Está en la página 1de 2

Teoría atómica de democrático

Demócrito desarrolló la «teoría atómica del universo», concebida por su


mentor, el filósofo Leucipo. Esta teoría, al igual que todas las teorías filosóficas
griegas, no apoya sus postulados mediante experimentos, sino que se explica
mediante razonamientos lógicos. La teoría atomista de Demócrito y Leucipo se
puede esquematizar así:

- Los átomos son eternos, indivisibles, homogéneos, incompresibles e


invisibles.
- Los átomos se diferencian solo en forma y tamaño, pero no por cualidades
internas.
- Las propiedades de la materia varían según el agrupamiento de los átomos.

Defiende que toda la materia no es más que una mezcla de elementos


originarios que poseen las características de inmutabilidad y eternidad, concebidos
como entidades infinitamente pequeñas y, por tanto, imperceptibles para los
sentidos, a las que Demócrito llamó átomos, término griego que significa tanto
«que no puede cortarse» como «indivisible

Modelo atómico de Bohr

Es un modelo clásico del átomo, pero fue el primer modelo atómico en el


que se introduce una cuantización a partir de ciertos postulados. Dado que la
cuantización del momento es introducida en forma adecuada (ad hoc), el modelo
puede considerarse transaccional en cuanto a que se ubica entre la mecánica
clásica y la cuántica. Fue propuesto en 1913 por el físico danés Niels Bohr, para
explicar cómo los electrones pueden tener órbitas estables alrededor del núcleo y
por qué los átomos presentaban espectros de emisión característicos (dos
problemas que eran ignorados en el modelo previo de Rutherford). Además el
modelo de Bohr incorporaba ideas tomadas del efecto fotoeléctrico, explicado por
Albert Einstein.

Modelo atómico de Rutherford

Es un modelo atómico o teoría sobre la estructura interna del átomo


propuesto por el químico y físico británico-neozelandés Ernest Rutherford2 en
1911, para explicar los resultados de su «experimento de la lámina de oro».

Rutherford llegó a la conclusión de que la masa del átomo se concentraba


en una región pequeña de cargas positivas que impedían el paso de las partículas
alfa. Sugirió un nuevo modelo en el cual el átomo poseía un núcleo o centro en el
cual se concentra la masa y la carga positiva, y que en la zona extra nuclear se
encuentran los electrones de carga negativa.
Modelo atómico de Thomson

Es una teoría sobre la estructura atómica propuesta en 1904 por Thomson,


quien descubrió el electrón en 1897, pocos años antes del descubrimiento del
protón y del neutrón. En el modelo, el átomo está compuesto por electrones de
carga negativa en un átomo positivo, incrustados en este al igual que las pasas de
un pudín (o budín). Por esta comparación, fue que el supuesto se denominó
«Modelo del pudín de pasas». Postulaba que los electrones se distribuían
uniformemente en el interior del átomo, suspendidos en una nube de carga
positiva. El átomo se consideraba como una esfera con carga positiva con
electrones repartidos como pequeños gránulos. La herramienta principal con la
que contó Thomson para su modelo atómico fue la electricidad.

Modelo atómico de Dalton

Fue el primer modelo atómico con bases científicas, propuesto entre 1803 y
1807 por John Dalton,2 aunque el autor lo denominó más propiamente "teoría
atómica" o "postulados atómicos".

El modelo permitió aclarar por primera vez el por qué las sustancias
químicas reaccionaban en proporciones estequiometrias fijas (Ley de las
proporciones constantes), y por qué cuando dos sustancias reaccionan para
formar dos o más compuestos diferentes, entonces las proporciones de estas
relaciones son números enteros (Ley de las proporciones múltiples).3 Por ejemplo
12 g de carbono (C), pueden reaccionar con 16 g de oxígeno (O2) para formar
monóxido de carbono (CO) o pueden reaccionar con 32 g de oxígeno para formar
dióxido de carbono (CO2).

Además el modelo aclaraba que aún existiendo una gran variedad de


sustancias diferentes, estas podían ser explicadas en términos de una cantidad
más bien pequeña de constituyentes elementales o elementos.

En esencia, el modelo explicaba la mayor parte de la química de fines del


siglo XVIII y principios del siglo XIX, reduciendo una serie de hechos complejos a
una teoría combinatoria realmente simple.