Está en la página 1de 12

DETRÁS DE CÁMARA

La inequidad de género en la industria cinematográfica nacional

Octubre 2018
Producción y Comercialización N2

Mosconi Delfina, Fragueiro Frias Valentina y Oses Oliveto Alana Belén


INDICE
Introducción.................................................................................................................. 2
Desarrollo ..................................................................................................................... 3
Conclusión .................................................................................................................. 10
Bibliografía ................................................................................................................. 11

1
Introducción

Históricamente la mujer no fue considerada capaz de ocupar posiciones


de liderazgo o que requieran fuerza física. Se las ha relegado al lugar de ama de
casa o trabajos relacionados con manualidades y tareas domésticas, y el cine
no es una excepción.

En este trabajo nos focalizaremos en el lugar de la mujer en la industria


del cine argentino. En primer instancia analizaremos la cantidad de mujeres que
estudian y trabajan en la industria en comparación con los hombres. Luego
abordaremos las experiencias de tres mujeres cineastas. Para concluir,
revisaremos las medidas que se han tomado en el mundo y en nuestro país para
alcanzar la igualdad de géneros en el rubro, así como las propuestas
presentadas por agrupaciones de mujeres.

2
Desarrollo

En los comienzos del cine argentino Arte y Vestuario eran los roles
tradicionales para las mujeres. Se los consideraba cuadros técnicos menores y
eran pocas las que lograban llegar a dirigir sus propias películas. Para
ejemplificar, entre 1917 y 1980 solo 10 largometrajes fueron dirigidos por
mujeres.

A lo largo de la historia las mujeres han conquistado puestos jerárquicos


que eran pensados como exclusivos para hombres en casi todos los ámbitos
laborales. En palabras de Clara Kiger en el artículo ¿Cuántas somos en la
producción de imágenes y sonido? 1 actualmente en el rubro de las directoras de
cine hay “un puñado interesante de nombres (…) entre ellos quizás los más
visitados son Lucrecia Martel y Albertina Carri”. ¿Pero cuál es el rol de la mujer
en el cine argentino? ¿Cuántas mujeres trabajan en esta industria actualmente?

Para comenzar, es relevante hablar de números. En las escuelas y


universidades de cine las mujeres representan casi la mitad de los egresados.
Según Kiger: del total de egresados de la Universidad del Cine entre 2002 y 2012
un 49,2% fueron mujeres. Por su parte en la Escuela Nacional de
Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) egresaron 328
mujeres entre los años 2000 y 2012, lo que representa el 46% del total. Sin
embargo, esta paridad no se ve reflejada en el ámbito laboral. El SICA informa
que entre 2003 y 2012 las mujeres cubrieron solamente un 31,5% de los puestos
de trabajo.

Según el anuario del INCAA en el año 2017 se estrenaron 220


largometrajes. Tomando la información de las fichas técnicas de estas películas
pudimos calcular los siguientes porcentajes sobre la participación de mujeres en
los estrenos nacionales: 58 películas, el 26,3%, tienen directoras mujeres. El
rubro con mayor participación femenina fue el de arte, con 65 directoras, el

1
KRIGER, Clara (Marzo 2914) ¿Cuántas somos en la producción de imágenes y sonido? Cinemas d’
amérique latine, 22, 69 – 79.

3
29,5%. En cuanto a la postproducción, 46 películas, 20,9%, fueron editadas por
mujeres. La menor participación se dio entre directoras de fotografía con apenas
20, el 9%. 2

Son más las mujeres haciendo documentales, no necesariamente porque


les importe más que la ficción. Es una cuestión de presupuesto, porque para
hacer documentales se necesita menos dinero. Según María Victoria Meni,
miembro de la asociación La Mujer y El Cine3:

“No suele ser lo más común que las mujeres manejen


presupuestos altos. Los productores no se los dan porque aún existe el
miedo a las maternidades (hay muchos prejuicios si la directora está en
edad de tener hijos) y al rumor de que no saben manejar el dinero”

Retomando nuevamente a Clara Kiger, “pareciera que la tarea de


entusiasmar a los inversores es generalmente más difícil para las mujeres
porque el dinero circula en ámbitos de poder que son masculinos por definición”.
Aún prevalece en la sociedad la idea de que emplear a una mujer es
desfavorable ya que puede quedar embarazada y el estigma de que la mujer no
puede estar al mando y manejar el dinero tan bien como un hombre.

Esta disparidad se replica en los grupos directivos de diferentes


asociaciones y en los jurados de concursos y festivales. Para ilustrar, solo 4 de
los 14 miembros que conformaron los jurados oficiales del Festival de Mar del
4
Plata en el año 2017 son mujeres. La comisión directiva de la Asociación
General de Directores Autores Cinematográficos y Audiovisuales (DAC) consta
de 16 integrantes, de los cuales 2 son mujeres.

