Está en la página 1de 5

VENCIENDO A LOS ENEMIGOS DE MI VISIÓN

La semana pasada enseñamos como establecer la visión de Dios para


nuestras generaciones. Definimos una visión como una imagen mental
clara de lo que podría ser, alimentada por la convicción de que así
debería ser.
Entendimos que la visión que Dios tiene para nosotros de lo que
debería ser nuestra vida futura y la de nuestras generaciones tiene
varias características para identificar que esa visión es de Dios y no
solo son ganas de nosotros de hacer algo. Estas características son:
1) Comienza con una preocupación,
2) se vuelve un imperativo moral,
3) toda visión de Dios termina en Dios,
4) Dios siempre dirige sus visiones,
5) la visión te la comunicará el Espíritu Santo, y
6) debes estar dispuesto a morir por esa visión.
La visión de Dios para nuestras vidas siempre implicará riesgos y
sacrificios. y no habrá garantías de que tú la verás, pero deberás creer
que la verás y enseñar a tus generaciones que ellos también la verán.
II . INTRODUCCIÓN
Acompáñeme a la Biblia para introducirnos al mensaje de hoy.
Nehemías 4:7-9“7Pero aconteció que oyendo Sanbalat y Tobías, y
los árabes, los amonitas y los de Asdod, que los muros de Jerusalén
eran reparados, porque ya los portillos comenzaban a ser cerrados,
se encolerizaron mucho;8y conspiraron todos a una para venir a
atacar a Jerusalén y hacerle daño.9Entonces oramos a nuestro Dios,
y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche.”
Nehemías ya había puesto manos a la obra la visión de Dios de
reconstruir los muros, y cuando eso pasó se manifestaron sus enemigos
que no querían que la visión de Nehemías tuviera éxito e intentaron
disuadir a Nehemías para que no llevara a cabo su visión.
De la misma forma, la visión de Dios para nuestras vidas tienen
varios enemigos, que se gozan viendo enterradas tantas visiones y por
eso vemos tantas generaciones perdidas y confundidas con respecto a
los planes de Dios para sus vidas.
Partiendo del hecho de que harás la tarea de meterte en la intimidad
del Espíritu Santo para recibir la visión de Dios para tus generaciones,
cuando la tengas, deberás vencer a muchos enemigos. No será fácil,
te costará la vida entera, pero la promesa es que conquistarás esa
vida prometida de parte de Dios.
Puede haber muchos enemigos de tu visión, pero hoy quiero hablarte de
tres enemigos de los más comunes que tendrás que vencer para
llevar a cabo la visión de Dios para tus generaciones, de aquí que el
mensaje de hoy lleva por título: Venciendo a los enemigos de mi visión
generacional.

