Está en la página 1de 10

AMPARO INDIRECTO

QUEJOSO: ABEL MARTÍNEZ ESTRADA.

AUTORIDAD RESPONSABLE:
SEGUNDA SALA REGIONAL DEL
NOROESTE I, DEL TRIBUNAL FEDERAL
DE JUSTICIA ADMINSTRATIVA.

C. JUEZ DE DISTRITO EN MATERIAS DE AMPARO


Y DE JUICIOS FEDERALES EN TURNO EN
TIJUANA, BAJA CALIFORNIA

ABEL MARTÍNEZ ESTRADA, compareciendo por mi propio derecho, con domicilio


procesal para oír y recibir todo tipo de notificaciones el del INSTITUTO FEDERAL DE
DEFENSORÍA PÚBLICA DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN, ubicado en calle Paseo
de los Héroes 10093-9, esquina con José Clemente Orozco, Zona Río, Tijuana, B.C, C.P.
22320 y autorizando en los términos del artículo 12 de la Ley de Amparo, a los Asesores
Jurídicos Federales C.C. Licenciados MARTÍN MORÁN MACÍAS, ROXANA TRINIDAD
ERVANTES, GERARDO DANIEL TRUJILLO MÉNDEZ, con cédula federal profesional
5601491, MARIO JACINTO MARTÍNEZ TIRADO con cedula federal profesional 2884502 y
NAHUM BAUTISTA GALLARDO con cedula federal profesional 4166769; todas
debidamente inscritas en el Sistema Computarizado para el Registro Único (Registro
Nacional) de Profesionales del Derecho, ante los Tribunales de Circuito y Juzgados de
Distrito, y únicamente en los términos restringidos del artículo 12, párrafo segundo,
última parte, de la Ley de Amparo, para oír y recibir notificaciones, recoger documentos
e imponerse de los autos por medio de aparatos como lo son cámaras, grabadoras o
lectores ópticos, a los Licenciados Evelyn Sánchez Martínez, Ma Dolores Moreno
Calderón, Juan Manuel Lira Martínez, Aldo Casillas Flores, Felipe Salvador Álvarez
Jaimes y Pablo Montijo, ante Usted con el debido respeto comparezco a exponer:

Con fundamento en los artículos 103 fracción I y 107 fracciones I y VII, de la


Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 107 fracción II, 108 y demás
relativos de la Ley de Amparo, 48 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación,
vengo a promover Juicio de Amparo Indirecto en contra de los actos y autoridades
responsables que más adelante señalaré, por lo que para dar cumplimiento a lo ordenado
por el artículo 108 de la Ley de la materia me permito señalar:

I. NOMBRE Y DOMICILIO DEL QUEJOSO Y DE QUIEN PROMUEVE EN SU NOMBRE.


Han quedado precisados plenamente con anterioridad.

II. NOMBRE Y DOMICILIO DEL TERCERO PERJUDICADO. Bajo protesta de decir


verdad, no existe.

III. AUTORIDAD O AUTORIDADES RESPONSABLES. Tiene tal carácter:

1.- MAGISTRADO INSTRUCTOR DE LA SEGUNDA SALA REGIONAL DEL


NOROESTE I, DEL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA ADMINSTRATIVA, con
domicilio ampliamente conocido Av. Paseo de los Héroes 9691, Desarrollo Urbano
del Río, Zona Río, Tijuana, B.C., C.P. 22320.

1
IV. ACTOS RECLAMADOS. De la autoridad responsable se reclama:

a).- La falta emisión de la resolución al incidente de cumplimiento sustituto de


sentencia, presentado el 28 de septiembre de 2017, dentro del juicio de nulidad
radicado con el expediente 2292/15-01-02-3, promovido por el suscrito, en
relación con el 17 Constitucional y los numerales 8 y 25 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, conocida también como “Pacto de San José
de Costa Rica” y,

b).- En el supuesto de que la resolución incidental ya haya sido emitida, reclamo


también la falta de notificación personal de la misma, ya que hasta la fecha no se
me ha notificado nada al respecto y

c).- Las consecuencias que de hecho o de derecho que se hayan generado del acto
reclamado.

V.- A continuación, BAJO PROTESTA DE DECIR VERDAD manifiesto los hechos y


abstenciones que me constan y que constituyen los antecedentes de los actos
reclamados.

