Está en la página 1de 10

El Aprendiz

Aprendiendo de todo a través de la web.


miércoles, 4 de noviembre de 2009

Análisis del sexto episodio: Haciendo zumos

La prueba del sexto programa consistía en crear un zumo y comercializarlo. Para ello, los
integrantes de cada uno de los dos equipos tenían que escoger la combinación de frutas que
produjese el sabor que tendría el zumo, escoger una marca para el producto, un eslogan, un
envase y finalmente producirlo en un factoría especializada y comercializarlo en la calle o en
establecimientos. Los equipos fueron de nuevo mixtos, siendo los líderes en esta
ocasión Angel por el equipo Crash.es y Anai por el equipo Stamina.

Ambos grupos se dicidieron, como siempre, en dos subgrupos. Uno de ellos sería el encargado de
crear el producto, mezclando zumos de varias frutas y hortalizas proporcionadas por el programa.
De este cometido se encargaron Juancho, Teresa y Ana por el equipo Crash.es
y Noelia y Nataliapor el equipo Stamina.

El cometido del segundo subgrupo era hacer un estudio de mercado de cara a la posterior
comercialización del producto, aspectos como la elección del envase (tamaño, color, diseño...) y la
política de precios corrían de cuenta de este subgrupo que estaba conformado en el
equipo Crash.es por Angel y Paco y en equipo Stamina por Anai y Enrique. Curiosamente en
ambos equipos se dio la circunstancia de que el líder no formaba parte del subgrupo que elegía el
producto a comercializar, sin duda la base de todo el proceso. Stamina se decidió por un zumo de
naranja, melocotón y sandía mientras que Crash.es optó por una combinación de fresa, zanahoria
y piña.

Los errores aparecieron, como siempre, desde el primer momento, sobre todo en el
equipo Stamina, en el que Natalia utilizó el Principio de Arquímedes para calcular las proporciones,
sin tener en cuenta que volumen y peso no son lo mismo y que 1 Kg. no equivale a 1 litro salvo en
algunos fluidos muy concretos. Así las cosas, el equipo Stamina se encontró, en el momento de la
producción, con que no tenía suficiente sandía para cumplir las proporciones que habían puesto en
la etiqueta, y no sólo eso, sino que la cantidad de zumo de melocotón también era mucho menor
de la necesaria.
Lejos de arrugarse tras este grave contratiempo, la líder (Anai) y su "mano derecha" en esta
prueba (Enrique) sugirieron varias "originales" formas de vender un producto que no sólo no
cumplía las proporciones marcadas en la etiqueta sino que las botellas
eran visiblemente diferentes en cuanto a color (algunas de ellas sólo llevaban naranja y melocotón
y otras eran sencillamente zumo de naranja). El equipo Stamina nunca se planteó cambiar las
etiquetas sino que ideó formas para encubrir su engaño a los consumidores y poder colocar el
producto en el mercado. Argumentos como que la fruta no siempre produce zumo del mismo color
o la venta de melocotones por cada zumo comprado les ayudaron a vender un producto distinto al
que se indicaba en la etiqueta.

Por su parte, el equipo Crash.es, liderado por Angel, realizó un prueba aceptable. Pese a cometer
el grave error de no calcular el precio de coste del zumo en base a las frutas que contenía, lo que a
la postre supuso que cada botella de un litro tuviese un coste de producción de más de 4 euros, la
habilidad en la venta de Juancho y, sobre todo, de Teresa, le permitieron colocar en el mercado
más del 90 por cierto de lo producido a un precio de 6 euros el litro.

Bajo este escenario ambos equipos se presentaron, previa indicación de la secretaria, en el


despacho del Sr. Bassar, con el firme convencimiento, por ambas partes, de que la prueba había
sido un éxito. Pero el empresario catalán pronto les hizo ver sus graves errores, cosas tan obvias
como que ninguno de los equipos se había detenido a calcular el coste de producción, por no
hablar de la tropelía de vender un producto que nada tenía que ver con el que se indicaba el
envase o que no contenía la cantidad de producto referida en la etiqueta (caso del
equipo Crash.es).

