroquímicos.
 Identificar los tipos de agroquímicos.
 Conocer la gestión de residuos.
3. MARCO TEÓRICO

3.1. ANTECEDENTES DEL ESTUDIO


 PADILLA, Ana Marlene Guerrero; MEDINA, Luis José Otiniano. Impacto en
agroecosistemas generado por pesticidas en los sectores Vichanzao, El Moro,
Santa Lucía de Moche y Mochica Alta, Valle de Santa Catalina, La Libertad,
Perú. SCIÉNDO, 2014, vol. 15, no 2.

Este estudio tiene por objetivo evaluar el impacto generado por los pesticidas sobre los
agroecosistemas, y como desencadenan problemas irreversibles al medio ambiente,
siendo necesario el estudio y valoración de la contaminación generada por el uso de
pesticidas. Ellos aplicaron encuestas para la obtención de la información, recolectando
de manera directa las declaraciones de los agricultores, posteriormente se emplearon
métodos de valoración para determinar los impactos generados. Las sectores elegidos
fueron Vichanzao, El Moro, Santa Lucía de Moche y Mochica Alta, ubicados en el valle
Santa catalina, en La Libertad. Concluyeron, que la proliferación de fitopatógenos
Phytophtora infestan, Fusarium sp, Puccinia sorghi schewein, Oidium sp y Botritys sp,
son consecuencias de las deficiencias de actividades agrícolas, los tipos de pesticidas
usados por agricultores y otros contaminantes (sobrante de aplicaciones, envases vacíos
y basura común), debido a la falta de educación en manejo de cultivos, desconocimiento
de un sistema adecuado de Manejo Integrado de Plagas, el uso continuo de pesticidas
en algunos sectores de estudio ha generado como impacto la infertilidad del terreno,
disminución de la entomofauna benéfica y algunas enfermedades en los agricultores.

 ZAPATA, R., et al. Trichoderma spp biocontrolador y promotor de crecimiento:


una alternativa al uso de agroquímicos en cultivos intensivos. Avances en
Energías Renovables y Medio Ambiente Vol, 2012, vol. 16.
La aplicación de elevadas cantidades de productos químicos en la agricultura con la
consiguiente contaminación de los ambientes, ha conducido a los investigadores a
buscar alternativas a esta situación. Una de ellas es la aplicación de Trichoderma sp,
hongo biocontrolador y promotor de crecimiento de plantas. El objetivo de este trabajo
fue estudiar el comportamiento de cepas nativas de Trichoderma sp en cultivos de
pimiento, chia, maíz para consumo fresco y tabaco. Para ello, en laboratorio, se aislaron
cepas del hongo desde la rizosfera de plantas de tabaco, se multiplicaron en arroz o
trigo, y se aplicaron como suspensión de esporas al cuello de las plantas. En cada ensayo
se evaluaron variables de rendimiento. En los cuatro cultivos considerados, Trichoderma
sp nativo, mostró muy buen comportamiento, lo que conlleva la posibilidad de reducir
o reemplazar compuestos químicos aplicados en la agricultura con este hongo,
reduciendo la contaminación ambiental.
 MOREIRA GARCÍA, JORGE ANDRÉS; PINCAY, VERA; DAVID,
JESSYN. CONTAMINACIÓN POR AGROQUÍMICOS EN AGUA, SUELO Y FRUTO EN
EL CULTIVO DE TOMATE (Lycopersicon esculentum Mill) EN LAS COMUNIDADES:
GUABITAL Y LAS MARAVILLAS DEL CANTÓN ROCAFUERTE, ÉPOCA SECA, 2016.
2016. Tesis Doctoral.
La investigación tiene como objetivo el uso de agroquímicos y las cantidades de
residuos en agua, suelo y fruto de dos cultivos de tomate (Lycopersicon esculentum
Mill), (tecnología convencional y semi orgánica), situados en las comunidades El
Guabital y Las Maravillas del Cantón Rocafuerte, Manabí, Ecuador. Siendo los
plaguicidas un gran problema de contaminación en el ambiente como también para
el hombre; como objetivo de la investigación fue conocer mediante análisis en
laboratorio la contaminación residual en agua, suelo y fruto por agroquímicos
sintéticos, y diseñar un Plan de Gestión para los desechos de envases vacíos en el
campo.
La metodología de muestreo identificó una amplia gama de compuestos químicos
de plaguicidas encontrados en el estudio, así como su mayor incidencia entre
sustratos por cultivo, siendo Acephate, Methamidophos y Thiabendazole los
compuestos con mayor presencia; se comparó estos resultados con la Normativa
Ambiental Ecuatoriana vigente, encontrando residuos por debajo de los niveles
permitidos, por otra parte, en suelo y fruto se representan cantidades excedentes a
los LMR permisibles de las zonas estudiadas.

3.2. MARCO CONCEPTUAL

3.2.1. IMPORTANCIA DEL AGUA

3.2.1.1. EL AGUA ES UN RECURSO IMPRESCINDIBLE

Es un recurso abundante a nivel global en sus tres estados, y repartido por todo el
planeta mediante el ciclo del agua, pero con una distribución temporal y espacial
irregular. Es absolutamente imprescindible para muchas actividades, comenzando por
la más importante: el desarrollo de la vida tal y como la conocemos en nuestro planeta.
Además, su papel es fundamental en muchas actividades socioeconómicas destinadas a
satisfacer las necesidades básicas del ser humano (bebida, producción de alimento,
higiene) y otras relacionadas con el desarrollo, como generación de energía eléctrica,
fabricación de productos elaborados y actividades de entretenimiento. En todas ellas es
un recurso insustituible. (DEL VALLE, 2017)

3.2.1.2. AGUA SOPORTE PARA LA VIDA

El desarrollo de la vida en la Tierra se basa, entre otros elementos y características


naturales, en la presencia de agua. Todos los seres vivos del reino animal y vegetal
cuentan con importantes porcentajes de agua en la composición de sus tejidos, que en
algunos organismos acuáticos superan el 90 %.
El agua tiene unas características especiales: es el único elemento que en condiciones
normales está presente en el planeta en sus tres estados (sólido, líquido y gaseoso). No
es ácida ni básica, pero combinada con otras sustancias puede presentar una u otra
característica.
Cuenta con un amplio rango de temperatura en el que mantiene el estado líquido (de 0
a 100º a una atmósfera de presión), lo que permite que vivan en este estado seres vivos
adaptados a temperaturas próximas a 0º y otros que soportan valores superiores a 70º.
Presenta un comportamiento de la densidad anómalo, pues esta va aumentando a
medida que el agua se enfría, alcanza un máximo a 4º. Con temperaturas inferiores la
densidad disminuye, por lo que cuando se convierte en hielo este es menos denso que
el agua y flota, permitiendo así el mantenimiento de la vida piscícola y vegetal bajo él.
Sus características eléctricas le dan gran capacidad de disolver casi todo los compuestos,
lo que explica que la mayoría de los procesos químicos tienen lugar entre sustancias
disueltas en ella. Su capacidad de disolvente y las propiedades de capilaridad le permiten
movilizar nutrientes del suelo y llevarlos a los tejidos de las plantas, aportando los
elementos necesarios para la fotosíntesis.
En los animales está presente en todos los tejidos, incluso los óseos, y principalmente
en la sangre que transporta el alimento a todas las células. También tiene un papel
fundamental en la eliminación de desechos del metabolismo a través de la orina y
toxinas a través del sudor, que además facilita la regulación térmica.
Todas las sustancias eliminadas por los seres vivos después de ser utilizadas en sus
funciones vitales, gracias al agua, vuelven al medio natural, donde se transforman de
nuevo en componentes útiles para la vida de otros seres vivos. El ciclo del agua se
convierte así en un gigantesco mecanismo de reutilización de sustancias vitales en el
que el agua es el hilo conductor. (DEL VALLE, 2017)