2
Porcentajes calculados utilizando la información de las fichas técnicas de las películas, encontradas en
IMDB, Film Affinity y cinenacional.com
3
DÍAZ VIRZI, Sabrina (Marzo 2018) Empoderadas. Mujeres en cine: ¿por casa cómo andamos? Clarín,
EntreMujeres
4
CINELLI, Juan Pablo (Noviembre 2017) Las mujeres reclaman más y mejores espacios en la industria
del cine. Tiempo Argentino Beta.

4
En relación con el cine de los demás países, el argentino es el segundo
con mayor cantidad de personajes femeninos y el quinto en cuanto a mujeres
protagonistas y co-protagonistas. Argentina ocupa el tercer lugar en cuanto a
cantidad de directoras por país, detrás del Reino Unido y China, y el noveno en
cantidad de productoras (donde Brasil ocupa el primero).5 Por más que el país
ocupe una posición media si se lo compara con el resto del mundo, las mujeres
argentinas siguen en desventaja cuando se trata de la representación frente y
detrás de cámara.

En resumen, cada 5 trabajadores de cine argentino menos de 1 es mujer.


Este porcentaje no mejora cuando se analiza el lugar de las mujeres frente a
cámara: de los personajes protagónicos o co-protagónicos, solo el 30,7% son
mujeres. Estos números son alarmantes si se tiene en cuenta que las mujeres
representan el 51,3% de la población argentina.6 El cine es un aspecto cultural
que refleja la realidad en la que vivimos y forma de cierto modo la visión del
mundo que tienen sus espectadores.

Al realizar un estudio como este no puede ignorarse el movimiento Time´s


Up contra el acoso sexual, fundado en enero del 2018 por celebridades de
Hollywood en respuesta a las acusaciones contra el productor Harvey Weinstein
y el movimiento feminista #MeToo. Este movimiento marcó un hito en la lucha
de las mujeres en el mundo porque la llevó a la mirada de los medios más
importantes. Por primera vez miles de mujeres se vieron reflejadas en estas
celebridades y escuchadas, lo que posibilitó que realizaran denuncias de acoso
en el ambiente laboral.

Está tan naturalizado el lugar del hombre por encima de la mujer que
incluso las mujeres mismas lo toman como la norma. Al ser el rodaje un
ambiente compuesto en su mayoría por hombres tanto en cine, publicidad y
televisión, muchas mujeres se sienten obligadas a pensar dos veces lo que dicen

5
DUHAU, Bárbara y WENCESLAU, Mg. Taluana (Octubre 2016) Representaciones de género en el cine
argentino. Un Pastiche.
6
Porcentaje calculado según datos del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010 del
INDEC

5
o usan para evitar situaciones incómodas. Hay quienes que optan trabajar en
equipos reducidos y solo compuestos por mujeres, o se involucran mas en
proyectos independientes cuyos equipos técnicos están formados
equitativamente por hombres y mujeres.

Según experiencias personales de tres directoras entrevistadas la


situación cambia entre rodajes independientes y de grandes productoras pero
todas reconocen situaciones de abuso. Dos de las entrevistadas, Juana Varela
y Agustina Holzkan, ambas habiéndose desempeñado como asistentes de
dirección, reconocen que en varias ocasiones no se sintieron cómodas o seguras
en el ambiente de rodaje. Sintieron que sus capacidades no eran valoradas y
que su presencia allí pasaba por otro lado, haciéndolas sentir incómodas y
obligándolas a buscar otra salida laboral.

Agustina Holzkan comentó que nunca se vio limitada a trabajar por su


género pero si presenció situaciones en las que se sintió observada. También la
frase “vos porque sos mujer no lleves eso” la ha escuchado reiteradas veces.
Sin embargo, Agustina no piensa que “si una mujer quiere trabajar en cine no lo
pueda hacer por ser mujer”.

De manera similar, Juana Varela, en su experiencia trabajando en


publicidad, formó parte de equipos que en su mayoría eran todos hombres. En
una ocasión sintió que siendo la única mujer estaba allí no por su trabajo sino
por “otra cosa”. Por esta razón, no volvió a trabajar en publicidad y se dedicó al
cine.

Por su parte, Melisa Liebenthal, directora de “Las Lindas” y egresada de


la Universidad del Cine, comentó que nunca ha experimentado situaciones de
desigualdad o abuso evidentes, aunque es posible que a lo largo de su carrera
haya sufrido algún tipo de menosprecio menor que no reconoció por estar
acostumbrada a ese tipo de trato. Acerca de equipos técnicos, comenta que en
su experiencia en rodajes no ha visto grandes diferencias determinadas por el
género; esto puede ser debido a que los proyectos en los cuales ha participado

6
fueron producciones independientes o compuestos por un circulo de gente
cercano a ella.

