Está en la página 1de 9

Concentración de esfuerzos

En todos los análisis de distribución de esfuerzos dentro de los elementos cargados que se han hecho hasta
ahora, se ha supuesto que las secciones transversales de esos elementos son uniformes en todas partes. Sin
embargo, la mayoría de las piezas de una máquina real tienen secciones transversales variables. Por ejemplo,
a menudo los ejes se escalonan a diferentes diámetros para tomar en cuenta cojinetes, engranes, poleas,
etcétera. Cualquiera de estos cambios en la geometría de la sección transversal provocará concentraciones de
esfuerzos localizados.

NOTA: El análisis de esfuerzo La fi gura 2-34 muestra la concentración de esfuerzos generada por muescas
fotoelástico implica construir un y filetes en una barra plana sometida a un momento de flexión. La fi gura 2-
modelo físico de la parte en un tipo 34b ilustra los efectos del esfuerzo conforme se mide usando técnicas
especial de plástico transparente, fotoelásticas.
cargándolo en una parte y La fi gura 2-34c ilustra el modelo de un elemento fi nito (FEM) de una pieza
fotografiándolo con luz polarizada, lo con la misma geometría, y que está restringida y cargada del mismo modo
cual provoca que los esfuerzos se vean que el espécimen fotoelástico. Sus líneas presentan barras iguales de niveles
como “franjas” que describen la de esfuerzo. En los filetes donde el ancho de la parte se reduce de D a d, las
distribución de esfuerzo en la pieza. líneas de la franja y las isobarras del FEM indican un trastorno y una
concentración de esfuerzos con este cambio súbito de geometría. El mismo
efecto se observa cerca del extremo izquierdo alrededor de las dos
muescas.

Estos cambios geométricos se conocen a menudo como “elevadores de


esfuerzo” y se deberían eliminar o, por lo menos, minimizar hasta donde sea
posible en el diseño.
La cantidad de concentración de esfuerzos en cualquier geometría específica se denota por un factor de
concentración de esfuerzo geométrico Kt para esfuerzos normales, o bien, por Kts para esfuerzos cortantes.
El esfuerzo máximo en un incrementador de esfuerzo local se define entonces como:

(2.31)

donde σnom y τnom son los esfuerzos nominales calculados para la carga aplicada específica y la sección
transversal neta, suponiendo la distribución de esfuerzo, a través de la sección, que se obtendría con una
geometría uniforme. Por ejemplo, en la viga de la fi gura 2-34, la distribución del esfuerzo nominal es lineal
en la fibra externa, σnom = Mc / I. El esfuerzo en las muescas sería entonces de σ máx = Kt Mc / I.

Los factores Kt y Kts sólo toman en cuenta los efectos de la geometría de la parte y no consideran cómo se
comporta el material en presencia de concentraciones de esfuerzos. La ductilidad o fragilidad del material, así
como el tipo de carga, ya sea estática o dinámica, también afectan la respuesta a las concentraciones de
esfuerzo.

Concentración de esfuerzo bajo carga estática


Los MATERIALES DÚCTILES cederán localmente en los incrementadores de esfuerzos; mientras que el material
con menores esfuerzos, lejos de la discontinuidad geométrica, permanece por debajo del punto de fluencia.
Cuando el material cede localmente, ahí su curva de esfuerzo-deformación unitaria se vuelve no lineal y con
pendiente baja, lo cual previene el incremento más significativo de esfuerzos en ese punto. A continuación,
se muestra un ejemplo de una curva de esfuerzo-deformación para un material dúctil.