3.2.1.3. AGUA PARA ACTIVIDADES ECONÓMICAS

El agua también es fundamental para el desarrollo de muchas actividades


socioeconómicas. En sociedades poco desarrolladas estas actividades se limitan al
consumo, la higiene y la producción de alimentos mediante el regadío y la ganadería. En
las sociedades desarrolladas aumentan debido a la mejora en los hábitos higiénicos,
mayor demanda de productos manufacturados y servicios, cambio en las pautas
alimenticias, aumento del consumo de energía, incremento de las actividades de ocio,
etc., muchas de las cuales provocan una mayor demanda de recurso hídrico. El aumento
en el nivel de desarrollo general, aunque a diferentes ritmos, de las sociedades de
principios del siglo XXI lleva, por lo tanto, aparejado un incremento en la demanda de
agua. (Confederación Hidrográfica del Ebro, 1999).

3.2.1.4. CONSUMO HUMANO Y SALUD

En un ser humano promedio el consumo de unos 2 litros diariamente, aunque esta cifra
puede aumentar notablemente en climas cálidos o si se realizan actividades físicas
intensas. Sin agua no podríamos absorber los alimentos, ni eliminar los desechos. Todos
los seres vivos tienen altos porcentajes de agua, que en el caso del ser humano está en
torno al 70 %. La disminución excesiva de este porcentaje se denomina deshidratación
y puede tener consecuencias graves: una disminución de solo el 2 % en la presencia de
agua acarrea una disminución del 20 % en la capacidad de trabajo (Confederación
Hidrográfica del Ebro, 1999).
Utilizar agua de adecuada calidad para estas actividades es fundamental, pues evita o
disminuye el riesgo de contraer algunas enfermedades. Existe una relación directa entre
algunas epidemias y la insalubridad de las aguas. Según estudios ha habido siete grandes
epidemias que han asolado al mundo y en tres de ellas la relación con este parámetro
es directa, se trata de las siguientes:

 Cólera debido a las aguas fecales. La mejor forma de prevenirla es disponer de


un buen sistema de alcantarillado y recogida de aguas fecales, especialmente
evitando la mezcla de estas con las de abastecimiento.
 Malaria o paludismo debido a los mosquitos (hembra) que viven en zonas
pantanosas como marismas, lagunas o zonas encharcadas y transmiten
mediante su picadura el agente causante Plasmodium.
 Fiebre amarilla por los mosquitos que viven en zonas pantanosas.

Actualmente las enfermedades relacionadas con la falta de acceso a agua potable


segura, saneamiento deficiente e higiene insuficiente son las siguientes:

 Enfermedades diarreicas. Para evitarlas es fundamental un acceso adecuado a


agua de consumo de calidad bien separada de las aguas de vertido, por lo que
no solo es necesario recurso hídrico de calidad, sino también infraestructuras
adecuadas de abastecimiento y saneamiento aisladas.
 Enfermedades causadas por helmintos intestinales: lombriz intestinal (Ascaris),
la triquina (Trichuris) y las tenias (Ancylostoma y Necator). Se transmiten
principalmente a través del suelo contaminado, por lo que están directamente
relacionados con la calidad de las instalaciones sanitarias.
 Enfermedades relacionadas con el agua, transmitidas por vectores. En estos
casos el agua es lugar de incubación de vectores que transmiten el patógeno
causante de la enfermedad. Las más importantes son la malaria, la fiebre
amarilla, filariasis linfática, esquistosomiasis, dengue.

Disponer de agua suficiente y con adecuados niveles de calidad para el consumo


humano, la higiene y la salud supone contar con adecuadas infraestructuras de
abastecimiento y alcantarillado. Las primeras necesitan infraestructuras de regulación,
captación, distribución y potabilización para llevar hasta cada punto de demanda el
recurso. Las segundas una red de colectores que conduzcan las aguas residuales a
plantas depuradoras para la eliminación de sustancias contaminantes previamente a su
devolución a los cauces naturales (Eberad, 1998).

3.2.1.5. AGUA Y ENERGIA

El agua y la energía son dos sectores fuertemente interconectados: la energía es


necesaria a lo largo de muchos procesos de uso del agua, desde el suministro a los
diversos usuarios, incluida la población urbana, hasta la recogida y el tratamiento de las
aguas residuales. Por otro lado, el agua es esencial para producir energía, desde la
producción en sí de energía hidroeléctrica hasta la refrigeración en las centrales
térmicas y nucleares.
La demanda de electricidad es elevada en los países desarrollados y ha aumentado
mucho en el conjunto del planeta, especialmente en los países emergentes y en vías de
desarrollo. En los países desarrollados la energía disponible es abundante, por lo que
está disponible para los procesos de potabilización, que permiten un agua de calidad
para la población, y la depuración de los vertidos. Esta situación facilita el
aprovechamiento adecuado de los recursos hídricos y facilita su uso, entre otros, para
la generación de energía.

Por el contrario, en los países menos desarrollados se da lo que se puede definir como
círculo vicioso del agua y la energía. La escasa energía disponible impide o dificulta
realizar una adecuada potabilización, por lo que la calidad del agua de abastecimiento
no es suficiente y tampoco se pueden realizar procesos de depuración. Esta situación
dificulta un aprovechamiento adecuado de los recursos hídricos, lo que puede dificultar
su uso para aumentar la energía disponible.
Desempeña un papel fundamental en la superación de situaciones de pobreza extrema,
mejora de la calidad de vida y salud, da oportunidades de educación y fomento de
actividades económicas Los Gobiernos han dado respuesta al crecimiento dela demanda
aumentado la capacidad de generación mediante energías fósiles (carbón, gas y
petróleo), nuclear, hidroeléctrica y otras fuentes renovables o nuevas como la solar o
eólica. En todos estos sistemas de generación el agua participa de forma sustancial.

La generación de energía hidroeléctrica utiliza directamente la fuerza del agua en su


recorrido descendente hacia el océano dentro del ciclo del agua. Al tratarse de un
sistema de generación renovable que no implica la quema de combustibles fósiles, ha
aumentado su interés debido a la preocupación sobre el cambio climático.