III LA FALTA DE FE
Acompáñame a la Biblia para conocer al primer enemigo.
Habacuc 2:3-4“2Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y
declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella.3Aunque la
visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no
mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no
tardará.4He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece;
mas el justo por su fe vivirá.”
Aquí dice que primero debes recibir la visión, como te es enseñé de
parte del Espíritu Santo. Pueden pasar días, semanas, meses o años.
Recuerda que no es la visión de tu vida, sino de la vida de tus
generaciones.
Debes escribir la visión para que no la olvide, la tengas clara y la
puedas enseñar a tus generaciones y ellos puedan correr, que significa
que puedan dirigirse hacia esa misma dirección.
Después dice que el que no tiene el alma recta es orgulloso y
el orgullo no te dejará caminar hacia la visión y mucho menos llegar a
ella.
No tener el alma recta significa que sus pensamientos, emociones y
voluntad van fuera de los caminos de Dios. El orgulloso es el que cree
que él solo, sin necesidad de que Dios le dirija, puede lograr una vida
generacional.
Todos queremos ver a nuestros hijos triunfar, nosotros queremos
triunfar, queremos servirle a Dios, ver a los nuestros que sean salvos, y
más cosas, pero llenos de orgullo pensamos que solos, sin dirección
de Dios, sin visión de Dios podemos lograrlo. Esa es una vida egoísta, una
vida que no considera que es lo que quiere Dios.
Por eso dice: "Pero el justo por su fe vivirá". Significa que el justo
vivirá gracias a su fe en la visión que acaba de escribir.
¿Y cómo es la fe del justo en su visión? Como la explicó Josué antes
de entrar a la visión de Dios para Israel.
Números 14:8“8Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a
esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel.9Por
tanto, no seáis rebeldes contra Jehová, ni temáis al pueblo de esta
tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha
apartado de ellos, y con nosotros está Jehová; no los temáis.”
La fe en la visión es que si esa visión viene de Dios, Dios se
encargará de llevarte hasta ahí. Entonces el primer enemigo que
debes vencer es la falta de fe.
No seas orgulloso o indolente y establece la visión de Dios para tus
generaciones y confía en que si Dios te la dio, Dios te llevará hasta ella.
IV LA FALTA DE PROVISIÓN
El segundo enemigo es la falta de recursos para lograr la visión,
dicho de otra manera, el segundo enemigo es la falta de provisión para
poder cumplir esa visión.
Alguna vez supe de una mujer que se acercó a su pastor y le
comentó: Tengo una gran carga por los chicos de los barrios bajos, si
tuviera un millón de pesos, iría ahí y pondría una escuela para niños
marginados. El pastor le contestó, lo más dulce que pudo: Conozco
gente que ha iniciado una escuela para chicos marginados con mucho
menos de lo que usted tiene ahora.
Para iniciar una escuela para niños marginados no hace falta tener
un millón de pesos, hace falta tener el valor suficiente para actuar de
acuerdo a su visión.
La diferencia entre los que sienten carga y los que realmente se
ponen manos a la obra, no está en los recursos o en la provisión, sino
en la disposición a tomar riesgos y hacer grandes sacrificios.
Te voy a revelar algo tremendo acerca de la provisión:
Hablando del dinero que se necesita para hacer una visión, el dinero
siempre sigue a la visión, rara vez sucede al revés.
La gente que cambia las cosas en este mundo se consagra a lo
que podría ser, antes de saber de dónde saldrá el dinero para lograrlo.
Se lo explico de esta manera para que le quede más claro: La palabra
Provisión se compone de dos palabras: La palabra Pro-que significa
delante o a favor, y Visión, que significa lo que se ve.
Entonces la pro-visión es lo que va delante de la visión o lo que se da a
favor de la visión.
Si tienes una visión de Dios, Dios te dará la pro-visión para que se
cumpla. Te dará todos los recursos que necesitas para que vayan
delante de la visión. Te dará todo lo necesario que esté a favor de su
visión.
Si tú crees firmemente que Dios es quien te da la provisión, necesitas
tener su visión para que Él pueda proveerla. Dios es Pro-visión. Los
recursos que él te da son Pro-visión, son a favor de su visión, son para
que vayan delante de su visión.
Si no tienes una visión como te dará Dios la pro-Visión, si no hay
visión. Me estoy explicando?
Tienes que vencer a este duro enemigo llamado La falta de provisión.
V. LA FALTA DE CARÁCTER PARA SOPORTAR LAS CRÍTICAS
El Tercer enemigo del que te quiero hablar hoy es La falta de carácter
para soportar las críticas.
Debes saber algo que provocan las visiones: 1) Es fácil criticar las
visiones. 2) Las visiones atraen las críticas.
3) Las visiones son difíciles de defender ante las críticas.
Tienes que entender que es fácil criticar las visiones por la falta de
detalles de las visiones. Cuando Dios te da una visión no te da todos los
detalles de cómo se llevará a cabo, así que para la mente que no confía
en Dios, le será fácil criticar tu visión o hasta burlarse de ella.
4) Con frecuencia las visiones mueren a manos de sus críticos.
Otra de las razones de porque tantas visiones mueren a manos de
nuestros críticos es porque las circunstancias que rodean nuestra
visión, generalmente apoyan el punto de vista de nuestros críticos.
(NVI) Nehemías 4:1-6“1Cuando Sambalat se enteró de que
estábamos reconstruyendo la muralla, se disgustó muchísimo y se
burló de los judíos. 2 Ante sus compañeros y el ejército de Samaria
dijo:—¿Qué están haciendo estos miserables judíos? ¿Creen que se
les va a dejar que reconstruyan y que vuelvan a ofrecer sacrificios?
¿Piensan acaso terminar en un solo día? ¿Cómo creen que de esas
piedras quemadas, de esos escombros, van a hacer algo nuevo? 3 Y
Tobías el amonita, que estaba junto a él, añadió:—¡Hasta una zorra,
si se sube a ese montón de piedras, lo echa abajo! 4 Por eso
oramos:¡Escucha, Dios nuestro, cómo se burlan de nosotros! Haz
que sus ofensas recaigan sobre ellos mismos: entrégalos a sus
enemigos; ¡que los lleven en cautiverio! 5 No pases por alto su
maldad ni olvides sus pecados, porque insultan a los que
reconstruyen. 6 Continuamos con la reconstrucción y levantamos la
muralla hasta media altura, pues el pueblo trabajó con entusiasmo.”
Dos cosas debes hacer cuando lleguen las críticas de la visión a tu
vida:
1) Orar a Dios y 2) recordarle que estás haciendo su visión y que sea
él quien se encargue de acallar a tus detractores.
VI MINISTRACIÓN
Señor, mi familia es tu pueblo, hago lo que mandaste a hacer, mira a los
enemigos de tu visión para nuestras vidas y repréndelos, alinéalos, haz que
sus amenazas los destruyan entre sí.

Si sirves a Dios sin el Espíritu Santo, estás sirviendo a un dios que no


conoces»
LAS VERDADES ESPIRITUALES NO SE PUEDEN PERCIBIR
NATURALMENTE

También podría gustarte