Está en la página 1de 26

ETAPAS DEL EMBARAZO - DESARROLLO DEL EMBARAZO

A través de muchísimas etapas, lo que fue un pequeño óvulo fecundado se


convertirá en un hermoso bebé. A continuación os mostraremos el desarrollo de
vuestro embarazo mes por mes, semana por semana.

El embarazo suele durar por regla general 280 días (40 semanas), contando a partir
del primer día de la última menstruación. Durante ese tiempo tendrán lugar
muchísimos cambios en el desarrollo del bebé y, tanto físicos como psíquicos, en la
madre.

Para comenzar, os ofrecemos una pequeña gráfica que os ayudará a conocer la


división del embarazo en trimestres, meses y semanas.

PRIMER MES DE EMBARAZO (SEMANA 1-4)

Durante el primer mes de embarazo, los procesos orgánicos en el aparato


reproductor siguen el curso normal del ciclo menstrual, con la diferencia que esta
vez se ha producido la fecundación del óvulo por el espermatozoide y la
implantación del embrión en el endometrio culminó con éxito.

Semana 1 de embarazo

Según la identificación médica, la primera semana del comienzo de la última


menstruación da inicio al embarazo. Lógicamente sólo se la puede denominar como
tal cuando la gestación ha sido confirmada. Durante lo que se clasifica como primera
semana de embarazo, en realidad ocurre lo mismo que en cualquierciclo menstrual:
tras el sangrado menstrual los folículos emprenden el crecimiento.

Semana 2 de embarazo

A finales de esta semana los folículos probablemente hayan alcanzado el tamaño


adecuado para que se produzca la ovulación, durante la cual, el óvulo (la célula
madre) abandona el folículo y se dirige a la cavidad perineal a través de las trompas
de Falopio, por las cuales iniciará su viaje hacia el útero.
El momento de la ovulación no es igual en todas las mujeres y depende de la
duración del ciclo menstrual de cada mujer (en ciclos cortos se anticipa y en ciclos
largos se pospone). Si se han mantenido relaciones sexuales sin protección, y se
encuentran espermatozoides en la cavidad uterina, estos se dirigirán
inmediatamente hacia las trompas de falopio e intentarán fecundar el óvulo.

Semana 3 de embarazo

El primer paso, lafecundación del óvulo por un espermatozoide, ha tenido éxito. A


partir de ahí, la información genética de el óvulo y el espermatozoide se van a
reorganizar uniéndose y formando un nuevo núcleo celular compuesto por 46
cromosomas. Es el comienzo de una vida nueva y única, cuyo patrimonio genético
proviene de la unión del padre y la madre. Se ha creado el embrión, el cual inicia su
viaje hacia el útero a la vez que comienza su división celular.

Semana 4 de embarazo

El embrión ha llegado al endometrio y, tras buscar el lugar ideal se ha implantado


en él. Comienza la formación del saco amniótico. El embrión crece hasta alcanzar
1 milímetro. A finales de esta semana, si se hace una exploración ecográfica, podría
ser posible reconocer la existencia del embrión en un estado muy temprano de
desarrollo (tan solo se apreciaría un pequeño punto, que corresponde al saco
amniótico). Durante esta semana pueden aparecer los primerossíntomas de
embarazo

SEGUNDO MES DE EMBARAZO (SEMANA 5-9)

A principios del segundo mes de embarazo es muy posible que, si aún no habías
tenido ninguno, comiences ahora a notar los primerossíntomas de embarazo, los
cuales están originados por la reacción del cuerpo a las grandes concentraciones
de lahormona del embarazo, cuya producción se inicia a partir de la semana 4 de
embarazo y va aumentando gradualmente.

El primer síntoma de embarazo es la ausencia de menstruación. Las mujeres que


llevan un control de suciclo menstrual (quizás porque están buscando su embarazo)
son las primeras en darse cuenta de esta falta y generalmente realizan en este
momento el primertest de embarazo, cuyos resultados en la quinta semana de
embarazo son completamente fiables.

Durante el segundo mes de embarazo el embrión adquirirá forma humana y


alcanzará un tamaño de hasta 3 mm. Se habrá formado el corazón, el cual será
capaz de latir de manera autónoma. Los ojos y las orejas comenzaran a adquirir
forma. Empieza la formación de los órganos digestivos.

Seguimiento médico
Si aún no has acudido a realizar laprimera visita al ginecólogo, debes de hacerlo
cuanto antes.

Es posible que tu ginecólogo te recomiende realizar laecografía para determinar la


actividad cardiaca del feto a finales de este mes, entre la semana 6 y 9. Con la
confirmación de los latidos del corazón, muchos centros médicos y organizaciones
proporcionan a sus pacientes una Cartilla de salud del embarazo, también llamada
cartilla de control prenatal, en la que constan todos los datos de interés sobre la
embarazada y a través de la cual se puede llevar un control de los resultados
obtenidos en las revisiones médicas. La paciente puede añadir además sus
anotaciones personales.

A modo de referencia, aquí os dejamos la Cartilla de Salud del Embarazo del


Gobierno de Cantabria.

Semana 5 de embarazo

Aunque aún no parezca que estás embarazada, en tu interior crece tu futuro bebé.
Durante esta semana de embarazo desarrollará el corazón, el cual comenzará a
latir. Se trata de un corazón primario el cual aún no está dividido en ventrículos.

El embrión mide alrededor de medio centímetro y tiene la forma de un renacuajo.


Durante esta semana se producirán muchos cambios en el crecimiento.

Los principales órganos, el hígado y los riñones han comenzado a formarse, al igual
que el sistema nervioso central. El embrión comienza a aumentar su tamaño, en la
zona donde se situarán las futuras extremidades se aprecian estigmas, a partir de
los cuales crecerán sus brazos y sus piernas.

El embrión desarrolla pliegues en la zona de la cabeza, los cuales pronto darán


paso a las primeras facciones. Los agujeros de la nariz y los ojos comienzan a tomar
forma.

Semana 6 de embarazo

En esta semana, el embrión tiene un tamaño


como el de una lenteja, destacando la cabeza. Se
aprecian los cuencos oscuros en donde crecerán
los ojos. También se han formado hendiduras a
ambos lados de la cabeza, de donde crecerán las
orejas.

Los que antes eran solo estigmas, han crecido dando lugar a unos pequeños
muñones que ya sobresalen del cuerpo y que pronto adquirirán forma de brazos y
piernas. El corazón, que durante esta semana se ha divido en ventrículo derecho e
izquierdo, late con fuerza a unas 150 veces por minuto - el doble de rápido que el
de la madre-.
en ventrículo derecho e izquierdo, late con fuerza a unas 150 veces por minuto - el
doble de rápido que el de la madre-.

Se ha observado que el embrión realiza los primeros movimientos a finales de esta


semana. Estos pasan desapercibidos por la madre, la cual los notará por primera
vez durante el segundo trimestre de embarazo.

Se ha observado que el embrión realiza los primeros movimientos a finales de esta


semana. Estos pasan desapercibidos por la madre, la cual los notará por primera
vez durante el segundo trimestre de embarazo.