Existen grandes diferencias en el mundo sobre el peso de la hidroelectricidad:


veinticuatro países generan más del 90 % de su energía por este medio, mientras otros
no generan nada.
También hay diferentes formas de generación, las más importantes son:

 Embalses. Supone la construcción de un dique (presa) y un reservorio artificial


(embalse) cuyas aguas habitualmente se utilizan para múltiples fines como
abastecimiento urbano e industrial, regadío y generación de electricidad.
 Centrales de agua fluyente. Se utiliza el flujo de agua por el río sin
almacenamiento ni regulación. Tienen menos impactos ambientales que la
construcción de grandes embalses, pero solamente se puede emplear en lugares
donde el agua fluye con rapidez, normalmente zonas de montaña donde la
orografía lo favorece.

Las plantas hidroeléctricas tienen una vida útil muy larga y unos costes de explotación
bajísimos, lo que aumenta su interés como fuente generadora de energía. No obstante,
también cuenta con limitaciones importantes, pues los lugares más adecuados desde un
punto de vista físico, político y socio-económico han sido utilizados ya en muchos países
para la construcción de embalses, por lo que resulta más difícil recibir la aprobación para
nuevos proyectos en zonas menos favorables, pues puede encontrarse con la oposición
de las poblaciones afectadas y de grupos de orientación ecologista.
El agua también se emplea en la generación de energía térmica y nuclear. En una planta
de energía térmica el calor es generado por la combustión de combustibles fósiles
(carbón, petróleo o gas) o a través de la fisión nuclear de material radioactivo. El calor
se utiliza para producir vapor, que genera energía eléctrica mediante una turbina de
vapor conectada mecánicamente a un generador eléctrico. El vapor que sale de la
turbina debe condensarse, para lo que se emplean torres de refrigeración donde el agua
de enfriamiento se pierde parcialmente a causa de la evaporación. Los costes de la
central eléctrica y el tiempo de vida útil (normalmente entre treinta y cuarenta años)
podrían verse seriamente afectados si la disponibilidad de agua de refrigeración
quedase limitada. Si se utiliza agua superficial para el enfriamiento y se devuelve
directamente al río o lago de donde se extrajo (refrigeración directa) el agua devuelta
estará varios grados más caliente, dando lugar a cambios de temperatura que pueden
afectar a los ecosistemas acuáticos. Esta alteración se denomina contaminación térmica
y disminuye la cantidad de oxígeno disuelto (DEL VALLE, 2017).

3.2.1.6. PRINCIPALES PROPIEDADES DEL AGUA

 Acción disolvente

El agua es el disolvente o solvente universal. Esta propiedad, tal vez la más importante
para la vida, se debe a su polaridad y a la capacidad para formar puentes de hidrógeno
con los solutos. En el caso de las soluciones iónicas los iones de las sales son atraídos por
los dipolos del agua, quedando "atrapados" y recubiertos de moléculas de agua en
forma de iones hidratados o solvatados.
La capacidad de disolver solutos del agua tiene relación con la polaridad del soluto. Por
ejemplo los hidratos de carbono simples como la glucosa, algunos aminoácidos y las
sales inorgánicas son solubles en agua. Los lípidos, como el aceite, las grasas por el
contrario son insolubles en agua, ya que no son polares.
La capacidad disolvente es la responsable de que sea el medio donde ocurren las
reacciones físico-químicas del metabolismo.

 Regulación del PH

Los organismos vivos no soportan variaciones de pH mayores de unas décimas de unidad


y por eso han desarrollado a lo largo de la evolución sistemas de tampón o buffer, que
mantienen el pH constante. Los sistemas tampón consisten en un par ácido-base
conjugada que actúan como dador y aceptor de protones respectivamente. El agua
actúa regulando el PH mediante equilibrio acido-base de sus solutos. Dichos ejemplos
podemos encontrarlos en la formación de bicarbonato sanguíneo o de los iones fosfato
en la orina.
 Elevada fuerza de cohesión y adhesión.

Los puentes de hidrógeno mantienen las moléculas de agua fuertemente unidas,


formando una estructura compacta que la convierte en un líquido casi incompresible.
También existen fuerzas de unión a otros compuestos, diferentes al agua, pero polares.
Estos fenómenos de cohesión y adhesión respectivamente generan propiedades tan
especiales como la tensión superficial, por lo que algunos insectos pueden estar sobre
el agua sin sumergirse, la capacidad humectante, que hace que el agua moje, y el
fenómeno llamado capilaridad como ocurre en el transporte a través de vasos cribosos
y leñosos en plantas vasculares. Además, al no poder comprimirse puede funcionar en
algunos animales como un esqueleto hidrostático.

 Alto calor específico.

También esta propiedad está en relación con los puentes de hidrógeno que se forman
entre las moléculas de agua. El agua tiene un calor específico muy alto, lo que significa
que se necesita mucha energía para aumentar su temperatura. Esta propiedad hace que
el agua sea un excelente moderador térmico, permitiendo por ejemplo, que el
citoplasma acuoso sirva de protección ante los cambios de temperatura. Así se mantiene
la temperatura en valores constantes en los seres vivos. Esto es importante ya que las
temperaturas extremas afectan la estructura de las proteínas, produciendo alteraciones
en el metabolismo, regulado por numerosas enzimas, que son proteínas.
Por otro lado, como la superficie de la Tierra está cubierta por agua, la energía que viene
del sol sólo produce cambios muy pequeños en la temperatura del planeta. El agua evita
que la temperatura sea demasiado alta o demasiado baja y permite que pueda haber
vida sobre la Tierra. El calor se almacena en el agua durante el verano y se libera durante
el invierno. Los océanos actúan como moderadores del clima reduciendo las diferencias
de temperatura durante las estaciones.

 Elevado calor de vaporización.

El agua también tiene un alto calor latente de evaporación, esto significa que hace falta
mucha energía para pasar el agua líquida al estado de vapor. Para evaporar el agua,
primero hay que romper los puentes de hidrogeno y posteriormente dotar a las
moléculas de agua de la suficiente energía cinética para pasar de la fase líquida a la
gaseosa. Para evaporar un gramo de agua se precisan 540 calorías, a una temperatura
de 20º C y presión de 1 atmósfera. Esto hace que el agua permanezca en estado líquido
en una amplitud grande de temperaturas (0ºC a 100ºC). Dentro de ese rango están las
temperaturas donde se desarrolla la vida, siendo las óptimas entre 10 y 40ºC. En los
ecosistemas a medida que el vapor de agua se mueve de las zonas más cálidas a otras
más templadas el vapor se condensa de nuevo formando lluvia. Este proceso libera
energía y calienta el aire ligeramente. A nivel global hay una gran cantidad de energía
involucrada en estos procesos dando lugar a importantes tormentas y vientos.
3.2.1.7. DÍA MUNDIAL DEL AGUA

