Está en la página 1de 7

Universidad Nacional Autónoma del Valle de Sula

Catedrático:

Lic. Montserrat Trundle.

Asignatura:

Psicología Social Sección 17:00

Tema:

Lenguaje no verbal.

Alumno:

Jorge Adonay Hernández G. 20122009496

Fecha:

Fecha de entrega: 11 Octubre 2018


Introducción

El lenguaje no verbal: Un proceso cognitivo superior indispensable para el ser humano. Este ha
sido vital para la conservación y evolución de nuestra especie. En el presente artículo recopilo
datos sobre la importancia evolutiva del lenguaje no verbal para el hombre, y explica que sin
este importante proceso cognitivo, no hubiera sido posible el paso hacia el lenguaje verbal.

«Cuando hablamos (o escuchamos) y como vestimos nuestra atención se centra en las palabras
más que en el lenguaje corporal. Aunque nuestro juicio incluye ambas cosas.

Una audiencia está procesando simultáneamente el aspecto verbal y el no-verbal. Los


movimientos del cuerpo no son generalmente positivos o negativos en sí mismos, más bien, la
situación y el mensaje determinarán su evaluación» (Givens, 2000, citado por Preston, 2005).
El Lenguaje No Verbal, más conocido bajo el término Comunicación No Verbal (CNV), surge
con los inicios de la especie humana antes de la evolución del lenguaje propiamente dicho.
Christina D’Alton (2005) afirma incluso que hace aproximadamente ocho millones de años, el
pan prior empleaba gestos, sonidos y muecas.

Los primeros mensajes de un ser humano son no verbales: gestos, sonrisas, sonidos, miradas
intercambiadas entre la madre y el hijo.

En otras palabras, la expresión gestual de las emociones es fundamental para la comunicación


y la interacción social entre los mamíferos superiores, especialmente los primates y, entre ellos,
el humano. Ningún subordinado se atreverá a pedirle un aumento salarial a su jefe si lo observa
golpeando el escritorio, vociferando por el teléfono o con el rostro enrojecido o con el ceño
fruncido y los dientes apretados. De igual modo, las expresiones faciales también afectan a la
persona que nos está mirando y pueden alterar su comportamiento e incluso sus propias
emociones. Prueba de esto es que en más de una ocasión todos hemos experimentado el deseo
de llorar cuando observamos que a alguien se le llenan los ojos de lágrimas, o no podemos
evitar reírnos cuando alguien espeta una sonora carcajada (aunque en el momento no sepamos
ni entendamos cuál es la gracia del asunto). Las emociones y su manifestación gestual pueden
controlarse, aprenderse e, incluso, manifestarse de formas controladas. Ninguno puede ignorar,
por ejemplo, que una pareja de amantes se está comunicando su amor profundo cuando en un
lugar público, los enamorados se miran a los ojos y se sonríen tiernamente al hablarse. ¡Sus
gestos hablan por sí solos! Y en todos los demás que observan, esa conducta genera alguna
manifestación (indiferencia, envidia o empatía… todo depende).

El CNV puede aprenderse y modificarse. Los políticos son ejemplo de esto. La imagen global
que un político expresa va asociada a su capacidad comunicativa y al éxito que tenga en
convencer a los votantes de que él es el mejor. Toda la información que su vestimenta, su
gesticulación facial y manual, su postura y su articulación ofrezcan generará en su público una
impresión que al final le generará el éxito o el fracaso de convertirse en el líder que desea ser.
La comunicación no verbal adquiere importancia porque las palabras tienen limitaciones -es
difícil explicar la forma de algo o dar direcciones sin utilizar gestos- y porque el lenguaje no
verbal es más poderoso para expresar sentimientos y más genuino.

El lenguaje no verbal funciona a pesar de que no seamos conscientes de él, de modo que no
podemos evitar usarlo en todo momento. Nos informa acerca de nuestra relación con quien
nos comunicamos y puede contradecir nuestras palabras, es en ese caso que el lenguaje no
verbal prevalece sobre el verbal y anula lo que hemos dicho.

Es fundamental que los que llevan a la práctica la comunicación didáctica sean conscientes de
la enorme capacidad comunicativa de sus gestos, sus movimientos y sus miradas. Los canales
verbales se utilizan para transmitir información mientras que los no verbales sirven para
establecer y mantener las relaciones afectivas y la transmisión de actitudes y valores.

Para Hervás (1998) los signos no verbales entran dentro de la comunicación humana a través
de un número de vías diferentes. Primero transportan información (una luz roja en el ala de un
avión no precisa palabras). En segundo lugar refuerzan la comunicación verbal (pausa antes
de una palabra clave). Otra función de los signos no verbales es contradecir la comunicación
verbal (voz resuelta acompañada de manos temblorosas). También la conducta verbal puede
sustituir a los mensajes verbales (mala cara después de un día desastroso de trabajo). Por
último, las conductas no verbales se utilizan asimismo para regular los flujos de comunicación
entre los interactuantes (el modo en que una persona deja de hablar y otra comienza).

