Está en la página 1de 1

Estando ocupada la silla

esperamos de pie
siempre esperamos de pie
y rodeados llenos de horizonte
la espera ya parece una redada.
Es la frontera me dice, o el gesto de los viejos
cuando bajan su visera saludando el meridiano
Un día
un día me prometió un balazo
y por eso voy impuntual
hablarlo así de cerca estoy
no tengo apuro mi pie cotiza un paso izquierdo
luego un tal paso izquierdo se estrena
o re-estrena
sin fin.

“Una belleza circular”

lo redondel queriendo redondela

como si la moneda que no termina de decirnos

si es cara o cruz

tuviese algo libidinoso

da igual

gane o pierda

la circulación de la mirada

casi casi delinea mi ojo.

Ese toro predispone cuernos


ole
al vaivén que despunta ovación por medio de ti
estaría presente ese ir y venir rehabitado de sangre
que oculto se oculta y en fechas
con ejes bisiestos espera
fechados flechados espera
estoy libre.