Semana 7 de embarazo

Durante este semana el embrión alcanzará los


1,25 cm. y tendrá el tamaño de un guisante. Los
brazos y las piernas se han desarrollado e incluso
ya tienen dedos, los cuales están unidos por
membranas (como en los anfibios).

Entre finales de esta semana y la semana 21, el


futuro bebé se desarrollará velozmente. Los órganos que durante las primeras
semanas comenzaron a formarse son cada vez más complejos y pronto podrán
realizar sus funciones. Comienza la formación de los dientes y el paladar. La piel
del feto tiene aspecto de pergamino, a través del cual se pueden apreciar las venas.

Te encuentras en medio del primer trimestre de embarazo, probablemente tendrás


muchos síntomas de embarazo. Las nauseas matutinas no ceden a lo largo del día
y quizás te resulte imposible comer en estos momentos. Muchas mujeres adelgazan
durante esta etapa del embarazo. La necesidad de micción aumenta, esto se debe
al aumento de tamaño del útero, el cual comienza a ejercer presión sobre la vejiga
urinaria.

Semana 8 de embarazo

A partir de esta semana, el embrión comenzará a


llamarse feto -palabra procedente del latín que
significa „descendencia“- y medirá unos 1,7 cm.
Durante esta semana ocurrirán muchos cambios,
la cola embrionaria desaparecerá y muchos
órganos comenzarán su funcionamiento. Las
membranas de los dedos comienzan a retirarse y
aparecerán los párpados en los ojos.

Probablemente a esta altura del embarazo ya hayas observado los primeros


cambios físicos, quizás ya notas un aumento de tamaño de la barriga y de los
pechos, puede ser que incluso ya necesites un sujetador de una talla mayor.

Semana 9 de embarazo
Hacia finales de esta semana, el feto medirá unos 3 cm y pesará entre 2 y 3 gramos.
Se han formado las articulaciones de las extremidades: el feto tiene muñecas, codos
y tobillos. Los párpados, completamente formados, permaneces cerrados. A partir
de la semana 27 el feto los abrirá por primera vez. El oído medio ha concluido su
formación. Los genitales comienzan a desarrollarse, aunque generalmente aún es
temprano para determinar el sexo del feto por ecografía. La placenta ha alcanzado
un grado de desarrollo tal, que comienza a apoyar la producción de hormonas.

3° mes de embarazo (semana 10-13)

Es posible que a principios del tercer mes de gestación, algunas mujeres aún no
sepan que están embarazadas, pero sin duda alguna se darán cuenta de ello
durante el curso de este mes: los síntomas de embarazo son evidentes y alcanzan
su cenit durante esta etapa; las náuseas, cansancio, gases, etc. acompañan a la
futura madre casi a cada hora del día. La buena noticia es que a partir de la semana
15 de embarazo estos síntomas normalmente comenzarán a ceder. Los cambios
físicos también son evidentes, los pechos y la barriga han aumentado de tamaño y
probablemente han cambiado su forma normal. Probablemente hayas aumentado
algún kilo de peso.

Durante este mes la embarazada también observará los primeros cambios en su


pelo y/o su cutis: muchas mujeres que, por ejemplo, antes tenían el pelo fino,
durante el embarazo notan que la cantidad de pelo aumenta; mientras que por el
contrario, otras mujeres describen una caída de pelo. Con la piel ocurre lo mismo,
mujeres que siempre tuvieron un cutis perfecto, su piel se vuelve grasa y con
impurezas, mientras que otras, que siempre lucharon contra los espinillos,
adquieren un cutis de porcelana. Todos estos cambios son solo temporales;
generalmente poco después del parto tanto el pelo como la piel volverán a su
„estado original“.

El feto alcanzará durante este mes un tamaño de hasta 8 cm y pesará unos 25


gramos. Aún dispone de mucho sitio en el útero, pero no por mucho tiempo, ya que
el crecimiento se ha disparado y el feto aumenta su tamaño de día en día. A finales
de este mes será posible determinar a través deecografía si se trata de niño o niña;
para que esto sea posible, el feto debe de encontrarse en el momento de la prueba
en una posición que permita visualizar sus genitales.
Semana 10 de embarazo

Durante esta semana el feto alcanzará un tamaño


de unos 3,5 cm. y pesará alrededor de los 4
gramos. Es capaz de tragar y dar patadas. Día a
día se aprecian más detalles: las uñas de los
dedos o la pelusilla en la zona de la cabeza.

Los órganos vitales -el cerebro, hígado, riñones, intestinos y pulmones- se han
desarrollado plenamente. La cabeza sigue aún ocupando una tercera parte de la
masa corporal total, destacando la frente por su gran tamaño y su forma de bóveda.
Por ecografía se puede ver claramente la columna vertebral con sus ramificaciones
nerviosas.

El útero ha alcanzado el tamaño de un pomelo. Ahora, el ritmo cardiaco del feto se


puede oir simplemente con un estetoscopio. Muchas mujeres describen ese sonido
como el galopar de un caballo pequeñito.

Semana 11 de embarazo

El feto mide unos 4,2 cm. En esta fase de de


desarrollo el feto es extremadamente activo,
patalea y se mueve continuamente. Se han
formado las encías y los dedos, los cuales, tanto
en la mano como en los pies, han acabado su
desarrollo y se muestran totalmente
diferenciados.

A partir de ahora, el futuro bebé solo tiene que crecer en tamaño lo suficiente como
para que pueda vivir por si solo fuera del seno materno.

El útero comienza a elevar su ubicación, situándose por encima de las caderas. A


partir de esta semana es posible que aparezca la llamadalinea nigra en la barriga,
aunque generalmente suele mostrarse en una etapa más avanzada, durante el
segundo trimestre de embarazo.

Semana 12 de embarazo

Durante esta semana el feto alcanzará un


tamaño de hasta 5,5 cm y aunque solo pesa
alrededor de 14 gr. su cara va adquiriendo más
y más rasgos humanos. Los ojos, que se
desarrollaron en los lados de la cabeza,
comienzan a reposicionarse acercandose el
uno al otro. Los órganos internos comienzan algunas de sus funciones: los riñones
son capaces de filtrar la orina y la mandarla a la vejiga urinaria, el hígado inicia la
producción de bilis.

Las terminaciones nerviosas se multiplican a gran velocidad: a partir de ahora tu


bebé tiene reflejos, si se le tocase la palma de la mano, probablemente cerraría sus
dedos.

El primer trimestre de embarazo casi ha acabado y con ello, el riesgo deaborto


espontáneo se minimiza. Probablemente las nauseas matutinas comiencen a ceder
y volverás a tener apetito. Es importante que cuides la alimentación, lee nuestros
consejos para una dieta saludable.

Semana 13 de embarazo

El futuro bebé mide en la semana 13 de embarazo unos 7,5 cm. y pesa alrededor
de 25 gramos. Han aparecido las huellas dactilares -una característica propia y
única de cada persona-.