De forma general, los gestos pueden clasificarse según el modo en que afectan a las
relaciones interpersonales en gestos cerrados y gestos abiertos:

a) Gestos cerrados: transmiten poca predisposición para interactuar. Los hacemos


inconscientemente para protegernos. Son gestos cerrados, de barrera: cruzar las piernas,
cruzar los brazos, cruzar los brazos sosteniendo papeles, libros o un bolso, etc., cogerse las
manos,...

b) Gestos abiertos y sinceros: los gestos abiertos y sin barreras se producen cuando las
personas que se están relacionando se conocen, hay confianza y se sienten cómodas juntas.
Para la docencia, una posición abierta inspira confianza a los alumnos y transmite la
sensación de que quien habla lo hace con sinceridad, sin trucos.
La postura, según Hervás (1998), se usa para:

a) Indicar actitudes interpersonales (amistad/hostilidad, superioridad/inferioridad...). Y


delimitar las diversas etapas del intercambio comunicativo. Los cambios de postura son
paralelos al lenguaje hablado, de igual manera que los ademanes. Sirven para reforzar la
interacción comunicativa.

b) Como señal de status, por ejemplo, cuando alguien va a tomar posesión de su cargo, se
sienta muy derecho y en posición central, de frente a los otros. Las personas que tienen más o
menos la misma posición comparten una postura similar, pero no así el profesor y el alumno.

c) Indicar diferentes estados emocionales, especialmente en la dimensión tenso/relajado. La


ansiedad no siempre se refleja en la cara, pero puede detectarse en la postura.

En la orientación y actitud del cuerpo se habla de posiciones más abiertas o más cerradas. Una
posición abierta implica que brazos y piernas no separan a un interlocutor de otro, la posición
cerrada implicaría utilizar las piernas, brazos o manos en forma de protección (por ejemplo
son posiciones cerradas cruzarse de brazos, o sentarse para hablar con alguien, de forma que
las piernas hagan una barrera que dificulte la entrada de otra persona, simbólicamente.).

La postura facilita la comprensión de la actividad/pasividad de una persona, así como la


predisposición a intervenir /no intervenir. Igualmente el grado de relajación/tensión con que
se mantiene la postura permite inferir el nivel de relación y el status asumido.

La orientación y actitud del cuerpo, en el contexto escolar, es un exponente comunicativo de


gran valor. La actitud general del cuerpo transmite apreciable información acerca de la
disposición/no disposición a la participación, o sobre el grado de atención/desatención, o
sobre la euforia o la enfermedad. Igualmente el profesor orienta a menudo y dirige su cuerpo
hacia determinados niños como señal no verbal aprobadora/ desaprobadora.

En el aula cuando el docente está recto pero no rígido, e inclinado suavemente hacia delante
transmite a los alumnos que es receptivo y amistoso. En general, la orientación de nuestro
cuerpo hacia otros produce acercamiento. Por ejemplo, la llamada postura-eco, sin apenas
darnos cuenta adoptamos la misma postura que la otra persona con la que hablamos, hacemos
una simetría en señal de entendimiento, interés, acuerdo.

También está el lenguaje de la ropa: La ropa es un medio muy complejo que nos transmite
un mensaje simple y concreto. Esta encierra una serie de conocimientos, que según Ferrús, B;
Calafell, N. (2008, p. 182) «a través del vestido podemos hablar de sentimientos, actitudes,
personalidad, secretos, historia y rasgos de una persona». Esta definición de Ferrús, B;
Calafell, N, es guía para definir la ropa como un sistema de signos, como Simpson (1999, p.
43) «la ropa es una forma de comunicación que transmite y recibe información».
Conclusiones

1. Entender y dominar las reglas del lenguaje no verbal es vital no solo para la interacción
social sino también para motivar y convencer a las masas de actuar de determinada
forma. No se puede convencer ni tener relaciones afectivas o alianzas dentro de un grupo
si no se sabe reaccionar, leer e interactuar con los otros a nivel no verbal.

2. Los humanos somos seres netamente comunicativos ya que siempre estamos


transmitiendo información, lo cual hacemos en su mayoría a través de medios no
verbales, dependiendo del entorno en el que nos estemos desenvolviendo, desde que
macemos nos expresamos de una manera no verbal, ya que es nuestra primera fuente de
comunicación. Conforme vamos creciendo vamos aprendiendo nuevas técnicas de
comunicación las cuales están establecidas por la sociedad en la que vivimos, ya que
no importa la raza, cultura o país de origen siempre estamos obligados a comunicarnos
con los demás.

3. El lenguaje no verbal ha sido vital para la conservación y evolución de nuestra especie. Sin este
importante proceso cognitivo no hubiera sido posible el paso hacia el lenguaje verbal. Sin la
necesidad de comunicar con sonidos articulados lo que estábamos intentando comunicar con
gestos, es muy posible que no hubiéramos logrado este paso tan importante.
Bibliografía

I. https://rodas5.us.es/file/ed60c2a2-ee9e-666a-188d-
189a4ffe9042/1/capitulo5_SCORM.zip/pagina_08.htm

II. http://www.redalyc.org/pdf/166/16620943007.pdf

III. https://es.wikipedia.org/wiki/Comunicaci%C3%B3n_no_verbal#Lenguaje_gestual_y_corporal

IV. http://comunicacionsinhabla.blogspot.com/2011/12/conclusion_8780.html