ANTECEDENTES:

1.- En fecha 01 julio de 2015, presenté ante la oficialía de partes común de las
Salas Regionales del Noroeste I del entonces Tribunal Federal de Justicia Administrativa,
demanda de nulidad en contra de la Aduana de Mexicali, Baja California.

2.- En fecha 13 de febrero de 2017, la H. Sala emitió sentencia definitiva


declarando la nulidad lisa y llana de la resolución impugnada para los efectos señalados en
la parte final del Considerando Quinto y Cuarto punto resolutivo de la misma, o sea, para:
“que la Aduana de Mexicali, con sede en Baja California, devuelva al suscrito en mi calidad
de legal tenedor del automóvil marca Honda, tipo Sedán, Línea Civic, modelo 2003,
número de serie 2HGES26753H552059, color blanco, placas de circulación WDY8089 del
estado de Sonora.

3.- Mediante acuerdo del 17 de mayo de 2017, se declaró que la sentencia descrita
en el punto anterior quedó firme desde el 06 de abril el mismo año.

4.- A través de los oficios No. 800-11-00-03-08-2017-002336 y 800-11-00-03-08-


2017-002857, del 08 de junio y 11 de julio de 2018 respectivamente y notificados
personalmente, el 20 de junio y 12 de julio siguientes, la demandada me notificó la
imposibilidad de devolverme el vehículo embargado, porque el mismo fue enajenado en
subasta pública del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE).

5.- Por lo que una vez informado el contenido de los oficios descritos, el 28 de
septiembre de 2017, promoví incidente de cumplimiento sustituto de sentencia, con
fundamento –entre otros- en lo establecido en el numeral 58, fracción II, inciso f) de la Ley
Federal del Procedimiento Contencioso Administrativo.
2
6.- Es el caso, que a más de SIETE meses de haber formulado la vía incidental, no
se me ha notificado, ni siquiera la admisión del mismo, cuando el Código Federal de
Procedimientos Civiles en su numeral 360, de aplicación supletoria, de conformidad con lo
previsto en el artículo 1 de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo,
establece que:

“Promovido el incidente, el juez mandará dar traslado a las otras partes, por el
término de tres días.

Transcurrido el mencionado término, si las partes no promovieren pruebas ni el


tribunal las estimare necesarias, se citará, para dentro de los tres días siguientes, a la
audiencia de alegatos, la que se verificará concurran o no las partes. Si se promoviere
prueba o el tribunal la estimare necesaria, se abrirá una dilación probatoria de diez días, y
se verificará la audiencia en la forma mencionada en el Capítulo V del Título Primero de
este Libro.

En cualquiera de los casos anteriores, EL TRIBUNAL, DENTRO DE LOS CINCO DÍAS


SIGUIENTES, DICTARÁ SU RESOLUCIÓN.

VI. PRECEPTOS CONSTITUCIONALES VIOLADOS. Se contravinieron en mi perjuicio


el artículo 17 constitucional, en relación con los artículos 8 y 25 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos, conocida también como “Pacto de San José de
Costa Rica”.

VIII.- CONCEPTO DE VIOLACIÓN

ÚNICO.- La transgresión a mis derechos fundamentales previstos en el artículo 17


Constitucional de justicia pronta, completa e imparcial, en relación con los diversos
preceptos legales que se citan en el presente motivo de disenso.

Como es del conocimiento de ese H. Juzgado Federal el derecho a la


administración de una justicia pronta, expedita y dentro de los plazos y términos que
fijen las leyes, como prerrogativa constitucional, se traduce en que la justicia debe
otorgarse de manera pronta, completa e imparcial”, a cuya observancia están obligadas
todas aquellas autoridades que realizan actos materialmente jurisdiccionales, de acuerdo
con sus términos que en lo conducente establecen:

“Artículo 17.- Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer
violencia para reclamar su derecho.

Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que
estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes,
emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial. Su servicio
será gratuito, quedando, en consecuencia, prohibidas las costas judiciales”.