El Día Mundial del Agua se celebra el 22 de Marzo y tiene por lema "Agua limpia para un
mundo sano". Es importante fomentar a concientización sobre el deterioro de la calidad
de las aguas en ríos, arroyos, lagos y mantos freáticos, los cuales tienen consecuencias
directas sobre los ecosistemas y la salud humana. Esta situación constituye una tragedia
humana indescriptible y un obstáculo importante para el desarrollo.
Las enfermedades vinculadas al agua, y los trastornos financieros que acarrean, reducen
las posibilidades de que las familias pobres consigan educar a sus hijos. A su vez, esta
situación priva a la nueva generación de la oportunidad de mejorar sus propias
condiciones de vida y de romper el círculo vicioso de pobreza y escasez en que está
atrapada. Agua limpia e instalaciones sanitarias adecuadas son el punto de partida. Todo
método clave para tratar los problemas que plantea la calidad del agua debe basarse en
la prevención de la contaminación y las estrategias de control y restauración.
Numerosos ríos que fueron antaño fuente de prosperidad y albergue de rica fauna,
están ahora gravemente contaminados. El deterioro de la calidad del agua en la
superficie y en los sistemas freáticos está agravando la escasez de recursos hídricos, con
repercusiones negativas en nuestro entorno natural y los bienes y servicios vinculados
al ecosistema que éste ofrece, poniendo en peligro la seguridad alimentaria y los medios
de subsistencia.
En su calidad de organismo rector de las Naciones Unidas para la ciencia y la educación
relativas al agua, la UNESCO impulsa toda una gama de programas con miras a ampliar
estas competencias. El Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO participa
activamente en el fomento de la ciencia y el conocimiento para proteger la calidad de
las aguas superficiales y los sistemas freáticos. Asimismo, la Organización contribuye a
la vigilancia del estado de los recursos de agua dulce del planeta mediante el Informe
sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo coordinado por el Programa
Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos, cuya secretaría la UNESCO acoge y
orienta. Desde 2003, la UNESCO ha supervisado la formación en materia de recursos
hídricos de docenas de científicos e ingenieros de países en desarrollo, en el Instituto
UNESCO-IHE para la Educación relativa al Agua, una institución de categoría mundial con
sede en los Países Bajos. Así mismo, la UNESCO promueve la creación de capacidades
con miras a una mejor ordenación de los recursos hídricos mediante los centros y las
cátedras sobre el agua que auspicia en diversas partes del mundo (CÁTEDRA, 2010).

3.2.2. LOS AGROQUÍMICOS

3.2.2.1. ORIGEN DE LOS AGROQUÍMICOS


Los agroquímicos sintéticos surgen entre 1930 y 1940 como resultado de investigaciones
enfocadas al desarrollo de armas químicas que originalmente fueron probadas en
insectos. Uno de los primeros compuestos, el diclorodifeniltricloroetano (DDT) fue
sintetizado por Zeidler en 1874, y sus propiedades insecticidas fueron descritas por Paul
Müller hacia 1939. El DDT se utilizó por primera vez durante la segunda Guerra Mundial
para proteger a los soldados estadounidenses contra enfermedades transmitidas por
vector y se comercializó en los EE.UU. en 1945.
La pujante industrialización, los intereses económicos de los grandes productores de
agroquímicos, así como la necesidad de controlar químicamente las plagas, favoreció su
fabricación y consumo a escala mundial. Se originó, a su vez, una carrera incesante en la
búsqueda de compuestos análogos menos tóxicos al ser humano y más efectivos y
selectivos con las plagas.

Sin embargo, al paso de algunos años se han hecho evidentes los efectos indeseables de
los agroquímicos sobre la salud del ser humano y sobre el medio ambiente.
Independientemente de sus beneficios, es evidente que los agroquímicos son sustancias
químicas deliberadamente tóxicas, creadas para interferir algún sistema biológico en
particular y que carecen de selectividad real. Afectan simultáneamente, y en mayor o
menor grado, tanto a la «especie blanco» como a otras categorías de seres vivos,
particularmente al ser humano. Actualmente, miles de productos se comercializan en
todo el mundo, sin que sus efectos nocivos sean obstáculos que limiten su producción

Este 26 de noviembre se conmemora el Día Mundial Contra el Uso Indiscriminado de


Agroquímicos, fecha que tiene por finalidad hacer un llamado a la reflexión y toma de
conciencia de la población mundial, sobre la grave crisis ambiental generada por el uso
de los agroquímicos a nivel global. Esta fecha fue establecida por 400 organizaciones en
60 países, recordando a las miles de personas fallecidas y otras tantas que quedaron con
secuelas, a consecuencia de los accidentes de Seveso en Italia en 1976, Bophal en la
India en 1984, y Vera Cruz en México en 1991, donde debido a accidentes fueron
liberados una inmensa cantidad de componentes químicos utilizados en la elaboración
de agroquímicos, causando miles de muertes y consecuencias hasta hoy lamentables
(AVALOS, 2009).

3.2.2.2. CONCEPTO
Una de las definiciones más completas es la propuesta por la FAO (1986), la cual
establece que, un agroquímico es cualquier sustancia o mezcla de sustancias destinadas
a prevenir, destruir o controlar cualquier plaga, incluyendo los vectores de organismos
causantes de enfermedades humanas o de los animales, las especies no deseadas de
plantas o animales que causan perjuicio o que interfieren de cualquier otra forma en la
producción, elaboración, almacenamiento, transporte o comercialización de alimentos,
productos agrícolas, madera, productos de ésta o alimentos para animales.

Así mismo, la definición abarca las sustancias reguladoras del crecimiento de las plantas,
defoliantes, desecantes, agentes para reducir la densidad de las frutas o agentes para
evitar la caída prematura de la misma y sustancias utilizadas antes o después de la
cosecha, con el propósito de proteger el producto (OMS, 1992).

Así, los agroquímicos se pueden clasificar de diversas maneras:

 Por su naturaleza química:


 Inorgánicos
 Orgánicos
 Naturales (botánicos y microbianos)
 Sintéticos
 Por su mecanismo de acción:
 Contacto
 Ingestión
 Fumigante
 Sistémicos
 Por el tipo de organismos que afectan:
 Insecticidas
 Acaricidas
 Fungicidas
 Herbicidas

3.2.2.3. AGROQUÍMICOS COMO CONTAMINANTES DEL AGUA


La actividad agrícola se encuentra dentro de aquellas actividades que influyen en el
deterioro de la calidad de las aguas. Los campos de cultivos generalmente están
asociados a llanuras costeras y valles cruzados por ríos, por diferentes vías. A estos ríos
y zonas costeras llegan los residuos de los agroquímicos empleados en la protección de
esos cultivos. Un estudio realizado sobre el agua en comunidades agrícolas determino
que en gran parte de ellas sus aguas estaban altamente contaminadas con agroquímicos
que afectan gravemente la salud de sus pobladores (SNC, 1999).
3.2.2.3.1. ¿Cómo contaminan los agroquímicos?
El ambiente acuático es altamente complejo y diverso. Incluye distintos tipos de
ecosistemas, corrientes de agua, lagos, ríos, estuarios, costas marinas y las aguas
profundas de los océanos. Todos ellos tienen diferentes componentes bióticos y
abióticos con características únicas. Los plaguicidas pueden llegar a estos ecosistemas
por diferentes vías (Rand, 1995).