Durante esta semana el futuro bebé ya ha desarrollado el Reflejo de búsqueda (del


inglés Rooting) -un reflejo innato que ayuda al bebé a encontrar el pezón. Este
reflejo entra en acción al tocar la mejilla del niño, ya sea con el pezón o con un dedo-
Si presionas tu barriga, el feto lo notará y automáticamente realizará este acto
reflejo.

Si esperas una niña, sus ovarios ya acumularán 2 millones de óvulos. Cuando llegue
el momento del parto, esta cantidad habrá disminuido a la mitad y con el paso del
tiempo irá descendiendo paulatinamente. Con 17 años tu hija dispondrá de
alrededor 200.000 óvulos.

Con algo de suerte, los síntomas típicos de embarazo - cansancio, necesidad


continua de micción y nauseas- comienzan a disminuir. Tu barriga ha llegado a tal
tamaño que es casi imposible disimular la gestación, aunque aún no es lo
suficientemente grande como para que te impida realizar tu vida normal.

Aunque aún quedan meses para el parto, los pechos han comenzado la producción
de calostro, el cual alimentará al bebé durante los primeros días de vida, hasta que
la producción de leche materna se active.

4° MES DE EMBARAZO (SEMANA 14-17)

¡Felicidades, has llegado al segundo trimestre de embarazo !.

El futuro bebé alcanzará durante el 4° mes de gestación los 18 cm y llegará a pesar


unos 150 gr. Esta etapa del embarazo está caracterizada por la gran actividad fetal.
A finales de este mes el futuro bebé empezará a tomar consciencia de su existencia
y comenzará a explorar el seno materno: moverá sus manos, dará vueltas, se tocará
a si mismo y sus alrededores, presionará las pareces de la matriz.
A finales de este mes comenzarás a sentir a tu futuro bebé. El momento en el que
una futura madre siente por primera vez a su futuro bebé es indescriptiblemente
maravilloso. Intenta tomar contacto, con algo de suerte te responderá: muchos fetos
reaccionan a los estímulos externos de la misma manera que los peces en un
acuario -acuden inmediatamente al lugar donde situamos el dedo.- prueba a ejercer
presión en una zona determinada de tu barriga y espera, ¡ quizás te lleves una
sorpresa !.

Es importante que a partir de este mes evites sobresaltos y estrés. Recompensate


tomando todas las pausas que te sean posibles, oye música relajante. Estudios han
demostrado que los fetos reaccionan a la música clásica-sobre todo la de Mozart y
Vivaldi-. Si no te gusta este tipo de música, puedes también optar por cualquier otra
de tipo „Chill out“.

Semana 14 de embarazo

Durante esta semana el feto alcanzará un tamaño de


unos 9 cm. y pesará alrededor de los 45 gramos.

El desarrollo del cuerpo comienza a acelerarse y


pronto la cabeza dejará de ocupar el tercio de la masa
corporal. A partir de esta semana, una pelusa fina -el
lanugo- cubrirá completamente al feto. Esta pelusa volverá a desaparecer antes del
parto. También aparecen las cejas.

A partir de ahora, el futuro bebé podrá gesticular, por ejemplo arrugar la frente y
hacer muecas. Es incluso capar de chuparse el dedo pulgar. Las investigaciones
científicas sugieren que estos movimientos pertenecen al desarrollo de los impulsos
cerebrales.

En caso de que tu ginecólogo te las haya recomendado, y si aún no te has decidido


a realizar las pruebas de diagnóstico prenatal, ha llegado el momento de tomar la
decisión. Se considera que la semana límite para realizar este tipo de pruebas es la
semana 16 de gestación. El motivo de esto es, por un lado se teme que el riesgo
que este tipo de pruebas supone para el feto incremente a mayor tamaño de éste y
por otro lado, en caso de no obtener buenos resultados y la paciente lo solicite,
poder disponer de margen de tiempo para realizar un aborto inducido.
Semana 15 de embarazo

Aunque probablemente hayas subido entre 2,5 y 5 kilos


de peso, el feto mide durante esta semana tan solo unos
10 cm de longitud y pesa alrededor de 70 gramos.

Seguramente no lo notarás, pero tu futuro bebé puede


tener hipo, aunque aun ni siquiera sea capaz de respirar.
En estos momentos, las extremidades tomarán las
proporciones normales del ser humano, es decir; las
piernas, que hasta ahora tenían un tamaño parecido al
de los brazos, crecerán a mayor velocidad para superar
las dimensiones de éstos últimos.

Las primeras patadas del bebé suelen sentirse entre las semanas 16 y 20, no
obstante, algunas embarazadas las comienzan a notar desde la semana 15.

Semana 16 de embarazo

Durante esta semana, el feto alcanzará el tamaño de un


aguacate, medirá unos 12 cm. y pesará alrededor de 100
gr. Durante las próximas tres semanas el futuro bebé
crecerá de tal manera que doblará su peso y se hará
más grande.

El sistema cardiovascular se ha desarrollado


plenamente y el bebé respira líquido amniótico a través
de sus pulmones. Se entretiene jugueteando con el cordón umbilical, del cual le
gusta tirar.

Si no lo estás haciendo ya, es probable que ahora ha llegado el momento de usar


ropa pre-mama. La cintura ha desaparecido y poco a poco notas como la gente en
la calle empieza a darse cuenta de tu condición como embarazada. Es probable
que incluso en los transportes públicos se levanten para cederte el sitio.

Posiblemente notarás de vez en cuando un dolor en los costados. Este dolor


procede del estiramiento que se produce en la zona de la pelvis debido al tamaño
que el feto comienza a adquirir. Aunque se considera normal sentir este tipo de dolor
a partir de la semana 16 de embarazo, si notas que no cede o que cada vez es más
insoportable, debes de acudir a tu médico para asegurarte de que no se trata de
alguna complicación del embarazo.
Semana 17 de embarazo

Tu bebé puede llegar a medir durante esta semana


18 cm y pesar 150 gr. Su esqueleto está
compuesto de tejido cartilaginoso, que
posteriormente se endurecerá. La Mielina -una
sustancia formada por materia grasa- recubre
ahora la médula espinal para protegerla. El feto
comienza a percibir los sonidos del exterior e incluso reacciona a éstos, por ejemplo,
contrayéndose cuando los sonidos son muy altos o estridentes (acto reflejo del
susto).

Es posible que tu punto de gravedad haya cambiado debido al crecimiento y nuevo


posicionamiento del útero. Para sobrellevar mejor la nueva postura corporal se
recomienda dejar de lado los tacones (si es que usabas) y optar por el zapato plano.
Debido al mayor peso que las piernas tienen que soportar, muchas mujeres
desarrollan varices durante el embarazo, esto se puede evitar si se colocan los pies
en alto a menudo a lo largo del día o -más drásticamente- llevando medias de
compresión. Practicar ejercicio también te ayudará a mejorar la circulación
sanguínea en general.

