Está en la página 1de 15

CONTROL DE TRONCO EN EL

PACIENTE MEDULAR
MEDIANTE EL USO DEL
METODO FNP
Gaby Alvarez Del Solar

Lic. CON
CONTROL DE TRONCO EN PACIENTES Adela Martínez
LESION Ampuero.
MEDULAR
MEDIANTE EL USO DEL METODO FNP DIDRIUMLM
En la actualidad las enfermedades discapacitantes han cobrado mayor importancia.
Dentro de ellas se encuentra la lesión medular que es una patología que resulta en una
discapacidad profunda, en ocasiones severa y puede llevar a la muerte. Es una entidad
catastrófica que afecta biosicosocialmente al individuo, quien regularmente se encuentra
en etapa productiva y en muchas ocasiones resulta una carga no solamente para el
mismo sino también para la familia y la sociedad(1).
La Lesión Medular es un proceso patológico que produce alteraciones de la función
motora, sensitiva o autónoma, La etiología de las lesiones medulares es muy variada e
incluye causas de origen congénito, traumático, infeccioso, tumoral o secundario a
enfermedades sistémicas. La mayoría de la literatura científica establece en primera
instancia como causa de LM el trauma, se encuentra el asociado a accidentes de tránsito,
heridas por arma de fuego, heridas por arma blanca, caídas de altura, inmersiones en
aguas poco profundas, accidentes deportivos y accidentes laborales, entre otras. En
segunda instancia se encuentran las lesiones no traumáticas asociadas a factores
congénitos, secundarios a diferentes patologías o por intervenciones médicas o
quirúrgicas. Este tipo de lesiones ocurren con mayor frecuencia en población joven con
una distribución por sexo (hombre / mujer) de 4:1(1,2).
Aproximadamente la mitad de los hombres sufren una lesión a nivel de T2- T11
(47.3%) y la mayor proporción de ellas estuvieron relacionadas con las heridas por
armas de fuego seguidas por los accidentes de auto. Las lesiones cervicales desde C4-
C8 estuvieron en segundo lugar, y la mayor parte están relacionadas con accidentes de
auto seguido de las caídas de altura. Las lesiones de L1-L5 se relacionan
fundamentalmente con caídas de altura y causas médicas. En el caso de pacientes del
sexo femenino, predominaron las lesiones a nivel cervical (31.4%) y están relacionadas
principalmente con los accidentes de auto y causas médicas; a nivel de T2-T11 la causa
principal son con mucho las caídas de altura y, en T12, con una elevada proporción de
casos en las mujeres, la mayoría de estas lesiones se asocia a los accidentes de auto. Por
último, las lesiones de L1-L5 están asociadas un poco más con las causas médicas(1).
Las lesiones medulares se denominan de acuerdo con el último nivel intacto, es decir,
aquella metámera que preserva todas las funciones neurológicas: motoras, sensitivas y
autonómicas. En este sentido, pueden clasificarse de acuerdo con la funcionalidad
clínica del paciente como cervicales (C1 a C8), torácicas altas (T1 a T6), torácicas bajas
(T7 a T12), lumbosacras (L1 a S1) y del cono medular (sacro coccígeas). Entre más alta
la lesión mayor será el compromiso funcional del paciente(2,3).