En efecto, este precepto establece que ninguna persona podrá hacerse justicia por
sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho, asimismo, el gobernado tiene el
derecho a que se le administre justicia pronta en los plazos y términos que fijen las
3
leyes. También que toda persona tiene derecho a ser oída con las debidas garantías y
dentro de un plazo razonable para la determinación de sus derechos y obligaciones de
orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter, como se advierte de los siguientes
criterios que se citan:

DERECHOS HUMANOS. LA GARANTÍA JUDICIAL PREVISTA EN EL ARTÍCULO 8o.,


NUMERAL 1, DE LA CONVENCIÓN AMERICANA RELATIVA, ES CONCORDANTE CON
LAS DE AUDIENCIA Y ACCESO A LA JUSTICIA CONTENIDAS EN LOS ARTÍCULOS 14 Y
17 CONSTITUCIONALES. El citado artículo 8o., numeral 1, al disponer que toda
persona tiene derecho a ser oída con las debidas garantías y dentro de un plazo
razonable, por un Juez o tribunal competente, independiente e imparcial
establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación
penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y
obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter, resulta
concordante con los artículos 14 y 17 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, sin que llegue al extremo de ampliar las prerrogativas de
audiencia y acceso a la justicia en ellos contenidas, porque la prerrogativa de que
“toda persona tiene derecho a ser oída con las debidas garantías”, está establecida
en el segundo párrafo del indicado artículo 14, que prevé la garantía de audiencia
en favor del gobernado mediante un juicio en el que se respeten las formalidades
esenciales del procedimiento y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al
hecho, y la referencia de que la garantía judicial en comento debe otorgarse
“dentro de un plazo razonable, por un Juez o tribunal competente,
independiente e imparcial”, está en consonancia con el mencionado artículo 17,
en lo concerniente a la tutela jurisdiccional de manera pronta, completa e
imparcial, que previene que toda persona tiene derecho a que se le administre
justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y
términos que fijen las leyes.
Amparo en revisión 282/2007.- Ramón Islas Arriola.- 20 de junio de 2007.- Cinco votos.- Ponente:
Mariano Azuela Güitrón.- Secretario: Oscar Palomo Carrasco.

ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA. EL ARTÍCULO 17 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA


DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS ESTABLECE DIVERSOS PRINCIPIOS QUE
INTEGRAN AQUEL DERECHO PÚBLICO SUBJETIVO, A CUYA OBSERVANCIA ESTÁN
OBLIGADAS LAS AUTORIDADES QUE REALIZAN ACTOS MATERIALMENTE
JURISDICCIONALES. La garantía individual o el derecho público subjetivo de
acceso a la impartición de justicia, consagra a favor de los gobernados los
siguientes principios: 1. Justicia pronta, que se traduce en la obligación de las
autoridades encargadas de su impartición, de resolver las controversias ante ellas
planteadas, dentro de los términos y plazos que para tal efecto se establezcan en
las leyes; 2. Justicia completa, consistente en que la autoridad que conoce del
asunto emita pronunciamiento respecto de todos y cada uno de los aspectos
debatidos, cuyo estudio sea necesario; y garantice al gobernado la obtención de
una resolución en la que, mediante la aplicación de la ley al caso concreto, se
resuelva si le asiste o no la razón sobre los derechos que le garanticen la tutela
jurisdiccional que ha solicitado; 3. Justicia imparcial, que significa que el juzgador
emita una resolución, no sólo apegada a derecho, sino, fundamentalmente, que
no dé lugar a que pueda considerarse que existió favoritismo respecto de alguna
de las partes o arbitrariedad en su sentido; y 4. Justicia gratuita, que estriba en
que los órganos del Estado encargados de su impartición, así como los
servidores públicos a quienes se les encomienda dicha función, no cobrarán a las
partes en conflicto emolumento alguno por la prestación de ese servicio público.
Ahora bien, si dicha garantía está encaminada a asegurar que las autoridades
encargadas de aplicarla, lo hagan de manera pronta, completa, gratuita e
imparcial, es claro que las autoridades que se encuentran obligadas a la
observancia de la totalidad de los derechos que la integran son todas aquellas

4
que realizan actos materialmente jurisdiccionales, es decir, las que en su ámbito
de competencia tienen la atribución necesaria para dirimir un conflicto
suscitado entre diversos sujetos de derecho, con independencia de que se trate
de órganos judiciales, o bien, sólo materialmente jurisdiccionales.

Amparo directo en revisión 980/2001. Enlaces Radiofónicos, S.A. de C.V. 1o. de marzo de 2002.
Cinco votos. Ponente: Guillermo I. Ortiz Mayagoitia. Secretaria: María Dolores Omaña Ramírez.