Conforme aumenta la carga, más material cede, sometiendo


a más área de la sección transversal al esfuerzo. Sólo cuando
la sección transversal completa se lleva al punto de fluencia,
la pieza continuará subiendo la curva σ-ε hasta la fractura.
Así, es común ignorar los efectos de la concentración de
esfuerzos geométrica en los materiales dúctiles con carga
estática. El esfuerzo para la sección transversal neta se
calcula como si la concentración de esfuerzos no estuviera
ahí. Sin embargo, la reducción en el área de la sección
transversal neta o en el momento de inercia de área debido
al material removido se toma en cuenta, produciendo así
mayores esfuerzos que para una parte de las mismas
dimensiones generales que no tiene muesca

Los MATERIALES FRÁGILES no cederán localmente puesto que no tienen un rango plástico. Por lo tanto, las
concentraciones de esfuerzos tienen un efecto sobre su comportamiento incluso bajo cargas estáticas. Una
vez que el esfuerzo en el incrementador de esfuerzos excede la resistencia a la fractura, se empieza a formar
una grieta. Esto reduce la disponibilidad del material para resistir la carga y también incrementa la
concentración de esfuerzos en la grieta. Entonces, la parte avanza rápidamente hacia la falla. De modo que,
para materiales frágiles bajo cargas estáticas, se debería aplicar el factor de concentración de esfuerzos para
incrementar el esfuerzo máximo aparente de acuerdo con la ecuación 2.31. A continuación, se muestra un
ejemplo de una curva de esfuerzo-deformación para un material frágil.
Materiales frágiles de fundición:
La única excepción para esto son los materiales fundidos frágiles que
tienden a presentar muchos rupturas y discontinuidades dentro de su
estructura, debido a las escamas de grafito en la aleación, o burbujas de
aire, material extraño, partículas de arena, etcétera, los cuales se
introdujeron en el material fundido en el molde. Estas discontinuidades
dentro del material crean muchos incrementadores de esfuerzos, los
cuales también están presentes en las muestras de prueba utilizadas para
establecer las resistencias básicas del material. Por lo tanto, los datos de
prueba publicados incluyen los efectos de la concentración del esfuerzo.
Se considera que la suma de los
aumentadores de esfuerzo
geométrico al diseño de la parte
aporta poco al efecto estadístico
general que ya posee el material. De
modo que el factor de concentración del esfuerzo geométrico con
frecuencia se ignora para materiales fundidos frágiles o para cualquier
material que tenga defectos distribuidos reconocidos en su interior. Pero
se debería aplicar a los esfuerzos en otros materiales frágiles.

Comparación gráfica entre un ejemplo de


carga dinámica y uno de carga estática.

Concentración de esfuerzo con carga dinámica


Los materiales dúctiles bajo una carga dinámica se comportan y fallan como si fueran frágiles. Entonces, sin
importar la fragilidad o ductilidad del material, el factor de concentración de esfuerzos se debe aplicar cuando
existen cargas dinámicas (de fatiga o impacto). Sin embargo, existen aún parámetros relacionados con el
material que hay que considerar. Mientras que todos los materiales se ven afectados por las concentraciones
de esfuerzos bajo cargas dinámicas, algunos materiales son más sensibles que otros. Un parámetro llamado
sensibilidad de la muesca q está definido para varios materiales y se utiliza para modificar los factores
geométricos Kt y Kts de un material determinado bajo carga dinámica.
Factores de concentración de esfuerzos

factores Kt y Kts

Resulta practico determinar la concentración de esfuerzos por un factor de esfuerzos geométrico Kt para
esfuerzos normales, o bien Kts para esfuerzos cortantes. mediante estos factores podemos determinar el
esfuerzo máximo en un incrementador de esfuerzo local de la siguiente manera

𝜎𝑚𝑎𝑥 = 𝐾𝑡 𝜎𝑛𝑜𝑚

𝜏𝑚𝑎𝑥 = 𝐾𝑡𝑠 𝜏𝑛𝑜𝑚

Prueba de la muestra

Donde 𝜎𝑛𝑜𝑚 y 𝜏𝑛𝑜𝑚 son los esfuerzos nominales calculados para la carga aplicada específica y la sección
transversal neta

Para obtener el esfuerzo nominal se supone una distribución de esfuerzos para el caso de una geometría
uniforme y puede ser para distintos tipos de solicitaciones mecánicas como flexión, tensión o torsión

Además, se toma en cuenta la sección transversal neta la cual se reduce entre más grande sea la muesca, se
usa d en vez de D

Cabe mencionar que los factores 𝐾𝑡 y 𝐾𝑡𝑠 solo toman en cuenta los efectos de la geometría en la parte y no
consideran como se comporta el material en presencia de concentraciones de esfuerzos.