Cuando los ayudantes de Lluis Bassat le hicieron saber el resultado de beneficios de ambos
equipos los resultados fueron muy similares. Stamina había conseguido un beneficio 73 céntimos
mayor al de Crash.es. Sin embargo, en esta ocasión el criterio para elegir al equipo perdedor no
fue económico, si no ético y Stamina perdió la prueba por dar gato por liebre a los consumidores,
algo que Bassat tachó de "inaceptable".

Finalmente, junto a la líder de Stamina (Anai) se sentaron Natalia y Noelia, entre ellas estaría la
persona despedida tras esta sexta prueba. Natalia culpó a Noelia por ser la líder del subgrupo que,
a su juicio, había cometido más errores. Noelia a Anai por sus errores estratégicos..., pero
finalmente fue Anai quien se autoinculpó por ser la máxima responsable del equipo, actitud por la
que fue felicitada por el Sr. Bassat justo antes de decirle... ¡Está despedida!

El Aprendiz
Aprendiendo de todo a través de la web.
jueves, 12 de noviembre de 2009

Análisis del séptimo episodio: Arde París


En el séptimo programa de El Aprendiz los candidatos que aún permanecen en el programa se
desplazaron a París con el fin de superar allí la prueba semanal, allí les esperaba el señor Bassat.
La composición de los equipos para este nuevo reto fue la siguiente:

Stamina: Angel, Manuel, Paco y Juancho


Crash.es: Noelia, Ana, Natalia, Teresa y Enrique

Manuel y Natalia fueron los líderes en esta ocasión y la prueba consistía en vender artículos
gastronómicos de una Comunidad Autónoma en un mercado de París y promocionarlos de forma
original. La Comunidad Autónoma elegida por el equipo Crash.es fue Andalucía mientras que el
equipo Stamina eligió vender productos típicos de la Comunidad Valenciana. El presupuesto
asignado para esta prueba era de 800 euros.

Como cada semana, los cada uno de los grupos se dividió en dos subgrupos. Los líderes
acompañados por algunos compañeros, permanecieron en Madrid donde se situaba el centro de
operaciones y se realizaron las compras de productos mientras que los concursantes restantes
desarrollaban el estudio de mercado en París. Al día siguiente todos se reunirían en la capital gala.

El equipo Crash.es optó por el Gazpacho, el jamón, las aceitunas, el aceite de oliva y el vino de Jerez
como productos mientras que el equipo Stamina optó por la paella (incluida un formato enlatado para
llevar), la horchata y los fartons.

Durante el transcurso de la prueba el equipo Crash.es se mostró mucho


más cohesionado que Stamina, tanto en el propio desarrollo de las actividades como, sobre todo, a
la hora de buscar consenso para definir las estrategias. En Stamina afloraron tensiones personales
y profesionales entre sus integrantes que repercutió negativamente en el desarrollo de las tareas.

Finalizada la jornada el equipo Crash.es obtuvo unos ingresos de 1.098 euros, por los 890 del
equipo Stamina. Por tanto debía decidirse si que dos personas acompañaban a Manu en la reunión
final con Bassat. Los elegidos por el líder fueron Angel, a quien se le achacó falta de modales en
varios momentos de la prueba y Paco, por su poca participación y protagonismo durante el estudio
de mercado en París.

Pese a que Paco y Angel estuvieron de acuerdo en la responsabilidad directa del líder en la derrota
de su equipo finalmente el despedido fue Angel. El bajo autocontrol le jugó una mala pasada al más
joven de los candidatos que tuvo que abandonar el programa frente a dos candidatos que habían
hecho tantos o más méritos que él para dejar El Aprendiz.

¿Qué opináis vosotros? ¿Qué os han parecido los enfrentamientos verbales entre Juancho y Paco
por un lado y Angel y Manu por el otro? ¿Fue justa la expulsión?

El Aprendiz
Aprendiendo de todo a través de la web.
lunes, 16 de noviembre de 2009

Análisis del octavo episodio: Productos de moda

En la prueba del ayer domingo los concursantes debieron de realizar una serie de actividades
relacionadas con el mundo de la moda. En primer lugar debían de diseñar una colección,
posteriormente tuvieron que vender prendas de diseño de dos formas diferentes; a través de un
evento promocional en un bar y directamente en una tienda de moda.