Bajo esa tesitura de la normatividad aplicable y criterios expuestos, tenemos que


el derecho humano de acceso a la impartición de justicia, constitucionalmente está
consagrada a favor de los justiciables bajo los siguientes principios:

1. Justicia pronta, que se traduce en la obligación de las autoridades encargadas


de su impartición, de resolver las controversias ante ellas planteadas, dentro de los
términos y plazos que para tal efecto se establezcan en las leyes.

2. Justicia completa, consistente en que la autoridad que conoce del asunto emita
pronunciamiento respecto de todos y cada uno de los aspectos debatidos, cuyo estudio
sea necesario, y garantice al gobernado la obtención de una resolución en la que,
mediante la aplicación de la ley al caso concreto, se resuelva si le asiste o no la razón
sobre los derechos que le garanticen la tutela jurisdiccional que ha solicitado.

3. Justicia imparcial, que significa que la autoridad emita una resolución, no sólo
apegada a derecho, sino, fundamentalmente, que no dé lugar a que pueda considerarse
que existió favoritismo respecto de alguna de las partes o arbitrariedad en su sentido y,

4. Justicia gratuita, que estriba en que los órganos del Estado encargados de su
impartición, así como los servidores públicos a quienes se les encomienda dicha función,
no cobrarán a las partes en conflicto emolumento alguno por la prestación de ese servicio
público.

5.- Justicia con una ejecución garantizada, lo que se traduce en que las
autoridades competentes, de toda decisión en que se haya estimado procedente el
recurso, le garanticen al justiciable no solo el reconocimiento de sus derechos, sino la
eficacia de los mismos.

La Segunda Sala Regional del Noreste I, del Tribunal Federal de Justicia


Administrativa no ha cumplido con su responsabilidad y obligación constitucional de
impartir justicia bajo la observancia estricta de los 5 principios antes expuestos, ante la
omisión de al menos cumplir con el 1er principio referido.

Al respecto, la Convención Americana Sobre Derechos Humanos, conocida como


“Pacto de San José de Costa Rica”, en lo conducente establece lo siguiente:
Artículo 8. Garantías Judiciales

1. Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de
un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e
imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de
cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de
sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro
carácter.

Artículo 25. Protección Judicial

5
1. Toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro
recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra
actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, la
ley o la presente Convención, aun cuando tal violación sea cometida por personas
que actúen en ejercicio de sus funciones oficiales.

2. Los Estados Partes se comprometen:

a) a garantizar que la autoridad competente prevista por el sistema legal del


Estado decidirá sobre los derechos de toda persona que interponga tal recurso;

b) a desarrollar las posibilidades de recurso judicial, y

c) a garantizar el cumplimiento, por las autoridades competentes, de toda decisión


en que se haya estimado procedente el recurso.

Como se puede resumir de la Convencionalidad, no obstante de agotar el recurso


legal a mi favor, la obtención de justicia no se limita a la presentación del recurso o
incidente de que se trate y su recepción, sino a que la autoridad decida el fondo del
medio de defensa empleado para destrabar la indeterminación jurídica y en su caso
accionar el medio extraordinario de defensa que la Ley me otorga.

Asimismo el artículo 17 Constitucional establece que ninguna persona podrá


hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho; también, el
gobernado tiene el derecho a que se le administre justicia pronta y expedita en los
plazos y términos que fijen las leyes, tal y como se advierte de los siguientes criterios
jurisprudenciales que se citan:

JUSTICIA, ACCESO A LA. LA POTESTAD QUE SE OTORGA AL LEGISLADOR EN EL


ARTÍCULO 17 DE LA CONSTITUCIÓN GENERAL DE LA REPÚBLICA, PARA FIJAR LOS
PLAZOS Y TÉRMINOS CONFORME A LOS CUALES AQUÉLLA SE ADMINISTRARÁ NO
ES ILIMITADA, POR LO QUE LOS PRESUPUESTOS O REQUISITOS LEGALES QUE SE
ESTABLEZCAN PARA OBTENER ANTE UN TRIBUNAL UNA RESOLUCIÓN SOBRE EL
FONDO DE LO PEDIDO DEBEN ENCONTRAR JUSTIFICACIÓN CONSTITUCIONAL.
De la interpretación de lo dispuesto en el artículo 17, párrafo segundo, de la
Constitución General de la República se advierte que en ese numeral se garantiza a
favor de los gobernados el acceso efectivo a la justicia, derecho fundamental que
consiste en la posibilidad de ser parte dentro de un proceso y a promover la
actividad jurisdiccional que, una vez cumplidos los respectivos requisitos
procesales, permita obtener una decisión en la que se resuelva sobre las
pretensiones deducidas, y si bien en ese precepto se deja a la voluntad del
legislador establecer los plazos y términos conforme a los cuales se administrará la
justicia, debe estimarse que en la regulación respectiva puede limitarse esa
prerrogativa fundamental, con el fin de lograr que las instancias de justicia
constituyan el mecanismo expedito, eficaz y confiable al que los gobernados
acudan para dirimir cualquiera de los conflictos que deriven de las relaciones
jurídicas que entablan, siempre y cuando las condiciones o presupuestos
procesales que se establezcan encuentren sustento en los diversos principios o
derechos consagrados en la propia Constitución General de la República; por ende,
para determinar si en un caso concreto la condición o presupuesto procesal
establecidos por el legislador ordinario se apegan a lo dispuesto en la Norma
Fundamental deberá tomarse en cuenta, entre otras circunstancias, la naturaleza
de la relación jurídica de la que derivan las prerrogativas cuya tutela se solicita y el
contexto constitucional en el que ésta se da.
Precedentes: Contradicción de tesis 35/2000. Entre las sustentadas por el Primer Tribunal
Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito y el Primer Tribunal Colegiado en Materias
Penal y Civil del Cuarto Circuito. 10 de septiembre de 2001. Unanimidad de nueve votos. Ausentes:
6
Sergio Salvador Aguirre Anguiano y Juventino V. Castro y Castro. Ponente: Guillermo I. Ortiz
Mayagoitia. Secretario: Rafael Coello Cetina.

El Tribunal Pleno, en su sesión pública celebrada hoy diez de septiembre en curso, aprobó, con el
número 113/2001, la tesis jurisprudencial que antecede. México, Distrito Federal, a diez de
septiembre de dos mil uno.

GARANTÍA DE SEGURIDAD JURÍDICA, CONTENIDA EN EL SEGUNDO PÁRRAFO DEL


ARTÍCULO 17 CONSTITUCIONAL.
Si han pasado más de cinco meses desde que el Juez responsable dictó el auto por
el que ordenó traer los autos a la vista para pronunciar la interlocutoria respectiva
en un incidente de costas, es obvio que, aparte de que han transcurrido con
exceso los tres días que al efecto concede el artículo 145 del Código de
Procedimientos Civiles de Jalisco, se infringe la citada garantía de seguridad
jurídica referente a que: "Toda persona tiene derecho a que se le administre
justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y
términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta,
completa e imparcial.". Sin que importe el hecho de que con posterioridad al
dictado del acuerdo indicado el Juez haya advertido que no se había dado vista
con los autos al Ministerio Público por el fallecimiento de la contraria del quejoso,
ni que hubiera decretado la práctica de una pericial como diligencia para mejor
proveer, porque dados los meses transcurridos, de todas suertes es obvio que se
ha violado flagrantemente la mencionada garantía constitucional.
Consiguientemente, debe otorgarse la protección constitucional para que la
responsable agilice el desahogo de la pericial y ordene se verifique
inmediatamente la vista indicada, pues de no proceder de esa manera sería muy
sencillo que las autoridades infringieran la garantía de que se trata, dado que
siempre aducirían su imposibilidad por causas que ellas mismas originaran.

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO.

Precedentes: Amparo en revisión 449/89. Jesús Gavia Gómez. 9 de febrero de 1990. Unanimidad
de votos. Ponente: Jorge Figueroa Cacho. Secretario: Roberto Macías Valdivia.

Amparo en revisión 389/95. Luis Tomás Chávez Flores. 7 de julio de 1995. Unanimidad de votos.
Ponente: María de los Ángeles E. Chavira Martínez. Secretaria: Martha L. Muro Arellano.

Amparo en revisión 999/95. María de los Ángeles Covarrubias viuda de Díaz. 30 de enero de 1996.
Unanimidad de votos. Ponente: Julio Ibarrola González. Secretaria: María Elena Ruiz Martínez.

Amparo en revisión 819/96. Juan Lomelí Briones. 3 de octubre de 1996. Unanimidad de votos.
Ponente: María de los Ángeles E. Chavira Martínez. Secretario: Juan Manuel Rochín Guevara.

Amparo en revisión 1283/97. Banca Promex, S.A. 5 de diciembre de 1997. Unanimidad de votos.
Ponente: Jorge Figueroa Cacho. Secretaria: Alba Engracia Bugarín Campos.