Definitivamente hubo un aumento sustancial de mujeres trabajando en


cine en la última década, lo cual se puede atribuir al movimiento feminista y el
cambio de la visión sobre la mujer. ¿Qué medidas pueden tomarse para que este
número siga incrementando y logremos finalmente la igualdad entre
realizadores?

Muchos son los países que están incorporando políticas para contribuir a
la igualdad de genero y fortalecer el cambio cultural. Por ejemplo, la ANCINE
(Agencia Nacional del Cine de Brasil), que equivale al INCAA, realizó un estudio7
comparando 2015 a 2016, donde los números son parecidos a los de Argentina:
solo el 20,3% de largometrajes fueron dirigidos por mujeres. Debido a esto, lanzó
un Fondo Sectorial Audiovisual para la Producción de Largometrajes
Independientes de ficción, documental y animación, incluyendo por primera vez
cuotas para la producción de películas dirigidas por mujeres. Otro ejemplo es
Suecia, donde en 2013 la directora del Instituto de Cine Sueco Anna Serner
8
presentó el programa titulado Towards a Gender Equal Film Production. Una
de las medidas tomadas fue establecer por ley la igualdad absoluta en la
subvención del cine nacional, es decir, un 50% debe ir obligatoriamente a
películas dirigidas por mujeres y el otro 50% a películas dirigidas por hombres.

En Argentina no disponemos de cifras de modo oficial. Para realizar este


estudio tuvimos que tomar la lista de películas estrenadas y buscar la información
de cada una por nuestra cuenta. Tomamos esto como un indicio del camino que
aún queda por recorrer en el país. Igualmente existieron a lo largo de la historia
iniciativas para cambiar el paradigma. En el año 1997 la asociación “La mujer y
El cine” impulsó la creación del concurso Opera Prima Mujer financiado por el
INCAA. Se realizó ese año y una única vez más en 2007.

7
“Participação femenina na produção audiovisual brasileira” (2016) ANCINE
8
SORIANO, Griselda y CALCAGNO Luciana (Octubre 2017) La Cifra Impar (sobre mujeres directoras en el
cine argentino). Otros cines.

7
Hoy por hoy, existen iniciativas lanzadas por la ADF y EDA para
reflexionar sobre este tema, así como “Acción Mujeres Cine” y otras
agrupaciones realizan proyecciones y asambleas donde se discute el tema.
Fernando Juan Lima, vicepresidente del INCAA dijo a Clarín que se están
evaluando medidas de “discriminación positiva” para las películas que presenten
diversidad de género en su producción, por ejemplo, dando mayor puntaje a
equipos paritarios a la hora de repartir subsidios. En cuanto al acoso, en el último
mes el SICA lanzó una campaña para prevenir el acoso y la discriminación hacia
la mujer.

A su vez, ha habido un aumento en la cantidad de mujeres ganadoras de


premios y subsidios. En el primer concurso de Historias Breves, realizado en
1996, ganaron 11 realizadores, 3 de los cuales eran mujeres. En el año 2016 de
14 ganadores solo 5 fueron mujeres. Un año después, y veinte desde el primer
concurso, en 2017, los números se invierten y de 14 proyectos ganadores 10
tienen directoras. Esto refleja de cierto modo un avance en la participación de la
mujer en el cine argentino.

En una carta presentada al INCAA en julio del 2018, 400 mujeres


cineastas plantearon con urgencia la problemática actual por la cual transitan y
propusieron acciones concretas, discutiendo las nuevas normas que regirán para
el fomento y subsidio de la producción cinematográfica nacional. Plantearon, por
un lado, la creación de incentivos a la contratación de mujeres en equipos
técnicos; la discriminación positiva en subsidios y concurso; incentivos fiscales;
establecimiento de “cupos” en las cabezas de equipo, y en comités de selección,
festivales, jurados, etc. También propusieron una Ley de prevención de la
violencia simbólica y mediática contra la mujer, para entregarse en escuelas y
universidades de cine y a todos los miembros de la industria; crear un
observatorio para analizar el tratamiento de los roles femeninos en las películas
estrenadas; promover una ley de licencia por hijo, que facilite la continuidad de
trabajo para las mujeres embarazadas; crear una línea especial de Créditos,
Premios a mujeres u Operas Primas para impulsar el inicio de la actividad.

8
Pero entonces, ¿Estaríamos ayudando a las mujeres a impulsarse en la
industria cinematográfica? ¿O estaríamos más bien acentuando la brecha que
existe hoy en dia entre géneros?