5°MES DE EMBARAZO (SEMANA 18-22)

A finales del quinto mes de embarazo, tu bebé medirá alrededor de 33 cm. y pesará
cerca de 500 gramos. Su piel, que va adquiriendo pigmentación, por lo que
paulatinamente va dejado de ser traslúcido, se ha cubierto de una capa grasa y
blanquecina, llamada vernix caseosa, que mantendrá su temperatura y le protegerá
durante el resto del embarazo, a la vez que le ayudará a deslizarse mejor a través
del cuello del útero durante el parto.

A partir del 5° mes de embarazo, la madre será capaz de notar todos los
movimientos de su futuro hijo. Estudios han mostrado que se puede deducir el
carácter del futuro bebé en base a los movimientos que éste realiza dentro del seno
materno: A mayor actividad durante el embarazo, más activo será tu bebé una vez
haya nacido.

Estás a mitad de tu embarazo y probablemente estarás disfrutando de la época más


placentera de toda la gestación: los niveles hormonales se han estabilizado y las
náuseas van cesando.
Te has acostumbrado a tu condición de embarazada y tu cuerpo produce
endorfinas, las cuales te hacen sentir continuamente feliz. Tu barriga ha crecido,
pero probablemente aún no te molesta mayormente al realizar tu vida diaria.
Posiblemente, por contrapartida, comenzarás a notar algunos dolores de espalda,
calambres y ardor de estómago, causado por la presión que tu bebé comienza a
ejercer sobre este órgano. Ver trucos caseros para aliviar las molestias de embarazo

Ahora que el embarazo ha pasado la fase más crítica y sientes en todo momento a
tu bebé, comienzas a alegrarte pensando que pronto podrás sostenerlo entre tus
brazos.

Semana 18 de embarazo

Tu bebé mide ahora unos 15 cm y pesa alrededor de


200 gramos. Sus genitales están ahora
completamente formados. Durante ésta época tu
bebé duerme entre 18 y 20 horas al día y se chupa a
menudo su dedo pulgar.

Es posible que, si aún no te la han realizado, te hagan la segunda ecografía del


embarazo, a través de la cual medirán con exactitud el tamaño del feto y su grado
de desarrollo, a la vez que comprobarán que no existan anomalías congénitas y que
la placenta y el cordón umbilical se encuentren en perfectas condiciones.

Ha llegado el momento de iniciar la búsqueda del centro en el que realizaras el curso


de preparación al parto. Estos cursos suelen comenzar durante la semana 20 de
embarazo.

Semana 19 de embarazo

¡ Felicidades, has llegado a la mitad de tu embarazo !. A partir de esta semana, tu


barriga crecerá un promedio de un centímetro por semana. El bebé mide ahora unos
16 cm y pesa alrededor de 250 gramos y sus riñones comienzan a producir orina.

Tu bebé ahora puede tragar, y entrena esta nueva función tragando líquido
amniótico, el cual le produce hipo con asiduidad. Notarás a través de un pequeño
movimiento rítmico durante pocos minutos cuanto tu bebé tiene un ataque de hipo.
Es una sensación indescriptiblemente bella.

El desarrollo de los sentidos ha alcanzado el punto más alto, las conexiones


nerviosas para el gusto, el olfato, el oído, y la vista se han desarrollado
completamente en cada región del cerebro determinada para ello.
El bebé muestra tal actividad que a veces te costará dormirte por las noches. Esta
actividad se prolongará durante las 10 próximas semanas, hasta que, debido al
tamaño no le sea posible posible moverse con facilidad, ya que cada vez dispondrá
de menos sitio dentro de la cavidad uterina.

Semana 20 de embarazo

Tu bebé medirá durante esta semana alrededor de 26 cm.


y pesará unos 300 gramos.

Durante esta semana tu bebé comenzará a practicar la


digestión: tragará líquido amniótico, del cual gran parte
acabará en el tracto digestivo y la otra parte será
expulsado. Para compensar, la placenta elevará la
producción de líquido amniótico.

Durante esta etapa especialmente, debes de cuidar la


alimentación: ten en cuenta añadir a tu dieta alimentos
ricos en hierro. No olvides que tanto tú como tu bebé necesitareis cantidades
suficientes de hierro para producir glóbulos rojos.

Semana 21 de embarazo

Tu bebé medirá unos 27 centímetros y pesará


alrededor de 360 gramos. Tanto las cejas como las
pestañas están completamente desarrolladas.

Ahora tu bebé puede oírte perfectamente. Cuando


hablas, cantas o lees en voz alta, te escuchará.
Estudios han investigado la reacción de los bebés al
escuchar ciertos sonidos que conocían desde que
estaban en el seno materno: Se ha comprobado que el bebé se tranquiliza cuando
oye la misma música, las mismas voces y los mismos ruidos de cuando aún estaba
dentro de su madre. Por este motivo es importante que también el padre le hable a
su futuro bebé, de esta manera el bebé se calmará de inmediato cada vez que su
papá le hable mientras lo mantiene en sus brazos.

Disfruta de esta semana de gestación, dentro de poco entrarás en el tercer trimestre


de embarazo, el cual implicará algunas molestias nuevas que no habías tenido
hasta ahora.
Semana 22 de embarazo

Tu bebé mide ahora unos 30 cm y pesa


alrededor de 450 gramos. Tiene las
proporciones normales de los bebés, pero
mucho más delgado ya que aún no ha
desarrollado grasa corporal. Sus labios se
demarcan y, aunque el iris aún carece de
color, los ojos estan completamente formados.
Los dientes comienzan a formarse dentro de las encías.

Probablemente habrás cogido entre 5 y 7 kilos de peso y es posible que hayan


aparecido las primeras estrías. A partir de ahora tu peso aumentará continuamente
en unos 225 gramos por semana. Es importante que lleves un control de tu aumento
de peso para evitar posibles complicaciones durante la gestación y el parto.

Muchas embarazadas experimentan durante esta época la aparición de un flujo


abundante cremoso de blanquecino a amarillento. A no sé qué estas secreciones
vayan acompañadas de olor desagradable -lo cual podría indicar la presencia de
una infección vaginal- no te debes de preocupar. Estos fluidos son totalmente
normales durante el embarazo y están producidos por las hormonas que genera la
placenta.

6°Mes de embarazo (semana 23-27)

A finales del sexto mes de embarazo tu bebé medirá unos 30 cm. y pesará alrededor
de 900 gr. Sus rasgos faciales estarán perfectamente definidos. El sistema
respiratorio concluye su desarrollo, a partir de este momento sería apto para respirar
por si mismo fuera del seno materno. Debido la tamaño que el bebé adquiere
durante este mes, en la matriz queda cada vez menos espacio libre, por lo que el
feto no puede moverse con la soltura de los meses anteriores: la época de dar
volteretas se ha acabado para él.

A partir de este mes notarás a menudo las famosas patadas del bebé, el cual estira
sus extremidades con objeto de „hacerse sitio“ en una matriz que cada vez se le
hace más pequeña. Esta ausencia de espacio causa también que el bebé ejerza
cada vez más presión sobre la vejiga, por lo que la necesidad de micción aumentará
a partir de este mes.

