Está en la página 1de 80

Arboles frutales

Ensamblado y compaginado por: “Capitán Beto”, año 2016

• El albaricoque

• El almendro

• El cacahuate

• El cerezo

• La chirimoya

• Fresón

• Kiwi

• Melón

• Piña

• Pistacho

• El cultivo del almendro

El albaricoque
1.MORFOLOGÍA Y TAXONOMÍA. Albaricoque

Familia: Rosáceas

Especie: Armeniaca vulgaris JUSS.

Origen: Asia (China) y África.

Planta: árbol que puede pasar de los 6 m de altura, en la región mediterránea con ramas
formando una copa redondeada. La corteza del tronco es pardo-violácea, agrietada; las
ramas son rojizas y extendidas cuando jóvenes y las ramas secundarias son cortas,
divergentes y escasas. Las yemas latentes son frecuentes especialmente sobre las ramas
viejas.

Sistema radicular: raíz principal vertical.

Hojas:.arrolladas cuando son jóvenes, lisas, brillantes, irregularmente dentadas, ovales,


algo acorazonadas en la base, de ápice acuminado, con el haz de color verde oscuro y
más pálidas en el envés. Peciolo largo, asurcado y glanduloso.
Flores: grandes, solitarias, con cáliz rojo y pétalos blancos o rosados. Aparecen en
primavera antes que las hojas.

Fruto: drupa globosa, amarilla y muy sabrosa. Piel más o menos anaranjada, teñida de
rojo en la parte expuesta al sol, recubierta de una finísima pubescencia y con un surco
muy marcado, que se extiende del pedúnculo a la parte opuesta. Pulpa más o menos
adherida al hueso, más o menos jugosa y perfumada.

2.REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS

Es un árbol bastante rústico, propio de climas templados, aunque resiste bien los fríos
invernales. Debido a lo temprano de su floración, puede sufrir por las heladas tardías en
las localidades frías. Exige calor estival para la completa madurez de la fruta. Es
resistente a la sequía. Se da mejor en exposiciones aireadas y soleadas de las mesetas y
colinas que en las llanuras. La mejor altitud para su cultivo es la de 200-500 metros.

En cuanto a suelo, es muy poco exigente pero prefiere los suelos cálidos, secos, ligeros y
profundos, no adaptándose a los suelos fuertes, fríos y húmedos. La permeabilidad del
subsuelo tiene una gran importancia en este cultivo, pues todo estancamiento de agua es
fatal para el albaricoquero. En tierras profundas toma un gran desarrollo y los frutos son
de buena calidad. En malas tierras (laderas secas), los árboles se desarrollan menos, pero
los frutos son más perfumados.

3.PROPAGACIÓN
Se propaga principalmente por injerto sobre los siguientes patrones:
- Franco: vegeta bien en suelos poco fértiles y cálidos. Resiste medianamente la caliza.
Tiene vegetación vigorosa y sistema radicular penetrante.
- Ciruelo San Julian: se adapta a suelos frescos y fuertes. Sistema radicular superficial.
- Ciruelo Mirabolano: se acomoda a casi todos los tipos de tierra. Sistema radicular
superficial.
- Ciruelo Reina Claudia: poco exigente en suelos. Sistema radicular superficial.
Almendro: suelos calizos y muy secos. Sistema radicular profundo. Es el pie más
apropiado para plantaciones de secano. La afinidad con al albaricoquero es muy elevada.

4. PRÁCTICAS CULTURALES
Marco de Plantación
Dependiendo del patrón y de la variedad las distancias entre plantas pueden oscilar entre
los 4 m y los 6 m.

Abonado
A título orientativo se muestra el siguiente abonado para las variedades Búlida, Moniquí,
Antón, Velázquez, Pepitos (160-200 árboles por hectárea), y Real Fino (270 árboles por
hectárea):

-Durante los cuatro primeros años, aportar las siguientes cantidades de abono (kg/árbol):
Sulfato amónico: 0,75-2.
Superfosfato: 0,75-2.
Sulfato de potasa: 0,60-1,5.
-A partir del quinto año el abonado puede ser el siguiente (kg/árbol):
Sulfato amónico: 2-5.
Superfosfato de cal: 2,6-6,5.
Sulfato de potasa: 2-5.
Las épocas de aplicación pueden resumirse de la siguiente forma:

-Para la variedad Búlida, en la labor de cava, pueden aplicarse de forma conjunta:


estiércol, superfosfato, potasa y 1/3 del abonado nitrogenado. El resto del abonado
nitrogenado (2/3) se aplicará tras la recolección.
Para las variedades Real Fino, Moniquí, Antón, Velásquez y Pepitos, en la labor de cava
se aportarán: estiércol, superfosfato y potasa. Después del cuaje, con la fruta bien
agarrada, se aplicará de 1/3 a 2/3 del abonado nitrogenado y tras la recolección, el resto
de dicho abonado.

Poda
Se le dará una formación más o menos libre o en vaso. El botón de flor se desarrolla
sobre la madera del año y con más frecuencia sobre la madera de dos o tres años para la
formación de ramilletes de mayo. Contrariamente a lo que sucede en el melocotonero, la
madera de dos o tres años es capaz de fructificar y, por lo tanto, no será necesario prever
su reemplazo anual. La poda tendrá pues como fin: mantener los brotes bastante cortos,
favorecer la brotación de las yemas de la base y su transformación en brindillas,
rejuvenecer los brotes cada tres, cuatro o más años mediante una poda corta.

Recolección
La recolección se realiza algunos días antes de la maduración e inmediatamente después
del completo enfriamiento se procede al transporte.

5. COSECHA
La fecha de cosecha se determina por los cambios en el color de fondo de la fruta, de
verde a amarillo. El color exacto entre verde y amarillo depende del cultivar. Los
albaricoques se deben cosechar cuando aún están firmes, debido a que son muy
susceptibles al magullamiento cuando se ablandan. La mayor parte de los cultivares de
albaricoques se ablandan rápidamente, volviéndose muy sensibles a las magulladuras y a
la pudrición subsecuente.

CALIDAD
Tamaño y forma de la fruta, y ausencia de defectos y pudriciones. La mayor aceptación por parte
del consumidor se logra con fruta de alto contenido de sólidos solubles (CSS) (>10%) y con una
acidez moderada (0.7-1.0%). Los frutos que tengan una firmeza de pulpa de 2-3 libras de presión
se consideran "listos para el consumo". Los cultivares de albaricoque se caracterizan por una tasa
alta de ablandamiento: 3 libras de presión por día a 20°C.
TEMPERATURA OPTIMA
Se recomienda de -0.5 a 0°C. La susceptibilidad de los cultivares al daño por
congelamiento depende del CSS, que puede variar entre 10 y 14%. El punto más alto de
congelamiento es de –1.0°C. HUMEDAD RELATIVA OPTIMA
90 a 95%
TASA DE RESPIRACIÓN

Temperatura °C mL CO2/ kg • h *
0 2-4
10 6-10
20 15-25
*
Para calcular el calor producido, multiplique mL CO2 / kg • h por 440 para obtener
BTU/ton/día o por 122 para obtener kcal/ton métrica/día.
TASA DE PRODUCCIÓN DE ETILENO
La tasa de producción de etileno aumenta con la maduración y con la temperatura de
almacenamiento [desde <0.1 µL/kg • h a 0°C hasta 4-6 µL/kg • h a 20°C para
albaricoques maduro-firmes, y más alta para albaricoques maduro-blandos].
EFECTOS DEL ETILENO
La exposición al etileno acelera la maduración (según lo reflejan el ablandamiento y los
cambios rápidos de color de verde a amarillo). Además, el etileno puede favorecer el
crecimiento de hongos que llevan a la pudrición.
EFECTOS DE LAS ATMÓSFERAS CONTROLADAS (AC)
Los beneficios principales de la AC durante el almacenamiento o el embarque son la
conservación de la firmeza y del color de fondo de la fruta. Se recomiendan condiciones
de AC de 2-3% O2 + 2-3% CO2 para obtener beneficios moderados; el grado de beneficio
depende del cultivar. La exposición a <1% O2 puede resultar en el desarrollo de sabores
desagradables y > 5% CO2 puede causar pardeamiento del tejido y pérdida del sabor.

FISIOPATÍAS
Descomposición Gelatinosa (Gel Breakdown) o Daño por Frío: este problema
fisiológico se caracteriza, en etapas tempranas, por la formación de zonas acuosas que
luego se ponen pardas. La degradación del tejido a veces es acompañada por un aspecto
esponjoso y la formación de gel. La fruta que se almacena entre 2.2 y 7.6°C tiene una
vida útil corta y pierde sabor. La vida útil también está relacionada con el cultivar.

6. ENFERMEDADES
Pudrición parda: causada por Monilinia fructicola, es la enfermedad postcosecha más
importante en el albaricoque. La infección comienza durante la floración. Las pudriciones
pueden ocurrir en precosecha, pero son más frecuentes en postcosecha. Son estrategias de
control la limpieza del huerto para minimizar fuentes de infección, las aplicaciones de
fungicida en precosecha y el enfriamiento inmediato de la fruta tras la cosecha.

Pudrición por Rhizopus: causada por Rhizopus stolonifer, ocurre frecuentemente en


frutas maduras o casi maduras a temperaturas de 20 a 25°C. Para combatir este hongo,
resulta muy efectivo enfriar la fruta y mantenerla a una temperatura inferior a 5°C.

El almendro

1. ORIGEN. Almendro
El almendro tiene su origen en las regiones montañosas de Asia Central. La proximidad
de las poblaciones silvestres naturales con centros de civilización en las montañas de
Asia Central hicieron posible su cultivo desde épocas remotas. La difusión a diferentes
países asiáticos se vio favorecida por el hecho de que la semilla era al mismo tiempo la
unidad de propagación y la parte comestible. De este modo se distribuyó por Persia,
Mesopotamia y, a través de rutas comerciales, por todas las civilizaciones primitivas.

El almendro se cultiva en España desde hace más de 2.000 años, probablemente


introducido por los fenicios y posteriormente propagado por los romanos, ya que ambos
lo hicieron motivo de comercio, como se ha comprobado por los restos hallados en naves
hundidas. Su cultivo se estableció al principio en las zonas costeras, donde sigue
predominando, pero también se ha introducido hacia el interior e incluso en las zonas del
norte, donde el clima no le es muy favorable.

2. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.


Dentro del mercado de los frutos secos la almendra ocupa sin duda el primer lugar tanto a
nivel internacional como a nivel nacional.

Su importancia se incrementa por la valoración de terrenos marginales, así como por las
industrias locales de productos derivados e incluso, por motivos ecológicos.

En los últimos años, se ha implantado la multiplicación del almendro mediante injertos y


de híbridos seleccionados, consiguiendo enormes mejoras en el rendimiento de las
cosechas, y desechando aquellas variedades con peores características tanto de
producción como de calidad del fruto. Por otra parte, la producción mundial de almendra,
ha crecido paulatinamente en los últimos años y actualmente Estados Unidos es el
principal país productor de almendras, seguido de España e Italia. Ante esta creciente
competitividad, dos factores se vuelven fundamentales en el cultivo del almendro, el
aumento de los rendimientos por superficie y el mantenimiento uniforme de la calidad.

Producción de
Países almendra año
2001 (toneladas)
Estados Unidos 385.550
España 257.000
Italia 105.000
Rep. Islámica
87.000
Irán
Marruecos 65.000
Túnez 60.000
República Árabe
47.487
Siria
Grecia 47.000
Turquía 45.000
Pakistán 32.000
Argelia 26.000
China 20.000
Australia 18.000
Chile 9.360
Portugal 8.000
Francia 4.500
Israel 4.098
Tayikistán 3.800
Croacia 3.300
Chipre 2.000
Jordania 2.000
Fuente: F.A.O.

3.TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA.
El almendro pertenece a la familia de las Rosáceas, cuyo nombre botánico es Prunus
amygdalus Basch.

Raíces: el sistema radicular está constituido por unas pocas raíces de mayor diámetro,
que se desarrollan en amplitud y profundidad. Las sucesivas ramificaciones a partir de
esas raíces principales originan todo un esqueleto de raíces de diámetro decreciente que
terminan en las más recientemente formadas, finas y tiernas, que constituyen en su
conjunto un sistema de gran longitud, integrado por raicillas, las cuales a su vez son las
que disponen de los pelos radiculares

Tronco: el tronco cuando es joven es liso, pasando a ser muy agrietado con el tiempo,
siendo este agrietamiento característico de esta especie. La corteza es verde, cuando el
árbol es joven, y marrón y grisácea cuando el árbol es adulto.

Órganos fructíferos: ramos mixtos, chifonas y ramilletes de mayo, que presentan yemas
solitarias. El de mayor importancia es el ramo de mayo.

Hojas: son de tipo lanceolado, largas, estrechas y puntiagudas, más pequeñas que las del
melocotonero, y más planas, de color verde intenso, aunque se observan diferencias
apreciables de color entre variedades. Los bordes son dentados o festoneados.

Flor: es pentámera con cinco sépalos, cinco pétalos con colores variables entre blanco y
rosado; estos pétalos pueden estar más o menos escotados centralmente, llegando incluso
a solaparse en algunas variedades.

Fruto: Drupa con exocarpo y mesocarpo correosos y endocarpo duro.

Semilla: La semilla es el producto de consumo; posee dos tegumentos envolventes


difícilmente separables, la testa y el tegmen, que inicialmente son verdosos, pasan a color
amarillo y de él a castaño claro y marrón, que va oscureciéndose con el tiempo; siendo un
buen índice de envejecimiento de la semilla.

Polinización: especie autoincompatible, por lo que requiere la polinización cruzada.


Deben colocarse polinizadores para obtener un elevado cuajado para que la cosecha sea
rentable. Un carácter notable es la xenia que se produce cuando tiene lugar la
fecundación cruzada con almendro salvaje (amargo), dando almendras amargas.

4. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO.


Diseño de plantación.
El diseño y el marco de la plantación no solo tienen en cuenta las condiciones ecológicas
y edafológicas; sino también el vigor de la variedad y del patrón, el nivel y tipo de
mecanización, el tipo de recolección y si la plantación se realiza en secano o en regadío.

Se emplean diversos marcos de plantación, estando los marcos tradicionales


comprendidos entre 7,5 x 5,5 y 6 x 3,5, con formación en vaso. En variedades poco
vigorosas pueden usarse marcos de plantación de 6x6 ó 6x5.

Preparación del terreno.


Primero se deben eliminar los restos de plantaciones anteriores y limpiar los restos de
monte bajo, ya que el almendro es muy sensible a la asfixia radicular y a los ataques de
diversos hongos de suelo.

A continuación se realiza un desfonde profundo (70-90 cm.), seguida de laboreos


cruzados, para favorecer el desarrollo de raíces y la entrada del agua de lluvia, además de
poder aplicar el abonado de fondo (20-40 t/ha de estiércol bien humificado para mejorar
la estructura del suelo) y algún herbicida de contacto.

Tras la preparación del terreno se procede al nivelado del mismo y seguidamente tendrá
lugar un abalancado para la posterior plantación. En laderas con poca pendiente se
recomienda plantar según las curvas de nivel.

Abonado.
El abonado ha sido tradicionalmente muy reducido en secano, realizándose sobre todo en
invierno y con aportación de nitrógeno durante el periodo vegetativo. En las plantaciones
modernas de regadío normalmente se sigue un plan de abonado.

Las extracciones aproximadas de N-P-K por tonelada de almendra son de 25 kg, 40 kg y


50 kg, respectivamente. Deben realizarse análisis foliares para evaluar la evolución de los
macro y micronutrientes más implicados en la productividad, ya que son frecuentes las
carencias de zinc y los problemas de boro, tanto por exceso como por defecto. Los
aportes de abono nitrogenado suelen llevarse a cabo en primavera y en otoño para la
floración del año siguiente. Se suele utilizar el sulfato amónico al 33,5 %, el superfosfato
de cal al 18 % y el cloruro potásico al 50 %.

*A continuación se muestra un calendario aproximado para zonas muy cálidas y diseñado


mediante fertirrigación:

-Enero:
1 al 15---Ácido fosfórico (54% P2O5)---150 g/árbol.
16 al 31---Sol. nitrogenada (32% N)---250 g/árbol.

-Febrero:
1 al 28---Nitrato potásico (13-0-46)---100g/árbol.

-Marzo:
1 al 15---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.
16-31---Nitrato amónico (33.5% N)---350 g/árbol.

-Abril:
1 al 30---Nitrato amónico (33.5% N)---350 g/árbol.

-Mayo:
1-31---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.

-Junio:
1 al 30---Nitrato amónico (33.5% N)---250 g/árbol.

-Julio:
1 al 31---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.

-Agosto:
1 al 31---Nitrato amónico (33.5% N)---150 g/árbol.

-Septiembre:
1 al 30---Sol. nitrogenada (32% N)---150 g/árbol.

-Octubre:
1 al 15---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.
16-31---Sol. nitrogenada (32% N)---200 g/árbol.

-Noviembre:
1 al 30---Ácido fosfórico (54% P2O5)---75 g/árbol.

-Diciembre:
1 al 31---Ácido fosfórico (54% P2O5)---150 g/árbol.

Fuente: Domingo M. Salazar y Pablo Melgarejo (2002).


Riego.
El almendro responde muy bien al riego, se ha comprobado que aumenta su producción,
doblándola con facilidad y regularizándola.

La mayoría de los almendros se cultivan en secano, pero las nuevas plantaciones son de
riego localizado y sin limitación de agua, pero algunas parcelas reciben solo riegos de
apoyo cuando la disponibilidad del agua lo permite.

En riego por goteo se estima un consumo medio de 3.000 m3/ha para conseguir una buena
producción.

El periodo de mayores requerimientos hídricos en el almendro es el comprendido entre el


inicio del engorde rápido de la almendra y las fechas en las que esta alcanza su longitud
definitiva; las necesidades disminuyen en los periodos anterior y posterior al señalado,
pero no por ello se debe suprimir el riego en su totalidad.

La reanudación de un volumen de riego normal 15-20 días antes de la recolección


favorece el desprendimiento de la corteza de la almendra.
Poda.
El cultivo tradicional solo recibía la poda de rejuvenecimiento cada cierto número de años. Los
planes de mejora han introducido nuevas técnicas de poda, además de recomendar variedades
poco exigentes en poda.

En la poda de formación se tendrá en cuenta el marco de plantación, la mecanización del cultivo


y la entrada en producción de la variedad elegida, así como el vigor y hábito de crecimiento de la
misma.

La poda de formación se suele realizar en vaso, pero también puede ser en espaldera.
Posteriormente se llevará a cabo una poda de regeneración ligera, eliminando la madera muerta,
las ramas mal erigidas y los chupones y se rebajarán los ramos mixtos a ramos de mayo.

5. Enfermedades.
-VERTICILOSIS (Verticillium dahliae Kleb.).
El síntoma más característico es la presencia en el interior de los tallos de manchas
necróticas de forma, tamaño y color variable, que se ponen claramente de manifiesto al
seccionar transversalmente o longitudinalmente una rama enferma. Estas manchas
pueden limitarse a simples puntuaciones o a manchas confluyentes en sectores o en
anillos en la zona vascular. El color de las manchas es claro y de contorno difuso en el
caso de un marchitamiento rápido y precoz; por el contrario, los ataques lentos presentan
manchas mucho más oscuras.

Control.
-Reducir la dosis y frecuencia de los riegos.
-Supresión de ramas afectadas cortándolas a unos 4 ó 5 cm. por debajo del punto en que
estas aparecen secas.
-No existe una lucha química eficaz para combatir la enfermedad.

-MONILIOSIS (Monilia laxa Aderh y Ruhl).


El daño se produce en la vegetac¡ón y en la producción cuando se presenta una elevada
humedad atmosférica.
Los síntomas pueden aparecer en las flores, hojas, frutos y brotes. Las flores son atacadas
en plena antesis y, rápidamente, destruidas y sustituidas por un amasijo del micelio. En
las ramas se presentan lesiones cancerosas (chancro). Inmediatamente después del ataque
de Monilia laxa, las hojas y los brotes presentan pequeñas áreas pardas de diverso
tamaño.

Control.
-Planificar la plantación, evitando las zonas de riesgo para esta enfermedad o emplear
variedades resistentes.
-Son importantes las intervenciones encaminadas a destruir las fuentes de conservación
del patógeno.
-La lucha va dirigida principalmente, a la destrucción de las fuentes de multiplicación del
hongo (frutos momificados, ramas con chancros, etc.).