En este contexto, la autoridad responsable al haber quedado vinculada con la


recepción de la vía incidental propuesta, contemplada en el artículo 58, fracción II, inciso
f) de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo vigente en la época de
interposición de la demanda, está obligada a resolver el incidente presentado en tiempo
y forma; de lo contrario, no cesará la indeterminación jurídica en que hasta la fecha se me
ha mantenido y se prolongará a capricho de la responsable, lo cual es contrario a los
derechos humanos reconocidos en el artículo 17 Constitucional, cuya infracción aquí se
delata y se reclama como una violación sustantiva a nuestra Constitución.

Bajo esta tesitura, tenemos que la regulación de los procedimientos


jurisdiccionales, forzosamente deben garantizar a los gobernados un efectivo acceso a la
justicia, lo que exige que las decisiones y acciones que se adopten en esa materia, no

7
tiendan a propiciar la dificultad o imposibilidad de llegar a ese objetivo, de tal suerte
que los requisitos o presupuestos vertidos por cualquier autoridad que CONDICIONEN el
pleno ejercicio de los derechos y/o beneficios derivados de una resolución definitiva
ejecutoriada a la cual se encuentren vinculadas, deban encontrarse justificados
constitucionalmente, lo que no acontece en la especie tal y como se advierte del
siguiente criterio jurisprudencial que se cita:

GARANTÍA A LA TUTELA JURISDICCIONAL PREVISTA EN EL ARTÍCULO 17 DE LA


CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. SUS ALCANCES.
La garantía a la tutela jurisdiccional puede definirse como el derecho público
subjetivo que toda persona tiene, dentro de los plazos y términos que fijen las
leyes, para acceder de manera expedita a tribunales independientes e imparciales,
a plantear una pretensión o a defenderse de ella, con el fin de que a través de un
proceso en el que se respeten ciertas formalidades, se decida sobre la pretensión
o la defensa y, en su caso, se ejecute esa decisión. Ahora bien, si se atiende a que
la prevención de que los órganos jurisdiccionales estén expeditos -
desembarazados, libres de todo estorbo- para impartir justicia en los plazos y
términos que fijen las leyes, significa que el poder público -en cualquiera de sus
manifestaciones: Ejecutivo, Legislativo o Judicial- no puede supeditar el acceso a
los tribunales a condición alguna, pues de establecer cualquiera, ésta constituiría
un obstáculo entre los gobernados y los tribunales, por lo que es indudable que el
derecho a la tutela judicial puede conculcarse por normas que impongan requisitos
impeditivos u obstaculizadores del acceso a la jurisdicción, si tales trabas resultan
innecesarias, excesivas y carentes de razonabilidad o proporcionalidad respecto de
los fines que lícitamente puede perseguir el legislador. Sin embargo, no todos los
requisitos para el acceso al proceso pueden considerarse inconstitucionales, como
ocurre con aquellos que, respetando el contenido de ese derecho fundamental,
están enderezados a preservar otros derechos, bienes o intereses
constitucionalmente protegidos y guardan la adecuada proporcionalidad con la
finalidad perseguida, como es el caso del cumplimiento de los plazos legales, el de
agotar los recursos ordinarios previos antes de ejercer cierto tipo de acciones o el
de la previa consignación de fianzas o depósitos.
Amparo directo en revisión 1670/2003. Fianzas México Bital, S.A., Grupo Financiero Bital. 10 de
marzo de 2004. Cinco votos. Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretario: Miguel Bonilla
López.

Amparo directo en revisión 806/2004. Rosa López Zúñiga y otros. 11 de agosto de 2004.
Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Secretaria: Leticia
Flores Díaz.

Amparo directo en revisión 1158/2005. Nicolás Alberto Ferrer Casellas. 24 de agosto de 2005. Cinco
votos. Ponente: Juan N. Silva Meza. Secretario: Manuel González Díaz.

Amparo directo en revisión 1394/2005. Antonino Martínez Santamaría y otros. 19 de octubre de


2005. Cinco votos. Ponente: Sergio A. Valls Hernández. Secretaria: Miriam Flores Aguilar.

Amparo directo en revisión 631/2006. Almacenadora Regional del Golfo, S.A. de C.V. 4 de agosto de
2006. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Sergio A. Valls Hernández. Ponente: Olga Sánchez
Cordero de García Villegas. Secretario: Heriberto Pérez Reyes.