La escala más utilizada a nivel internacional para evaluar la extensión o completitud de
la lesión medular es la ASIA que sigue los estándares para clasificación neurológica de
la Asociación Americana de Lesiones Medulares ASIA (American Spinal Injury
Association). Esta escala clasifica la LM de acuerdo con cinco grados determinados por
la ausencia o preservación de la función motora y sensitiva(2,3).
CONSECUENCIAS PRIMARIAS PRODUCTO DE LA LESION MEDULAR
Función motora
La consecuencia más obvia de la LM es la plejia, o parálisis de la musculatura
voluntaria, que provoca la pérdida del control de tronco y de las extremidades
dificultando el desplazamiento en el espacio y afectando la capacidad de manipular el
entorno.
La incapacidad para la contracción del músculo estriado o esquelético por debajo del
nivel de lesión se debe al daño de los cordones motores descendentes, de las células del
asta anterior y/o raíces nerviosas. El daño a nivel de la célula del asta anterior provoca
una lesión de neurona motora inferior; la cual resulta en una parálisis flácida de la
musculatura inervada por ese segmento medular. El daño a nivel del cordón descendente
genera una lesión de neurona motora superior, que condiciona una parálisis espástica de
los músculos inervados por los segmentos medulares caudales a la lesión. La LM
generalmente presenta una combinación de lesión de neurona motora superior e inferior;
ya que el daño en el nivel de lesión suele afectar tanto a la sustancia gris como a la
sustancia blanca. En relación con los efectos motores, dependiendo de la gravedad de la
lesión, puede presentarse debilidad muscular o pérdida total de la movilidad por debajo
del nivel de lesión que pueden acompañarse de: alteración del tono muscular y/o
alteración de los reflejos.
La espasticidad es una secuela importante de la LM que forma parte del síndrome de la
neurona motora superior. Se define como un trastorno motor caracterizado por el
incremento de los reflejos tónicos con aumento del tono muscular (velocidad
dependiente en la resistencia al estiramiento pasivo).
La espasticidad es un tema complicado. Primero, por ser un fenómeno multifactorial en
el que inciden las características de la persona con LM, el tipo de lesión, el tiempo de
evolución y la propia respuesta al tratamiento. Y segundo, porque aún quedan dudas
sobre su fisiopatología. Debido a lo anterior, no existe un tratamiento exclusivo sino un
conjunto de alternativas; por lo que la elección del mejor y más eficaz tratamiento para
todos los pacientes no es sencilla. Antes de tratar la espasticidad, se debe tomar en
cuenta, además de la intensidad de la misma, las necesidades y características del
paciente. Idealmente solo se debe tratar cuando interfiera con las AVD, altere el
posicionamiento o produzca deformidades articulares, dificulte la higiene y/o afecte el
confort del paciente; es decir, interfiera con el sueño y/o produzca dolor(4).
Función sensitiva
La siguiente consecuencia evidente en la mayoría de las LM es la alteración o pérdida de la
sensibilidad por debajo del nivel de lesión. Se puede presentar:

 Alteración o pérdida de la sensación al tacto


 Alteración o pérdida de la sensibilidad al dolor
 Alteración o pérdida de la sensibilidad termoalgésica (incapacidad para distinguir
cambios de temperatura)
 Alteración o pérdida de la propiocepción (capacidad para identificar en qué posición se
encuentra alguna parte del cuerpo)

Estas alteraciones traen como consecuencia los movimientos descoordinados del cuerpo,
incrementan el riesgo a otras lesiones o traumatismos y limitan la capacidad de “alerta” del
cuerpo(4).

Función autónoma
1. Alteración de la Función Vesical e Intestinal

a. Vejiga Neurógena
b. Intestino Neurógeno

2. Alteración de la Función Sexual 3 Otras Alteraciones

a. Alteraciones de la Termorregulación
b. Alteración de la Función Respiratoria y del Reflejo de la Tos
c. Alteraciones Cardiovasculares

ESTABILIDAD DEL TRONCO


Los músculos del tronco son esenciales para el mantenimiento de diferentes posturas en
la vida diaria. Por lo tanto, mantener la fuerza y la resistencia de los músculos del
tronco es crucial. La estabilidad del núcleo es una actividad de la cadena cinética
necesaria para la estabilización del tronco. Regula la capacidad óptima de rendimiento
de la tarea, el movimiento, la potencia muscular y la capacidad motora.
El control de tronco es el componente básico para el movimiento de los segmentos
distales, sin embargo, en el paciente con lesión medular, dependiendo de la
característica de la lesión de tipo completa e incompleta, el fortalecimiento estará
enfocado en la musculatura indemne y la zona de preservación parcial.
Dos tipos de músculos del tronco son importantes para mantener la postura: músculos
motores generalizados y músculos de estabilidad local. Los músculos motores
generalizados, como el erector de la columna vertebral y el recto abdominal, intervienen
en el movimiento al suministrar la carga entre la columna vertebral y la pelvis. Los
músculos de estabilidad local, como el transverso del abdomen y el multífidos,
mantienen el movimiento de la columna vertebral y la postura cuando la carga de peso
se aplica a la columna vertebral.
El objetivo del control de tronco en el paciente medular, tiene como propósito brindar
autonomía en las actividades funcionales de la vida diaria, su desempeño laboral y
deportivo, el uso y manejo de ayudas biomecánicas (silla de ruedas, soporte de mmii y
otros); mejorando al nivel máximo su musculatura, a la vez mediante este objetivo
modular el tono muscular.
TRATAMIENTO FISIOTERAPEUTICO DEL LESIONADO MEDULAR
La fisioterapia desarrolla la máxima capacidad funcional en pacientes con lesión
neurológica interviniendo en las disfunciones de la postura; utiliza estrategias kinésicas
para reeducar el movimiento basado en el control motor, plasticidad, aprendizaje motor
y a través del entrenamiento bien dirigido se logran cambios físicos funcionales.
La fisioterapia desde los años 1945 emplea métodos de reeducación en técnicas de
inhibición y facilitación del movimiento reflejo teniendo como fundamento la secuencia
del desarrollo psicomotor. En el Perú, la mayoría de los terapistas utilizan la terapia
basada en el uso de pesas-poleas para fortalecer musculatura residual y no tratan los
impedimentos que limitan las actividades, sin embargo, los antecedentes de
investigación concuerdan, en que no existe una metodología de tratamiento superior a
otra en el manejo funcional de la lesión medular(5).
Método facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP-KABAT)
De acuerdo a esta filosofía se conceptualiza la F.N.P. como un método integral que se
dirige a la globalidad del ser humano, no a un problema específico o a un segmento
corporal, el enfoque del tratamiento es siempre positivo, reforzando y empleando lo que
el paciente pueda hacer en un nivel físico y psicológico. La meta principal de la
facilitación neuromuscular propioceptiva es ayudar a los pacientes a alcanzar su nivel de
funcionalidad más alto. Se cree que este enfoque funcional positivo es el mejor camino
para estimular a los pacientes y lograr unos resultados de tratamiento superiores(6).
Principios neurofisiológicos del FNP
a. Post-descarga: prolongación del efecto de un estímulo tras el cese del mismo.
Si la fuerza y la duración del estímulo aumentan, la post-descarga también
aumenta.
b. Sumación temporal: una sucesión de estímulos débiles que ocurren en un breve
período de tiempo se combinan (sumación) para provocar excitación.
c. Sumación espacial: si se aplican estímulos débiles simultáneamente a zonas
diferentes del cuerpo, se refuerzan una a otra (sumación) para conseguir
excitación. La sumación temporal y espacial se pueden combinar para conseguir
una mayor actividad.
d. Irradiación: hay un desbordamiento y aumenta la fuerza de la respuesta. Sucede
cuando el número de estímulos o la fuerza de los mismos aumentan. La
respuesta puede ser de excitación o de inhibición.
e. Inducción sucesiva: un aumento de excitación de los músculos agonistas sigue
a una estimulación (contracción) de sus antagonistas. Las técnicas que emplean
la inversión de antagonistas hacen uso de esta propiedad.
f. Inervación recíproca (inhibición recíproca): la contracción de los músculos
está acompañada por la inhibición simultánea de sus antagonistas. La inervación
recíproca es un parte necesaria del movimiento coordinado(6).
Activación y fortalecimiento muscular de tronco mediante el método FNP
La actividad fuerte del tronco es fundamental para una buena función. El tronco es la
base que sustenta los movimientos de las extremidades. Por ejemplo, los músculos de
sostén del tronco se contraen sinérgicamente con los movimientos de miembro superior.
Esto es frecuente en lesiones de tipo neurológicos. Cuando el tronco es inestable, es
imposible el movimiento normal de las extremidades (7).
El fortalecimiento de los músculos del (e. tronco puede darse por diferentes entradas.
Cuello, mmss, cintura escapular (entrada craneal), tronco (e. lateral), mmii (e.
caudal).
CUELLO
Objetivos terapéuticos:

 El movimiento de cabeza y cuello ayuda a guiar los movimientos del tronco.