Es posible que aparezca por primera vez el calostro -líquido producido por las
glándulas mamarias, que alimentará al bebé durante los primeros días de vida,
hasta que tu cuerpo produzca la leche materna- el cual notarás en el sujetador en
forma de pequeñas manchas.

A esta altura del embarazo pueden presentarse las primerascontracciones Braxton


Hicks, a través de las cuales el cuerpo de la mujer ejercita las contracciones uterinas
como preparación alparto. Las sentirás como tirones en los ovarios seguidos de un
calambre en la barriga. Estas contracciones suelen aparecer con más asiduidad en
momentos de tensión, estrés o cuando haces grandes esfuerzos. No se las
considera peligrosas, aun así se las debe de tomar en serio e intentar evitar que
aparezcan continuamente y para ello, ¿qué mejor que tomarse los descansos y
pausas necesarios a menudo?.

Para la futura madre ha llegado el momento de comenzar los preparativos de la


llegada de su bebé. ¿Haz elegido la manera y el lugar en el que quieres dar a luz?,
¿haz hablado con tu matrona?, recuerda que durante el parto, la persona que te
asistirá mayormente no será el médico ni las enfermeras, sino la matrona. Por este
motivo es imprescindible que hayáis establecido una buena comunicación
previamente.

Semana 23 de embarazo

Durante la semana 23 tu bebé medirá unos 30 cm. y


pesará alrededor de 500 gramos. Ha alcanzado un grado
de desarrollo tal, que a partir de ahora no cambiará más de
aspecto, simplemente aumentará de tamaño día a día.

Si tuviera que venir al mundo durante esta semana, las


posibilidades de que sobreviviera serían de un 85%
(gracias a los cuidados médicos especializados). Los
avances de la ciencia hacen posible que hoy en día un bebé prematuro de 23
semanas sea capaz de crecer fuera del seno materno.

Semana 24 de embarazo

El feto alcanzará durante la semana 24 de embarazo


los 600 gramos de peso.

Durante esta etapa del embarazo la matriz, debido al


tamaño que ha alcanzado, se eleva ejerciendo
presión sobre el estómago. El cardias -la válvula del
estómago- a su vez, como consecuencia de los
cambios hormonales, se relaja, permitiendo la salida de los ácidos gástricos al
esófago y causando ardor de estómago. Cuando notes este dolor, no te tumbes, ya
que una posición horizontal propicia la salida de líquidos gástricos.

Semana 25 de embarazo

Durante la semana 25 de embarazo el feto medirá alrededor de 35 cm. y pesará


unos 700 gramos. A partir de esta semana, notarás las patadas del bebé cada día
más fuertes, si tu pareja coloca su mano sobre tu barriga también podrá notarlas.
Estudios han demostrado que el cerebro del bebé alcanza durante esta semana un
desarrollo tal, que es capaz de notar los estímulos exteriores: si colocas una fuente
aguda de luz sobre tu barriga, el bebé girará la cabeza hacia ella.

Es importante que acudas a loscontroles prenatales mensuales y realices los


análisis que el médico te pide. El análisis de orina, por ejemplo, es imprescindible
para destapar la existencia de enfermedades gestacionales, tales como ladiabetes
gestacional.

Probablemente a estas alturas de embarazo comiences a luchar contra los dolores


de espalda, causados por la presión que el feto ejerce sobre la columna vertebral.

Soluciones para mejorar los dolores de espalda durante el embarazo

 Intenta mantener tu espalda recta


 Incluso cuando tengas que recoger algo del suelo, no dobles tu espalda sino
flexiona las rodillas bajando todo el cuerpo en posición recta.
 Visita un curso de Yoga para embarazadas: en estos cursos te enseñaran a
encontrar tu posición corporal idónea y a respirar correctamente, a la vez que
te prepararán mentalmente a enfrentare al parto sin miedos.
 Si los dolores son fuertes, puedes optar por tratamientos con acupuntura, los
cuales no interfieren en el curso del embarazo.

Semana 26 de embarazo

En esta semana 26 tu bebé medirá unos 37 cm. y pesará


más de 750 gramos. El acontecimiento más importante
que acontece durante esta etapa: ¡el bebé abre sus ojos
por primera vez!, también continuará ejercitando los
demás sentidos, seguirá el ritmo de tu corazón con sus
oídos y reaccionará a los estímulos exteriores.

Es posible que si perteneces a ese 60% de mujeres,


desarrolles durante esta semana las primeras estrías en
la barriga y/o en el pecho como consecuencia al aumento de tamaño. Estas estrías
son durante el embarazo de color rojizo, tras el parto cicatrizan empalideciendo
hasta quedarse de un tono más claro que el color natural de la piel.

Si has decidido comprar las primeras ropitas para tu bebé, no olvides lavarlas antes
de guardarlas en el armario: estudios han encontrado en la mayoría de los tejidos
utilizados en la confección, restos de conservadores y substancias que le confieren
el tacto y aspecto especial de la ropa nueva, los cuales pueden despertar alergias,
sobre todo en los recién nacidos y los niños pequeños.
Semana 27 de embarazo

Durante la semana 27 tu bebé medirá unos 30 cm.


y alcanzará los 900 gramos. Le gusta ejercitar sus
parpados, los cuales abre y cierra a menudo.
Algunos expertos creen que a partir de esta
semana el bebé comienza a soñar.

El bebé tendrá a menudo hipo, causado por el


líquido amniótico el cual traga continuamente. Lo notarás enseguida en forma de un
movimiento rítmico durante algunos minutos. No debes de preocuparte, este hipo
no le causa daño alguno a tu bebé.

Si tu factor Rhesus es negativo, probablemente tu médico comprobará durante esta


semana si tienes anticuerpos Rhesus y te aplicará una dosis de Anti-D-Globulina -
esta sustancia bloquea la creación de los anticuerpos frente a los glóbulos rojos
fetales Rh positivos-. Tras el nacimiento recibirás una nueva dosis, a modo de
prevención, la cual acondicionará tus futuros bebés de próximos embarazos.

7°Mes de embarazo (semana 28-31)

¡Comienza el tercer y último trimestre de embarazo!

A finales del séptimo mes de embarazo, tu bebé medirá


alrededor de 40 cm. y pesará cerca de 1200 gramos. Ahora
llena prácticamente todo el útero, es por eso que se reduce la
cantidad de líquido amniótico y el tamaño de laplacenta. Poco
a poco se va formando una capa de grasa, la cual le protegerá
del frío fuera del seno materno. Estudios científicos muestran que a partir de este
mes el feto es capaz de regular su propia temperatura corporal. El lanugo -la fina
masa capilar que recubre a tu bebé- aumentará y cubrirá su espalda, brazos y
piernas; pero no te preocupes, este vello desaparece hacia las últimas semanas de
embarazo.