El cacahuate

CACAHUETE
1. INTRODUCCIÓN
El maní o cacahuete es otra importante fuente de aceite vegetal en las zonas tropicales y
subtropicales.

Es nativo de la parte tropical de América del Sur, probablemente Brasil. Aun cuando
algunos países asiáticos, principalmente China e India, producen cerca de las dos terceras
partes de la cosecha mundial, en la actualidad el cacahuete es una fuente importante de
aceite para cocinar en los trópicos americanos, ocupando solamente el segundo lugar
respecto a la palma de aceite en África.

También se consumen grandes cantidades de frutos, tostados o cocidos y preparados en


un sinfín de formas.

La parte vegetativa se utiliza como forraje o ensilado para forraje.

La producción según el anuario estadístico de la FAO, en 1976, fue de 18 millones de


toneladas, producidas en 19 millones de hectáreas, con un rendimiento medio de 9,5
Qm/ha.

2.- CLASIFICACIÓN Y DESCRIPCIÓN BOTÁNICA


El cacahuete es un miembro de la familia de los chícharos, del género Arachis. Las
plantas con las cuales está relacionado, incluye muchas especies de importancia
económica y muchas otras con valor ornamental.

Arachis hypogaea L. es una planta anual herbácea, erecta, ascendente de 15-70 cm de


alto con tallos ligeramente peludos, con ramificaciones desde la base, que desarrolla
raíces cuando dichas ramas tocan el suelo.

Las hojas son uniformemente pinadas con 2 pares de folíolos; los foliolos son oblongos –
ovados u ovo – aovados de 4-8 cm de largo, obtusos, o ligeramente puntiagudos en el
ápice, con márgenes completos; las estípulas son lineares puntiagudas, grandes,
prominentes, y llegan hasta la base del pecíolo.

Las flores son ostentosas, sésiles en un principio y con tallos que nacen posteriormente en
unas cuantas inflorescencias cortas, densas y axilares. El tubo del cáliz es de forma
tubular. La corolas es de color amarillo brillante de 0k,9 – 1,4 cm de diámetro y el
estándar que es de tamaño grande frecuentemente presenta manchas moradas. Las alas
son libres de la quilla puntiaguda y de tamaño más grande. Los estambres son 9 y uno
diadelfo y en algunas ocasiones 9 y uno monoadelfo.

Después de que las flores han sido fertilizadas, el pedicelo verdadero se desarrolla en un
tallo o estaquilla de 3-10 cm de longitud que gradualmente empuja el ovario dentro del
suelo.

Las vainas se encuentran enterradas a 3-10 cm debajo de la superficie. Son de 1-7 cm de


largo, abultadas en su interior, y con una a 4 semillas, de color café amarillento, con
bordes prominentes reticulados y más o menos deprimidos entre las semillas. La testa es
de color rojo claro o rojo oscuro.

Se reconocen dos grupos principales de variedades, las de planta erecta y las de tipo
rastrero. Casi todas las formas que se cultivan comercialmente pertenecen al primer
grupo.

Algunas variedades como la Virginia, tienen vainas grandes y de paredes gruesas, en


tanto que otras, como por ejemplo la Española, tienen vainas pequeñas de paredes
delgadas con escasas semillas en su interior. La primera se cultiva para la producción de
aceite, forraje y consumo humano. La segunda generalmente no es de alta producción
siendo más difícil para descascarar, de tal manera que se utiliza principalmente para
tostarse o para cocerse.

En todas las áreas en donde se cultivan cacahuetes, se han obtenido variedades locales
adaptadas que incluyen tipos precoces y tardíos.
El hecho de que el cultivo de leguminosas enriquece el terreno ha sido conocido desde
antiguo, habiéndose derivado del mismo la técnica de alternar cultivos de año en año
siguiendo rotaciones en las que obligadamente interviene una leguminosa.

Este proceso de fijación de nitrógeno en el suelo es una consecuencia de un proceso


simbiótico entre la plantas y ciertas bacterias del género Rhizobium.

La cantidad de nitrógeno liberado por las bacterias radicícolas depende del suelo, de las
condiciones de cultivo, de la especie cultivada e incluso de la variedad.

Voandzeia subterránea (L) Thou, es otra especie de leguminosa que responde bajo la
denominación genérica de cacahuete. Es el llamado cacahuete malgache o guisante de
tierra. Se trata de una legumbre matosa, herbácea y anual, con tallos rastreros casi
enterrados, de 10 a 15 cm de longitud, pero que muestra unas características de
crecimiento variadas. Hay muchos tipos diferentes de cacahuetes malgaches, que se
clasifican en tipos abiertos o esparcidos, compactos o matosos e intermedios o semi –
matosos. La planta tiene una raíz compacta, bien desarrollada, que posee numerosas
raíces laterales que crecen hacia abajo en la parte inferior. Las raíces principales y
laterales forman una asociación con especies del género Rhizobium y forman pequeños
nódulos redondeados o lobulados. Los tallos, que se ramifican y tienen pelos, emergen –
en número de 10 a 120- de la superficie, poseyendo cada uno alrededor de 12
internódulos de los que salen alternativamente los botones de las hojas y las flores. Las
hojas son trifoliadas, el pecíolo está engrosado y su base puede ser de color rosa, púrpura
o verde – azulada según el tipo. Las hojillas son oblongas o lanceoladas, de 2,5 a 7,5 cm
de longitud y 0,8 a 3 cm de anchura. Las flores son típicamente papilonáceas y nacen de
los nódulos del tallo. Tienen pétalos blanco – amarillentos, amarillo fuerte o rojo
anaranjados, a veces, con estriaciones marrón rojizas, y pocos tienen los pétalos rosa
claro. Los de tipo matoso presentan autopolinización, mientras que los más espaciados la
tienen cruzada. Después de la floración el ginóforo se alarga y empuja al ovario hacia el
suelo, en donde se desarrollan una o más semillas (1,25-2,5 cm de diámetro) que pueden
ser redondas, ovales, duras o arrugadas.

Este cacahuete es originario de África tropical, pero actualmente se encuentra en Asia y


en zonas del Norte de Australia y sur y Centroamérica.

Kerstingiella geocarpa Harms, syn. Voandzeia geocarpa (Harms) A. Chev, es el


denominado cacahuete kersting. Esta es una planta herbácea anual, postrada. El tallo
principal tiene de 5 a 9 cm de largo, es hirsuto – pubescente o casi glabro, dependiendo
del cultivo y además posee numerosos estolones cortos y delgados, que se extienden
sobre el suelo o se entierran parcialmente en él. las hojas son trifoliadas, las hojillas
membranosas, más o menos redondeadas en sus extremos. La hojilla principal tiene una
longitud de 6-7,5 cm y 4-5 cm de ancho. Las flores son pequeñas, normalmente pares,
blancas o blanco – verdosas, teñidas algunas veces de púrpura. Después de la fertilización
el ovario es empujado fuera del cáliz hacia el suelo, en donde se desarrollan las vainas
con las semillas, de la misma manera que los cacahuetes. La vaina madura es
indehiscente, de 1-2 cm de largo y 0,7-1,0 cm de ancho, con la cáscara de color parecido
al papel y dividida por una constricción y un septo correspondiente en dos o, a veces, tres
nudosidades. En algunas formas puede ser simple, ligeramente curvada y glabra. Las
vainas contienen de 1 a 3 semillas (generalmente dos).

El cacahuete kersting se originó en las sabanas del Oeste de África, teniendo una zona de
cultivo muy restringida; está confinado a Malí, Alto Volta, Nigeria, Togo y Benin.

3.- CLIMA Y SUELO.


Los cacahuetes progresan bien en un clima cálido, ya que son susceptibles a las heladas.
La variación de temperaturas, altitud y necesidades de humedad, son semejantes a las que
requiere el maíz.

En general se cultivan desde una latitud norte de aproximadamente 40º a una latitud sur
de aproximadamente 40º. Requieren por lo menos de 4 meses para su madurez.

Las lluvias que se presentan a intervalos frecuentes durante el período de su desarrollo


vegetativo, son benéficas, pero pueden ser perjudiciales si se presentan cuando las vainas
se están desarrollando o madurando. En muchos países tropicales los cacahuetes se
siembran durante la estación de lluvias en suelo seco, o durante la estación de sequía en
suelos que pueden regarse, como por ejemplo en campos de arroz, en donde ya se ha
efectuado la cosecha. Sin embargo, si el suelo es demasiado húmedo se puede presentar
pudrición y constituir un problema serio (Pseudomonas solanacearum E. F. S.).

A diferencia de otras leguminosas, el cacahuete es muy particular en lo que respecta a sus


requerimientos del suelo. Este debe ser de estructura suelta, fértil , bien drenado, con alto
contenido en calcio, (pH superior a 7.0) así como en fósforo y potasio. Las plantas son
agotadoras, de tal manera que es necesario fertilizar los cultivos siguientes como parte de
una buena práctica de producción, lo cual se debe tener muy en cuenta en la selección de
los suelos para su cultivo.

4.- CULTIVO.
Los cacahuetes se siembran con espaciamiento de 30 a 40 cm en surcos separados de 40 a
50 cm. La capacidad de siembra es de 3 a 5 cm colocando 2 semillas en cada mata. En
forma aproximada se requieren entre 130 y 200 kg de semilla por hectárea.

La siembra se puede hacer a mano o usando una sembradora de tracción animal o


mecánica. El número de días que tarda la floración depende de la variedad y de la altitud
(o latitud) a la cual se siembra el cultivo aun cuando en general las plantas empiezan a
florecer profusamente después de 6 a 8 semanas.
Se deben eliminar las malas hierbas a intervalos frecuentes, para evitar la competencia
excesiva hasta que se inicia la floración. En seguida se sacan del campo todas las malas
hierbas y se forma bordo a las plantas hasta cerca de los botones florales. Muchos
productores forman bordo para las plantas más de una vez, con el objeto de hacer que se
extiendan y que cubran toda el área de crecimiento. Tan pronto como las flores producen
la estaquilla que va al suelo, se suspende toda clase de cultivos próximos a las plantas.
Después de que las flores aparecen, los frutos estarán listos para su cosecha en un tiempo
que dura de 8 a 10 semanas.

Los cacahuetes extraen tan grandes cantidades de fosfatos, potasio y calcio del suelo, que
es recomendable producir otro cultivo después de su cosecha, antes de que se vuelva a
sembrar cacahuete en el mismo campo.

Al preparar la tierra para la siembra se debe fertilizar con agua rica en materia orgánica
en el caso de que el cultivo anterior haya sido arroz, o con fertilizantes químicos. De
estos últimos es una práctica común aplicar de 225 a 350 kg de la mezcla 3-8-6 por
hectárea. También las aplicaciones de dolomita o caliza molida pueden ser benéficas,
especialmente en suelos con un pH cercano o menor de 7.0.

Respecto a los microelementos no existen referencias acerca de su utilización para el


abonado. Si existen en cambio referencias acerca de la toxicidad de algunos
microelementos como el cinc y cobre (Borkert et al, 1998).

Aunque no se realiza a nivel industrial, se han realizado algunos ensayos para cultivar
cacahuetes en cultivos sin suelo. Para ello se utilizó un cultivo hidropónico con
recirculación de la solución nutritiva. En este ensayo se realizaron dos variantes, un
cultivo hidropónico solo con solución nutritiva en recirculación, sin substrato base, y otro
cultivo con recirculación pero sin substrato alguno. Los resultados mostraron que la
utilización de substrato no mejoró los resultados del cultivo sin substrato, por lo que la
utilización de un substrato en cultivos hidropónicos de cacahuetes se mostró innecesaria
(Mackowiak et al, 1998).

Las malas hierbas pueden ser otro motivo de preocupación en las plantaciones de
cacahuetes. Estas se suelen combatir con herbicidas de preemergencia y post emergencia.
Así para el control del Amaranthus palmeri se pueden utilizar en post emergencia el 2, 4-
DB, controlando la plaga en tan solo 1 ó 3 años (Grichar et al, 1997; Grichar, WJ
(1997)).

El cerezo
Cerezas
1. ORIGEN
Las principales especies de cerezo cultivadas en el mundo son el cerezo dulce (Prunus
avium), el guindo (P. cerasus) y el cerezo "Duke", híbrido de los anteriores.

Ambas especies son naturales del sureste de Europa y oeste de Asia. El cerezo dulce tuvo
su origen probablemente en el mar Negro y en el mar Caspio, difundiéndose después
hacia Europa y Asia, llevado por los pájaros y las migraciones humanas. Fue uno de los
frutales más apreciados por los griegos y con el Imperio Romano se extendió a regiones
muy diversas.

En la actualidad, el cerezo se encuentra difundido por numerosas regiones y países del


mundo con clima templado.

2. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA
-Familia: Rosaceae.
-Género: Prunus.
-Especie: Prunus avium.

-Porte: árbol caducifolio que puede llegar a los 25 m de altura, con la corteza lisa,
anillada, de color marrón rojizo, que se desprende de anchas bandas transversales.
Presenta problemas de conducción, debido a la dominancia apical (ramifica muy poco),
que también se manifiestan en los tratamientos fitosanitarios, la recolección y cualquier
técnica que requiera el acceso a la planta.

-Hojas: simples, ovado-oblongas, acuminadas, de 7.5-12.5 cm de longitud y 3.5-5 cm de


altura, fasciculadas en el extremo de cortas ramillas. Margen irregularmente aserrado.
Haz glabro y envés más o menos pubescente. Pecíolo de 4-5 cm de longitud, con 2-3
glándulas rojizas cerca del limbo. Al caer las hojas adquieren una tonalidad rojizo-
anaranjada muy decorativa.
-Flores: blancas de 2-3 cm de diámetro que aparecen antes o al tiempo que las hojas.
Tienen 5 sépalos, 5 pétalos blancos, obovados, numerosos estambres y pistilo lampiño; se
agrupan en hacecillos sentados, a la manera de umbelas, en número de 2-6 , rodeados en
la base por una corona de brácteas y llevan cabillos muy largos (2-5 cm).

-Fruto: drupa de color rojo negruzco, globosas o con figura de corazón. El hueso es
globoso, casi liso.
-Órganos fructíferos: ramos mixtos, chifonas (son como ramos mixtos de menor vigor) y,
sobre todo, ramilletes de mayo que presenta varias yemas florales y una vegetativa, por lo
que la poda debe encaminarse hacia su producción.

-Polinización: especie fuertemente autoincompatible (se produce incompatibilidad polen-


pistilo). Normalmente se plantan polinizadores cada tres árboles en una de cada tres filas,
y se planta más de un cultivar de polinizador para garantizar el solape de la floración. Los
cerezos son polinizados por abejas.

3. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA


El cerezo tiene gran importancia en muchos países, por ser cada día mayor la demanda en
los mercados y por la industria conservera.

Los países de mayor producción son Rusia, Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia y
España .

En España el Valle del Jerte (Cáceres) es un área de producción tradicional, mientras que
el Valle de Ebro y la comunidad andaluza está aumentando la superficie de producción
rápidamente.

Es un fruto que tiene una excelente comercialización, por ser el primer fruto de hueso que
entra en el mercado. España ofrece un fruto de maduración precoz respecto a otros países,
realizando importantes exportaciones a los países europeos. La producción es muy
rentable, debido a los altos precios de venta y a que los costes no son muy elevados (el
mayor es el de la recolección, que supone el 50 %).

Su madera es pesada, dura, muy estimada en tornería y ebanistería, para la fabricación de


muebles, instrumentos y chapas. También hay que destacar su importancia como árbol
ornamental.
4. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS
El cerezo tiene una gran capacidad de adaptación a distintas áreas edafoclimáticas de la
zona templada. Se trata de una especie muy delicada en cuanto a climatología, aunque
tolerante al frío.
Puede cultivarse desde la mínima altura sobre el nivel del mar hasta los 500 m de altitud,
aunque su cultivo es más propio de situaciones más bajas, para poder garantizar la
cosecha.

Es uno de los frutales más resistentes a las bajas temperaturas invernales.


Las yemas florales durmientes mueren con temperaturas entre -22 y -35ºC. Las flores son
dañadas con temperaturas de -2ºC.

Requiere muchas horas-frío para la floración (900-1.800), de forma que florece muy
tarde, escapando a las heladas primaverales a las que es sensible. Presenta escasas
necesidades de unidades de calor para el desarrollo del fruto, que es muy rápido (100 días
desde la floración a la recolección), lo que le permite ser el primero en el mercado.

Es el único fruto de hueso no climatérico, por lo que si se recolecta con antelación, no


madura fuera del árbol. Prefiere inviernos largos y fríos y veranos cortos y calurosos pero
de noches frescas y primaveras templadas, pues a partir de la floración y del cuajado del
fruto un cambio brusco de temperatura puede comprometer la cosecha.

La exposición de las yemas a las altas temperaturas o a la radiación directa del sol
durante la inducción floral tiene como resultado la formación de pistilos dobles. Si ambos
pistilos de flores afectadas son polinizadas y los óvulos son fertilizados, los ovarios con
semillas se funden a lo largo de las suturas ventrales y se hacen dobles. Algunos
cultivares son más propensos a la duplicación que otros. El riego por aspersión cuando la
temperatura pasa de los 30ºC ha reducido el problema.

Cuando las precipitaciones toman valores próximos a 1.200 mm/año es posible su cultivo
sin llevar a cabo riegos, aunque el empleo de distintos patrones modifica los
requerimientos hídricos, pudiendo cultivarse tanto en secano como en regadío. También
hay que tener en cuenta los factores climáticos que afectan a las abejas para que se lleve a
cabo una correcta polinización.

Cuando las precipitaciones son excesivas durante la maduración del fruto puede
producirse su agrietado: el agua se mueve a través de las células epidérmicas y entran en
el mesocarpo por ósmosis. Las células del mesocarpo aumentan rápidamente de volumen,
provocando que la epidermis se estire, una vez que llegan a su límite de elasticidad se
raja. El cultivar Lambert es el más resistente al agrietado. Las pulverizaciones de calcio
solubles, orgánicas e inorgánicas, tiende a reducir el agrietado. El empleo de máquinas
removedoras de aire (como las utilizadas para controlar las heladas) para eliminar el agua
de la cavidad pedicelar de las frutas ha ayudado también a solucionar este problema.

Son preferibles los suelos con buen drenaje, ligeramente calizos, exposiciones con buena
iluminación y aireación, laderas suaves de montaña y secanos frescos. Entre los factores
edafológicos limitantes se encuentra la abundancia de suelos pesados y calizos con pH
elevado, que ocasionan problemas de clorosis y asfixia radicular.

Los cerezos francos prefieren suelos ricos y profundos. Si el suelo es arenoso y de escasa
profundidad es más apropiado el patrón Santa Lucía y en suelos pesados el guindo.
5. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO
Plantación
Las densidades de plantación puede oscilar entre 350-500 árboles/ha en secano y los 600-
900 árboles/ha en regadío.
Los marcos de plantación se diseñan en función del vigor de la planta (a mayor vigor
disminuye la densidad de plantación).
En el Valle de Jerte con patrones francos formados en vaso son frecuentes los marcos de
9 x 9, e incluso densidades más bajas.
Para los patrones Santa Lucía se suelen utilizar marcos reales de 6 x 6 y 7 x 7. Solo con
algunos guindos se pueden emplear marcos de 3 x 1, con formaciones en seto fáciles de
conducir al principio, apareciendo problemas posteriormente debido a la elevada
densidad.

Las estrategias a llevar a cabo para controlar el vigor son las siguientes: no abonar ni
regar en exceso, realizar un corte radical con sierra mecánica (topping) cuando superen
los 2,5 m de altura (aunque el árbol sufre mucho, sigue dando producción en las partes
bajas) y siempre que sea posible utilizar patrones que disminuyan el vigor de la variedad.

Abonado
Es uno de los frutales menos exigentes en fertilizantes.
En general, se prefiere reducir las aportaciones de nitrógeno y aumentar las de potasio,
sin embargo, como ocurre con la mayoría de los frutales, no parece necesitar grandes
aportes de fósforo.