También el factor 𝐾𝑡 se puede definir como el factor de concentración de esfuerzos teórico que es la
relación del esfuerzo local máximo en la región de la discontinuidad entre el esfuerzo nominal de la sección
neta

Es importante mencionar que 𝐾𝑡 es un factor valido para el rango de deformaciones elásticas del material y
debe ser modificado si los esfuerzos llegan a generar deformaciones plásticas.

Factor Kf

Los factores teóricos de concentración Kt dependen solo de la geometría del espécimen correspondiente. Si
todos los materiales fueran uniformemente homogéneos y estuvieran libres de superficies con marcas y
rayas podría justificarse usar Kt para cálculo de esfuerzos por fatiga. Sin embargo, los materiales no están
libres de defectos y pueden presentar en su superficie marcas o rayas. Las pruebas de fatiga han
demostrado que el factor teórico de concentración de esfuerzo raramente se obtiene (excepto para algunos
aceros de alta resistencia) en su lugar se utiliza un valor menor de Kt.

El factor es el factor de concentración de esfuerzos a la fatiga que se define como la relación de el del
esfuerzo efectivo de fatiga que realmente existe en la raíz de la discontinuidad entre el esfuerzo nominal de
fatiga calculado como si la muesca no tuviese un efecto de concentración de esfuerzo. Además, se puede
definir como como la relación de la fuerza de fatiga de un miembro sin muesca entre la fuerza de fatiga de el
mismo miembro con una muesca, es decir

𝑒𝑠𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑜 𝑒𝑓𝑒𝑐𝑡𝑖𝑣𝑜 𝑑𝑒 𝑓𝑎𝑡𝑖𝑔𝑎 𝑆𝑛(sin 𝑚𝑢𝑒𝑠𝑐𝑎)


𝐾𝑓 = =
𝑒𝑠𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑜 𝑛𝑜𝑚𝑖𝑛𝑎𝑙 𝑑𝑒 𝑓𝑎𝑡𝑖𝑔𝑎 𝑆𝑛 (𝑐𝑜𝑛 𝑚𝑢𝑒𝑠𝑐𝑎)

Los factores de concentración de esfuerzos se pueden determinar de diferentes formas, por ejemplo,
midiendo directamente las deformaciones, técnicas fotoelásticas, analíticamente aplicando la teoría de la
elasticidad, o mediante el uso de elemento finito. A continuación, se presentan algunas tablas de factores de
concentración de esfuerzos para geometrías y formas comunes de concentradores de esfuerzos.

Algunos ejemplos de factores de concentración de esfuerzos para geometrías y muescas comunes

Una viga sometida a carga axial


Viga con dos muescas sometida a momentos flexionantes

Placa con un barreno solicitada a tensión.


Diseño para eliminar la concentración de esfuerzos

Las fuerzas existentes a través de un material se pueden considerar análogas al flujo incompresible que pasa
por un tubo, si en un tubo se reduce de manera abrupta el área transversal por la cual pasa el fluido, este
incrementará su velocidad, algo similar sucede con el campo de fuerzas que existe cuando sea puntiaguda
una esquina o un contorno cambie su forma de manera abrupta, peor será la concentración de esfuerzo. Lo
mejor que se puede hacer es minimizar los efectos modificando de manera pertinente las formas.

En la siguiente imagen podemos observar que donde existen cambios de forma las lineas del campo de
esfuerzos tienden a estar mas juntas por lo que generan concentraciones de esfuerzos indeseables.

Retomando la analogía de un flujo de fluido, para evitar cambios de velocidad en el mismo se aerodinamiza
el interior de ellos, sucede algo similar con el diseño de elementos mecánicos pues dándoles la forma
adecuada se pueden mitigar estos efectos, a continuación, se muestran algunas maneras de reducir estos
efectos en piezas comunes:
Bibliografía:

Diseño de máquinas, teoría y práctica, Aaron D. Deutschman.

Mechanical design of machine elements and machines, Jack A. Collins.

Diseño de máquinas, Robert L. Norton.