Está en la página 1de 6

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

FACULTAD DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE


FUNDAMENTOS DE INVESTIGACIÓN
SERGIO RÍOS, NICOLÁS RODRÍGUEZ
JULIANA MOLINA

DELIMITACIÓN Y JUSTIFICACIÓN DEL PROBLEMA


Aunque Colombia parece un país de doctores –"buenos días, doctor", "ya le comunico con el
doctor", "la doctora ya lo atiende", "¿le cuido el carro, doctor?– a la hora de la verdad lo que
tenemos es una gran escasez de ellos.
(Anónimo, 2005)

Las anteriores palabras enmarcan el estado actual del proceso educativo en Colombia.
Especialmente, dicha cita permite comprender que, a nivel nacional, existe una deficiencia de
altos niveles educativos. Al considerarse esto, se presenta que el proceso de investigación es
reducido de la misma manera al no tener profesionales con títulos como doctores.
De hecho, el proceso investigativo en Colombia se ve afectado por diferentes
aspectos. Uno de ellos, es evidenciado desde los recursos que se destinan para llevar a cabo
dicho proceso. Para ejemplificar esta situación, en el año 2017 el gobierno redujo
sustancialmente los recursos destinados a entidades dedicadas a la investigación tales como el
Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Investigación (COLCIENCIAS), lo
cual generó una reducción en la investigación dentro del campo (Semana, 2017). Sin
embargo y paradójicamente, tales recortes de presupuesto sirven de apoyo teórico para
apoyar a sectores como el de la violencia y guerra que se viven dentro del país.
No obstante, y a pesar de un panorama tan desalentador, la investigación se da en
mayor o menor medida dentro de nuestro país. A modo de ejemplo, en Colombia, como
señala García (2012), solo existían 584 doctores en el país para el año 2007. Esto quiere
decir, y teniendo en cuenta las estimaciones poblacionales del Departamento Administrativo
Nacional de Estadística (DANE, 2007), que solo el 0,001% de la población del país poseía
dicho título académico. Consecuentemente, la investigación también comprende un aspecto
poco relevante.
En adición, si se analiza con detalle la información de García (2012), la mayoría de
dichos doctores pertenecían al campo de las ciencias exactas (matemáticas y naturales). Por el
contrario, sectores como el educativo y las ciencias sociales solo sumaban un 15% de estos
profesionales. Estas estadísticas plantean que la investigación dentro de los campos
anteriormente es casi nula.
A partir de lo anterior, podemos deducir que la mayoría de los procesos investigativos
que se desarrollan dentro del país se enmarcan en la investigación cuantitativa. En otras
palabras, las investigaciones están encaminadas hacia análisis estadísticos sobre diversos
temas. Claro está, todo como una consecuencia directa de que las ciencias exactas cuenten
con un número mayor de doctores que ejercen labores investigativas. Además, esto reduce un
aspecto importante que puede ayudar a la creación de conocimiento con fines sociales como
lo es la relación con las personas que puede considerarse el pilar de la investigación
cualitativa.
De hecho, la importancia que se le otorga a este tipo de investigación se da en la
medida que ésta, en palabras de Vasilachis (como se cita en Molina, 2009) “interpreta las
acciones, los sentidos, [y] las perspectivas subjetivas de manera situada, ubicándolos en el
contexto particular en el que tiene lugar” (p. 2). A partir de esto, la realización de este tipo de
análisis da ideas y argumentos para modificar comportamientos sociales o comprender los
que se evidencian en Colombia.
En adición, este tipo de investigación permitiría darle importancia a las ciencias
humanas y educativas en la medida que apoyaron al desarrollo nacional. Además, esta
exploración apoyaría a los contextos que se han tenido en el olvido por parte del gobierno.
Aspectos como la violencia, la guerra, el maltrato, el campo y la educación podrían ser
estudiados desde un punto de vista más humano y menos estadístico. El hacerlo mostraría un
rango más amplio de ideas sobre lo mismo e iría, lógicamente, más allá de un número que
englobe todo el tema.
Teniendo en cuenta lo anterior, aspectos como la guerra se podrían reducir, al mismo
tiempo que los desplazamientos forzados y heridos. Sin embargo, esos datos no representan
cómo se vive la guerra desde las entrañas de la misma, ni mucho menos cómo se sienten los