Los 8 candidatos que permanecían en El Aprendiz se dividieron, como cada semana, en dos grupos.
El grupo Stamina estaba compuesto, en esta ocasión, por Teresa, Ana, Juancho y Enrique, siendo
este último el encargado del liderazgo del equipo. Por su parte, el equipo Crash.es, estaba
compuesto por Natalia, Manuel, Paco y Noelia, asumiendo el rol de líder esta última.

Cada uno de los equipos debía dividirse en dos subgrupos, uno de ellos sería el encargado de dirigir
las operaciones desde Madrid, mientras que el otro se desplazaría a la fábrica donde debían de
diseñarse y confeccionarse las prendas. Las estrategias por parte de los líderes fueron diferentes en
este punto, ya que mientras que Enrique optó por quedarse realizando el estudio de mercado en el
"centro de operaciones", Noelia optó por trasladarse a la fábrica donde dando mayor importancia al
producto pero perdiendo la visión global de la prueba.

El equipo Stamina apostó por la ropa de hombre y por puntos de venta (tienda y bar) en el barrio de
Salamanca, mientras que el equipo Crash.es optó por una colección de mujer y puntos de venta en
La Gran Vía. El desempeño de ambos equipos fue, una vez más, discreto y llamaron la atención
algunos errores de bulto por ambos equipos. El equipo Stamina, por ejemplo, pagó una cuota fija de
200 euros por el alquiler de un bar donde no vendieron absolutamente nada y los visitantes sólo se
tomaron 4 consumiciones, obviando la posibilidad de pagar a tenor de la ocupación o de las bebidas
consumidas.

Pero los errores cometidos por el equipo Crash.es fueron de mayor calado aún. A la líder, Noelia, no
se le ocurrió otra cosa que comercializar sólamente ropa de la talla 38 en la tienda, aspecto
determinante para que su equipo fuese incapaz de vender un volumen aceptable de producto ya que
muchos clientes con intención de comprar no lo hicieron por no encontrar ropa de su talla en la
tienda.

Tras un desempeño mejorable, ambos equipos se reunieron con el Sr. Bassat para conocer los
ingresos que habían obtenido. La diferencia fue, una vez más, mínima. El equipo Crash.es obtuvo
unos ingresos de 1.580 euros mientras que sus rivales de Stamina lograron 1.587 euros. El equipo
Stamina ganaba por tan sólo 7 euros.

Así las cosas, la líder de Crash.es (Noelia) debía de elegir a las dos personas que le acompañarían
en la reunión final con Lluis Bassat, de donde saldría la persona despedida esta semana. Los
elegidos fueron Manuel y Paco, al primero de ellos le achacó su apatía y falta de participación durante
todo el desarrollo de la prueba y al segundo sus errores puntuales en algunas fases de la misma.

Tras la clásica ronda de acusaciones y alegatos en contra de sus compañeros y su propia defensa,
había llegado la hora de que el señor Bassat pronunciase la famosa frase "Estás despedido" y
señalase con el dedo a la persona que debía abandonar el programa. El elegido en esta ocasión fue
Manuel. Su falta de participación durante toda la jornada provocada probablemente por el cansancio
acumulado jugó en contra del sustituto de Benjamín que se convertía, de esta forma, en la novena
persona en abandonar El Aprendiz.

El Aprendiz
Aprendiendo de todo a través de la web.
martes, 24 de noviembre de 2009

Análisis del noveno episodio: Conciertos en Madrid


En la prueba de esta semana los 7 candidatos que aún permanecían en el programa debían
organizar y explotar actividades musicales. En concreto debían sacar el mayor beneficio a dos
conciertos. Juancho y Ana lideraron los equipos. El primero estaba acompañado por Teresa, Paco y
Enrique, mientras que Ana tenía como compañeras a Noelia y a Natalia.

En el equipo Stamina, Juancho decidió que Teresa y Paco se encargasen de seleccionar el grupo
musical mientras que él y Enrique serían los encargados de cerrar los acuerdos económicos con los
grupos. En el equipo Chash.es Ana decidió que Nolia la acompañase en la labor de negociar los
aspectos financieros, mientras que Natalia sería la encargada de seleccionar a la banda que daría
el concierto.