 La resistencia al movimiento del cuello proporciona irradiación para ejercitar los
músculos del tronco.
 Los patrones del cuello se puede tratar cuando se quiere tratar disfunciones en la
columna cervical y torácica directamente.
 La estabilidad de la cabeza uy el cuello es esencial para la mayoría de las actividades
diarias.
Movimiento diagonal
Los patrones del cuello incluyen los tres componentes de movimiento: flexión o extension
inclinación lateral y rotación. Un plano que pasa por la nariz, la barbilla, y del vértice de la
cabeza define el sentido adecuado del patrón.
El componente distal en los patrones de cuello es la columna cervical superior. A veces el
movimiento se denomina flexión corta del cuello o extension corta de cuello. El componente
proximal es la columna cervical inferior y la columna torácica superior hasta T6. A veces este
movimiento se cómo flexión larga de cuello o extension larga de cuello.
Los movimientos de la cabeza y de los ojos se refuerzan mutuamente. El rango de movimiento
del cuello se verá limitado si el paciente no mira en el sentido de movimiento de la cabeza. Para
guiar el movimiento de cuello se puede indicar al paciente un punto específico para mirar.
Inversamente, el movimiento de la cabeza en el sentido adecuado facilita el movimiento ocular.
Movimiento de la mandíbula
Se asocia con el movimiento de la cabeza sobre el cuello.
La apertura de boca y la flexión cervical superior se refuerzan mutuamente, al igual que
el cierre de la boca y la extension cervical superior.
La irradiación desde los patrones de flexión de cuello facilita la flexión del tronco, y
desde el patrón de extension del cuello se facilita la elongación del tronco. La rotación
completa de cuello facilita la inclinación lateral del tronco.
Las diagonales de flexión-extension de cuello son;
 Flexión con inclinación lateral derecha y rotación a la derecha, extension con
inclinación lateral izquierda y rotación a la izquierda.
 Flexión con inclinación lateral izquierda y rotación a la izquierda, extension con
inclinación lateral derecha y rotación derecha.