Durante el periodo de formación se abonará a base de nitrógeno, fósforo y potasio en


forma equilibrada, y a partir de la entrada en fructificación, aumentar la dosis de fósforo
y potasio y reducir el nitrógeno.
Los fertilizantes fosfatados y potásicos se aplicarán a la caída de la hoja y los
nitrogenados antes de la entrada en vegetación.
Las clorosis férricas son frecuentes en suelos calizos, por lo que en dichas condiciones es
recomendable la utilización de patrones Santa Lucía y la aplicación de quelatos de hierro.

También son frecuentes las deficiencias de manganeso y zinc.

El aporte de calcio es frecuente para evitar problemas de agrietado, ya que reduce la


absorción de agua, aunque también se pueden llevar a cabo otras estrategias de forma
conjunta o independiente como son la selección de variedades tolerantes y la aplicación
de giberelinas para retrasar la maduración y poder escapar a las lluvias.

Balance nutricional de elementos minerales en hojas de cerezos


N P K Mg Ca Fe Mn B Cu

% p.p.m
2.95 0.25 1.67 0.68 2.09 203 150 50 57

Riego
Las necesidades hídricas del cerezo son muy inferiores respecto a la mayoría de las
especies frutales.
Dependiendo de la variedad y del patrón utilizados, puede cultivarse tanto en secano
fresco como en regadío, en este último cuidando no regar en exceso para evitar los
problemas de agrietado, con aportes de1.000-1.200 mm/año.
Los cerezos tienden a ser sensibles a cantidades excesivas de boro, cloruros, sodio y sales
totales en el agua de riego.
Los riegos deben suprimirse por completo poco antes de entrar el fruto en envero, ya que
de abusar de ellos puede provocar el agrietamiento del fruto.

Poda
Es una especie que en general responde muy mal a la poda de formación, ya que sufre
bastante. Lo normal es la formación en vaso o pirámide con forma más o menos libre,
siendo más adecuada la formación en pirámide debido a la tendencia apical del árbol y a
que el vaso suele retrasar más la entrada en producción.

El momento oportuno para la poda es tan pronto se haya despojado de las hojas, y en
último caso momentos antes de entrar en vegetación, ya que entonces cicatrizarán mejor
las heridas.

La poda de regeneración no debe ser muy intensa y debe favorecerse la formación


principalmente de ramilletes de mayo o de chifonas, mediante la reducción de ramos
mixtos vigorosos. El aclareo de frutos no resulta rentable.

En las nuevas plantaciones, se ha comenzado a difundir un nuevo sistema llamado "vaso


bajo" (Spanish bush): consiste en el descabezamiento inicial del plantón, en la primavera
de su primer verde, aproximadamente a unos 25-35 cm de altura con respecto al suelo.
Este corte provoca la emisión de varias ramas principales que mediante sucesivos
despuntes en verde, originan una copa de aspecto globoso. A continuación, se van
eliminando algunas ramas por aclareo suave para facilitar la iluminación y aireación del
árbol. También se realiza el arqueado de algunas ramas para inducir una mayor
fructificación.

En los años sucesivos, ya en plena producción, la poda es muy ligera, excepto en altura.
Mediante cortes mecánicos o manuales, realizados a finales de verano, se frena el
desarrollo del árbol y se limita su altura máxima a 2.5 m.

6. Enfermedades
-Cribado o perdigonada (Coryneum beijerinckii)
Las hojas aparecen cubiertas de pequeñas manchas circulares rojizas, que acaban
secándose, dejándolas cubiertas de pequeñas perforaciones. Las lesiones pueden
presentarse también en las ramas más jóvenes, en las que se observan pequeñas manchas
redondeadas y ligeramente deprimidas, de color rojizo en los bordes y gris en el centro.
Si los frutos son atacados precozmente, caen al suelo y, en su estado más avanzado
presentan necrosis puntiforme; la pulpa se seca hasta dejar desnudo al hueso.

Control.
-El tratamiento se realiza a la caída de las hojas empleando Ziram 76%, presentado como
granulado dispersable en agua, a una dosis de 0.25-0.35% ó Ziram 90%, presentado como
polvo mojable a una dosis de 0.20-0.30%.

-Moniliosis (Monilia laxa, Monilia fructigena)


Las flores atacadas se secan y se cubren de un moho gris muy fino. Los frutos próximos a
la madurez, si son atacados, se marchitan y se cubren de pústulas grisáceas y, finalmente
se secan. Las ramas también pueden ser atacadas y después de la infección acaban
secándose.

Control.
-El tratamiento se realizará empleando Ziram 76%, presentado como granulado
dispersable en agua, a una dosis de 0.25-0.35% ó Ziram 90%, presentado como polvo
mojable a una dosis de 0.20-0.30%.

-Virus del moteado de la hoja del cerezo (Cherry Mottle Leaf Virus)
Los síntomas consisten en una decoloración difusa, de color verde claro o blanquecina,
entre los nervios secundarios de la hoja. Las hojas afectadas desarrollan algunas veces
una forma irregular. Durante la primera parte del periodo de crecimiento, el contorno de
la hoja puede ser gravemente afectado.

Las infecciones establecidas hace tiempo pueden conducir a una atrofia grave y a una
pérdida de cosecha.

Control.
-Producir material libre de virus de fuentes infectadas mediante tratamiento de calor.
-Emplear patrones e injertos certificados libre de virus.
-Eliminar el material infectado en campo.

La chirimoya
Chirimoya
Las Anonáceas cultivadas son todas originarias de la zona intertropical de África y de
América. El chirimoyo es originario de Sudamérica, de la zona andina limítrofe entre
Ecuador y Perú, donde crece en altitudes comprendidas entre 1.400 y 2.000 m. Se han
desenterrado jarrones de terra-cotta modelados en forma de frutas de chirimoya, en
tumbas prehistóricas de Perú. Fue introducida a Oriente vía África, por los primeros
navegantes españoles.

Actualmente el chirimoyo se encuentra distribuido en casi todos los países con clima
subtropical.

2. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA
-Familia: Annonaceae.
-Género: Annona.
-Especie: Annona cherimola Mill.
-Porte: es un árbol pequeño de hasta unos 8 m de altura, de tronco corto y copa amplia
más o menos redondeada. Presenta ramificaciones bajas formando “faldones”. Las ramas
jóvenes están cubiertas de un fieltro de pelos grisáceos que a menudo toman un color de
herrumbre.
-Sistema radicular: superficial y ramificado, pudiendo originar dos o tres pisos o planos
de raíces a diferentes niveles, aunque poco profundos.

-Hojas: árbol caducifolio, pero en zonas con invierno suave se hace perennifolio o al
menos mantiene las hojas hasta la primavera siguiente (perennifolio facultativo). Hojas
ovales, en disposición alterna, con peciolo corto y nerviación regular, recubiertas por el
envés de una pelosidad aparente.

-Flores: solitarias o agrupadas en número de 2-3 en las axilas de las hojas del año previo
y hasta que no se cae la hoja esa yema no puede desarrollarse (está protegida por el
peciolo de la hoja). Presentan tres pétalos muy carnosos de color verde crema, poco
atractivos, que rodean un cono que contiene de 100 a 200 carpelos. Los estambres ocupan
la base del cono y los granos de polen van en tétradas.
-Fruto: Baya con numerosas semillas de color negro, ovoideas y brillantes. Es una
infrutescencia de color verde, que al madurar toma un color más cálido. Es un fruto
complejo, formado por la unión de los pistilos con el receptáculo, del tipo de los
denominados sincarpos. No se abre en la madurez y tiene pulpa blanquecina. Si el óvulo
no es fertilizado el carpelo correspondiente tiende a no desarrollarse, con lo que el fruto
se deforma.
-Órganos fructíferos: ramos mixtos, chifonas y ramilletes de mayo. El de mayor
importancia es el ramo mixto.

3. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN


GEOGRÁFICA

El chirimoyo es un frutal de escasa importancia a nivel mundial. A pesar de estar muy


distribuido se puede decir que su cultivo está poco difundido, existiendo de forma
comercial únicamente en Perú, España, Chile, Bolivia, Ecuador, Estados Unidos,
Colombia, Sudáfrica e Israel.

En España el consumo es significativo y toda la producción va destinada al mercado


nacional debido a la escasa resistencia del fruto al transporte.

Su expansión está muy limitada debido al número reducido de variedades comerciales


disponibles, que además concentran la producción en determinadas fechas y satura el
mercado.
Otra razón de su reducida difusión se debe a sus estrictas exigencias edafoclimáticas.

4. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS
Es un frutal de origen subtropical, por lo que prefiere un margen estrecho de condiciones
climáticas (sin grandes oscilaciones). No tolera las heladas, pues estas producen daños en
las hojas y en los frutos, siendo su zona óptima de cultivo aquella que se caracteriza por
una ausencia total de heladas. El factor más limitante son las bajas temperaturas que
redundan en una falta de cuajado; si las temperaturas son inferiores a -13ºC producen
manchas negras en la piel y en la pulpa del fruto.

Los vientos secos y las altas temperaturas en floración disminuyen el cuajado (seca los
estigmas y disminuye la población de Orius, principal agente polinizador), pudiendo
influir también negativamente en el anclaje, debido por un lado al sistema radicular
superficial y a la copa tan voluminosa que forma.

El chirimoyo produce mal en zonas con temperaturas máximas superiores a 30ºC en


verano, influyendo negativamente en el cuajado del fruto y en el crecimiento del árbol,
pudiendo ocasionar quemaduras en hojas y frutos muy expuestos al sol.
En zonas con temperaturas cálidas y humedades relativas elevadas (áreas costeras) el
cuajado natural es suficiente para la rentabilidad del cultivo sin llevar a cabo la
polinización artificial aunque actualmente ésta se realiza de forma mayoritaria.

Le van bien los suelos ligeros, profundos, provistos de materia orgánica, bien drenados y
que permitan una buena aireación de las raíces; vegetando muy difícilmente en suelos
duros, compactos, arcillosos e impermeables.

El pH óptimo está comprendido entre 6,5 y 7,5 y con contenidos en caliza total inferiores
al 7%, aunque se han dado casos de deficiencias de calcio.

5. PROPAGACIÓN
Se lleva a cabo mediante injerto sobre patrón de semilla procedente del mismo cultivar
que se va a utilizar como variedad. El más extendido es el injerto inglés (injerto de bisel)
sobre semilla de Fino de Jete, aunque en ocasiones se prefiere el injerto de púa
empleando los chupones, para obtener mayor estabilidad. En otros países es frecuente el
injerto sobre otras especies del género Annona, como Annona reticulata, que da
prendimientos del 90%. El estaquillado y la micropropagación no han alcanzado el éxito
comercial.
No son recomendables los sistemas de injerto a púa sencilla o doble.

6. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO


Preparación del terreno
Antes de la plantación se preparará el terreno aplicando estiércol para mantener la
fertilidad del suelo y favorecer la penetración y expansión de las raíces.

Los hoyos de plantación tendrán una profundidad mínima de 70 cm. La capa de estiércol
se colocará en el fondo y se cubrirá con otra de tierra para que no entre en contacto con
las raíces.
Marcos de plantación
Se recomiendan marcos de 7 x 7 y 9 x 9, aunque también se puede con marcos más
densos de 7 x 4 para llevarlos a 7 x 8 mediante aclareo.

Abonado
Normalmente se emplean complejos N-P-K variables desde 0,250 kg por plantón a 5 kg
por planta adulta, con altos requerimientos en nitrógeno.
Los suelos con carencia de potasio, producen en los árboles márgenes foliares con
decoloraciones que evolucionan a necrosis. En este caso las dosis de abonado serían:
• 120 U.F. N/ha.
• 500 U.F. K2O /ha.
El nitrógeno se aplicará en forma de sulfato amónico, mediante el riego y el potasio, la
mitad en forma de nitrato potásico, mediante el riego y la otra mitad en forma de sulfato
potásico, de forma manual, en invierno.
Riego
Debido a la gran evapotranspiración de la masa foliar requiere regulares riegos; después
de cada uno de ellos es preciso dar una ligera labor para romper la costra originada por la
presión de las aguas.

Tradicionalmente se realiza el riego a manta con una frecuencia quincenal y descanso en


invierno, aunque se recomienda el riego localizado con microaspersores que cubran el
30-40 % del suelo a razón de 25 litros por hora.

Malas hierbas
Es frecuente el laboreo con vertedera, aunque lo recomendable es el “no laboreo”, ya que
las raíces son superficiales y muy susceptibles a Phytophthora.

En los últimos años se están extendiendo las técnicas de no cultivo, con la utilización de
herbicidas de contacto o sistémicos: Terbumetona 25% + Terbutilazina 25%, presentado
como suspensión concentrada (fluido concentrado) a una dosis de 4-5 l/ha.

Poda
Es un planta muy competitiva por la luz para la producción, que se concentra en las
faldas, por lo que es conveniente la poda de formación. Se emplean formas bastante libres
con ligera semejanza al vaso, abriendo el centro a la luz, dándole un porte llorón. Existen
otros sistemas de formación más sencillos de realizar en evaluación, intentando además
facilitar la polinización artificial y la recolección. Tras la recolección se procede a la
eliminación de chupones.

Actualmente se están modificando las técnicas de poda, lo que permite mantener el árbol
a una altura inferior a 2.5 metros.

La polinización manual permite eliminar muchas ramas en la poda, para asegurar el


cuajado en las que quedan. En el caso de efectuar una polinización natural una poda
rigorosa sería peligroso, pues la cosecha se puede reducir a menos de la mitad.

7. Enfermedades
-Podredumbre del cuello (Phytophthora cinnamomi)
Este hongo penetra principalmente a través de heridas en la raíz, dando lugar al
necrosamiento de las mismas. El árbol adquiere un aspecto clorótico generalizado.

Control.
-Se recomienda el no laboreo (para no dañar las raíces) y el evitar la entrada de material
de suelo y agua infectados.
-El control químico se lleva a cabo con Oxido fosforoso.

-Podredumbre radicular (Armillaria mellea)


Los árboles viejos plantados en suelos mal drenados sufren fuertes ataques de Armillaria,
dando lugar a clorosis foliar y defoliaciones, produciendo una disminución del vigor.
Ocasiona la muerte de las raíces, apareciendo un micelio blanco sobre las mismas y setas
sobre la base del tronco.

Control.
-El tratamiento de las enfermedades del sistema radicular es difícil; pudiéndose emplear
productos como Captan y Maneb en dosis de 100 g/m2.

-Otro método de control es descubrir las raíces afectadas, rascar las partes enfermas y
enterrarlas, aplicando a su vez un fungicida.

-Es eficaz la lucha biológica empleando Trichoderma viride debido a sus propiedades
antagonistas respecto a A. mellea, ya que reducen el inicio y crecimiento de los
rizomorfos subterráneos pero éste método de lucha ésta ligado al pH del suelo y a la
persistencia de sustratos orgánicos que permitan un desarrollo de otros organismos
competidores ya instalados.

Fresón

Fresón
Las ventajas de la provincia de Huelva en el cultivo del fresón, reconocidas por
especialistas mundiales, explican en gran parte el extraordinario auge del sector fresero
de esta provincia.

En concreto, se dan en la zona sur de Huelva unas condiciones de suelo, clima, así como
la disponibilidad de agua de buena calidad, que han provocado una gran expansión de
dicho cultivo. Este proceso ha ido acompañado asimismo de un nivel de tecnicidad
elevado, estructuras de distribución y dinamismo comercial, que han llevado a convertir a
la fresa en el cultivo rey de la provincia.
Actualmente, en Huelva se producen unas 150.000 tm de fresón al año, lo que representa
más del 65% de la producción nacional de esta fruta, con una contrastada calidad y sobre
todo, en unas fechas en las que no tiene competencia tanto en el mercado interior, como
en el resto de Europa.

Este desarrollo ha ocasionado el despegue de una región muy deprimida


económicamente, generando 3,5 millones de jornales al año, y manteniendo a una gran
cantidad de pequeños agricultores.

Se trata de una tecnología punta, muy absorbente en mano de obra, hecho que viene
siendo extraño en la agricultura actual.

Casi la mitad del fresón producido en Huelva se dirige a la exportación, Francia, que
absorbe un 33% del volumen exportado por España, y Alemania, con un 32%, son los
mejores clientes, al tiempo que otros países como Reino Unido, Bélgica, Holanda, Suiza,
Austria e Italia demandan también fresón onubense temprano y de alta calidad.

2. DESCRIPCIÓN DE LA ZONA FRESERA DE HUELVA

El desarrollo tan extraordinario del cultivo del fresón en la provincia de Huelva, así como
de una fruticultura y horticultura intensiva cada vez más importantes en la región, es
consecuencia directa de unas condiciones naturales idóneas, amén de otros factores, que
se dan en la zona.

Localización geográfica.
Situada al Sur Oeste de la península Ibérica, Huelva está limitada al norte por la provincia
de Badajoz, al este por la de Sevilla, al oeste por Portugal y al sur por el océano
Atlántico.

La zona costera se extiende entre las desembocaduras de LOS RÍOS Guadalquivir y


Guadiana, con más de 100 km de longitud, 108.000 has y 5.000 explotaciones agrarias en
total, constituye el núcleo de producción del fresón y de la horticultura intensiva
onubense.

Clima
La provincia goza de un clima mediterráneo subtropical, clasificado como templado
cálido, más Continental hacia el norte y con influencias marítimas en el Litoral.

La temperatura media anual es de 18 ºC, variando las medias mensuales entre los 25 ºC
para el mes más cálido y 11 ºC para el más frío. Las temperaturas mínimas
excepcionalmente bajan de 0 ºC, lo que confiere una ausencia casi total de heladas.

Huelva cuenta con más de 3.000 horas de luz anuales, lo que la convierte en la provincia
española peninsular con mayor índice de insolación anual, junto a Almería.
En cuanto a la pluviometría, aunque muy variable de un año a otro, puede estimarse entre
500 y 700 mm anuales. Estos valores pueden diferir no obstante de una zona a otra de la
provincia, llegándose a alcanzar los 800-1.200 mm en la comarca Sierra, situada al norte.

Áreas productoras.
Podemos distinguir 3 zonas productoras en la provincia de Huelva. La primera, conocida
como Comarca Litoral comprende los municipios de Moguer, Palos de la Frontera,
Lucena del Puerto y Almonte, representa la zona pionera del cultivo en la provincia.

El segundo núcleo, al Oeste del primero, se compone de los municipios de Lepe, Cartaya,
Isla Cristina y Villablanca, ha registrado una progresión muy importante en los últimos
años, es normalmente conocido como comarca Costa.

Un tercer foco de expansión de cultivo lo constituye la comarca Campiña, compuesta por


Rociana, Bollullos Par del Condado, Palma del Condado, Villalva, Bonares y Niebla.

3. Taxonomía.
Las fresas y los fresones pertenecen a la familia Rosaceae y al género Fragaria.

Descripción botánica.
La planta de fresón es de tipo herbáceo y perenne. El sistema radicular es fasciculado, se
compone de raíces y raicillas. Las primeras presentan cambium vascular y suberoso,
mientras que las segundas carecen de éste, son de color más claro y tienen un periodo de
vida corto, de algunos días o semanas, en tanto que las raíces son perennes. Las raicillas
sufren un proceso de renovación fisiológico, aunque influenciado por
factores ambientales, patógenos de suelo, etc., que rompen el equilibrio. La profundidad
del sistema radicular es muy variable, dependiendo entre otros factores, del tipo de suelo
y la presencia de patógenos en el mismo. En condiciones óptimas pueden alcanzar los 2-3
m, aunque lo normal es que no sobrepasen los 40 cm, encontrándose la mayor parte
(90%) en los primeros 25 cm.

El tallo está constituido por un eje corto de forma cónica llamado “corona”, en el que se
observan numerosas escamas foliares.

Las hojas aparecen en roseta y se insertan en la corona. Son largamente pecioladas y


provistas de dos estípulas rojizas. Su limbo está dividido en tres foliolos pediculados, de
bordes aserrados, tienen un gran número de estomas (300-400/mm2), por lo que pueden
perder gran cantidad de agua por transpiración.

Las inflorescencias se pueden desarrollar a partir de una yema terminal de la corona, o de


yemas axilares de las hojas. La ramificación de la inflorescencia puede ser basal o distal.
En el primer caso aparecen varias flores de porte similar, mientras que en el segundo hay
una flor terminal o primaria y otras secundarias de menor tamaño. La flor tiene 5-6
pétalos, de 20 a 35 estambres y varios cientos de pistilos sobre un receptáculo carnoso.
Cada óvulo fecundado da lugar a un fruto de tipo aquenio. El desarrollo de los aquenios,
distribuidos por la superficie del receptáculo carnoso, estimula el crecimiento y la
coloración de éste, dando lugar al “fruto” del fresón.