participantes de la misma, aunque haya otras investigaciones diferentes que den cuenta de
ello de una manera distinta. Este es solo un ejemplo de cómo el analizar cualitativamente un
tema puede mejorar las concepciones que se tiene del mismo.
Como previamente se mencionó, el campo colombiano es otro de los aspectos que se
han olvidado dentro del país. De hecho, este olvido es gubernamental y no se da solamente en
términos de recursos, sino también de oportunidades laborales y educación (Martínez-
Restrepo, Pertuz, Ramírez, 2016). De tal manera que, al hacer análisis cuantitativos, se
obtendría información como tasa de desempleo, nivel educativo y nivel de pobreza. Por el
contrario, análisis cualitativos arrojarían datos como las percepciones del campesinado sobre
el trabajo rural; consideraciones sobre la educación y la relevancia de la misma; y, por
último, opiniones sobre la distribución de los recursos económicos en diferentes niveles. Es
por esto, por las implicaciones constructivistas, que un enfoque cualitativo dentro de la
investigación apoyaría a la construcción de un país más unido.
Lo anterior nos guía hacia un aspecto del que se desconoce aún más: la educación
dentro del área rural. De hecho, sobre este campo se han realizado diferentes estudios, mas la
mayoría han sido de carácter cuantitativo. Gracias a estos, datos como la calidad, los niveles
máximos de escolaridad y promedio de costos de la educación se han dado a conocer. No
obstante, estos datos no representan ni ofrecen una representación fidedigna de la realidad
vivida en este contexto. Es por esto que a la receta de la educación rural hay que agregarle
ingredientes como las aulas unidocentes, las aulas multigrado, la formación del profesorado,
la infraestructura y el bilingüismo (Raczynski, Román, 2014); los cuales convierten la receta
en un alimento imposible de digerir. En otras palabras, comprender la educación rural con
tantos factores no es posible si se analiza con números, lo que conduce a que el enfoque
cualitativo se ajusta a este tipo de análisis.
Adicionalmente, dos factores de la educación rural, como lo son la formación docente
y el bilingüismo, son claves para comprender las problemáticas de la educación rural. De
hecho, este último cobra gran importancia luego de la reforma constitucional de 1991 cuando,
en el artículo 10 se establece que “La enseñanza que se imparta en las comunidades con
tradiciones lingüísticas propias será bilingüe.” (Const., 1991). Con este se menciona que en
Colombia se debería enseñar lenguas que se ajusten al contexto. No obstante, esto no se
cumplió y se empezó con la enseñanza de inglés dentro de todo el territorio nacional (urbano
y rural). Debido a lo anterior, algunos profesores se vieron obligados a enseñar la lengua
inglesa a estudiantes rurales que, en algunos casos, poco o nada estaban interesados en
aprenderla.
Los eventos anteriores se reflejan en las estadísticas educativas del área rural, ya que
estas zonas del territorio nacional, en la mayoría de las veces, obtienen puntajes inferiores
comparados con los obtenidos por el área urbana. Esto plantea dos problemáticas a investigar:
¿cómo ven los estudiantes del área rural la educación que reciben? Y ¿cómo enfrentan los
docentes la educación rural?
Es claro que la investigación cuantitativa no ofrecería información relevante que
permita llegar a comprender, de manera clara, la situación real de ambos agentes sociales
(alumnos y docentes). Es así como un enfoque cualitativo se presenta como la mejor solución
a esta situación. Sin embargo, para recolectar información relevante para el caso, es necesario
hacer uso de herramientas que permitan conocer las vivencias de los afectados; una
herramienta de recolección de datos que permita abarcar toda la subjetividad que el caso
requiere.
Es así como las narrativas investigativas contribuyen a la realización de estudios
cualitativos. De hecho, “Entendemos como narrativa la cualidad estructurada de la
experiencia entendida y vista como un relato” (Bolivar, 2002, p. 4). Es decir, a través de
historias narradas por los agentes entrevistados es que se entiende y se construye un punto de
vista más completo y real de la situación. Además, los sentimientos y percepciones de la
realidad individual se suman y pueden crear un colectivo que permita repensar el tema y
reflexionar mejor sobre él.
Gráfico 1 Escala del proceso investigativo

