Está en la página 1de 3

INFLUENCIA E INTERACCION DE LA TECNICA EN LOS PROCESOS DEL DIBUJO

El lenguaje de los medios

Lo básico del aprendizaje artístico es conocer el material y saber dominarlo, incluso


transgredirlo. Para efectuarlo la práctica personal es indispensable para acrecentar la
imaginación de la técnica.

El pensamiento del artista es visible por el material que usa así como el óleo. Sin embargo este
si conserva su naturaleza y el conocimiento adquirido, las experiencias acumuladas de recursos
conforman para el artista una imaginación técnica, una previsión de resultados.

La dominación aplica a todas las técnicas incluso a las más tecnológicas, puesto que requieren
el conocimiento de códigos para su funcionamiento. El conocimiento de los medios implica no
solo el hecho de copiar, mimetizar, sino ver de otro modo. Vinculando el ver intrínsecamente
con el lenguaje que nos proporcionara como bien sabemos el material para reflejar el
resultado de esta adaptación del pensamiento y la mirada. El artista está condicionado por sus
medios, la técnica que elija definirá los rasgos en relación con el material, dicho esto el lápiz
por ejemplo se expresara mediante líneas, el pincel en cambio se expresara en términos de
masas. Depende del fin comprendida la elección del medio con el que se quiere llevar a cabo el
dibujo. Es crucial la importancia de los medios puesto que concede mayor libertad al estilo en
relación con el material que se va utilizar. Así por ejemplo tal hecho al que nos referimos
anteriormente se presenta en los especialistas dedicados a rastrear los orígenes de la
morfología de la escritura y su intrínseca relación con los materiales y herramientas utilizados.

El dispositivo que incidirá sobre el soporte determinara el estilo de la línea (ductus), por lo
tanto el trazo cambia con el empleo del material que se ha elegido. Así mismo el origen de
otros soportes suponen la adecuación de nuevas herramientas. Dicho esto, es importante
conocer las particularidades de las herramientas que condicionan el ductus gráfico.

La minusvaloración de la técnica, el descredito de la destreza frente a la conceptualización de


la obra, van ligados al conocimiento que se tiene de cómo funcionan las tecnologías para
producir la obra de arte. La herramienta resulta una extensión de la mano que permite
técnicamente manifestar el pensamiento, sin embargo la mano será el operador que dirigirá la
programación de la misma.

El arte es la manipulación de un medio por el cual se exteriorizan las ideas, emociones o


pensamientos. Así mismo el arte no se puede reducir solo al dominio del aprendizaje de un
oficio maquinal y tampoco puede originarse su materialización sin el conocimiento de una
cultura técnica semejante. Ciertamente cuando se culmina interiorizando el conjunto de
destrezas básicas, se olvida el manejo de la técnica y nos resulta tan común como el hecho
mismo de escribir. El dibujo por su inmediatez nos permite entrar en contacto con el artista,
con su visión, aspiración y recursos formales. El artista y su obra de arte no solo deben
someterse al hecho de que la idea debe estar sujeta al proceso manual. Mas sin embargo
reconsideremos que el medio con el que se forma es intrínseco al significado final, a la
construcción del sentido de la obra de arte. Además en ocasiones la materia se vuelve la piel
de la idea y la expresión. El elemento grafico es la expresión emocional que se lleva a cabo no
solo por las manos sino por toda la anatomía del artista.
En el expresionismo primeramente se realizaba un dibujo previo debido a la reducción del
color y utilización de nuevos trazados con preponderancia del blanco y negro. Las
contribuciones técnicas surgidas por las nuevas necesidades fueron numerosas, así mismo los
procedimientos, acciones y modos para ejecutar el trazo sufrieron diversos cambios. El
proceso será el que marque el rumbo. La selección del soporte sobre el que se trabajara
también altera la actuación procedimental del artista. El uso de grandes formatos implica la
creación de nuevas herramientas, el proceso se presentaba como un acontecimiento. Se
formula la búsqueda de materiales que se adapten a estas urgencias creativas como el papel y
el acrílico que sugieren experimentación en la construcción de sentido de la obra. El acrílico
obliga al artista a buscar una técnica para dominarlo, entonces el artista se ve obligado a
buscar su estilo para llevar acabo la adaptación a estos materiales.