CINTURA ESCAPULAR
La escapula y la clavícula trabajan juntas como una unidad. El soporte principal de la
escapula es mejor con solo un punto de unión óseo al esqueleto axial en el manubrio.
La cintura escapular depende de la función muscular y de su capacidad para adaptarse a
la caja torácica subyacente. En su función normal no es una estructura de carga de peso.
Los patrones de escapula se activan (sea por movimiento o por estabilización) dentro de
los patrones de la extremidad superior, y todos los patrones de la extremidad superior y
los movimientos de la escapula se integran a la vez.
Aplicaciones
El ejercicio de la escapula es importante en el tratamiento del cuello, el tronco y las
extremidades. Los músculos de la escapula controlan o influyen en la función de las
columnas cervicales y torácicas. La función correcta de las extremidades superiores
requiere el movimiento y estabilidad de la escapula.
Objetivos terapéuticos
 Ejercitar la escapula independientemente para el movimiento y la estabilidad.
 Ejercitar los músculos del tronco utilizando el sincronismo para el énfasis y la
resistencia para la facilitación.
 Ejercitar actividades funcionales como rodar o voltearse
 Facilitar el movimiento y la estabilidad cervical (resistiendo el movimiento y la
estabilización escapular debido a que la escapula y el cuello se refuerzan
mutuamente).
 Facilitar el movimiento y la estabilidad del miembros superior (resistiendo el
movimiento y la estabilización escapular debido a que la escapula y los
músculos del miembro superior se refuerzan mutuamente).
 Tratar el tronco inferior indirectamente a través de la irradiación.
Procedimientos básicos
Movimiento diagonal; el patrón escapular se produce en dos diagonales: elevación
anterior-descenso posterior y elevación posterior-descenso anterior. El movimiento en
diagonales es un arco que sigue la curva del tórax del paciente. Cuando la escapula se
mueve dentro de la diagonal, el paciente no rolara hacia adelante o hacia atrás, ni rotara
alrededor de un segmento vertebral.
Imaginamos al paciente en decúbito lateral izquierdo, seguidamente imaginamos un
reloj que ubica las 12 en la cabeza, las 6 a los pies, el 3 en posición anterior y la 9 en
posición posterior. Trabajando con la escapula derecha, la elevación anterior será hacia
1 y el descenso posterior será hacia 7, la elevación posterior será hacia 11 y el descenso
anterior será hacia 5.
PATRONES BILATERALES DE MIEMBRO SUPERIOR
El trabajo bilateral de los miembros superiores permite usar la irradiación desde el
miembro superior más fuerte del paciente para facilitar los movimientos o músculos
débiles en el miembro superior afectado. Se puede usar cualquier combinación de los
patrones en cualquier posición. Trabaje con aquellos que ofrecen a usted y al paciente
aquellos que ofrecen a usted y al paciente la mayor ventaja en cuanto a fuerza y control.
Cuando se ejercita ambos miembros superiores al mismo tiempo siempre hay más
demanda de los músculos del tronco que cuando solo se ejercita un solo miembro
superior. Puede aumentar dicha demanda del tronco colocando al paciente en posición
de menor sujeción sentad, parado o arrodillado.
 Bilateral simétrico: flexión- abducción- rotación externa.
 Bilateral asimétrico: flexión- abducción -rotación externa (mmss derecho) y
flexión-aducción-rotación externa (mmss izquierdo).
 Bilateral simétrico reciproco: flexión- abducción- rotación externa con el
mmss derecho, extension-aducción- rotación interna con el miembro superior
izquierdo.
 Bilateral asimétrico reciproco: extension-aducción- rotación interna con el
miembro superior derecho, flexión –aducción -rotación externa con el miembro
superior externo.

TRONCO
El fortalecimiento de los músculos del tronco es tan solo una razón para usar los patrones de
tronco en el tratamiento del paciente.
 Al resistir los patrones del tronco inferior se proporciona irradiación para el
tratamiento indirecto del cuello y los músculos de la escapula.
 La continuación de los patrones de tronco superior ejercita las caderas del
paciente mediante movimientos de la pelvis sobre el fémur.
 La actividad del tronco resistida provoca la irradiación hacia las otras
extremidades. Por ejemplo, cuando se opone resistencia a las extremidades
superiores para la flexión y extension y flexión de tronco los miembros
inferiores del paciente trabajan como estabilizadores.

Movimiento diagonal
Los patrones de flexión y extension de tronco tienen los mismos tres componentes de
movimiento que los otros patrones: flexión o extension, inclinación lateral y rotación.
El eje de movimiento para los patrones de flexión y extension va aproximadamente desde la
apófisis coracoides a la espina iliaca anterosuperior contralateral. Los patrones de inclinación
lateral también tienen tres componentes. El énfasis en esta actividad se encuentra en la
inclinación lateral de tronco con acompañamiento de rotación y flexión o extension.
Se cree que la rotación afecta a la totalidad de los troncos superior e inferior, y no a los
segmentos individuales. Por lo tanto, la rotación izquierda del tronco superior consiste en el
movimiento de llevar el hombro derecho hacia el ilion izquierdo. La rotación izquierda del
tronco inferior lleva el ilion derecho hacia el hombro izquierdo.

Posición del paciente

El paciente puede estar en cualquier posición cuando ejercite los músculos del tronco.