Cultivares de fresón.
Desde un punto de vista agronómico; los cultivares de fresón se pueden clasificar en tres
grupos: reflorecientes o de día largo, no reflorecientes o de día corto, y remontantes o de
día neutro. La floración en los dos primeros casos se induce por un determinado
fotoperiodo, mientras que este factor no interviene en el tercero. En cualquier caso, no
sólo influye el fotoperiodo, sino las temperaturas u horas de frío que soporta la planta.

Variedades.
Se conocen en el mundo más de 1.000 variedades de fresón, fruto de la gran capacidad de
hibridación que presenta la especie.

En la provincia de Huelva la variedad californiana Camarosa ha desplazado totalmente a


las europeas, ocupando un 98 % de la superficie dedicada a la fresa, y todo ello gracias a
su mayor productividad, precocidad, calidad y adaptación a las condiciones
agroclimáticas onubenses. Ésta es una variedad de día corto, originada en lla Universidad
de California, que requiere de licencia para su multiplicación y los productores tienen que
pagar un Royalty. Presenta un fruto grande, muy precoz, de color rojo brillante
externamente , interior muy coloreado y de buen sabor y firmeza. Se recomienda una
densidad de plantación de 5 plantas/m2.

El 2 % restante, se reparte entre las variedades de día corto Tudla, Oso Grande,
Cartuno y Carisma.

Tudla se caracteriza por su buena aptitud para el transporte, así como su resistencia a la
clorosis férrica, por lo que resulta muy útil en las pequeñas áreas de la zona oeste en las
que se presentan problemas locales de aguas salinas. La planta es vigorosa, de follaje
erecto, producción precoz, frutos grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso,
tanto externa como internamente. Su productividad es elevada y se adapta bien tanto a la
plantación con planta fresca en zonas cálidas, como a la plantación con planta
frigoconservada en zonas de invierno frío.

Oso Grande: variedad californiana, cuyo inconveniente es la tendencia del fruto al


rajado. No obstante presenta buena resistencia al transporte y es apto para el mercado en
fresco. De color rojo anaranjado, forma de cuña achatada, con tendencia a aparecer
bilobulado, calibre grueso y buen sabor. La planta es vigorosa y de follaje oscuro. En
zonas cálidas bajo protección de plástico, se recomienda trasplantar con plantas
producidas en viveros de altitud durante octubre para la producción a finales de invierno.
En zonas de invierno frío, el trasplante se realiza durante el verano para la producción en
el año siguiente a principios de primavera. Se aconseja una densidad de plantación de 6-7
plantas/m2, colocadas en caballones cubiertos de plástico, con riego localizado y líneas
pareadas.

Cartuno: fruto de forma cónica perfecta, con calibre uniforme, color rojo brillante, sabor
azucarado, ligeramente más precoz que Oso Grande, con curva de producción
homogénea durante toda la campaña. Bien adaptada a plantaciones de otoño y de verano.
Resistente a la clorosis férrica. La planta es vigorosa, de follaje importante, con flores
destacadas del mismo.

Carisma: variedad muy vigorosa y rústica, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y
climas, precoz y muy productiva. El fruto es es de forma cónica, a veces acostillada, de
gran tamaño y color rojo suave. Se recomienda para plantación en otoño como planta
fresca y en verano como planta frigoconservada.

Fisiología del desarrollo.


Etapas para una variedad no refloreciente, como son las habitualmente cultivadas en
Huelva.

*Verano: período con influencia de días largos y temperaturas elevadas, la planta crece y
se multiplica vegetativamente por emisión de estolones.

*Otoño: con incidencia de días cortos y temperaturas descendentes, se da una


paralización progresiva del crecimiento, con acumulación de reservas en las raíces.
Comienza la iniciación floral y la latencia de la planta.
*Invierno: período de días cortos y bajas temperaturas en el que se produce una
paralización del crecimiento, hasta que la planta acumula el frío necesario y sale de la
latencia.

*Primavera: con la elevación de las temperaturas y el alargamiento progresivo de los


días, aparece una reanudación de la actividad vegetativa, floración y fructificación,
aumentando con la longitud del día.

En latitudes como las de Huelva, este comportamiento, este comportamiento varía


notablemente debido a la suavidad de las temperaturas invernales. Este hecho permite
una actividad vegetativa casi ininterrumpida a lo largo de todo el año. Los factores
limitantes del crecimiento resultan ser entonces el fotoperiodo y las altas temperaturas
estivales.

No obstante, el fresón necesita acumular una serie de horas frío, con temperaturas por
debajo de 7 ºC, para dar una vegetación iy fructificación abundante. Este requerimiento
en horas frío, muy variable según los cultivares, no suele satisfacerse totalmente en las
condiciones climáticas onubenses. Ello obliga a desarrollar las plantas en latitudes altas,
de forma que una vez acumulada la cantidad de frío necesaria para cada cultivar, dichas
plantas son trasladadas al litoral onubense para fructificar y producir.

Es muy importante determinar el frío requerido por cada variedad, debido a que
insuficiente cantidad del mismo origina un desarrollo débil de las plantas, que dan frutos
blandos y de vida comercial reducida. Un exceso de frío acumulado, por otra parte, da
lugar a producciones más bajas, un gran crecimiento vegetativo y la aparición de
estolones prematuros.

4. ABONADO.
El fresón es una planta exigente en materia orgánica, por lo que es conveniente el aporte
de estiércol de alrededor de 3 kg/m2, que además debe estar muy bien descompuesto para
evitar favorecer el desarrollo de enfermedades y se enterrará con las labores de
preparación del suelo. En caso de cultivarse en suelos excesivamente calizos, es
recomendable un aporte adicional de turba de naturaleza ácida a razón de unos 2 kg/m2,
que se mezclará en la capa superficial del suelo con una labor de fresadora. Se deben
evitar los abonos orgánicos muy fuertes como la gallinaza, la palomina, etc.
Como abonado de fondo se pueden aportar alrededor de 100 g/m2 de abono complejo 15-
15-15.

En riego por gravedad, el abonado de cobertera puede realizarse de la siguiente forma: al


comienzo de la floración, cada tercer riego se abona con una mezcla de 15 g/m2 de
sulfato amónico y 10 g/m2 de sulfato potásico, o bien, con 15 g/m2 de nitrato potásico,
añadiendo en cada una de estas aplicaciones 5 cc/m2 de ácido fosfórico. De este modo,
las aplicaciones de N-P-K serán las siguientes:

20 g/m2 de nitrógeno (N).


10 g/m2 de anhídrido fosfórico (P2O5).
15 g/m2 de óxido de potasa (K2O).

Posteriormente, aproximadamente 15 días antes de la recolección, debe interrumpirse el


abonado.
En fertirrigación, el aporte de abonos puede seguir la siguiente programación:
-Aplicar en abonado de fondo unos 100 g/m2 de abono complejo 15-15-15.
-Regar abundantemente en la plantación.
-A continuación y hasta el inicio de la floración, regar tres veces por semana, aportando
las siguientes cantidades de abono en cada riego:

0,25 g/m2 de nitrógeno (N).


0,20 g/m2 de anhídrido fosfórico (P2O5).
0,15 g/m2 de óxido de potasa (K2O).
0,10 g/m2 de óxido de magnesio (MgO), en caso necesario.
-A partir de la floración y hasta el final de la recolección, regar diariamente, abonando
tres veces por semana con las siguientes cantidades:
0,30 g/m2 de nitrógeno (N).
0,30 g/m2 de óxido de potasa (K2O).
Dos veces por semana se aportará fósforo, a razón de 0,25 g/m2 de anhídrido fosfórico
(P2O5).
En caso de escasez de magnesio en el suelo, aplicar una vez porseman 0,10 g/m2 de
óxido de magnesio (MgO).

5. PLAGAS Y ENFREMEDADES
Thrips (Frankliella occidentalis).
Dañan con su estilete las flores y los frutos, llegando a deformarlos como reacción a su
saliva tóxica. Debe prevenirse su ataque atendiendo al número de formas móviles por
flor, suelen aparecer con tiempo seco, aumentando su población con la elevación de las
temperaturas.

Se conocen efectivos depredadores naturales de Thrips, como son Orius sp. y Aléothrips
intermedius.

Araña roja (Tetranychus urticae Koch)


Este ácaro, de cuerpo globoso y anaranjado en estado adulto, es una de las plagas más
graves del fresón. Inverna en plantas espontáneas o en hojas viejas de fresón para atacar a
las hojas jóvenes con la llegada del calor.

Su control químico es muy difícil por la rápida inducción de resistencia a los productos
utilizados, así como por los problemas de residuos en frutos.

Podredumbre gris (Botrytis cinerea/Sclerotinia fuckeliana).


Se desarrollan favorablemente en condiciones de alta humedad relativa y temperaturas
entre los 15 y 20 ºC. La diseminación se realiza por medio de esporas, ayudándose de la
lluvia o el viento.

Oidio (Oidium fragariae)


Se manifiesta como una pelusa blanquecina sobre ambas caras de la hoja. Prefiere las
temperaturas elevadas, de 20 a 25 ºC, y el tiempo soleado, deteniendo su ataque en
condiciones de lluvia prolongada. Persiste durante el invierno en estructuras resistentes
como peritecas.
Mancha púrpura (Mycosphaerella fragariae).
Aparece como una mancha circular de 2 a 3 mm de diámetro sobre la hoja. Se dispersa
por medio de ascosporas y de esporas, con temperaturas suaves y alta humedad relativa.

Hongos del suelo.


Son varios los hongos que afectan a la planta desde su sistema radical o zona cortical del
cuello, entre éstos se tiene Fusarium sp., Pytophtora sp., Rhizoctonia sp., Rhizopus sp.,
Pythium sp., Cladosporium sp., Alternaria sp. y Penicillium sp.

En caso de no practicarse una fumigación previa al suelo, el cultivo se expone en gran


medida al ataque de estos hongos parásitos, pudiendo llegar a ser dramáticas las
consecuencias.

Bacterias (Xanthomas fragariae).


Ataca principalmente a la hoja, dando lugar a manchas aceitosas que se van uniendo y
progresando a zonas necróticas. Se ve favorecida por temperaturas diurnas de alrededor
de 20 ºC y elevada humedad ambiental

Kiwi

Kiwi
Familia: Actinidiaceae.
Orden: Theales, Subclase Dilleniidae.
Nombre común: Kiwi.
Nombre científico: Actinidia chinensis.
Hábito: Árboles o lianas leñosas ( planta trepadora).

Origen y distribución geográfica: El kiwi se trata de una planta trepadora originaria de


las montañas de China. Su cultura fué extendida con fuerza hacia el resto del mundo
donde por los años 70, Estados Unidos llegó a alcanzar una notable producción. A
principios de siglo XX fue domesticada en Nueva Zelanda y por los años 80 ya era un
cultivo de gran interés en Brasil.

Actualmente se va despertando gran interés en el cultivo de kiwi debido a los buenos


resultados alcanzados en cuanto al potencial productivo y en cuanto a la calidad de sus
frutos.

Los países pioneros en producción de kiwi son: Italia, Nueva Zelanda y Chile. En Brasil
hay alrededor de 500 ha plantadas distribuidas por los estados de Paraná, Río Grande y
Santa Catarina.

Hojas: Alternas, simples, largas redondas y caducas. La parte superior de la hoja presenta
un intenso color oscuro y el envés de color verde más claro, con tonos marrones y
presencia de vellosidades. El limbo tiene el borde dentado y el tamaño de la hoja está
comprendido entre 10 a 30 cm.

Flores: En inflorescencias cimosas. Son flores hermafroditas o unisexuales, hipóginas


con 5 sépalos y 5 pétalos, siendo el color de los pétalos blanco crema. Las flores
hermafroditas presentan aparato sexual femenino (ginoceo) y masculino (androceo).
Ginoceo formado por un ovario súpero, de simetría radial. Androceo formado por
multitud de estambres de 150 a 160, en las flores masculinas, siendo más baja la cantidad
de estambres en las femeninas.

Fruto: El fruto normalmente es una baya o una cápsula loculicida. Es grande elipsoidal,
piel parda con vellosidades en toda su totalidad. De pulpa verde color esmeralda que
contiene numerosas semillas muy pequeñas. La maduración de la fruta es a principios de
abril.

La pulpa se encuentra alrededor de la columena central, ésta última tiene un grueso


variable y las dos partes son comestibles una vez que el fruto ha alcanzado su madurez.

2.VALOR NUTRICIONAL
El kiwi es una fruta considerada con un alto aporte de vitamina C, E y alto contenido en
fibra. Es baja en colesterol. Produce efectos anticancerígenos, tiene capacidad
antioxidante y anti-inflamatoria, mejora el sistema inmunológico y aumenta las defensas
en el organismo.

Aporta otros nutrientes esenciales para el organismo como fosfato, magnesio y cobre.

VALOR ENERGÉTICO Y
NUTRITIVO DE 100 G DE KIWI
Kilojulios 195

Kilocalorías 46

Proteínas 1 gr

Grasas 0.6 gr

H. de Carbono 8.5 gr

Fibra mineral 3.2 gr

Ca (Calcio) 40 mgr

P (Fósforo) 31 mgr

Fe (Hierro) 0.5 mgr

Na (Sodio) 4 mgr

Caroteno 370 mgr

Vitamina B1 17 mgr

Vitamina B2 50 mgr

Vitamina B3 410 mgr

Vitamina B6 120 mgr

Vitamina C 70 mgr

Vitamina E 930 mgr

K (Potasio) 295 mgr

I (Yodo) 330 mgr

Mg (Magnesio) 15 mgr
3.EXIGENCIAS EDAFOCLIMÀTICAS
EXIGENCIAS EN CLIMA.
El kiwi debe ser plantado en zonas de clima templado, debido a que es un cultivo de
naturaleza subtropical. Al igual, debe estar protegido de vientos dominantes que puedan
reducir el anclaje del árbol, así como la actividad de las abejas para la polinización o
destrucción de su porte arbustivo.

Su temperatura óptima alrededor de 25-30ºC y una humedad relativa suficientemente alta


que oscile sobre el 60%.

Se recomienda un aporte de agua en fechas de actividad vegetativa sobre todo en los


meses de junio a octubre con una cantidad aproximada de 1000 mm2/m cada mes.

Hoy en día para el cultivo de kiwi no se abastece las necesidades de agua mediante
pluviometrías ya que éstas no son distribuidas uniformemente a lo largo del año ni
suficientes, por lo que esto conlleva a la aportación de aguas de riego suministrando una
cantidad de 2000 m3/ha.

Se utiliza el sistema de riego de microaspersión con baja presión.

EXIGENCIAS EN SUELO.
El cultivo del kiwi necesita de suelos profundos que estén bien drenados, permeables y
ricos en materia orgánica.

Es un cultivo muy sensible a la asfixia radicular lo que se debe de tener se en cuenta


cualquier labor que evite el encharcamiento de agua en el terreno. Labores empleadas
para este problema es el empleo de tubos porosos enterrados, apertura de zanjas, etc.

Nos podemos encontrar con varios tipos de suelos:

-Suelos con estructura continua: tienen un porcentaje de arcilla superior al 25%, la masa
es arcillo-limosa compacta.

-Suelos con estructura fragmentaria: Son los que presentan elementos de gran tamaño en
el terreno como son grava pizarra, cantos, rodados, areniscas.

-Suelos ligeros: Formados por mas de 60% de arena. Son suelos que presentan mayor
dificultad, ya que no se mantiene un nivel de humedad adecuado. El agua no se retine en
el terreno.

Los suelos ideales son los franco arenosos, sin presencia de cloruros debido a que el kiwi
muestra cierta sensibilidad a los mismos, pH entre 6-7 y poca presencia de cal.
4. ELECCIÓN DEL MATERIAL VEGETAL.
VARIEDADES.
Algunas variedades destacan con buenos resultados, ya que se adaptan a las condiciones
de clima y suelo apropiadas de las zonas donde se cultivan. Estas variedades
internacionales son: Kaquiara II y MG-6 con fruto de agradable sabor y pulpa color
esmeralda.

En las plantaciones españolas las variedades utilizadas es la denominada "Actinidia


deliciosa" que procede del cultivar Hayward.

Existen clones como son, Hayward K, Hayward 8 y Top Star que dan una vegetación más
densa y los frutos están desprovistos de vellosidades.

Existen otros cultivares de menor importancia por dar unos frutos de pequeño tamaño,
entre ellas. Monty, Abbot, Bruno, Kramer, Blake.

Tomuri es de floración similar a Hayward pero con bajo porcentaje de floración, mientras
que Matua es de una larga floración y con gran porcentaje de cuaje de flor, pero con el
inconveniente de no soportar bajas temperaturas.

Existen otras variedades de introducción más reciente, son M51, M52 y M54, M56, M58,
M59.

5. PRÁCTICAS CULTURALES.
PREPARACIÓN DEL SUELO.
Se realizan una serie de labores previas en el terreno. Entre ellas las labores empleadas
para la nivelación del mismo con la maquinaria apropiada y eliminando las malas hierbas
que afectan de forma negativa al cultivo. También es recomendable realizar un abonado
de fondo para la nutrición y fertilización. Se recomienda un análisis de suelo para hacer
un aporte de abonado de forma más exacta, recomendando unas dosis de 300-500 kg/ha
de sulfato de potasio como abonado superficial, antes de realizar las labores más
profundas. De abonado de fondo se realizan dosis de 75 a 95 Tm/ha con abundante
materia orgánica bien fermentada (estiércol), el más apto es el estiércol de vaca
fermentado. El abonado de fondo además de aportar una estructura esponjosa al suelo lo
prepara para asimilar los abonados inorgánicos que posteriormente se le suministren.
La eliminación de malas hierbas, con mayor control, se realiza mediante el uso de
herbicidas.

ESTRUCTURAS DE CONDUCCIÓN.
El kiwi es un cultivo que necesita de estructuras de conducción, también llamadas
soportes, para su desarrollo vegetativo. Estas estructuras son normalmente metálicas,
alambres. El sistema más utilizado de conducción es el " Sistema en T " también llamado
en cruceta y consiste en utilizar unos postes en forma de T unidos unos con otros por 3
alambres. En estos alambres es donde se van a apoyar las plantas que cuelgan de en
medio de cada postes. Se encuentran a una altura aproximada de 1.6 a 1.8 m. Necesitan
también de unos tutores para guiarlas hacia la parte superior del emparrado de alambres,
estos tutores pueden ser cualquiera de los existentes en el mercado, cordones, estacas de
madera etc.

SISTEMAS Y MARCOS DE PLANTACIÓN.


Se utilizan marcos de plantación de 4-5 m de ancho entre calles y una distancia de árboles
de 3-5m , todo esto para el sistema de conducción en T o cruceta. Los árboles machos se
colocan en filas alternos cada 5 árboles hembras.

Se pretende con el tiempo de aumentar la población en este tipo de explotaciones de


forma más intensiva, por lo que se sustituyen los machos por hembras y la poda de
formación se realiza a un solo brazo.

El marco de plantación se realiza después del laboreo del terreno y de la instalación del
sistema de conducción, así como las instalaciones necesarias para el riego.

La época de plantación se desarrolla en los meses de noviembre hasta febrero.

Los marcos de plantación bienen a ser de 5x5, 4x5, 4x4 y 3x3, dependiendo del tipo de
variedad utilizada o de las técnicas de producción adoptadas.

PODA.
Debe de realizarse una poda formativa en invierno para guiar la forma de la planta, como
desarrollo de un tronco y dos brazos laterales que cubran por completo la distancia de los
alambres. La poda de fructificación se realiza dos veces al año una en invierno y otra en
verano. La de invierno se deja por cada metro de alambre 3 ramas laterales bien
desarrolladas de 20 a 23 yemas.

La poda de fructificación de verano también llamada poda en verde, lo que pretende es


mejorar la ventilación e iluminación para ello, se eliminan los chupones y ramas
enrolladas o secas, flores marchitadas, aclareo de frutos, etc se trata también de una poda
de limpieza. Se realiza esta poda dos veces, antes y después de la floración en los meses
de abril y junio.