Ellos se desplazan por la superficie terrestre o penetran en el suelo, arrastrados por el


agua y el viento. Estos contaminantes consiguen abrirse paso hasta las aguas
subterráneas, tierras húmedas, ríos, lagos y finalmente hasta los océanos en forma de
sedimentos y cargas químicas transportadas por los ríos. Las aguas que fluyen sobre la
superficie de la tierra, ya sean por las lluvias, irrigación u otras fuentes y que corren hacia
las zonas bajas, en su avance disuelven los plaguicidas presentes en el suelo. Por otra
parte, en su movimiento tanto el agua como el viento erosionan los suelos y arrastran
consigo partículas, las cuales pueden llevar plaguicidas absorbidos. A esto se le suma el
hecho de que muchos agricultores indebidamente lavan los contenedores y otros
medios que utilizan en la aplicación de las plaguicidas en lagos, presas o ríos cercanos,
causando su contaminación. Una vez en el agua el plaguicida se disuelve, y de esta
manera se mueve, difunde en ella. Si está asociado a partículas sólidas de suelo o polvo,
se mueve y dispersa mecánicamente. Cuando el plaguicida se disuelve en el medio, la
distribución ocurre por difusión. En este proceso el conocimiento de la solubilidad en
agua de un plaguicida es muy importante. La solubilidad en agua es clave para el
comportamiento de los plaguicidas en ese medio, pues ella influye en la
bioconcentración y la adsorción en sedimento. Es por ello que la solubilidad en agua
medida a 20-25°C y la presión de vapor constituyen los parámetros más importante para
predecir el comportamiento de un plaguicida en al ambiente (Dierksmeier, 2001).
3.2.2.3.2. Eutrofización
La eutrofización o enriquecimiento en nutrientes de las aguas es un proceso que da lugar
a un crecimiento excesivo de algas y otras plantas acuáticas, las cuales al morir se
depositan en el fondo de los ríos, embalses o lagos, generando residuos orgánicos. Su
descomposición consume gran parte del oxígeno disuelto, hecho que puede afectar
potencialmente a la vida acuática y, en última instancia, producir la muerte por asfixia
de la fauna y flora.
Algunas de estas algas emiten sustancias tóxicas que pueden matar a mariscos y peces,
haciéndolos no aptos para consumo humano. Así mismo, pueden dar al agua sabores
desagradables o hacerla inadecuada para el consumo. El crecimiento de algas puede
afectar también al uso recreativo de embalses y lagos, a la circulación del agua en ríos y
canales y obturar los filtros de estaciones de tratamiento del agua. Los nutrientes claves
en la eutrofización son el nitrógeno y fósforo, aunque también tienen importancia otros
como la sílice y los oligoelementos. El umbral de concentración de nutrientes, por
encima del cual la eutrofización se convierte en un problema medioambiental, depende
de la topografía y de la naturaleza física y química de la masa de agua. Las descargas de
estos elementos pueden producirse por su movimiento en aguas de drenaje o bien
mediante procesos de erosión y escorrentía (HERMOSÍN, 2009).

3.2.2.3.2.1. NITRÓGENO
La contaminación de las aguas causada por la producción agrícola y ganadera intensiva
es un fenómeno cada vez más acusado que se manifiesta, especialmente, en un
aumento de la concentración de nitratos en las aguas superficiales y subterráneas. Una
aplicación adecuada de fertilizantes originará menor contaminación de las aguas
superficiales y principalmente de las aguas subterráneas, donde el problema se agudiza
por la mayor dificultad que entraña cualquier corrección. La contaminación difusa tiende
a adquirir cada vez mayor protagonismo en la degradación de los recursos hídricos.
Cuantos mayores son el grado de depuración y de limitación de los vertidos puntuales,
más destaca el efecto que este tipo de contaminación produce, sobre todo si se tiene
en cuenta que en determinadas cuencas hidrográficas la aportación de nitrógeno de
origen difuso representa más del 50% del N total de la cuenca. Es por ello que muchos
países se han visto obligados a iniciar cambios en su ordenamiento legislativo,
configurando normativas que regulen las explotaciones agrícolas y ganaderas, así como
la eliminación de los residuos ganaderos (HERMOSÍN, 2009).
3.2.2.3.2.2. FÓSFORO
En general, Nitrógeno, Fósforo y Carbono son los principales elementos contaminantes
en el agua, y de entre ellos, el transporte de P resulta el de más fácil control, puesto que
en nitrógeno y carbono no resulta controlable el intercambio entre la atmósfera y el
agua, así como la movilidad del N en el flujo superficial y sub superficial. El nitrógeno es
más móvil que el fósforo y puede ser lavado a través del suelo o volver al estado gaseoso
por evaporación del amoníaco o desnitrificación. Así mismo, puede ser extraído de la
atmósfera por determinados microorganismos o algas.
En general, el plancton tiene una relación atómica (o molar) C:N:P de 106/16/1 (relación
de Refield). En función de la relación atómica N:P en la masa de agua, será limitante uno
u otro elemento. Si la relación es superior a 16, el P será limitante, y en caso contrario
lo será el N. En numerosas ocasiones, el fósforo se constituye como el elemento
limitante en los procesos de producción primaria. Cuando se agota todo el fósforo de la
masa de agua, los demás nutrientes se encuentran en exceso. Todo nuevo aporte de
fósforo al medio va a permitir un nuevo crecimiento vegetal.
En los últimos años las concentraciones de nitrógeno y fósforo en muchos lagos y mares
casi se han duplicado. La mayor parte les llega a través de ríos. En el caso del nitrógeno,
destaca una elevada proporción (alrededor del 30%) que procede de la contaminación
atmosférica. El fósforo es absorbido con más facilidad por las partículas del suelo y es
arrastrado por la erosión o disuelto por las aguas de escorrentía superficiales. Cuando
el aporte de fósforo es alarmante se produce la acumulación de este elemento en el
interior de las algas, que lo utilizarán posteriormente para multiplicarse, produciéndose
una proliferación vegetal excesiva. Este hecho convertirá en limitante al N, lo que puede
provocar la aparición de algas cianofíceas en superficie capaces de fijar dicho elemento
a partir del aire atmosférico (HERMOSÍN, 2009).
3.2.2.3.3. EFECTOS ECOLÓGICOS
La vulnerabilidad de un ambiente acuático a un compuesto químico depende de varios
factores:
 Propiedades físico-químicas del compuesto y de sus productos de degradación.
 La concentración del compuesto en el medio acuático.
 Duración y tipo de entrada (aguda o crónica, descarga intermitente o continua).
 Propiedades del ecosistema

