Está en la página 1de 2

El radicalismo del mañana

El domingo 22, de 8 a 18 horas, como desde hace más de 100 años, a las autoridades
partidarias las elegiremos los afiliados, o sea nosotros.

Es una oportunidad que la democracia nos da, la posibilidad de dirimir nuestras


candidaturas en elecciones internas y esto debe ser realizado con alegría, con esperanza,
con fe, no se ha inventado otro mecanismo más democrático.

No debiera ser una rareza, debiera ser la norma de todos los partidos políticos, actores
insustituibles del sistema republicano y representativo. No nos ha ido bien poniendo los
candidatos a dedo, lo sabemos, nosotros tenemos el derecho y el deber de elegirlos.

Por eso es importante que vayamos a votar el domingo, con alegría, con el orgullo de
radical, sólo la participación y el compromiso de sus afiliados podrá recuperar el
radicalismo.

Sabemos, muchos de nosotros tenemos bronca, a veces rabia, desencanto, a veces


desaliento, amargura por muchas de las cosas que han pasado y pasan en nuestro partido, en
todo nivel.

Lamentamos que dirigentes y correligionarios se hayan ido del partido cansados de


prácticas antidemocráticas, de discursos vacíos de liderazgos que no han estado a la altura
de las circunstancias, y que otros se perpetúen en él como si éste fuera una Sociedad
Anónima donde se reparten cargos y poder.

Sabemos que esa bronca, legítima sincera, genuina, se traduce en bajar los brazos, en no
querer participar y en, tal vez, no tener ganas de ir a votar en la interna…

Pero, esa no es la salida, como decía Moisés Lebensohn, “el radicalismo sólo será lo que
vos quieras que sea y sino lo hacemos, nadie va a reconstruir el radicalismo por nosotros”.

Somos un grupo de radicales que hemos conformado un nuevo espacio en la ciudad, somos
ERA (Espacio Radical Abierto) y queremos un radicalismo autónomo, opositor al gobierno
del matrimonio Kirchner, queremos ser los constructores de una Alternativa democrática,
racional, progresista y trasformadora.

Estamos entusiasmados creemos que esta construcción es posible con otras fuerzas
progresistas con las cuales queremos compartir un proyecto nacional y provincial, el
Radicalismo no es un Partido Municipal.

El domingo vamos a ir a votar la Lista 11, con alegría, con fe en el futuro, empujados por el
idealismo de Alem y la constancia de Yrigoyen.

Adelante radicales!!! El domingo 22 es la oportunidad, en el Comité Emiliano Abásolo


vamos a poder elegir a nuestras autoridades, nosotros estamos seguros que los
correligionarios que integran las Lista 11 son los que podrán garantizar nuestro anhelo de
un radicalismo autónomo, abierto a la participación y, fundamentalmente, opositor al
proyecto hegemónico del matrimonio Kirchner.