Posiblemente durante el séptimo mes de embarazo, comenzarás a tener nuevos


síntomas:

 Tus pies y tobillos se pueden hinchar y causar molestias a consecuencia del


exceso de peso, la presión que el feto ejerce sobre algunas de las arterias
que van a las extremidades y la retención de líquidos.
 A partir de este mes tendrás más dificultad para dormir.
 Como consecuencia del estiramiento de la piel de la barriga, posiblemente
sientas a menudo picor en dicha zona.
 Si hasta ahora no lo habías sentido, es posible que ahora tengas a menudo
dolores de espalda debido al peso de tu barriga.
 La falta de aire podría aumentar, en algunas mujeres la respiración se vuelve
entrecortada y pueden sufrir ahogos.
 Tus venas se dilatarán más de lo normal, causando, en algunas mujeres que
tienen tendencia a ello, las várices.
 En los últimos meses, el flujo vaginal aumenta. Si ves que cambia de color o
de olor, consulta a tu médico para descartar una posible infección. Al igual si
crees que podría ser líquido amniótico.

Semana 28 de embarazo

Tu bebé medirá unos 38 cm. y pesará algo más


de un kilo. Su cerebro sigue desarrollándose y
cada vez se aprecian más surcos cerebrales.
Suele abrir los ojos y es incluso capaz de
distinguir focos de luz, girando su cabeza hacia
estos. Su cabeza tiene ahora un diámetro de
unos 7,5 cm.

En el interior de tu matriz se producirán varios cambios durante esta semana: las


paredes de la parte superior se ensancharán, mientras que las de la parte inferior
se estrecharán. Se trata de un proceso natural para que el bebé comience a adoptar
la posición ideal para el parto.

Probablemente comenzarás a sentir temor cuando piensas en el momento del parto.


Lo mejor en estos momentos es confeccionar una lista de tareas, en la cual escribas
todos los preparativos para el parto, y tras éste.

Semana 29 de embarazo

Durante la semana 29 tu bebé medirá unos 39 cm. y


alcanzará los 1200 gramos. En los bebés niños, los
testículos comienzan a bajar desde los riñones hasta
rellenar el escroto, constituyendo los testículos. Los
bebés niños muestran durante esta semana un clítoris
algo sobresaliente, los labios exteriores aún no están
lo suficientemente desarrollados como para cubrirlo.

La matriz, debido al peso adquirido, baja y posiblemente presionará las arterias que
pasan por las caderas, causando en muchas mujeres varices. Lo mejor para evitar
o reducir las varices es descansar a menudo con las piernas en alto. Si te es posible,
intenta dormir colocando una almohada bajo tus pies.
Posiblemente te realicen entre esta semana y la semana 32 la tercera ecografía del
embarazo, en la cual se controlará el crecimiento del bebé y su ritmo cardiaco, y se
volverá a verificar la ausencia de anomalías (que se puedan haber manifestado
tardíamente) y laposición de la placenta.

Semana 30 de embarazo

En la semana 30 de embarazo, tanto los


pulmones como el aparato digestivo estarán
casi completamente desarrollados. Durante
este mes alcanzará los 40 cm. y, aunque a
partir de ahora no aumente de longitud,
seguirá subiendo de peso paulatinamente. Su
esqueleto se endurece cada vez más.

Durante esta semana, el volumen de líquido


amniótico que rodea al feto es de un litro. Esta cantidad irá disminuyendo poco a
poco a menudo que avanza el embarazo paralelamente al tamaño que el feto
adquiere y su necesidad de sitio.

Posiblemente tengas dificultad para respirar, debido a la presión que la cabeza de


tu bebé ejerce sobre tu diafragma. No te preocupes, pronto el bebé cambiará su
posición y se situará en la posición de parto, con la cabeza hacia debajo dejando de
ejercer presión sobre el diafragma. El cambio de posición fetal suele tener lugar a
partir de la semana 34 de embarazo.

Semana 31 de embarazo

Durante la semana 31 de embarazo, tu bebé pesará


alrededor de 1500 gramos. Sus brazos, piernas,
tronco y cabeza alcanzan las proporciones normales
de los recién nacidos. A partir de ahora y hasta el
momento del nacimiento aumentará un kilo más de
peso.

Probablemente habrás notado que ahora se mueve


menos; no debes de preocuparte esto está debido a
que cada vez dispone de menos sitio para ello. No
obstante notarás de vez en cuando sus estiramientos
y contracciones.
Si aún no las habías notado, es posible que ahora hayas comenzado a sentir
contracciones. Estas contracciones -llamadas Braxton-Hicks-, no causan dolor y es
la forma en que el cuerpo se prepara para el parto. Aunque no se consideran
peligrosas, debes de acudir al médico en los siguientes casos:

 Si las contracciones son dolorosas


 Si suceden con regularidad y frecuencia (cada 10 minutos o menos)
 Si las acompaña un dolor bajo y sordo en la parte inferior de la espalda o bien
cólicos o retortijones

-Señales éstas que pueden indicar un parto prematuro-.

No dejes de acudir a todas las citas de control prenatal. El médico controlará el


avance del embarazo y detectará problemas o dificultades a tiempo.

Procura dormir sobre el costado izquierdo, de esta manera se puede contrarrestar


la hinchazón y la retención de líquidos.

Octavo mes de embarazo (semana 32-36)

¡Enhorabuena, has llegado al penúltimo mes de embarazo!

El esperado momento del nacimiento está cada vez más cerca. Seguramente ahora
te asaltan otro tipo de interrogantes e inquietudes. ¿Cómo será? ¿Surgirán
problemas durante el parto? Normalmente, si el embarazo ha cursado hasta ahora
sin dificultades, no hay motivos para que te preocupes, el peligro de que le ocurra
algo al feto es prácticamente nulo.

A finales del octavo mes de embarazo, tu bebé medirá alrededor de 45 cm. y pesará
cerca de 2300 gramos. Su piel va adquiriendo cada vez más pigmentación y se
muestra de color rosado y, como consecuencia a la capa de grasa que se ha
formado, con menos arrugas. La mayoría de fetos desarrollan durante esta etapa
un ritmo para dormir. Suele ser un ritmo corto, en el cual alterna 40 minutos de
sueño con estar despierto. Muchos bebés mantienen este ritmo durante sus
primeros meses de vida. También ha encontrado su posición ideal para dormir, la
cual también conservará tras del nacimiento.

El futuro bebé a alcanzado tal tamaño que ocupa casi todo el espacio que le reserva
el útero, por este motivo se mueve con más dificultad. Ahora realizará flexiones y
extensiones de brazos y piernas con lo cual sus pequeñas patadas serán más
vigorosas y perceptibles e incluso se verán desde el exterior.
Durante esta etapa, el mayor problema con el que se enfrenta la futura madre es la
falta de sueño: el tamaño que la barriga ha adquirido dificulta cada vez más el
descanso nocturno, debido a problemas, por ejemplo, para darse la vuelta en la
cama.

Posiblemente sientas dificultad para respirar ya que el bebé ha crecido hacia arriba,
ocupando parte del lugar en donde se hayan los pulmones, por lo que ejerce presión
sobre éstos.