La repercusión ecológica de estos contaminantes puede ir desde pequeños trastornos


hasta grandes daños ecológicos, con repercusiones en los peces, las aves y mamíferos,
y sobre la salud humana.
La escorrentía de plaguicidas da lugar a la contaminación del agua superficial y la biota,
y a esto hay que adicionarle los vertimientos accidentales o no autorizados en medios
acuáticos que provocan concentraciones locales grandes de plaguicidas.
Los plaguicidas se acumulan y se transfieren a los niveles más altos de la cadena
alimenticia, ocurre la disfunción del sistema ecológico en las aguas superficiales por
pérdida de los depredadores superiores debido a la inhibición del crecimiento y a los
problemas reproductivos. Estimados de seis a cuatro millones de peces por año son
eliminados por plaguicidas. Todo esto trae consecuencias negativas en la salud humana
debido al consumo de pescado contaminado. A esto se le suma el hecho de que algunos
plaguicidas pueden lixiviar y llegar a las aguas subterráneas, contaminando pozos de
agua de consumo humano (RAND, 1995).
Los efectos ecológicos de los plaguicidas (y otros contaminantes orgánicos) son muy
variados y están con frecuencia interrelacionados. Estos efectos varían según el
organismo sometido a investigación y el tipo de plaguicida. Los distintos plaguicidas
provocan efectos muy diferentes en la vida acuática, por lo que es difícil formular
afirmaciones de alcance general. Lo importante es que muchos de estos efectos son
crónicos (no letales), pasan con frecuencia desapercibidos al observador superficial, y
sin embargo, tienen consecuencias en toda la cadena trófica. Esos efectos son los
siguientes:
 Muerte del organismo.
 Inhibición o fracaso reproductivo.
 Supresión del sistema inmunitario.
 Problemas de salud en los peces, revelados por el bajo coeficiente entre células
rojas y blancas, el exceso de mucílago en las escamas y agallas.
 Efectos intergeneracionales. Estos efectos no son causados necesariamente ni
de forma exclusiva por la exposición a los plaguicidas u otros contaminantes
orgánicos, pero pueden estar asociados a una combinación de factores
ambientales que conllevan a que se originen dichos efectos. (ORTA, 2002)

3.2.2.4. PRINCIPALES GRUPOS DE AGROQUÍMICOS

3.2.2.4.1. ORGANOCLORADOS
Bajo el nombre de agroquímicos organoclorados se agrupa un número considerable de
compuestos sintéticos cuya estructura química, en general, corresponde a la de los
hidrocarburos clorados, aunque, además de cloro, algunos de ellos poseen oxígeno o
azufre, o ambos elementos en su estructura.

Son características comunes, a la mayoría de estos compuestos, su baja solubilidad en


agua y su elevada solubilidad en la mayoría de los disolventes orgánicos. Además, en
general poseen baja presión de vapor y una alta estabilidad química, así como una
notable resistencia al ataque de los microorganismos.
Estas propiedades permiten comprender el comportamiento de estos compuestos en el
ambiente y en los seres vivos. En efecto, su escasa solubilidad en agua y su elevada
solubilidad en los disolventes orgánicos, permite predecir que estos compuestos y sus
productos de transformación tenderán a acumularse en el tejido graso de los
organismos vivos; lo que ocurre para la mayoría de estos agroquímicos.

Su baja presión de vapor, su gran estabilidad físico-química y su resistencia al ataque de


los microorganismos, condicionan que la persistencia de estos agroquímicos en el
ambiente sea elevada. En efecto, algunos de los agroquímicos organoclorados están, sin
duda, entre los compuestos que más persisten en el medio (LARSSON, 1992).
3.2.2.4.2. ORGANOFOSFORADOS
Los compuestos organofosforados son ésteres, amidas o tioderivados del ácido
fosfórico, fosfónico, fosforotioico o fosfonotioico; cuando el átomo que se une al fósforo
con el doble enlace es el oxígeno, el compuesto se denomina oxón y es un potente
inhibidor de la colinesterasa. Sin embargo, con el oxígeno en esta posición, se favorece
la hidrólisis del compuesto, especialmente bajo condiciones alcalinas. Para hacerlos más
resistentes a la hidrólisis, se ha sustituido al oxígeno por un átomo de azufre (tiones),
tienen la característica de atravesar la membrana celular más rápidamente que los
oxones. En el ambiente los tiones son convertidos en oxones por acción de la luz solar y
el oxígeno. En el organismo son convertidos por acción de las enzimas microsomales del
hígado.

Estos compuestos son utilizados como insecticidas, nematicidas, herbicidas, fungicidas,


plastificantes y fluidos hidráulicos (en la industria). También son utilizados como armas
químicas; son liposoblubles, es decir, facilitan su absorción porque atraviesan fácilmente
las barreras biológicas (piel, mucosas), también penetran en el Sistema Nervioso Central.
Algunos productos pueden almacenarse en tejido graso lo que puede provocar toxicidad
retardada debido a la liberación tardía, además presenta una mediana tensión de vapor,
lo que hace que sean volátiles facilitando la absorción inhalatoria; en un medio alcalino
en tierra y en líquidos biológicos sufren hidrólisis convirtiéndolos en degradables, es
decir no son persistentes en el ambiente (HENAO , 1991).

Por otro lado, los compuestos de uso agrícola están formulados a altas concentraciones
que varían desde 20 y 70 por ciento del principio activo. Su presentación más frecuente
es en líquido con diferentes tipos de solventes, generalmente hidrocarburos derivados
del petróleo como tolueno, xileno, esto favorece la absorción del principio activo, estas
presentaciones reciben el nombre de concentrados emulsionables. Existen además
presentaciones sólidas en forma de polvos, polvos humectables, gránulos, que son
menos tóxicas por la forma de presentación dada la menor absorción (ROBERTS, 2007).
Los compuestos organofosforados se clasifican en:
 Organofosforados no sistémicos o de contacto.

Estas sustancias deben ser lo suficientemente estables a las condiciones del medio
ambiente y al mismo tiempo tener condiciones físicas adecuadas para ser absorbidas
por los tejidos de los insectos que rodean la cutícula, recubrir el canal alimenticio o el
sistema traqueal adyacente, y luego ser transportadas intactas hacia el sitio de acción
de los tejidos susceptibles.

 Organofosforados sistémicos.

Los organofosforados sistémicos son compuestos que frecuentemente son


transformados en cantidades considerables dentro del organismo, ya sea en productos
de descomposición menos tóxicos o productos metabólicos que también tienen
propiedades insecticidas y acaricidas.
3.2.2.4.3. CARBAMATOS
Los carbamatos son sustancias orgánicas de síntesis conformadas por un átomo de
nitrógeno unido a un grupo lábil, el ácido carbámico. Este tiene un efecto neurotóxico
que, en la dosis correspondiente, conlleva a la muerte. Sus características principales
son su alta toxicidad, su baja estabilidad química y su nula acumulación en los tejidos,
característica que lo posiciona en ventaja con respecto a los organoclorados de baja
degradabilidad y gran acumulación (MOREIRA, 2016).