Fuente: Elaboración propia

De hecho, las anteriores áreas problemáticas que se presentan dentro de Colombia que
surgen procesos de investigación que permitan comprender desde un punto de vista más
humano. Especialmente, este es un de los principios ideológicos del que parte nuestra
investigación. No obstante, y de igual forma, el presente trabajo se enmarca en la elaboración
de una investigación a nivel universitario para obtener el título de Licenciado en Lenguas
Modernas de la Pontificia Universidad Javeriana.
Sin embargo, al dejar de lado los fines educativos que tiene la presente investigación,
nos podemos centrar en los fines sociales que este incluye. Especialmente, la presentación de
una faceta más humana de los profesores, especialmente de inglés dentro del área rural. Es
decir, la recolección y análisis de las historias (narrativas) es posible comprender cómo
dichos agentes sociales han vivido el proceso educativo dentro la olvidada área rural de la
que tanto se habla, pero poco se comprende.
De igual forma, este trabajo, al ser una investigación exploratoria, busca generar una
motivación en los estudiantes para que, en lugar de realizar análisis cuantitativos de las
problemáticas sociales, creen investigaciones con enfoques cualitativos que presente tanto a
la academia como al país un punto de vista más completo. Esto, en otras palabras, permitiría
identificar desde un nivel más interno del problema cuáles son las causas y cómo se vive con
él.
Adicionalmente, nuestro trabajo también busca fomentar el uso de formas de
investigación como las narrativas para lograr un trabajo subjetivo que se pueda agrupar y
crear un punto de vista que se ajuste al contexto en el que se desarrolla. Al hacer esto, los
resultados de la investigación abarcarán más aspectos, pues presentamos los puntos de vista
de los profesores sobre la educación y apoyamos a que municipios rurales como Palocabildo
y Granada no sigan quedando en el olvido.
Por último, este trabajo investigación aportará elementos a la línea de investigación
Lenguajes, discurso y sociedad del departamento de lenguas adscrito a la facultad de
Comunicación y Lenguaje de la pontificia Universidad Javeriana, sede Bogotá.
Referencias

Anónimo. ¿QUÉ TANTO PROMUEVEN LA INVESTIGACIÓN LAS UNIVERSIDADES EN


COLOMBIA?. Consultado el 4 de octubre de 2018. Disponible en
https://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/fo-article-88439.pdf
Bolívar, A. (2002). “¿De nobis ipsis silemus?”: Epistemología de la investigación
biográfico-narrativa en educación. Revista Electrónica de Investigación Educativa, 4
(1). Consultado el 5 de octubre de 2018. Disponible en:
http://redie.uabc.uabc.mx/vol4no1/contenido-bolivar.html
Constitución política de Colombia [Const.]. (1991). Artículo 10. Recuperado el 5 de octubre
de 2018. Disponible en http://www.constitucioncolombia.com/titulo-1/capitulo-
0/articulo-10
Departamento Administrativo Nacional de Estadística. (2007). ESTIMACIONES DE
POBLACIÓN 2006-2007. Consultado el 4 de octubre de 2018. Disponible en
https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/poblacion/proyepobla06_20/Estima_m
unicipales_06_07.pdf
Guerra, Y. (2012). EL ESTADO DE LA INVESTIGACIÓN EN COLOMBIA: Estadísticas
Sobre Investigación en la Educación Superior en Colombia. Revista Educación y
Desarrollo Social, 6 (1). 134-144. Consultado el 4 de octubre de 2018. Disponible en
https://revistas.unimilitar.edu.co/index.php/reds/article/view/823
Martínez-Restrepo S, Pertuz M, Ramírez J. (2016). La situación de la educación rural en
Colombia, los desafíos del posconflicto y la transformación del campo. Bogotá.
Molina. A. (2009). LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA DESDE LA PERSPECTIVA DE
IRENE VASILACHIS DE GIALDINO. [Material en posesión del autor]
Raczynski, D., Román, M. (2014). Evaluación de la Educación Rural. Revista
Iberoamericana de Evaluación Educativa, 7(3), 9-14.
Semana. (23 de agosto de 2017). El S.O.S por el presupuesto de la ciencia en Colombia.
Consultado el 4 de octubre de 2018. Disponible en https://www.semana.com/vida-
moderna/articulo/cientificos-protestaran-por-el-recorte-del-presupuesto-a-
colciencias/537408