 Decúbito supino; flexión, extension de tronco superior e inferior con inclinación lateral.
 Decúbito lateral; flexión y extension de tronco superior e inferior, inclinación lateral.
 Decúbito prono; extension de tronco superior, inclinación lateral.
 Sentado; flexión y extension de tronco superior, inclinación lateral de tronco superior
utilizando el cuello, irradiación desde el tronco superior hacia los movimientos del
tronco inferior y la cadera.
ACTIVIDAD DE COLCHONETA
El programa de ejercicios en la colchoneta permite que el paciente realice actividades
que incorporan movimiento y estabilidad. Van desde movimientos simples, como los
movimientos unilateral de escapula, hasta combinaciones complejas que requieran la
estabilización y movimiento, como gatear o andar de rodillas.
Las actividades se realizan en diferentes posiciones, por funcionalidad y para variar los
efectos de los reflejos o la acción de la gravedad.
Con todas las actividades funcionales, el paciente aprende cuatro etapas del control
motor;
1. Movilidad, capacidad de adoptar una posición e iniciar el movimiento.
2. Estabilidad, estabilizar una nueva posición estática y controlar la gravedad.
3. Control de la movilidad, ejecutar movimientos en una posición estable.
4. Habilidad, manipular el ambiente con una estabilidad proximal y dinámica.
Procedimientos básicos
El fisioterapeuta debe usar todos los procedimientos básicos para aumentar la capacidad
del paciente de trabajar eficazmente y con mínima fatiga. La aproximación promueve
la estabilización y compensación. La tracción y el estiramiento (estimulo o reflejo)
aumentan la capacidad de moverse. El uso de las presas y de la posición del cuerpo
adecuada permite al fisioterapeuta guiar el movimiento del paciente. La resistencia
aumenta y refuerza el aprendizaje de una actividad. Adecuadamente graduada, la
resistencia fortalece los movimientos más débiles. La resistencia a los movimientos
fuertes proporciona irradiación hacia los movimientos o músculos más débiles. El
sincronismo para el énfasis le ´permite al fisioterapeuta usar los movimientos fuertes
para para ejercitar los más débiles. Los patrones se usan en el momento adecuado para
mejorar el rendimiento de las actividades funcionales. Las órdenes deben ser claras y
describir el objetivo funcional: la estabilización o el movimiento.
Actividades en la colchoneta
En los tratamientos de colchoneta, se puede realizar actividades tanto en decúbito prono
como supino, aunque existen mucha duplicación de posiciones y actividades. Cuando
sea necesario se le deberá enseñar al paciente a estabilizar en cada nueva posición.
Las siguientes actividades no son las únicas, solo son una muestra; conforme trabaje con
el paciente encontrara muchas otras posiciones.
 ROLIDO
Objetivos terapéuticos:
 Capacidad del paciente para rolar.
 Movilizar el tronco Fortalecer los músculos del tronco
 Aumentar, la escapula, el tronco y la cadera.
 Normalizar el tono muscular.
El fisioterapeuta usa cualquier combinación de los movimientos de la escápula,
la pelvis, el cuello o las extremidades, que mejor facilite y refuerce los
movimientos deseados.

Fig. Uso de la escapula para el rolido. Hacia adelante con elevación anterior. Hacia atrás con descenso posterior.
Fig. Uso
Hacia de un brazo
adelante para rolido,
con descenso haciaHacia
anterior. adelante con
atrás extension-aducción,
con elevación posterior.hacia atrás con flexión- abducción

 DECUBITO PRONO SOBRE CODOS (APOYO EN ANTEBRAZOS)


El decúbito prono sobre codos es una posición ideal para ejercitar la estabilidad de la
cabeza, cuello y los hombros. En esta posición, los movimientos de cuello resistidos
pueden realizarse eficazmente y sin dolor. Los movimientos resistidos de hombro no
solo fortalecen el miembro superior, sino también a los músculos del hombro y la
escapula del mmss como también músculos faciales y de deglución.

Fig. Posición prona sobre los codos. Movimiento desde la


posición prona usando patrón de mmss resistido, desde
decúbito prono con facilitación de la escapula,
estabilización.
 SENTADO OBLICUO
Es una posición intermedia entre tumbado y sentad. Hay carga en mmss, mmii y
el tronco de un lado. El otro mmss se puede usar como soporte o para
actividades funcionales. Para ser funcional, el paciente debe moverse en esa
posición.
Esta posición es buena para ejercitar los patrones escapulares. El movimiento
mediante combinaciones reciprocas estimula la movilidad del tronco. Las
contracciones de estabilización de los patrones recíprocos promueven la
estabilidad del tronco.