3.2.2.4.4. PIRETROIDES
Piretro es una mezcla de sustancias químicas que ocurre naturalmente en ciertas flores
de crisantemos. Las propiedades insecticidas del piretro se descubrieron en Asia
alrededor de los años 1800s y se usó para matar garrapatas y varios tipos de insectos,
tales como pulgas y mosquitos. En el extracto de piretro hay seis sustancias químicas
individuales llamadas piretrinas que poseen propiedades de insecticida, las piretrinas
son poco solubles en agua, pero se disuelven en solventes orgánicos, tales como alcohol,
hidrocarburos clorados y querosén. Las piretrinas se degradan rápidamente en el
ambiente, especialmente cuando se exponen a la luz solar.
Los piretroides son sustancias químicas manufacturadas de estructura muy similar a las
piretrinas. Los piretroides son a menudo más tóxicos a insectos y mamíferos,
permanecen en el ambiente más tiempo que las piretrinas. Se han desarrollado más de
1000 piretroides sintéticos, a menudo las piretrinas y los piretroides se combinan
comercialmente con otras sustancias químicas llamadas sinergistas, lo que aumenta la
actividad insecticida de las piretrinas y los piretroides. Los sinergistas evitan que ciertas
enzimas degraden a las piretrinas y piretroides, aumentando así su toxicidad.
En general, todos son de toxicidad baja para el hombre y fauna terrestre, insecticidas
eficaces y persistentes, pero muy tóxicos para la fauna acuícola.
La información toxicológica hasta ahora disponible no revela problemas serios, pero
conviene seguir evaluando cuidadosamente los piretroides sobre el terreno
Los piretroides, que son los más difundidos en el mercado, vienen formulados como
concentrados emulsionables, polvos humectables, gránulos y concentrados para
aplicación de ultra bajo volumen (MOREIRA, 2016)..
3.2.2.5. GESTIÓN DE RESIDUOS
Los Residuos Peligrosos generados en los diversos procesos productivos, y los daños
causados al ambiente y a la salud humana como resultado de su inadecuado manejo y
disposición, son temas preocupantes, no solo por los riesgos que genera este tipo de
situaciones, sino también por el desconocimiento de la normativa existente por parte
de los generadores y de la población en general, situación que conllevan a prácticas
inadecuadas por lo que es de prioridad se realicen acciones que propendan al manejo
integral de este tipo de residuos.

Si bien es cierto, en la implementación de agroquímicos para los cultivos se presentan


diferentes actores en distinto tipo de niveles; cada uno de ellos tiene la total
responsabilidad del correcto manejo de estos productos peligrosos, siendo desde su
punto de partida desde la casa comercial de agroquímicos, continuando con el aplicador
que viene a ser el agricultor y culminando con el gestor ambiental encargado de la
disposición final de los residuos o desechos (BRAVO, 2017).
Los envases de plaguicidas sean manejados correctamente, son peligrosos para los seres
humanos y para el medioambiente. Existe el peligro de que los envases vacíos puedan
ser reutilizados para almacenar agua y alimentos, lo que podría provocar
envenenamientos por plaguicida. Los envases abandonados en el medioambiente
pueden generar contaminación por plaguicidas en los suelos y en las fuentes
subterráneas de agua (WORLD HEALTH ORGANIZATION, 2010).

3.2.2.5.1. MANEJO DE RESIDUOS


La jerarquía del manejo de desechos establece un orden de prioridades para la selección
de la opción más favorable de manejo de desechos. Las opciones más preferidas son
aquellas que o no tienen impacto o tienen un impacto mínimamente negativo sobre el
medioambiente, mientras que las menos preferidas tienen u n impacto negativo
significativo. Muchos países consagran esta jerarquía en su legislación medioambiental.
Esta jerarquía ha si do utilizada en esta directriz en la selección de soluciones
recomendadas para envases (WORLD HEALTH ORGANIZATION, 2010).

 Evitar / Reducir
Utilizar menos plaguicidas por medio de la adopción del Manejo Integrado de Plagas
(MIP) reduce la cantidad de desechos de los envases. También reduce la liberación de
plaguicidas en el medioambiente y tiene beneficios económicos para los usuarios.
Utilizar envases solubles en agua evita tener envases contaminados
 Reutilizar
El uso de envases rellenables con un sistema de circuito cerrado permite que el envase
sea utilizado muchas veces antes de que llegue al final de su vida útil, cuando debe ser
reciclado o eliminado. Los envases reutilizables son más atractivos porque evitan los
costos medioambientales de la fabricación y eliminación de diversos envases de uso
único.
 Reciclaje
Reciclaje es el reprocesamiento de los materiales con los que fue construido el envase,
para fabricar otros productos. El reciclaje genera algunos costos medioambientales,
como el uso de energía para el reprocesamiento de los materiales, pero no hay pérdida
de materiales de base. Es más interesante que las opciones en las que los materiales se
destruyen o quedan inutilizados para otro uso.
 Recuperación de recursos
El uso de los componentes combustibles de los materiales del envase para servir como
energía en una cementera o una estación de generación de fluido eléctrico, se considera
como recuperación de recursos. Los materiales del envase son destruidos pero se
recupera la energía y se la utiliza para otro proceso.
 Destrucción
La incineración a altas temperaturas destruye los envases y los plaguicidas
contaminantes, convirtiendo los componentes químicos en subproductos menos
peligrosos.
 Enterramiento
Enterrar los residuos o hacer un almacenamiento permanente de los envases son
ejemplos de ‘secuestro. Los envases todavía existen, pero se impide que su peligrosidad
impacte en la salud pública o el medioambiente. El enterramiento puede utilizar poco
espacio en el terreno, pero la tierra queda inutilizada para la agricultura.
3.2.2.5.2. LIMPIEZA DE LOS ENVASES