El aclareo debe realizarse uno al inicio de la floración y otro después de la misma. En el


primer aclareo se eliminan aquellas flores marchitadas, deformes, haciendo una selección
de los mejores cuajes florales. En el siguiente aclareo se eliminan los frutos mal cuajados,
mal polinizados, etc. Este aclareo se hace justo después del cuaje de la flor.

El aclareo puede realizarse de forma manual o bien mediante productos químicos.

POLINIZACIÓN DEL KIWI.


Se realizan bastantes estudios sobre la polinización del kiwi por varios países teniendo en
cuenta una serie de puntos como es: la polinización manual, la hora de liberación del
polen y la influencia de la polinización anemófila, etc... con el fin de incrementar el
tamaño del fruto.

Como resultado de los estudios realizados se llega a la conclusión de que la aplicación de


polen es capaz de incrementar el tamaño del fruto hasta un 20% y que el polen
suspendido en el aire sobre las 13 y 17 horas es cuando mayor cantidad se colecta, por lo
que la polinización anemófila responde adecuadamente en el peso del fruto y en las
semillas fecundadas.

6. PLAGAS Y ENFERMEDADES.
El cultivo del kiwi se ha mostrado muy resistente a plagas y enfermedades, de forma que
no presenta ningún problema fitosanitario que cause perjuicio comercial.

No obstante, comienzan a aparecer las primeras enfermedades no de forma habitual,


como el caso de Botrytis cinerea.

HONGOS
Botrytis cinerea. es un hongo que dependiendo de su capacidad de inoculo puede causar
pérdidas durante el almacenamiento del fruto, o por una mala ventilación o lluvias dentro
de la plantación. Llamado también moho gris, este hongo ataca en periodo de floración en
tiempo húmedo pasando de las flores al fruto joven produciéndose deformaciones y la
caída de estos en cantidades bastantes considerables.

Los órganos más colonizados por este hongo son los pétalos florales, sépalos, pedúnculo
de la flor y el ovario. Para prevenir se aconseja un tratamiento antes de la recolección con
Thiram, Captan y otros fungicidas.
El tratamiento de este hongo durante la conservación del mismo se trata con fitosanitarios
como Beromil, Vinclozolina, Iprodina, Procimidona.

La Botrytis, también se trata con Fulpet, Captafol, y Glicofeno.

Phytophthora cinnamomi y Armillaria mellea causan enfermedades en aquella zona del


cultivo donde halla retención de agua.

Pseudomonas marginalis causante de la caída del botón floral.


NEMATODOS
Atacan a las raíces de actinidia dando lugar a la podredumbre de la raiz. Estos parásitos
penetran por las raíces produciendo malformaciones en ellas y en la parte aérea de la
planta una presencia de retraso en producción, amarilleo de las hojas y por consiguiente
muerte de la planta. Los nematodos que afectan al kiwi son tres: Meloidogyne hapla, M.
Arenaria, M. Javanica. Su prevención debería ser mediante el estudio de un análisis de
suelo en cuyo caso debe de procederse a la infección del suelo. Los productos utilizados
son Profos y Tionacina para desinfección del terreno.

INSECTOS
Los insectos del género Eulia son los más peligrosos para actinidia. Atacan por las hojas
y el fruto. Por éste último las larvas hacen sus galerías sobre la epidermis lo cual pierde
su valor comercial, lo deforman y producen una caída precoz. Se tratan con insecticidas
cuando los daños son considerables, con una primera aplicación durante la caída de los
pétalos y cada 25 a 30 días volver a repetir la operación.

Pseulacaspis pentágona (cochinilla blanca del melocotonero) afecta a los peciolos de las
hojas y frutos produciendo una deformación del fruto y también la formación de costra en
los troncos de actinidia más viejos. Su tratamiento es con aceite mineral blanco 2.5 Kg/hl
y el Metidatión.

Empoasa vitis produce necrosis en el limbo sobre el margen foliar de las hojas.

ANIMALES
Conejos causan daños importantes en las plantaciones debido a que roen el cuello y
tronco de las plantas. La prevención que hay que tener en cuenta es proteger a la planta
con una malla de unos 50 cm de altura.

Melón
1. ORIGEN, Melón.
No existe un criterio homogéneo en lo referente al origen del melón, aunque la mayoría
de los autores acepta que el melón tiene un origen africano. Si bien, hay algunos que
consideran la India como el centro de domesticación de la especie, ya que es donde
mayor variabilidad se encuentra para la misma. Afganistán y China son considerados
centros secundarios de diversificación del melón y también en España la diversidad
genética es importante.

2. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA
-Familia: Cucurbitaceae.

-Nombre científico: Cucumis melo L.

-Planta: anual herbácea, de porte rastrero o trepador.

-Sistema radicular: abundante, muy ramificado y de rápido desarrollo.

-Tallo principal: están recubiertos de formaciones pilosas, y presentan nudos en los que
se desarrollan hojas, zarcillos y flores, brotando nuevos tallos de las axilas de las hojas.

-Hoja: de limbo orbicular aovado, reniforme o pentagonal, dividido en 3-7 lóbulos con
los márgenes dentados. Las hojas también son vellosas por el envés.

-Flor: las flores son solitarias, de color amarillo y pueden ser masculinas, femeninas o
hermafroditas. Las masculinas suelen aparecer en primer lugar sobre los entrenudos más
bajos, mientras que las femeninas y hermafroditas aparecen más tarde en las
ramificaciones de segunda y tercera generación, aunque siempre junto a las masculinas.
El nivel de elementos fertilizantes influye en gran medida sobre el número de flores
masculinas, femeninas y hermafroditas así como sobre el momento de su aparición. La
polinización es entomófila.

-Fruto: su forma es variable (esférica, elíptica, aovada, etc.); la corteza de color verde,
amarillo, anaranjado, blanco, etc., puede ser lisa, reticulada o estriada. La pulpa puede ser
blanca, amarilla, cremosa, anaranjada, asalmonada o verdosa. La placenta contiene las
semillas y puede ser seca, gelatinosa o acuosa, en función de su consistencia. Resulta
importante que sea pequeña para que no reste pulpa al fruto y que las semillas estén bien
situadas en la misma para que no se muevan durante el transporte.
3. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA
El melón es un producto bien conocido y aceptado por los consumidores europeos. Por
ser un fruto que se produce en zonas tropicales secas, en Europa se dan con
estacionalidad (primavera y verano) producciones importantes como por ejemplo en
España.

En los últimos años la superficie de melón ha ido disminuyendo, aunque la producción se


ha ido manteniendo prácticamente igual. Esto indica la utilización de variedades híbridas
de mayor rendimiento y una mejora y especialización del cultivo.

Para abastecer el mercado de melón Europa realiza importaciones procedentes


principalmente de Brasil (41.8%), Costa Rica (22.2%), Israel (13.5%), Marruecos
(11.1%), Honduras (3.6%), Ecuador (1.4%), Guatemala (1.2%), África Del Sur (1.1%),
República Dominicana (0.7%), Venezuela (0.6%) y el resto de las exportaciones son
cubiertas por otros países (2.9%).

En el comercio intracomunitario España es el principal exportador de melón (77.38%), le


siguen con menores porcentajes Holanda (10.37%), Francia (7.69%), Alemania (1.31%).
El resto de los países en Europa hace pequeñas exportaciones que no llegan al 1%.

En el ámbito de la Unión Europea las importaciones por países son variables, destacando
el Reino Unido que importa 28.36%, en segundo lugar de importancia esta Holanda con
18%, muy de cerca le siguen Francia que tiene 17.75% y Alemania con 17.26%. Con
porcentajes menores Portugal con 5.40%, Italia con 3.96%, España con 2.40%, Suecia
con 2.20%, Austria con 2.12%, Dinamarca con 2.04% y por debajo del 1% de
importaciones cada uno están Finlandia y Grecia.

4. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO


El manejo racional de los factores climáticos de forma conjunta es fundamental para el
funcionamiento adecuado del cultivo, ya que todos se encuentran estrechamente
relacionados y la actuación de uno de estos incide sobre el resto.

-Clima: el planta de melón es de climas cálidos y no excesivamente húmedos, de forma


que en regiones húmedas y con escasa insolación su desarrollo se ve afectado
negativamente, apareciendo alteraciones en la maduración y calidad de los frutos.

-Temperatura:
Temperaturas críticas para melón en las distintas fases de
desarrollo

Helada 1ºC

Detención de la vegetación Aire 13-15ºC

Suelo 8-10ºC

Germinación Mínima 15ºC

Óptima 22-28ºC

Máxima 39ºC

Floración Óptima 20-23ºC

Desarrollo Óptima 25-30ºC

Maduración del fruto Mínima 25ºC

-Humedad: al inicio del desarrollo de la planta la humedad relativa debe ser del 65-75%,
en floración del 60-70% y en fructificación del 55-65%.
La planta de melón necesita bastante agua en el período de crecimiento y durante la
maduración de los frutos para obtener buenos rendimientos y calidad.

-Luminosidad: la duración de la luminosidad en relación con la temperatura, influye


tanto en el crecimiento de la planta como en la inducción floral, fecundación de las flores
y ritmo de absorción de elementos nutritivos.
El desarrollo de los tejidos del ovario de la flor está estrechamente influenciado por la
temperatura y las horas de iluminación, de forma que días largos y temperaturas elevadas
favorecen la formación de flores masculinas, mientras que días cortos con temperaturas
bajas inducen el desarrollo de flores con ovarios.

Suelo: la planta de melón no es muy exigente en suelo, pero da mejores resultados en


suelos ricos en materia orgánica, profundos, mullidos, bien drenados, con buena aireación
y pH comprendido entre 6 y 7. Si es exigente en cuanto a drenaje, ya que los
encharcamientos son causantes de asfixia radicular y podredumbres en frutos.

Es una especie de moderada tolerancia a la salinidad tanto del suelo (CE de 2,2 dS.m-1)
como del agua de riego (CE de 1,5 dS.m-1), aunque cada incremento en una unidad sobre
la conductividad del suelo dada supone una reducción del 7,5% de la producción.

Es muy sensible a las carencias, tanto de microelementos como de macroelementos.

5. MATERIAL VEGETAL
-Principales criterios de elección:
• Exigencias de los mercados de destino.
• Características de la variedad comercial: vigor de la planta,
características del fruto, resistencias a enfermedades.
• Ciclos de cultivo y alternancia con otros cultivos.

-Los tipos de melones más importantes son:

Melón amarillo. Dentro de este grupo existen dos tipos: el Amarillo canario y el
Amarillo oro. El primero es de forma más oval y algo más alargado. La piel del fruto es
lisa y de color amarillo en la madurez, sin escriturado. La pulpa es blanca, crujiente y
dulce (12-14ºBrix). La planta en general es menos vigorosa que la del resto de los
melones. Su ciclo de cultivo suele durar 90-115 días, según variedades. Poseen buena
conservación.

Melones verdes españoles. Dentro de este grupo existen tres tipos: Piel de sapo, Rochet
y Tendral. Los Piel de sapo se caracterizan por poseer frutos uniformes en cuanto a
calidad y producción, alargados, con pesos comprendidos entre 1,5 y 2,5 kg, con pulpa
blanco-amarillenta, compacta, crujiente, muy dulce (12-15º Brix) y poco olorosa. La
corteza es fina, de color verde, con manchas oscuras que dan nombre a este tipo de
melones. Su precocidad es media-baja (ciclo de unos 100 días),su conservación aceptable
(2-3 meses) y su resistencia al transporte muy buena. La planta es vigorosa. Los melones
tipo Rochet se caracterizan por su buena calidad, precocidad media (aproximadamente
100 días), buena producción, frutos alargados con pesos de 1,5-2 kg, piel lisa,
ligeramente acostillada y con cierto escriturado, sobre todo en las extremidades, de color
verde. La pulpa es blanca-amarillenta, compacta, poco aromática, muy azucarada (14-17º
Brix) y de consistencia media. Buena resistencia al transporte pero corta conservación (1-
2 meses máximo). El melón tipo Tendral es originario del sudeste español, de gran
resistencia al transporte y excelente conservación. El fruto es bastante pesado (2-3 kg), de
corteza rugosa de color verde oscuro y un elevado grosor que le confiere gran resistencia
al transporte. Es uniforme, redondeado y muy asurcado pero sin escriturado. La pulpa es
muy sabrosa, blanca, firme, dulce y nada olorosa. La planta es de porte medio, vigorosa,
con abundantes hojas, aunque no llega a cubrir todos los frutos, por lo que deben cuidarse
los daños producidos por el sol. Es una planta para ciclos tardíos de aproximadamente
120 días.

Melones Cantaloup. Presenta frutos precoces (85-95 días), esféricos, ligeramente


aplastados, de pesos comprendidos entre 700 y 1200 gramos, de costillas poco marcadas,
piel fina y pulpa de color naranja, dulce (11-15ºBrix) y de aroma característico. El rango
óptimo de sólidos solubles para la recolección oscila entre 12 y 14ºBrix, ya que por
encima de 15ºBrix la conservación es bastante corta. Existen variedades de piel lisa
(europeos, conocidos como “Charentais” o “Cantaloup”) y variedades de piel escriturada
(americanos, conocidos como “Supermarket italiano”). Cuando alcanza la plena madurez
el color de la piel cambia hacia amarillo. La planta adquiere un buen desarrollo, con hojas
de color verde-gris oscuro.

El melón Honeydew, tiene una cáscara verde amarilla granulosa y pulpa naranja. Está
adaptado a climas secos y cálidos, con la piel lisa o estriada, de madurez tardía y con una
buena aptitud a la conservación.

Melones Galia. Presenta frutos esféricos, de color verde que vira a amarillo intenso en la
madurez, con un denso escriturado. Pulpa blanca, ligeramente verdosa, poco consistente,
con un contenido en sólidos solubles de 14 a 16ºBrix. Híbrido muy precoz (80-100 días,
según la variedad), con un peso medio del fruto de 850-1900 gramos.

Melones de larga conservación. Presentan básicamente tres ventajas: alto contenido en


azúcar (1-2ºBrix más alto que los híbridos normales de su categoría), mayor tiempo de
conservación (almacenaje mínimo de 12 días a temperatura ambiente) y excelente calidad
de pulpa (sólida y no vitrescente). Se adaptan bien al transporte, ya que su piel es menos
susceptible a daños. Se puede hablar de “marcas” de melón larga vida de calidad
reconocida y demandada por los mercados extranjeros, que agrupan la producción de
varias empresas de origen para vender en destino.

6. Enfermedades
-“Ceniza” u oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea (Schelecht) Pollacci.
ASCOMYCETES: ERYSIPHALES))
Los síntomas que se observan son manchas pulverulentas de color blanco en la superficie
de las hojas (haz y envés) que van cubriendo todo el aparato vegetativo llegando a invadir
la hoja entera, también afecta a tallos y pecíolos e incluso frutos en ataques muy fuertes.
Las hojas y tallos atacados se vuelven de color amarillento y se secan. Las malas hierbas
y otros cultivos de cucurbitáceas, así como restos de cultivos serían las fuentes de inóculo
y el viento es el encargado de transportar las esporas y dispersar la enfermedad.
Las temperaturas se sitúan en un margen de 10-35ºC, con el óptimo alrededor de 26ºC.
La humedad relativa óptima es del 70%.
En melón se han establecido tres razas (Raza 1,2 y 3,) destacándose en Málaga y Almería
las razas 1 y 2.

Control preventivo y técnicas culturales


-Eliminación de malas hierbas y restos de cultivo.
-Utilización de plántulas sanas.
-Realizar tratamientos a las estructuras.
-Utilización de las variedades de melón con resistencias parciales a las dos razas del patógeno.

-Mildiu (Pseudoperonospora cubensis (Berck & Curtis) Rostovtsev)


Los síntomas aparecen sólo en hojas como manchas amarillentas de forma anulosa delimitadas
por los nervios. En el envés se observa un fieltro gris violáceo que corresponde a los
esporangióforos y esporangios del hongo. Posteriormente las manchas se necrosan tomando
aspecto apergaminado y llegando a afectar a la hoja entera que se seca, quedando adherida al
tallo.
Fuentes primarias: cucurbitáceas silvestres o cultivadas.
Dispersión: por medio de vientos, lluvias, gotas de condensación, etc.
Condiciones óptimas de desarrollo: humedad relativa elevada, es indispensable un período de
agua líquida en la hoja, temperatura óptima entre 20 y 25ºC, aunque los límites se sitúan entre 8
y 27ºC.

Control preventivo y técnicas culturales


-Eliminación de malas hierbas y restos de cultivo.
-Evitar exceso de humedad, ventilando el invernadero.
-Marco de plantación no muy denso.
-Eliminar las plantas afectadas al final del cultivo.

Piña

Piña
Familia: Bromeliaceae.
Nombre científico: Ananas sativus (Lindl) Schult.
Origen: zonas tropicales de Brasil.
Planta: vivaz con una base formada por la unión compacta de varias hojas formando una
roseta. De las axilas de las hojas pueden surgir retoños con pequeñas rosetas basales, que
facilitan la reproducción vegetativa de la planta.
Tallo: después de 1-2 años crece longitudinalmente el tallo y forma en el extremo una
inflorescencia.
Hojas: espinosas que miden 30-100 cm de largo.
Flores: de color rosa y tres pétalos que crecen en las axilas de unas brácteas apuntadas,
de ovario hipogino. Son numerosas y se agrupan en inflorescencias en espiga de unos 30
cm de longitud y de tallo engrosado.
Fruto: las flores dan fruto sin necesidad de fecundación y del ovario hipogino se
desarrollan unos frutos en forma de baya, que conjuntamente con el eje de la
inflorescencia y las brácteas, dan lugar a una infrutescencia carnosa (sincarpio) En la
superficie de la infrutescencia se ven únicamente las cubiertas cuadradas y aplanadas de
los frutos individuales.
2. REQUERIMIENTOS CLIMÁTICOS

Precisa una temperatura media anual de 25-32 ºC, un régimen


de precipitaciones regular (entre 1000-1500 mm) y una elevada humedad ambiental.

3. VARIEDADES BOTÁNICAS
Se conocen tres variedades botánicas: var. sativus (sin semillas), var. comosus (forma
semillas capaces de germinar) y var. lucidus (permite una recolección más fácil porque
sus hojas no poseen espinas).

4. ABONADO
Este cultivo requiere un buen aporte de nutrientes y para cada recolección al menos hay
que suministrarle las siguientes cantidades adicionales, por hectárea: 68 kg N, 24 kg
P2O5, 174 kg K2O, 27 kg CaO y 16 kg MgO.

Las extracciones por hectárea para un cultivo de piña y una producción de 55 toneladas,
son las siguientes (de Geus, 1973): 205 kg N, 58 kg P2O5, 393 kg K2O, 121 kg CaO y 42
kg MgO.

Al igual que para el resto de los cultivos, la deficiencia en nitrógeno retrasa el


crecimiento, apareciendo plantas “enanizadas” y amarilleamiento en las hojas; la
producción de fruto y tallos se ve afectada. Rara vez se observan deficiencias de fósforo,
pero en caso de ser acusadas, el rendimiento se ve afectado negativamente. La carencia
de potasio se manifiesta por la aparición de puntos amarillos en las hojas. La zona basal
de las hojas jóvenes debe contener al menos un 3,2 % de K sobre materia seca (s.m.s.).

Unos rendimientos elevados están relacionados con contenidos de Mg en hoja de 0,32


%-0,35 % sobre materia seca (s.m.s.), para plantas de 5 meses y de 0,19 %-0,20 % en
plantas de 9 meses, pero principalmente dependen de la relación K/Mg. La relación N/K
resulta muy importante, ya que un contenido excesivo de K produce frutos ácidos con
grandes corazones y pulpas pálidas y firmes. La deficiencia de hierro tiene lugar a pH por
encima de 6,5, elevado contenido en calcio y exceso de manganeso en el suelo. Una
relación Mn/Fe por encima de 2 causa la clorosis de las hojas, debido a la deficiencia de
hierro. Puede ser controlada mediante la pulverización a bajo volumen de sulfato de
hierro o hierro quelatado. Las deficiencias de cinc y cobre también pueden producirse y
ser corregidas mediante la pulverización de un quelato.

Los fertilizantes pueden aplicarse en forma sólida al suelo o en solución a las axilas de las
hojas inferiores, dando mejores resultados en este último caso. El abonado debe repartirse
en pequeñas porciones mensuales para el caso del nitrógeno y en pocas aplicaciones para
el potasio. La aplicación de nitrógeno debe interrumpirse alrededor de dos meses antes de
la inducción floral.

