Está en la página 1de 3

Universidad Técnica de Ambato

Facultad de Ciencias de la Salud

Carrera de Laboratorio Clínico

Microbiología Aplicada

Semestre: Quinto “A”

Integrantes: Vanessa Torres

Año lectivo: 2018-2019


50 años dedicados al desarrollo de la Inmunología:

Estudio inmunológico de hemopatías: En 1980, se estudió a la hemofilia, que incluyó el estudio


inmunológico de pacientes hemofílicos tratados con crioprecipitado, hubo alteraciones de la
inmunidad celular y humoral, disminución de la actividad citotóxica de las células NK, niveles
elevados de ICC y activación de la vía alterna del C en pacientes portadores de inhibidores del
factor VIII17. Se comenzó el estudio inmunológico de la anemia drepanocítica , la presencia de
ICC circulantes en pacientes con crisis hepática, un trastorno intrínseco funcional del factor B en
la vía alterna del 1C y alteraciones de la inmunidad celular como la disminución de los niveles de
linfocitos T, y la disminución de la actividad citotóxica de las células NK, sin encontrar asociación
entre las alteraciones inmunológicas, el número de transfusión. Desarrollo en el estudio de los
marcadores de membrana en la caracterización fenotípica de los síndromes linfoproliferativos,
la introducción y aplicación de los anticuerpos monoclonales en el diagnóstico inmunológico, lo
cual constituyó un avance tecnológico fundamental para el tratamiento y evaluación pronóstica
de estos enfermos.

Los estudios permitieron la elaboración de:“Aplicación de la biotecnología en el estudio de las


leucemias: aspectos inmunológicos y moleculares "recibió el Premio Anual de la Salud. Otros
estudios inmunológicos como la anemia por deficiencia de hierro, los linfomas, las discrasias de
células plasmáticas, los síndromes mielodisplásicos, los trastornos de la regulación de la
hemopoyesis y la púrpura trombocitopénica idiopática, los cuales han permitido profundizar en
la etiopatogenia, tratamiento y pronóstico de estas enfermedades.

Citometría de flujo: permitió resultados en el estudio de la expresión de las moléculas de


adhesión en la AD en condiciones basales y en crisis vasoclusivas y en la comparación entre
enfermos con tratamiento con hidroxiurea y sin él la caracterización de células madre
procedentes de la médula ósea utilizadas en la terapia celular regenerativa

Diagnóstico de inmunodeficiencias primarias y secundarias: En el 2004, se desarrolla un


proyecto multicéntrico, que ha permitido el perfeccionamiento del diagnóstico de las IDP. En el
2012, se creó el de IDP, que incluye la capacitación de especialistas en las nuevas técnicas
diagnósticas y la introducción de nuevos tratamientos, como el remplazo del tratamiento con
IgG subcutánea en enfermos con deficiencia selectiva de IgG, han permitido un mejor manejo y
calidad de vida de estos enfermos.

Histocompatibilidad y trasplante: En la década del 2000, se introdujo la separación de linfocitos


T y B por perlas magnéticas, en el 2013,se creó el Centro de Ingeniería Celular y Trasplante de
Órganos y Tejidos (CICEL) que comenzó con el estudio de la histocompatibilidad por biología
molecular y citometría de flujo del trasplante renal cadavérico y de donante vivo, con lo que se
ha logrado mayor supervivencia; el estudio por biología molecular de baja, media y alta
resolución para el trasplante hematopoyético familiar.

El laboratorio en la inmunología diagnóstica: la inmunología se ha convertido en una ciencia


individual y como todas las ciencias modernas, tomó conceptos de otras ciencias Biológicas y
químicas que incluyendo a la microbiología, la bioquímica, la genética, la medicina, la patología
y la biología molecular, entre otras.

Inmunoquímica y la inmunobiología: se han dedicado al estudio del conocimiento de la


estructura de los antígenos, inmunoglobulinas, la química del complemento y otros
componentes del sistema inmune, así como al estudio de las bases biológicas, genéticas y
moleculares de la respuesta inmune, un laboratorio de inmunología diagnóstica moderno,
deberá involucrar técnicas que permitan evaluar la respuesta inmune.

Actualmente podemos clasificar las técnicas diagnósticas en:

Cuantificación y detección de anticuerpos o antígenos específicos mediante interacciones


antígeno-anticuerpo: Análisis son IgG e IgM específicos contra agentes infecciosos,
determinación de inmunoglobulinas totales (IgA, IgG e IgM) y las subclases de IgG,
determinación de autoanticuerpos, e IgE alergenos específicos, determinación de marcadores
de infección como la Proteína C Reactiva, marcadores tumorales y la cuantificación de
linfoquinas

Detección, enumeración y fraccionamiento de células inmunocompetentes: Se realizan en


forma exclusiva mediente citometría de flujo, lo que hace imprescindible una relación estrecha
entre el laboratorio de inmunología y el laboratorio de citometría de flujo.

Evaluación de los componentes del complemento y su función: Pruebas muy sencillas como
son las intradermoreacciones, hasta pruebas como la evaluación de la función fagocítica y de la
capacidad microbicida de los fagocitos (NBT) así, como pruebas de estimulación linfocítica a
mitógenos y a antígenos específicos. Evaluar los componentes del complemento (C3, C4, C1q,
inhibidor de Cl), y determinar su capacidad funcional. (CH50 o CHl00).

Inmunología de transplantes:Determinación de los antígenos de HLA, tanto clase I como clase


II, así como las pruebas cruzadas son casi imprescindibles tanto en los transplantes de órganos
sólidos como en los de medula ósea, Ia determinación de HLA clase I por técnicas serológicas de
micro-citotoxicidad y Ia determinación de HLA clase H por PCR.

Bibliografía:
Abraham, C. M. (2017). scielo. Obtenido de Revista Cubana de Hematología, Inmunol y
Hemoter. : http://scielo.sld.cu/pdf/hih/v33n1/hih02117.pdf