3.2.2.5.2.1. Las ventajas de limpiar los envases


La limpieza de los envases tiene muchas ventajas, y por ello debe ser promovida.
Las ventajas económicas son:
 El enjuague permite economizar dinero. Un envase vacío al que se permite que
siga fluyendo hacia el tanque rociador podría contener todavía hasta 2 por ciento
de s u contenido inicial. Al enjuagar y agregar el lavado residual al tanque, no se
desperdicia nada del plaguicida.
 El reciclaje o la eliminación de un envase enjuagado es menos caro. La
contaminación de plaguicida residual será lo suficientemente baja para que sea
clasificado como residuo no peligroso.
Las ventajas medioambientales son:
 Un envase debidamente enjuagado minimiza los riesgos de contaminación de los
suelos, las aguas superficiales y subterráneas;
 Enjuagar el envase inmediatamente después de vaciarlo reduce las posibilidades
de exposición a los usuarios, el público en general y los animales;
 Los envases correctamente enjuagados pueden ser reciclados en otros
productos en lugar de requerir su destrucción como desechos peligrosos.
Limpiar los envases es par te fundamental de cualquier plan de manejo de envases de
uso único, ya que reduce los peligros asociados con los procesos subsiguientes y los
riesgos que representan para la salud pública y el medioambiente.
3.2.2.5.2.2. ¿Cuándo se deberían limpiar los envases?
La limpieza debería realizarse inmediatamente después de vaciar el envase de modo que
todo el producto sea utilizado para el propósito previsto e impedir que se contamine del
envase por penetración residual del producto a las paredes internas. Los residuos de
plaguicida a los que se permite que se endurezcan y se solidifiquen sobre las superficies
del envase o en la tapa, son mucho más difíciles de limpiar. A menudo requieren
abrasivos y mucho más líquido de enjuague. Enjuagar inmediatamente, cuando el
producto está todavía líquido, es más fácil y más rápido. (WORLD HEALTH
ORGANIZATION, 2010).
3.2.2.5.3. PRINCIPALES METODOLOGÍAS DE LIMPIEZA

 TRIPLE LAVADO
El tripe lavado es el método a utilizar cuando no se dispone de un equipamiento de
enjuague mecánico específico. Es probablemente la opción más práctica en los países
en desarrollo. Se puede utilizar para limpiar los envases de todos los tamaños, pero la
técnica es ligeramente diferente para envases pequeños que pueden ser sacudidos a
mano, o los envases que son demasiado grandes para que se puedan sacudir. (WORLD
HEALTH ORGANIZATION, 2010).
 LAVADO A PRESIÓN
El equipo para realizar el enjuague a presión utiliza agua bajo presión (generalmente de
3 bares) en la forma de chorro rociador estático y rotante, y válvula. Los chorros de agua
golpean las superficies internas del envase despegando y disolviendo los residuos de
plaguicida. Algunos equipos de enjuague a presión incluyen una punta que penetra en
las paredes del envase durante la acción de enjuague, y de esta manera logrando
adicionalmente que el envase ya no sea utilizable para propósitos de almacenamiento.
Estos aparatos deben ser utilizados siguiendo las instrucciones del fabricante para evitar
daños al operario (WORLD HEALTH ORGANIZATION, 2010).
4. CONCLUSIONES

 El agua es un recurso imprescindible e insustituible, ya que cumple un rol


importante en el desarrollo de la vida, participa en muchas actividades
socioeconómicas destinadas a satisfacer las necesidades básicas del ser humano
(bebida, producción de alimento e higiene) y otras relacionadas con el desarrollo,
como generación de energía eléctrica y fabricación de productos.
 Es importante fomentar a concientización sobre el deterioro de la calidad de las
aguas en ríos, arroyos, lagos y mantos freáticos, los cuales tienen consecuencias
directas sobre los ecosistemas y la salud humana, dicha situación constituye una
tragedia humana indescriptible y un obstáculo importante para el desarrollo.
 El consumo del agua no solo es importante en cantidad, sino también en calidad,
se estima que el 70% de las enfermedades en nuestro país, tiene como origen
por el consumo de agua contaminada.
 Los agroquímicos, como los insecticidas, herbicidas y fertilizantes, son sustancias
contaminantes que afectan la calidad de las aguas; por ello, su uso debe
reducirse al mínimo indispensable.
 La mala gestión del uso de agroquímicos y sus envases vacíos, produce un
importante impacto negativo hacia el hombre y el ambiente, siendo estos daños
irreversibles en ciertos casos. El plan de gestión de agroquímicos y sus desechos,
es un importante aporte hacia las buenas prácticas ambientales, ya que se
pretende controlar la disposición final de estos desechos.
5. BIBLIOGRAFÍA

 AVALOS, Carlos. El polémico uso de agroquímicos. Revista Generación, 2009, vol.


134, p. 10-15.
 BRAVO MUÑOZ, Jean Pierre; PARRALES CHÁVEZ, Jesús Biher. PLAN DE GESTIÓN
AMBIENTAL INTEGRAL PARA LA RECOLECCIÓN Y RECICLAJE DE ENVASES
AGROQUÍMICOS ZONA RURAL CANTÓN SANTA ANA, MANABÍ 2017. 2017. Tesis
Doctoral.
 Confederación Hidrográfica del Ebro, «El agua, placer y equilibrio». Colección de
Textos Informativos. P. 14. Zaragoza. 1999.
 DIERKSMEIER, G.: Plaguicidas, residuos, efectos y presencia en el medio, Ed.
CientíficoTécnica, La Habana, 2001
 EBERAD-METZER, C., «Las epidemias». Acento Editorial. Madrid. 1998.
 FAO «Prevención de la contaminación del agua por la agricultura y actividades a
fin. Informes sobre temas hídricos», Santiago de Chile, 1992
 HERMOSÍN, Mª Carmen, et al. Efecto de uso de agroquímicos en el olivar sobre
la calidad de las aguas. Sostenibilidad de la producción de olivar en Andalucía,
2009, p. 127-160.
 LARSSON, Per; JÄRNMARK, Cecilia; SÖDERGREN, Anders. PCBs and chlorinated
pesticides in the atmosphere and aquatic organisms of Ross Island,
Antarctica. Marine Pollution Bulletin, 1992, vol. 25, no 9-12, p. 281-287.
 MOREIRA GARCÍA, Jorge Andrés; PINCAY, VERA; David, Jessyn. CONTAMINACIÓN
POR AGROQUÍMICOS EN AGUA, SUELO Y FRUTO EN EL CULTIVO DE TOMATE
(Lycopersicon esculentum Mill) EN LAS COMUNIDADES: GUABITAL Y LAS
MARAVILLAS DEL CANTÓN ROCAFUERTE, ÉPOCA SECA, 2016. 2016. Tesis
Doctoral.
 OMS. Consecuencias sanitarias del empleo de plaguicidas en la agricultura.
Ginebra: Organización Mundial de la Salud, 1992.
 ORTA ARRAZCAETA, Lissette. Contaminación de las aguas por plaguicidas
químicos. Fitosanidad, 2002, vol. 6, no 3.
 PACHECO, R.; BARBONA, E. Manual de uso seguro y responsable de agroquímicos
en cultivos frutihortícolas. 2017.
 RAND, M. Cary: Fundamentals of Aquatic Toxicology, Cap.1, Second Edition,
1995.
 ROBERTS, Darren M.; AARON, Cynthia K. Management of acute
organophosphorus pesticide poisoning. BMJ: British Medical Journal, 2007, vol.
334, no 7594, p. 629.
 Sistema de Noticias Científicas (SNC): «Descubren contaminación por plaguicidas
en el agua de consumo», Publicación en Salud Pública.com: Noviembre 22, 1999
 WORLD HEALTH ORGANIZATION, et al. Código internacional de conducta sobre
la distribución y utilización de plaguicidas: directrices para el registro de
plaguicidas. 2010.