5. RECOLECCIÓN

Por lo general pueden realizarse dos cosechas al año, la primera al cabo de 15-24 meses,
la segunda partiendo de los brotes laterales al cabo de otros 15-18 meses.

6. IMPORTANCIA ECONÓMICA

Los principales países productores son China, EEUU, Brasil, Tailandia, Filipinas y
Méjico. La producción mundial de la piña se duplicó entre 1948 y 1965 y desde entonces
se halla en rápido aumento. Al margen de su importancia como fruto, el ananás se ha
venido también cultivando desde hace tiempo como planta de fibra. Las fibras se extraen
manualmente de las hojas, tras el proceso de tueste y decoloración.

7. PLAGAS Y ENFERMEDADES
El marchitamiento originado por la cochinilla algodonosa es la enfermedad más
ampliamente extendida en el cultivo de la piña y probablemente la más perjudicial,
especialmente para el cultivar “Smooth Cayenne”. Se produce una rápida expansión
desde el foco inicial y tan pronto como se muestran los síntomas las cochinillas se
desplazan hacia las plantas sanas. Las raíces detienen el crecimiento, se colapsan y
pudren, ocasionando el marchitamiento de la planta. Comienza en los extremos de las
hojas, desarrollándose un color amarillo-rojizo. El control de la cochinilla resulta
esencial, pero sólo puede conseguirse si se destruyen las hormigas relacionadas, para lo
cual es necesario aplicar pulverizaciones de forma regular. Se emplean diversos
insecticidas, como por ejemplo el paration.

El cultivar “Smooth Cayenne” es muy susceptible a este marchitamiento, pero existen


algunos clones resistentes. “Red Spanish” y “Singapore Spanish” son usados en mejora
genética debido a su resistencia.

La causa real de esta enfermedad parece ser un virus, pero aún no ha podido ser probado.

- La “mancha amarilla” si que se sabe que realmente es originada por un virus que es
transmitido por un trips . La fuente de inóculo la constituye una adventicia de la familia
de las compuestas denominada Emilia sonchifolia, de forma que la única medida de
control práctica consiste en la erradicación de esta mala hierba.

- Los nemátodos pueden encontrarse en número superior a los 100.000 por decímetro
cúbico de suelo y son unos enemigos de la piña extremadamente peligrosos. Atacan a las
raíces produciendo agallas (Meloidogyne) y lesiones (Pratylenchus) o penetran
parcialmente en las raíces (Rotylenchus). También se han encontrado otros géneros.
Generalmente prefieren suelos ligeros, aunque también aparecen en terrenos francos y en
los arcillosos.

Durante los tres o cuatro primeros meses posteriores a la limpieza del terreno y
plantación, el número de nematodos es escaso, pero se incrementa de forma vertiginosa y
se ralentiza significativamente el crecimiento de las plantas de ananas, apareciendo hojas
cloróticas. Posteriormente se produce un descenso abrupto del número de nematodos, al
igual que ocurre durante una fuerte sequía. Estas “ondas” son particularmente marcadas
en los ciclos cortos (para la exportación). Todo el material vegetal que pueda albergar
nematodos debe ser destruido antes de la plantación.

Dos semanas antes de plantar, el suelo es fumigado con D-D (300 litros/Ha), pero éste
resulta muy tóxico para la planta. El DBE (dibromuro de etileno), aplicado a 100 kg/Ha,
disminuye los problemas de fitotoxicidad. La fumigación supone un incremento de los
rendimientos del 3 % al 32 %, dependiendo de la abundancia de nemátodos en ese
momento. Es aconsejable fumigar solamente cuando sea estrictamente necesario, ya que
es una operación cara y peligrosa.

Algunos nematicidas con acción sistémica son: fenamifos, carbofuran y etoprofos. Otro
nematicida prometedor es el oxamilo, que puede ser pulverizado y que, al contrario que el
resto de materias activas, es transportado de forma descendente desde las hojas a las
raíces. No obstante antes de aplicar un producto hay que asegurarse de que su uso está
autorizado y tener en mente los posibles problemas de residuos que puedan surgir.

También sería conveniente dejar el suelo en reposo durante unos seis meses para la
eliminación de nematodos, aunque probablemente es un método demasiado caro para
llevarlo a cabo.

- Los sinfílidos son miriápodos que pueden resultar destructivos en las plantaciones de
piña. Presentan una longitud aproximada de 4mm y se alimentan sobre las raíces. La
reacción de la planta da origen a un desarrollo de las raíces en forma de “escoba”; un
sistema radicular mucho más reducido y susceptible al ataque de hongos y como
resultado tiene lugar la paralización del crecimiento de la planta. Los fumigantes
mencionados anteriormente son también efectivos contra esta plaga, pero la adición de
lindano (2 kg de materia activa/Ha) refuerza la acción. También pueden usarse fenamifos
y etoprofos.

- Otras plagas de la piña son los ácaros, moscas de la fruta.

Pistacho

Pistacho
1. Origen
Los primeros fósiles del género Pistacia se encontraron en la isla de Madeira y datan de
la era terciaria. Las diferentes especies de este género se difundieron por áreas muy
diversas; en el caso del pistachero su origen se localiza entre Asia occidental y Asia
menor.
El cultivo del pistacho es antiquísimo, pues era conocido por los egipcios, griegos y
romanos; se introdujo en Italia desde Siria en el siglo I y posteriormente su cultivo se
extendió al resto de los países de la cuenca mediterránea.

El cultivo del pistachero se introdujo en España en la época romana, fue desarrollado por
los árabes y desapareció en la Edad Media con los moriscos, tal vez por la eliminación de
árboles machos improductivos y sus consecuencias. La reintroducción comercial del
cultivo se produjo en 1980.

En Estados Unidos fue introducido a mediados del s. XIX por Charles Mason, quien los
distribuyó para su cultivo experimental en California, Texas y algunos estados del sur. A
partir de 1929, por iniciativa estatal, se reúne material vegetal y documentación,
constituyéndose el centro experimental de Chico en el estado de California. A partir de
ese momento la investigación evoluciona y es a partir de los años 70 cuando comienza la
producción a nivel comercial en Estados Unidos.

2. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.


Los principales países productores de pistachos por orden de importancia son la
República Islámica de Irán, Estados Unidos (California), Siria, Turquía, China, Grecia e
Italia. Su producción ha aumentado de forma sostenida en los últimos años y se prevé el
aumento del consumo, debido a una mayor aceptación por parte de los consumidores de
Estados Unidos, de la Unión Europea y de los países latinoamericanos, con la expansión
del cultivar Kerman de alta calidad.

Alemania es el mayor importador mundial; le siguen España y Francia y los países de


Oriente Medio. Estados Unidos se autoabastece con la producción californiana.
En cuanto a España, la reciente implantación y su lenta expansión son determinantes de
la escasa importancia económica que aún reviste. Sin embargo, puede considerarse como
cultivo potencial para determinadas áreas áridas y semiáridas, donde las alternativas de
cultivos de secano son escasas.

El pistachero es uno de los frutales menos explotados, entre las posibles causas podemos
citar:

• El largo período que se requiere para la entrada en producción (empieza a dar sus
primeros frutos en el quinto año de su plantación y no llega a la plena producción
hasta el décimo año, siendo el rendimiento medio por árbol de 10 a 12
kilogramos).
• Elevado coste del material vegetal por las dificultades de propagación de la
especie.
• Falta de conocimientos y experiencias sobre las variedades cultivadas.
• Dificultad de arraigo de los árboles en las nuevas plantaciones y vecería de los
adultos.
• Empleo de tecnología de producción de alto nivel.
En cualquier caso, se ha demostrado la viabilidad y rentabilidad del pistachero
como cultivo alternativo para muchas explotaciones agrícolas, debido por un lado
a su adaptación a diferentes áreas ecológicas y por otro al aumento de la
expansión comercial de su fruto.

Producción de
Países pistachos año 2001
(toneladas)
República islámica de
120.000
Irán
Estados Unidos 90.720
Siria, República Árabe 37.436
Turquía 35.000
China 26.000
Grecia 6.200
Italia 1.500
Túnez 1.300
Pakistán 200
Madagascar 160
España 150
México 60
Marruecos 30
Chipre 20
Fuente: F.A.O y otros.

3. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA.
El pistacho (Pistacia vera L.) es un árbol caducifolio dioico perteneciente a la familia
Anacardiaceae, de ramificación abundante y copa amplia.

Su desarrollo es lento, pero la planta es muy longeva: de 150 a 300 años según diferentes
autores. En realidad, los injertos de los hijuelos del terebinto en la base del tronco
permiten la continua renovación de la planta.

La corteza de los ramos del año es de color amarillo-rojizo, gris-ceniza en las partes más
jóvenes y gris oscuro en las menos jóvenes.

Porte: de 5-7 m de altura, de hábito abierto, que tiende a inclinarse, por tanto inicialmente
puede requerir el empleo de tutores.
El tronco suele ser corto y la corteza rugosa de color gris, abundante ramificación y copa
densa.

Sistema radicular: Es penetrante y superficial. Penetra a gran profundidad buscando agua


y sales nutritivas, por esta razón pueden tener éxito en suelos y climas donde otras
especies no prosperan. Cuando las raíces superficiales son numerosas, el árbol es más
vigoroso, desarrolla bien su copa, dando una mayor fructificación y con regularidad,
dependiendo fundamentalmente de la disponibilidad de agua y nutrientes.
Hojas: pinnadas, con 3 ó 5 foliolos, lanceoladas u ovaladas, subcoriáceas, de color verde
oscuro en el haz y más pálidas en el envés. El follaje se torna rojo-anaranjado en otoño y
resulta de gran interés ornamental.

Flores: por ser una planta dióica, las flores masculinas y femeninas se encuentran en pies
distintos. Éstas son pequeñas, apétalas, de color verde-pardusco y aparecen en racimos o
panículas axilares.

Las flores nacen sobre cortas ramas laterales ramificadas, antes de que broten las hojas;
se desarrollan el año anterior, a partir de yemas situadas en la axila de las hojas (yemas de
flor) de los tallos que están creciendo.

Fruto: drupa monosperma rica en aceite (contenido medio próximo al 55 %) de 0.2-2,5


cm de longitud, ovalado, seco, con cáscara dura y lisa. La semilla es la parte comestible,
compuesta por dos cotiledones voluminosos de coloración verde o verde amarillenta con
tegumento rojizo. Su peso es aproximadamente de 1.40 gramos.

Polinización: es anemófila. En la plantación deben colocarse pies masculinos y


femeninos en relación uno a ocho ó diez, respectivamente, aunque no existe ninguna
regla fija, o bien árboles masculinos injertados sobre pies femeninos.

4. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO.


La tendencia del endocarpo a la dehiscencia apical es un carácter genético, pero está
extrínsecamente muy influenciado por los factores culturales y climáticos; es decir, todos
los factores que facilitan el desarrollo de la semilla (labores, abonado, riego, clima)
contribuyen a hacer dehiscentes las valvas del endocarpo. Los frutos que presentan una
dehiscencia apical son más apreciados comercialmente porque son más fáciles de
descascarar, aunque de unos años a esta parte el descascarado cada vez más se realiza con
máquinas.

Plantación.
Antes de proceder a la plantación es conveniente realizar una cuidadosa sistematización y
un profundo laboreo del terreno.

El trasplante debe realizarse en invierno en el periodo de reposo vegetativo.


Se emplean diversos marcos en función del patrón utilizado y, dentro de éstos, según el
vigor de la variedad y según la recolección sea manual o mecánica. Los más comunes
son: 5 x 5, 6 x 5 y 7 x 5 metros.

Fertilización.
El crecimiento de los pistachos es lento, por lo que no requieren grandes aportes de
nitrógeno. En primavera, un abono completo con un equilibrio NPK de 10-10-10 puede
resultar apropiado, salvo una mayor aportación de nitrógeno antes del periodo de mayor
actividad de la planta, en la fase comprendida entre la floración, cuajado y engrosamiento
del fruto y cuando en el terreno haya suficiente grado de humedad.
Como fuente de fósforo se utilizan los superfosfatos, debido a la reacción básica del suelo
en los que preferentemente se implanta este cultivo. El nitrógeno se puede aportar como
sulfato de amonio o nitrato potásico, limitando su aplicación en el caso de regadío.

Una fertilización aproximada en secano y en función de la cosecha (para 1500 kg/ha de


pistacho en cáscara) sería:
• 100 kg/ha de N.
• 65 kg/ha de P2O5.
• 40 kg/ha de K2O.
En zonas áridas y especialmente rocosas, donde resulta difícil aplicar el abonado,
se recomienda el uso de abonado foliar.
Riego.
Los pistachos toleran una fuerte sequía, ya que es considerada una planta freatófica; pero
prefieren riegos abundantes y distanciados.

Actualmente los mejores rendimientos se obtienen mediante riego localizado, que desde
hace varios años se viene realizando en algunas fincas.

Poda.
El pistachero tiene un crecimiento con una acusada dominancia apical, por ello las podas
resultan indispensables, constituyendo la operación más delicada del cultivo.
Las operaciones de poda comienzan el primer año del injerto, en otoño-invierno,
descabezando el tallo a una altura conveniente con el fin de estimular el desarrollo
armónico de las ramas principales sobre las que deberán insertarse las secundarias y
terciarias. Se deberá impedir la excesiva dicotomía y procurar que todas las ramas están
bien iluminadas y aireadas.

La poda de formación suele ser importante para los productores que llevan a cabo la
recolección de forma mecanizada.
Normalmente se deja un eje central y 4-5 ramificaciones principales.

Después de la formación, la poda se reduce a la eliminación de las ramas que estorban, ya


que una poda severa reduce el rendimiento y teniendo presente que la fructificación se
produce sobre madera de dos años.

En ocasiones, resulta beneficioso someter a las plantas a una poda extraordinaria de


saneamiento y rejuvenecimiento mediante la eliminación de partes envejecidas y dañadas
por plagas.

Malas hierbas.
El control de malas hierbas se realiza mediante laboreos en primavera y en verano, pues
algunas materias activas empleadas en el control químico resultan perjudiciales para el
pistachero
Sin embargo resulta eficaz en el control de malas hierbas el empleo de herbicidas en las
hileras de árboles y laboreo en las calles, siendo las materias activas recomendadas:
Diquat 20%, presentado como concentrado soluble a una dosis de 1.5-4 l/ha y Diquat 8%
+ Paraquat 12% (dicloruro), presentado como concentrado soluble a una dosis de 1.5-3
l/ha.

Labores.
Durante los tres primeros años es aconsejable efectuar labores manteniendo el suelo
suelto y hasta una distancia de 80 cm del tronco y totalmente libre de malas hierbas.

Una vez al año se deberán efectuar labores profundas para facilitar la penetración de las
lluvias; además durante este tiempo se aprovechará para reemplazar los árboles que no
han arraigado y aquellos que sean muy débiles.

5. Enfermedades.
-Verticillium alboatrum Reinke y Berth.
Los pistacheros son atacados por numerosos hongos, entre los que destacan Verticillium,
que causa el marchitamiento del árbol y puede acabar con ejemplares de diversas edades,
pues ataca los tejidos vasculares. Actualmente la mayoría de los pistacheros son
injertados sobre patrones resistentes a este hongo como es Pistacia integerrima.

-Rosellinia necatrix Prill.


Este hongo produce un peritecio ostiolado que raramente se encuentra en la naturaleza.
Los peritecios son esferoidales y negros, y se producen en una costra micelial.
Característicos hinchamientos en forma de pera en los septos de las hifas sométicas son
características distintivas de diagnóstico.
El hongo produce microesclerocios negros y dispersos que tienden a unirse y formar
capas microsclerociales.
R. necatrix puede sobrevivir durante varios años en raíces podridas en la tierra y
ocasionalmente como micelios o microesclerocios libres en el suelo o adheridos a los
desechos de la raíz.
La infección primaria tiene lugar desde el micelio que ataca las raíces finas y entra por
penetración directa. Las hifas se ramifican libremente en el cortex, destruyéndolo cuando
crecen hacia las raíces mayores.
El hongo se extiende por crecimiento a través del suelo e infecta las raíces de los árboles
adyacentes. El suelo infectado y los trozos de raíces muertas pueden ser distribuidos en el
cultivo o en las plantas de vivero.

Control.
-Consiste en prevenir la difusión del hongo en el suelo y eliminar las fuentes de inóculo.
-La fumigación del suelo con Metilbromida o Cloropicrina puede casi eliminar al
patógeno del suelo, pero no al micelio de las raíces.

-Phytophthora citricola Swada.


Los síntomas aéreos de esta enfermedad aparecen primero como un crecimiento
insuficiente el brote. Si el sistema radicular es infectado en otoño, los síntomas aéreos
pueden que no aparezcan hasta la siguiente estación. Las hojas de los árboles afectados
son normalmente escasas , pequeñas y cloróticas.

Los frutos pueden ser de pequeño tamaño y quemados por el sol. Cuando la enfermedad
avanza, puede presentarse la muerte súbita de los brotes y de las ramas, acompañada
muchas veces por quemaduras de la corteza y la invasión secundaria. Los árboles tardan
en morir muchas veces varias semanas o meses desde que aparecieron los primeros
síntomas, pero en otros casos el deterioro del árbol es gradual, prolongándose durante
varias estaciones. El deterioro tiende a ser más rápido en viveros y plantaciones jóvenes
que en árboles grandes y bien establecidos.

Control.
-Manejo del agua en el suelo.
-El control químico de las podredumbres de raíz y corona ha sido difícil y caro
comparado con otras estrategias de control. Se han usado con éxito aplicaciones de Metil
Bromidacloropicrina como fumigante para reducir las poblaciones antes del
establecimiento de la plantación. Después de la plantación, los fungicidas sistémicos
como Metalaxil (aplicado como empapado del suelo) y Fosetil-Al (aplicado como
pulverización foliar) han proporcionado en algunos casos un cierto nivel de protección.

-Alternaria alternata (Fr.) Kreisler.


Se trata de una enfermedad que puede causar daños en el follaje, flores y frutos, y en
casos severos reducir el cuajado de los frutos.
En flores e inflorescencias los síntomas se presentan como pequeñas manchas redondas,
preferentemente en el envés de la hoja.
Al comienzo de la maduración de los frutos aparecen pequeñas manchas negras de forma
circular.
La principal fuente de inóculo para los frutos son las hojas y brotes infectados. Las hojas
caídas son también un reservorio del hongo donde puede sobrevivir durante condiciones
frías.
-Un tratamiento eficaz es la aspersión con Maneb a la dosis de 2.5 g/l de materia activa.

EL CULTIVO DEL ALMENDRO


1. ORIGEN.
El almendro tiene su origen en las regiones montañosas de Asia Central. La proximidad
de las poblaciones silvestres naturales con centros de civilización en las montañas de
Asia Central hicieron posible su cultivo desde épocas remotas. La difusión a diferentes
países asiáticos se vio favorecida por el hecho de que la semilla era al mismo tiempo la
unidad de propagación y la parte comestible. De este modo se distribuyó por Persia,
Mesopotamia y, a través de rutas comerciales, por todas las civilizaciones primitivas.

El almendro se cultiva en España desde hace más de 2.000 años, probablemente


introducido por los fenicios y posteriormente propagado por los romanos, ya que ambos
lo hicieron motivo de comercio, como se ha comprobado por los restos hallados en naves
hundidas. Su cultivo se estableció al principio en las zonas costeras, donde sigue
predominando, pero también se ha introducido hacia el interior e incluso en las zonas del
norte, donde el clima no le es muy favorable.

2. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.


Dentro del mercado de los frutos secos la almendra ocupa sin duda el primer lugar tanto a
nivel internacional como a nivel nacional.

Su importancia se incrementa por la valoración de terrenos marginales, así como por las
industrias locales de productos derivados e incluso, por motivos ecológicos.

En los últimos años, se ha implantado la multiplicación del almendro mediante injertos y


de híbridos seleccionados, consiguiendo enormes mejoras en el rendimiento de las
cosechas, y desechando aquellas variedades con peores características tanto de
producción como de calidad del fruto. Por otra parte, la producción mundial de almendra,
ha crecido paulatinamente en los últimos años y actualmente Estados Unidos es el
principal país productor de almendras, seguido de España e Italia. Ante esta creciente
competitividad, dos factores se vuelven fundamentales en el cultivo del almendro, el
aumento de los rendimientos por superficie y el mantenimiento uniforme de la calidad.