 CUADRIPEDIA
En esta posición los pacientes pueden ejercitar el tronco, cadera, rodillas y
hombros. La capacidad de arrastrarse por el piso es una razón funcional para
desarrollar la actividad en esta posición.
Una de las técnicas de inversión de estabilización y estabilización rítmica para
ganar estabilidad del tronco y en las articulaciones de las extremidades. Oponer
resistencia a todos los movimientos basculantes usando la combinación de
isotónicos e inversiones dinámicas y una combinación de estas técnicas para
ejercitar los diferentes segmentos.

 ARRODILLADO
En esta postura se ejercitan tronco, cadera y rodillas, mientras los brazos están
libres y se utilizan como apoyo. Para aumentar la fuerza y estabilidad del tronco,
oponga resistencia en las escapulas y en la pelvis usando las inversiones de
estabilización, estabilización rítmica. Para aumentar la fuerza, la coordinación y
el recorrido del movimiento de las caderas y las rodillas, ejercite al paciente
haciendo que se mueva entre la posición de arrodillado y la de sentado oblicuo.
Con la combinación de isotónicos se ejercitan las funciones musculares
concéntricas y excéntricas.

 EJERCICIO SENTADO
Sentado con las piernas estiradas; esta posición es útil para las actividades de la
cama, como comer y vestirse. Se usan las técnicas de estabilización para
aumentar el equilibrio del paciente en esta posición. Como el paciente puede
sentarse en una colchoneta o en el suelo, es una posición segura para el trabajo
independiente del equilibrio. Esta posición también es buena para los ejercicios
que aumentan las fuerzas de brazos y de tronco. En esta posición todos los
ejercicios de fortalecimiento son apropiados.
 Sentado con rodillas dobladas; permite usar los brazos en otras actividades, los
pacientes necesitan controlar la mayor parte del tronco que les sea posible. Para
alcanzar objetos a distancia necesitan combinar la estabilidad del tronco con el
movimiento de tronco, cadera y brazos. . Los pacientes con problemas de
columna pueden aprender a estabilizar su espalda mientras mueven la cadera
cuando intentan alcanzar algo con sus brazos. Los ejercicios estáticos aumentan
la estabilidad del tronco y cadera; los ejercicios dinámicos aumentan el
movimiento de tronco y cadera. La resistencia a brazos fuertes proporciona
irradiación para la facilitación de músculos débiles del tronco y de la cadera. Si
se combinan las técnicas estáticas y dinámicas se facilita la capacidad del
paciente para combinar el equilibrio y el movimiento.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
1. Pérez R. Aspectos epidemiológicos de la lesión medular de la población del Centro
Nacional de Rehabilitación. 2008;9.

2. Lesiones medulares y discapacidad: revisión bibliográfica - Dialnet [Internet]. [citado 14 de


octubre de 2018]. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?
codigo=3306005

3. Lesión medular: Clasificación ASIA – Neurofuncion [Internet]. [citado 14 de octubre de


2018]. Disponible en: https://neurofuncion.com/lesion-medular-clasificacion-asia/

4. guia_practica_lm.pdf [Internet]. [citado 14 de octubre de 2018]. Disponible en:


http://www.isfie.org/documentos/guia_practica_lm.pdf

5. Cambios funcionales en las actividades cotidianas con el Tratamiento del Neurodesarrollo


en personas con lesiones medulares en un instituto nacional de rehabilitación [Internet].
[citado 14 de octubre de 2018]. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S1018-130X2013000400006

6. Pu-Alba.pdf [Internet]. [citado 15 de octubre de 2018]. Disponible en:


http://biblio3.url.edu.gt/Tesario/2012/09/01/Pu-Alba.pdf

7. Adler, Beckers, Buck. La facilitación neuromuscular propioceptiva en la práctica.3era


edición. Madrid-España (2008).