Stamina decidió dar un concierto con doble participación y consiguió cerrar un precio de 200 euros
con cada uno de los grupos. Las integrantes del equipo Crahs.es se mostraron mucho menos hábiles
en la negociación que sus rivales y pagaron casi el doble que Stamina (700 euros) por la participación
de un sólo grupo en el concierto.

Al día siguiente ambos equipos pusieron en marcha los aspectos promocionales del evento, aspecto
en el cual el equipo Stamina se mostró mucho más cohesionado y acertado que el equipo Crash.es,
donde las tensiones entre sus integrantes hacían casi imposible el trabajo en equipo. Una vez
finalizadas las actividades promocionales, negociada la forma de pago a los propietarios de los
locales (ambos equipos acordaron un porcentaje sobre la venta de entradas) y salvadas algunas
discrepancias con los grupos en relación a la bebida y la comida de la que éstos podrían disfrutar
durante el desarrollo de la actuación, era la hora de comenzasen los conciertos.

Ambos equipos llenaron sus salas y tuvieron, por tanto, una afluencia de público similar. Sin
embargo, la venta de merchandising (camisetas y CD´s) fue mucho más fructífera para el equipo
Stamina que vendió, por ejemplo, una gran cantidad de camisetas a 12 euros la unidad. Así las cosas
los candidatos debían rendir cuentas sobre su desempeño ante el Sr. Bassat.

Puesto que los ingresos de grupo Stamina superaron los 1400 euros y los del grupo Crash.es apenas
llegaron a los 900 euros, la persona despedida en este noveno programa debía de salir del equipo
conformado por Ana, Noelia y Natalia. Finalmente, tras las acusaciones correspondientes entre las
candidatas a ser despedidas el Sr. Bassat tuvo a bien despedir a Ana basándose en la ausencia de
organización y falta de comunicación que acompañó al equipo Crash.es a lo largo de toda la prueba,
decisión en la que quizás tuvo también su importancia el intento de Ana de ocultar al mentor las
continuadas protestas por parte del grupo musical en relación a la ausencia de cena y bebidas
durante el concierto.
El Aprendiz
Aprendiendo de todo a través de la web.
lunes, 30 de noviembre de 2009

Análisis del décimo episodio: Gestión deportiva

Este domingo se llegaba al décimo episodio de El Aprendiz con tan sólo 6 supervivientes: Natalia,
Noelia, Enrique, Juancho, Paco y Teresa. En esta décima prueba los candidatos debían de
promocionar un equipo de fútbol con el objetivo de movilizar a la afición para que acudiese al campo.
Para ello desarrollaron varias líneas de actuación promocionales; una con publicidad en prensa, una
cuña de radio y una acto en plena calle.

El equipo Stamina estuvo conformado por Juancho, Teresa y Paco, siendo este último el líder del
grupo. Por su parte, Natalia, Enrique y Noelia conformaron el equipo Crash.es, donde la líder fue
Noelia. Los primeros debían de movilizar a la afición de la Unión Deportiva Almería, mientras que a
los segundos se les encargó la misión de movilizar a los aficionados del Deportivo de A Coruña.

Durante el desarrollo de la prueba ambos equipos tuvieron un desempeño desigual, mientras que el
equipo Stamina lo hizo razonablemente bien en el equipo Crash.es reinaba la descoordinación y la
anarquía, lo que derivó en una absoluta desmotivación por parte de sus integrantes, en especial de
Natalia y Enrique, que rindieron a escaso nivel. La falta de acuerdo entre los integrantes del equipo
Crash.es provocó acciones individuales por parte de sus integrantes que derivó entre otras cosas,
en un una penosa campaña de publicidad impresa, carente de sentido y extremadamente agresiva,
en un fracaso rotundo del evento en la calle y, en general en una actuación penosa, quizás la pero
de cuantas se han visto hasta el momento.