Tesis de jurisprudencia 42/2007. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de
catorce de marzo de dos mil siete.

No se omite manifestar, que en la especie, no existen mecanismos procesales


mayores a los ya agotados legalmente, para compeler a la autoridad responsable en
estos casos de omisión, para la emisión de la interlocutoria del incidente de
cumplimiento sustituto de sentencia, en consecuencia, tampoco existen medios de
defensa ordinarios que puedan afectar el principio de definitividad para efectos del
presente juicio, pero además, las transgresiones reclamadas inciden en la afectación de

8
un derecho sustantivo constitucional, como lo es el de justicia pronta, expedida y en los
plazos y términos que para el efecto, fijen las leyes reglamentarias.

Por lo expuesto, resulta procedente que se me conceda el Amparo y Protección de


la Justicia Federal, para el efecto de que una vez que cauce ejecutoria la resolución
definitiva del presente juicio, proceda la responsable a dar cumplimiento a la misma
dentro del plazo de 3 días, acreditando ese Juzgador responsable, haber resuelto y
notificado el incidente de cumplimiento sustituto, cuyo incumplimiento se reclama en
este amparo indirecto, y JUSTIFIQUE tal circunstancia ante este H. Juzgado de Distrito,
exhibiendo para ello, la resolución y su notificación personal a mis autorizados, a fin de
que se me restituya plenamente en el uso y goce de mis derechos humanos que se
delatan como quebrantados, restableciendo las cosas al estado en que se encontraban
antes de su violación de conformidad con el artículo 77, fracción II, de la Ley de Amparo.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 119 de la Ley de Amparo ofrezco


las siguientes pruebas documentales, con la petición desde ahora, que se haga relación de
ellas en el momento de la audiencia y las tenga como recibidas en ese acto.

P R U E B A S:

1.- DOCUMENTAL.- Consistente en el escrito de incidente de cumplimiento


sustituto de sentencia, presentado el 28 de septiembre de 2017, con el cual se acredita
la vía incidental planteada desde hace mas de SIETE meses, tiempo suficiente en que
debió la responsable haber resulto el medio de defensa incidental. Original.

2.- DOCUMENTAL.- Consistente en la sentencia que resuelve el juicio contencioso


administrativo No. 2292/15-01-02-3, emitida por la Segunda Sala Regional del Noroeste I
del Tribunal Federal de Justicia Administrativa el 13 de febrero de 2017. Copia.

3.- INSTRUMENTAL DE ACTUACIONES. Consistente en todo lo actuado en este


expediente.

4.- PRESUNCIONAL EN SU DOBLE ASPECTO, LEGAL Y HUMANA consistente en


todo lo que de los hechos conocidos y acreditados en autos se desprenda para deducir los
desconocidos que en mi favor se actualicen.

POR LO ANTERIORMENTE EXPUESTO Y FUNDADO, A USTED C. JUEZ,


ATENTAMENTE SOLICITO:

PRIMERO.- Se me tenga por presentado en los términos del presente escrito,


promoviendo juicio de amparo indirecto en contra de los actos y autoridad que han
quedado precisados en el capítulo respectivo de este escrito.

SEGUNDO.- Se dicte auto admitiendo la presente demanda ya que no existe


motivo manifiesto e indudable de improcedencia, y, en el mismo auto, se pida el informe
con justificación a las autoridades responsables remitiéndole copia de la demanda,
emplazándolas a juicio, se le corra traslado al C. Agente del Ministerio Público de la
Federación, para los efectos legales correspondiente, se señale día y hora para la
celebración de la audiencia, a más tardar dentro del término de treinta días.

TERCERO.- SE PERMITA LA CONSULTA DEL EXPEDIENTE ELECTRÓNICO AL ASESOR


JURÍDICO FEDERAL LICENCIADO GERARDO DANIEL TRUJILLO MÉNDEZ, CON NOMBRE DE
USUARIO BCN5AJ EN LA PÁGINA
9
WWW.SERVICIOSENLINEA.PJF.GOB.MX/JUICIOENLINEA/ Y EL CORREO ELECTRÓNICO
gerardodanieltm@hotmail.com

CUARTO.- En el momento procesal oportuno, se me conceda el Amparo y


Protección de la Justicia Federal que solicito.

RESPETUOSAMENTE;
Mexicali, Baja California a la fecha de su presentación

ABEL MARTÍNEZ ESTRADA

10

También podría gustarte