Aún no se han tomado medidas reales por parte del INCAA para
incrementar la participación de las mujeres en la industria y equilibrarla con la de
los hombres. Generar subsidios o concursos específicos para mujeres estaría
de cierta forma ensanchando la brecha, porque implicaría que las películas de
mujeres y de hombres son de calidades diferentes. A pesar de esto, serviría para
comenzar a visibilizar a las mujeres en el cine, hasta que se genere a nivel social
el cambio necesario para que la mujer ocupe el mismo lugar como realizadora
que el hombre en la mirada del pueblo argentino.

Una forma de visibilizar a la mujer en la industria y ponerla en el lugar de


realizadora y líder es crear en las universidades y escuelas de cine Seminarios
de Cine de Mujeres. Las películas de mujeres mostradas en la facultad son una
minoría, por no decir nulas. Es imposible ignorar que el mundo necesita una
pluralidad de miradas. La igualdad de género enriquece la cultura audiovisual;
películas como las de Lucrecia Martel, Albertina Carri y Ana Katz difunden su
visión sobre el mundo y la visión sobre ellas mismas.

9
Conclusión

Por el legado histórico, cultural y social, para las mujeres ha sido siempre
más complejo y difícil el camino. Actualmente, vivimos un momento interesante
en términos de lucha feminista por la igualdad de género, por igualdad de
oportunidades, y poco a poco nos vamos acercando a un verdadero cambio de
paradigma. A medida que la sociedad va avanzando y cambiando, el rol de la
mujer también lo hace, y lo mismo sucede en el cine.

No se puede negar que los movimientos feministas sirven para alentar a


futuras cineastas a hacer valer sus derechos y luchar por el lugar que les
corresponde. Al ver más cine de mujeres, las estudiantes de cine se ven
inspiradas a querer mostrar también su visión del mundo. Así también los
hombres se ven influenciados por dicha visión femenina y al mismo tiempo se
está generando un cambio en la concepción de mujer como realizadora.

Creemos que la sociedad es consciente de este cambio, así como


también los estudiantes y trabajadores. Es notorio que tanto el INCAA como otras
organizaciones están tomando cartas en el asunto, discutiendo el tema o
generando paulatinamente políticas de fomento para apoyar la igualdad. Cada
vez son más las mujeres que integran la industria cinematográfica, en Argentina
y en el mundo. Cada vez son más los hombres que tienen en cuenta a mujeres
para formar parte de sus equipos, ya sea como productoras, guionistas,
directoras, directoras de arte, de fotografía y montajistas. Cada vez son más los
roles legados a mujeres porque han demostrado ser capaces de ser cabezas de
equipo y llevar el proyecto adelante.

Si bien queda un largo camino por recorrer, creemos que cada vez
estamos más cerca de lograr la equidad de género y crear un cambio
permanente en el discurso hegemónico.

En palabras de Lucrecia Martel: “El cine naturalmente es una tarea que


terminará siendo de mujeres y después, dentro de cincuenta años ya veremos
como hacemos que entren los varones”.

10
Bibliografía

Carta enviada al INCAA por 400 mujeres cineastas, 2018. Recuperada de:
www.otroscines.com/nota-13526-mas-de-400-mujeres-reclaman-al-incaa-por-
igualdad-de-ge
Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010 del INDEC
CINELLI, Juan Pablo (Noviembre 2017) “Las mujeres reclaman más y mejores
espacios en la industria del cine” Tiempo Argentino Beta. Recuperado de:
www.tiempoar.com.ar/nota/las-mujeres-reclaman-mas-y-mejores-espacios-en-
la-industria-del-cine
BALADEZ, Cainan (ed.) Participação femenina na produção audiovisual
brasileira. COSTA Amanda y BALADEZ Cainan. ANCINE, 2016
DÍAZ VIRZI, Sabrina (Marzo 2018) “Empoderadas. Mujeres en cine: ¿Por casa
cómo andamos?” Clarín, Entre Mujeres. Recuperado de:
www.clarin.com/entremujeres/carrera-y-dinero/mujeres-cine-casa-
andamos_0_BylYyZouG.html
DUHAU, Bárbara y WENCESLAU, Mg. Taluana Representaciones de género
en el cine argentino. Un Pastiche, 2016
KRIGER, Clara “¿Cuántas somos en la producción de imágenes y sonido?”
Cinemas d’ amérique latine, 22, 69 – 79. 2014. Recuperado de:
https://issuu.com/edaeditores/docs/mujeres_-_clara_kieger/6
SORIANO, Griselda y CALCAGNO Luciana “El club de las cinco: La Cifra Impar
(sobre mujeres directoras en el cine argentino)” Otros cines. 2017. Recuperado
de: www.otroscines.com/nota-12591-la-cifra-impar-mujeres-directoras-en-el-
cine-argentino
Towards Gender Equality in Film Production. Swedish Film Institute
TUOZZO, Julio (comp.) Anuario de la Industria Cinematográfica y Audiovisual
Argentina 2017. INCAA, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2018

11