Por su parte, el equipo Stamina estuvo correcto, salvando algunos matices como la falta de liderazgo
por parte de Paco que delegaba continuamente la generación de ideas y la toma de decisiones en
Teresa y Juancho, o la publicidad impresa, donde ninguno de ellos parecía darse cuenta de que los
editores habían cambiado el eslógan de la misma. En cualquier caso, el equipo Stamina logró
movilizar a 1.000 personas más de las que habitualmente acuden al campo del Almería, mientras
que el equipo Crash.es, lejos de hacerlo, lo único que obtuvo, fue la disconformidad de la directiva
del Deportivo de A Coruña con la campaña de publicidad impresa que habían diseñado, al
considerarla dañina para la imagen del club.
Como consecuencia de todo ello, el equipo que debió rendir cuentas ante el Sr. Bassat fue Crash.es,
cuyos integrantes pocos argumentos podían esgrimir ante tan rotundo fracaso. Enrique y Natalia
tenían claro que la responsable principal era Noelia a la que acusaron de ser individualista, no
contando con ellos para la toma de decisiones y de no establecer ningún tipo de organización ni
planificación a la hora de establecer las estrategias necesarias para cumplir con el objetivo marcado.
No les faltaba razón.

La tímida defensa de su actuación por parte de Noelia en la entrevista final con Lluis Bassat fue
baldía, había demostrado sobradamente que era incapaz de gestionar adecuadamente las
actividades que implicaba la prueba y también de motivar a sus compañeros. Pese a que la actuación
de estos últimos había sido mala, más bien penosa, Noelia tenía todas las papeletas para ser
despedida..., y así fue.

Análisis del undécimo episodio: Inventos

El programa sigue su curso y tras el programa de esta semana ya sólo quedan cuatro de los dieciséis
aspirantes iniciales a obtener un puesto en una de las empresas de LLuis Bassat. En el último
episodio los cinco candidatos debieron afrontar una de las pruebas más difíciles de cuantas se les
han presentado hasta el momento. Se trataba, en este caso, de elegir dos inventos y venderlos.
Como casi siempre, el vencedor sería el equipo que más beneficios obtuviese.

El programa les dio a elegir entre diez inventos y los aspirantes debían de preseleccionar tres de
ellos para, tras un "focus group" con consumidores potenciales, quedarse sólamente con dos de
ellos. Estos serían los inventos que debían de vender tanto a mayoristas como a minoristas ajustando
los precios de coste con un fabricante y los precios de venta con los distribuidores.

La composición de los equipos fue la siguiente; el equipo Stamina estaba compuesto por Juancho,
Natalia y Paco, mientras que el equipo Crash.es lo componían Teresa y Enrique. Los primeros
eligieron como inventos el cint confort y el "cover back" (una funda para asientos de estadios y
eventos deportivos). Crash.es, por su parte optó por producir y comercializar un sudoku
tridimensional y un paraguas "manos libres".

Como comentábamos anteriormente la prueba se presentaba complicada ya que al total


desconocimiento de los productos por parte de los candidatos, se presentaba, en esta ocasión, la
dificultad añadida de encontrar un fabricante y de negociar un precio de coste y de venta a un
producto del que no tenían referencia anterior alguna.

Ambos equipos pasaron dificultades a lo largo de este reto, pero en el caso de Stamina, una gran
venta a última hora de Juancho les salvó del fracaso. La actuación del equipo Crash.es fue
catastrófica; Enrique no preguntó los precios de coste de los inventos elegidos, Teresa perdió la
negociación con el inventor de Cint Confort frente a Natalia (ambos equipos querían explotar este
invento y sólo se lo podía quedar uno), fijaron el mismo precio de coste y de venta para el único
producto que lograron colocar en el mercado (el sudoku tridimensional...

Todos estos colocaron a Enrique y Teresa frente al Sr. Bassat al término al término de la prueba. El
equipo Stamina había ganado con claridad gracias a una venta de 3.500 euros de Juancho en el
último momento. Curiosamente el invento que generó tan grandes ingresos fue el Cint Confot, aquel
cuya negociación con el inventor había perdido Teresa frente a Natalia.

Finalmente el despedido fue Enrique, aunque bien lo podría haber sido Teresa como líder y máxima
responsable del nefasto desempeño del grupo (pareja en este caso). El buen rendimiento mostrado
hasta este programa por Teresa le libró en esta ocasión de una expulsión para la que ambos hicieron
sobrados méritos.