Semana 32 de embarazo

Durante la semana 32 tu bebé medirá unos 42


cm. y alcanzará los 1700 gramos. Aunque los
pulmones aún no están del todo desarrollados,
entrena su función respiratoria inhalando líquido
amniótico.

Mientras que algunos bebés muestran desde


esta etapa mucho pelo, en otros apenas se aprecian unas pocas mechas. Debe de
quedar claro, que la cantidad/calidad del pelo del bebé en el nacimiento no tiene
que ver con la cantidad/calidad que desarrollará de mayor.

Si se trata de un niño, normalmente a esta altura sus testículos deben de haber


descendido para situarse en el exterior, dentro del saco escrotal. No obstante,
muchos bebés (especialmente los prematuros) nacen con los testículos sin que
éstos aún hayan descendido. Aunque no se considera problemático (la mayoría
desciende a los pocos días postparto) y normalmente, es detectado por el pediatra
en la primera exploración. Se debe de mantener una observación para evitar
complicaciones.

Probablemente aumentarás unos 500 gramos durante este semana y cada una de
las siguientes, debido a que el bebé, en las últimas 7 semanas de embarazo
aumenta su propio peso rápidamente.

Semana 33 de embarazo

Tu bebé medirá unos 4 cm. y pesará algo menos


de dos kilos. Muchos fetos inician durante esta
semana el cambio de posición, en el cual se
situará cabeza-abajo (lo se denomina
presentación cefálica.), postura que conservará
hasta el parto. Muchos bebés cambian su
posición poco antes del parto y algunos incluso
requieren la ayuda de la matrona/el obstetra para alcanzar esta posición. Para ello
se realiza un masaje de las paredes abdominales de la madre,
presionando el abdomen suavemente. Este proceso se realiza bajo control
ecográfico y estrecha vigilancia de la frecuencia cardíaca fetal. Hay que descartar
previamente que exista alguna malformación uterina o que el cordón umbilical sea
demasiado corto. Una de cada dos veces se consigue de esta manera reposicionar
el bebé, de modo que quede alojado cabeza-abajo.

En el 96% de los partos el bebé nacerá de cabeza, y sólo un 3% de nalgas.

Probablemente por las tardes notarás tus pies y tobillos algo hinchados. Se trata de
una acumulación de líquidos, la cual se acentúa por las tardes y a altas
temperaturas (en verano). Paradójicamente, tu mejor aliado para disminuir la
acumulación de líquidos, y por tanto la hinchazón, es beber mucho: tu cuerpo, tus
riñones y tu bebé necesitan en estos momentos grandes cantidades de líquido.
Presta especial atención: si aprecias que también tus manos o tu rostro se hinchan,
debes de llamar a tu médico, ya que en este caso se podría tratar de una
Preeclampsia

Semana 34 de embarazo

Hacia finales de esta semana tu bebé pesará unos 2100 gramos y medirá alrededor
de 45 cm. Sigue aumentando de peso y tamaño, más que nada debido a la capa de
grasa que va adquiriendo y que le ayudará a mantener la temperatura corporal tras
el parto.

Si aún no habías establecido una comunicación con tu futuro bebé, ha llegado el


momento que comiences a hablar con él. En esta semana, su sentido del oido está
plenamente desarrollado y es capaz de distinguir sonidos. No debes de sentirte
ridícula al „hablar con tu barriga“, también el padre debería de hacerlo. Tras el parto
te darás cuenta el efecto tranquilizante que produce tu voz y la del padre sobre el
recién nacido. Resultados de estudios han mostrado que los bebés reaccionan
mejor a los tonos más altos; por ello, cuando hables con él estando en la barriga,
utiliza un tono de voz alto.

Si te preocupa tener un parto prematuro, no debes de sentir miedo: el 99% de los


bebés que nacen durante la semana 34 de embarazo, sobreviven sin grandes
dificultades ya que, aunque el sistema nervioso sigue desarrollandose, sus
pulmones están casi totalmente formados por lo que será capaz de respirar por si
solo fuera del seno materno.
Semana 35 de embarazo

Tu bebé pesará durante esta semana unos


2200 gramos y medirá alrededor de 46 cm.
Sus riñones y el hígado se han desarrollado
plenamente y son capaces de realizar las
labores de desecho.

En tu útero cada vez hay menos espacio para


el bebé, por lo que se reduce la cantidad de
líquido amniótico. Probablemente a estas
alturas de gestación hayas subido entre 10 y 15 kilos, con lo cual has llegado al
momento de mayor peso. Es normal que te cueste respirar, debido a la presión que
ejerce el útero sobre las costillas y la cavidad pulmonar.

A partir de esta semana puedes iniciar masajes en la zona del periné, con objeto de
prepararlo para el parto. A través de este masaje se puede reducir el riesgo de
desgarro perineal y la necesidad de aplicación de episotomía durante el parto.
Aunque al principio te pueda resultar molesto o incluso desagradable, los beneficios
de los masajes perineales son grandes, ya que incrementan la elasticidad del
periné, ayudando a evitar y/o minimizar la rotura de éste (ya sea por desgarro, o
provocada a través de una episotomía) durante el parto.

Semana 36 de embarazo

Tu bebé sigue aumentando su peso durante esta semana -alrededor de 28 gramos


por día-. Ahora medirá unos 47 cm. y pesará alrededor de 2600 gramos.

Tu fundus uterino (la parte superior del útero) ha alcanzado el nivel más alto de toda
la gestación, a partir de ahora tu barriga comenzará a descender. Durante esta
etapa probablemente sentirás a menudo contracciones preparatorias, a través de
las cuales el bebé se coloca en la posición de parto: con la cabeza hacia abajo. A
partir de esta semana el bebé no aumentará mayormente de tamaño. Ahora la
mayor actividad se centra en fortalecer el sistema inmunológico del bebé a través
de los anticuerpos de la madre, los cual recibe a través de la placenta.

A partir de finales de esta semana se considera que el embarazo ha concluido, es


decir, el bebé puede nacer en cualquier momento: los bebés que vienen al mundo
entre la semana 37 y 42 se consideran como nacidos dentro del plazo normal de
parto.
Probablemente tu médico comience a tomar nota del grado de apertura de tu canal
uterino durante las revisiones prenatales, las cuales se deben de realizar
semanalmente a partir de la semana 35 de embarazo. También examinará la
posición de tu bebé y determinará su grado de descención.

Noveno mes de embarazo (semana 37-40)

Durante el último mes de embarazo el bebé, que ya se ha desarrollado plenamente


y puede venir al mundo en cualquier momento, reforzará sus defensas
beneficiandose de los anticuerpos que recibe de la madre. Se chupa a menudo el
dedo pulgar y traga alrededor de dos litros diarios de líquido amniótico: su
organismo se prepara para la lactancia y la vida fuera del seno materno.

El bebé puede alcanzar los 50 cm y pesar alrededor de 3500 gramos, aunque estas
medidas son sólo aproximadas y pueden oscilar: el tamaño y peso del bebé está
estrechamente ligado y depende del tamaño y peso de los propios padres.