La indagación permite mantener el control del desarrollo de la obra, las acciones espontaneas
también requieren cierta preparación. La intención del registro permite adecuar de mejor
forma las correcciones.

Interacción entre idea y técnica

Una visión del dibujo está dada por la aprehensión de las formas de la naturaleza y el
incremento de las experiencias en cuanto a las técnicas y soportes. El dibujo es
progresivamente el punto de partida elemental para las enseñanzas artísticas, sin embargo
posee menos valor puesto que se considera casi como cualquier cosa sobre papel. También se
lo ha definido como una obra monocroma pero la heterodoxia vanguardista trastoca valores
introduciendo técnicas y procedimientos nuevos que hacen difícil encuadrar ciertas obras bajo
el concepto de dibujo. Elena Parma define el dibujo como: soporte, técnica, dimensiones y
tiempo de ejecución. La realización del dibujo debe contar con los materiales que se adecuen a
la intención representativa y se modificaran otras soluciones no previstas inicialmente. Se
tomaran decisiones impulsadas por la intuición, la sensación o la emoción. El conocimiento de
las operaciones creativas como materiales y métodos mejoran la capacidad de apreciación de
la naturaleza. La identificación del medio o técnica tiene sentido si describe el carácter artístico
peculiar de aquella. La traslación selectiva de datos al natural mediante la técnica permite
traducir lo esencial a un lenguaje expresivo de <<códigos gráficos>>, líneas, manchas,
grafismos, claroscuros. La aplicación se verá afectada cuando el código grafico se enfrente al
<<archivo iconográfico>>, es decir, las imágenes aprehendidas y los elementos culturales
incorporados. La idea primera puede verse afectad por el proceso o definirse a través de dicho
proceso. Ciertamente todo dibujo lleva su componente de fracaso pero hay que valorar tal
frustración como una indagación de elementos que se incorporan a la experiencia personal y
desencadenan nuevas interrogantes. Hay que considerar las distintas formas de operar como
por ejemplo el dibujo oriental descarga energía mental, control y adiestramiento, sin admitir
rectificaciones. El dibujo occidental es la acumulación de etapas, pasos cambiantes que
rectifican, manipulan y conducen la técnica hasta se resolución definitiva.

Los materiales, soportes y técnicas ayudan al carácter de las formas e ideas, y se incorporan
materiales insólitos que se convierten en vehículos directos del pensamiento y la emoción. El
material es mucho más que un medio es el pensamiento, significación, y el sentido del
constructor, así entonces se pone en cuestión la virtud de la representación mimética y deja de
considerar el lenguaje como instrumento, para resignificarlo e implicarle una interpretación.
La historia de las formas se basa en implicaciones culturales, sociales o económicas que
otorgan un lugar secundario al estudio de su elaboración. La creación de las formas debería
abrir un compelido a la historia de la técnica y procedimientos.

El artista necesita un largo adiestramiento para construir su <<imaginación técnica>>, es decir,


saber acerca de las características formales de los medios. El ductus grafico está condicionado
por el soporte y por los instrumentos. La mano domina, transforma y le da sentido a sus ideas
sin olvidar que la práctica artística no se reduce a una serie de operaciones mecánicas, a una
artesanía sin voluntad de significación. La manufacturación de la obras son un vehículo del
pensamiento. Así mismo la idea del dibujo es más importante que la técnica empleada. El
artista debe sobreponer la transmisión de su pensamiento al medio que emplea. Además debe
adquirir recursos variados y experimentar con materiales para ampliar su imaginación técnica
en conde interiorice experiencias. También debe buscar el equilibrio entre el modo de hacer y
el desarrollo del método para adaptarlo a la idea del proyecto.