Producción de
Países almendra año
2001 (toneladas)
Estados Unidos 385.550
España 257.000
Italia 105.000
Rep. Islámica
87.000
Irán
Marruecos 65.000
Túnez 60.000
República Árabe
47.487
Siria
Grecia 47.000
Turquía 45.000
Pakistán 32.000
Argelia 26.000
China 20.000
Australia 18.000
Chile 9.360
Portugal 8.000
Francia 4.500
Israel 4.098
Tayikistán 3.800
Croacia 3.300
Chipre 2.000
Jordania 2.000
Fuente: F.A.O.

3.TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA.
El almendro pertenece a la familia de las Rosáceas, cuyo nombre botánico es Prunus
amygdalus Basch.

Raíces: el sistema radicular está constituido por unas pocas raíces de mayor diámetro,
que se desarrollan en amplitud y profundidad. Las sucesivas ramificaciones a partir de
esas raíces principales originan todo un esqueleto de raíces de diámetro decreciente que
terminan en las más recientemente formadas, finas y tiernas, que constituyen en su
conjunto un sistema de gran longitud, integrado por raicillas, las cuales a su vez son las
que disponen de los pelos radiculares

Tronco: el tronco cuando es joven es liso, pasando a ser muy agrietado con el tiempo,
siendo este agrietamiento característico de esta especie. La corteza es verde, cuando el
árbol es joven, y marrón y grisácea cuando el árbol es adulto.

Órganos fructíferos: ramos mixtos, chifonas y ramilletes de mayo, que presentan yemas
solitarias. El de mayor importancia es el ramo de mayo.

Hojas: son de tipo lanceolado, largas, estrechas y puntiagudas, más pequeñas que las del
melocotonero, y más planas, de color verde intenso, aunque se observan diferencias
apreciables de color entre variedades. Los bordes son dentados o festoneados.

Flor: es pentámera con cinco sépalos, cinco pétalos con colores variables entre blanco y
rosado; estos pétalos pueden estar más o menos escotados centralmente, llegando incluso
a solaparse en algunas variedades.

Fruto: Drupa con exocarpo y mesocarpo correosos y endocarpo duro.

Semilla: La semilla es el producto de consumo; posee dos tegumentos envolventes


difícilmente separables, la testa y el tegmen, que inicialmente son verdosos, pasan a color
amarillo y de él a castaño claro y marrón, que va oscureciéndose con el tiempo; siendo un
buen índice de envejecimiento de la semilla.

Polinización: especie autoincompatible, por lo que requiere la polinización cruzada.


Deben colocarse polinizadores para obtener un elevado cuajado para que la cosecha sea
rentable. Un carácter notable es la xenia que se produce cuando tiene lugar la
fecundación cruzada con almendro salvaje (amargo), dando almendras amargas.

4. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS
Es una especie muy rústica, por lo que sobrevive en condiciones muy complicadas,
aunque disminuye su rentabilidad. Es un frutal de zonas cálidas, por lo que resulta poco
tolerante al frío, requiere escasas horas-frío (200-400) y es muy tolerante a la sequía.
Demanda un largo período para la maduración del fruto, de forma que la floración tiene
lugar en enero y hasta nueve meses después no se recolecta. Se puede producir en secano
de 300 mm, pero la rentabilidad se asegura a partir de los 600 mm. Para que se lleve a
cabo una adecuada polinización hay que tener en cuenta los factores climáticos que
afectan a las abejas (frío, heladas, lluvia, etc.),

Prefiere suelos sueltos y arenosos, aunque vegetan en francos. Le son perjudiciales los
suelos encharcadizos y pesados, ya que no resiste la asfixia radicular y es muy
susceptible a los ataques de Armillaria y Phytophthora.

En la siguiente tabla se muestra las exigencias en horas-frío y acumulación de calor de


algunas variedades de almendro para satisfacer el reposo e iniciar la vegetación:

Exigencias en calor
Exigencias
Variedad Muy
frío Pocas Medias Altas Muy altas
pocas
Pou Felanitx X
D' en Torres X
Muy pocas Verdereta X
D' en Pons X
Lluch X
Amargo X
Rotjet X
Chine X
Desmayo X
Jordi X
Duran X
Nec Plus Ultra X
Vivot X
Marcona X
Pocas Desmayo Rojo X

Princesa X

Rof X
Non Pareil X
Andréu X
Fourcouronne X
Poteta X
D' en Totsol X
Sicilia X
Tamarite-2 X
Drake X
Fournat X
Verdiere X
Ai X
Trell X
Medias Texas X
Rachele X
Morskoi X
Alcina X
Altas Vinagrilla X
Filippo Ceo X
Miagkoskolunem X
Muy altas Yaltano X
Picantili X

5. MEJORA GENÉTICA.
Una de las técnicas empleadas en la mejora genética del almendro es la utilización de las
ribonucleasas estilares y los alelos de incompatibilidad, a partir de esta técnica de diseñan
cruzamientos y plantaciones comerciales de genetipos conocidos y posteriormente se
selecciona la descendencia.

Los objetivos de la mejora genética del almendro son los siguientes:


-Autocompatibilidad y alogamia.
-Productividad.
-Época y densidad de floración, que sean variedades de floración tardía, muy floríferas y
de rápida entrada en producción.
-Facilidad de formación y poda.
-Tolerancia a condiciones adversas del medio (heladas, sequía, frío, etc.).
-Resistencia a plagas y enfermedades.
-Características de la semilla (calidad, ausencia de semillas dobles, etc.).
-Época de maduración (variedades de maduración precoz y media).
-Dureza de la cáscara y rendimiento al descascarado (para evitar la ruptura de la cáscara
en los procesos de pelado).
-Facilidad de recolección y pelado.

6. FLORACIÓN.
La época de floración en el almendro tiene una gran importancia porque influye
directamente en las posibilidades de obtención de una buena cosecha, debido a la
incidencia de tres factores: la polinización, las lluvias y las heladas.

6.1. Polinización.
Las variedades tradicionales de almendro son autoincompatibles, por tanto resulta
indispensable la polinización cruzada para producir una cosecha. Debido a que el
producto comercial del almendro es la semilla, esta cosecha solo se puede obtener si los
procesos de polinización y fecundación tienen lugar de manera correcta. Para ello se
diseñará la plantación con variedades intercompatibles de floración simultánea,
circunstancia que hasta recientemente no se había tenido en cuenta.

Cada año la fecha de floración puede variar según las condiciones climáticas, sobre todo
las temperaturas para cubrir las necesidades de horas-frío de cada variedad, pero siempre
la secuencia de floración de las distintas variedades es aproximadamente la misma.
Aunque se produzcan pequeños solapes entre las floraciones de ambas variedades, éstos
nunca son lo suficientemente extensos como para asegurar su interpolinización.

Se debe colocar un mínimo del 33% de polinizadores que coincidan plenamente en la


floración con la variedad elegida, distribuidos en filas alternas y colocando de 4 a 6
colmenas por hectárea.

Actualmente, esta falta de coincidencia puede resolverse con la plantación de variedades


autógamas, entre las que Guara está muy extendida.

6.2. Lluvia.
Las lluvias durante la floración impiden el vuelo de las abejas, que son los agentes
transportadores de polen más efectivos desde una variedad a otra con el fin de conseguir
una efectiva polinización. Las abejas desarrollan mayor actividad cuando la temperatura
ambiente oscila entre 15-16ºC. Su actividad decrece al descender esta y llega a anularse
por debajo de los 10-12ºC. Tampoco realizan vuelos ni actividad si el viento es superior a
24 km/h.

El efecto de las lluvias sobre el posible lavado del polen en la flor y con ello la
imposibilidad de su polinización, parece ser según las estadísticas de producción, muy
reducido.

6.3. Heladas.
Se trata de un problema reincidente en muchas zonas de interior, aunque también en
zonas costeras se pueden presentar heladas en el momento de la floración o
inmediatamente después, lo que en algunos casos puede anular totalmente la cosecha.

La posición de la parcela también afecta a la incidencia de las heladas, por tanto en el


momento de elección de la plantación, hay que tener en cuenta la disposición geográfica
de la parcela.

Para superar el problema de las heladas se han buscado variedades de floración tardía,
además se recomienda el cultivo en laderas soleadas, ya que permite escapar a las heladas
y potenciar la actividad de las abejas.

7. MATERIAL VEGETAL.
7.1. Variedades.
Los principales criterios de elección se refieren a: fecha de floración (son preferibles las
variedades de floración tardía), rendimiento en grano (no en cáscara), sensibilidad a la
aparición de frutos dobles (depreciados comercialmente). Existen en el mercado
variedades autocompatibles (Guara, Moncayo, etc.), lo cual supone una enorme ventaja.

A continuación se describen algunas de las variedades más empleadas:


-Marcona: considerada como la variedad de mayor calidad a nivel mundial. Es muy
productiva, de maduración tardía y requiere polinización cruzada. Fruto de cáscara dura y
semilla homogénea de forma redondeada. Árbol de vigor medio y porte vertical con
floración de media estación o precoz.

-Desmayo Largueta: variedad española de producción media-alta. Requiere polinización


cruzada, de floración precoz y recolección semitardía. Fruto muy duro y alargado; semilla
alargada puntiaguda y algo plana. Vigor medio con mucha ramificación.

-Desmayo rojo: variedad española de floración tardía. Fruto muy grueso y compacto de
tonos rosados y semilla alargada con punta compacta.

-Guara: variedad autocompatible de floración tardía y maduración temprana. Fruto con


cáscara dura y mucrón y semilla bastante alargada. Vigor medio y porte abierto.

-Ferraduel: variedad francesa de floración tardía, muy productiva y recolección de


media estación a tardía. Fruto de cáscara dura y semilla elíptica, plana y ancha. Árbol de
vigor medio a alto.

-Atocha: variedad española muy productiva y con almendra de calidad. Floración de


temprana a media estación. Fruto con cáscara muy dura y alargada y semilla elíptica de
color crema. Árbol muy vigoroso y de floración muy abundante.

-Ayles: variedad autocompatible de floración tardía y maduración de media estación.


Fruto con cáscara dura y semilla acorazonada de alto rendimiento.

-Cristomorto: variedad italiana de floración tardía y maduración media. Fruto de cáscara


dura ovalado y semilla elipsoidal aplastada, con aparición de bastantes semillas dobles.
Árbol vigoroso que tiende a abrirse.

-Ferragnès: variedad francesa muy vigorosa y productiva de floración a media estación.


Fruto de cáscara blanda y semilla alargada y abultada centralmente.

-Garrigues: variedad autocompatible y muy vigorosa. Fruto pequeño redondeado y


semilla pequeña con alguna estría profunda. Árbol muy vigoroso y de porte vertical.

-Moncayo: variedad autocompatible de floración tardía. Fruto con cáscara dura y semilla
amigdaloide alargada. Árbol muy vigoroso y con poca ramificación.
-Nonpareil: variedad de floración semiprecoz. Fruto de cáscara blanda y semilla elíptico
redondeada. Árbol muy vigoroso de porte erguido y con poca ramificación.

-Tuono: variedad italiana autocompatible y de floración tardía. Fruto grande y de cáscara


dura con semilla oblonga y apuntada en uno de sus extremos. Árbol de vigor medio y
porte abierto tendente a pendular.

7.2. Patrones.
-Franco de almendro: muy barato y compatible. Presenta un buen comportamiento en
secano. Buena adaptación a suelos calizos. Presenta el inconveniente de que es muy
susceptible a Armillaria, Agrobacterium y Phytohpthora y muy sensible a la asfixia
radicular. Es muy heterogéneo para la propagación sexual, por lo que se seleccionan
semillas de un patrón muy concreto para una zona en particular.

-Franco de melocotonero: se emplea en regadíos debido a que presenta una mayor


tolerancia a la asfixia radicular. Algunos son resistentes a nematodos (Nemared y
Nemaguard).

-Híbridos de melocotonero x almendro: dan excelentes resultados tanto en secano


como en regadío. Son resistentes a la caliza, sufren menos la asfixia, presentan muy buen
vigor. Se propagan mediante estaquillado semileñoso y son una buena alternativa siempre
que el precio lo permita. Algunos se venden como híbridos micropropagados.

-Ciruelos: de utilización limitada a rodales con problemas de encharcamiento.

En la siguiente tabla se muestran las posibilidades de elección del patrón para el cultivo
del almendro en diferentes condiciones de cultivo y suelo:

PATRONES
Tipo de cultivo Híbridos Ciruelos de
Almendro Melocotonero
vigorosos crec. lento
SECANO
Suelos
No No
profundos y X X
conveniente conveniente
bien drenados
Suelos más No No No
X
fuertes: francos conveniente conveniente conveniente
REGADÍO
Suelos sueltos,
profundos y X X X X*
bien drenados
No
Suelos francos X X X*
conveniente
Suelos francos- No No
X X*
arcillosos conveniente conveniente
Compatibilidad
Muy buena Muy buena Muy buena Variable
de injerto
X: patrón de posible utilización.
X*: debe conocerse la compatibilidad de injerto entre el patrón y la
variedad elegidos.
Fuente: Antonio J. Felipe (2000).

8. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO.


8.1. Diseño de plantación.
El diseño y el marco de la plantación no solo tienen en cuenta las condiciones ecológicas
y edafológicas; sino también el vigor de la variedad y del patrón, el nivel y tipo de
mecanización, el tipo de recolección y si la plantación se realiza en secano o en regadío.

Se emplean diversos marcos de plantación, estando los marcos tradicionales


comprendidos entre 7,5 x 5,5 y 6 x 3,5, con formación en vaso. En variedades poco
vigorosas pueden usarse marcos de plantación de 6x6 ó 6x5.

8.2. Preparación del terreno.


Primero se deben eliminar los restos de plantaciones anteriores y limpiar los restos de
monte bajo, ya que el almendro es muy sensible a la asfixia radicular y a los ataques de
diversos hongos de suelo.

A continuación se realiza un desfonde profundo (70-90 cm.), seguida de laboreos


cruzados, para favorecer el desarrollo de raíces y la entrada del agua de lluvia, además de
poder aplicar el abonado de fondo (20-40 t/ha de estiércol bien humificado para mejorar
la estructura del suelo) y algún herbicida de contacto.

Tras la preparación del terreno se procede al nivelado del mismo y seguidamente tendrá
lugar un abalancado para la posterior plantación. En laderas con poca pendiente se
recomienda plantar según las curvas de nivel.

8.3. Abonado.
El abonado ha sido tradicionalmente muy reducido en secano, realizándose sobre todo en
invierno y con aportación de nitrógeno durante el periodo vegetativo. En las plantaciones
modernas de regadío normalmente se sigue un plan de abonado.

Las extracciones aproximadas de N-P-K por tonelada de almendra son de 25 kg, 40 kg y


50 kg, respectivamente. Deben realizarse análisis foliares para evaluar la evolución de los
macro y micronutrientes más implicados en la productividad, ya que son frecuentes las
carencias de zinc y los problemas de boro, tanto por exceso como por defecto. Los
aportes de abono nitrogenado suelen llevarse a cabo en primavera y en otoño para la
floración del año siguiente. Se suele utilizar el sulfato amónico al 33,5 %, el superfosfato
de cal al 18 % y el cloruro potásico al 50 %.

*A continuación se muestra un calendario aproximado para zonas muy cálidas y diseñado


mediante fertirrigación:
-Enero:
1 al 15---Ácido fosfórico (54% P2O5)---150 g/árbol.
16 al 31---Sol. nitrogenada (32% N)---250 g/árbol.

-Febrero:
1 al 28---Nitrato potásico (13-0-46)---100g/árbol.

-Marzo:
1 al 15---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.
16-31---Nitrato amónico (33.5% N)---350 g/árbol.

-Abril:
1 al 30---Nitrato amónico (33.5% N)---350 g/árbol.

-Mayo:
1-31---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.

-Junio:
1 al 30---Nitrato amónico (33.5% N)---250 g/árbol.

-Julio:
1 al 31---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.

-Agosto:
1 al 31---Nitrato amónico (33.5% N)---150 g/árbol.

-Septiembre:
1 al 30---Sol. nitrogenada (32% N)---150 g/árbol.

-Octubre:
1 al 15---Nitrato potásico (13-0-46)---150 g/árbol.
16-31---Sol. nitrogenada (32% N)---200 g/árbol.

-Noviembre:
1 al 30---Ácido fosfórico (54% P2O5)---75 g/árbol.

-Diciembre:
1 al 31---Ácido fosfórico (54% P2O5)---150 g/árbol.

Fuente: Domingo M. Salazar y Pablo Melgarejo (2002).


8.4. Riego.
El almendro responde muy bien al riego, se ha comprobado que aumenta su producción,
doblándola con facilidad y regularizándola.
La mayoría de los almendros se cultivan en secano, pero las nuevas plantaciones son de
riego localizado y sin limitación de agua, pero algunas parcelas reciben solo riegos de
apoyo cuando la disponibilidad del agua lo permite.

En riego por goteo se estima un consumo medio de 3.000 m3/ha para conseguir una buena
producción.

El periodo de mayores requerimientos hídricos en el almendro es el comprendido entre el


inicio del engorde rápido de la almendra y las fechas en las que esta alcanza su longitud
definitiva; las necesidades disminuyen en los periodos anterior y posterior al señalado,
pero no por ello se debe suprimir el riego en su totalidad.

La reanudación de un volumen de riego normal 15-20 días antes de la recolección


favorece el desprendimiento de la corteza de la almendra.

8.5. Poda.
El cultivo tradicional solo recibía la poda de rejuvenecimiento cada cierto número de
años. Los planes de mejora han introducido nuevas técnicas de poda, además de
recomendar variedades poco exigentes en poda.

En la poda de formación se tendrá en cuenta el marco de plantación, la mecanización del


cultivo y la entrada en producción de la variedad elegida, así como el vigor y hábito de
crecimiento de la misma.

La poda de formación se suele realizar en vaso, pero también puede ser en espaldera.
Posteriormente se llevará a cabo una poda de regeneración ligera, eliminando la madera
muerta, las ramas mal erigidas y los chupones y se rebajarán los ramos mixtos a ramos de
mayo.

9. PLAGAS Y ENFERMEDADES.

9.1. Plagas.
-ORUGUETA (Aglaope infausta).
Se trata de un microlepidóptero polífago, cuyo adulto posee un cuerpo oscuro y alas
grises. La oruga posee una característica banda dorsal central amarilla, con punteado
intercalar negruzco y rodeada de dos bandas también dorsales de color violeta.

La oruga se alimenta de las hojas cuando éstas comienzan a brotar, produciendo unas
galerías peculiares.

Los árboles atacados pierden las hojas de forma precoz, quedando su vigor reducido tras
varios años de ataque.

Control.
-Si no se dan tratamientos de invierno con aceite, que controlan la plaga, deben emplearse
aceites de primavera al iniciar la brotación.
-Resulta eficiente el control de las orugas con Bacillus thurigiensis.
-Se recomienda el empleo de las siguientes materias activas:

Presentación del
Materia activa Dosis
producto
Suspensión
Carbaril 48% 0.25-0.30%
concentrada
Fosalon 30% 0.20% Polvo mojable
Polvo para
Malation 4% 20-25 kg/ha
espolvoreo
Metidation 30% + Concentrado
0.10-0.20%
Piridafention 20% emulsionable
Metidation 40% 0.10-0.15% Polvo mojable
Concentrado
Metil Azinfos 20% 0.20-0.25%
emulsionable
Napropamida 50% 0.20-0.25% Polvo mojable
Polvo soluble en
Triclorfon 80% 0.25-0.30%
agua

-TIGRE (Monosteira unicostata Muls y Rey).


Es un hemíptero muy voraz y difundido por todo el área mediterránea. Su tamaño oscila
entre 2-2.5 mm, de color marrón claro y con un listado del que toma su nombre. Presenta
dos generaciones en las regiones frías y tres en las templadas.

Los adultos invernan en las estrías de la corteza del almendro y bajo las hojas secas. En
primavera, se sitúan bajo la cara inferior de las hojas donde practican numerosas
picaduras.

Los síntomas se manifiestan por el amarilleo en el haz de las hojas y por la característica
deposición de los excrementos, que quedan adheridos al envés, dando lugar a unos típicos
punteados negros.