Normalmente, si tu bebé aún no se ha situado boca abajo, es posible que lo haga


de un momento a otro. Tampoco debes de preocuparte si aún sigue con la cabeza
arriba: muchos bebés corrigen su posición momentos antes del parto. Si no es así,
también existe la posibilidad de reposicionar a tu bebé desde el exterior con la ayuda
del médico obstetra o la matrona. Para ello se realiza un masaje de las paredes
abdominales de la madre, presionando el abdomen suavemente. Este proceso se
realiza bajo control ecográfico y estrecha vigilancia de la frecuencia cardíaca fetal.
Hay que descartar previamente que exista alguna malformación uterina o que el
cordón umbilical sea demasiado corto. Una de cada dos veces se consigue de esta
manera reposicionar el bebé, de modo que queda alojado cabeza-abajo.

Probablemente el último mes de embarazo se te hará interminable, las horas te


parecerán días y los días semanas. Intenta disfrutar al máximo de los últimos días,
ve al cine o a cenar con tu pareja. Recuerda que muy pronto, una vez tengáis a
vuestro bebé, no os será tan fácil realizar este tipo de actividades.

Entretente ultimando los preparativos:

 Haz una lista de lo que llevas para ti y para tu bebé en la maleta del hospital.
 Escribe todos los teléfonos de importancia que necesitarás tras el parto
 Aclara como y con quién acudirás al hospital (sobretodo si tu pareja no
dispone de tiempo o no es flexible)
 En caso de que tu bebé aun no haya cambiado su posición (ver arriba), debes
de aclarar con tu médico previamente si deseas un parto por cesárea o
vaginal. El parto de un bebé que viene de nalgas puede ir unido a
complicaciones, por lo que muchos médicos se inclinan por realizar la
cesárea.
Semana 37 de embarazo

Tu bebé pesará durante esta semana unos 2900


gramos y medirá alrededor de 49 cm. Tras haber
cambiado su posición, ahora su cabeza se
encuentra encajada en tus caderas, las cuales le
brindan protección. Esta posición le da margen
para que sus extremidades sigan creciendo.

La mayoría de los bebés muestran ahora mucho


cabello. Lo curioso es que el color a veces no
concuerda con el color del pelo de la madre:
muchas madres morenas traen hijos pelirrojos o rubios, mientras que, por lo
contrario, madres de pelo claro dan a luz bebés de pelo oscuro. También es común
encontrarnos un recién nacido sin pelo.

A partir de la semana 37 la embarazada esperará con anhelo el momento del parto


y de tener por fin a su bebé. En muchas ocasiones se vuelven a presentar nauseas,
parecidas a las de principio del embarazo. Probablemente te estarás preguntando
cómo y si podrás distinguir el momento del comienzo del trabajo de parto. Lee sobre
esto en: cómo distinguir las contracciones

Semana 38 de embarazo

¿Sabes si va a ser niño o niña?. El tamaño de tu futuro bebé te puede dar una pista
sobre ello: los niños suelen pesar más y ser más grandes que las niñas.

Tu bebé pesará entre 3000 y 3400 gramos y medirá alrededor de 50 cm. Ha


desarrollado una capa de grasa que le ayudará a mantener su temperatura corporal
fuera del seno materno durante las primeras semanas de vida. Sus órganos están
totalmente desarrollados, menos los pulmones, los cuales concluirán su desarrollo
durante el parto o incluso pocas horas tras el parto (muchos recién nacidos
necesitan varias horas hasta establecer el ritmos respiratorio normal).

Seguramente te preguntarás, qué color de ojos tendrá tu hijo...La mayoría de los


bebés de raza blanca nacen con los ojos de color azul oscuro. El verdadero color
que mantendrán durante toda su vida comienza a desarrollarse semanas, incluso
meses después. Los bebés de razas más oscuras (ya sea asiática o africana) nacen
con ojos grises oscuro o castaño claro, pasará medio año e incluso un año hasta
que desarrollen su color natural, marrón oscuro o negro.
Se cree que a mayor pigmentación del iris, más tiempo necesitará el organismo del
bebé para configurar el color definitivo. Es decir, los bebés de ojos azules mostrarán
el color definitivo antes que los bebés de ojos marrones.

Es posible que de vez en cuando notes una especie de ardor en la zona vaginal, el
cual está causado por la presión que ejerce la cabeza de tu bebé en esta zona.

Semana 39 de embarazo

Los bebés suelen alcanzar durante la semana 39 de embarazo un tamaño medio


de 51 cm. Su peso se situará sobre los 3200 gramos. No debes de alarmarte si tu
bebé no alcanza o supera este peso: la norma para recién nacidos se encuentra
entre 2500 y 3800 gramos.

Es posible que detectes fluidos vaginales algo compactos y de color rosa a marrón.
Estos fluidos se producen como consecuencia a la abscisión de los tejidos del cuello
uterino, el cual comienza a prepararse para el parto. Tampoco es de extrañar la
aparición de un líquido más acuoso: se trata de líquido amniótico el cual puede
colarse a través de una pequeña hendidura en la bolsa amniótica. Mientras no se
produzca una pérdida importante de líquido amniótico, no hay motivo de alarma. Si,
por el contrario, tu cuerpo expulsa el líquido amniótico de forma torrencial, debes de
mantener la calma y dejar que te lleven al hospital manteniendo una posición
horizontal.

El barniz caseoso -la capa grasa que recubre y protege a tu bebé desde los últimos
meses de embarazo- comienza a disminuir. Por este motivo, el líquido amniótico se
torna opaco y blanquecino. Cuanto más tiempo se queda el bebé en tu barriga,
menos cantidad de barniz caseoso tendrá: los bebés que nacen más tarde de la
semana 40 de embarazo están desprovistos casi totalmente de barniz caseoso.

¿Falsas contracciones o contracciones de parto?

A veces no es fácil reconocer los síntomas que indican


el comienzo del parto. Como hablamos en otro capítulo,
a partir del séptimo mes de embarazo comienzan a
aparecer las contracciones Braxton Hicks, a través de
las cuales el cuerpo de la mujer ejercita las
contracciones uterinas como preparación al parto. En
muchas ocasiones es difícil diferenciar estas
contracciones „falsas“ de las contracciones verdaderas
de parto. Por lo general, las contracciones falsas son
más irregulares y no tan fuertes como las de parto.
A veces la única manera de saber la diferencia es a través de un examen vaginal
para detectar cambios en la apertura cervical que indican el comienzo del parto.

Un buen método para identificar los dolores de parto verdaderos es calcular el


tiempo entre una contracción y otra. Para ello debes de observar cuánto tiempo
pasa desde el comienzo de una contracción hasta el comienzo de la siguiente. Toma
nota de los tiempos durante una hora. Si las contracciones son leves posiblemente
te resulte difícil tomar el tiempo con exactitud. En cualquier caso, si crees que tienes
contracciones de parto, llama o ve directamente al hospital.