El Aprendiz
Aprendiendo de todo a través de la web.
lunes, 21 de diciembre de 2009

Análisis del episodio final (Nº13): Evento benéfico

Antes de comenzar con el resumen de lo acontecido en el


último episodio de El Aprendiz queremos pediros disculpas por no haber podido publicar el análisis
del episodio 12, el anterior a este último, en el que resultaron eliminados Paco y Natalia tras una
prueba en la que los candidatos debían de conseguir los mejores precios en distintos mercados
de Estambul.

En este punto hemos de volver a aclarar que esta web no tiene ninguna relación con
la organizacióndel programa ni mucho menos con La Sexta. Simplemente es obra de un aficionado
al programa que tuvo a bien crear una comunidad alrededor del mismo donde los seguidores de El
Aprendiz pudiesen plasmar sus opiniones acerca de los participantes y del desarrollo del
programa. Hemos leído algunos comentarios acerca de la desactualización de la web en los
últimos días y hemos de deciros que han sido motivos de fuerza mayor los que nos han impedido
hacerlo, hecho por el cual os pedimos disculpas, pero nada tiene que ver con el programa ni con
La Sexta, con los que este blog no tiene ninguna relación.Dicho esto vamos a lo que nos ocupa, el
último programa de esta primera edición de El Aprendiz.

En esta ocasión los finalistas (Juancho y Teresa) debían acometer el reto de organizar un evento
benéfico cuyos ingresos se destinarían a la Fundación Gomaespuma, con proyectos en Nicaragua
y Sri Lanka. Para el desarrollo de esta prueba no estarían sólos. Ambos pudieron elegir a tres
personas de entre todos los candidatos que pasaron por El Aprendiz para que les ayudasen en su
cometido. Los elegidos por Juancho fueron Enrique, Manuel y Benjamin, mientras que Teresa
eligió a Noelia, Ana y Anai.

Juancho, líder de Stamina, eligió un evento de flamenco para promocionar la fundación, mientras
que las chicas (que conformaban el equipo Crash.es) desarrollarían un evento de Flamenco.
Ambos equipos tuvieron que gestionar todos los aspectos relacionados con el evento, desde la
contratación de los artistas, hasta los patrocinios, pasando lógicamente por los aspectos operativos
del propio espectáculo. En este sentido el desempeño de ambos conjuntos fue aceptable, si bien
siempre se vio a Juancho más seguro y decidido que Teresa a la hora de tomar decisiones y de
ejecutar las distintas fases de las que constaba la prueba.

Puesto que en este caso el ganador no se iba a decidir por el beneficio obtenido en la prueba sino
por la percepción que de su trabajo se tuviese desde la Fundación Gomaespuma y de la propia del
Señor Bassat, no sólo en base al rendimiento en esta prueba sino en relación al desempeño y a la
evolución de los candidatos a lo largo de todo el programa.

Tras las pertinentes consultas con su equipo de asesores y de meditar una decisión que, en
palabras del propio Bassat, era la más difícil de cuantas había tenido que tomar en el programa, el
empresario catalán optó por Juancho, destacando de él su capacidad de aprendizaje y superación
y sus cualidades tanto para ser jefe como para ser subordinado. De Teresa también destacó su
gran actuación a lo largo del programa el entusiasmo que transmitía a los grupos en los que
trabajaba.

Así las cosas Juancho Lanchares, vallisoletano de 30 años, diplomado en Administración y


Dirección de Empresas, en Marketing y en Informática Empresarial y con destacada experiencia
hasta el momento como Jefe de Ventas en un concesionario de automóviles es el primer ganador
de El Aprendiz.

Por nuestra parte hemos de decir que no hubiésemos apostado por Juancho tras los primeros
programas pero ha sido, sin duda, el que más y mejor ha aprendido y el que más ha evolucionado,
hasta el punto de mostrarse, en estos tres últimos episodios, cómo un hábil negociador y un líder
sólido y decidido. Nuestra enhorabuena para Juancho y también para Teresa, una muy digna
finalista.