Si la infección se propaga, las hojas terminan por caer, provocando daños importantes en
la actividad vegetativa del almendro.

Control.
-Su captura puede realizarse con trampas alimenticias.
-El momento más adecuado para efectuar el tratamiento es en primavera, después del
nacimiento de la primera generación.
-El control químico se basa en la aplicación de Rotenona y Piretroides.

-POLILLA DEFOLIADORA (Malacosoma neustria L.).


Se trata de un lepidóptero, cuya larva es muy voraz, tiene mucha actividad en primavera
y una sola generación al año.

El adulto es de color amarillo oscuro con estrías más claras. Realiza la puesta en verano
en forma de anillo en los brotes jóvenes de los que nace la larva que se alimenta de hojas
jóvenes. Las larvas tienen la cabeza azulada con dos manchas negras, una estría dorsal
blanca y cortos pelos rosáceos, éstas devoran las yemas y brotes y construyen un nido
enrollando las hojas y uniendo sus bordes con un hilo de seda blanquecino, que recubren
con abundante polvo amarillento. Si el ataque es muy fuerte puede dejar los brotes
jóvenes sin hojas.

Control.
-Durante el invierno, se pueden recoger y destruir los huevos.
-En primavera, conviene recoger los nidos, que contienen las larvas y, si no fuera
suficiente, se puede aplicar un tratamiento a base de Carbaril, Deltametrina, Metomilo y
Metil-Azinfos.

-PULGÓN (Myzus persicae Sulz; Brachycaudus helichrysi Kalt; Brachycaudus


amygdalinum Smith; Hyalopterus pruni Geoffr; Hyalopterus amyddali B.).
Son numerosas las especies de áfidos que atacan al almendro, pues muchos de ellos son
polífagos. Suelen atacar a los brotes más jóvenes y las hojas dando lugar a enrollamientos
y deformaciones, los brotes se desarrollan mal y sus entrenudos quedan muy cortos. Si el
ataque es muy fuerte puede dar lugar a deformaciones.

Control.
-El tratamiento preventivo con aceite de invierno y un organofosforado resulta eficiente
en el control de los huevos.

-El tratamiento más adecuado es el que se realiza en el momento de la floración, al


aparecer los primeros individuos.

-Se recomienda alternar las materias activas para evitar la aparición de resistencias, entre
las que destacan: Diazinon, Metilclorpirifos (microencapsulado), Fention, Etil Azinfos,
Fosalones, Malation, Dimetoato y Endosulfan.
-El control con piretroides es eficiente.

-BARRENILLO (Scolytus amydali Guer, Scolytus mali B.).


Son coleópteros de color oscuro y forma cilíndrica que afectan a diversos cultivos
leñosos. Los adultos aparecen en primavera e inician su actividad excavando galerías
debajo de la corteza, tanto en árboles deprimidos como en los jóvenes.

En las ramas se observa el serrín que produce el adulto al excavar las galerías en la
madera con poca circulación de savia. Normalmente también puede observarse gomosis
en los orificios de entrada de los barrenillos.

En primavera atacan la base de las yemas y ramos jóvenes, que se secan o se rompen con
facilidad. En verano, de las pequeñas aperturas circulares agujereadas en la corteza,
emergen los adultos de la segunda generación, que se comportan exactamente igual que
los de la primera.

Las ramas y ramificaciones pueden llegar a secarse, y si la infección se extiende a todo el


tronco, el árbol puede debilitarse hasta morir.

Control.
-El uso de restos de poda en el campo como cebo puede resultar eficaz siempre que se
retiren adecuadamente y se eliminen en lugares donde se puedan quemar sin riesgo. Estos
restos nunca deben permanecer en el campo o en sus márgenes.

-Los tratamientos con insecticidas preventivos irán dirigidos a los adultos cuando éstos
empiezan a alimentarse, siendo ineficaz la lucha contra los huevos y las larvas: se
emplean productos de larga duración que actúan por contacto.

-Dan resultados aceptables: Dimetoato, Metidation, Diazinon y Malation.

-ANTONOMOS (Anthonomus amygdali Hust, Anthonomus gentili).


Se trata de dos especies de curculionidos de 3 a 4 mm. de longitud.
Pasan el verano y en ocasiones hasta el otoño debajo de la corteza de los árboles, y a
finales de invierno atacan las yemas de flor.

El adulto realiza la puesta en las yemas y las larvas viven a expensas de los tejidos de las
yemas, de las flores y por último de los frutos en desarrollo.

Los daños son causados, principalmente, en las yemas florales, que no se desarrollan y se
secan, por lo que, en casos de ataques graves, se produce una fuerte disminución del
número de flores.

Control.
-Los tratamientos químicos solo son válidos durante el periodo otoñal, después de que
este curculiónido reemprenda su actividad trófica y la puesta de huevos. El insecticida
adecuado es el Carbaril.

-COCHINILLAS (Aspidiotus perniciosus Comst, Diaspis pentagona Targ, Parlatoria


oleae Colvée, Quadraspidiotus perniciosus).
Las cochinillas afectan tanto al tronco como a las ramas además de formar numerosas
colonias en los ramos del año.

Esta plaga suele afectar más a las partes más altas e iluminadas del almendro.
Las cochinillas reducen el vigor de los almendros.

Control.
-Realizar podas para eliminar la madera afectada por las cochinillas.
-Aplicar insecticidas hormonales reguladores del crecimiento del insecto. Éstos se
mezclan con aceite en un tratamiento en primavera en los primeros estadíos, por ejemplo
Piriproxifen y Buprofezin.

-GUSANO CABEZUDO (Capnodis tenebrionis L.).


Es un coleóptero que produce enormes daños en frutales de secano. El adulto ataca las
brotaciones en los que produce defoliaciones, pues se alimenta de hojas más o menos
tiernas royendo también los ramos jóvenes.

Los árboles atacados por las larvas quedan debilitados y pueden llegar a secarse cuando
el número de larvas que excavan galerías en las raíces limita la circulación de savia.

Control.
-Captura manual de adultos.
-Para disminuir la población de adultos resulta eficiente la aplicación de Fenitrotion.
9.2. Enfermedades.

-VERTICILOSIS (Verticillium dahliae Kleb.).


El síntoma más característico es la presencia en el interior de los tallos de manchas
necróticas de forma, tamaño y color variable, que se ponen claramente de manifiesto al
seccionar transversalmente o longitudinalmente una rama enferma. Estas manchas
pueden limitarse a simples puntuaciones o a manchas confluyentes en sectores o en
anillos en la zona vascular. El color de las manchas es claro y de contorno difuso en el
caso de un marchitamiento rápido y precoz; por el contrario, los ataques lentos presentan
manchas mucho más oscuras.

Control.
-Reducir la dosis y frecuencia de los riegos.
-Supresión de ramas afectadas cortándolas a unos 4 ó 5 cm. por debajo del punto en que
estas aparecen secas.
-No existe una lucha química eficaz para combatir la enfermedad.

-MONILIOSIS (Monilia laxa Aderh y Ruhl).


El daño se produce en la vegetac¡ón y en la producción cuando se presenta una elevada
humedad atmosférica.
Los síntomas pueden aparecer en las flores, hojas, frutos y brotes. Las flores son atacadas
en plena antesis y, rápidamente, destruidas y sustituidas por un amasijo del micelio. En
las ramas se presentan lesiones cancerosas (chancro). Inmediatamente después del ataque
de Monilia laxa, las hojas y los brotes presentan pequeñas áreas pardas de diverso
tamaño.

Control.
-Planificar la plantación, evitando las zonas de riesgo para esta enfermedad o emplear
variedades resistentes.
-Son importantes las intervenciones encaminadas a destruir las fuentes de conservación
del patógeno.

-La lucha va dirigida principalmente, a la destrucción de las fuentes de multiplicación del


hongo (frutos momificados, ramas con chancros, etc.), seguida de tratamientos químicos
durante el periodo de floración-fecundación. Entre las materias activas empleadas
destacan:

Presentación del
Materia activa Dosis
producto
Benomilo 50% 0.05-0.10% Polvo mojable
Captan 40%+
0.30% Polvo mojable
Carbendazima 8%
Capatan 50% + Metil
0.20-0.25% Polvo mojable
tiofanato 18%
Polvo para
Carbedazima 2.5% 20-30 kg/ha
espolvoreo
Clortalonil 50% +
0.30% Polvo mojable
Procimidona 16%
Folpet 40% + Metil Suspensión
0.20-0.25%
tiofanato concentrada
Suspensión
Mancozeb 42% 0.35-0.60%
concentrada
Maneb 30% + Metil Suspensión
0.40-0.60%
tiofanato 15% concentrada
Oxicloruro de cobre 37.5%
0.40% Polvo mojable
+ Zineb 15%
Procimidona 50% 0.10% Polvo mojable

-ANTRACNOSIS (Gloesporium amygdalinum Brizi, Glomerella cingulata Spaul y


Schrenk).
Esta enfermedad afecta a la almendra al principio de su desarrollo, especialmente las
variedades de cáscara blanda y a las hojas, siendo más frecuente en zonas cálidas.

Los síntomas son manchas amarillentas y pardas en los frutos en desarrollo (marzo-abril),
que al ir creciendo se van uniendo, produciendo goma sobre el fruto en desarrollo al
principio del verano.

Si el ataque es intenso puede perderse toda la producción.

Control.
-Empleo de variedades resistentes en climas cálidos.
-Se recomienda el empleo de dos o tres tratamientos con fungicidas anuales, uno en el
momento de la caída de los pétalos y el segundo unos 15-20 días después, pudiéndose
realizar un tercer tratamiento otros diez días después. Uno de los productos eficaces es
Captan 85%, presentado como polvo mojable a una dosis de 0.15-0.25%.

-FUSICOCUM O CHANCRO (Fusicoccum amygdali Delacr.).


Este hongo puede resultar difícil de controlar en almendro, pues penetra por las heridas
peciolares en la caída de hojas e incluso por la caída de pétalos florales, por tanto afecta a
ramos y ramas jóvenes y a sus yemas.

En las hojas, el patógeno induce grandes manchas zonadas pardas que son circulares o
irregulares en el contorno. El centro de las lesiones aparece escasamente punteado de
picnidios negros. El hongo está restringido a la mancha foliar durante el tiempo cálido,
pero crece hacia los nervios cuando las hojas envejecen.
Este hongo produce chancros y zonas de secado rápido en los ramilletes de mayo,
afectando a las yemas que llegan a desprenderse, a lamburdas y a ramos mixtos del año.

Control.
-La poda cuidadosa y la destrucción de las ramas afectadas ayudan a erradicar las fuentes
de inóculo.

-Se recomiendan dos o tres tratamientos entre mayo y julio, realizando un tercer
tratamiento unos días antes de la apertura de las flores. Resultan efectivas las siguientes
materias activas:

Presentación del
Materia activa Dosis
producto
Benomilo 50% 0.05-0.10% Polvo mojable
Suspensión
Carbendazima 50% 0.05%
concentrada
Clortalonil 50% +
0.30% Polvo mojable
Procimidona 16%
Folpet 40% + Metil Suspensión
0.20-0.25%
tiofanato 14% concentrada
Ziram 90% 0.20-0.25% Polvo mojable

-MANCHA OCRE (Polystigma ochraceumm Sacc.).


En las hojas de los almendros se observan unas manchas amarillo-marrón al principio,
que pasan posteriormente a rojo. Estas manchas pueden afectar a la mitad de la superficie
foliar o a una zona sectorial de las mismas. Las manchas evolucionan a necrosis y llegan
a producir defoliaciones anticipadas. Si continúan los ataques durante varios años el árbol
acaba debilitado y se acelera su envejecimiento.

Control.
-Evitar la plantación de almendros en zonas con elevada humedad ambiental.
-En caso de efectuar tratamientos se recomiendan las siguientes materias activas:
Presentación del
Materia activa Dosis
producto
Suspensión
Captan 47.5% 0.25-0.30%
concentrada
Captan 50% + Metil
0.20-0.25% Polvo mojable
tiofanato 18%
Captan 85% 0.15-0.25% Polvo mojable
Suspensión
Folpet 40% 0.20-0.25%
concentrada
Tiram 80% 0.20-0.30% Polvo mojable

-LEPRA O ABOLLADURA (Taphrina deformans Tul).


Este hongo pasa el invierno en la corteza del tronco y de las ramas o en la proximidad de
las yemas, su desarrollo se ve favorecido con temperaturas que oscilan entre 14-18ºC,
especialmente cuando existe una elevada humedad ambiental.

Esta enfermedad se manifiesta en las hojas, que toman un aspecto abollado. A medida
que aumenta el desarrollo vegetativo del almendro, también crece el volumen de las
bollosidades, las cuales tienden a confluir, invadiendo toda la superficie foliar. Al mismo
tiempo, se producen cambios de color en las partes dañadas: los tejidos se tornan rojizos.
En la cara inferior, las hojas toman un aspecto céreo-brillante, terminando por secarse y
desprenderse.

Si los frutos son atacados se forman escrecencias de color rojizo y si los frutos recién
formados se ven atacados, la enfermedad determina su caída. En las flores, el abollado
provoca el aborto, deformándolas completamente.

Control.
-Es muy importante limitar su difusión aplicando tratamientos preventivos con Ziram
90%, presentado como polvo mojable a una dosis de0.20-0.30%.

-CRIBADO. PERDIGONADO (Stigmina carpophila Ellis).


Este hongo ataca tanto a las hojas como a los brotes jóvenes. En las hojas se observan
inicialmente unas manchas redondeadas de color marrón rojizo que puede llegar a color
violáceo, con un halo clorótico que evoluciona a necrosis circulares, las cuales hacen que
el centro de la mancha se deseque y se caiga, generando los orificios característicos.

También puede afectar a los frutos de almendro, que aparecen manchados y con necrosis
circulares que segregan goma.

Control.
-Son efectivos los tratamientos preventivos con caldo bordelés.
-En caso de ataques intensos se recomiendan las siguientes materias activas:
Presentación del
Materia activa Dosis
producto
Captan 40% +
0.30% Polvo mojable
Carbendazima 8%
Captan 50% + Metil
0.20-0.25% Polvo mojable
tiofanato
Folpet 40% + Metil Suspensión
0.20-0.25%
tiofanato 14% concentrada
Maneb 50% + Metil
0.20-0.35% Polvo mojable
tiofanato 25%
Suspensión
Zineb 50% 0.40%
concentrada
Granulado dispersable
Ziram 76% 0.25-0.35%
en agua

-ROYA DEL ALMENDRO (Puccinia pruni-spinosae Pers).


Los síntomas son unas manchas cloróticas en las hojas, visibles en el haz y que
corresponden con las típicas pústulas rojizas.

Control.
-Desinfectar el suelo antes de la plantación.
-Empleo de variedades resistentes.
-En ataques importantes se recomiendan las siguientes materias activas:

Materia activa Dosis Presentación del producto


Mancozeb 42% 0.35-0.60% Suspensión concentrada
Zineb 80% 0.25% Polvo mojable
Granulado dispersable en
Ziram 76% 0.25-0.35%
agua

-CHANCRO BACTERIANO (Pseudomonas syringae van Hall, Pseudomonas


amygdali Psallidas y Panagopoulos).
Las poblaciones bacterianas en las superficies de las hojas son una importante fuente de
inóculo para infecciones de huéspedes susceptibles. A finales de invierno, periodos con
frecuentes precipitaciones, alta humedad, temperaturas frías y viento favorecen la
dispersión e infección. La lluvia durante la estación de crecimiento asegura que el inóculo
se disperse por toda la plantación.

Las bacterias penetran en los estomas, colonizando los espacios intercelulares del
parénquima. El tronco y las ramas de los almendros son infectados normalmente en otoño
e invierno. Las heridas de poda y las lesiones por heladas proporcionan puntos de
entrada. Las bacterias pueden alcanzar las yemas mediante extensión sistémica desde las
hojas, a través del peciolo, mucho antes de la caída de la hoja.

Posteriormente, los chancros aparecen en la base de las yemas invadidas. La extensión de


los chancros disminuye durante el invierno, pero se reanuda de nuevo en primavera. El
posterior desarrollo se puede detener más tarde en primavera cuando se forma el tejido
del callo. Las poblaciones bacterianas en los chancros disminuyen durante el verano. Los
chancros pueden hacerse inactivos después de un año, o reemprender la expansión si el
patógeno no es detenido eficientemente.

Las lesiones en el fruto son causadas por la expansión secundaria de las bacterias que
rezuman de las manchas y chancros foliares.

Control.
-Los almendros son particularmente susceptibles en suelos arenosos, tierras anegadas que
drenan mal y durante prolongados periodos de sequía.
-Los árboles afectados deben arrancarse y ser eliminados del campo lo más rápidamente
posible.
-Las heridas de poda se limpiarán adecuadamente y tras desinfectarse, facilitar su
cicatrización con un mastic adecuado.
-En el control químico se recomiendan las siguientes materias activas:

Presentación del
Materia activa Dosis
producto
Captan 85% 0.15-0.25% Polvo mojable
Suspensión
Folpet 50% 0.25-0.30%
concentrada
Oxicloruro de cobre
0.40% Polvo mojable
37.5% + Zineb 15%
Zineb 80% 0.25% Polvo mojable

10. RECOLECCIÓN.
La recolección de la almendra depende del estado de maduración de la variedad, de la
facilidad de derribo y pelado y de las condiciones climáticas.

Para el fruto de industria la recolección se lleva a cabo de forma mecanizada, aunque


hasta hace unos años, lo normal era el “vareo”. Se emplean vibradores, de forma que la
fruta que va cayendo en las calles se va barriendo y se deja en el centro de la calle para
recogerla con una recolectadora. Para ello se debe cortar el riego con antelación con el fin
de evitar posibles daños con el vibrador. En el sector industrial se procede al pelado,
lavado, secado y descascarado.

11. VALOR NUTRIONAL.


La almendra constituye un componente importante en la dieta mediterránea. Es
interesante resaltar que por su elevado valor energético y bajo contenido en azúcares la
almendra es recomendable en la dieta alimentaria de los diabéticos.

La almendra tiene un elevado valor nutritivo. Destaca su composición en proteínas


(18%), fibra (10%) y grasa (54%), en su mayor parte en forma de ácido oleico. También
cabe destacar su contenido en minerales (magnesio, hierro, potasio) y vitaminas (A, E,
B1, B2...). Además posee un elevado valor energético: 2.725 KJ/100g.

La composición mineral de la almendra presenta una gran variabilidad en función de las


condiciones de cultivo, composición del suelo, etc. y en menor medida por la variedad.
En la siguiente tabla se muestra la composición mineral y el contenido en cenizas para
variedades cultivadas:

Composición mineral de diferentes variedades de almendra (mg/100 g de materia


seca)
Del
Composición Desmayo Ramillete Garriguez Colorada Marcona Peraleja Guara
Cid
Potasio 594 622 750 579 873 618 544 718
Calcio 197 224 250 201 274 255 222 105
Fósforo 586 622 665 503 5.03 529 544 533.46
Magnesio 222 256 350 236 241 236 207 196
Sodio 4.6 8.8 5.0 8.2 9.7 11.2 13.4 14.2
Manganeso 1.3 1.5 1.3 1.9 1.8 1.7 1.5 1.35
Hierro 3.9 3.6 5.0 4.5 3.7 2.9 5.3 2.4
Cobre 1.2 1.0 1.5 1.3 1.1 1.4 1.2 1.0
Cinc 3.8 3.9 4.1 4.1 3.2 3.4 4.1 4.0
Cenizas (%) 3.16 3.33 3.66 3.00 3.66 3.49 3.00 3.01

12. POSTCOSECHA.
El empleo de variedades de cáscara dura permite su almacenaje sin peligro de
enranciamiento, como en el caso de las de cáscara blanda. Este hecho permite alargar la
campaña de descascarado, que se inicia cada vez antes debido a la introducción de
variedades de maduración muy temprana.

Las almendras en cáscara casi no se comercializan. Una vez en grano pueden ya


comercializarse como almendras con piel o peladas para diferentes usos: enteras para
aperitivos, turrón, guirlache, peladillas, tabletas de chocolate, mazapán, harina, etc.

Una vez descascarada la almendra debe almacenarse en condiciones de baja temperatura


para evitar que se enrancie.

Sólo algunas variedades tienen usos específicos como Desmayo Largueta, para aperitivos
de almendra tostada con piel.